Imprimir esta página

¿Cuáles son los retos para la seguridad en México con relación a la crisis por la COVID-19?

Sábado, 13 Junio 2020 14:58
Valora este artículo
(1 Voto)

 Como parte del primer Congreso Internacional de Seguridad 2020 organizado por la Universidad Autónoma del Caribe, la Dra. Magdalena Alcocer dictó la conferencia “Retos para la seguridad en México y el covid-19”, en la cual abordó los grandes desafíos a nivel de economía y seguridad en México teniendo en cuenta la crisis por la COVID-19, y cuáles son los posibles escenarios para el país en los próximos meses.

 

Magdalena Alcocer es doctora en Gobierno y Administración Pública de la Universidad Complutense de Madrid. Tiene un posgrado en Integración Regional y Relaciones Económicas Internacionales de la Universidad de Barcelona. Trabajó en la secretaría de seguridad pública federal implementando la iniciativa ‘Mérida’, es miembro de la Asociación Civil de Seguridad por México y actualmente coordina la licenciatura en Inteligencia Estratégica de la facultad de Derecho de la Universidad Anáhuac de México.

 

En primer lugar, para entrar a describir la situación económica actual de México, Magdalena Alcocer resaltó el papel que juega la relación bilateral entre México y Estados Unidos. "México es el país de América Latina más cercano geográficamente a Estados Unidos, por lo que, sostienen una relación compleja, muy sensible", afirmó.

 

Durante el primer mes de cuarentena, según expuso Magdalena Alcocer, las exportaciones de México a Estados Unidos experimentaron un desplome del 47.9%. Por otro lado, en la frontera sur de México continúa vigente el problema de los inmigrantes y la contención por parte de la Guardia Nacional.

 

De acuerdo con la explicación de la doctora en Gobierno, las personas en condición de pobreza son las más vulnerables, la crisis de la globalización enmarca la pandemia por COVID-19 y se ha producido una desaceleración económica, se han interrumpido las cadenas de suministro, y se está experimentando la transnacionalización de bienes y servicios.

 

Organismos especializados como la Organización Internacional del Trabajo (OIT), el Fondo Monetario Internacional (FMI), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial (BM),  y la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), han lanzado diversas proyecciones acerca del futuro de México tras la pandemia por la COVID-19.

 

Según OIT: se pueden perder 25 millones de puestos de trabajo en la economía formal y se podrían presentar pérdidas de ingreso para los 1.600 millones que conforman el sector informal.

 

Según FMI, BID y BM: en América Latina y el Caribe el producto interno bruto (PIB) de la región caería en un 5.5%.

 

Según Cepal: la COVID-19 borrará 13 años de movilidad social en América Latina, dejando 214 millones de personas en condiciones de pobreza y 83 millones en pobreza extrema. Para finales del 2020, 47.8 de cada 100 mexicanos serán pobres y 15.9 de cada 100 estarán en pobreza extrema.

 

La realidad de México, según la experta en Inteligencia Estratégica, está enmarcada en la incredulidad de las personas hacia la COVID-19, la presencia de restricciones que apelan a la conciencia y la falta de equipos en el sistema de salud. Hasta este momento, México registra 133.974 casos de contagio, 4.790 casos nuevos este viernes 12 de junio, 15.944 fallecidos y 2.866 pruebas aplicadas por cada millón de habitantes, lo que equivale a un 0.28%.

 

En materia de seguridad, Magdalena Alcocer señaló que México presenta condiciones alarmantes y según las estadísticas, sigue siendo el país peor evaluado entre los integrantes de la OCDE ocupando la última posición. México presenta una reforma policial inacabada con un desempeño insatisfactorio que ha producido la desconfianza ciudadana. Los policías, además, operan precariamente: con bajos sueldos, sin protección social ni derechos, en contextos de agresión ciudadana, poca profesionalización y sin rendición de cuentas ni sistemas de supervisión.

 

La experta compartió los tres posibles escenarios que podrían darse en el país durante los próximos meses, uno positivo, otro neutro y el último negativo.

 

El escenario positivo plantea que la agenda doméstica de los Estados Unidos prevalezca en la campaña presidencial, la Guardia Nacional ejerza mayor control y resulte eficaz en las tareas de seguridad, la violencia relacionada al crimen organizado disminuya, el poder ejecutivo se posicione frente a los feminicidios y la violencia de género, y las elecciones intermedias en México se lleven a cabo en completa paz.

 

El escenario neutro visualiza que el discurso de Estados Unidos se vuelva moderado por la captura de la agenda doméstica, la violencia asociada al crimen organizado continúe, la Guardia Nacional siga con problemas de control y reclutamiento, y las elecciones en México presenten casos de violencia aislada.

 

Finalmente, el escenario negativo para el país establece un discurso álgido en temas de la agenda doméstica en Estados Unidos y se retome la idea de la construcción del muro en la frontera, un aumento en las cifras de migración junto con la poca contención de la Guardia Nacional, aumento de la violencia por crimen organizado, altos índices delictivos y que las elecciones intermedias en México ocurran con altos niveles de violencia. VSC

Visto 3244 veces