MENÚ
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

Guía para ser un buen comunicador con liderazgo en la era digital, una mirada desde Uniautónoma

Jueves, 20 Agosto 2020 08:41
Valora este artículo
(0 votos)

La Universidad Autónoma Del Caribe cuenta a la fecha con 54.275 egresados de diferentes programas. Anualmente son muchos estudiantes que despliegan su vuelo al mundo laboral, afrontando los retos y oportunidades de la sociedad que los recibe. Hoy brindamos un espacio a los periodistas que con su esfuerzo han estado al pie del cañón comunicándole al mundo la coyuntura en la que estamos siendo expuestos a la exuberante información que se despliega día tras día.

 

La comunicación es un elemento clave, para poder llevar a cabo la necesidad de sociabilidad que existe entre personas. Bien se dice que “Sin comunicación, no puede haber liderazgo”. Al ser cualidades complementarias queremos abordar el debate con los académicos Jaime de La Hoz, periodista y economista, PTC de la Universidad Autónoma del Caribe, tres veces galardonado con el Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar, en compañía de Jorge Peñaloza, Comunicador social y Periodista, PTC de esta la Universidad y director del portal web Narrativas21, en conjunto con Anuar Saad, Comunicador social y periodista, cronista y cuentista, también PTC Uniautónoma.

 

Anuar Saad aborda el tema, ampliando el debate sobre los retos que se avecinan para los periodistas, los cuales se basan en: “Poder ser creativos: el hecho de cómo llevar las historias hasta la gente, más allá de las cifras. Es decir, no es solo el inventario de muertos y contagiados, sino contar las historias de supervivencia, lucha de resiliencia del ser humano que sigue dando la batalla. El drama de los más necesitados y su angustia en las calles. Tenemos, en resumen, que saber contar las historias.”

 

Para Jaime De la Hoz los retos que se avecinan son: Saber ofrecer información con mejor calidad que antes, depurada y verdadera. “Esta situación más que nunca obliga al periodista a sumergirse en un compromiso mayor, para entonces desarrollar una información mucho más efectiva sin dejar de lado la ética”, apunta.

 

Al mismo tiempo Jorge Peñaloza agrega que el reto para los periodistas de hoy, es el mismo para todos, tanto abogados, médicos como ingenieros que “Aunque haya limitaciones y delimitaciones de todo tipo tanto geográfico, de espacio y tiempo, tenemos que seguir nuestra misión” sin embargo, aclara que para los periodistas este es el momento para demostrar que no son como la sociedad los dibuja.

 

“En este momento es cuando más se necesita saber la verdad, lo digo precisamente porque algunos se han dejado absorber por el dinero y el hecho de dejarse persuadir significa que no han asumido su verdadero papel en este momento tan crucial, donde la verdad es la que debe primar sobre todas las cosas, si antes era un reto grande, hoy lo es el doble; cubrir con ética y profesionalismo todos los hechos”, señala Peñaloza.

 

Como la ética en el periodismo; aclamada por todos, son también aquellas plazas que surgen de la comunicación y que otros profesionales gozan, para Jorge Peñaloza esta última premisa resulta una frase mal dicha, pues opina que “un comunicador se puede desenvolver en cualquier escenario de la comunicación, ya sea en una empresa, un medio periodístico, como docente, capacitador, líder… Y no entiendo quién está ocupando las plazas de comunicadores, o quien los está reemplazando. Un buen abogado puede ser un buen comunicador, lo es porque se preparó también, es decir no solamente cómo abogado sino como comunicador”.

 

Jaime De la Hoz, sostiene de acuerdo a la postura anterior que, así como el médico empírico se acabó, el periodismo empírico también terminó. La metodología periodística y sus aspectos técnicos requieren de alguien que se haya preparado exclusivamente en ello.

 

Del mismo modo, Anuar Saad agrega que “el comunicador y periodista de los nuevos tiempos debe ser polifacético, polivalente, capaz de tener el mundo en la cabeza y dominar diversas disciplinas y, si es posible, idiomas. Cada vez la competitividad es mayor y de ahí que un deportista retirado, un experto economista, un politólogo o una reina de belleza, funjan también como periodistas. Ese no es el verdadero problema, el asunto es que nosotros debemos ser mejores”.

 

Anuar Saad continúa su opinión teniendo en cuenta que la comunicación de los nuevos tiempos dejó de ser ‘objetiva’ para volverse ‘interpretativa’, con la subjetividad se entrega la mirada crítica y personal sobre un tema. Para Anuar Saad, ahí están las oportunidades.

 

“Ahora ser independiente es una opción, puedes ser youtuber, influencer, periodista digital dueño de un portal web, cronista, asesor de comunicaciones y editor de contenidos, entre muchos otros oficios que nos permite esta era digital. Las oportunidades son infinitas: debemos tener la preparación y la entrega y sacrificio para poder con el reto”, subraya.

 

Postura que defienden Jorge Peñaloza y Jaime De La Hoz, puesto que por un lado Peñaloza afirma que “todos esos recursos que existen con las plataformas digitales y en general las herramientas del ecosistema digital están a la mano de todos para crear grandes cosas”, por el otro lado De la Hoz sostiene que “en cuanto a la pandemia, esta es una oportunidad para hacer crónicas reportajes perfiles en cualquier lugar, incluso aquí en Barranquilla, así como el coronavirus brota, también brotan historias”.

 

De igual manera, aunque la mayoría de estudiantes y algunos profesionales divaguen cuál es la ruta a seguir, el profesor Peñaloza recomienda tres pasos para lograr las metas los cuales se resumen en: Cambiar de actitud frente a la pandemia, leer más y adentrarse a ver que está ofreciendo el mundo laboral.

 

Saad aconseja a todos aquellos estudiantes que salen de los brazos de la universidad “que no piensen que en el primer trabajo serán la estrella del medio o de la empresa; que hay que pagar el derecho de piso: aprender ejerciendo el oficio y aprender de los más expertos con que trabajamos; pero ante todo, ser creativo, proactivo, arriesgado y, por qué no, atreverse a ser independiente. Al fin y al cabo, la calidad se encargará de darle a ese periodista joven y talentoso, el reconocimiento que merece”.

 

De la Hoz puntualiza terminando su ponencia con que un comunicador sin conocimiento de la antropología, sociología, psicología, economía y de las ciencias, será muy diferente a aquel que si posea estos conocimientos, el reconocimiento al buen periodismo se mide por el que si investiga, estudia y el que no lo hace. DHS

 

Visto 1495 veces
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones