MENÚ
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

Invertir hoy para multiplicar el dinero después. Descubre las recomendaciones de los expertos de la Universidad Autónoma del Caribe

Jueves, 17 Diciembre 2020 11:08
Valora este artículo
(0 votos)

Empecemos con lo básico; si relacionas la inversión con que son personas ricas que quieren ser millonarias, estás equivocado, si relacionas la inversión con especuladores y corredores de bolsa de Wall Street, te vuelves a equivocar. Puesto que invertir es colocar el dinero en diferentes clases de activos a cambio de obtener una rentabilidad a lo largo del tiempo, no es más que poner a trabajar el dinero.

 

El economista especialista en alta gerencia, MBA y doctor en ciencias administrativa y contables, también profesor de tiempo completo en administración de empresas en el área de finanzas de la Universidad Autónoma Gary Jesús Cantillo, define la inversión como: "La oportunidad de manejar el dinero por parte del inversionista, ya sea este dinero de una empresa o una persona natural, que busca obtener algún rendimiento a futuro, es decir que adquirirá valores de tal forma que le genere un rendimiento atractivo para después".

 

El consultor financiero, Jorge Mario Ortega de la Rosa, profesional en finanzas con una maestría en economía, jefe de presupuestos y también profesor Uniautónoma, considera lo siguiente:

 

“Invertir significa sacrificar un dinero y se decide comprar instrumentos financieros para que a largo de tiempo, por lo general años, conserven su valor y se incremente en una tasa de rendimiento superior a la inflación, de tal manera que las personas y las empresas que compran estos instrumentos financieros invertidos en la bolsa valores logren un mayor poder de compra en el futuro, es decir que la plusvalía que alcanzan esas empresas hace más ricos a los inversores”, Jorge Mario Ortega define la inversión y también la especulación, ambas pueden presentarse al momento de la inversión, salvo que la especulación se da cuando se compran instrumentos financieros con la intención de generar ganancias en el corto plazo, días, semanas o meses, y la inversión se da cuando se calcula que al invertir, ese activo tendrá más valor en unos años y allí se verán las ganancias.

 

Invertir no es una afición, de hecho invertir no debería ser una actividad opcional, pues está entendida cómo una necesidad, debido a que en cada época de la historia datan de cómo la civilización se abrió camino gracias a los visionarios que pusieron a trabajar su dinero y generaron ganancias, y dadas las características estructurales de nuestra población, invertir es, y todavía lo será más, una cuestión prioritaria.

 

Pero con tantas plataformas web y espacios que llaman a invertir hoy, debemos preguntar ¿Cómo entender las finanzas? ¿Dónde empezar a invertir? ¿Qué se debe tener en cuenta? Para aclarar cómo sobrellevar los factores implícitos al momento de invertir se consideraron los siguientes puntos por parte de los administradores.

 

Invertir dinero FreePik.jpg

 

Para empezar a invertir:

“Antes de comenzar a invertir es necesario realizar una planificación financiera con el objetivo de organizar sus finanzas, y desarrollar un plan que le permita ahorrar un monto de dinero el cual puede destinar a la inversión bursátil”, dice Gary Cantillo, economista y doctor en ciencias administrativas.

 

Añade que hay tres formas de invertir en acciones una de estas es a través de los comisionistas de bolsa o brókers, la segunda es a través de la banca de inversiones y la última es por medio de e- trading, pues brinda la oportunidad de invertir sin tener grandes cantidades de dinero, para Gary Cantillo el e-trading es recomendable para inversionistas novatos sin experiencia y que pueden aprender a través de losa videos te proporciona la internet, no sin antes leer sobre las compañías a las cuales se piensa invertir, revisando el comportamiento de sus acciones, gráficas y haciendo el respectivo análisis.

 

Jorge Ortega recomienda los siguientes pasos:

1) Definir un perfil de ahorro de inversión, que porcentaje de la renta se va a definir para la inversión, por lo general es dinero que no es indispensable o le sobra a la persona.

2) El perfil de riesgo y horizonte, si se hará una inversión arriesgada a largo plazo, o una inversión para retorno a corto plazo.

 

“Hay que buscar las opciones de la bolsa de valores local conforme a los perfiles de riesgo de la persona y sus horizontes de tiempo, pero la inversión siempre será mejor idea en la medida que la persona conozca más, la inversión puede ser en finca raíz, puede ser en empresas propias, pero siempre será mejor si se destinan los recursos en un lugar donde se conozca mucho, un sector que se sabe que es muy competitivo es donde habrá ganancia, estas inversiones de emprendimiento se requiere conocer mucho la empresa, porque hay casos en que llegan opciones que pretenden ser innovadoras, pero al desconocer sus cimientos y su estabilidad en el tiempo la mayoría de veces resultan ser mala idea”, complementa el consultor Jorge Ortega.

 

El profesor Gary Castillo recapitula lo anterior diciendo: “En este tipo, clasifican quienes ya tienen conocimiento de las herramientas financieras y el mercado. Aquellos que se inclinan por las inversiones de alto riesgo, con altos rendimientos a corto plazo y los sistemas de inversión de renta variable; comúnmente, a través de la compra de acciones en las bolsas de valores. Estos tipos de inversionistas no tienen miedo de perder todo el dinero invertido, pues consideran que el porcentaje de ganancias vale el riesgo y, además, porque realmente suelen no prescindir de dicha inversión. Ese es el inversionista arriesgado”.

 

El inversionista conservador, por su parte, pertenece al grupo de “los inversionistas que no están dispuestos a perder ni lo más mínimo de su capital. Aquellos que ponen la seguridad por encima de la rentabilidad; por ello se conforman con recibir ganancias que no superan el 5% anual, en promedio. Las inversiones especiales para los inversionistas conservadores son las de renta fija, tales como fondos privados o públicos; considerando que estos tipos de inversionistas tienden a la inversión a mediano y largo plazo, de capitales de gran cuantía”, agrega.

 

Y el inversionista moderado quiere un balance entre rentabilidad y riesgo, según el profesor Gary Castillo, es quien generalmente, divide su inversión en un 50/50, entre renta variable y fija. Aquí, la rentabilidad anual puede estar entre el 10% y 15%; y las inversiones suelen ser a mediano plazo.

 

Ahorrar FreePik.jpg

 

Inversión = dinero + tiempo.

Es un deber saber invertir, los más preparados pueden especular, pero la mejor inversión no es la que más acierta: es la que menos errores comete. Hay quienes se exaltan cada vez que un valor baja o sube, entendamos que los mercados no son más que un gran campo de juego, uno con reglas variantes, sin distinciones entre profesionales y aficionados.

 

Jorge Ortega dice que “una vez se haya invertido el dinero, ya sea en portafolio o en mercado de valores, hay que respetar el perfil y el horizonte, es decir que si ocurren noticias momentáneas donde parece ser que una acción o un bono se cae, que a la empresa le está yendo mal, lo razonable es no salir a vender tomando decisiones afanadas por circunstancias momentáneas, porque en el camino cuando se cambia la administración del perfil por choques momentáneos resultan en pérdidas, por eso es importante respetar el horizonte en el tiempo de la inversión y solo concentrarse en el largo plazo en que se ha invertido, si yo tengo mi plata en una compañía en la que yo creo, compañía de la que me convence su estructura, su posición en el mercado y de más, no me dejo afanar por los ciclos de la economía, pero si hablamos de inversiones por fuera de la bolsa de valores, también debo tener cuidado al no tomar decisiones afanadas, debo estar pendiente, pero cuando está empresa me esté dando resultados en dinero, debo tener cuidado porque así cómo hacen las empresas exitosas yo debo tener mi presupuesto y ceñirme a él, que dinero utilizar y que dinero no, no debo fracasar porque me gaste todo en la primera”.

 

Bueno sería que con base en las palabras de Jorge Ortega, empieces a utilizar el llamado interés compuesto; el cual consiste en que los rendimientos que arroja tu inversión se suman a la misma y cada vez generan mayores rendimientos. Ejemplo: Inviertes 100 y consigues un 5 %, tienes 105, al año siguiente vuelves a ganar un 5 %, pero ya no ganarás 5, ganarás 5,25. y así año tras año o a lo largo del tiempo.

 

Y cómo regla de oro, hay que tener ‘buen ojo’ para no despilfarrar el dinero, no metas tu dinero en el producto de moda si no has hecho un análisis previo, no inviertas en cosas que no entiendas a la perfección, no empieces a invertir en productos que ofrecen rentabilidades anormalmente altas y si esta oferta fue por vía telefónica o un anuncio por internet ni lo intentes, pues así en el mundo del dinero, como en la vida, cuando algo parece demasiado bueno para ser verdad... Es porque es falso. DHS

Visto 3117 veces
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones