MENÚ
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

Este miércoles se llevó a cabo por primera vez de manera virtual el Décimo Foro de Estudiantes de Arquitectura de la Universidad Autónoma del Caribe. El evento tuvo como temática central “la arquitectura latinoamericana frente a la crisis de comienzos del siglo XXI”, de la cual, se desprendieron una serie de ponencias de los estudiantes que hacen parte de los cursos de Arquitectura en Colombia y Arquitectura en Latinoamérica.

 

El foro fue moderado por la docente Zulma Buendía, y dio inicio con la participación de los docentes Rosario Cochero y Salvador Coronado, quienes contextualizaron a los estudiantes sobre la importancia de reflexionar acerca de la evolución que ha tenido la arquitectura a través de la historia.

 

La docente Zulma Buendía, expresó que este espacio surgió como “una continuidad filosófica de dos realidades curriculares del programa de arquitectura: del ejercicio de sustentación de los proyectos de diseño en la tipología de evaluación integrada de los exámenes finales de diseño, y de los cursos de diseño y teoría de la arquitectura, para que, a través  de la conceptualización de un discurso analítico, el estudiante logré consolidar un criterio e identidad propia”.

 

La docente emérita del programa de Arquitectura de la UAC añadió que no se puede encontrar la solución del problema urbano-arquitectónico sin unas buenas bases investigativas. “Hay que investigar, ser críticos y buscar respuestas. No hay que tener miedo a la innovación, y sobre todo, no temerle al fracaso, podemos cometer errores pero también podremos sumar esos errores y convertirlos en piezas fundamentales de una solución”, apuntó.

 

Los estudiantes que participaron como ponentes en el foro fueron Leidy Fernández, Michelle Navarro, Valentina Beleño, María Escudero, Carlos Pineda, Dora Sará, Paula Sierra, Laura Villalba, Mateo Jiménez y María Gómez. Cada uno abordó una mirada diferente que llamó a la reflexión en torno al papel que juegan los arquitectos frente a los retos del siglo XXI.

 

El primer ponente fue el estudiante Carlos Pineda, quien tituló su charla “La arquitectura, la creatividad y gestión ante los retos” y habló sobre los antecedentes de las crisis mundiales, las épocas arquitectónicas, su evolución a través de cada época y el compromiso que tiene la profesión del arquitecto de ajustarse a las necesidades que surgen en las comunidades.

 

Seguidamente, la estudiante Leidy Fernández explicó su ponencia sobre los mitos y realidades en la historia de Barranquilla y la influencia que estos han tenido en el día a día de la profesión.

 

Luego, Michelle Navarro expuso los riesgos que corre la naturaleza en el proceso arquitectónico moderno. Según la estudiante, el arquitecto moderno tiene la obligación de crear sin destruir con el objetivo de mejorar el equilibro entre la relación del medio ambiente y la arquitectura.

 

Por otro lado, la estudiante Dora Sará continuó con su ponencia titulada “Los sistemas tradicionales de la arquitectura latina y su importancia en el aprovechamiento energético”. En este espacio, Dora abordó la construcción de proyectos sostenibles con estrategias bioclimáticas y optimización de energía, así como el proceso histórico que ha tenido la arquitectura en Colombia. Además, sostuvo que a pesar de que hoy existen mayores desafíos para los arquitectos, estos cuentan con un mayor número de herramientas para hacer posibles sus ideas.

 

El turno siguiente fue para la estudiante Valentina Beleño con su exposición sobre los grandes maestros de la arquitectura caribeña de mediados de siglo XX junto con las controversias y aciertos en el desarrollo de sus grandes obras arquitectónicas.

 

Por su parte, la ponencia de la estudiante María Escudero se centró en reflexionar a partir del siguiente interrogante: ¿Se está perdiendo el patrimonio de la arquitectura moderna en Colombia?, sobre el cual, concluyó que es difícil encontrar una arquitectura cien por ciento propia, dado que somos una cultura híbrida y en nuestras expresiones culturales siempre encontraremos piezas de cada una de las civilizaciones que influyeron en nuestra creación.

 

El foro continuó con la intervención de la estudiante Paula Sierra, quien habló acerca de la arquitectura contemporánea y la importancia de reflexionar sobre los cambios que ha traído la modernidad para esta profesión.

 

Posteriormente, la estudiante Laura Villalba abordó el quehacer del arquitecto en América Latina. Laura aseguró que hemos crecido redefiniendo nuestro lenguaje arquitectónico y aunque muchos digan que nuestra cultura parece una copia europea, la arquitectura latinoamericana sí tiene su propia identidad. Cuando un país introduce su historia en sus obras arquitectónicas, genera su propia identidad.

 

La estudiante María Gómez tituló su intervención como “La favela, un encuentro cierto con la tristeza y el desamparo urbano”, y profundizó sobre la realidad de las favelas en Brasil.

 

Finalmente, el estudiante Mario Jiménez cerró el ciclo de ponencias con su temática “Globalización vs Región” donde expuso las tareas que tiene la profesión para responder ante los retos desde estas dos perspectivas.

 

El foro finalizó con una sesión de preguntas y unas palabras por parte del docente Alfredo Arrieta, director del programa de Arquitectura, quien felicitó a todos los ponentes por su participación y apuntó que es muy interesante escuchar la opinión de cada estudiante frente a los diferentes temas, pues, “ese es el verdadero propósito de formación que tenemos en la universidad”.

 

“Es importante que nuestros estudiantes entiendan cuál es su papel en este siglo XXI y cómo deben responder a la realidad cambiante en la que vivimos, más ahora con la crisis por la COVID-19. Hay que saber adaptarse a los cambios, reinventarnos y darle un nuevo significado a nuestra profesión. Si somos conscientes y conocemos de dónde venimos, tendremos todas las herramientas para proyectarnos con éxito en el futuro”, puntualizó el docente. VSC

Publicado en Noticias Generales

Recuperar la pujanza industrial de Barranquilla, desde un puerto funcional y sostenible que abra nuevamente la Puerta de Oro de Colombia, hasta la creatividad de sus gentes como fuerza para profundizar la construcción de una democracia más incluyente, social e igualitaria, fue la propuesta conjunta de líderes sociales y académicos reunidos en el I Foro UAC Construyendo Sociedad, liderado por el Instituto de Altos Estudios Jurídicos, Políticos, Económicos y Sociales, de la Universidad Autónoma del Caribe.

 

Rafael Sánchez Anillo, Antonio Bohorquez, Cristóbal Padilla, Alfredo Ramírez Nardíz y Ernesto Cantillo, bajo la moderación del Director del Instituto de Altos Estudios Jurídicos, Económicos y Sociales, Julio César Henríquez Toro, debatieron durante 2 horas y media los principales desafíos y perspectivas de Barranquilla, reconociendo que se ha adelantado un trabajo amplio en facilidades urbanas, pero que existen profundas carencias en la construcción de un modelo de desarrollo distinto para la ciudad, que consulte su vocación Industrial y creativa, desde la identidad y el alma del barranquillero, para no quedar sólo como una ciudad de paso, comercial, para venta de bienes y servicios.

 

I Foro UAC (Rectora).jpg

 

Los expositores señalaron que la ciudad se ha desindustrializado y existen desigualdades sociales que así lo marcan, ya que en el concierto nacional económico y de competitividad no hemos recuperado los lugares que antaño ostentamos. “Estamos en el 9° lugar a nivel nacional y no hemos ascendido en los últimos cinco años”, manifestaron los panelistas.

 

Los líderes académicos y sociales expresaron su preocupación por la "pérdida de competitividad del puerto", que se trata no sólo de actualizarlo, sino de construir una infraestructura de apoyo, como vías, controles, trenes ligeros, y toda una red que permita la movilidad fluida y a menor costo de todo tipo de mercancías.

 

“El puerto fue el primer Internet que tuvimos en el país, y por aquí llegó, originada en Barranquilla, toda la información necesaria para alimentar el país que construimos. Si perdemos el puerto perdemos identidad, y la salida es indudablemente el Puerto de Aguas Profundas”, señalaron a manera de conclusión.

 

I Foro UAC (Panelistas 2).jpg

 

Los Foristas también indicaron que “rescatar la creatividad, fortalecer y reconstruir el alma barranquillera con nuestra fuerza identitaria, constituye un reto fundamental. Debemos pasar de un modelo desarrollista basado en el cemento a un modelo social y comunitario, en el que las universidades estén vinculadas a nuestro quehacer cotidiano.”

 

En este sentido, advirtieron que la educación es fundamental para “corregir las instituciones políticas viciadas, acabar con la compra de votos, y los mandatos hegemónicos” para encontrar una verdadera Economía Naranja propia, con actores nuestros, como los hacedores del carnaval, los artesanos, los emprendedores, y toda la fuerza creativa y original que ha distinguido desde siempre al barranquillero”.

Publicado en Noticias Generales
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones