MENÚ
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

Expertos en Diseño de Espacios dan 9 perspectivas de la profesión en el futuro

Viernes, 12 Junio 2020 19:55
Valora este artículo
(0 votos)

Este conversatorio fue organizado por el programa de Diseño de Espacios de la Universidad Autónoma del Caribe para conmemorar el Día Internacional del Diseñador de Espacios e Interiores, y contó con la participación de 9 profesionales del diseño quienes compartieron sus reflexiones acerca de cómo está cambiando el oficio del diseñador interiorista y cuáles son los nuevos retos a los que debe enfrentarse teniendo en cuenta la transformación que está teniendo la sociedad como consecuencia de la pandemia por la COVID-19.

 

El evento tuvo una duración de 4 horas, desde las 8 de la mañana hasta las 12 del mediodía, y se llevó a cabo a través de la plataforma Zoom. La moderadora fue la arquitecta interiorista y docente de la Uniautónoma, Orietta Polifroni, y los expertos invitados fueron Isabel García y Olga Jaramillo de la empresa Sopórtica; Julio Enrique Suárez y Andrés Colorado de la Universidad Piloto de Colombia; Sandra Olave, egresada de la Uniautónoma; David Rincón de la Universidad de Guanajuato, México; Lina María Agudelo de la Universidad de Medellín; Gina Garrido de la Escuela de Diseño LCI de Barranquilla y egresada de la Uniautónoma; Mónica Cuvelier de la Universidad Autónoma de Ciudad de Juárez, en México; Soraya Gallego de la Colegiatura en Medellín, y Ronny Sánchez del programa de Diseño de Espacios de la Universidad Autónoma del Caribe.

 

Entre las principales conclusiones que resultaron del evento, nos encontramos con el reconocimiento de la notoria relevancia que carga consigo la creación de estos escenarios de reflexión e investigación para enriquecer los conocimientos en torno a la profesión del diseñador. También se realizó un resumen de las principales ideas de cada ponencia con la finalidad de construir una lista de 10 retos para los diseñadores interioristas.

 

Además, surgió la iniciativa de trabajar en la creación de una red de participación conjunta en Colombia con el objetivo de fortalecer la comunidad de profesionales del diseño y articularlo con los procesos académicos y de investigación. Como cuarto punto, se propuso la realización de clases espejo (espacio virtual que cuente con la participación de diferentes docentes y estudiantes extranjeros al mismo tiempo) para fortalecer los procesos de alianza que ha venido consolidando la Universidad Autónoma del Caribe con instituciones educativas mexicanas.

 

Ideas centrales de las ponencias.

La primera conferencia estuvo a cargo de la ingeniera de productividad y calidad, Isabel García y la líder de proyectos Olga Jaramillo de la empresa Sopórtica. Esta primera intervención tuvo por título “Bioseguridad y espacios” y se centró en la evolución que han tenido los espacios de trabajo a raíz de la pandemia y cuál debe ser la gestión para responder de manera satisfactoria a las necesidades del cliente.

 

Isabel García.jpg

 

Dentro de las necesidades identificadas se encuentran la adecuación de los sistemas de ventilación y climatización en los espacios de trabajo, garantizar la salud de todos los grupos de interés de una empresa, implementar señalética, reactivar la economía, el mercado y darle continuidad al negocio.

 

Luego de identificar las necesidades y los actores involucrados, la gestión de los espacios debe procurar la coexistencia con el entorno, innovación en el uso de espacios, brindar accesibilidad, ergonomía, confort, y priorizar el bienestar de las personas.

 

La segunda conferencia estuvo a cargo del docente Julio Enrique Suárez, diseñador industrial con 22 años de experiencia como investigador en diseño, en compañía del estudiante de semillero de investigación, Andrés Colorado; ambos en representación de la Universidad Piloto de Colombia.

 

En este espacio compartieron algunas reflexiones en torno a las respuestas que deben brindar los diseñadores interioristas para el retorno seguro de la comunidad a sus lugares de trabajo. El docente se enfocó en desglosar los retos directos e indirectos que surgieron con la llegada de la pandemia.

 

Julio Suárez.jpg

 

Entre los directos está la oportunidad de legitimar aportes a la disciplina, adaptación de los escenarios, reconversión de los recursos productivos, cohesión con la comunidad académica y actualización de las instituciones junto con sus programas de enseñanza.

 

Por otro lado, los retos que destacaron como indirectos fueron el cambio hacia un pensamiento social y la actualización a la que se tendrán que enfrentar todas las organizaciones e instituciones.

 

La tercera conferencia fue dictada por la egresada del programa de Diseño de Interiores de la UAC, Sandra Olave, quien cuenta con un posgrado en arquitectura y montaje de espacios. Su intervención se centró en el alto nivel de seguridad que deben tener los escenarios y cómo lograrlo. Para ello, explicó la percepción de la seguridad a partir de tres aspectos intrínsecos al ser humano: lo cognitivo, lo físico y lo emocional.

 

Sandra Olave.jpg

 

En cuanto a lo cognitivo, la experta afirmó que en este plano se ubica el bienestar que se percibe a partir de la aplicación de protocolos, utilización de equipos, comunicación adecuada, orientación, consistencia en los espacios y entrenamientos.

 

Lo físico depende de factores como la densidad, los espacios compartidos, la tecnología digital, la reinvención de los espacios comunales y todas las nuevas consideraciones que se deben tener presentes al momento de diseñar los espacios, como la distancia mínima de dos metros entre personas, reducir el contacto cara a cara, crear espacios autolimpiables, etc.

 

Lo emocional se refiere a la celebración del afecto básico. En estos momentos de pandemia, las personas están tan individualizadas que cuando se pueda volver a compartir en grupos de amigos y familia, esos momentos cobrarán una mayor significación y relevancia. Según Sandra, las personas buscarán otras formas de regresar a lo básico con espacios adaptables y rápidos que se adapten a las nuevas necesidades.

 

La cuarta conferencia estuvo a cargo de David Rincón, en representación de la Universidad de Guanajuato, México. Rincón es licenciado en relaciones industriales, especialista en administración pública, con un doctorado en espíritu emprendedor universitario. Este espacio se tituló "Repensando la intención del diseño interior" y se centró en la percepción del Home Office (oficina en casa), un estilo de vida al que se han tenido que adaptar la mayoría de personas durante la pandemia.

 

David Rincón.jpg

 

La intención del diseño interior debe ser combinar el confort y la funcionalidad para la satisfacción del cliente. En esta tarea no solo influye la ubicación de sillas, escritorios, papelería y tecnología, sino en la integración de estos elementos para construir espacios funcionales. Para darle confort a una zona, ya sea higrotérmico, acústico o visual, hay que tener en cuenta el espacio, las líneas guías, las formas geométricas y orgánicas, los colores, la luz y los materiales que se utilicen para el escenario.

 

Seguidamente, la ingeniera de diseño del producto y magíster en ingeniería, Lina María Agudelo, en representación de la Universidad de Medellín, abordó la importancia de la creación de espacios modulares que garanticen la privacidad en el espacio laboral.

 

Lina Agudelo.jpg

 

Los nuevos espacios de trabajo que se han tenido que improvisar en el hogar son uno de los mayores retos actuales del diseñador de espacios, hay que garantizar la ergonomía, la funcionalidad y la privacidad en estos escenarios. La ergonomía desde el objeto que interviene en el espacio como la silla, la luz, el ruido, entre otros factores; la funcionalidad a partir de la creación de mobiliarios versátiles que optimicen el espacio; y la privacidad en busca de alejarse de elementos distractores presentes en el hogar y contar con un espacio propio para la reflexión, creación e inmersión.

 

La sexta conferencia la dictó Gina Garrido, egresada de la Uniautónoma con 17 años de experiencia académica como diseñadora industrial y de interiores. Este espacio llevó por nombre "¿Cómo transformar la cov-italidad en co-vitalidad?" y la experta explicó que esta creativa ruptura de palabras divide el problema de la solución.

 

La "cov-italidad" se refiere a la situación que viven las personas desde la aparición de la COVID-19, y la "co-vitalidad" corresponde a la mejora en la conciencia social y la transformación del contexto en una oportunidad para el cambio.

 

Gina Garrido.jpg

 

Según Gina, la pandemia nos ha catapultado a analizar el sentido de la habitabilidad, la vitalidad y el bienestar. Lo anterior depende de la experiencia enérgica del espíritu y permite encontrar sentido entre la relación espacio-ser. Los espacios físicos deben proyectar nuestro ser interior, y dada la tendencia del Wellness Home adoptada por la pandemia, los espacios en casa tienen que adaptarse de modo que las personas logren proyectar lo que quieren, sienten y su conexión con el espacio.

 

El turno siguiente en el conversatorio fue para Mónica Cuvelier, licenciada en diseño de interiores, quien participó en representación de la Universidad Autónoma de Ciudad de Juárez, en México. Su charla se centró en la psicología ambiental en los espacios de confinamiento.

 

Mónica Cuvelier.jpg

 

Todas las personas han tenido que mudar la oficina a casa y eso ha cambiado las formas de vida desde muchos puntos de vista. Ahora el hogar encierra la oficina de trabajo, los espacios académicos, de salud y convivencia. Por tanto, las condiciones ambientales conllevan un proceso psicológico que permite acelerar la adaptación a los espacios, reflejándolo en la conducta de las personas.

 

Mónica aseguró que las condiciones ambientales tienen efectos directos en la conducta, puesto que, todos los símbolos del ambiente llegan al cerebro de manera sensorial, a través de los cinco sentidos. La forma en que vemos el espacio, lo que escuchamos, olemos, y lo que sentimos a través de la piel el cerebro lo detecta y de inmediato comienza a desarrollar procesos cognitivos que se reflejan en nuestra conducta. El reto de los diseñadores interioristas es lograr una modificación exitosa de los espacios que mejore la actitud en las personas como respuesta a sus necesidades actuales.

 

La octava conferencia estuvo a cargo de Soraya Gallego, en representación de la Colegiatura en la ciudad de Medellín. Soraya es diseñadora industrial, especialista en diseño del producto y magíster en diseño interior. La experta inició compartiendo algunas reflexiones de pensadores reconocidos en torno al papel que juegan los profesionales del diseño, entre esos, Gui Bonsiepe y Fernando Martín Juez.

 

Soraya Gallego.jpg

 

Soraya se enfocó en la explicación de tres puntos que encierran los grandes retos actuales para los diseñadores: la experiencia, la recreación de los espacios a través de lo narrativo y el contacto. 

 

En la experiencia interviene aquello que percibimos al momento de habitar un espacio, los sonidos, imágenes, aromas y texturas. En la recreación a través de lo narrativo encontramos lo que es visible y permite expandir la creatividad en los escenarios a partir de la narración de historias. Y en el contacto se ubican las sensaciones que surgen cuando se intervienen los espacios, la renovación en los hábitos de las personas.

 

La última intervención fue la de Ronny Sánchez, diseñador industrial interiorista vinculado al programa de Diseño de Interiores de la Universidad Autónoma del Caribe. Su reflexión giró en torno a la evolución de los espacios virtuales y el papel del diseñador interiorista en estos escenarios.

 

Tras la llegada de la pandemia, el plano virtual ha adquirido una mayor significación, todas las actividades se realizan desde casa a través de computadores y celulares, por tanto, los espacios domésticos se han convertido en espacios de trabajo donde prima lo digital.

 

Según Sánchez, a pesar de que durante una conferencia o reunión virtual estamos situados en un espacio físico que influye en nuestro confort, el espacio digital tiene una mayor relevancia.

 

Ronny Sánchez.jpg

 

Estos espacios no se refieren únicamente a las aplicaciones de videollamadas, sino a todo el diseño vinculado a las herramientas institucionales, comerciales y de entretenimiento. Aunque esta tarea se ha delegado con frecuencia a los programadores y diseñadores gráficos, el papel de los diseñadores interioristas es fundamental.

 

En los videojuegos, por ejemplo, que constituyen el segundo mercado con mayor movimiento a nivel mundial, la creación de entornos agradables para el consumidor es esencial al momento de disfrutar de un videojuego, esto hace parte de la experiencia del jugador.

 

Este campo es desconocido por la mayoría de diseñadores interioristas, sin embargo, Sánchez invitó a que los profesionales del diseño se despojen de las limitaciones y se unan hacia el mismo objetivo: la virtualidad. Según él, la virtualidad cada día está adquiriendo más usuarios y mayor relevancia en las actividades que hacen parte de la cotidianidad. VSC

Visto 3142 veces
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones