MENÚ
SERVICIO DE
ATENCIÓN VIRTUAL
SERVICIOS
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

El sexto piso del edificio de posgrados de la Universidad Autónoma del Caribe fue el centro del conversatorio ‘Rol de la Gerencia en la Transformación Digital de las Organizaciones’, evento que contó con la asistencia de estudiantes de pregrado y posgrado, funcionarios y docentes.

 

En el desarrollo del conversatorio se desplegaron tres conferencias enfocadas en la transformación digital de las empresas, las cuales estuvieron a cargo de: Juan Carlos Sáenz, magíster en Administración de Empresas con Énfasis en Mercadeo; Silvia Rodríguez, directora ejecutiva del Clúster de Salud de Barranquilla, y el docente William Suárez, magíster en Gestión de la Innovación.

 

‘El Rol de la Gerencia en el Transformación Digital en las Organizaciones’.

“No importan el área en que tú estés, todos hacen parte de ese proceso de transformación tecnológica de las empresas. El cambio hay que vivirlo y si no lo ves te va a dejar”, aseguró Juan Carlos Sáenz, magíster en Administración de Empresas con Énfasis en Mercadeo.

 

Las organizaciones de hoy se ven en la necesidad de buscar un nuevo modelo de negocio centrado en mejorar las experiencias de los clientes, por esta razón deben transformar sus procesos, su cultura y su personal enfocados en la parte digital, para que de esta forma puedan seguir sobreviviendo y sean más competitivas.

 

Saber actuar y reaccionar de manera eficiente a las necesidades actuales y futuras del mercado, es una oportunidad para impulsar cambios desde la transformación digital dentro de las empresas.

 

¿Cuáles son los pasos a seguir para el proceso de transformación digital de las empresas?

• Estrategia de negocio

• Impulsar cambios en el modelo de negocio

• Pensar en el cliente

• Transformar el modelo

• Eficiencia adaptada a su negocio

• Innovaciones de interacción, comunicación y consumo 

• Ventajas competitivas

 

Desafíos Digitales 2.jpg

 

‘Retos a Nivel Gerencial en el Sector Salud: Grupo Caribbean Health Group’.

El uso de las nuevas tecnologías para mejorar la eficiencia del servicio de salud es uno de los retos que asume la gerencia para facilitar y mejorar los servicios en este sector.

 

El modelo de gestión de calidad en esta área en Colombia ha avanzado a pasos lentos, por está razón las organizaciones han adoptado estrategias enfocadas en el networking para desarrollar herramientas que aporten seguridad, trazabilidad y agilidad en los procesos que necesiten su uso.

 

Estas son algunas herramientas que le apuestan a mejorar la calidad de la salud desde la tranformación digital:

• App en procesos internos

• Sistema de turno inteligente

• Evaluación por parte de usuarios

• Savlos (Sistema de Asesoría virtual online en salud)

• Inteligencia artificial

 

“Las empresas de salud deben cambiar y si no lo hacen, las cambian o definitivamente salen del mercado. De nada sirve transformar mi negocio si el producto no es competitivo en el mercado.”, dijo Silvia Rodríguez, director ejecutivo del Clúster de Salud de Barranquilla.

 

‘Falla rápido, aprende rápido y mejora rápido’.

Es una nueva concepción de como establecer organizaciones mediante la transformación tecnológica. Pues si bien es cierto, las empresas son consideradas organismos que aprenden y que empiezan a tener un cambio cultural para adaptarse a las nuevas tecnologías de la mano de la innovación y la creatividad y así crezcan de forma exponencial.

 

“Cuando hablo de fallar, aprender y mejorar rápido a través de la transformacion digital me refiero a crear día a día los productos que van a ser que la empresa escale y reestructure sus servicios para el cliente”, explicó el docente William Suárez, magíster en Gestión de la Innovación

 

Para lograr ese cambio es necesario el uso de herramientas y metodologías de innovación, que motivan en el talento humano el desarrollo de nuevos productos, servicios y nuevas experiencias para el cliente digital de hoy, por eso es necesario estar cada ves más cerca del cliente para generar soluciones que apalanque la empresa.

 

Este evento fue organizado por la directora de Posgrados área Gerencial y Mercadeo, Iraida Caballero Nieto y la facultad de Ciencias Administrativas y Económicas y Contables. LLT

 

Publicado en Noticias Generales

Mediante un proyecto de impacto social, tres estudiantes de décimo semestre del programa de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones de la Universidad Autónoma del Caribe, desarrollaron una planta potabilizadora de agua alimentada con energía solar para beneficio de la comunidad de la ranchería ‘Dividivi’, ubicada en el departamento de La Guajira.

 

En una zona casi desértica, poblada por una especie de complejo de casas cercadas, elaboradas con varas de madera organizadas de forma vertical y que están repelladas con arcilla, se encuentra ubicada la ranchería Dividivi a las afueras de la ciudad de Riohacha, exactamente a unos 15 kilómetros.

 

“Los indigenas conviven en habitaciones muy grandes comparadas con las de cualquiera. En esta pueden domir entre cinco y ocho personas por cuarto. Las cocinas tienen como unos siete metros de ancho como por tres de profundo. Preparan los alimentos sobre parillas de hierro y leña. Los baños están aparte, es decir, cada dependencia de la casa está por separada como si se constituyera en una casa por sí mismas”, recuerda Manuel De los Reyes, uno de los hacedores de este proyecto.

 

Planta Potabilizadora Dividivi (3).jpeg

 

Son varios los problemas que enfrenta esta comunidad día a día, pero, el que más les aqueja es la falta de agua potable y la ausencia de energía eléctrica. Las condiciones del líquido que consumen en su mayoría no pasa por un debido proceso de potabilización, según reconoce el joven estudiante.

 

Dentro del trabajo de campo realizado por los estudiantes, observaron que el agua para el consumo diario que utilizan las 20 personas que viven en esta ranchería se obtiene de un pozo subterráneo y es extraída por medio de un molino de viento, sin tener ningún tratamiento, exponiendo así a sus habitantes a enfermedades infecciosas.

 

El adentrarse en esta ranchería y conocer el sistema que usaban para extracción del agua, causó una impresión fuerte en los estudiantes. Su asombro aumentó cuando uno de los habitantes les comentó que el líquido se obtenía de un humedal natural que está por debajo de los 40 metros al nivel de la tierra y gracias a la presión que ejercia un molino de viento.

 

Planta Potabilizadora Dividivi (1).jpeg

 

El molino sacaba el agua las 24 horas, la llave se mantenia abierta todo el día y se desperdiciaba el líquido: el sistema que usaba la comunidad era bueno pero, a la vez, tenía un uso irregular y el agua se desperdiciaba. Además de esto, si bien el molino tenía unos filtros internos, el líquido que se extraía del humedal tenía muchas partículas que se alcanzaban a ver con el ojo humano y otras que no se podían percibir, con presencia de bacterias.

 

Fue mediante un análisis visual en primera instancia que el grupo de ingenieros se dio cuenta de que algo no estaba bien. Una muestra del agua fue llevada a la empresa Triple A en Barranquilla, para hacerle un estudio en el que se encontró que el agua tenía muchas bacterias perjudiciales para el ser humano. Así mismo, gracias a la asesoría de una empresa caleña, fue diseñado el sistema de filtrado adecuado para este tipo de agua.

 

A raíz, de la problemática presentada, los estudiantes Manuel De los Reyes, Olga Martínez y Ernesto Pérez decidieron crear como proyecto de grado, un sistema de purificación de agua alimentado con energía solar capaz de abastecer con agua potable y limpia a los residentes de ‘Dividivi’.

 

Planta Potabilizadora Dividivi (5).jpeg

 

Los materiales utilizados para el montaje de la planta potabilizadora de agua fueron los siguientes: panel solar policristalino 260W (MARCA POWEST), baterías secas 12v 55 Ah de AGM (MARCA FULIBATTERY), inversor 12V/110V de 450W, controlador solar inteligente 20AMP, unidad de filtración RO600 GPD, bomba presurizadora, tubería, cableado y accesorios. Todo esto tuvo un costo aproximado de 7.994.800 pesos, incluyendo la mano de obra.

 

La instalación del sistema de purificación de agua, alimentado con energía solar, se puso a disposición de esta comunidad, la cual hoy goza de tener agua potable para el consumo. Además, con el uso de energía solar le dio solución a la falta de energía eléctrica, trayendo como resultado innovación al departamento y el aprovechamiento de las condiciones meteorológicas de la zona.

 

“El sitema eléctrico no solamente le sirve para alimentar la planta, sino tambien para cargar elementos electronicos, y en las horas nocturnas para prender cuatro bombillos por unas dos o 3 hora continuas”, comenta De los Reyes.

 

La planta potabilizadora puede trabajar todo el día bombeando aproximadamente unos 600 galones de agua. Tiene un sistema automático donde las personas solo tienen que abrir la llave, de inmediato la máquina enciende todos sus aparatos electrónicos. En el momento en que se cierra la llave el tanque se llena de agua para seguir tratándola, luego la planta se apaga y deja de consumir energía.

 

Planta Potabilizadora Dividivi (2).jpeg

 

“Las personas que estaban en el momento que se instaló el sistema de extración del agua se quedaron sorprendidos, porque no entendian lo que estábamos haciendo. La planta no solo mata las bacterias, sino que elimina los sabores y olores. El líquido sale un 98% puro y su nivel de purificación se marca a través de una pantalla que hace parte de esta. Cuando tomaron el agua por tratada por primera vez se mostraron un poco escépticos, pero al final estaban felices”, señala el estudiante.

 

No fue una tarea fácil instalar la planta, pues la única que hablaba español era la jefe de la ranchería que en algunas ocasiones no estaba presente, los demás hablaban ‘wayuunaiki’ y era muy complicado pedirles colaboración.

 

A pesar de que hay poca arborización, los niños corren descalzos sin ningún problema. La personas son muy arraigadas a su cultura y mantienen lazos de fraternidda muy fuertes. Las mujeres se dedican a tejer mochilas, chinchorros y a las labores de la casa. El hombre sale en busca de comida y es asi como se sostienen del rebusque y el turismo.

 

“Fue una experiencia muy gratificante. Tuvimos contacto con una comunidad muy diferente a lo que nosotros estamos acostumbrados en la ciudad. Al principio resultó complicado ya que tuvimos muchos percances y los costos sobrepasaron el presupuesto inicial, pero al ver la gente feliz no nos importó el cansancio y ni el sol. Esperamos que se nos de la oportunidad con el Estado o con una entidad privada, para poder llevar este proyecto a muchas comunidades”, manifiesta Manuel De los Reyes, hacedor de este proyecto.

 

Este trabajo lleva como título ‘Sistema de purificación de agua alimentado con energía solar, implementado en la ranchería Dividivi en el departamento de la Guajira’, fue costeado en su totalidad por los estudiantes y contó con la asesoria de los docentes y también ingenieros José Ledesma y Evert De los Rios. LLT

 

 

 

 

Publicado en Noticias Generales

Que la industria petrolera ocupe el primer puesto como la más contaminante del mundo no sería ninguna sorpresa pero, que la industria textil sea quien la preside, si lo es. Alrededor del 20% de las aguas residuales que se generan en el mundo son por causa de esta área, quienes también son responsables del 10% de las emisiones de carbono en el mundo. A pesar de lo anterior, no todo el panorama 'pinta' tan gris.

 

Sandra Sarmiento y Lorena Garrido son estudiantes de último semestre del programa de Diseño de Modas de la Universidad Autónoma del Caribe y, con una investigación que les ha tomado casi 3 años, han encontrado la manera de minimizar esas alertadoras cifras.

 

“La idea de los tintes de ropa bioamigables nació cuando yo estaba en el colegio. Yo me daba cuenta que ciertos vegetales pintaban las toallitas que mi mamá tenía en la cocina y como siempre me ha gustado la moda, pues comencé a investigar”, explicó Sandra, quien tuvo la idea inicial del proyecto.

 

Diseño de Modas Capitata (3).jpeg

 

De la misma forma agregó que por un tiempo dejó el proyecto de lado "pero al llegar a la universidad", se unió a los semilleros de investigación, donde, "con muchísima orientación de los docentes", pudo retomarlo. Para este momento, quiso continuar con el proceso a la hora de presentar su sustentación de tesis de la mano de Lorena, quien manifestó que “se hicieron muchas pruebas y el proyecto ha sido éxito total, pues sentimos que con él estamos aportando al medio ambiente”.

 

Y es que parece ser que esta industria ha agravado sus cifras al implementar el ‘Fast Fashion’ o Moda Rápida, donde las tendencias se mueven de manera cíclica, haciendo que las tiendas, todo el tiempo, estén macroproduciendo en serie. Para ello, utilizan tintes a base de químicos imposible de retirar del líquido vital. Por eso estas dos jóvenes emprendedoras buscan minimizar la contaminación de las fuentes hídricas. 

 

Por su parte, los productos de ‘Capitata’, como decidieron llamar esta innovadora línea de tintes de textil ecológicos, están hechos a base de verduras como el repollo morado, la remolacha, la espinaca y los pimentones rojos y amarillos, entre otros, y esperan ser presentados al público de manera pulverizada. 

 

Diseño de Modas Capitata (2).jpeg

 

Pero la iniciativa no acaba allí. Es de conocimiento público que grandes cantidades de verduras y legumbres son desechadas casi a diario, pues cumplen su ciclo de vida en las tiendas expendedoras; estas jóvenes han encontrado la manera de explotar dicha característica de madurez en sus pigmentos. 

 

Pero, a pesar de ya contar con una marca y una muestra de producto, ‘Capitata’ aún no persigue la intención de ser un producto comercializable; por ahora, estas jóvenes esperan que este se convierta en un generador de conciencia ambiental que, además, presenta una alternativa para lo que ya se conoce. 

“’Capitata’ ya es una marca, quizás aún no comercial pero si educativa”, advirtió Sandra Sarmiento. MMC

 

Publicado en Noticias Generales

La Facultad de Ciencias Económicas, Administrativas y Contables en articulación con el Proyecto Innova y el Centro de Emprendimiento de la Universidad Autónoma del Caribe, organizaron el primer ‘Boot Camp o Campo de Entrenamiento intensivo’ el cual tuvo la duración de un día y fue conducido por la empresa social multinacional ‘School For Start Ups’ (S4).

 

El objetivo de este evento es proporcionar a los estudiantes que tienen una idea de negocio y a los empresarios una muestra de cómo identificar las habilidades básicas para analizar su propuesta de negocios, para determinar qué pasos deben tomar para tener éxito o si el negocio es viable en absoluto.

 

El panelista encargado de la actividad fue Douglas Richard, CEO de School For Start Ups, quien habló sobre los beneficios de hacer los programas que ofrece S4S Miami y de las buenas nuevas de hacer empresa. Los asistentes a esta capacitación fueron estudiantes de los programas de Administración Marítima y Fluvial, Administración de Empresas, egresados y algunos empresarios.

 

“Lo que se busca con estos espacios es que los estudiantes entiendan el modelo de emprendimiento que se está implementando en otros países. Vienen de ecosistemas de innovación totalmente diferentes al colombiano, el valor agredo de esta actividad es que los asistentes se van con idea diferente emprender e innovar pero con una metodología basada en ser ligeros al momento de crear una idea” , aseguró William Suárez, docente del Programa de Administración de Empresas y coordinador del Centro de Emprendimiento de la Uniatónoma.

 

Emprendimiento (1).jpg

 

¿Qué es el programa S4S Miami?

“Matricularse a uno de nuestros programas no es un gasto, es una inversión. Nosotros manejamos de manera muy diferente a las demás aceleradoras o incubadoras programas que se contextualizan. Según las necesidades del usuario tratamos de no coger modelos que no están estereotipados, nos enfocamos en su empresa y trabajamos en cumplir sus metas”, comentó Nicole Layolle, gerente de S4S International Latinoamérica.

 

Esta multinacional ofrece una variedad de productos, dentro de ellos: proyectos con el estado, trabajo con población vulnerables y curricular, todos enfocados al desarrollo económico y empresarial del emprendimiento.

 

Los dos programas exclusivos para pontencializar a grandes y pequeñas empresas son:

S4S Miami presencial, es un programa intensivo de crecimiento y fortalecimiento para los empresarios, tiene una duración de 2 meses de los cuales 5 días son realizados en Miami y un costo de 4.690 dolares que equivale en pesos colombianos a 15 millones de pesos.

S4S Online, tiene un costo 49 dolares mensuales que equivalen a 580.200 pesos, este programa las clases se dan dos veces al mes. Cualquier persona que tenga una empresa o idea de negocio puede acceder a ellos, no exigen ningún requisito y las clases son en inglés.

 

Layolle comenta qué la prima actividad a realizar para acceder al curso, es resolver un test de 10 preguntas para guiar los nuevos empresarios a organizar sus ideas y además asegura qué la tendencia de emprendimiento en este momento es el tecnológico, pero S4S Miami no se cierra solo a eso, sino que también le apuestan al turismo y la gastronomía. LLT

 

Publicado en Noticias Generales

El departamento del Atlántico posee una de las riquezas culturales más variadas del país. Todo este legado se desprende del sincretismo que se dio entre las culturas que convergieron en la el periodo de la colonia.

 

Las artesanías hacen parte de las representaciones culturales que aún se mantienen vigente a lo largo y ancho del territorio Atlanticense. Sin embargo, toda está tradición se ha venido perdiendo por el desinterés de los jóvenes en aprender sobre su identidad.

 

A raíz de todo esta situación, los estudiantes Aleida Beltrán Molina y Arley Leal Santero de octavo semestre de Diseño Gráfico, de la Universidad Autónoma de Caribe, decidieron elaborar como proyecto de grado el ‘E-book’ o libro digital, titulado: Moykaná Moda y cultura de nuestro Atlántico, dirigido a los estudiantes del programa de Diseño de Modas de esta institución.

 

El objetivo de este proyecto es dar a conocer las artesanías del departamento, para que de esta forma los estudiantes del programa de Diseño de Modas se apropien de la diversidad de materiales y artesanías, hagan sus creaciones inspiradas en ellas y contribuyan a la enseñanza del valor artístico tradicional y cultural con el que cuentan los diferentes municipios del Atlántico.

 

“Lo que nosotros buscamos mediante la grabación de este E-book, es mostrar la autenticidad de las artesanías, a través de un sector de cubrimiento mundial como lo es el diseño de modas”, comentó Aleida Beltrán, estudiante.

 

Este libro recopila la memoria artesanal contada por las entrevistas hechas a los artesanos: Milagros Castilla, Marlene Blanco, Manuel Pertuz, Antonia Martínez, Edilma Avila, Edison Cano y Nuris Blanco; de siete municipios del Atlántico: Usiacurí, Galapa, Puerto Colombia, Tubará, Baranoa, Juan de Acosta y Barranquilla.

 

Este libro digital comprende una serie de figurines coloridos, fotografías, las rutas de cómo llegar a cada municipio, el perfil de los artesano, una pequeña reseña de las artesanía, su materia prima, los costos y un glosario.

 

“Cuando visitamos los municipios vivimos una gran experiencia, pues no conocíamos esas tradiciones. Lo que queremos lograr con este trabajo es llamar la atención de los jóvenes, para que se interesen por esta parte cultural y le den el valor que esto se merece”, aseguró el estudiante Arley Leal.

 

En el trabajo de campo realizado por los estudiantes, todos los artesanos coincidieron en que la tradición artesanal poco a poco se está perdiendo debido al desapego de muchos jóvenes por las artesanías.

 

Este es el link del E-book para que lo conozcan. LLT

 

Publicado en Noticias Generales

“Crear la red social ‘GETDCV’ me llevó un día y medio sentado en el computador. Yo no almorcé esos dos días, dormía entre una y media hora. Me levanté a las seis de la mañana y me acosté a las tres de la mañana, con una intensidad de trabajo de aproximadamente 11 horas”, aseguró Alex Cabarca, ganador de la Hackathon.

 

El estudiante de quinto semestre del programa de Ingeniería Industrial de la Universidad Autónoma del Caribe, Alex Enrique Cabarca Ramos fue el ganador de la primera maratón informática Hackathon, que se llevó acabo en las instalaciones de esta Alma Máter.

 

Este encuentro de programadores se realizó en el salón K501 del Edifico de Posgrados y el objetivo de esta competencia consistía en que los competidores, en este caso estudiantes, debían armar una red social y filtrar todos los desarrolladores, dependiendo de su experiencia con los proyectos realizados y su repertorio.

 

El proyecto de Cabarca concursó con otros cinco proyectos, los cuales tenían entre cuatro y cinco integrantes. Este cuenta que ganar no fue fácil, que la competencia estuvo muy reñida puesto que él solo fue quien diseño una red social con todos los requisitos que exigía la Hackathon.

 

“La red social desarrolladora que creamos debía tener dos perfiles: uno de lectura para ver la experiencia, el repertorio para tomar una desición y la selección del mejor software para ese trabajo. El segundo tenía que mostrar su talento en esa red social, tal como subir los datos con las empresas que ha trabajado y las imágenes”, dijo el estudiante.

 

Hackathon.jpg

 

Este evento fue organizado por el director del programa de Ingeniería Industrial, Fabián Ramos, y contó con la participación y el patrocinio de las empresas ‘NativApps’ y ‘Joum’. La red social desarrollada por Alex optuvo el primer lugar por contar con un desarrollo ágil y una técnica de diseño muy bien estructurada.

 

“Nosotros realizamos ‘hackathones’ dentro de la ciudad en alianza con varias empresas del sector tecnológico. Con el fin de poder identificar el talento de los jóvenes y de esta forma desarrollar sistemas para responder a los retos con los que se enfrentan las empresas todos los días”, señaló Gustavo De la Vega, gerente general de NativApps.

 

‘La hackathon’ y ‘el Reto Empresarial’ son eventos muy puntuales que se están realizando como apuesta de ciudad, donde prima la indetificación del talento, para que los participantes entren a los equipos de trabajo de estas compañías. Particularmente estas jornadas solo se hacen en articulación con las universidades, aunque no descartan la idea de extenderse al público.

 

Su proyecto fue certificado por las empresas mencionadas y recibío una bonificación de 500 mil pesos y dos contratos para trabajar con estas compañias. “Fue una experiencia muy buena, en la que puse a prueba mis conocimientos y el trabajo bajo presión y que es lo que más les gusto a las empresas”, terminó Alex Cabarca. LLT

 

Publicado en Noticias Generales

Lo que empezó en la mitad de un cuarto de 4 metros de ancho por 3 de largo, donde sólo cabían dos escritorios, una cabina de sonido y una crispetera, en la casa familiar de Mario Beltrán en el barrio San José, hoy es M7 Producción y Logística, una empresa reconocida en la organización de eventos culturales en Barranquilla.

 

“Nosotros decidimos apostarle a la organización de eventos culturales, suministrando un personal logístico de calidad, con el fin de ajustarnos a los presupuestos que demanda este mercado, para ir creciendo con los proyectos y poder suplir la parte económica”, asegura Mario Beltrán Guerrero, creador y Gerente General de la empresa.

 

Crear una empresa no fue nada fácil para este joven emprendedor. Beltrán comenta que antes del proyecto de M7, trabajaba como voluntario en la fundación Carnaval de Barranquilla. A los dos años fue nombrado como asistente de la coordinación de eventos del Carnaval. “Ahí fue donde empecé a desarrollar mis habilidades en la parte de organización de eventos”, dice.

 

Su experiencia en M7 Producción y Logística.

Después de una larga temporada trabajando para Carnaval S.A.S., hace siete años decidió crear su empresa para la producción de todo tipo de eventos. En lo que más se destaca es en la organización de eventos masivos.

 

“M7 nace por la necesidad que tenía el mercado cultural. La logística de eventos culturales se hacían con voluntarios o, en su defecto, con hijos o familiares de las de las personas que estaban a cargo. Las cosas han cambiado, la normativa que tienen los eventos, exigen que sea un logístico preparado, con experiencia como brigadista, que sepa reaccionar ante estampidas o eventualidades que puedan suceder en cuanto a la seguridad”, afirma.

 

En una cómoda oficina, equipado con un microonda, cafetera, siete escritorios y una nevera pequeña, funcionan las oficinas de M7. El staff de esta empresa está conformado por siete personas que trabajan en la parte administrativa. En el Carnaval pasado emplearon a más de 600 personas para los diferentes eventos.

 

Mario Beltrán Egresado de Administración Turística y Hotelera 2.jpg

 

El primer evento que M7 cubrió fue ‘Cine a la Calle’, evento del cuál siguen haciendo parte. Esa fue su carta de presentación y de recomendación para las futuras contrataciones.

 

A partir de ahí llegaron otros eventos culturales importantes de la ciudad a los que les han prestado sus servicios logísticos como Barranquijazz, Carnaval de la 84, Berbetronic, Baila a la Calle y presentaciones de la Banda de Baranoa. También se han vinculado con empresas como Celsia y con entidades estatales como la Gobernación del Atlántico, entre otras. Su producción se va moviendo a demanda, dependiendo la temporada en la que se realizan los diferentes eventos masivos en la ciudad.

 

“Hacer logística para un evento requiere que nosotros tengamos, dos equipos. Uno que se encargue de la logística externa, que es el servicio para los clientes y otro que se dedica a lo interno, estar pendiente de tener la hidratación, alimentación uniformes, viáticos y el pago del personal”, comenta.

 

M7 cuenta con su propio sonido, tarimas y luces. También organizan fiestas infantiles dotadas con inflables, camas elásticas, juegos para niños y recreación; sin dejar aun lado los eventos corporativos. Los precios van desde un millón de pesos, que es lo que cuesta en promedio una fiesta sencilla, a 250 millones de pesos, una fiesta con artista incluido. “Organizamos desde una piñata, hasta un matrimonio o la fiesta que los clientes quieran. Normalmente la gente vive casándose y haciendo reuniones sociales”, explica Mario Beltrán sonriendo.

 

“Yo trato en lo posible de estar en la mayoría de eventos, especialmente en el arranque de los dispositivos. Teniendo en cuenta que cada evento queda a cargo de uno o dos lideres dependiendo de la magnitud”, señala.

 

El reto más grande que le tocó superar a este barranquillero amante del vallenato, fue ser parte de Barranquijazz, el festival de jazz y latin jazz más importante de Colombia y del Caribe. Cuenta que no sabia nada del género, pero quería aprender y ser parte de este equipo. Beltrán se preparó y estudió durante casi un mes y al final logró participar.

 

“Todo el mundo pensaba que a mí me gustaba el jazz, nunca pensé relacionarme con maestros reconocidos. Esas cosas las vi lejanas que sucedieran, pero con dedicación y las ganas de hacer las cosas lo saquá a delante”, cuenta con mucho entusiasmo.

 

Mario ha trabajado duro para la formación y consolidación de su empresa, sus vacaciones son casi limitadas. Dice que ha tenido sus espacios, en fechas especiales como diciembre y Festival Vallenato, pero que todavía no ha llegado al nivel de tomarse 15 días de vacaciones.

 

“Es difícil ser la cabeza de la empresa, cada día uno se exige más, hay sacrificios que a uno le cuestan. Me han pasado situaciones muy duras, como cuando estoy enfrente de un evento y fallece un familiar o una persona cercana,entonces me toca poner en la balanza y decidir si la parte personal o laboral”, reconoce.

 

Mario Beltrán Egresado de Administración Turística y Hotelera 3.jpg

 

Dentro de sus experiencias Beltrán trabajó con la empresa de telecomunicaciones ‘UNE’, donde tuvo un jefe que lo apoyo "de principio a fin" y del que aprendió muchas, hasta llegar al punto de adoptar ese modelo y aplicarlo en su empresa. “Uno debe de tratar en lo posible de ser líder no un jefe”, dice.

 

“El tener una persona al mando te libera de responsabilidades, pero entras en una zona de confort, donde te acostumbras a que te digan que es lo que tienes hacer. A mi no me gusta mucho que me manden, yo no me quedo un segundo quieto, ando siempre innovando”, expresa.

 

Para Mario Beltrán, no hay nada más satisfactorio que estar "generando empleo y un beneficio para los demás", pero lo que más alegría le produce es haber materializado sus sueños en lo que él denomina "uno de los atrevimientos más grandes" que ha realizado en su vida: crear su propia empresa salida de un cuarto de la casa de su mamá.

 

Uniautónoma.

Mario Beltrán Guerrero es egresado del programa de Administración de Empresas Turísticas y Hoteleras en 2006. Ingresó a estudiar en la Autónoma siendo un jugador de baloncesto, hizo parte del equipo de la universidad, dirigido por el profesor Giovanni Vacchi.

 

“Recuerdo que estaba jugando en un intercolegiado, yo jugaba con el colegio la Normal la Hacienda, cuando se terminó el partido el profe se me acercó y me dijo, necesitamos una persona armadora así como tú. Podemos apoyarte con la parte de Bienestar, yo le dije que si”, recuerda.

 

Estuvo jugando con el equipo durante cinco semestres, se lesionó la rodilla en un partido y le tocó retirarse. Con el tiempo se recuperó y jugó sóftbol en el equipo de la Universidad. Siempre tuvo el respaldo de su facultad y de los docentes, con quienes guarda relaciones. ”La Autónoma profesionalmente fue la que me guió. Fue una experiencia muy bonita. A esta Alma Máter le debo todo lo que he conseguido hasta ahora”, manifiesta.

 

Sobre sus proyectos a futuro, asegura que lo más importante es el crecimiento de la empresa M7 Producciones y Logística. “Dentro de mis proyectos a futuro quiero generar una estabilidad económica para más personas y seguir creciendo como empresa. Cuando nosotros iniciamos solo eramos dos personas nada más, la asistente que en ese momento tenia y yo”, termina el entrevistado. LLT

Publicado en Noticias Generales

En un rinconcito de la capital de La Guajira se encuentra la tienda de ropa Enrique Vargas, 'bautizada' con el mismo nombre de su creador. Este proyecto nació como una visión que tuvo Vargas desde pequeño. Gracias a su talento y dedicación hoy es una realidad.

 

“Mi marca lleva mi nombre, así es como quiero que el mundo me conozca: como una firma auténtica y contemporánea. El deseo de salir adelante me llevó a crearla, desde niño lo soñé y encontré en el diseño mi pasión. Amo transformar el mundo”, comenta el diseñador.

 

Mejorar la imagen de sus clientes sacando lo mejor de ellos, motivarlos a que salgan de su zona de confort, se sientan seguros de si mismos y sean osados. Es el sello que caracteriza cada una de las prendas que Enrique Vargas.

 

"Más que ofrecer un producto, ofrecemos un servicio. Siempre he proyectado mi marca ofreciendo líneas de diseños personalizados. Cada cliente viene con distintas necesidades y mi deber como empresario es suplirlas”, asegura.

 

Enrique Vargas Diseñador de Modas Egresado (1).jpg

 

Lanzarse a un mercado bastante competitivo como es el de la moda no fue fácil para este diseñador. Cuenta que su convicción y las ganas por sacar a delante sus sueños fue lo que lo impulsó a seguir luchando. “Iniciar es una etapa difícil. Darte a conocer, que la gente crea en ti, es un tema complejo, pero la mejor carta de referencia siempre será tu trabajo. Si tu atención y los productos que ofreces son óptimos, el crecimiento será notorio”, revela Vargas sobre su estrategia para posicionarse en Riohacha.

 

El sello Enrique Vargas.

“Nuestros productos son elaborados sobre medidas, basados en los requerimientos de los clientes. En el mercado conseguimos muchas prendas atractivas y de calidad, pero sin la asesoría ideal para los consumidores. En Atelier Enrique Vargas diseñamos, creamos y producimos prendas basadas en las necesidades de nuestros clientes”, explica el Diseñador de Modas.

 

Involucrarse en el proceso de elaboración de cada prenda para garantizarle al cliente un producto de calidad, es parte de la filosofía que maneja esta marca. Dentro de sus servicios ofrece una línea de ropa masculina y femenina, prendas casuales con detalles de alta costura. 

 

Enrique Vargas Diseñador de Modas Egresado (4).jpg

 

“Más que crear un diseño para vestir a una personalidad o a una Miss, hay que tener en cuenta que cada cliente es un reto distinto. Satisfacer sus necesidades será complejo, en eso trabajamos cada día”, señala Vargas desde su taller.

 

La Universidad.

‘Kike' Vargas, como es conocido este diseñador, se describe como un guajiro soñador, con espíritu de liderazgo y un corazón receptor de buenas energías. Se caracteriza por ser un amante de la moda y el buen vestir, además disfruta de compartir con su familia y amigos.

 

Su experiencia en la Universidad Autónoma del Caribe cambió su vida, como él afirma. Cuenta que esta Alma Máter es a quien le debe la persona que es hoy. Fueron muchas las vivencias, los conocimientos y las herramientas que le brindó la universidad para enfrentarse al mundo laboral como diseñador de modas.

 

“Es mucho lo que tengo que agradecer, el apoyo incondicional y el respaldo a mi carrera. Nuca nos han dejado solos, siempre desde la distancia nos apoyan y eso me ayuda a forjar mis sueños”, manifiesta el guajiro.

 

Por otra parte, Vargas además de crear y producir diseños lleva 9 años realizando su labor como docente en el Instituto Sena de la Guajira. Esta vocación la lleva en la sangre, puesto que la mayoría de sus familiares se dedican al servicio de educar. Esta fue su primera oferta laboral y dice que “es más lo que he aprendido que lo que he enseñado”.

 

Enrique Vargas Diseñador de Modas Egresado (6).jpg

 

Este joven guajiro también se dedica a trabajar con mujeres cabeza de hogar, pertenecientes a comunidades indígenas. Le tocá llegar a lugares de difícil acceso donde no existe la tecnología, ni mucho menos entra la señal de teléfonos celulares y aparte de eso le toca ingeniárselas para trabajar con ellas, debido a que estas nativas no hablan casi el español.

 

“La forma de contribuir a la sociedad es dejando una huella. Mi aporte es compartir mis conocimientos con los menos favorecidos, ya que a partir de esto se puede construir, transformar y cambiar la vida de las personas”, expresa el entrevistado.

 

"Luchar por cada cosa que nos Propongamos" es la frase mantra de Kike. Sus proyectos a futuro son: seguir llevando el nombre de Enrique Vargas a otros países para que la gente conozca su trabajo, comercializar su producto y ubicar una tienda en otra ciudad del país para darle fuerza a su firma. LLT

 

Publicado en Noticias Generales

A Tito Alfonso Ardila Otero le tocó trabajar desde pequeño en los negocios familiares. Esa "berraquera" fue la que llevó a este barrranquillero de padres santandereanos a convertirse en el CEO de la empresa MCA Systems S.A.S.

 

“Desde pequeño mis padres me inculcaron el trabajo, yo les colaboraba en la tienda y en la panadería, organizando las cosas, empacando el pan y haciendo algunas labores de limpieza”, cuenta.

 

A este joven le llaman la atenciòn los retos grandes y se define como una persona noble, emprendedora y con muchas ganas de “echar para adelante”. Siempre tuvo en mente la idea de crear un negocio relacionado con la tecnología, consejo que le daban sus profesores en el pregrado.

 

“Los profesores me aconsejaban que en términos de negocicos la parte de tecnologías era lo que iba a mandar la parada en el futuro, eso siempre me llamo la atención y lo tuve presente”, afirma Ardila.

 

MCA Systems S.A.S.

Lanzarse al mercado con una nueva idea de negocio no fue fácil para Ardila y su equipo de trabajo, pues en sus inicios les tocó incursionar con diferentes tecnologías, proceso que no tuvo mucho impacto por la competencia y la saturación de ese mercado.

 

“Cuando inició MCA no teniamos muy claro qué tecnología íbamos a manejar. Al principio queriamos ofrecer servicios en temas de armar una red social para descuentos y sotfware de rastreo satelital, pero no tuvimos mucho éxito. Luego de hacer un estudio, nos dimos cuenta que en la domótica y automatización había un nicho nuevo de mercado”, señala.

 

La empresa MCA Systems fue creada en el año 2010 y su nombre corresponde a las iniciales del nombre de su hija: María Cecilia Ardila. El Horus Smart Control es la marca del sistema de seguridad que ofrece esta empresa dentro de sus servicios, integrado por la domótica y la automatización.

 

El sistema Horus Smart Control permirte conectar a las personas con su hogar a través de una aplicación móvil. “Desde tu celular puedes controlar y monitorear casi cualquier cosa en tu casa. Acciones como apagar y prender las luces; manejar la alarma, regular el aire acondicionado y demás cosas. Todo esto lo puedes ejecutar desde tu celular de manera automática y sin necesidad de estar en casa”, expresa el ingeniero.

 

El equipo de trabajo de esta organizaciòn esta conformada en su mayoria por jovenes. Su CEO está convencido de que los negocios en tecnologías no pueden depender solo del hardware o del producto como tal, sino de darle un valor agregado a lo que se hace y esto se hace a través del capital humano.

 

Tito Ardila (1).jpg

 

El staff de MCA lo integran 18 personas entre estudiantes y egresados de la Universidad Autónoma del Caribe, estos trabajan principalmente áreas de investigación y desarrollo, así como el área comercial.

 

Esta organización es la primera y la única en Latinoamérica que cuenta con un sistema propio, según explica Ardila. El Horus Smart Control está basado en un hardware y un software aprobado a nivel mundial por Segway y no son distibuidores de otras marcas.

 

“Somos la ùnica empresa a nivel mundial que entrega un kit preconfigurado al cliente. Él simplemente lo instala, crea su cuenta y desde su celular puede controlar todo. La mayoría de fabricantes te venden los productos y te toca hacer la configuraciòn” asegura Tito.

 

Tener una casa automatizada para una persona en Colombia y Latinoamérica era casi un sueño. Ese lujo solo se lo podían dar personas adineradas, artistas y deportistas de alto nivel. “Nosotros lo que hicimos fue traer esa tecnología de manera fácil y económica para que cualquier persona pueda gozar de estas comodidades en su hogar”, añade.

 

MCA ofrece kits que se pueden instalar de forma sencilla y sus precios varían dependiendo de las necesidades que tenga el cliente y de su presupuesto. Kit Basic cuesta alrededor de medio millón de pesos.

 

Logros y reconocimientos.

En su pequeña trayectoria, esta empresa ha tenido varios reconicimientos por su labor. En 2015 tuvieron la oportunidad de representar a Colombia en el Innovation Start Tel Aviv Festival, en Israel, el primer claustro de emprendimiento más importante a nivel mundial.

 

“Nosotros quedamos de finalistas y ganamos el concurso, fue la primera vez que una empresa de la Costa Atlántica representó a Colombia, siempre se ganaban los premios empresas de Medellín o Bogotá”, dice.

 

Por otro lado, obtuvieron el reconocimiento de Empresa Innovadora por parte de la Universidad Simón Bolívar, la Camara de Comercio de Barranquilla y Bancolombia. Además, han participado de varios foros donde son invitados para contar su historia.

 

“Mi sueño fue crear mi propia empresa, esto es duro. Hacer empresa no es para todo el mundo, tienes que mirar tu perfil y lo que quieres para la vida. Si decides emprender y ser tu propio jefe, vas a tener un camino de muchas luchas pero también de muchas satisfacciones", reconoce Ardila.

 

Para este soñador en la innovación nada está escrito y su empresa se enfrenta día a día a retos. El norte de esta empresa es posicionarse como el sistema domótico más utilizado en Latinoamérica. Actualmente tiene clientes desde México hasta Ecuador y Perú.

 

Tito Ardila (2).jpg

 

La academia.

Tito Ardila es un Ingeniero Industrial de 43 años egresado de la Universidad Autónoma del Caribe. Durante su paso por esta Alma Máter vivió una de las mejores épocas de su vida. Tuvo la oportunidad de estudiar de noche y de conocer personas maravillosas con las que aun tiene contacto y amistad.

 

“En mi caso particular no fue nada fácil, me casé muy joven y me tocó abandonar la universidad. Regresé un año después a teminar mis estudios y recibí todo el apoyo de las directivas, me facilitaron la reincorporación, por lo que siento agradecimiento total a la Uniautónoma”, expresa.

 

Dentro de sus proyectos a futuro esta la creación de una cadena de hoteles, basada en el modelo “Viewer”, a través del cual se puede vender por horas, esto enfocado a lo que esta pasando a nivel mundial en cuanto a turismo. Este modelo está funcionando en Barranquilla y próximamente en Bogotá.

 

“El compromiso con lo que se hace es la satisfacción de trabajar día a día por los sueños”, finaliza el entrevistado. LLT

Publicado en Noticias Generales

De acuerdo con Colciencias, desde 2007 hasta hoy, en el país se ha dado un crecimiento económico sostenido y un fortalecimiento de sus sectores productivos, lo que ha llevado al Gobierno Nacional a prestar mayor atención a los recursos naturales y a la industria que de ellos puede derivarse.

 

Incluso, según una publicación en la página web del Departamento Administrativo de Tecnología, Ciencia e Innovación -que data de octubre de 2017-, Colombia ya cuenta con 796 negocios verdes establecidos entre 2014 y 2016, en el marco de la implementación de los programas regionales de negocios verdes, generando 4.332 empleos directos y alrededor de 81.127 millones de pesos en ventas. 

 

Pese a las cifras anteriores, todavía hay mucho por hacer en este sentido y por eso la Universidad Autónoma del Caribe fue el punto de encuentro para el desarrollo de la primera capacitación de 2019 sobre negocios verdes en el Atlántico, realizada el pasado martes en la Casa Club del Caribe.

 

El objetivo de la jornada.

Con un video y de forma dinámica se llevó a cabo este conversatorio, organizado por la Corporación Autónoma Regional del Atlántico (CRA) y el Departamento de Humanidades de Uniautónoma, con el fin de “divulgar lo que son los negocios verdes, qué condiciones deben cumplir y cómo se pueden establecer”, dice Katty Taffur, profesional universitaria de educación ambiental vinculada a la CRA.

 

No menos importante que el primer propósito es “promocionar la conformación de este tipo de negocios en el Atlántico, debido al alto potencial de la región y las tantas actividades por desarrollar, lo que podría resultar en una buena fuente de ingresos para ella”, agrega la funcionaria.

 

Como ejemplos de lo que se puede hacer en este sentido, Taffur menciona a la ciruela, al tomate, y a diferentes frutas de la región para hacer jabón o productos alimenticios. También incluye a servicios como el ecoturismo en Usiacurí, para lo cual hay asesorías gratuitas y el resultado final depende de la idea que se les ocurra a los emprendedores y de cómo la planteen.

 

Negocios Verdes 1.jpg

 

Taffur considera que no se puede tomar como parámetro a seguir a otro país o región en la que se haya hecho algo similar con anterioridad, pues “Colombia tiene mucho más potencial que cualquier otro país que haya puesto en marcha estos proyectos y en lo que respecta a recursos naturales”, señala Taffur refiriéndose a Holanda, por ejemplo.

 

“Además, lo que se puede hacer aquí con lo que se tiene a la mano es diferente a los que se puede desarrollar en otras partes. Lo importante es que se haga la transición y no se trata de que algo catastrófico pueda pasar, sino de oportunidades que no se están aprovechando que tienen que ver con sostenibilidad y que generan menos impacto ambiental”, encima taffur.

 

‘Aterrizando’ el tema a Unaiutónoma.

Desde la perspectiva de Vanessa Ramos, docente del área de Medio Ambiente y coordinadora curricular del Departamento de Humanidades, “este evento es importante para la comunidad universitaria, teniendo en cuenta el tema de desarrollo sostenible y que los estudiantes son los futuros empresarios de la ciudad y el departamento”.

 

Conforme a Ramos, también licenciada en Ciencias Sociales, “la idea es que el estudiantes de nuestra universidad también tenga ese tipo de iniciativas, porque aquí hay capital humano para eso, pero tenemos que capacitarlos y orientarlos en todo este tema, pero se debe tomar en serio porque se quiere generar una cultura lineal entre lo ético, el medio ambiente y lo social, pues estamos formando ciudadanos transversales”.

 

Siendo también magíster en Educación y Proyectos de la Universidad de Paris, Ramos indica que una idea de negocio verde promisoria podría ser la energía solar y eólica, “lo cual se puede desarrollar perfectamente, sobre todo porque contamos con mayores recursos que los que contaba Europa cuando allá se decidió trabajar en energías que no contaminan el medio ambiente”.

 

Por último, Ramos, además magíster en Desarrollo Social de la Universidad del Norte, aclara que “la transición hay que hacerla. Se debe hacer un cambio de paradigma. De hecho, transición significa cambio de paradigma y es que hasta ahora nos hemos concentrado en el que solo se centraba en el hombre, en los negocios, pero ahora hay que pensar no solo en el humano y en hacer empresa, sino en todo lo que nos rodea, incluyendo la naturaleza”. JSN

Publicado en Noticias Generales
Página 1 de 2
LO MÁS LEIDO
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones