MENÚ
SERVICIO DE
ATENCIÓN VIRTUAL
SERVICIOS
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

Según lo plantea la Organización Mundial de la Salud, se necesitan alrededor de 15 metros cuadrados de zonas verdes por habitante, para contar con una buena calidad de aire. El problema radica en que las grandes ciudades –entre esa Barranquilla- se encuentran cubiertas de concreto y, con suerte, se puede contar con cinco metros por persona.

 

Ante esto, muchas ciudades del mundo han recurrido a cubiertas de plantas en los techos, como un recurso para brindarles a los ciudadanos espacios verdes que garanticen una mejor calidad de vida y en esta estrategia Colombia no se está quedando atrás.

 

Teniendo como base esta idea, estudiantes pertenecientes al semillero de investigación Arquitectura Bioclimática de la Universidad Autónoma del Caribe, han generado un proyecto que involucra a las terrazas verdes, dentro de un marco más amplio, denominado Arquitectura Sostenible, que busca aumentar la característica bioamigable en la institución.

 

Techos Verdes 3.jpg

 

“Nosotros llevamos trabajando ya más de un año en el semillero de investigación, entonces el proyecto que radicamos en la Dirección de Investigación y Transferencias, es una evaluación de sostenibilidad. Es generar proyectos para la universidad, en pro de una eficiencia energética”, explicó Jair Díaz, docente del programa de Arquitectura de la Universidad y líder del semillero de investigación.

 

Los estudiantes relataron que esta idea nació al leer los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), impulsados por las Naciones Unidas (UN) pues consideran que todos deben trabajar en favor de estas iniciativas.

 

“Esto (los ODS) hace parte de una agenda que debe estar prácticamente completa para 2030, por eso nosotros intentamos hacer nuestro aporte a través de las terrazas verdes y contribuir al proyecto de Eficiencia Energética que ya se venía realizando”, dijo Melanie Bustillo Moreno, integrante del semillero.

 

La cubierta de un edificio es el espacio más expuesto a la radiación del sol, lo que genera que la temperatura de la parte interior aumente, dejando como consecuencia un mayor gasto energético, al buscar enfriarlo. Por su gran tamaño, el Bloque A de la Universidad fue el escogido para llevar a cabo la prueba piloto de este proyecto investigativo. Melanie explica además, que las plantas, al ser ubicadas en el área de la cubierta, va a generar la “disminución de la sensación térmica” al interior del edificación. 

 

Techos Verdes.jpg

 

En cuanto a su construcción, las plantas fueron escogidas de manera minuciosa, teniendo en cuenta los factores climáticos a los que se verán enfrentadas. De la misma forma, se organizó un plan de riego que permita mantener sana la vegetación. De la misma forma, los estudiantes esperan darle un segundo uso a este espacio, ubicando pérgolas en el área, permitiendo que este se convierta en una zona común de la institución.

 

“Vamos a abrir por la parte del cuarto piso, la parte de Geomántica, un acceso con una rampa que nos lleve hasta la cubierta. El acceso se pensó de esta manera para asegurarnos que, incluso los estudiantes en condición de discapacidad, puedan tener acceso”, describió Jessica Gil, integrante del semillero.

 

Como resultado de la gran aceptación que ha tenido el proyecto, el grupo espera poder realizar esta iniciativa en cada uno de los bloques de la institución, generando una mejor calidad en el aire.
Pero eso no es todo, aún son muchos los proyectos que se vienen desarrollando en el semillero para la sostenibilidad de la Universidad, que podrían ser aplicables en un futuro no muy lejano. MMC

 

 

 

 

Publicado en Noticias Generales

Las empresas del siglo XXl, en su afán por posicionarse entre las mejores y suplir las demandas de los consumidores, están en la búsqueda de especialistas en mercadeo capaces de generar procesos estratégicos en el campo del marketing, de manera crítica y responsable, orientados hacia el mejoramiento de la competitividad y sostenibilidad de las organizaciones.

 

La especialización en Mercadeo de la Universidad Autónoma del Caribe cuenta con 15 años de experiencia en la formación de especialistas con habilidades idóneas, tales como:

• La capacidad para desarrollar todo el potencial de su profesión en el mundo empresarial y laboral presentando nuevas oportunidades de desarrollo.

 

• El diseño estrategias que respondan a las dinámicas propias del mercado, al proceso de globalización, a la creciente amenaza de nuevos competidores y a la difícil gestión ejecutiva frente a los distintos escenarios sobre los cuales se deben tomar decisiones.

 

• La creación estrategias de marketing digital por el alto componente práctico y las herramientas de marketing de última generación a lo largo del plan de estudios.

 

Esta especialidad tiene diseñado un currículo enfocado y actualizado que permite al egresado la adquisición de las siguientes competencias:

• Gestión de Mercadeo

• Gestión de proyectos de Mercadeo

• Investigación

 

Así mismo, este programa está comprometido con la generación de conocimiento científico aplicado y su transferencia a las organizaciones, para que de esta forma los especialistas puedan realizar aportes significativos a los desarrollos, soportados en grupos de investigación, reconocidos por el Instituto Colombiano para el Desarrollo de la Ciencia y Tecnología (COLCIENCIAS), como son:

1. INCATU, Categoría A.

2. OPTIMA, Categoría A.

3. GEMS, Categoría C.

 

La especialización está completamente articulada con la maestría en Mercadeo de la universidad, lo que brinda una mayor facilidad de cualificación posgradual a los egresados de este. Además, en conjunto con la oficina de Marketing y egresados propicia el networking a través de eventos sociales y académicos que confluyen para tratar temas de interés alrededor de esta disciplina. LLT

 

Publicado en Noticias Generales

De acuerdo con Colciencias, desde 2007 hasta hoy, en el país se ha dado un crecimiento económico sostenido y un fortalecimiento de sus sectores productivos, lo que ha llevado al Gobierno Nacional a prestar mayor atención a los recursos naturales y a la industria que de ellos puede derivarse.

 

Incluso, según una publicación en la página web del Departamento Administrativo de Tecnología, Ciencia e Innovación -que data de octubre de 2017-, Colombia ya cuenta con 796 negocios verdes establecidos entre 2014 y 2016, en el marco de la implementación de los programas regionales de negocios verdes, generando 4.332 empleos directos y alrededor de 81.127 millones de pesos en ventas. 

 

Pese a las cifras anteriores, todavía hay mucho por hacer en este sentido y por eso la Universidad Autónoma del Caribe fue el punto de encuentro para el desarrollo de la primera capacitación de 2019 sobre negocios verdes en el Atlántico, realizada el pasado martes en la Casa Club del Caribe.

 

El objetivo de la jornada.

Con un video y de forma dinámica se llevó a cabo este conversatorio, organizado por la Corporación Autónoma Regional del Atlántico (CRA) y el Departamento de Humanidades de Uniautónoma, con el fin de “divulgar lo que son los negocios verdes, qué condiciones deben cumplir y cómo se pueden establecer”, dice Katty Taffur, profesional universitaria de educación ambiental vinculada a la CRA.

 

No menos importante que el primer propósito es “promocionar la conformación de este tipo de negocios en el Atlántico, debido al alto potencial de la región y las tantas actividades por desarrollar, lo que podría resultar en una buena fuente de ingresos para ella”, agrega la funcionaria.

 

Como ejemplos de lo que se puede hacer en este sentido, Taffur menciona a la ciruela, al tomate, y a diferentes frutas de la región para hacer jabón o productos alimenticios. También incluye a servicios como el ecoturismo en Usiacurí, para lo cual hay asesorías gratuitas y el resultado final depende de la idea que se les ocurra a los emprendedores y de cómo la planteen.

 

Negocios Verdes 1.jpg

 

Taffur considera que no se puede tomar como parámetro a seguir a otro país o región en la que se haya hecho algo similar con anterioridad, pues “Colombia tiene mucho más potencial que cualquier otro país que haya puesto en marcha estos proyectos y en lo que respecta a recursos naturales”, señala Taffur refiriéndose a Holanda, por ejemplo.

 

“Además, lo que se puede hacer aquí con lo que se tiene a la mano es diferente a los que se puede desarrollar en otras partes. Lo importante es que se haga la transición y no se trata de que algo catastrófico pueda pasar, sino de oportunidades que no se están aprovechando que tienen que ver con sostenibilidad y que generan menos impacto ambiental”, encima taffur.

 

‘Aterrizando’ el tema a Unaiutónoma.

Desde la perspectiva de Vanessa Ramos, docente del área de Medio Ambiente y coordinadora curricular del Departamento de Humanidades, “este evento es importante para la comunidad universitaria, teniendo en cuenta el tema de desarrollo sostenible y que los estudiantes son los futuros empresarios de la ciudad y el departamento”.

 

Conforme a Ramos, también licenciada en Ciencias Sociales, “la idea es que el estudiantes de nuestra universidad también tenga ese tipo de iniciativas, porque aquí hay capital humano para eso, pero tenemos que capacitarlos y orientarlos en todo este tema, pero se debe tomar en serio porque se quiere generar una cultura lineal entre lo ético, el medio ambiente y lo social, pues estamos formando ciudadanos transversales”.

 

Siendo también magíster en Educación y Proyectos de la Universidad de Paris, Ramos indica que una idea de negocio verde promisoria podría ser la energía solar y eólica, “lo cual se puede desarrollar perfectamente, sobre todo porque contamos con mayores recursos que los que contaba Europa cuando allá se decidió trabajar en energías que no contaminan el medio ambiente”.

 

Por último, Ramos, además magíster en Desarrollo Social de la Universidad del Norte, aclara que “la transición hay que hacerla. Se debe hacer un cambio de paradigma. De hecho, transición significa cambio de paradigma y es que hasta ahora nos hemos concentrado en el que solo se centraba en el hombre, en los negocios, pero ahora hay que pensar no solo en el humano y en hacer empresa, sino en todo lo que nos rodea, incluyendo la naturaleza”. JSN

Publicado en Noticias Generales
LO MÁS LEIDO
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones