MENÚ
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

‘Comunicación y periodismo en los nuevos tiempos’, evento que tuvo su inauguración este 28 de octubre, para aterrizar las tendencias mundiales en cine, narrativa, televisión, comunicación estratégica y marketing, entre otras áreas, dentro de un espacio virtual y académico de provecho para comunicadores sociales de la región o del país.

 

La IX Semana Internacional de las Comunicaciones de la Universidad Autónoma del Caribe fue instalada por el rector Mauricio Molinares Cañavera, quien plasmó su alegría al decir que este evento es importante y trascendente para nuestra Universidad.

 

“La Semana de las Comunicaciones viene trazada e ideada por nuestro fundador el Dr. Mario Ceballos Araújo y definitivamente es la Universidad Autónoma del Caribe la institución de educación superior qué más y mejores aportes a las comunicaciones ha hecho en los últimos 50 años. Aprovecho para mandarle un fuerte abrazo a todos nuestros egresados comunicadores. Puedo decir con gran autoridad que los mayores comunicadores y más fuertes en los medios de comunicación en la ciudad, de la región, incluso del país, que fueron seres humanos que se formaron en estas aulas en la Universidad Autónoma del Caribe”, dijo gustoso.

 

A paso firme inició la primera conferencia a cargo de la egresada de Uniautónoma y tres veces ganadora del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar, Ginna Morelo, con su intervención ‘El periodismo de bases de datos’, el cual usa el poder de las computadoras para encontrar, contrastar, visualizar y combinar información proveniente de varias fuentes, con la moderación del docente Jorge Mario Erazo.

 

Así, según lo explica Ginna Morelo, en épocas pasadas hubo escenarios diversos donde había mucha información y los periodistas tenían que salir a buscarla, ahora el reto es procesarla. “Esto nos plantea un desafío y ese reto de procesamiento es lo que nos lleva a pensar en las herramientas del periodismo para hacer un ejercicio mucho más sostenible y sustentable que le ofrezca a las personas una explicación de como pasan las cosas”, señaló.

 

Bien, pero ¿Cómo funciona el periodismo de datos?

“El ejercicio de periodismo de datos plantea toda una suerte de sumas, esfuerzos de muchas personas para trabajar, los equipos de periodistas de datos lo conforman editores, periodistas, diseñadores, desarrolladores y analistas de datos, cada uno tiene una función específica”, explicó la periodista.

 

Ginna Morelo explicó que en el ejercicio, el periodista es aquel que reportea por supuesto y con las herramientas de los datos; hace la investigación potente de datos y revisa grandes cantidades de bases de datos, el periodista es el minero de los datos para producir materiales como el análisis de los líderes ambientales amenazados.

 

Seguidamente un analista distribuye los datos en gráficas para analizar patrones y tendencias, un diseñador organiza la infografía y posteriormente un programador la expone en las páginas web.

 

Tips y recomendaciones para no fallar en el intento.

A la hora de mostrar un proyecto de investigación, Gina compartió la Matriz de Data Rakers, la cual emplea en la planeación de un proyecto de investigación. La matriz contempla once apartados los cuales pide al periodista identificar:

 

1. Sustente su tema de investigación en una oración completa.

2. Pregunta qué quisiera responder: Pregunta idea principal.

3. Conecte esas preguntas con otras preguntas más.

4. Intersección de datos.

5. Fuentes: identifique (expertos, sabios, protagonista y antagonista).

6. Bases de datos a consultar.

7. Elabore su propia base de datos.

8. Defina su formato narrativo (Género).

9. Identifique sus barreras y plantee posibles salidas.

10. Caja de herramientas de visualización.

11. Tiempo y recursos con los que cuenta.

 

Todos los puntos anteriores son necesarios responderlos a cabalidad, teniendo en cuenta la temática a investigar.

 

“Entre grandes conclusiones, la primera de ellas es que el periodismo de datos es un ejercicio tremendamente poderoso que me hace diferenciar mi trabajo en el periodismo, me permite justamente contar historias que salen de los lugares comunes, me da la posibilidad de plantear ejercicios mucho más diferenciales con todo lo que está haciendo el resto”, increpó Ginna Morelo.

 

“Por otro lado una segunda conclusión que quiero compartirle a los periodistas es que cuando te metes en estos ejercicios es necesario trabajar con las matemáticas para los periodistas, claro esta que esto es estadísticas y como no; aprender Excel”, dijo entre risas y concluyo sus recomendaciones diciendo que: “Este no es un ejercicio de lobos solitarios, esto es un ejercicio que se trabaja en equipo y que los mejores procesos de investigación son el resultado de proyectos colaborativos que muestran ese trabajo en equipo”, indicó Morelo.

 

Al finalizar su intervención con más de 464 dispositivos conectados a través del Facebook Live, la demanda de preguntas fue arrasadora, pero con base en la exposición realizada por Ginna Morelo una estudiante preguntó “¿La crisis actual que atraviesan los medios de comunicación se debe a la falta de investigación y el individualismo?

 

Ginna Morelo, corrigió la pregunta y añadió que se debe al individualismo y esa falta que hace el compartir el trabajo: “mira este no es el tiempo de estar solo trabajando, pues mira cómo estamos haciendo, una entrevista ahorita para grabarla a través de estos medios digitales y necesitamos juntarnos, para ello están todas las personas detrás de la producción, detrás de esto hay un montón de personas, aquí en mi teléfono tengo ami profe Peñaloza diciéndome ‘cuada la cámara’ o sea, se requieren equipos para hacer esto, no podemos ser seres individuales porque no vamos a lograr buenos resultados, se necesita es pensar en colectivo para que en varios puntos de vista logremos esa puesta en escena equilibrada y no emocionarnos solos queriendo mostrar solamente el lado bonito, lo importante es el fondo de ese contenido y el fondo de ese contenido me va a permitir a mí y a dar la posibilidad de compartir información útil”, terminó Ginna Morelo. DHS

Publicado en Noticias Generales

Rafael Navarro nació el 20 de julio de 1967 en el municipio de Ovejas, Sucre, un territorio enclavado en la región de los Montes de María. Es el último de 8 hijos, cuyos padres campesinos se dedicaban al cultivo de la hoja de tabaco y a otros productos agrícolas.

 

Escuchó la frase de la boca de sus padres que recitaban "los hijos de pobres no pueden estudiar". Eso marcó su vida y lo llevó a desarrollar la rebeldía para hacer lo que dictó su corazón y en un arranque desenfrenado desafío la voluntad de sus padres.

 

"Tienes que irte pa' el monte a ayudar a tu papá", recuerda Rafael que su madre con firmeza aseguraba que esa era la vida que merecía pero él le respondía con fuerza que no se "iba pa'l monte".

 

Relata que esa era una época en la que Ovejas ni siquiera salía en el mapa, eran épocas muy difíciles. Reconoce que de sus hermanos ninguno estudió completo, solo terminaban la primaria y la única vía que les quedaba era irse al monte a trabajar la tierra.

 

"Pero en el caso mío, siempre estuve seguro de que yo no iba pa' esos lados, me defendía de una manera sana. Nunca los confronté, simplemente yo hacía lo que tenía que hacer, y lo que tenía que hacer era estudiar, esa creencia que se volvió mi filosofía", describe Rafael.

 

De esos momentos difíciles han pasado muchos años y ahora recoge las mieles de ese esfuerzo, sacrificio y voluntad que tuvo para poder estudiar. Recientemente fue nombrado por segundo año consecutivo entre los 50 Latinos más Influyentes de Georgia, uno de los estados de EEUU, por medio de la Cámara de Comercio Hispana de Georgia (GHCC, por sus siglas en inglés).

 

Pero esos no han sido todos sus reconocimientos en los 20 años que lleva radicado en el país de norteamérica. En 2019, el Consulado General de Colombia en Atlanta lo reconoció como uno de sus connacionales sobresalientes por su trayectoria empresarial  periodística en el estado de Georgia; en 2018 obtuvo el Premio de Apreciación al Periodista, por su apoyo a la comunidad, otorgado por el Centro de Servicios Comunitarios Asia Pacífico (CPACS, por sus siglas en inglés); en el 2015 fue postulado para los Rice Awards, un reconocimiento que se hace a nivel local a las personas que generan diálogo y propuestas para el desarrollo de sus comunidades; en 2008 recibió el Premio Excelencia Hispana (Hispanic Excellence Award) por su contribución a la difusión de la multiculturalidad en el sureste de Estados Unidos, y en 2006 fue reconocido por el Consulado General de El Salvador en Atlanta por su apoyo y dedicación a los temas de interés para esa comunidad y los latinos en general del estado de Georgia.

 

Comienzos difíciles.

Sin embargo, todos esos logros no hacen olvidar a Rafael Navarro sus orígenes y todo lo que tuvo que recorrer para llegar hasta donde está hoy. 

 

"Los hijos de pobres no pueden estudiar. Fue algo que escuche, que viví, que padecí, pero de alguna manera me ayudó también a seguir empujando fuerte, poco a poco se fueron incluyendo y terminaron entendiendo que yo quería estudiar, y finalmente mis padres me acompañaron. Mis vecinos, que me veían con mis cuadernos, me prestaban dinero sin que yo se los pidiera, al parecer no estaba a mi suerte con mis papás, ellos me decían te doy esta cantidad para que tú puedas estudiar, tus papás algún día me lo van a pagar", cuenta Rafael desde Atlanta.

 

"Si yo me hubiera puesto a mirar a mi alrededor, lo que mi papá no tenía y demás, yo nunca hubiera hecho nada para salir adelante, pero nunca me detuve a mirar lo que no teníamos, siempre pensé en lo que podíamos tener, y sobre todo en lo que yo podía lograr, no me detuve a mirar a mí alrededor, el cómo dormíamos, las cosas que comíamos, aunque no nos hizo falta que comer gracias a Dios, pero a lo que quiero llegar es que si yo me hubiera fijado en lo que tenía en mi entorno, no hubiera avanzado, me hubiera frustrado y quedado en esa situación", recuerda con nostalgia.

 

Dadas las pocas posibilidades de salir de ese panorama, su padre una vez le dijo que cómo no había mucho que hacer, se fuera a estudiar a la Escuela de Artes y Oficios del Carmen de Bolívar, que luego pasó a llamarse Instituto Técnico Industrial. En esas escuelas se prestaba un servicio donde se encargaban de educar a 'los hijos de pobres', cómo lo dice Rafael.

 

Rafael Navarro, egresado de Comunicación Social 2.jpg

 

Entre los oficios destacaban, trabajar el metal, la mecánica, ser fundidor. "La idea era que como no podíamos pasar a la universidad, mi papá quería que me dedicará a algún oficio. A mí nunca me gustó ninguno de esos, no creo que haya sido un excelente estudiante, pero sabía lo que quería. Como a mí me encantaba escribir yo me encargué del periódico. Existía un tablero grande que se colocaba con muchos avisos, donde se escriben editoriales, yo fui el primer director del periódico mural del colegio Técnico Industrial, me nombraron porque el director de disciplina sabía que a mí me gustaba escribir, y yo escribía y escribía por horas".

 

Entre poemas, críticas, informes y comentarios, Rafael no tuvo problemas para culminar su ciclo en el Técnico Industrial.

 

"Recuerdo una vez que el director llamó a mi papá, y le dijo 'lo felicito, su hijo participa mucho, es muy activo' entre otras cosas y mi padre lo miró serio y le dijo 'si para eso lo tengo estudiado'... Yo interioricé esas palabras y dije sí, para eso estoy estudiando", señala.

 

El bachillerato lo terminó, y con la seguridad de siempre, emprendió camino hasta Barranquilla, su madre después de asimilarlo se encargó de buscar la manera de ayudarle, hacia bollos y los vendía, junto con gallinas, pavos y todo lo que pudiera para pagar su estadía, el estudio universitario lo fue costeando gracias a un préstamo del ICETEX, se aventuró en la carrera de Comunicación Social - Periodismo en la Universidad Autónoma del Caribe, los cuales combinaba con la venta de mercancías para solventar algunos de sus gastos, logrando graduarse en 1992, siendo entonces el primero de su familia en haber terminado los estudios secundarios y universitarios.

 

Cuando la violencia azotó con voracidad la región de Los Montes de María, sus padres debieron desplazarse hasta Sincelejo siendo la ocasión para que él se hiciera cargo de ellos hasta 2017 cuando ambos fallecieron con 4 meses de diferencia.

 

La satisfacción del logro.

"Lo primero es tener un sueño, una visión, si no tienes nada de lo anterior no vas a ninguna parte, si no tienes una meta que acompañe tu visión tampoco vas a lograr nada", recomienda Rafael.

 

Las puertas cerradas no siempre son obstáculos, para Rafael son espacios de transición para lograr otras cosas, en la vida hay puertas por todos lados, hay que insistir persistir y seguir tocando puertas, buscar alternativas. "A veces ese sueño maravilloso que tienes no se va a cumplir, tienes que ser versátil para que cuando una puerta se cierra tienes que voltear y mirar otras opciones", indica.

 

Además de su pregrado, Navarro es ex becario de la Fundación Friedrich Ebert-Stiftung de Alemania, para el curso de Producción de Informativos para Televisión; también del Centro Internacional de Estudios de Periodismo para América Latina, en Quito Ecuador; estudió una Maestría en Ciencia Política en la Universidad Vasco de Quiroga en Morelia, México, e Inglés como Segunda Lengua, en el Interactive College of Technology en Atlanta.

 

Fue cofundador de la primera empresa de asesoría en comunicaciones empresariales y políticas en Sincelejo en 1993, Clic-Comunicaciones, la que abrió las puertas a nuevas generaciones de profesionales graduados en el departamento, así mismo fundador del espacio radial Mil Noticias. Tomó parte en el proceso de gestación del semanario Costa Alternativa y por un breve tiempo fue el editor dominical del entonces recién fundado periódico, El Meridiano de Sucre.

 

Él hoy galardonado como uno de los cincuenta hispanos más influyentes de Georgia sueña con empezar su doctorado y ser catedrático universitario cómo alguna vez lo hizo en el pasado. DHS

 

Publicado en Noticias Generales

Juan Pablo Zuluaga es un joven ingeniero mecatrónico oriundo de Baranoa, aunque de raíces antioqueñas, que siempre soñó con ayudar a otras personas y a quien le llamaba mucho la atención la medicina. Ha sido a través de la bioingeniería que ha podido hacer realidad esa ilusión.

 

Juan Pablo es egresado de la Universidad Autónoma del Caribe. Durante su estancia en esta Casa de Estudios desarrolló una importante capacidad investigativa. Su paso por los semilleros de investigación de la institución así lo demuestran. Fruto de ese trabajo resultó un proyecto que más tarde se convertiría en una de las siete patentes que tiene Uniautónoma: “Sistema de sismocardiografía para captar señales precordiales”. Pero su producción científica no se limita a eso: adicionalmente tiene tres artículos en revistas indexadas, un capítulo de un libro de investigación, varias ponencias nacionales e internacionales, además de un registro de software.

 

Su notable desempeño académico lo llevó a participar por una plaza en la beca Erasmus Mundus +, un programa de la Unión Europea, que brinda la posibilidad a los egresados de Ingeniería Mecatrónica de la Universidad Autónoma del Caribe, como universidad aliada, de estudiar una maestría en Ingeniería Mecatrónica en cinco países: España, Francia, Alemania, Rusia y Egipto.

 

Logró la beca y terminó una maestría en ingeniería Mecatrónica en tres países (España, Francia y Alemania). Siguió preparándose y resultó beneficiado con una beca para hacer un doctorado en Suiza, donde actualmente cursa segundo semestre.

 

Precisamente en el país europeo tuvo un nuevo logro. Junto a dos compañeros, ganó la Hackathon 2020, una maratón de desarrollo web cuyo objetivo es el desarrollo colaborativo de software. Los participantes se organizan en grupos y cada uno tiene proyectos y retos que conseguir. Es una estructura organizativa horizontal donde se complementan los conocimientos y experiencia de cada persona con el fin de lograr un objetivo común y desarrollar soluciones concretas, mediante trabajo colaborativo en equipo.

 

Su proyecto se llama Sound Map (Mapa de sonido, nombre traducido del inglés) y consiste en un cinturón portátil con inteligencia artificial, equipado con una cámara, capaz de proporcionar información en tiempo real sobre el entorno circundante de una persona a través de la realidad aumentada de audio (Audio AR).

 

De manera similar a la forma en que identificamos fácilmente la posición de los pájaros que silban, el dispositivo escanea en tiempo real el entorno y produce sonidos direccionales (a través de audio AR) que son transmitidos por unos auriculares. Las personas ciegas y con discapacidad visual pueden, por tanto, cartografiar y comprender su entorno.

 

Desde el país europeo, Juan Pablo concedió una entrevista para la Universidad Autónoma del Caribe haciendo un repaso de su estancia en la institución y sus logros.

 

Erasmus Mundus 2.jpg

 

Dirección de Comunicaciones: ¿Cómo surgió la idea de Sound Map?

Juan Pablo Zuluaga: No teníamos una idea concreta. Estábamos buscándola, buscando soluciones para el hackaton, que es de 2 a 3 días pero este fue de 9 días, entonces queríamos una idea un poco más grande, que incluyera cada proceso de ingeniería, desde programación hasta diseño, y pudiera ayudar personas con discapacidad visual.

 

DC: ¿En qué consiste Sound Map?

JPZ: Para ponerlo simple, la idea es tener un pequeño dispositivo que se coloca en la correa y con la cámara se identifican objetos adelante o a los lados. Una persona en una habitación identifica los objetos pero para una persona ciega se le vuelve un problema, y la única forma en que se dan cuenta es con el bastón. Entonces nosotros le dimos un sonido a cada objeto, y con la cámara se detecta qué objeto está ahí. Al mismo dispositivo se conectan los sonidos derecho e izquierdo. Si el objeto está a la izquierda el auricular que suena es el de la izquierda. Lo llamamos realidad aumentada de sonido, para ayudar a las personas en su calidad de vida.

 

DC: Estudió Ingeniería Mecatrónica, sin embargo muchas de tus investigaciones se han encaminado hacia el sector salud ¿A qué se debe eso, tal vez algún deseo oculto de ser médico?

JPZ: Sí, desde siempre me llamó mucho la atención eso porque bueno, he estado en varios temas, en varios proyectos, y la mayoría han estado relacionados con personas ya sea para ayudar y en salud. Es cierto que hay muchas cosas en ingeniería que se pueden aplicar, no diría que sin mucho esfuerzo, diría que se necesitan tiempo y apoyo de una empresa o algo, para hacer realidad es ese tipo de proyectos. Siento que a lo largo de mí de mi carrera he tenido la posibilidad de contar con esos apoyos de la Universidad Autónoma del Caribe. Cuando era semillero de investigación y cuando vine a hacer el máster, y ahora en el doctorado, me he encontrado con la oportunidad de trabajar en estos en los que no hay muchas personas trabajando. Eso hace que sea complicado hacer los equipos de investigación porque los ingenieros no lo ven como un punto donde se generan ganancias, entonces sí, siempre me ha gustado hacer este tipo de proyectos.

 

DC: ¿Qué tan importante ha sido la formación de pregrado para su desarrollo como investigador y profesional?

JPZ: El pregrado me ha servido mucho como investigador, con las muchas herramientas para trabajar en diferentes proyectos. En la carrera que escogí vemos hasta cierto nivel técnico de muchas asignaturas de ingeniería mecánica y electrónica. Programación creo que es un punto bastante fuerte, y más cuando se va a desarrollar un proyecto, como los proyectos que he estado trabajando. Normalmente una persona que solo estudió nada más una carrera específica se le hace un poco más complicado. Creo que la carrera ha sido muy importante y específicamente la que he estudiado.

 

DC: ¿Qué es lo que más recuerda de su etapa como estudiante de Uniautónoma?

JPZ: Recuerdo muchas cosas: los profesores que iban y venían a trabajar, muchos de ellos eran investigadores y más que todo esa fue la principal motivación, seguir el camino de la investigación e ir desarrollando mucho mejor todo este tipo de cosas. Sí, los profesores y las empanadas riquísimas que vendían frente a la universidad.

 

DC: ¿Qué viene ahora para Sound Map?

JPZ: Para el siguiente paso hemos hablado un par de ocasiones con la Federación Suiza Para la Discapacidad Visual, y ellos estaban muy interesados en el proyecto y no querían dejarlo pasar, porque podría servir mucho el hecho de poder sentir un objeto o saber si hay un objeto con los que ellos puedan chocar, a una distancia que sea de más de 2 metros. Es algo que les podría cambiar la vida, entonces queremos seguir trabajando como un proyecto en paralelo, para poder llevarlo no sé si al mercado, pero por lo menos como para seguir en ese proceso interactivo de investigación.

 

DC: ¿Piensas regresar a Colombia una vez termines tus estudios o seguirás desarrollando tecnología en Europa?

JPZ: Me gustaría volver en algún momento a Colombia y aportar un poco al desarrollo del país, ante todo por la educación a la investigación a todo este tipo de proyectos. Los jóvenes colombianos son personas muy motivadas entonces estoy seguro de que con la correcta manera de guiarlos y brindándoles el tiempo, además de proveerles recursos, se puede realizar cosas muy buenas. Solo se necesitan esas tres cosas, que la más importante, la motivación, les sobra. Creo que por eso me gustaría regresar.

Publicado en Noticias Generales

José Díaz es egresado del programa de Comunicación Social - Periodismo de la Universidad Autónoma del caribe y, después de mucho tiempo de haber egresado, estuvo de visita en nuestras instalaciones, recientemente.

 

Una de las anécdotas que más recuerda de su época de la universidad es que terminó siendo un ‘profesor’ más, por sus conocimientos en cuanto al uso de equipos modernos de grabación, por lo que podía orientaar a sus compañeros de clase, al respecto.

 

Además del título mencionado, Díaz es también productor de radio y televisión de la academia Arco, de Bogotá, y es magíster en TV Production, de la Florida International University, FIU, en Miami. Su currículum lo componen experiencias laborales en Telecaribe, en Video 76, como uno de los primeros camarógrafos profesionales que hubo en Barranquilla, época en la que tuvo a su cargo varios periodistas, entre ellos a Belinda García y a Fabiola Torres.

 

José Díaz, egresado de Comunicación Social (2).jpg

 

Díaz pasó también por Olímpica Televisión y luego trabajó con Ernesto McCausland, en la elaboración de crónicas audiovisuales y con quien recorrió diferentes lugares dentro y fuera del país. El cubrimiento de conciertos, como el Festival de Orquestas y otro eventos de ese mismo tipo también hace parte de su hoja de vida.

 

Luego de mudarse a Estados Unidos, este barranquillero se vincula a Univisón y a Telemundo, para trabajar en la producción de telenovelas, como también en el cubrimiento de cumbres presidenciales y corresponsalías de guerra.

 

Por su dedicación y excelencia, Díaz fue considerado como Mejor Operador Porta Jib en telenovelas, Mejor Trabajo Periodístico en Documentales y Trabajador del año Promofilm USA.

 

José Díaz, egresado de Comunicación Social (1).jpg

 

Pese a los más de 25 de años de estar viviendo en Miami, Díaz sigue amando a Barranquilla, a su arroz de lisa; al jugo de corozo, a la arepa de huevo y al sancocho de guandú.

 

Este salsero a morir y amante de La Troja ya es abuelo, aunque no lo parezca, y hoy en día trabaja en la línea de cruceros de Carnival, como realizador de diferentes producciones. JSN

 

Publicado en Noticias Generales

Con la participación del grupo de jazz de la Universidad Autonóma del Caribe -entonando ‘Te regalo una rosa’, de Juan Luis Guerra, con los presentes coreando- se dio inicio, este viernes 6 de marzo, al homenaje que la institución brindó a sus funcionarias, en el Día de la Mujer.

 

El salón Cayena, de la Casa Club, fue el lugar escogido para dicho reconocimiento a las líderes de nuestra Alma Máter, el cual se llevó a cabo a las 11 menos 10 de la mañana.

 

Diez minutos después, nuestra rectora, María Victoria Mejía, anunció -a manera de anticipo- que el próximo lunes 9 de marzo se celebrará esta ocasión con todas las mujeres vinculadas a Uniatónoma.

 

Día de la Mujer Líder Uniautónoma (4).jpg

 

Seguido, la líder de esta comunidad leyó un profundo, espontáneo y animado discurso, sucedido por la intervención de la invitada especial, egresada y Secretaria de la Mujer del Atlántico, Dorita Bolivar.

 

Un video/currículum sobre Bolívar puso en contexto a quienes acudieron al encuentro. "Siempre he sentido a esta universidad como mi casa. Siempre recuerdo mi primer día de clases, por haberme quedado callada ante la pregunta de un docente y yo hablo muchísimo", contó Bolívar con toda la frescura de una reunión íntima.

 

En la charla, la comunicadora social y ex alcaldesa de Usiacurí dejó notar el agradecimiento por la preparación integral que le fue dada en nuestras aulas, "desde metodología hasta publicidad, todo me ha servido en cada uno de mis cargos", agregó Bolívar.

 

Para la dirigente, "estos espacios llenan el alma", dijo y compartió un poco de las experiencias vividas como líder. Mencionó el aporte de Uniautónoma para crear el Plan de Desarrollo Turístico de Usiacurí, entre otras misiones que fomentaron su progreso.

 

Día de la Mujer Líder Uniautónoma (6).jpg

 

En cuanto a su gestión actual, Bolívar informó que se está trabajando en la renovación de las políticas públicas, para que las mujeres puedan y quieran participar más en las actividades de Estado.

 

Además, Bolívar dio detalles sobre un programa dirigido por hombres, para contrarrestar el machismo, en el municipio de Santa Lucia, "lo que debe replicarse en otras comunidades, porque el hombre debe ser un corresponsal en la crianza de los niños y de una buena sociedad. No solo es responsabilidad de la mujer", añadió.

 

La invitada terminó su intervención con un "a la orden" a la rectora y a la universidad, pues "cooperaré en todo lo que pueda, con el mismo cariño que ustedes me dan", complementó.

 

Luego del reconocimiento a Bolívar, por ser una egresada ilustre, se dio espacio al brindis y una sesión fotográfica para los medios, entre sonrisas, bromas y una descarga de femineidad.

 

Finalmente, y del mismo modo que empezó este alegre agasajo -con la participación del talento musical de Uniautonoma- se levantaron las copas para "brindar por todas nosotras. Felicitaciones", terminó nuestra rectora.

 

Día de la Mujer Líder Uniautónoma (7).jpg

 

¿Quién es Dorita Bolívar?

Además de haber sido alcaldesa del municipio de Usiacurí y secretaria de desarrollo social del Atlántico, Dorita Bolívar Ebratt también fue gerente comercial de la empresa Aseo General S.A. E.S.P.

 

Esta comunicadora social cuenta con preparación en gestión pública y desarrollo social, en gerencia y administración; management y dirección empresarial -en la Universidad de Pittsburg- y liderazgo, de INCAE Business School, Panamá.

 

Además, Bolívar tiene formación en finanzas básicas, de la Universidad Javeriana, y en coaching para mujeres, del Coaching Colombia Internacional PNL y el Business School CEO Management Program en Columbia University Graduate School Of Business ADEN.

 

En su gestión como alcaldesa, se destacó por lograr el empoderamiento de la mujer y la comunidad, generando mayor desarrollo por medio de la producción y comercialización de las artesanías representativas de este sector del departamento. JSN

 

 

Publicado en Noticias Generales

Nuestra Alma Máter es una cuna de talentos. Nuestras aulas han sido testigos del esfuerzo, los sueños, y las ganas de luchar de muchos estudiantes que han pasado a convertirse en un motivo de orgullo para nuestra institución.

 

Carlos Polo, egresado de Comunicación Audiovisual en el año 2002, se define a sí mismo como una persona testaruda. “Pese a todas las dificultades, no escucho los comentarios negativos que me lanzan. Simplemente escucho mi propia voz”, reconoció Carlos mientras se adentraba en sus recuerdos para comenzar a narrar sus inicios y su recorrido laboral hasta el momento.

 

El esfuerzo marcó su carrera. Se convirtió en profesional gracias a todos los sacrificios que realizó para conseguirlo. “Mi familia no tenía dinero para pagarme la carrera. Así que comencé a trabajar de día y a estudiar de noche. Como yo tenía moto, hacía domicilios, entregaba películas. Desde vender ropa hasta comprar lavadoras de alquiler y repartir por el barrio; hice todo lo posible para ahorrar y poder pagarme mis semestres”, reveló.

 

Sus gustos fueron mutando con el tiempo. El barranquillero reconoce que al iniciar su carrera soñaba con hacer radio, luego quería dedicarse a realizar documentales sobre los conflictos del Caribe y la sociedad; y mucho después, tras desechar el cine, se dio cuenta de que su camino era la literatura.

 

Su pasión por las letras nació junto con su interés por escribir guiones. Allí empezó todo. Fue merecedor del primer lugar en ‘La Semana Audiovisual’, un concurso de guiones y libretos que realizaba la Universidad Autónoma del Caribe durante su época como estudiante; y así fue interesándose por hacer parte de proyectos culturales.

 

Actualmente, se desempeña como asistente de dirección y jefe de prensa del Carnaval Internacional de las Artes; como jefe de prensa del Festival Internacional de Cuenteros “El Caribe Cuenta”; es asistente de dirección y asesor en comunicaciones de la Feria Insular del Libro de San Andrés Islas, (Filsai); moderador del espacio de promoción lectora Lecturas Vitales y tallerista literario de la Fundación CECREAS. Entre sus libros publicados se encuentran: Polifonía de Colores (poesía); Testamento de la Barriada (cuentos), y La Suerte del Perdedor (novela).

 

Para conseguir aquello que se desea hay que trabajar incansablemente. Polo recuerdó que antes de adquirir un nombre en el medio, tuvo muchos fracasos. “Tuve una serie de fracasos en línea, pero sin importar eso, seguí escribiendo hasta que me empezaron a llegar reconocimientos”, contó.

 

Carlos Polo Egresado de RTV (1).jpg

 

 

En 2009 resultó ganador del Concurso Nacional de Cuentos UIS, con el libro de cuentos ‘Rapsodia para reclutas asustadizos’; en 2014 obtuvo en compañía del equipo judicial de El Heraldo, la mención especial en noticia en los Premios de Periodismo Simón Bolívar; en 2017 resultó ganador en el V Premio de Periodismo Promigas a la Mejor Crónica de Carnaval Ernesto McCasuland Sojo; ese mismo año ganó el Concurso Nacional de Cuentos de la Universidad Metropolitana; y consecutivamente, su libro de cuentos titulado ‘Las malas noticias llegan primero’ fue merecedor del Portafolio de Estímulos de Barranquilla.

 

Al año siguiente, su novela ‘Es de noche cuando los gatos son pardos’ obtuvo el primer puesto en el Premio de Novela “Estuario” del Portafolio de Estímulos de Barranquilla. Para este concurso, el barranquillero estaba preparando un libro de poesía con el que quería participar, sin embargo, considerando la gran cantidad de poetas que hay en la ciudad, se decidió por apostarle a una novela.

 

También recordó con gratitud su paso por el diario El Heraldo. “Llegué a El Heraldo sin ser periodista. La primera vez le dije a Ernesto (McCausland) que no, pensé que me llamaban para ser fijo del dominical, no del periódico. Y me dijo unas palabras que aún recuerdo ‘Lo que tu escribes hoy y lo que eres hoy, una vez salgas de aquí será completamente distinto’”, dijo.

 

A su salida del periódico, se sintió como en una especie de ‘limbo’. Aunque dentro de sus opciones estuvo solventar sus gastos escribiendo para varios medios en la modalidad de periodista ‘Freelancer’, se dio cuenta de que tal labor "es muy mal paga". Empezó de nuevo a trabajar para el Carnaval de las Artes y se fueron dando otros nexos con eventos como la Fundación Luneta 50.

 

Carlos Polo confesó que está en planes de crear su propia fundación, la cual piensa enfocar en eso que siempre lo ha movido: la cultura. No dejará de escribir, ese es su foco sobre todos los planes.

 

Y como consejo a aquellos estudiantes que estén buscando un camino similar, les sugiere que “no miren hacia atrás, ni hacia los lados, siempre miren hacia delante. No deben escuchar los comentarios con mala sangre, esos negativos, no los escuchen. Enfóquense en lo positivo. Tu único enemigo es el que se te refleja todos los días en el espejo. Deben ser perseverantes, tercos, testarudos. En el camino te encontrarás con gente que querrá que cambies tu rumbo, te dirán ‘mejor haz esto, dedícate a esto, tu no sirves para esto’, pero no, solo escuchen a la gente que los ayude a crecer”. VSC

Publicado en Noticias Generales

“La pasión siempre te va a llevar donde tú quieres, sin importar la profesión, la pasión no es agenda a nada”, son las palabras de Iván Reyes, reportero de la cadena NBC en Nueva York, cuando habla sobre su profesión. El Comunicador Social y Periodista, oriundo de la ciudad de Barranquilla y egresado de la Universidad Autónoma del Caribe goza hoy de grandes sueños alcanzados y se encuentra luchando por muchos más, en una carrera que empezó, en 1984, en nuestra institución.

 

Dentro de esos sueños se encuentra una carrera de más de 20 años como periodista y en una de las cadenas televisivas más importantes de Estados Unidos; además, gracias a su excelente labor, ha sido merecedor de 5 premios Emmy y muchos otros reconocimientos dentro de la compañía.

 

Sobre esto último, el comunicador asegura que no realiza sus trabajos esperando ganarse un premio, que no es parte de su filosofía. "Lo que pasa es que a mí me apasiona lo que hago, así que, cuando realizo alguna cosa, siempre doy lo mejor de mí. Me siento muy feliz por los reconocimientos pero me siento más feliz por poder hacer lo que hago”, agrega Reyes.

 

Sin embargo, Iván confiesa que llegar hasta ahí no fue nada fácil pues tuvo que enfrentar grandes obstáculos. “La primera experiencia que tuve en televisión fue muy amarga. Yo llegué, con muchísima ilusión, a hacer prácticas a un programa que se llamaba Sucesos y uno de los personajes importantes de este, apenas me vio, me dijo de manera muy agresiva que me saliera del estudio, que yo no era nadie para estar ahí y eso me quedó grabado en la memoria, recuerdo que me sentí tan deteriorado que no regresé más a las prácticas”, revela.

 

Pero esto no fue impedimento para el egresado, pues siguió trabajando por sus sueños, esta vez, al emigrar a los Estados Unidos. “Yo calculé que las oportunidades laborales no eran muchas en ese momento, a pesar que había nacido un nuevo canal, eran muy pocos los que tenían la virtud de entrar a los medios”, dice el periodista.

 

Contó entonces que su llegada al país angloparlante no fue precisamente “el sueño americano” pero que siempre estuvo seguro que sus conocimientos eran la mejor arma que podía utilizar. Como todo emigrante tuvo "muchas limitaciones, sobretodo el poco manejo que tenía del inglés" y llegó a sentirse "como un analfabeta" pero gracias a sus conocimientos pudo salir adelante.

 

La primera oportunidad de trabajo no fue nada parecida a lo que él estaba buscando, se trató de una construcción, donde su labor principal era cargar los bultos de cemento y ubicar todos los materiales. Durante una jornada de trabajo, un compañero que ya llevaba muchos años en esa labor, le pidió que lo acompañara a un apartamento cercano, a lo que él, con inocencia, aceptó. Al llegar, otro hombre de muy mal aspecto los recibe y despliega sobre una mesa un artefacto grande, donde se veían muchos paquetes con diferentes drogas. “Resulta que él me había invitado a ese lugar porque asumió que, al ser de Colombia, las drogas serían algo conocido para mí pero yo no esperé ni un segundo para salir de ahí y es lo mejor que me ha pasado porque empecé a trabajar en lo que yo quería”, cuenta Reyes.

 

Y así como esta, fueron muchas las experiencias que tuvo que enfrentar. Para su segundo trabajo, un hombre le propuso trabajar para él como productor de contenidos digitales, era su oportunidad para entrar a la industria. Tras un tiempo en la labor, él sabía que podía aspirar a más pero quien lo contrató le aseguraba que, al no manejar el idioma, jamás podría irse de allí pues nadie lo iba a contratar; al pasar un tiempo, fue contactado por la cadena televisiva NBC donde es hoy presentador y reportero y a través de la que ha podido ejercer en lo que más le gusta.

 

“Yo cogí una maleta llena de conocimientos y me puse a trabajar, gracias a eso, que me lo dio la Universidad, pude desarrollarme en Estados Unidos, como un profesional”, afirma el egresado.

 

Iván Reyes, egresado Comunicación Social Periodismo (1).jpg

 

La academia.

Recuerda con cariño su deseo de entrar a la Universidad, confesó sentirse desesperado por conocer este mundo, al que llegó con muchísima expectativas y sobretodo, con pasión. “Yo creo que mi papá me matriculó en la Universidad al final del último día, en el último cajero que quedaba”, recuerda Reyes entre risas y continúa diciendo que, “cuando él me mostró el volante de consignación para mí fue una emoción muy fuerte porque era lo que yo más deseaba”.

 

Pero esta emoción tenía una razón muy clara. Para Iván, la televisión siempre había sido una meta por alcanzar y, al llegar a la Universidad, no podía esperar para conocer de que se trataba todo este nuevo mundo; por ello, era un estudiante ejemplar, aunque también era responsable de algunas bromas entre sus compañeros.

 

“A mí siempre me gustaba dirigir al grupo y, casi siempre, las maldades eran mías, eran bromas sanas pero a mí siempre me gustaba ser el comando de todas”, comenta Iván.

 

Y Uniautónoma cumplió con todas esas expectativas. Confiesa que lo que más le gustaba era la pasión con que sus maestros trasmitían las enseñanzas pues le hacían enamorarse de cada una de las disciplinas que impartían. Pero hay un docente en particular que marcó la vida del periodista.

 

“Recuerdo mucho al profesor que me motivo durante toda mi carrera. Se trata de Jorge Humberto Klee, el siempre me decía que lo mío era la televisión, que siempre me enfocara a eso. Le aprendí muy bien al ‘profe’ y hoy no me alcanzan las palabras para agradecerle todo lo que me enseñó y me motivó para yo llegar a ser lo que soy hoy”, expresa.

 

Pero no fue el único; recuerda también con cariño a la decana de turno, Yomaira Lugo de Consuegra, durante su paso por la facultad de Comunicación Social (hoy facultad de Ciencias Sociales y Humanas), pues fue un gran apoyo durante momentos difíciles en su proceso como estudiante.

 

Recuerda, específicamente que cuando terminó su carrera académicamente. “No tenía dinero para graduarme con seminario, como se hacía en esa época. Yo fui y le pregunté a ella si yo podía prepararme para el examen como todos mis compañeros y ella me dijo que podía contar con todo su apoyo. Presenté los tres exámenes que requería y me gradué con honores tres meses después de eso, gracias a ella”, recuerda.

 

En cuanto a su formación, no solo se desenvolvió dentro de las aulas, si no que le fue abierto un espacio en Radio Cultural Uniautónoma, donde hacía un programa de 15 minutos junto con uno de sus compañeros de clase. “Nosotros hacíamos el programa todos los sábados con un compañero que le apasionaba la radio. Yo presentaba las canciones y él hacía bromas al aire, era algo muy improvisado, dirigido a los jóvenes”, relató Reyes.

 

“Yo le digo a los estudiantes que tienen que tener motivación, no importa que está pasando a su alrededor, los problemas que tengan hay que dejarlos atrás en el momento de enfrentarse a su trabajo y siempre realizarlo de la mejor manera”, aconseja Iván a quienes esperar construir una carrera como periodistas. MMC

 

 

 

 

 

Publicado en Noticias Generales

Salvator's Pizza y Pasta, de los restaurantes con mayor historia de la ciudad, se ha convertido en uno de los principales escenarios de los barranquilleros, a la hora de recrearse, gracias a una innovadora propuesta de comida italiana; pero esto no siempre ha sido así. El posicionamiento de este restaurante se ha dado gracias a un largo esfuerzo emprendido desde la academia, como lo explicó William Dau Moran, CEO de la empresa.

 

“En medio de la carrera, como en el año 2000, mi hermano y yo adquirimos una marca de restaurantes que en ese momento se llamaba Salvatores Pizza”, recordó Dau, quién además agregó: “nosotros le compramos la marca a los anteriores dueños pero prácticamente no vendía y para nosotros fue como resucitar un muerto”.

 

William es oriundo de la ciudad de Barranquilla, egresado de la Universidad Autónoma del Caribe del programa de Administración de Empresas y es especialista en Mercadeo, de la misma institución. Se describe a si mismo como una persona emprendedora, muy familiar y siempre atento a las opiniones de quienes lo rodean, en busca de mantenerse en una constante mejora, no solo en su trabajo sino como ser humano.

 

Por otro lado, recuerda cómo lo aprendido durante su carrera le fue de gran ayuda en cuanto a la mejora de su negocio, sobretodo en el programa de la especialización. “Indiscutiblemente el programa de Administración de Empresas nos dio, a mi hermano y a mí, las bases para arrancar con el negocio, porque prácticamente lo hicimos desde 0”, contó Dau.

 

Entre los aspectos más importantes dentro de su empresa se encuentra el escuchar al cliente, pues fue gracias a esto que encontró el camino que lo ha llevado hasta donde está hoy. Recuerda que sus productos siempre se encontraban en los más altos estándares de calidad, sin embargo, no recibía la asistencia de público que esperaba y en medio de una actividad, propuesta por un docente de la institución, decidió hacer una renovación.

 

“Ese trabajo constaba de hacer unas encuestas en la empresa y nos llevamos la sorpresa de que la mayoría de los clientes describían muy bien el producto pero todos resaltaron que les disgustaba el lugar. En ese momento decidimos remodelar y abrimos un saloncito con aire y se empezó a llenar mucho más y vimos que ese era el camino”, contó el administrador.

 

Para el 2010, las nuevas propuestas resultaron mejor de lo esperado y se encontraron con la necesidad de abrir un nuevo punto para atender los domicilios, pensando en abrir sus puertas al público solo los fines de semana; sin embargo, la sede principal tenía tanta recepción de clientes, que tuvieron que cambiar la modalidad de delivery a atención a la mesa, todos los días de la semana.

 

“A mí me ayudó mucho a organizarme el aprender a escuchar. Lo que es Salvator's hoy es gracias a haber escuchado a sus clientes. Cada día estamos luchando por ser innovadores, por implementar lo que el cliente busca”, expresó William.

 

Hoy en día, Salvator’s Pizza y Pasta cuenta con 18 puntos, entre restaurantes, plazas de comida y delivery. También cuenta con otros siete repartidos entre Santa Marta, Montería, Valledupar, Sincelejo y Cartagena.

 

William, por su parte, incentiva a quienes hoy están cursando su carrera a que no les de miedo de emprender pues, aunque asegura que no es nada fácil el camino, los resultados son más que satisfactorios, afirma que siempre hay algo nuevo que ofrecerle al público.

 

Salvators Pizza 2.jpg

 

Antes de Salvator's.

Para William, ser independiente fue una meta trazada desde la época del colegio y persiguió su sueño desde que tuvo la oportunidad. “Mi visión siempre fue montar algo mio, no tener que trabajar para alguien, entonces me enfoqué mucho en el comercio”, contó.

 

Al iniciar su carrera le apostó a la venta de ropa, trabajo que hizo en conjunto con su esposa y que por algún tiempo sintió que pudo ser una apuesta acertada y definitiva; sin embargo, con el tiempo, los resultados no eran los mismo, así que decidió comenzar de nuevo.

 

Tiempo después, fue propietario de un centro de llamadas que, por varios años, fue muy exitoso pero en vista de las nuevas tecnologías, su negocio fue perdiendo vigencia. “En esa época, una llamada a Estados Unidos costaba 1800 COP el minuto, yo tenía un centro pequeño donde una llamada costaba 350 COP. En algún punto llegamos a vender el servicio para las casas pues teníamos muy buenos equipos, fuimos muy sofisticados en el tema”, recordó.

 

En un nuevo intento y de la mano de uno de sus amigos más cercanos, decidió viajar a China, en busca de productos para la venta a muy bajo costo, pero esta idea tampoco fue viable. Fue entonces cuando decidió comenzar a restaurar lo que en ese momento era Salvatores Pizza.

 

“Mi hermano y yo éramos muy jóvenes cuando compramos el restaurante, por eso creo que tomamos tan malas decisiones, no nos dedicamos realmente al negocio. En ese momento nadie creía en la marca, incluso llegó a tener el nombre de pizzería San Remo, pero creo que nadie recuerda eso porque ya no se reconocía, así que después decidimos hacer un poco de sinergia con el nombre anterior y le pusimos Salvator’s”, explicó.

 

La academia.

Para William, el paso por la Universidad Autónoma marcó de manera importante lo que ha alcanzado, pues asegura que el programa de Administración de Empresas les dio grandes bases para lo que es su proyecto pero son mucho más importantes los recuerdos que tiene de su especialización.

 

“Cuando yo entré a la especialización, me di cuenta que esta se enfocaba más en lo que yo quería, porque realmente estaban hablándome en el mismo lenguaje de lo que yo necesitaba aplicar”, contó.

 

Sobretodo resalta el que fue su trabajo final, pues contó que se encontraba en un grupo donde tenía compañeros de grandes empresas y, como el trabajo debía ser del lugar donde cada uno trabajara, tomaron como referencia su marca, "que en ese momento era muy informal, y fue a través de eso que aprendimos a escuchar al cliente, fue gracias a ese trabajo que decidimos remodelar”.

 

De la misma forma, recuerda con especial cariño al docente Carlos Suárez, pues fue él quien lo orientó en la certificación ISO 9001, con la que el restaurante cuenta desde hace más de 7 años.

 

“Cuando yo le decía a la gente que quería certificar, todo el mundo me decía que eso solo lo hacían las empresas que iban a licitar con el Estado, y eso yo se lo manifestaba al profesor pero él me seguía insistiendo, así que lo hice y ha sido la mejor decisión porque ayudo a que todo se organizara internamente”, reveló el egresado. MMC

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Noticias Generales

Tras más de 10 años de trabajo, el docente investigativo de la facultad de Ciencias Administrativas, Económicas y Contables de la Universidad Autónoma del Caribe, Laureano Triana, recibió una invitación por parte del Senado de la República, para pertenecer al Centro de Investigaciones de Altos Estudios (CAEL).

 

El CAEL es un comité que escoge a los mejores investigadores del país, ubicados en la categoría A1, la más alta en esta área. En el primer párrafo de la invitación se encuentra contenido lo que el Senado espera de los nuevos integrantes de la red de investigadores.  

 

“Una vez revisada la plataforma Scienti de Colciencias hemos podido establecer su destacada trayectoria y aportes a la investigación, pensamos que podría interesarle ser parte de la red de investigadores que brindan apoyo a la actividad legislativa del Congreso de la República y a la vez, contribuir en el fortalecimiento y la profundización de la democracia”, dice la misiva.

 

En la facultad existían varios grupos de investigación pero, para el año 2005, estos se fusionaron, dándole vida a Erconfi, grupo del que el docente siempre ha sido líder.


Sobre los pasos a seguir, el profesor Laureano explicó que “se encontraban en la conformación de los comités del Senado entonces me dijeron que, más o menos, en un mes empiezan a contactarnos. A veces habrá necesidad de ir hasta allá pero abran otras veces que no”.

 

Por otro lado, al realizar la inscripción del grupo (primer requisito fundamental para hacer parte de la red de investigadores), se deben seleccionar las principales áreas a estudiar y esta manera ser clasificados según la temática. “Nosotros, más que todo, nos centramos en todo lo que se refiere a la parte financiera y tributaria, eso es lo que nosotros trabajamos propiamente. Tenemos todo lo que es referente a las empresas”, comentó el docente investigador.

 

Por otro lado, el profesor reconoce que la institución siempre ha estado presente en el proceso del grupo de investigación, brindado apoyo y acompañamiento, por ello Triana se siente con una gran responsabilidad ante estas nuevas oportunidades. “A mí me parece que este es el primer reconocimiento, de este tipo, que se hace en la Universidad y en la región y nosotros nunca lo solicitamos, Colciencias fue quien nos buscó y ellos no reconocerían a ningún grupo que no tuviera un gran potencial”, expresó Laureano. 

 

Congreso de la República.jpg

 

Sobre el docente Laureano Triana.

El docente, que lleva más de una década de gestión, es egresado de la Universidad Autónoma del Caribe del programa de Contaduría Pública. Realizó sus estudios en la institución pues era la única que, en ese tiempo, le brindaba la oportunidad de estudiar y trabajar al mismo tiempo.

 

“Yo empecé a trabajar en una empresa que se llamaba Coltabaco y estando ahí comencé a estudiar la carrera porque acá brindaban muchas oportunidades. Cuando estaba terminando mis semestres, ya para graduarme, llegó por casualidad el Secretario General de la universidad en ese momento, el doctor José García y me dijo que me necesitaba como profesor, pero yo no sabía si yo servía para eso pues yo estaba totalmente dedicado en mi empresa. Después me mandó a llamar el doctor Mario Ceballos Araujo y me pidió que me quedara en la institución”, cuenta el docente.

 

Duro muchos años siento maestro catedrático, al mismo tiempo que ejercía su profesión, pero con el pasar de los años decidió quedarse y realizar su labor de tiempo completo. Recuerda con cariño que la Universidad siempre le ha brindado su apoyo, en las distintas de su vida.

 

Productos de Erconfi.

Entre las destacadas cualidades que llevaron al grupo de investigación a recibir la honorable invitación, se encuentran los productos que, a los largo de los años, se han permitido producir. Además de acertadas publicaciones y artículos científicos, este grupo, encabezado por el profesor Triana, se destaca por diferentes libros. Entre ellos se encuentra Valoración de Empresas: Mediante el análisis de los flujos de caja. Este es uno de los títulos más antiguos de la Universidad y ha contado con una gran acogida por parte de la comunidad educativa, en general. 

 

“Este libro fue el primero que saqué, obviamente con el grupo y la Universidad se interesó tremendamente en él. Este texto se vende en la librería nacional a nivel país. Tenemos pensado sacar una segunda edición de la mano de unos profesores de la universidad UNAM de México, les interesó muchísimo el libro pero ya participaron en la secuela”, relató Triana. 

 

Por otro lado, el libro Auditoria Forense es otro de los más representativos del docente. El profesor Laureano explicaba que este “salió a principios de este año con el apoyo de una editorial española, lo que lo ha llevado a tener un impacto grandísimo porque, al ser una entidad internacional, el texto cobra un reconocimiento mayor”. 

Dentro de estos grandes productos también encontramos ‘Contabilidad y Responsabilidad Social: Alternativas en escenarios de postconflicto’, ‘Construcción del proyecto educativo institucional PEI’ y ‘Auditoria de Gestión Empresarial’.

 

Nuevos proyectos del grupo.

Tras el reconocimiento, el docente no descansa. De la mano del grupo de investigación, se encuentra realizando un software que pueda manejar los ingresos distritales y municipales de Colombia. Para este punto, se encuentran en reuniones con empresas que sepan acerca de esto, para poder contar con la financiación de Colciencias.

 

“Una de las obligaciones con Colciencias es que debe haber una empresa, pero esta debe tener nexos con un grupo de investigación reconocido como el nuestro. Obviamente a través de la universidad, ese grupo de investigación, aunque diga mi nombre, es de la Universidad Autónoma del Caribe”, explicó Laureano. Esta posibilidad permitiría que el proyecto se patentara y se aplicara en todo el país. MMC

Publicado en Noticias Generales

En el centro del departamento del Cesar y en cercanías de la Serranía del Perijá, se encuentra ubicada la operación minera de la trasnacional carbonera Drummond Ltd. y es en esta empresa donde hace más de 12 años trabaja como Directora de Comunicaciones, Margarita Saade Daza.

 

“Cuando llegué a Drummond el área de Comunicaciones al interior de la Compañía no existía, los canales de comunicación internos y externos eran pocos y de una periodicidad esporádica. Mi primer gran reto fue liderar y poner en operación el proyecto de un canal de radio interno dirigido a los empleados, el cual funcionaría como una emisora: Radio Pribbenow”, comenta Margarita Saade.

 

Saade es oriunda de la tierra del Cacique Upar, Valledupar, egresada del programa de Comunicación Social – Periodismo de la Universidad Autónoma del Caribe, especialista en Comunicación Organizacional de la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá y Técnica Profesional en Minas, con más de 20 años de experiencia en su profesión.

 

A partir de la creación de Radio Pribbenow, que tenía 24 horas de programación en vivo, se empezó a gestar el área de Comunicaciones de esta trasnacional, donde luego fueron surgiendo nuevos canales de difusión gracias a una auditoría de comunicaciones, liderada por la comunicadora, que arrojó como resultado que debían implementarse algunos canales como boletines, comunicados, noticiero y fortalecerse otros, como revistas y publicaciones en carteleras.

 

Con la ayuda de estas herramientas se posicionó esta área hasta llegar a lo que es hoy el departamento de Comunicaciones. Esta dependencia arrancó con tan solo una sola persona y en la actualidad la integran seis empleados directos y cinco estudiantes en práctica, cuatro de ellos de la Autónoma.

 

“Mi experiencia desde el área de Comunicaciones de Drummond ha sido gratificante y enriquecedora, tanto para mi vida personal como profesional. Mezclar mi profesión de minera con las comunicaciones en una empresa grande de este sector, me llevó a poner en práctica lo aprendido para desempeñar mi rol como comunicadora”, asegura.

 

A nivel personal, está ‘vallenata’ se describe como una mujer perseverante, luchadora, noble y honesta, que saca adelante lo que se propone y que siempre está dispuesta a ayudar a quien lo necesite. Cuenta que en su tiempo libre disfruta pasar el tiempo con la familia, amigos y allegados, así como hacer ejercicio, escuchar buena música, ir a cine, leer y bailar. “Me encanta recibir y atender a mis amigos y familia en mi casa, me considero una excelente anfitriona”, dice.

 

Margarita Saade (1).jpg

 

Su experiencia en Drummond Ltd.

Los sonidos característicos del amanecer y de una operación que nunca duerme dan la señal de inicio de una nueva jornada de trabajo para esta comunicadora. Su jornada laboral empieza desde muy temprano, entre 3:00 y 5:00 de la mañana, dependiendo de la sede de la operación a la que le toque visitar, ya sea la operación minera ubicada en La Loma o al puerto situado en Ciénaga, Magdalena.

 

Luego de llegar a alguna de las dos sedes de operación, Margarita se reúne junto a su equipo de trabajo para trazar los planes que los llevará a cumplir la estrategia de comunicaciones propuesta y para organizar las actividades a desarrollar en el transcurso de la semana, entre ellas: los eventos por cubrir, las entregas y publicaciones pendientes y por elaborar, así como atender las visitas de esa semana de los grupos de interés.

 

“Durante la jornada también atiendo las reuniones programadas, elaboro y envío algún informe pendiente, tramito los requerimientos de las diferentes áreas de la Compañía que necesitan el apoyo del área de Comunicaciones para algún proyecto, evento o elaboración de una pieza en particular. De igual forma, también resuelvo los requerimientos de los medios de comunicación que deseen contactar a la compañía o a alguno de sus voceros para algún tema puntual”, sostiene la comunicadora.

 

El equipo de trabajo de Comunicaciones de esta Compañía es liderado desde Bogotá por el vicepresidente de Asuntos Públicos y de Comunicaciones, la operación minera y portuaria está a cargo de Margarita Saade como directora de Comunicaciones, -junto a ella se encuentran tres Analistas de Comunicaciones, dos en la operación minera y una en el puerto-.

 

Así mismo un auxiliar de radio en las minas, cinco estudiantes en práctica: cuatro de Comunicación Social – Periodismo, ubicados tres en la mina y uno en el puerto, e igualmente un estudiante de Producción de Radio y Televisión en el mismo lugar. 

 

“Pasión por lo que se hace, dedicación, entrega, capacidad de adaptarse al cambio, ser formador, amar el trabajo de campo, la minería, ser perseverante, riguroso y un gran profesional”, son las consignas que motivan a Saade para sacar adelante su trabajo.

 

Drummond.jpg

 

Margarita en el plano laboral y familiar.

Han sido muchos los retos a los que Margarita se ha enfrentado a lo largo de su vida personal y laboral, pero sin duda alguna comenta que en la parte personal uno de los más grandes es trabajar lejos de su familia, sobre todo de sus hijas. Sin embargo, esta prueba ha sido superada gracias a un equilibrio fijado entre la vida personal y la organizacional, estableciendo unos límites claros en los tiempos dedicados a cada situación, priorizando y respetando cada momento y lugar.

 

“Hay que procurar no llevar el trabajo a casa o la casa al trabajo. Disponer, por así decirlo, un tiempo fuera que te permita salirte de cada rol –del personal y del laboral– por el tiempo que sea necesario; y tener muy claros los límites, las prioridades y el sentido de la urgencia”, sostiene la directora.

 

Con respecto al plano laboral, uno de los mayores desafíos por los que ha pasado Saade fue crear casi que desde cero toda el área de Comunicaciones, con sus lineamientos y canales de comunicación para contactar a alrededor de 5000 empleados y mantener informada a esa comunidad.

 

“En mi caso personal considero que he podido mantener ese equilibrio, ya que he organizado mis actividades en razón a mis responsabilidades laborales y familiares sin olvidar mi entorno, todo esto en procura de lograr el balance ideal entre los dos roles”, expresa.

 

Dentro de los proyectos a futuro de esta comunicadora se encuentra la posibilidad de estudiar una maestría, para continuar aportando y transmitiendo desde sus conocimientos al área de Comunicaciones y a las nuevas generaciones de profesionales. Igualmente quiere compartir sus experiencias profesionales mediante un blog, dictar cátedra, conferencias y escribir un libro.

 

Margarita trabaja con pasión porque ama su profesión y lo que hace, por el bienestar de su familia y en especial por el de sus hijas María Margarita y María Paula, para lograr formarlas como personas ejemplares para la sociedad.

 

“En cualquier actividad, proyecto o labor que emprendas y ejecutes en tu vida personal y laboral, por pequeña que parezca siempre deja todo de ti, hazlo lo mejor que puedas, no dejes detalles al azar y llega hasta el final. Con pasión y esforzándote por ser el mejor en lo que haces, dejarás huella”. Esta es la frase de vida que sostiene los sueños de esta mujer luchadora.

 

Margarita Saade (2).jpg

 

La academia.

Margarita rememora con alegría su instancia como estudiante en la Universidad Autónoma del Caribe. “A mi mente llegan todos esos momentos compartidos con mis compañeros de clase: entre ellos, Johana, María Elena, Diones a quienes nos llamaban ‘Las Vallenatas o Las Juanas’, este último apodo por una telenovela que se emitía en ese entonces”, dice entre risas.

 

Saludar a sus compañeros y conocidos en su camino a la facultad era parte de la rutina de Margarita cuando ingresaba al campus. Su paso por esta institución fue una de las mejores experiencias de su vida, puesto que en la universidad vivió momentos inolvidables y fortaleció su personalidad.

 

Recuerda con cariño a aquellos docentes y clases que dejaron una huella en ella. Las de redacción periodística con Martín Tapias, las de sociología con Guillermo Mejía y las clases de radio y fotografía con los fallecidos Walter Bernett y el ‘Mono’.

 

“Invito a los jóvenes a que sean rigurosos en lo que hacen, a que le saquen todo el provecho a los profesores, a las clases, a la universidad, a las investigaciones, al trabajo de campo desde todos los frentes; y a cada lectura que hagan, para que más adelante puedan aportarle al posicionamiento, fortalecimiento y crecimiento de las compañías donde laboren o que asesoren; para que de esta forma mejoren los procesos y logren mantener a las empresas y a ellos mismos posicionados y vigentes en el mercado laboral.”, termina la entrevistada. LLT

 

Publicado en Noticias Generales
Página 1 de 3
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones