MENÚ
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

Con más de cinco títulos en los últimos seis años, la selección de fútbol de la Universidad Autónoma del Caribe, se ha consolidado como una de las más importantes de la ciudad, sobretodo por el profesionalismo y compromiso de sus jugadores.

 

Hace más de 32 años, la institución es representada por un equipo en los torneos locales y nacionales pero hace alrededor de 10 que fue constituida una liga como tal, compuesta por alrededor de 18 estudiantes. Por otra parte, el equipo es dirigido por Orlando Ballestero, ex jugador profesional, que se desempeñó como delantero e hizo parte, entre varios equipos nacionales e internacionales, del Junior de Barranquilla y la selección Colombia.

 

El entrenador, también conocido como 'El Fantástico Ballesteros’, es el noveno máximo goleador en la historia del Junior de Barranquilla, con el que salió campeón en el 2004. Además, logró anotar 184 goles durante sus 16 años de carrera.

 

Sobre la liga Uniautónoma, el ex jugador recuerda que llegó en el 2013 y que encontró “una selección que ya estaba consolidada. El primer año fuimos campeones nacionales y de ahí para adelante el equipo ha venido creciendo muchísimo”.

 

Además de ese título, el equipo se ha posicionado como el mejor de la región durante los dos últimos dos torneos. En cuanto al Torneo de Universidades, quedó ubicado como el tercer mejor equipo de entre 15 universidades.

 

Fútbol Uniautónoma (2).jpg

 

De la misma forma, los jugadores han mostrado un gran crecimiento. “Tenemos dos jugadores que ahora están en Portugal jugando con un equipo de tercera división y hay mucha proyección con los estudiantes que se encuentran entrenando en este momento”, comentó el entrenador, quien además reconoció los incentivos que ofrece la universidad a los jugadores.

 

Y estos no son los únicos destacados. El estudiante de séptimo semestre del programa de Deporte y Cultura física, Gustavo Pontón, muestra una gran proyección en el deporte, desde su posición como arquero. “Yo ya he juagado en el fútbol profesional, así que ahora estamos con la esperanza de que, en diciembre, pueda volver. Yo venía sin ritmo y gracias a todos los profesores estoy mejorando cada día más”, comentó Pontón.

 

De la misma forma, Alfonso Sierra, del programa de Derecho, reconoce como su partición en el equipo no solo lo ha ayudado a mejorar en este, si no en su organización como profesional. “El equipo ha sido muy útil para mí porque me ha ayudado a mantenerme activo y con energía. Además, me ha servido mucho en lo profesional porque me ha ayudado a la formación de hábitos, a organizar mi tiempo y a cumplir con los compromisos”, reveló Sierra.

 

Para los estudiantes, el acompañamiento del profesor ha sido de vital importancia pues aseguran que siempre ha estado presente en los momentos críticos de cada uno, además del acompañamiento, no solo dentro de sus actividades como deportistas, sino en sus clases académicas.

 

“El profesor siempre está muy atento y es muy exigente con nuestras clases y gracias a él estamos trabajando en grupo y la vamos a dar toda en el próximo torneo”, dijo el arquero.

 

Para los integrantes del equipo, el participar en la liga trae consigo muchos beneficios, no solo en cuanto a su actividad física, sino también a la hora de recibir grandes beneficios por parte de la institución. Por otro lado, el representar a Uniautónoma es de las mayores satisfacciones de todas.

 

Fútbol Uniautónoma (1).jpg

 

Antes de la liga de fútbol de Uniautónoma.

A pesar de que Uniautónoma siempre se ha caracterizado como una de las más fuertes en este deporte, no siempre contó con una liga oficial, como lo hace ahora.

 

Hace algunos años, estudiantes de las diferentes facultades se unían entre si, para la creación de pequeños grupos, que participaban en un torneo organizado por la institución, que buscaba que el equipo ganador la representara en los torneos locales y nacionales.

 

‘Unión Guajira’, fue el equipo con mayores títulos en este torneo. Estaba conformado por estudiantes nacidos en La Guajira y sectores cercanos. Por su parte, el equipo ‘Líderes’, estuvo siempre cerca de robarse la victoria, pero nunca alcanzó el título. Este último, conformado solo por estudiantes egresados del colegio San Francisco de Asís. MMC

 

 

Publicado en Noticias Generales


La jornada laboral de este viernes empezó con cantos y una coreografía en gran parte de las dependencias de la Universidad Autónoma del Caribe y es que mañana, 6 de abril, se conmemora el Día Internacional de la Actividad Física, así que sigamos moviéndonos, pues la celebración apenas empieza y el fin va más allá de vivirlo solo una vez al año.

 

Fueron 10 minutos de una serie de pausas activas en las oficinas, desde las 9:00 de la mañana, liderada por el programa de Deporte y Cultura Física y dirigida por el profesor Jorge Gil de dicha unidad académica, acompañado por un grupo de alumnos para su animación y desarrollo.

 

Con estas visitas al área administrativa se busca resaltar la importancia de moverse y romper por un breve momento “con los hábitos sedentarios y qué mejor oportunidad para llevar a cabo esta iniciativa, aunque realmente la ocasión precisa sea el 6 de abril, pero por ser fin de semana se pone en marcha hoy”, dice Gil, docente del programa antes mencionado.

 

De acuerdo con Gil, el propósito es institucionalizar estas visitas para la sana y necesaria interrupción en la continuidad de las jornadas laborales, tomarlo como punto de partida para, posteriormente, hacer el tour por las diferentes oficinas de Uniautónoma por lo menos una vez al mes.

 

Día Internal de la Actividad Física.jpg

 

El propósito va más allá de combatir el estrés.

Entre los beneficios de tomar como costumbre estas pausas activas, aparte de incrementar la cantidad de oxígeno que entra al cuerpo y disminuir el estrés, está la producción de lipoproteínas, sustancia compuesta por proteínas y lípidos que transportan las grasas por todo el organismo, evitando la acumulación de ellas y así las enfermedades vasculares.

 

“Los últimos artículos y recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, OMS, indican que lo más adecuado es que se haga movilización o una pausa en las actividades repetitivas y sedentarias cada dos horas. De ese modo se reduce los factores de riesgo que conllevan a sufrir enfermedades cardiovasculares y lo que tiene que ver con problemas isquémicos”, dice Gil después de su paso por la ORI con el propósito explicado.

 

Conforme Gil, si en una empresa no se hacen pausas activas, habrá repercusiones a nivel legal, pues en toda entidad en la que haya un equipo de trabajo mayor a 50 personas se debe desplegar estas actividades lúdico-recreativas de capacitación para evitar enfermedades crónicas no transmisibles, como las cardíacas, siendo esta la más relevante.

 

Día Internacional de la Actividad Física.jpg

 

Por su parte, Lupe García, fisioterapeuta y enfermera vinculada al departamento de Bienestar Universitario, concuerda con Gil sobre la importancia de tomarse su tiempo para dedicar un pequeño intervalo de tiempo a una actividad totalmente diferente a lo que se hace todo el día en una oficina, pues el hecho de hacer pausas activas es para que el trabajador pueda renovar su ánimo y recargue su disposición de hacer las cosas.

 

Para García, lo importante de estos espacios no es solo la relajación momentánea a través de la parte lúdica, sino también el descarte de otras consecuencias de permanecer sentado y tensionado en todo momento. 

“Por eso es que además del canto y los movimientos, se toma el peso e índice de masa corporal y la presión. El fin es ver si se está en su peso normal, qué tan propenso se está o si ya se presenta obesidad u obesidad mórbida”, termina García. JSN

Publicado en Noticias Generales
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones