MENÚ
SERVICIO DE
ATENCIÓN VIRTUAL
SERVICIOS
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

En el Observatorio de Restauración Urbana se realizó a cabo una charla con el historiador y magister en Arquitectura y Patrimonio, Antonio Díaz Medina, cuyo tema central fue el Paisaje Cultural y las posibilidades que tienen zonas de la región Caribe de convertirse en paisajes culturales.

 

Un paisaje cultural, según lo explicado por Díaz, es “una obra de arte artificial, construida por el hombre a partir de un espacio natural”. La Unesco lo define como “la representación combinada de la labor de la naturaleza y el hombre”. De acuerdo con el experto, la importancia de estos espacios es que encierran un valor intangible y simbólico que habla, comunica elementos de su entorno y de las personas que allí habitan.

 

Un voluntariado que desarrolló con la ONG internacional Arquitectura Sin Fronteras y su “propia inquietud y curiosidad por abordar el paisaje cultural”, fueron los motivos del historiador español para venir a Colombia, específicamente a la zona del Canal del Dique, límite entre los departamentos de Bolívar y Atlántico.

 

“Estudio mi maestría y hago un proyecto sobre un paisaje cultural en la campiña sevillana. Entonces me planteo hacer el doctorado y veo que los paisajes culturales que se tratan en Europa están muy estudiados, por lo que me pregunto ¿dónde hay trabajo por hacer? Casualmente me habían aceptado el voluntariado en Colombia y empecé a excavar para ver qué podía encontrar, entonces descubro el Canal del Dique, que es una obra de ingeniería que en el 2012 el Gobierno lo ubicó en una lista de posibles monumentos que pueden ser declarados patrimonios por la Unesco. Analizo entonces que, un territorio con tanta identidad afrodescendiente, con una obra que puede ser declarada patrimonio mundial, que articula un territorio, pues ahí debe haber un paisaje cultural”, señala Díaz.

 

Antonio Díaz experto arquitecto.jpg

 

Ese primer contacto con la comunidad de la zona le permitió a Antonio Díaz recopilar las problemáticas que tienen, atisbar cuáles son esos valores que son realmente interesantes dentro de esta población.
Para el experto, “el Canal del Dique tiene los suficientes valores patrimoniales como para poder ser considerado un paisaje cultural, al menos desde la hipótesis”, es por eso que debe plantearse un estudio previo de caracterización que permita constatar el potencial de la zona.

 

“Con un paisaje cultural podemos ayudar esta zona, uniendo la academia con la población local, de tal manera que se les pueda brindar una capacitación para que sean capaces de identificar y caracterizar sus valores patrimoniales, para que se articulen y todos participen de un proyecto en común”, explica el historiador.

 

Esa necesidad de empoderar a las comunidades y buscar una amalgama con la academia fue lo que trajo a Antonio Díaz a la Universidad Autónoma del Caribe. Con el apoyo de los docentes Salvador Coronado y Alfredo Arrieta, presentó en el Observatorio de Renovación Urbana (ORU) la iniciativa de Paisaje Cultural en el Canal del Dique, con el ánimo de motivar a los estudiantes a participar y vincularse en el proyecto.

 

“Lo interesante del proyecto que queremos plantear es que esto buscar beneficiar a la ciudadanía y a las entidades en el territorio. Este territorio es muy peculiar por su idiosincracia y por la particularidad de sus habitantes. Estamos hablando de un territorio en el que la población es muy dispersa, con graves problemas de comunicación y el principal vehículo comunicador era el Canal del Dique”, indica.

 

Para el magister en Arquitectura y Patrimonio, actualmente esa comunicación está paralizada y se convirtió en un camino para buques que transportan petroleo. “Con el Paisaje Cultural queremos identificar un territorio con unos valores patrimoniales, que sirva para que la población se sienta identificada con él. Estamos hablando de una comunidad afrodescendiente que puede articular planes para su desarrollo, porque así lo determina la ley colombiana, llamados planes de etnodesarrollo, y el Gobierno destina partidas presupuestales para esas iniciativas, solo falta que surja la iniciativa”, enfatizó.

 

Sobre la importancia de los paisajes culturales, Díaz destacó la existencia de yacimientos arqueológicos que pasan desapercibidos por parte de las autoridades y las comunidades.

 

“Si las autoridades tuvieran en cuenta un informe previo de paisaje cultural sabrían que en esos territorios hay zonas arqueológicas. Si esa zona se caracteriza y se lleva a las autoridades de protección del patrimonio, ese punto estará protegido. Un ejemplo es el yacimiento de Puerto Hormiga, con más de 5.000 años de antigüedad, es un referente internacional en cerámica precolombina y no es un bien de interés cultural, por lo que puede ser expoliado o le pueden construir una carretera encima y los habitantes de Puerto Badel, corregimiento de Arjona, van a perder la oportunidad de saber quiénes fueron sus antepasados. Para eso sirve un Paisaje Cultural”, finalizó.

Publicado en Noticias Generales

Salvator's Pizza y Pasta, de los restaurantes con mayor historia de la ciudad, se ha convertido en uno de los principales escenarios de los barranquilleros, a la hora de recrearse, gracias a una innovadora propuesta de comida italiana; pero esto no siempre ha sido así. El posicionamiento de este restaurante se ha dado gracias a un largo esfuerzo emprendido desde la academia, como lo explicó William Dau Moran, CEO de la empresa.

 

“En medio de la carrera, como en el año 2000, mi hermano y yo adquirimos una marca de restaurantes que en ese momento se llamaba Salvatores Pizza”, recordó Dau, quién además agregó: “nosotros le compramos la marca a los anteriores dueños pero prácticamente no vendía y para nosotros fue como resucitar un muerto”.

 

William es oriundo de la ciudad de Barranquilla, egresado de la Universidad Autónoma del Caribe del programa de Administración de Empresas y es especialista en Mercadeo, de la misma institución. Se describe a si mismo como una persona emprendedora, muy familiar y siempre atento a las opiniones de quienes lo rodean, en busca de mantenerse en una constante mejora, no solo en su trabajo sino como ser humano.

 

Por otro lado, recuerda cómo lo aprendido durante su carrera le fue de gran ayuda en cuanto a la mejora de su negocio, sobretodo en el programa de la especialización. “Indiscutiblemente el programa de Administración de Empresas nos dio, a mi hermano y a mí, las bases para arrancar con el negocio, porque prácticamente lo hicimos desde 0”, contó Dau.

 

Entre los aspectos más importantes dentro de su empresa se encuentra el escuchar al cliente, pues fue gracias a esto que encontró el camino que lo ha llevado hasta donde está hoy. Recuerda que sus productos siempre se encontraban en los más altos estándares de calidad, sin embargo, no recibía la asistencia de público que esperaba y en medio de una actividad, propuesta por un docente de la institución, decidió hacer una renovación.

 

“Ese trabajo constaba de hacer unas encuestas en la empresa y nos llevamos la sorpresa de que la mayoría de los clientes describían muy bien el producto pero todos resaltaron que les disgustaba el lugar. En ese momento decidimos remodelar y abrimos un saloncito con aire y se empezó a llenar mucho más y vimos que ese era el camino”, contó el administrador.

 

Para el 2010, las nuevas propuestas resultaron mejor de lo esperado y se encontraron con la necesidad de abrir un nuevo punto para atender los domicilios, pensando en abrir sus puertas al público solo los fines de semana; sin embargo, la sede principal tenía tanta recepción de clientes, que tuvieron que cambiar la modalidad de delivery a atención a la mesa, todos los días de la semana.

 

“A mí me ayudó mucho a organizarme el aprender a escuchar. Lo que es Salvator's hoy es gracias a haber escuchado a sus clientes. Cada día estamos luchando por ser innovadores, por implementar lo que el cliente busca”, expresó William.

 

Hoy en día, Salvator’s Pizza y Pasta cuenta con 18 puntos, entre restaurantes, plazas de comida y delivery. También cuenta con otros siete repartidos entre Santa Marta, Montería, Valledupar, Sincelejo y Cartagena.

 

William, por su parte, incentiva a quienes hoy están cursando su carrera a que no les de miedo de emprender pues, aunque asegura que no es nada fácil el camino, los resultados son más que satisfactorios, afirma que siempre hay algo nuevo que ofrecerle al público.

 

Salvators Pizza 2.jpg

 

Antes de Salvator's.

Para William, ser independiente fue una meta trazada desde la época del colegio y persiguió su sueño desde que tuvo la oportunidad. “Mi visión siempre fue montar algo mio, no tener que trabajar para alguien, entonces me enfoqué mucho en el comercio”, contó.

 

Al iniciar su carrera le apostó a la venta de ropa, trabajo que hizo en conjunto con su esposa y que por algún tiempo sintió que pudo ser una apuesta acertada y definitiva; sin embargo, con el tiempo, los resultados no eran los mismo, así que decidió comenzar de nuevo.

 

Tiempo después, fue propietario de un centro de llamadas que, por varios años, fue muy exitoso pero en vista de las nuevas tecnologías, su negocio fue perdiendo vigencia. “En esa época, una llamada a Estados Unidos costaba 1800 COP el minuto, yo tenía un centro pequeño donde una llamada costaba 350 COP. En algún punto llegamos a vender el servicio para las casas pues teníamos muy buenos equipos, fuimos muy sofisticados en el tema”, recordó.

 

En un nuevo intento y de la mano de uno de sus amigos más cercanos, decidió viajar a China, en busca de productos para la venta a muy bajo costo, pero esta idea tampoco fue viable. Fue entonces cuando decidió comenzar a restaurar lo que en ese momento era Salvatores Pizza.

 

“Mi hermano y yo éramos muy jóvenes cuando compramos el restaurante, por eso creo que tomamos tan malas decisiones, no nos dedicamos realmente al negocio. En ese momento nadie creía en la marca, incluso llegó a tener el nombre de pizzería San Remo, pero creo que nadie recuerda eso porque ya no se reconocía, así que después decidimos hacer un poco de sinergia con el nombre anterior y le pusimos Salvator’s”, explicó.

 

La academia.

Para William, el paso por la Universidad Autónoma marcó de manera importante lo que ha alcanzado, pues asegura que el programa de Administración de Empresas les dio grandes bases para lo que es su proyecto pero son mucho más importantes los recuerdos que tiene de su especialización.

 

“Cuando yo entré a la especialización, me di cuenta que esta se enfocaba más en lo que yo quería, porque realmente estaban hablándome en el mismo lenguaje de lo que yo necesitaba aplicar”, contó.

 

Sobretodo resalta el que fue su trabajo final, pues contó que se encontraba en un grupo donde tenía compañeros de grandes empresas y, como el trabajo debía ser del lugar donde cada uno trabajara, tomaron como referencia su marca, "que en ese momento era muy informal, y fue a través de eso que aprendimos a escuchar al cliente, fue gracias a ese trabajo que decidimos remodelar”.

 

De la misma forma, recuerda con especial cariño al docente Carlos Suárez, pues fue él quien lo orientó en la certificación ISO 9001, con la que el restaurante cuenta desde hace más de 7 años.

 

“Cuando yo le decía a la gente que quería certificar, todo el mundo me decía que eso solo lo hacían las empresas que iban a licitar con el Estado, y eso yo se lo manifestaba al profesor pero él me seguía insistiendo, así que lo hice y ha sido la mejor decisión porque ayudo a que todo se organizara internamente”, reveló el egresado. MMC

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Noticias Generales

Los deberes de Laura Marcela Cepeda Perdomo, estudiante de séptimo semestre del programa de Diseño de Modas, en la Universidad Autónoma del Caribe, van mucho más allá de estudiar y obtener un buen promedio.

 

A esta sincelejana le toca reunirse constantemente con su equipo de trabajo –dos diseñadores de moda más y cinco zapateros- para mirar con lupa el resultado de dichos encuentros. Las primeras conversaciones son para definir un tema de inspiración, para lo cual se concentran en la fauna y flora de las diferentes regiones de Colombia.

 

Luego de haber escogido una zona y las especies vegetales y animales que en ella existen, el equipo empieza a reducir las opciones. Una vez seleccionada la ‘musa’, se inicia la etapa del diseño y selección de colores, así como de las texturas a utilizar en sus creaciones.

 

Para Cepeda Perdomo, lo anterior es necesario porque de ese modo le da vida a sus colecciones, dos que lanza al año, bajo su propia marca Laura Cepeda. En total, son dos meses en la etapa de preproducción -es decir lluvia de ideas y diseños-, más quince días que toma la producción de sus zapatos.

 

Para esta joven de 23 años, y aún con cara de niña, el distintivo de su producto es el lujo sostenible “porque no sacrificamos animales ni usamos piel de ningún tipo o materiales sintéticos. En su lugar, solo utilizamos telas”, asegura Cepeda Perdomo con total calma y hablar pausado.

 

Laura Cepeda, estudiante Diseño de Modas1.jpg

 

Con sus ejemplares estuvo en la Semana de la Moda de Nueva York –lo que para ella fue la felicidad completa- y con ellos pudo captar a la prensa especializada en moda de China. Fue así que ocupó diferentes páginas de las publicaciones asiáticas y por lo que hoy piensa que sería interesante incursionar en ese mercado, tal y como lo hizo en el de México ya hace un tiempo.

 

De hecho, con apenas 6 años de haber creado su empresa, Cepeda Perdomo acaba de llegar de tierra Azteca por una capacitación a su staff para producir su más reciente colección, Bundé, y para el surtido de las tiendas en las que está presente. Por lo pronto, sus productos están disponibles en diferentes tiendas multimarca y cuenta con su sitio web www.lauracepeda.com, además puedes conocer más de ella en sus redes sociales.

 

Desde 2013, la diseñadora de modas está trabajando en todo lo mencionado anteriormente, pero su empresa está legalmente constituida desde 2017. Esa es la razón por la que su pregrado ha sido intermitente pero tiene la ventaja de no graduarse para repartir hojas de vida sino a meterse de lleno en su marca.

 

Cepeda Perdomo, quien estuvo a punto de matricularse en el programa de Arquitectura, aconseja a quienes aún no han contemplado crear empresa “hacerlo, atreverse, porque cualquiera llega pero con constancia y esfuerzo. Es una inversión en todos los sentidos y es el futuro por lo que estarán trabajando”, sugiere la estudiante y emprendedora con una sonrisa permanente.

 

En medio de la entrevista, dice que los zapatos que más le han gustado fueron unos verde con lila y que su sueño es participar en el Paris Fashion Week, para lo que ya recibió una invitación, pero “debo seguir gestionando”, agrega Cepeda Perdomo, hija de egresados nuestros, a quienes considera excelentes profesionales y por lo que ya tenía las mejores referencias de Uniautónoma.

 

La asignatura favorita para esta barranquillera de corazón es Historia el Concepto, quien además piensa que esta institución “te da todo lo que necesitas para progresar. Por eso y por ser la mejor en el área de la moda, del arte y el diseño fue que la escogí para prepararme, además del compromiso que me da el ser costeña y de valorar lo que tenemos en la región”.

 

Por último, Cepeda Perdomo agradece a su mamá por el apoyo incondicional en este, su proyecto de vida y la comprensión de sus profesores y demás personal de la Facultar de Arquitectura, Arte y Diseño, ya que su actividad le ha exigido ausentarse varias veces a lo largo de su tiempo de pregrado. JSN

 

Publicado en Noticias Generales

Cali, entre las principales ciudades de Colombia, es la que lleva la delantera en lo que respecta a emprendimiento, según lo publicado en la sección económica del Diario El País, el pasado domingo 25 de agosto de 2019. Según la nota, los proyectos que se han convertido en empresa son de tipo tecnológico y más específicamente se trata de softwares que solucionan procesos de control de datos y registros de gestión para empresas.

 

La misma historia indica que por estos casos se ha dado un incremento en la generación de empleo en el Valle del Cauca. Palabras más, palabras menos, todo se reduce a las bondades de incentivar a una generación de nuevos empresarios a no morir en el intento.

 

Por lo anterior y por hacer que Barranquilla también se destaque en este sentido, te contamos sobre los recursos que la Universidad Autónoma del Caribe te ofrece para que tú también tengas tu propia fuente de empleo e ingresos. No es fácil, se requiere de mucha entrega, pero tampoco es imposible. A continuación, esto es lo que debes tener en cuenta. 

 

Emprendimiento.jpg

 

Lo que no se ha dicho.

Está claro que emprender es atreverse a crear un modo de sustento propio, a ser líder y a empezar a caminar en el sendero de los empresarios, pero en este tema “se puede estar vendiendo mucho humo. Se puede estar diciendo muchas mentiras al respecto, porque no todos los seres humanos nacen para emprender en negocios.”, dice Ernesto Cantillo Guerrero, ingeniero industrial y docente de la Facultad de Ingeniería de Uniautónoma.

 

Para Cantillo, siendo también especialista en Mercadeo, empezar de cero con un servicio o un producto y convertirlo en una empresa no es tan sencillo ni cuestión de decir ‘se me ocurrió’ y punto. “Lo primero que se debe entender es que todo el mundo no tiene esa habilidad, pero todavía más importante es saber que al hacerlo no significa que se volverán ricos”, dice.

 

Este magíster en Mercadeo, siendo además uno de los líderes de Innova UAC, asegura que no le puede decir a alguien lo anterior. Al contrario, “lo primero que le debo decir es que va a fracasar 10 veces para poder triunfar. Entonces el campo de lo material se le cae”, añade el profesor de tiempo completo en el programa de Ingeniería Industrial.

 

No obstante lo mencionado, Cantillo reconoce que hay quienes han dado un golpe de suerte, “por las relaciones o por lo que se quiera, pero en el proceso de emprendimiento –sobre todo cuando creas industrias nuevas- el fracaso es lo que abunda. Somos destructores por naturaleza. Al que fracasa le damos duro; al que sale con algo nuevo, no le damos oportunidades y de todo eso hay que estar consciente”, encima el educador con toda la experiencia por tener en su haber diversos proyectos cristalizados y de ellos el más reciente es Lemon Group.

 

Innovación.jpg

 

 

Hasta este punto, pareciera que no valiera tanto la pena arriesgarse, pero Cantillo Guerrero menciona algunos beneficios como el de la construcción de la capacidad de insistir y persistir, pues “se genera unas dinámicas que fijan el término emprendimiento en la mente de las personas pero en ocasiones no son positivos. Así se generan fracturas emocionales y allí es donde resulta no ser un camino tan fácil. Hay que tener mucha tolerancia y gallardía para avanzar en este plan”, sugiere.

 

Pero, incluso, emprender no trae ventaja alguna que se pueda traducir en el plano material, de acuerdo con este experto, y es que hacerlo no convierte a nadie en empresario de la noche a la mañana. Sin embargo, intentarlo sí te dará la experiencia y así te convertirás en un emprendedor constante y finalmente un empresario, según el entrevistado.

 

Lo dicho por Cantillo aplica para ideas de negocio de tipo comercial, productivo y de servicios, pero sobre todo en lo que tiene que ver con emprendimiento en el campo social, lo que está muy en boga hoy en día “y requiere de mucha más perseverancia y convicción”, advierte.

 

Uno de los modos con los que se puede hacer realidad un proyecto de este tipo es emprender en entidades existentes, “siendo el llamado emprendimiento corporativo en el que se crea empresa dentro de una más grande, lo que se puede convertir en un una unidad de negocio aparte, que generar otra facturación bajo una razón social distinta”, agrega Cantillo.

 

Tecnología 2.jpg

 

Así se dan los spin off, como se le conocen a los universitarios con iniciativas empresariales, basados en lo que aprendieron durante su pregrado, “las que en muchos casos se terminan convirtiendo en una inversión obligatoria para una compañía con importante trayectoria, para mantenerse vigentes, en continuo cambio e innovando y apuntándole a crear nuevas fuentes de ingreso”, complementa Cantillo Guerrero.

 

Según este profesor, los modelos económicos han cambiado “al ser subvalorados los empleos y la culpa es de los empresarios por lo que pagan. Así le dan la responsabilidad a los nuevos profesionales de abrir nuevos caminos a través del emprendimiento y les están trasladando los costos por no emplearlos en su empresa”, atribuye.

 

Cantillo Guerrero indica que el camino no es emprender por emprender. “Yo primero le digo a la persona que adquiera habilidades tecnológicas, porque no se debe pensar en emprender cualquier negocio sino cuando se haya logrado una inversión con carácter tecnológico, algo que otros no hacen, algo que en el mercado no sea fácil de copiar. Si no es así, vamos tener personas que están creando los mismos de modelos de negocios que ya existen, empleando diferentes estrategias de marketing pero se estarán peleando la misma torta de mercado”, asevera.

 

El principal consejo que Cantillo puede dar es “no pensar primero en emprender, sino en adquirir habilidades tecnológicas sujetas del plano de lo cuantitativo o en desarrollar destrezas visuales y gráficas, si en realidad se quiere emprender con éxito”, ofrece como línea de orientación

 

En cuanto a los canales con os que cuentan los estudiantes que quieran tomar esta posibilidad como proyecto de vida, Cantillo Guerrero invita a buscar en las páginas web de incubadoras -bussiness incubators- de empresas de base tecnológica a nivel global; buscarlas por el mundo las distintas que existen o las que llevan a cabo vigilancia de patentes.

 

“Nosotros adolecemos de muchos observatorios. La Cámara de Comercio hace algo parecido, pero nos falta más exactitud en dicha información, concentrada solo en Barranquilla y en el Atlántico. ¿Por qué los estadounidenses triunfan? Porque ellos llevan muy claras sus estadísticas. Barranquilla es para que las tenga muy claras. Necesitamos observatorios para un buen manejo de decisiones adecuadas. Hay alguna información que se toma aquí pero no de alcance público, sino para los empresarios”, complementa el docente.

 

“En lo que sí estamos mal es en los trámites para emprender. Son muy extensos y en la exención de impuestos para los jóvenes que empiezan con poco capital no es mucha”, reconoce sobre el docente sobre el proceso pertinente en Colombia.

 

Protesis.jpg

 

De todas formas…

Pese a la realidad expuesta y ya establecida, el procedimiento a seguir para crear empresa es el mismo y consta como A: “la capacidad de identificar nuevas oportunidades de negocio y se consigue con el ‘product market fit’”, conforme el ingeniero industrial William Suárez Fernández, profesor de tiempo completo en el programa de Administración de Empresas de nuestra Facultad de Ciencias Administrativas, Económicas y Contables.

 

El docente dice que se trata de encontrar un producto para una necesidad específica o una solución para un problema. B: “luego viene el proceso de ideación, en el que el estudiante o emprendedor genera unas ideas enmarcadas dentro de la propuesta de valor de lo que se quiere llevar al mercado”, agrega el también magíster en Gestión en la Innovación Empresarial de Uniautónoma.

 

C: ya teniendo claro esos dos aspectos, “se diseña el plan de negocios para la consecución de recursos. La Universidad Autónoma el Caribe apoya a los emprendedores, sobre todo cuando son egresados, con asesoría y acompañamiento del docente, quien -además de la preparación y todas las credenciales- debe tener experiencia en el sector empresarial y desarrollado una serie de técnicas que transmitirá a quienes decidan tomar este camino. Es a través del centro de emprendimiento y del proyecto Innova UAC que se acompaña al futuro empresario, sobre todo en la búsqueda de nuevos mercados”, añade Suárez.

 

Tecnología.jpg

 

Tips de interés si quieres emprender.

 

María Elena Mejía de Ricciardiello, ejecutiva de Alianzas Estratégica de la Dirección de Investigaciones y Transferencia de Uniautónoma, es la encargada de conectar a las empresas con los estudiantes que desarrollan proyectos de emprendimiento. Desde su perspectiva y experiencia, Mejía de Ricciardiello informa que una idea de negocio debe tener tres características para ser considerada candidata al desarrollo y apoyo.

 

1. Sostenible: se debe demostrar que el prototipo representa una solución masiva que pueda generar ganancias que superen lo invertido. En este ítem se habla también de sostenibilidad no solo económica sino también la prospectividad ambiental.

 

2. Escalable: la idea debe permitir avanzar por etapas conforme se vaya demostrando la utilidad y el interés que despierta en el target. Es decir, de un prototipo o modelo escala a una producción de prueba y, finalmente, en masa, o sea en espacios macro.

 

3. Viable presupuestalmente: dentro del análisis que se hace en el proyecto, se debe tener desglosado todo lo requerido en cuanto a capital y las estrategias para su consecución.

Mejía es también quien gestiona la utilidad de los prototipos y considera que su trabajo hace parte de una obligación que dicta el gobierno para estimular el emprendimiento. De hecho, “el Estado obliga a que desde el aula, en los últimos grados de secundaria, se les enseñe a los estudiantes en este sentido. En la Universidad Autónoma del Caribe el emprendimiento es transversal, es decir, fundamental para todas las facultades, por eso aquí todos tenemos que saber de emprendimiento”, señala.

 

La ejecutiva menciona algunas plataformas de apoyo para nuestros estudiantes, entre ellas Idea Tú Empresa, la cual da recurso económico a quienes se postulen y presenten las mejores ideas. Segundo, el programa de Reto Empresarial nos conecta con el entorno y pone a toda la institución educativa a que resuelva un problema planteado por un externo, situaciones como la carencia de un empaque, el manejo de residuos de desechos sólidos o cómo afrontar la poca estabilidad laboral de los millenials.

 

Expo Innova (2).jpg

 

“Así, hemos puesto en marcha lo enseñado aquí en muchas áreas del conocimiento, usando nuestra materia gris que son nuestros estudiantes, egresados funcionarios, docentes e investigadores. Es un espacio para pensar y crear nuevos métodos para aplicar”, dice esta administradora de empresas quien ve como una ventaja la política del actual gobierno; apoyar los proyectos empresariales que aporten el avance de la industria creativa, turística y cultural.

 

Las ideas de negocio escogidas tendrán como capital de apoyo inicial un capital semilla de 6 millones de pesos y con el debido seguimiento para la visibilidad de nuestros stakeholders, lo que significa todos los interesados en intervenir en un proceso empresarial parta aportar soluciones, siempre esperando la aprobación de las entidades que podrían estar interesadas.

 

Un ejemplo de esas ideas que han trascendido desde Uniautónoma es la aplicación de Qué Ruta, “la primera ganadora de Idea Tu Empresa, que te dice qué rutas de buses pasan por el lugar en donde estés; en cuánto tiempo y cuánto toma para llegar al destino”, especifica Mejía.

 

“Un Bastón para invidentes, que también ayuda a detectar los obstáculos físicos y el agua, es también uno de los prototipos desarrollados por egresados nuestros, así como la textura inteligente en vestidos de baño que cambia de color de acuerdo con la exposición al sol para mitigar el daño a la piel”, añade la entrevistada.

 

Para la funcionaria la tecnología es absolutamente determinante para generar innovación. Muchas empresas nos están llaman do para el manejo de sus procesos, darle solución a sus cuellos de botella. En fin, hay mucha creatividad en Colombia, pero se debe trabajar en dar a conocerla y sus resultados también”, añade.

 

Por último, la gestora de contactos con las empresas del sector privado y público piensa que “una de las ideas más patéticas es ‘yo no comparto lo que se me ocurrió porque me lo copian”. Por eso, esta profesional invita a los jóvenes a que se atrevan a exponerlas y a trabajarlas, porque las ideas de un líder son las que los demás toman como ejemplo. Al final, No es quien la tenga sino quien la implemente”, precisa Mejía y termina reconociendo que en Barranquilla hay mucho talento, “pero se debe informar más sobre los programas de ayuda para quienes tengan la voluntad de emprender. Así podremos superar a Cali en este sentido”, termina. JSN

 

 

Publicado en Noticias Generales

El sexto piso del edificio de posgrados de la Universidad Autónoma del Caribe fue el centro del conversatorio ‘Rol de la Gerencia en la Transformación Digital de las Organizaciones’, evento que contó con la asistencia de estudiantes de pregrado y posgrado, funcionarios y docentes.

 

En el desarrollo del conversatorio se desplegaron tres conferencias enfocadas en la transformación digital de las empresas, las cuales estuvieron a cargo de: Juan Carlos Sáenz, magíster en Administración de Empresas con Énfasis en Mercadeo; Silvia Rodríguez, directora ejecutiva del Clúster de Salud de Barranquilla, y el docente William Suárez, magíster en Gestión de la Innovación.

 

‘El Rol de la Gerencia en el Transformación Digital en las Organizaciones’.

“No importan el área en que tú estés, todos hacen parte de ese proceso de transformación tecnológica de las empresas. El cambio hay que vivirlo y si no lo ves te va a dejar”, aseguró Juan Carlos Sáenz, magíster en Administración de Empresas con Énfasis en Mercadeo.

 

Las organizaciones de hoy se ven en la necesidad de buscar un nuevo modelo de negocio centrado en mejorar las experiencias de los clientes, por esta razón deben transformar sus procesos, su cultura y su personal enfocados en la parte digital, para que de esta forma puedan seguir sobreviviendo y sean más competitivas.

 

Saber actuar y reaccionar de manera eficiente a las necesidades actuales y futuras del mercado, es una oportunidad para impulsar cambios desde la transformación digital dentro de las empresas.

 

¿Cuáles son los pasos a seguir para el proceso de transformación digital de las empresas?

• Estrategia de negocio

• Impulsar cambios en el modelo de negocio

• Pensar en el cliente

• Transformar el modelo

• Eficiencia adaptada a su negocio

• Innovaciones de interacción, comunicación y consumo 

• Ventajas competitivas

 

Desafíos Digitales 2.jpg

 

‘Retos a Nivel Gerencial en el Sector Salud: Grupo Caribbean Health Group’.

El uso de las nuevas tecnologías para mejorar la eficiencia del servicio de salud es uno de los retos que asume la gerencia para facilitar y mejorar los servicios en este sector.

 

El modelo de gestión de calidad en esta área en Colombia ha avanzado a pasos lentos, por está razón las organizaciones han adoptado estrategias enfocadas en el networking para desarrollar herramientas que aporten seguridad, trazabilidad y agilidad en los procesos que necesiten su uso.

 

Estas son algunas herramientas que le apuestan a mejorar la calidad de la salud desde la tranformación digital:

• App en procesos internos

• Sistema de turno inteligente

• Evaluación por parte de usuarios

• Savlos (Sistema de Asesoría virtual online en salud)

• Inteligencia artificial

 

“Las empresas de salud deben cambiar y si no lo hacen, las cambian o definitivamente salen del mercado. De nada sirve transformar mi negocio si el producto no es competitivo en el mercado.”, dijo Silvia Rodríguez, director ejecutivo del Clúster de Salud de Barranquilla.

 

‘Falla rápido, aprende rápido y mejora rápido’.

Es una nueva concepción de como establecer organizaciones mediante la transformación tecnológica. Pues si bien es cierto, las empresas son consideradas organismos que aprenden y que empiezan a tener un cambio cultural para adaptarse a las nuevas tecnologías de la mano de la innovación y la creatividad y así crezcan de forma exponencial.

 

“Cuando hablo de fallar, aprender y mejorar rápido a través de la transformacion digital me refiero a crear día a día los productos que van a ser que la empresa escale y reestructure sus servicios para el cliente”, explicó el docente William Suárez, magíster en Gestión de la Innovación

 

Para lograr ese cambio es necesario el uso de herramientas y metodologías de innovación, que motivan en el talento humano el desarrollo de nuevos productos, servicios y nuevas experiencias para el cliente digital de hoy, por eso es necesario estar cada ves más cerca del cliente para generar soluciones que apalanque la empresa.

 

Este evento fue organizado por la directora de Posgrados área Gerencial y Mercadeo, Iraida Caballero Nieto y la facultad de Ciencias Administrativas y Económicas y Contables. LLT

 

Publicado en Noticias Generales

Mediante un proyecto de impacto social, tres estudiantes de décimo semestre del programa de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones de la Universidad Autónoma del Caribe, desarrollaron una planta potabilizadora de agua alimentada con energía solar para beneficio de la comunidad de la ranchería ‘Dividivi’, ubicada en el departamento de La Guajira.

 

En una zona casi desértica, poblada por una especie de complejo de casas cercadas, elaboradas con varas de madera organizadas de forma vertical y que están repelladas con arcilla, se encuentra ubicada la ranchería Dividivi a las afueras de la ciudad de Riohacha, exactamente a unos 15 kilómetros.

 

“Los indigenas conviven en habitaciones muy grandes comparadas con las de cualquiera. En esta pueden domir entre cinco y ocho personas por cuarto. Las cocinas tienen como unos siete metros de ancho como por tres de profundo. Preparan los alimentos sobre parillas de hierro y leña. Los baños están aparte, es decir, cada dependencia de la casa está por separada como si se constituyera en una casa por sí mismas”, recuerda Manuel De los Reyes, uno de los hacedores de este proyecto.

 

Planta Potabilizadora Dividivi (3).jpeg

 

Son varios los problemas que enfrenta esta comunidad día a día, pero, el que más les aqueja es la falta de agua potable y la ausencia de energía eléctrica. Las condiciones del líquido que consumen en su mayoría no pasa por un debido proceso de potabilización, según reconoce el joven estudiante.

 

Dentro del trabajo de campo realizado por los estudiantes, observaron que el agua para el consumo diario que utilizan las 20 personas que viven en esta ranchería se obtiene de un pozo subterráneo y es extraída por medio de un molino de viento, sin tener ningún tratamiento, exponiendo así a sus habitantes a enfermedades infecciosas.

 

El adentrarse en esta ranchería y conocer el sistema que usaban para extracción del agua, causó una impresión fuerte en los estudiantes. Su asombro aumentó cuando uno de los habitantes les comentó que el líquido se obtenía de un humedal natural que está por debajo de los 40 metros al nivel de la tierra y gracias a la presión que ejercia un molino de viento.

 

Planta Potabilizadora Dividivi (1).jpeg

 

El molino sacaba el agua las 24 horas, la llave se mantenia abierta todo el día y se desperdiciaba el líquido: el sistema que usaba la comunidad era bueno pero, a la vez, tenía un uso irregular y el agua se desperdiciaba. Además de esto, si bien el molino tenía unos filtros internos, el líquido que se extraía del humedal tenía muchas partículas que se alcanzaban a ver con el ojo humano y otras que no se podían percibir, con presencia de bacterias.

 

Fue mediante un análisis visual en primera instancia que el grupo de ingenieros se dio cuenta de que algo no estaba bien. Una muestra del agua fue llevada a la empresa Triple A en Barranquilla, para hacerle un estudio en el que se encontró que el agua tenía muchas bacterias perjudiciales para el ser humano. Así mismo, gracias a la asesoría de una empresa caleña, fue diseñado el sistema de filtrado adecuado para este tipo de agua.

 

A raíz, de la problemática presentada, los estudiantes Manuel De los Reyes, Olga Martínez y Ernesto Pérez decidieron crear como proyecto de grado, un sistema de purificación de agua alimentado con energía solar capaz de abastecer con agua potable y limpia a los residentes de ‘Dividivi’.

 

Planta Potabilizadora Dividivi (5).jpeg

 

Los materiales utilizados para el montaje de la planta potabilizadora de agua fueron los siguientes: panel solar policristalino 260W (MARCA POWEST), baterías secas 12v 55 Ah de AGM (MARCA FULIBATTERY), inversor 12V/110V de 450W, controlador solar inteligente 20AMP, unidad de filtración RO600 GPD, bomba presurizadora, tubería, cableado y accesorios. Todo esto tuvo un costo aproximado de 7.994.800 pesos, incluyendo la mano de obra.

 

La instalación del sistema de purificación de agua, alimentado con energía solar, se puso a disposición de esta comunidad, la cual hoy goza de tener agua potable para el consumo. Además, con el uso de energía solar le dio solución a la falta de energía eléctrica, trayendo como resultado innovación al departamento y el aprovechamiento de las condiciones meteorológicas de la zona.

 

“El sitema eléctrico no solamente le sirve para alimentar la planta, sino tambien para cargar elementos electronicos, y en las horas nocturnas para prender cuatro bombillos por unas dos o 3 hora continuas”, comenta De los Reyes.

 

La planta potabilizadora puede trabajar todo el día bombeando aproximadamente unos 600 galones de agua. Tiene un sistema automático donde las personas solo tienen que abrir la llave, de inmediato la máquina enciende todos sus aparatos electrónicos. En el momento en que se cierra la llave el tanque se llena de agua para seguir tratándola, luego la planta se apaga y deja de consumir energía.

 

Planta Potabilizadora Dividivi (2).jpeg

 

“Las personas que estaban en el momento que se instaló el sistema de extración del agua se quedaron sorprendidos, porque no entendian lo que estábamos haciendo. La planta no solo mata las bacterias, sino que elimina los sabores y olores. El líquido sale un 98% puro y su nivel de purificación se marca a través de una pantalla que hace parte de esta. Cuando tomaron el agua por tratada por primera vez se mostraron un poco escépticos, pero al final estaban felices”, señala el estudiante.

 

No fue una tarea fácil instalar la planta, pues la única que hablaba español era la jefe de la ranchería que en algunas ocasiones no estaba presente, los demás hablaban ‘wayuunaiki’ y era muy complicado pedirles colaboración.

 

A pesar de que hay poca arborización, los niños corren descalzos sin ningún problema. La personas son muy arraigadas a su cultura y mantienen lazos de fraternidda muy fuertes. Las mujeres se dedican a tejer mochilas, chinchorros y a las labores de la casa. El hombre sale en busca de comida y es asi como se sostienen del rebusque y el turismo.

 

“Fue una experiencia muy gratificante. Tuvimos contacto con una comunidad muy diferente a lo que nosotros estamos acostumbrados en la ciudad. Al principio resultó complicado ya que tuvimos muchos percances y los costos sobrepasaron el presupuesto inicial, pero al ver la gente feliz no nos importó el cansancio y ni el sol. Esperamos que se nos de la oportunidad con el Estado o con una entidad privada, para poder llevar este proyecto a muchas comunidades”, manifiesta Manuel De los Reyes, hacedor de este proyecto.

 

Este trabajo lleva como título ‘Sistema de purificación de agua alimentado con energía solar, implementado en la ranchería Dividivi en el departamento de la Guajira’, fue costeado en su totalidad por los estudiantes y contó con la asesoria de los docentes y también ingenieros José Ledesma y Evert De los Rios. LLT

 

 

 

 

Publicado en Noticias Generales

Que la industria petrolera ocupe el primer puesto como la más contaminante del mundo no sería ninguna sorpresa pero, que la industria textil sea quien la preside, si lo es. Alrededor del 20% de las aguas residuales que se generan en el mundo son por causa de esta área, quienes también son responsables del 10% de las emisiones de carbono en el mundo. A pesar de lo anterior, no todo el panorama 'pinta' tan gris.

 

Sandra Sarmiento y Lorena Garrido son estudiantes de último semestre del programa de Diseño de Modas de la Universidad Autónoma del Caribe y, con una investigación que les ha tomado casi 3 años, han encontrado la manera de minimizar esas alertadoras cifras.

 

“La idea de los tintes de ropa bioamigables nació cuando yo estaba en el colegio. Yo me daba cuenta que ciertos vegetales pintaban las toallitas que mi mamá tenía en la cocina y como siempre me ha gustado la moda, pues comencé a investigar”, explicó Sandra, quien tuvo la idea inicial del proyecto.

 

Diseño de Modas Capitata (3).jpeg

 

De la misma forma agregó que por un tiempo dejó el proyecto de lado "pero al llegar a la universidad", se unió a los semilleros de investigación, donde, "con muchísima orientación de los docentes", pudo retomarlo. Para este momento, quiso continuar con el proceso a la hora de presentar su sustentación de tesis de la mano de Lorena, quien manifestó que “se hicieron muchas pruebas y el proyecto ha sido éxito total, pues sentimos que con él estamos aportando al medio ambiente”.

 

Y es que parece ser que esta industria ha agravado sus cifras al implementar el ‘Fast Fashion’ o Moda Rápida, donde las tendencias se mueven de manera cíclica, haciendo que las tiendas, todo el tiempo, estén macroproduciendo en serie. Para ello, utilizan tintes a base de químicos imposible de retirar del líquido vital. Por eso estas dos jóvenes emprendedoras buscan minimizar la contaminación de las fuentes hídricas. 

 

Por su parte, los productos de ‘Capitata’, como decidieron llamar esta innovadora línea de tintes de textil ecológicos, están hechos a base de verduras como el repollo morado, la remolacha, la espinaca y los pimentones rojos y amarillos, entre otros, y esperan ser presentados al público de manera pulverizada. 

 

Diseño de Modas Capitata (2).jpeg

 

Pero la iniciativa no acaba allí. Es de conocimiento público que grandes cantidades de verduras y legumbres son desechadas casi a diario, pues cumplen su ciclo de vida en las tiendas expendedoras; estas jóvenes han encontrado la manera de explotar dicha característica de madurez en sus pigmentos. 

 

Pero, a pesar de ya contar con una marca y una muestra de producto, ‘Capitata’ aún no persigue la intención de ser un producto comercializable; por ahora, estas jóvenes esperan que este se convierta en un generador de conciencia ambiental que, además, presenta una alternativa para lo que ya se conoce. 

“’Capitata’ ya es una marca, quizás aún no comercial pero si educativa”, advirtió Sandra Sarmiento. MMC

 

Publicado en Noticias Generales

La Facultad de Ciencias Económicas, Administrativas y Contables en articulación con el Proyecto Innova y el Centro de Emprendimiento de la Universidad Autónoma del Caribe, organizaron el primer ‘Boot Camp o Campo de Entrenamiento intensivo’ el cual tuvo la duración de un día y fue conducido por la empresa social multinacional ‘School For Start Ups’ (S4).

 

El objetivo de este evento es proporcionar a los estudiantes que tienen una idea de negocio y a los empresarios una muestra de cómo identificar las habilidades básicas para analizar su propuesta de negocios, para determinar qué pasos deben tomar para tener éxito o si el negocio es viable en absoluto.

 

El panelista encargado de la actividad fue Douglas Richard, CEO de School For Start Ups, quien habló sobre los beneficios de hacer los programas que ofrece S4S Miami y de las buenas nuevas de hacer empresa. Los asistentes a esta capacitación fueron estudiantes de los programas de Administración Marítima y Fluvial, Administración de Empresas, egresados y algunos empresarios.

 

“Lo que se busca con estos espacios es que los estudiantes entiendan el modelo de emprendimiento que se está implementando en otros países. Vienen de ecosistemas de innovación totalmente diferentes al colombiano, el valor agredo de esta actividad es que los asistentes se van con idea diferente emprender e innovar pero con una metodología basada en ser ligeros al momento de crear una idea” , aseguró William Suárez, docente del Programa de Administración de Empresas y coordinador del Centro de Emprendimiento de la Uniatónoma.

 

Emprendimiento (1).jpg

 

¿Qué es el programa S4S Miami?

“Matricularse a uno de nuestros programas no es un gasto, es una inversión. Nosotros manejamos de manera muy diferente a las demás aceleradoras o incubadoras programas que se contextualizan. Según las necesidades del usuario tratamos de no coger modelos que no están estereotipados, nos enfocamos en su empresa y trabajamos en cumplir sus metas”, comentó Nicole Layolle, gerente de S4S International Latinoamérica.

 

Esta multinacional ofrece una variedad de productos, dentro de ellos: proyectos con el estado, trabajo con población vulnerables y curricular, todos enfocados al desarrollo económico y empresarial del emprendimiento.

 

Los dos programas exclusivos para pontencializar a grandes y pequeñas empresas son:

S4S Miami presencial, es un programa intensivo de crecimiento y fortalecimiento para los empresarios, tiene una duración de 2 meses de los cuales 5 días son realizados en Miami y un costo de 4.690 dolares que equivale en pesos colombianos a 15 millones de pesos.

S4S Online, tiene un costo 49 dolares mensuales que equivalen a 580.200 pesos, este programa las clases se dan dos veces al mes. Cualquier persona que tenga una empresa o idea de negocio puede acceder a ellos, no exigen ningún requisito y las clases son en inglés.

 

Layolle comenta qué la prima actividad a realizar para acceder al curso, es resolver un test de 10 preguntas para guiar los nuevos empresarios a organizar sus ideas y además asegura qué la tendencia de emprendimiento en este momento es el tecnológico, pero S4S Miami no se cierra solo a eso, sino que también le apuestan al turismo y la gastronomía. LLT

 

Publicado en Noticias Generales

El departamento del Atlántico posee una de las riquezas culturales más variadas del país. Todo este legado se desprende del sincretismo que se dio entre las culturas que convergieron en la el periodo de la colonia.

 

Las artesanías hacen parte de las representaciones culturales que aún se mantienen vigente a lo largo y ancho del territorio Atlanticense. Sin embargo, toda está tradición se ha venido perdiendo por el desinterés de los jóvenes en aprender sobre su identidad.

 

A raíz de todo esta situación, los estudiantes Aleida Beltrán Molina y Arley Leal Santero de octavo semestre de Diseño Gráfico, de la Universidad Autónoma de Caribe, decidieron elaborar como proyecto de grado el ‘E-book’ o libro digital, titulado: Moykaná Moda y cultura de nuestro Atlántico, dirigido a los estudiantes del programa de Diseño de Modas de esta institución.

 

El objetivo de este proyecto es dar a conocer las artesanías del departamento, para que de esta forma los estudiantes del programa de Diseño de Modas se apropien de la diversidad de materiales y artesanías, hagan sus creaciones inspiradas en ellas y contribuyan a la enseñanza del valor artístico tradicional y cultural con el que cuentan los diferentes municipios del Atlántico.

 

“Lo que nosotros buscamos mediante la grabación de este E-book, es mostrar la autenticidad de las artesanías, a través de un sector de cubrimiento mundial como lo es el diseño de modas”, comentó Aleida Beltrán, estudiante.

 

Este libro recopila la memoria artesanal contada por las entrevistas hechas a los artesanos: Milagros Castilla, Marlene Blanco, Manuel Pertuz, Antonia Martínez, Edilma Avila, Edison Cano y Nuris Blanco; de siete municipios del Atlántico: Usiacurí, Galapa, Puerto Colombia, Tubará, Baranoa, Juan de Acosta y Barranquilla.

 

Este libro digital comprende una serie de figurines coloridos, fotografías, las rutas de cómo llegar a cada municipio, el perfil de los artesano, una pequeña reseña de las artesanía, su materia prima, los costos y un glosario.

 

“Cuando visitamos los municipios vivimos una gran experiencia, pues no conocíamos esas tradiciones. Lo que queremos lograr con este trabajo es llamar la atención de los jóvenes, para que se interesen por esta parte cultural y le den el valor que esto se merece”, aseguró el estudiante Arley Leal.

 

En el trabajo de campo realizado por los estudiantes, todos los artesanos coincidieron en que la tradición artesanal poco a poco se está perdiendo debido al desapego de muchos jóvenes por las artesanías.

 

Este es el link del E-book para que lo conozcan. LLT

 

Publicado en Noticias Generales

“Crear la red social ‘GETDCV’ me llevó un día y medio sentado en el computador. Yo no almorcé esos dos días, dormía entre una y media hora. Me levanté a las seis de la mañana y me acosté a las tres de la mañana, con una intensidad de trabajo de aproximadamente 11 horas”, aseguró Alex Cabarca, ganador de la Hackathon.

 

El estudiante de quinto semestre del programa de Ingeniería Industrial de la Universidad Autónoma del Caribe, Alex Enrique Cabarca Ramos fue el ganador de la primera maratón informática Hackathon, que se llevó acabo en las instalaciones de esta Alma Máter.

 

Este encuentro de programadores se realizó en el salón K501 del Edifico de Posgrados y el objetivo de esta competencia consistía en que los competidores, en este caso estudiantes, debían armar una red social y filtrar todos los desarrolladores, dependiendo de su experiencia con los proyectos realizados y su repertorio.

 

El proyecto de Cabarca concursó con otros cinco proyectos, los cuales tenían entre cuatro y cinco integrantes. Este cuenta que ganar no fue fácil, que la competencia estuvo muy reñida puesto que él solo fue quien diseño una red social con todos los requisitos que exigía la Hackathon.

 

“La red social desarrolladora que creamos debía tener dos perfiles: uno de lectura para ver la experiencia, el repertorio para tomar una desición y la selección del mejor software para ese trabajo. El segundo tenía que mostrar su talento en esa red social, tal como subir los datos con las empresas que ha trabajado y las imágenes”, dijo el estudiante.

 

Hackathon.jpg

 

Este evento fue organizado por el director del programa de Ingeniería Industrial, Fabián Ramos, y contó con la participación y el patrocinio de las empresas ‘NativApps’ y ‘Joum’. La red social desarrollada por Alex optuvo el primer lugar por contar con un desarrollo ágil y una técnica de diseño muy bien estructurada.

 

“Nosotros realizamos ‘hackathones’ dentro de la ciudad en alianza con varias empresas del sector tecnológico. Con el fin de poder identificar el talento de los jóvenes y de esta forma desarrollar sistemas para responder a los retos con los que se enfrentan las empresas todos los días”, señaló Gustavo De la Vega, gerente general de NativApps.

 

‘La hackathon’ y ‘el Reto Empresarial’ son eventos muy puntuales que se están realizando como apuesta de ciudad, donde prima la indetificación del talento, para que los participantes entren a los equipos de trabajo de estas compañías. Particularmente estas jornadas solo se hacen en articulación con las universidades, aunque no descartan la idea de extenderse al público.

 

Su proyecto fue certificado por las empresas mencionadas y recibío una bonificación de 500 mil pesos y dos contratos para trabajar con estas compañias. “Fue una experiencia muy buena, en la que puse a prueba mis conocimientos y el trabajo bajo presión y que es lo que más les gusto a las empresas”, terminó Alex Cabarca. LLT

 

Publicado en Noticias Generales
Página 2 de 4
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones