MENÚ
SERVICIOS
#VolvamosACreer Canales de Atención
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

Barranquilla, 22 de marzo de 2017. El miedo, el dolor de recordar y la esperanza en el presente y el futuro, son algunos de las sensaciones que viven los protagonistas del documental ‘Sembrando por la paz’, de la serie Trópicos, que fue emitido el pasado domingo por el canal regional Telecaribe.

Esta obra audiovisual fue realizada por Uniautónoma Tv después de una investigación sobre los hechos que rodearon la masacre cometida por grupos armados ilegales en las veredas de Pita y Cienaguita el 31 de diciembre de 2000, pertenecientes al municipio atlanticense de Repelón. Se trata de una convocatoria pública que abrió el canal llamada ‘Regiones de paz’, cuyo objetivo era contar historias ocurridas en la región de influencia de los aspirantes.

‘Sembrando por la paz’ narra la historia de Silvio García, una de las tantas víctimas del conflicto armado en Colombia que a pesar de tener una vida difícil debido al desplazamiento que le tocó vivir, es un líder de su comunidad que busca mejorar las condiciones de su población y lleva un mensaje de perdón, reconciliación y paz.

Por 16 años Silvio ha vivido en Cartagena y aunque en muchas ocasiones ha visitado su comunidad, confiesa que aun siente miedo de quedarse a dormir en su parcela, pero que quiere superar y en este capítulo seremos testigo de esa primera noche.

A través de su experiencia frente al conflicto, su retorno después de 16 años y su trabajo en la búsqueda de la paz, Silvio contó las historias de amigos, víctimas de desplazamiento de las veredas Cieneguita municipio de Repelón, quienes en el año 2000 debido a la incursión de grupos armados en su comunidad sufrieron el asesinato de varios de sus familiares en las peores masacres ocurridas en el departamento del Atlántico. Pero hoy algunos buscan regresar al igual que otros que ya han regresado a su tierra, con la esperanza de un futuro lleno de prosperidad y el corazón lleno de perdón para algún día poder vivir en paz en su amado pueblo.

El trabajo periodístico en esa zona debió contar con el acompañamiento de la Defensoría del Pueblo, debido a que esta población sigue siendo reacia a contar su historia a desconocidos. Una de las solicitudes que hicieron las víctimas de estas masacres fue que una vez termináramos el documental lo mostráramos en sus veredas, que hiciéramos una reunión en donde los habitantes de Pita, Cienaguita y Tablas, vieran reflejadas de manera audiovisual sus vivencias y así hacer una especie de catarsis para tratar de dejar en el pasado esos malos momentos vividos.

Publicado en Noticias Generales
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones