MENÚ
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

El docente Harold Álvarez presentó ante académicos nacionales e internacionales el caso exitoso de la estrategia educativa basada en juego de tarjetas, sobre el uso adecuado de las TICs e inclusión educativa en estudiantes con Síndrome de Down, una investigación adelantada por el docente junto a su colega Martha Linares Ditta.

 

La disertación, por parte del Ph.D., se realizó en la 'Semana Internacional Barranquilla Educación y Competitividad: Contribución al Territorio del Futuro", que se realizó en la ciudad con la participación de siete universidades de la región, además de la participación de invitados de España, Uruguay, México, Panamá y Colombia.

 

La jornada contó con la asistencia de representantes de las siguientes universidades: Corporación Universitaria Latinoamericana – CUL, Corporación Universitaria Americana, Universidad Metropolitana, Corporación Universitaria Rafael Núñez, Universidad Autónoma del Caribe, Universidad del Atlántico, Instituto Politécnico Costa Atlántica y la Universidad Simón Bolívar.

 

Docente Harold Álvarez 1 (1).jpg

 

En este marco, el docente Harold Álvarez realizó la presentación del proyecto 'Uso adecuado de las TIC e inclusión educativa en estudiantes con Síndrome de Down', con la Conferencia 'La Tecnología al servicio de la Inclusión Educativa', la cual mostró "los resultados del proyecto de investigación como son los objetos virtuales de aprendizaje, los productos de capacitación, la estrategia educativa basada en el “Juego de Tarjetas”, y los dados virtuales para su operacionalización", según explicó el docente. 

 

Esta actividad de transferencia de tecnología permitió dar a conocer que los conceptos de DeppFake, Hoax, Sexting, Hacking, Grooming, Ciberbullying, Phishing, Moobing, Malware y Phubbing, pueden ser sensibilizados mediante la lúdica, empleando los recursos tecnológicos que actualmente poseen los jóvenes y niños.

 

Publicado en Noticias Generales

Tomando un taller de emprendimiento como sub-propósito, se llevó a cabo –el miércoles 13 de noviembre- el Segundo Encuentro de Egresados con Discapacidad: Lleva tu Idea. ¡Deslimítate!, en el Salón Cayena de nuestra Casa Club.

 

El evento se dio a las 2:00 de la tarde, con el apoyo de la Fundación Fungir y la Fundación Gestión Integral Caribe, teniendo como objetivo primario la reintegración de este grupo –con algún tipo de discapacidad- entre la gran comunidad de egresados de la Universidad Autónoma del Caribe.

 

En total, fueron siete los invitados de honor (uno con discapacidad visual; dos, auditiva y cuatro con Síndrome de Down) y todos contaron sus experiencias y logros una vez obtuvieron el título profesional, técnico o tecnólogo.

 

Egresados con Discapacidad (3).jpeg

 

Un caso digno de admirar.

Ramón Santiago, de 42 años, estudiaba ingeniería de Sistemas en Uniautónoma, pero en 2000 fue diagnosticado con ceguera progresiva. Por sugerencia del decano de la Facultad de Ingeniería, algunos profesores y personal de apoyo a los estudiantes decidieron reunirse para decidir qué hacer con su caso. La idea era no dejar que se retirara alguien que se destacaba, incluso al punto de ser escogido como monitor.

 

El resultado de esas reuniones fue homologar las asignaturas ya aprobadas por Santiago y, a través del proceso de transferencia interna, permitirle continuar con su preparación en el programa técnico de Análisis y Programación de Computadores.

 

“En ese tiempo, todavía tenía un porcentaje de visión y ampliaba la letra del computador; acudía a otros recursos como el oscurecimiento de la pantalla para poder trabajar de esa manera y así me la pasaba todo el día en el laboratorio y regresaba a la casa en el transporte. También utilizaba las lupas y prestaba más atención, a cambio de no poder escribir”, dice Santiago.

 

Luego de graduarse en Uniautónoma, el entrevistado estudió psicología y así Santiago rompe con las creencias erróneas como “para qué estudiar si tienes limitantes”, cómo alguna vez lo pensó este barranquillero, y esa fue otra forma de aplicar lo aprendido en nuestras aulas, pues “los test psicológicos los hacía en software y aplicaba también lo aprendido en mi segunda carrera”, complementa.

 

Más adelante y después de graduarse como psicólogo, empezó a trabajar en la Fundaver, entidad sin ánimo de lucro que se concentra en personas con casos como el suyo.

 

Egresados con Discapacidad (4).jpeg

 

Gracias al amor a la tecnología y lo aprendido en la Autónoma, pudo incursionar en el campo de la “tiflotecnología, es decir agregar softwares lectores de pantalla en computadores convencionales para que quienes no tengan una visión al 100 por ciento puedan desempeñarse independientemente en su profesión”, añade.

 

Hoy en día hace parte del programa de inscripción Diverser de la Universidad del Atlántico que tiene como objetivo fomentar la permanencia e inclusión de discapacitados a la educación superior y al mundo laboral. Con su experiencia ha inspirado a muchos más y logrado que siguieran su ejemplo.

 

Santiago cree que Uniautónoma fue “la primera universidad en trabajar siguiendo los propósitos de la inclusión, ya que desde 2013 se dio este giro a favor de esta población, porque el concepto de discapacidad hace 10 años era muy diferente al que se tiene ahora”, explica.

 

Aún así, “en esta universidad, se preocuparon desde mucho antes para que no me diera por vencido pese a mi condición y por eso pienso que Uniautónoma, sin proponérselo, sí dio el primer paso en este sentido”, encima Santiago.

 

A manera de consejo a quienes viven su situación, ya superada, Santiago manifiesta que “las barreras se las pone uno mismo y que -si nos proponemos a hacer las cosas- lo podremos todo y que las condiciones y oportunidades están dadas en este momento para aprovecharlas”, considera.

 

Al equipo humano de Uniautónoma le sugiere que “sigamos implementando todo lo necesario para la inclusión, que revisemos la infraestructura física para ver qué tan incluyente somos y luego ver cuál es la actitud de los docentes frente a la diversidad”, especifica.

 

Egresados con Discapacidad (2).jpeg

 

Pioneros.

Para Adriana Flores, directora de Fungir Caribe, es importante que se dé esta conexión entre esta fundación y la universidad, “porque este tipo de espacios es necesario. Estamos en un momento en el que se le debe apuntar al tema social”, opina.

 

Flores, además, informa que a través de esta estrategia se ha intervenido en la vida de –aproximadamente- 600 personas, con acciones lúdicas que los llevan a hacer cosas distintas e impulsa a generar dinero.

 

En cuanto a lo que piensa Santiago sobre Uniautónoma como institución pionera en este tema, Flores lo reafirma y es que es “esta es la única universidad en la ciudad que se encarga de hacer un proceso de inclusión y hacer que personas con estas condiciones salgan adelante”, sostiene.

 

En cuanto a los casos de discapacidad que reciben ayuda desde Fungir, Flores menciona a las cognitivas, de lenguaje, al Síndrome de Down; autismo, discapacidad por falta de movilidad o de conciencia. “La idea es que se le dé la oportunidad de ejercer alguna actividad –aunque sea con limitantes- a todo lo que tenga vida”, termina Flores. JSN

 

Publicado en Noticias Generales

El Laboratorio de Finanzas de la Universidad Autónoma del Caribe fue epicentro -este 20 y 21 de junio, desde las 4:00 de la tarde- de una jornada académica especial, parte del proyecto ‘Uso adecuado de las TICs e inclusión educativa con estudiantes con Síndrome de Down'.

 

Fueron nueve jóvenes con la característica antes mencionada los asistentes a esta capacitación, los mismos que participaron en la que se realizó a finales de enero de este año, como primer paso para la inmersión en las herramientas tecnológicas, su correcto uso y total aprovechamiento.

 

Milton Javier Campos Linares, Óscar Visbal Ojeda, Tomás Alfonso Ospino Acosta, Andrea Carolina Cuello Bendeck, Michella Maury, Silvana Margarita Escobar Martínez, Laura González Moreno y María Angela Díaz Solano conformaron el grupo que acudió al llamado esta vez.

 

Inclusión 3.jpg

 

DeepFake, Hoax, Sexting, Hacking, Grooming, Ciberbullying, Phishing, Mobbing, Malware y Phubbing son términos propios de la jerga utilizada en el ciberespacio y de las tareas que a través de él se llevan a cabo. Alrededor de estas palabras giró en torno la estrategia educativa con el mismo objetivo de la anterior, esta vez desarrollada sin computadores.

 

En realidad, la actividad fue un encuentro didáctico sin perder su carácter pedagógico, pues con colores y a manera de juego se tradujo cada vocablo, utilizando la asociación con imágenes al papel.

 

Entre los temas enseñados estuvo lo relacionado con la seguridad informática y lo que se puede hacer desde los dispositivos móviles, como transacciones bancarias hasta la toma de fotografías, lo que se profundizará próximamente en otra clase.

 

A cambio, fueron utilizados los teléfonos celulares y tablets. De esta manera se reafirma el compromiso de Uniautónoma con la inclusión, en todo el sentido de la palabra y es que somos la única institución de educación superior en la región Caribe que ha abierto sus puertas a personas con Síndrome de Down. Actualmente, Uniautónoma cuenta con ocho egresados con esta condición y cuatro aún como estudiantes de pregrado.

 

Inclusión 2.jpg

 

Cabe recordar que estas capacitaciones son el resultado de un proyecto liderado por Harold Álvarez Campos -Ph.D en Tecnología Educativa- y Martha Lucía Linares Ditta -magíster en Administración de Proyectos-, ambos miembros del grupo de investigación Incatur, perteneciente a la Facultad de Ciencias Administrativas, Económicas y Contables, registrado en Colciencias.

 

La iniciativa se dio con el apoyo de Bienestar Universitario en conjunto con Extensión y Proyección Social. Pronto seguiremos informando al respecto, conforme se vaya avanzando en el cumplimiento de la misma. JSN

Publicado en Noticias Generales

El Gran salón de la Casa Club Caribe de la Uniautónoma, fue el epicentro del primer encuentro regional de universidades por la discapacidad, que contó con la participación y asistencia de estudiantes de más de 13 universidades de la región.

 

La jornada inició a las 9 de la mañana con la presentación de la Red Colombiana de instituciones de Educación Superior para la discapacidad. El panelista de este evento fue el excongresista cartagenero y Alto Consejero presidencial para la Discapacidad, Jairo Clopatofsky Ghisays.

 

Jornada de Inclusión 2.jpg

 

El experto comentó que aunque en temas de discapacidad las universidades han trabajado para esta comunidad, todavía hay una brecha muy amplia por cubrir y que una de las herramientas para seguir luchando por la inclusión y la mejora de la calidad de vida de los discapacitados.

 

“La academia es un gran instrumento donde se confrontan grandes ideologías y formas de pensar, es justamente a través de la académia el puente y el portal para comenzar a instruir y generar, no solamente la cultura y el conocimiento, sino también nos hará más consientes de lo que la sociedad realmente necesita”, dijo Clopatofsky.

 

Asimismo, el alto consejero le explicó a los asistentes la Ley 361 del 97, en la que este ayudó en la reglamentación de algunos artículos de la Constitución, asociados con las garantías de los derechos de las personas discapacitadas y de los malos usos e inconvenientes que se presentaron en algunos casos.

 

Jornada de Inclusión.jpg

 

La rectora de la Univeridad, Claudia Da Cunha, participó en el evento dándole un breve saludo a la asamblea y hablando sobre lo importante que es para la institución el tratamiento de esta temática, para el mejorar el servicio de educación.

 

En el País hay aproximadamente seis millones de personas que padecen de algún tipo de discapacidad, a los que en la mayoría de los casos se les hace difícil encontrar una institución que preste el servicio de educación, o en el peor de los casos un trabajo que le brinden seguridad.

 

Al final los estudiantes discapacitados expusieron sus historias de vida y en una serie de una mesa redonda, aclararon sus inquietudes sobre las nuevas políticas en las que están trabajando para el beneficio de todos. De igual forma, el panelista aprovecho este momento y les preguntó qué ¿si volvieran a nacer y tuvieran la oportunidad de escoger una discapacidad, cuál escogerían?

 

Clopatofsky agradeció el espacio brindado por la universidad, y de paso felicitó al equipo de la Autónoma, por su nivel de sensibilidad social para con la comunidad discapacitada. Esta actividad estuvo organizada por Red CIESD Nodo Caribe, con la participación de Bienestar Universitario. LLT

Publicado en Noticias Generales

Hoy es el Día Mundial del Síndrome de Down y la Universidad Autónoma del Caribe tiene toda la disposición de celebrarlo por una sencilla razón: somos una de las instituciones de educación superior de la ciudad con más personas especiales matriculadas y haciendo parte de la familia académica.

 

Específicamente, hoy en día, Uniautónoma cuenta con ocho egresados con esta condición y cuatro aún como estudiantes de pregrado. Así se demuestra que somos una institución incluyente de verdad.

 

Por tal motivo, se llevó a cabo, hoy, desde las 9:00 de la mañana, el conversatorio ‘Retos del Docente en la Educación Inclusiva’, organizado por la Fundación Síndrome de Down del Caribe, Bienestar Universitario y nuestro Departamento de Extensión y Proyección Social.

 

El evento contó con la presencia de profesores y estudiantes de diferentes programas. El objetivo de la jornada pedagógica fue “llamar la atención al respecto, para empezar a darle valor a todos, también a las personas con discapacidad cognitiva”, dijo Martha Robles, directora de proyectos de Fundown Caribe.

 

Un tópico más importante de lo que se cree.

El encuentro fue, en realidad, toda una cátedra sobre el rumbo que tomará la educación en Colombia para darle oportunidad a todos de prepararse, sin distingo de ninguna especie, pues, según Robles, en 2014 el 1,21% de la población que presenta esta condición estaba vinculada a instituciones educativas, “mientras que hoy, el 1,92% lo está, un aumento muy pequeño y una cifra irrisoria si se compara con el total de este grupo”, agregó la funcionaria.

 

Día del Síndrome de Down 1 (2).jpg

 

“¿Dónde están los niños con discapacidad cognitiva, de nuestro país, que no tienen acceso al sistema educativo?”, preguntó Robles en medio del silencio durante su intervención y debido a la atención que logró captar con este tema tan importante.

 

La representante de la fundación antes mencionada también informó sobre la terminología que no se puede utilizar para referirnos a la situación de vida de estas personas y es que se considera una “enfermedad grave, pero lo grave es que no sepamos atender a las familias que tienen esta necesidad”, añadió la anfitriona del acto.

 

Robles dijo, además, que no se debería preguntar si un niño con esta discapacidad podría estudiar en este colegio o en el otro, pues “todo niño, con esta condición o no, debería tener derecho a estudiar en cualquier colegio”, señaló e instó a no seguir enseñando valores con hermetismo. Es decir, “diciendo, tú debes ser tolerante, debes amar a todo el mundo, pero en este colegio no pueden entrar quienes tengan síndrome de Down”.

 

Incluso, la ponente habló sobre el error de recibir a estas personas en planteles que se consideran inclusivos, pero “los mantienen en aulas apartadas y los ponen a colorear todo el día para luego graduarlos sin haberles enseñado algo de verdad”, encimó y atribuyó este hábito a asumir que “tenemos los estudiantes 10 en clase, que aprenden rápido, con las mismas destrezas y que captan con la misma rapidez”, dijo.

 

Día del Síndrome de Down 2 (2).jpg

 

Solución definitiva.

Para Robles, se trata de aprender a convivir con quienes tienen este tipo de discapacidad y, sobre todo, “enseñar a todos los estudiantes a que aprendan a vivir con ellos, porque dime qué estudias y te diré qué debes aprender. Cualquier profesional debería aprender a tratar y a convivir con gente que presentan el síndrome de Down. Si es un abogado, necesita saber cuáles son las leyes que los protegen; si es ingeniero electrónico, debería saber que hay tecnología que ellos también necesitan”, sugirió.

 

La vocera de Fundown Caribe también cree que lo anterior es consecuencia de una serie de teorías sobre la discapacidad y “nos cuesta trabajo tener un nuevo concepto y justificar cómo voy a recibir a este niño en el colegio, a esta persona en mi empresa; cómo voy a dejar de ver a esta persona como si estuviera enferma o como si no fuera capaz de desempeñar alguna tarea en mi equipo de trabajo”, sostuvo.

 

Por último, culpó al estar habituados a trabajar con niños regulares y a dar por sentado que quien no presenta las características físicas, típicas de una persona con Síndrome de Down, no presenta algún tipo de discapacidad cognitiva. Es así como “pasaron de largo por el sistema educativo y nunca nos dimos cuenta ni nos preocupó el tema, sino hasta que vino aquel con los ojos rasgados y con las señales claras de esta condición”, finalizó.

 

Para la muestra, un botón.

 

Ana María Cervantes.jpg

 

Ella es Ana María Cervantes Nieto, egresada del programa Técnico Administrativo, del CEP. Actualmente, ejerce su profesión en la Alcaldía Distrital de Barranquilla, siendo considerada la primera joven con Síndrome de Down con un título profesional en esta ciudad. Tras su graduación, fue entrevistada por diferentes medios y, en ese entonces, dijo "yo debo hacer las cosas bien para que a más jóvenes, como yo, le sigan dando oportunidades".

 

Cabe recordar que la Universidad Autónoma del Caribe, el 30 y el 31 de enero, llevó a cabo la iniciativa ‘Uso adecuado de las TIC’s e inclusión educativa con estudiantes con Síndrome de Down, a través de la cual diez jóvenes con esta condición, de toda el área Metropolitana de Barranquilla, fueron certificados tras apropiarse de las herramientas tecnológicas para su correcto uso y total aprovechamiento.

 

Esta capacitación se dio a manera de piloto y se espera que se lleve a cabo en ocasiones futuras, para seguir cumpliendo con el deber de fomentar el uso de la tecnología en la educación y de ese modo seguir a la vanguardia, adaptándonos a las necesidades del mañana. JSN

Publicado en Noticias Generales

Siempre a la vanguardia y con el compromiso de ser incluyente, la Universidad Autónoma del Caribe puso en marcha el proyecto ‘Uso adecuado de las TIC’s e inclusión educativa con estudiantes con Síndrome de Down'.

 

Esta actividad fue el resultado de un proyecto –con el mismo nombre- desarrollado por el grupo de investigación Incatur, perteneciente a la Facultad de Ciencias Administrativas, Económicas y Contables, registrado en Colciencias.

 

Sus autores son Martha Lucía Linares Ditta -magíster en Administración de Proyectos- y Harold Álvarez Campos -Ph.D en Tecnología Educativa- ambos profesores de tiempo completo (PTC) de Uniautónoma.

 

La iniciativa se dio con el apoyo de Bienestar Universitario en conjunto con Extensión y Proyección Social.

 

Fue así que diez jóvenes con esta condición, de toda el área Metropolitana de Barranquilla, se hicieron presentes en esta jornada pedagógica durante el 30 y el 31 de enero, con el fin de apropiarse de las herramientas tecnológicas para su correcto uso y total aprovechamiento.

 

Inclusión y uso de TICs.jpg

 

Dos de estos estos jóvenes, Michaela Maury y Oscar Visbal, son estudiantes de Uniautónoma, la única universidad en la ciudad en la que personas especiales también hacen parte de la familia académica.

 

De hecho, Alejandro Carrillo y María Ángela Díaz, dos de los participantes en este proyecto, son egresados de la institución, lo que indica que el abrir las puertas a todo el que tenga ganas de estudiar y salir adelante es parte de los valores institucionales de Uniautónoma.

 

Actualmente, la Universidad Autónoma del Caribe cuenta con seis egresados con estas características, lo que demuestra que es una institución que le apuesta a la inclusión y a darle oportunidades a los jóvenes que lo necesita y desean superarse.

 

Cada estudiante recibió su respectivo certificado al final del encuentro, que se dio a manera de piloto y se espera que se lleve a cabo en ocasiones futuras, para seguir cumpliendo con el deber de fomentar el uso de la tecnología en la educación y de ese modo seguir a la vanguardia, adaptándonos a las necesidades del mañana.

Publicado en Noticias Generales

Como parte de una celebración especial por la apertura de la nueva sede de la Oficina de Egresados, la Universidad Autónoma del Caribe realizó el primer encuentro de graduados con alguna discapacidad, con el apoyo de Bienestar Universitario.

 

Cuatro jóvenes con síndrome de down, dos con discapacidad auditiva y uno discapacidad múltiple regresaron a su alma máter para compartir sus experiencias como egresados y cómo han cambiado sus vidas con el desarrollo de sus profesiones.

 

Ana María Nieto, María del Carmen Rodríguez, María Ángela Díaz y Jorge Rodríguez De la Peña egresados como técnicos auxiliares administrativos; Kiara Mangones y Andrea López diseñadoras de modas, y Edgar Cepeda, administrador de empresas marítimas y portuarias, son algunos de los jóvenes beneficiados en el programa de ‘Inclusión y Diversidad’ de la institución que han obtenido sus títulos profesionales y técnicos.

 

Desde hace siete años Uniautónoma ha llevado adelante esta estrategia y este año el Consejo Directivo aprobó la política institucional de inclusión y diversidad, además la institución pertenece a la Red Nacional de Universidades para la Discapacidad y apoya los comités de Barranquilla y Atlántico para la discapacidad.

 

Actualmente en la universidad hay 24 jóvenes con diferentes discapacidades que hacen parte de los diferentes programas, convirtiéndose en un ejemplo de superación y voluntad para toda la comunidad académica.

 

La Universidad Autónoma del Caribe continuará brindando la oportunidad a los jóvenes con discapacidad de la Región Caribe que quieran hacer sus sueños de ser profesionales realidad.

Publicado en Noticias Generales

En el Día Mundial del Síndrome de Down, la Universidad Autónoma del Caribe cuenta la historia de Jorge Rodríguez, un practicante que se desempeña como auxiliar en el Consultorio Jurídico.

 

Barranquilla, 21 de marzo de 2017. El Consultorio Jurídico, adscrito a la Facultad de Jurisprudencia de la Universidad Autónoma del Caribe, abre sus puertas por primera vez a un estudiante con síndrome de Down para que pueda realizar sus prácticas profesionales de la carrera que estudia en el Centro de Estudios Permanentes en convenio con la universidad.

 

Es el caso de Jorge Alberto Rodríguez, estudiante de Asistencia Administrativa, quien ha terminado sus módulos y se encuentra haciendo prácticas profesionales en el Consultorio Jurídico, donde lo han acogido como un integrante más.

A través de una política de inclusión, Uniautónoma y el CEP brindan oportunidades a las personas discapacitadas no sólo realizar sus estudios, sino de poner en ejecución sus conocimientos teóricos por medio de las prácticas profesionales dentro de la institución.

Rosa Gutiérrez, directora del Consultorio Jurídico, enfatizó que la institución quiere que la ciudadanía vea a estos jóvenes como parte del sistema laboral. “Queremos mostrarle a la sociedad que ellos también tienen las capacidades necesarias para enfrentarse al mundo laborar”, puntualizó.

Jorge ha llegado a este departamento a poner en prácticas los conocimientos teóricos que recibió durante toda su preparación académica. Rodríguez cumple diversas funciones, entre las cuales se encuentra la organización de archivos tanto físicos como digitales, entre otros. “Me siento bien en el Consultorio porque puedo realizar mi trabajo con el computador, tener amigos, hablar y relacionarme con todos”.

Para la institución es importante que Jorge Rodríguez esté realizando sus prácticas profesionales en el Consultorio Jurídico, no sólo para cumplir con todas las directrices a nivel nacional e internacional en materia de discapacidad, sino que él se sienta capaz como todas las personas que no tienen una discapacidad.

Uniautónoma se proyecta como una institución líder en materia de inclusión debido a todos aquellos beneficios que se les brindan a todas aquellas personas que presentan una discapacidad, ya sea la oportunidad de realizar sus estudios o poder realizar sus prácticas profesionales dentro de la institución.

 

Ana María, primera graduada en Barranquilla

Ana María Cervantes Nieto, una joven barranquillera con síndrome de down fue la primera estudiante con su condición graduada de una universidad en Barranquilla. El pasado mes de septiembre recibió el diploma de la Universidad Autónoma del Caribe de manos del rector Ramsés Vargas Lamadrid, que la acredita como Técnico Profesional por Competencia en Auxiliar Administrativa.

Ana María hizo sus prácticas en la Oficina de Bienestar Universitario y hoy en día trabaja en la Alcaldía Distrital. 

 

Ana Maria

Publicado en Noticias Generales
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones