MENÚ
SERVICIOS
#VolvamosACreer Canales de Atención
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

Barranquilla, 19 de abril de 2017. Hasta el 30 de abril estará abierta la convocatoria en la web www.manosalapaz.com para que los estudiantes de la Universidad Autónoma del Caribe se postuen al programa ‘Manos a la Paz’, iniciativa liderada por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y la Alta Consejería para el Pos-conflicto, en convenio con la institución, con el objetivo de acercar a los jóvenes a las realidades sociales relacionadas con el posconflicto.

“Este programa se trata de abrir un espacio de prácticas para que los estudiantes puedan ir a los territorios en los que hubo conflicto y realicen su prácticas profesionales en el marco de los proyectos del PNUD”, explica Claudia Riveros, directora del Centro de Altos Estudios para la Paz y Clínica Jurídica.

Según Riveros, esta experiencia les cambia a los estudiantes la percepción sobre la realidad colombiana y conocen de primera mano el proceso histórico que vive el país.

Los estudiantes interesados deben estar cursando semestres de séptimo en adelante y no tener problemas disciplinarios, entre algunos otros requisitos.

En total van 20 estudiantes que han hecho parte del programa. En el anterior periodo se fueron 5 y actualmente hay 15 estudiantes de Uniautónoma en municipios de las regiones de Colombia llevando a cabo trabajos dentro de las comunidades que sufrieron los rigores del conflicto armado y que necesitan el aporte de futuros profesionales en sus áreas del conocimiento.

Dentro de su labor como universidad pionera en trabajos sobre la paz en las regiones, la Universidad Autónoma, en cabeza del rector Ramsés Vargas Lamadrid, firmó un convenio con el PNUD para que los estudiantes puedan vivir estas experiencias durante los cuatro meses que duran las estancias en los municipios asignados.

Después de que los estudiantes se postulan, cumplen los requisitos y superan el proceso de selección, son asignados a ejercer labores que tienen relación con sus programas académicos. Ese periodo de cuatro meses es convalidado como prácticas.

Dos ejemples destacables son los de Joyce Martínez y Paula Alzate, estudiantes de Arquitectura de la Universidad Autónoma, asignadas por el PNUD al municipio de Bagadó (Chocó). Ellas tuvieron a su cargo dos proyectos, uno sobre infraestructura educativa social en convenio con el ministerio de Educación, donde realizaron un diagnóstico del estado de las escuelas rurales. “El otro proyecto fue una estrategia de fortalecimiento institucional del PNUD, donde servimos de apoyo a las asociaciones de mujeres y jóvenes para alentar al trabajo y mejorar los canales de comunicaciones entre ellos y los entes públicos”, explicó Joyce.

Según Lenys Maturana, presidenta de la Asociación de Mujeres Emprendedoras de Bagadó “Estamos muy contentas con la ayuda que nos han venido prestando las estudiantes de Manos por la Paz. Cada ocho días nos reunimos para coordinar las actividades y los resultados han sido buenos”.

 

Infografía

Publicado en Noticias Generales

‘Cartas para la reconciliación’, iniciativa que busca enviar mensajes a guerrilleros en zonas de concentración, contó con la participación de los estamentos de la institución.

“La paz no es una meta, es un camino”, “Somos hermanos, todos merecemos una segunda oportunidad”. Mensajes como estos escribieron estudiantes y empleados de la Universidad Autónoma del Caribe durante el evento ‘Cartas para la reconciliación’, llevado a cabo este jueves en la plazoleta de la institución.

Algunos se acercaron a escribir mensajes en un cartel blanco, mientras que otros redactaron cartas que les serán entregadas a los guerrilleros de las Farc que se encuentran concentrados en las Zonas Veredales Transitorias de Normalización, destinatarios a los que quieren llevarles una voz de apoyo.

El rector Ramsés Vargas Lamadrid se vinculó a la invitación con un mensaje para los guerrilleros de las Farc: “La historia de los pueblos se escribe a diario. Hoy asistimos a un momento clave en el que nuestra sociedad se prepara para darles una oportunidad a quienes por los azares de la vida terminaron en la ilegalidad. Ustedes tienen el compromiso de aportar a la construcción de un nuevo país, y nosotros, de brindarles las herramientas para que ejerzan su ciudadanía. Ese momento ha llegado”.

Durante la jornada la líder de la iniciativa y egresada de Diseño Gráfico, Carolina Consuegra, de 22 años, recibió a los estudiantes que quisieron enviar los mensajes. “Esta idea nació de un grupo de jóvenes del Valle del Cauca y en colaboración con estudiantes de diferentes universidades se ha podido llevar a cabo este proyecto por la reconciliación con el fin de entregar estas cartas personalmente a los grupos de desmovilizados de las Farc en los sitios de concentración”, explicó.

El objetivo de esta idea es crear espacios de paz para que los guerrilleros se sientan bienvenidos y que tengan oportunidades de hacer el bien a la sociedad de la que alguna vez salieron. “Esto puede ser un mensaje de aliento, de renovar su vida y las decisiones que han tomado. La idea es que ellos sientan que hay personas que creen en ellos. Somos la generación del cambio, qué bonita manera de representar no sólo a los jóvenes sino a la sociedad colombiana, que espera un cambio para el país”, dijo la egresada.

Claudia Riveros, directora del Centro de Altos estudios para la Paz y Clínica Jurídica, ratificó con esta iniciativa el compromiso de la Universidad Autónoma del Caribe como pionera no sólo de la región sino a nivel nacional en materia de construcción de paz. “Cuando los estudiantes golpeen la puerta de la universidad queremos facilitarles estos espacio. Creemos que esta es la manera de empoderarlos como agentes juveniles para la construcción de paz. A veces se piensa que es solo un asunto que compete al gobierno, y no es así. La juventud debe ser protagonista”.

Riveros expresó que la idea es que la universidad mantenga sus líneas misionales dirigidas a los asuntos de la paz. “Y, sobre todo, trabajando en algo fundamental para la academia, que es la pedagogía para la paz. No sabemos cómo será lo que viene, por eso hay que abrir las almas y los corazones en camino a la reconciliación y la convivencia”.

Publicado en Noticias Generales
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones