MENÚ
SERVICIO DE
ATENCIÓN VIRTUAL
SERVICIOS
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

Como respuesta a la incansable búsqueda de la excelencia, la Universidad Autónoma del Caribe está asentada en tres grandes pilares; el primero es la docencia, el segundo es la investigación y el tercero la extensión. El último se refiere a que la institución no solo trabaja para sus comunidades internas, si no que busca proyectarse a la sociedad, a favor de sus necesidades.

 

Atendiendo a lo anterior, y a través del desarrollo de apuestas metodológicas alternativas, el Grupo Regional de Memoria Histórica de la Universidad Autónoma del Caribe (GRMH-UAC), decidió realizar un proceso de acompañamiento, en el 2015, a la comunidad de La Bonga, Bolivar, desplazada en el 2001 por el conflicto armado. Dichas propuestas alternativas, fueron coelaboradas con el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) y gestores de memoria de la propia comunidad.

 

“A través de este trabajo nosotros buscamos, principalmente, dignificar a la víctimas, es decir, repararlas”, explicó David Luqueta, decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas y participe del GRMH-UAC. Para esto, se valieron de los objetos contidiados de la comunidad, como un elemento en común, que formara entre cada uno una memoria colectiva. 

 

Dentro del informe, publicado en el libro ‘Lugares, Recorridos y Sentidos de la Memoria Histórica: Acercamientos metodológicos’, hacen énfasis en que “los objetos de memoria se convierten, a lo largo de este proceso de coelaboración, en dispositivos de cohesión social y construcción de un futuro en común”

 

La investigación, adelantada por los académicos de la institución David Luqueta Cediel, Claudia Beltrán Romero y Martha Romero Moreno, fue reconocida por el CNMH como “un caso emblemático que se circunscribe en un proceso de construcción de memoria” y desde esa definición, pocuraron reconstruir lo eventos vividos por la población, especialmente al momento del desplazamiento.

 

Memoria Histórica La Bonga (1).jpg

 

Al ser el CNMH una entidad gubernamental tiene la obligación de aportar evidencias de los proyectos que allí se realizan, para que el Estado pueda garantizar la reparación de las víctimas, ya sea de manera económica o simbólica. Fue de esta manera que los bongueros pudieron reclamar su redecho a ser reparados.

 

“Al acercanos a la comunidad nos dimos cuenta que eran personas que tenían casi 15 años de desplazados y que todavía no habían sido reparados por el Estado, al ser víctimas de los paramilitares; fue ahí donde vimos la oportunidad de trabajar”, revela la docente investigativa Claudia Beltrán Romero.

 

Hoy en día, la Universidad se encuentra aliada con el CNMH, desde donde se continúa trabajando en proyectos de este tipo. Por su parte, los docentes han incorporado esta modalidad de investigación en su cátedra, permitiendo a los estudiantes desarrollar nuevas habilidades académicas.

 

La comunidad de La Bonga, Bolívar.

La vereda La Bonga hace parte del corregimiento de San Basilio de Palenque, en el municipio de Mahates, Bolívar. Geográficamente, se encuentra en una zona que conecta con Mampujan, Las Brisas, San Cayetano y San Basilio de Palenque; gracias al cruce de caminos que en ella se encuentran, la vereda se convirtió en territorio clave para la movilización de mercancías ilegales, así como el tránsito de organizaciones armadas.

 

Para el año 2000, un grupo de paramilitares obligaron a la comunidad de Mampuján, vecina de La Bonga, a abondonar sus tierras y masacraron a 11 de sus habitantes.

 

Memoria Histórica La Bonga (4).jpg

 

Enl 2001, otro grupo, perteneciente también al bloque Caribe, llegó a La Bonga repartiendo panfletos amenazantes contra la población, exigiendo su salida y dando como plazo 48 horas. Al día siguiente, el total de las familias se desplazó dejando atrás sus fincas. El grupo se dividió en dos: 65 de las familias se dirigiendo hasta el corregimiento de San Basilio de Palenque, a 12 km de la vereda y un segundo grupo, de 38 familias, se desplazó al corregimiento de San Pablo a 11km.

 

“La comunidad de La Bonga fue desplazada de su territorio acusada por los paramilitares de ser auxiliadora de la guerrilla”, revelan los académicos a través de uno de los informes del proyecto. A pesar de su desplazamiento, las tierras no fueron ocupadas por otra población, por lo que muchos de los bongueros van, desde Palenque, a sus cultivos en La Bonga y regresan.

 

Los habitantes de la vereda se consideraban como personas alegres, activas y muy hogareñas, ahora “esa generación de hombres y mujeres fuertes que salió de La Bonga está envejecida, enferma y cansada de luchar por sus derechos”, comentan los integrantes de la población, según el informe.

 

Desde el momento del éxodo, los bongueros reclamaron ayuda humanitaria, reparación del daño causado y garantías para el retorno, como está estipulado en la Consitución Política Colombiana, pero fue hace cinco años que reconocieron legalmente como ‘zona de desplazamiento’ al territorio de la vereda.

 

Memoria Histórica La Bonga (3).jpg

 

“Desde el primer acercamiento, ellos siempre se mostraron interesados en hacer todo el proceso de memoria, de contar lo que pasó. Ya ellos habían participado de otros proyectos, con otras organizaciones, pero nunca lo terminaban”, comentó Claudia.

 

Dentro del informe exponen que consideran el ser bonguero como “una expresión de resistencia, porque a pesar de no tener ya un lugar habitado, ellos se siguen sintiendo parte de esa relación entre comunidad y territorio que se sintetiza en la noción de vereda” y agregan además que “se ofenden cuando se les llama palenqueros, no por denigrar de ser afros, si no por no dejar de existir como parte del territorio al que añoran todos los días, que lloran y que luchan por regresar: su vereda, La Bonga”. MMC

Publicado en Noticias Generales

El pasado jueves 25 de julio 147 estudiantes de la Universidad Autónoma del Caribe fueron exaltados en la ceremonia de 'Mérito Académico' por sus excelentes calificaciones, su participación en semilleros de investigación, en PACE, en Prensa Escuela y en diferentes grupos culturales, deportivos y folclóricos de la institución.

 

Estas son las historias de cuatro de estos jóvenes:

 

Isabella Álvarez Becaria.jpeg

 

El valor agregado que tiene la investigación para Isabella Álvarez.

La curiosidad por conocer cosas nuevas, ir más allá de lo superficial y no quedarse con lo que ya sabía, fueron las inquietudes que motivaron a Isabella Álavarez a hacer parte del semillero de investigación del programa de Diseño Gráfico de Uniautónoma. Fue exactamente cuando estaba en cuarto semestre, por una invitación que le hizo su profesor de Historia del Arte, Jairo Bermúdez, que se vinculó a este grupo y junto a su compañera Camila Palma empezaron a ahondar en el maravilloso mundo del diseño.

 

“Nosotros en el diseño nos enfocamos principalmente en investigar lo que es el arte y cómo son realizadas las obras, por qué fueron hechas, qué sentido tienen, el uso de los colores, las formas y todo esto”, comentó.

 

A pesar de que esta joven no lleva mucho tiempo como miembro del semillero de investigación, tuvo la oportunidad de participar como ponente junto a conferencistas internacionales y presentó el proyecto en el que está trabajando. La idea que viene desarrollando la estudiante se trata ‘Del valor de lo hecho a mano’, un libro que comprende la biografía de cuatro ilustradores docentes de este programa y sus obras de arte, esto para resaltar el valor del arte análogo.

 

El esfuerzo y el empeño que le pone Isabella a cada cosa que emprende en su diario vivir la llevó a ser beneficiaria de la universidad por sus aportes y dedicación al semillero investigación del cual hace parte. “Yo inicié en el semillero sin saber lo del beneficio que la universidad otorgaba por pertenecer a este.Cuando me enteré que me daban un descuento en la matrícula fue muy grato porque económicamente ayudo a mi familia a disminuir gastos”, aseguró Álvarez.

 

Lo que más le gusta a esta joven monteriana del programa que estudia es todo lo referente a la ilustración, la edición de videos e imágenes. Asegura que sus profesores y compañeros siempre la han apoyado en todo. Por ahora Isabella sigue trabajando en este proyecto que será parte de su trabajo de grado, mientras disfruta de la compañía de sus amigos y sigue esforzándose en sus metas a corto plazo.

 

Alison Ortiz Becaria.jpeg

 

El amor por sus compañeros motivó a Allison Ortiz a ser monitora PACE.

Ayudar a las personas sin esperar nada a cambio siempre ha llamado de Allison Ortiz, estudiante de cuarto semestre del programa de Derecho. Esta actitud altruista la motivo a ser monitora del departamento de Permanencia Académica PACE. Mediante esta labor la joven se enfoca en ayudar a todos los estudiantes de su programa que no tienen un buen desempeño académico. Grupos de estudios en la biblioteca, mapas conceptuales y resumenes de las clases, son las herramientas que utiliza para apoyarlos.

 

El Departamento de Permanencia Académica con Calidad y Excelencia (PACE), de la Universidad Autónoma del Caribe, tiene el propósito de acompañar a los estudiantes en todo su proceso formativo desde el inicio de su carrera hasta la graduación oportuna, fomentando una cultura de permanencia académica en la institución para el desarrollo de un trabajo interadministrativo.

 

“Ser monitora PACE me ha ayudado mucho en mi crecimiento personal, pues antes era muy penosa para hablar en frente de mis compañeros, hoy soy más abierta y menos tímida. Además, me gusta mucho porque me ayuda a estudiar, enseñándole a los demás yo tambien aprendo, siempre hay algo nuevo por descubrir”, expresó Alisson Ortíz.


En sus tiempos libre, Ortiz ofrece monitorias de casi todas las clases vistas en el semestre y aprovecha para también brindarle un espacio a los estudiantes que perdieron alguna asignatura. Desde que inició su carrera siempre le ha extendido una mano a sus compañeros y fue gracias esa actitud que una sus profesoras la aconsejo de que se inscribiera en PACE para ser monitora.

 

Alisson asegura que para ayudar a los demás solo se necesitan las ganas y la dispoción para hacer las cosas. “En realidad hay personas que son muy buenas estudiantes, pero no tienen esa entrega y el amor por servirle al otro; yo le agradezco a la universidad y a PACE por el espacio y el apoyo que me han brindado hasta ahora ”, dijo la futura abogada.

 

La pasión por lo que hace y el amor por el programa que estudia son hasta ahora las cosas más importantes en la vida de esta joven entusiasta.

 

Carlos Sánchez Becario.jpeg

 

El tenis le dio un giro a la vida de Carlos Sánchez.

Carlos Alberto Sánchez Fernández empezó a jugar tenis por accidente a los 10 años, luego de sufrir una lesión mientras patinaba. Este joven barranquillero vio en las canchas de tenis que están cerca del patinódromo una oportunidad para apostarle a esta disciplina.

 

Fue entonces cuando a los15 años Sánchez ingresó a la Liga de Tenis del Atlántico para empezar a perfilarse como uno de los mejores en este deporte. Hoy este atleta entusiasta hizo realidad parte de sus sueños al ganar los Juegos Universitarios Regionales Ascun Atlántico, 2019, en la modalidad de tenis de campo.

 

“La experiencia en los juegos fue muy buena, siempre recibimos todo el apoyo de la universidad, la oficina de deportes, de Guiomar Peralta, Mabel Farías y de todo el equipo que nos acompañó”, comentó el tenista, orgulloso de lo que hace.

 

Carlos es estudiante de décimo semestre del programa de Derecho. Desde el primer día que la Universidad Autónoma del Caribe le abrió sus puertas se vinculó como jugador de tenis, proceso en el que ha sido beneficiado no solo por su rendiemiento como deportista, sino también por su desempeño académico.

 

"En lo personal me gusta el tenis porque es muy técnico, táctico y mental a la hora de competir. Pueda que tú en un partido estés jugando con alguien con más experiencia, pero tal ves ese contrincante no es muy bueno mentalmente y es ahí donde tú aprovechas y lo puedes superar en ese sentido”, aseguró el estudiante.

 

Dentro de los deportistas a quienes admira en esta disciplina están el español Rafael Nadal; le gusta el golpe de revés del suizo Roger Federer y el saque del estadounidense Andy Roddick. El estudiante comenta que el tenis en su vida inició como un hobbie y hoy es parte fudamental de ella.

 

Este joven tenista se define como una persona honesta, reservada, amigable, respetuosa y que da siempre lo mejor de sí en cada ámbito. Después de terminar el pregrado su meta a corto plazo es especializarse en Derecho Comercial, aunque también le llama la atención el Derecho Procesal Civil, pues ha trabajado con la firma de abogados de su familia.

 

"A este nivel, el tenis pasará a un segundo plano porque me estoy preparando como profesional. más adelante lo tomaré como un pasatiempo, sin embargo existen torneos a nivel de clubes a los que me vincularé”, explicó Sánchez.

 

Paola Quintero Becaria.jpeg

 

El nuevo comienzo de Paola Quintero en la academia.

Paola Quintero Mora es una ingeniera industrial de 27 años que decidió volver a la academia a estudiar Diseño de Modas, para terminar de cumplir parte de las metas que tenia trazadas en su proyecto de vida cuando estaba en el colegio.

 

“Cuando yo me gradúe, estudiar Diseño de Modas estaba dentro de mis opciones como carrera, pero como era muy niña y un poco inmadura sentía que iba a ser algo pasajero, no la vi como una profesión, entonces decidí estudiar Ingeniería. El año pasado algo me inquietaba, como si me hiciera falta una cosa y fue en ese momento que me atreví a estudiar esta carrera”, comentó Paola Quintero, estudiante de tercer semestre del programa de Diseño de Modas.

 

La Universidad Autónoma del Caribe le abrió sus puertas a esta joven soñadora. Con la ayuda de los docentes tuvo la acogida y la orientación necesaria para seguir trabajando en sus proyectos, porque para ella no fue una decisión fácil empezar de nuevo y más cuando tienes una carrera que ya está en curso.

 

Las ganas de seguir adelante de esta barranquillera son las que mantienen vivo su deseo de luchar por sus ilusiones. Hoy Paola Quintero con un promedio de 4,9 ocupa el primer puesto en el Cuadro de Honor de su programa, lo que le mereció ser becada por su excelente desempeño académico.

 

Lo que más le gusta a esta estudiante de su carrera es la libertad que tiene para crear cosas fuera de lo común, para ella los límites no existen, te los pones tú mismo. “Acá nada está bien o está mal porque es tu creatividad la que habla por si sola”, aseguró Quintero.

 

Otra de las razones por las cuales Paola decidió estudiar esta carrera es por el proyecto empresarial en el que está trabajando, donde pretende fusionar la Ingeniería Industrial con el Diseño de Modas para trabajar en pro del medio ambiente, pues considera que la industria de moda es una de las más contaminante y quiere aportar su granito de arena para contrarrestar estos efectos.

 

“Desde mi conocimiento en la parte ambiental, sobre todo en el manejo de residuos, veo muchas oportunidades de negocios que sean beneficiosas para el medio ambiente. Quiero hacer algo que sea productivo tanto para el tema social como para el ambiental”, dijo.

 

Pola sentía que necesitaba aprender del diseño para poder evolucionar en este aspecto. "No es fácil entrar al mundo de la moda y más cuando te dedicas a otra cosa distinta", afirmó y por eso escogió a Uniautónoma por ser pionera en Diseño de Modas a nivel de la costa y por la trayectoria del programa.

 

“El hecho que la universidad dé estos reconocimientos es un alivio financiero que lo motiva a uno, esto no todas las universidades lo hacen. Es un sacrificio grande el que estoy haciendo, yo todos los días me levanto y voy al trabajo para pagar mis estudios”, terminó Quintero. LLT

 

Publicado en Noticias Generales

Según lo plantea la Organización Mundial de la Salud, se necesitan alrededor de 15 metros cuadrados de zonas verdes por habitante, para contar con una buena calidad de aire. El problema radica en que las grandes ciudades –entre esa Barranquilla- se encuentran cubiertas de concreto y, con suerte, se puede contar con cinco metros por persona.

 

Ante esto, muchas ciudades del mundo han recurrido a cubiertas de plantas en los techos, como un recurso para brindarles a los ciudadanos espacios verdes que garanticen una mejor calidad de vida y en esta estrategia Colombia no se está quedando atrás.

 

Teniendo como base esta idea, estudiantes pertenecientes al semillero de investigación Arquitectura Bioclimática de la Universidad Autónoma del Caribe, han generado un proyecto que involucra a las terrazas verdes, dentro de un marco más amplio, denominado Arquitectura Sostenible, que busca aumentar la característica bioamigable en la institución.

 

Techos Verdes 3.jpg

 

“Nosotros llevamos trabajando ya más de un año en el semillero de investigación, entonces el proyecto que radicamos en la Dirección de Investigación y Transferencias, es una evaluación de sostenibilidad. Es generar proyectos para la universidad, en pro de una eficiencia energética”, explicó Jair Díaz, docente del programa de Arquitectura de la Universidad y líder del semillero de investigación.

 

Los estudiantes relataron que esta idea nació al leer los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), impulsados por las Naciones Unidas (UN) pues consideran que todos deben trabajar en favor de estas iniciativas.

 

“Esto (los ODS) hace parte de una agenda que debe estar prácticamente completa para 2030, por eso nosotros intentamos hacer nuestro aporte a través de las terrazas verdes y contribuir al proyecto de Eficiencia Energética que ya se venía realizando”, dijo Melanie Bustillo Moreno, integrante del semillero.

 

La cubierta de un edificio es el espacio más expuesto a la radiación del sol, lo que genera que la temperatura de la parte interior aumente, dejando como consecuencia un mayor gasto energético, al buscar enfriarlo. Por su gran tamaño, el Bloque A de la Universidad fue el escogido para llevar a cabo la prueba piloto de este proyecto investigativo. Melanie explica además, que las plantas, al ser ubicadas en el área de la cubierta, va a generar la “disminución de la sensación térmica” al interior del edificación. 

 

Techos Verdes.jpg

 

En cuanto a su construcción, las plantas fueron escogidas de manera minuciosa, teniendo en cuenta los factores climáticos a los que se verán enfrentadas. De la misma forma, se organizó un plan de riego que permita mantener sana la vegetación. De la misma forma, los estudiantes esperan darle un segundo uso a este espacio, ubicando pérgolas en el área, permitiendo que este se convierta en una zona común de la institución.

 

“Vamos a abrir por la parte del cuarto piso, la parte de Geomántica, un acceso con una rampa que nos lleve hasta la cubierta. El acceso se pensó de esta manera para asegurarnos que, incluso los estudiantes en condición de discapacidad, puedan tener acceso”, describió Jessica Gil, integrante del semillero.

 

Como resultado de la gran aceptación que ha tenido el proyecto, el grupo espera poder realizar esta iniciativa en cada uno de los bloques de la institución, generando una mejor calidad en el aire.
Pero eso no es todo, aún son muchos los proyectos que se vienen desarrollando en el semillero para la sostenibilidad de la Universidad, que podrían ser aplicables en un futuro no muy lejano. MMC

 

 

 

 

Publicado en Noticias Generales

La calidad de los servicios que prestan las empresas es un componente clave para su crecimiento, este asunto obliga a las organizaciones que están en constante progresión a contratar dentro de su personal, profesionales que desarrollen las capacidades en la investigación y desarrollo de herramientas e instrumentos metodológicos, normativos, técnicos y tecnológicos para la planeación de sistemas de gestión.

 

La Maestría en Sistemas de Gestión de la Universidad Autónoma del Caribe ofrece un completo e innovador programa de posgrado, con un importante énfasis en la profundización de las teorías que sustentan los sistemas de gestión, orientado a favorecer el desarrollo de competencias que permitan la participación activa en procesos de investigación que generen nuevos conocimientos. 

 

El estudiante cuenta con las competencias para dirigir procesos tecnológicos, ofreciendo solución a los problemas identificados o el análisis de situaciones específicas de carácter disciplinar, interdisciplinar y profesional. Así mismo, puede operacionalizar procesos de certificación de sistemas organizacionales, diseñar e implementar programas de auditorías, seguimiento, control a los modelos y a los sistemas requeridos por las organizaciones.

 

La Maestría en Sistemas de Gestión es un programa moderno, acorde a las necesidades del sector empresarial, único con dos modalidades: una modalidad en profundización que permite formar profesionales para implementar y gerenciar programas, modelos y sistemas organizacionales de gestión asociados con los saberes de la maestría.

 

El otro componente es el de la investigación articulado a las diferentes tendencias y modelos de calidad, seguridad, salud ocupacional e higiene industrial y gestión ambiental en el marco del respeto al desarrollo humano y en el logro del equilibrio ecológico a partir del desarrollo del pensamiento sistémico y complejo. LLT 

Publicado en Noticias Generales

Con la intención de dar a conocer los avances investigativos que se están dando en la Universidad Autónoma del Caribe, el pasado 8 y 9 de julio se llevó a cabo el segundo Seminario de Investigación en Arquitectura, Arte y Diseño (SIAAD II), esta vez como una versión internacional, pues contó con la participación de ponentes extranjeros.

 

El evento, que se realizó en el salón K510 del edificio de posgrados de la Universidad, contó con diferentes mesas temáticas: Pedagogía y Diseño, espacio para los docentes de la facultad de Arquitectura, Arte y Diseño quienes trabajan el tema de la investigacion educativa de manera relfexiva, epistemológica, tóerica y teleológica, como lo presentaron los expertos: Zulma Buendía, Astrid Barrios, Martha Zapata, Salvador Coronado y Orietta Polifroni.

 

También estuvieron de la Mesa Semilleros de Investigación, donde estudiantes del programa de Diseño Gráfico socializaron sus ideas inciales con el respectivo rigor metodológico y creativo; la mesa de Diseño Aplicado, donde profesores y estudiantes semilleros de la facultad, disertaron sobre los avances de proyectos liderados por los maestros Aida Palmett y Jair Díaz.

 

Por parte de Diseño de Modas también fueron ponentes María Cecilia López, Rosario Cochero y María Fernanda Coronado quienes también evidenciaron como desde la investigación en el diseño, sea de modas, arquitectonico o de interiorismo, se resuelven problemas científicos; la mesa de Proyectos de Grado, fue el espacio para los alumnos destacados por investigaciones de alto impacto logradas como semilleros y presentadas para optar por sus títulos profesionales en Arquitectura, Diseño de Modas, Diseño Gráfico y Diseño de Espacios; la mesa de Arquitectura Colonial, fue el espacio brindado para los ponentes internaciones, quienes también mostraron sus investigaciones.

 

La organización del evento estuvo en manos del profesor e investigador Jairo Bermúdez Castillo y los semilleros Andrea Manga, Daniela Camacho, Luis Brito, Mario Ayure, Ana Patricia Rodríguez, Francis Camila Deulufeuth, Isabella Álvarez y Camila Palma, y con el aporte del profesor Mauricio Lindo. El profesor Bermúdez hízo énfasis en que, “el seminario se materializó tras meses de trabajo gracias al respaldo de Pablo Bonaveri, director de Investigacion y Trasnferencia de la UAC y de la decana de la Facutad de Arquitectura Arte y Diseño Emilia Velézquez Velasco".

 

Seminario de Investigación 4.jpg

 

 

“La columna vertebral del evento fueron los docentes tanto de nuestra facultad como de las universidades que nos visitaron: de la Pablo de Olavide y la Nova de Lisboa ”, confesó Jairo Bermúdez.

 

Entre los proyectos presentados se encontró el de la docente del programa de Diseño de Modas y magister en Mercadeo, María Cecilia López, quien además es investigadora asociada a Colciencias. Su trabajo busca crear una conciencia de reutilización de los recursos en el mundo de la moda, al ser esta la segunda industria más contaminante, después del petróleo.

 

“La moda es un sector importante de la economía, que se trabaja, comúnmente, de manera lineal, es decir, desechar lo que se utiliza. Aquí proponemos una economía circular, donde todo lo que es desechado se convierte en materia prima de otro producto. De esta manera también se generan oportunidades para nuevos mercados”, explica la docente.

 

Al introducirnos un poco más en el área de arquitectura, encontramos -entre muchos otros- el proyecto del semillero Arquitectura Sostenible, en cabeza del ingeniero Jair Díaz. Este grupo busca generar oportunidades para el edificio de la facultad de Arquitectura, Arte y Diseño; esto, mediante unas infraestructuras que puedan mitigar la sensación térmica, identificadas como Terrazas Verdes.

 

“En el espacio escogido, se pondrán mallas de hilo trenzado de plantas, pasto y yerba. Cada malla tendrá un tamaño de 1x1, esparcida por toda la terraza. El acceso será por el bloque E de la Universidad, a través de una rampa que le dará el acceso directo. También contará con protección de la luz solar para el uso de los usuarios”, reveló el ingeniero.

 

En cuanto a los invitados internaciones, primero hizo su aparición el doctor en Historia, Arquitecto y Antropólogo, Mauricio Uribe Calle, enseñando a los participantes los datos más importantes que enontró en su trabajo de búsqueda en archivo para la reconstrucción gráfica, con renders, del Castillo de Ízabal en Guatemala ya que su aspecto era un tema desconocido.

 

Seminario de Investigación 2.jpg

 

 

De manera seguida pasó al frente Alexandra Pelúcia, doctora en Historia, docente del Departamento de Historia de la Universidad Nova de Lisboa. En su turno habló sobre su investigación adelantada durnate años, en Asia, acerca del impacto arquitectónico que tuvieron los colonos portugueses, en particulamente en Goa, en India.

 

Por su parte, la arquitecta Nayibe Gutiérrez, profesora de la Pablo de Olavide, de Sevilla y también doctora en Historia, habló sobre las riquezas arquitectónicas que se pueden hallar tras una rigurosa investigación en archivo sobre las murallas construidas en las diferentes islas y ciudades costeras del mundo, del siglo XVIII. Dentro de las más representativas, rescató las murallas de La Guaira, Venezula; Montevideo, Uruguay; Cartagena, Colombia; Acapulco, México; La Habana, Cuba; entre otras.

 

Por último, tomo la batuta Juan Marchena Fernández, quien cuenta un doctorado y posdoctorado de la universidad de Sevilla, en el área de Historia de América Latina y es, además, el profesor más citado en lengua castellana en investigación y es, merecedor de un sin fin de reconocimientos mundiales por sus trabajos sobre la historia de América Lantina con un interés particualr sobre Cartagena de Indias y el caribe colombiano.

 

A través de su conferencia, el reconocido doctor Marchena mostró una perspectiva distinta a la que ya se tenía concebida en el mundo de la arquitectura y del diseño, sobre la icónica escuela Bauhaus, él lo describió como “el debate entre la ciencia, la técnica y el arte, en una revisitación de la Bauhaus”.

 

En sus palabras de apertura, el erudito reveló que considera que la historia es “una disciplina científica” pues, al igual que en las matemáticas, sus datos deben ser exactos y cerrados a modificación.

 

De la misma forma dijo que “los historiadores estamos viéndonos enfrentados a un sistema de moda que le está quitando a América Latina la autenticidad. Estamos viviendo una colonización académica y científica y eso nos deja a todos sin argumentos”.

 

Seminario de Investigación 3.jpg

 

Introducido en el tema central de su conferencia y manera de conclusión expresó que “Bauhaus es una escuela de artes y oficios, no es un movimiento”. Explicó aspectos desconocidos sobre la escuela, sobre sus fundadores, sus estudiantes, sus profesores, sus diseños y sobre su fundamentación.

 

El evento, cuya logística fue protagonizada por los estudiantes del semillero de Historia y Teoría del Diseño Gráfico en Colombia, finalizó de manera exitosa el martes 9 de julio y con una participación, no solo de población perteneciente a la Autónoma del Caribe si no de entidades externas, como profesores y estudiantes de la Facultad de Arquitectura de la Universidad del Atlántico quienes enriquecieron el seminario con sus participaciones.

 

“Eventos como estos permiten que los proyectos de investigación que se desarrollan en la Universidad puedan ser visibles en toda la comunidad académica de la ciudad, por ello, y de común acuerdo con los porfesores visitantes, la tercera versión del evento, será en julio de 2020 ya que su aprticipacion en este SIAAD II incluyó a la Uniautonoma en su red investigativa europea y ello, anticipa un evento de mayor talante para el próximo año”, dijo Jairo Bermúdez.

 

Para quienes no hayan podido asistir al evento y quieran conocer más sobre lo vivido, la revista Arte y Diseño de la facultad de Arquitectura, Arte y Diseño, estará publicando los momentos vividos en las dos jornadas. MMC

 

 

Publicado en Noticias Generales

La Facultad de Arquitectura, Arte y Diseño de la Universidad Autónoma del Caribe presenta su segundo Seminario de Investigación en Arquitectura Arte y Diseño (SIAAD II), versión internacional, que contará con la participación de cuatro profesores extranjeros, provenientes de la Universidad Pablo de Olavide, España y de la Universidad Nova de Lisboa, Portugal, y quienes expondrán sus proyectos investigativos, referentes a esta temática.

 

El evento se llevará a cabo los días 8 y 9 de julio de 2019 en el salón K510 del edificio de Posgrados de la Universidad. La entrada es totalmente gratis, para todas las personas interesadas en asistir a uno de los seminarios más importantes en la ciudad y la Región Caribe, en cuanto a la investigación sobre arquitectura, arte y diseño.

 

Las puertas serán abiertas a partir de las 8:30 de la mañana y el evento dará inicio a las 9:00 am, con conferencias bajo la temática Pedagogía y Diseño. De manera seguida, se presentarán los grupos de Semilleros de Investigación de la institución.

 

En la tarde, el tema estará enfocado en el Diseño Aplicado, donde asistirán profesores investigadores y semilleros de la facultad, disertando sobre sus pesquisas, que abordan temas que van desde la intervención arquitectónica hasta el diseño de prendas funcionales para el sector agrícola.

 

El segundo día empieza con una mesa especial de los proyectos de grado que han sido elaborados por estudiantes durante su formación como semilleros y donde presentarán los logros que los conducirán al título de Diseñadores Gráficos, Diseñadoras de Modas, Diseñadoras de Espacios y Arquitectos.

 

La tarde, estará a cargo de los investigadores visitantes en una mesa sobre Arquitectura Colonial, a cargo de los arquitectos y doctores en historia: Nayibe Gutiérrez, Mauricio Uribe y Alexandra Pelúcia.

 

El cierre de la jornada y del seminario, lo hará el reconocido historiador Juan Marchena Fernández, quien se destaca, entre otras cosas, por ser el autor más citado en todo el mundo, en la lengua castellana, en trabajos sobre historiografía sobre América Latina; en esta ocasión nos deleitará con una conferencia sobre la Bauhaus como novedad en Europa y su influencia en la migración de arquitectos hacia América Latina.

 

Esta es una oportunidad única para estudiantes y profesores de carreras afines que quieran conocer más de las investigaciones que se están llevando a cabo en esta área.

 

El evento es organizado por el Profesor Investigador Jairo Bermúdez Castillo y los semilleros: Andrea Manga, Daniela Camacho, Luis Brito, Mario Ayure, Ana Patricia Rodríguez, Francis Camila Deulufeuth, Isabella Álvarez y Camila Palma, y con el aporte del profesor Mauricio Lindo. MMC

 

Publicado en Noticias Generales

Con la implementación de un proyecto de impacto social tres estudiantes del programa de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones de la Universidad Autónoma del Caribe, se adentraron a lo más profundo del ‘Macondo’ palpable del que tanto menciona ‘Gabo’ en su obra Cien Años de Soledad, para instalar un sistema de lámparas led y una repetidora wi-fi alimentada por paneles solares.

 

Aracataca es un municipio pequeño lleno de realismo mágico, ubicado al norte del departamento del Magdalena, cuna de grandes escritores, poetas y fotógrafos. Un lugar, como lo describió Gabriel García Márquez, "donde el mundo era tan reciente que muchas cosas carecían de nombre y eran señaladas con el dedo y los inventos los daban a conocer una familia de gitanos desarrapados".

 

Luces LED y repetidora de WiFi en Aracataca (2).jpg

 

Esta vez no fueron gitanos sino los estudiantes Manuel Londoño, Ivan Martínez y Jean Támara los que llevaron 'inventos' para mejorar las condiciones de vida en el municipio. Los jóvenes observaron la limitación que tenían los estudiantes de la IED Elvia Vizcaino De Toro para acceder a la tecnología en la zona Wi-Fi gratis y la deficiente iluminación que presentaba el parque ‘Remedios la Bella’, cosa que generaba inseguridad dentro del sector.

 

Debido a esta situación los estudiantes decidieron elaborar como proyecto de grado el desarrollo de un sistema que masificara el uso de las TIC en el municipio de Aracataca aprovechando el uso de energías alternativas, ya que se pretendía aumentar la aceptación y el uso de tecnologías digitales.

 

“Se siente bien ayudar a la comunidad desde la academia y es muy gratificante poner al servicio de quienes lo necesiten los conocimientos adquiridos en nuestra Alma Máter, para así seguir dejando en alto el nombre de la Universidad”,  señala Ivan Martínez. integrante del proyecto.

 

Luces LED y repetidora de WiFi en Aracataca (1).jpg

 

Diseño Específico.

La luz solar recibida a través del panel va dirigida al controlador de carga que se encarga de mantener los niveles de energía adecuados en las baterías. El controlador da paso al inversor que es el responsable de realizar la conversión de la energía DC ( Corriente Directa) a energía AC (Corriente Alterna) para que el sistema funcione adecuadamente.

 

Los materiales que utilizaron para la implementación de este sistema fueron: tres Access point, lámparas LED de 30W, panel solar 120W, batería de gel de 200 AH, inversor y un controlador de carga y descarga. Todo esto tuvo un costo aproximado de 3.640.000 pesos, incluyendo la mano de obra.

 

“La respuesta de los beneficiarios fue agradable, estos nos ayudaron mucho en las pruebas piloto. Como nosotros no somos de la zona nos manteníamos en constante contacto con ellos para registrar el funcionamiento del proyecto, la calidad del internet, el tiempo de iluminación de las lamparas y a que hora se encendía en la tarde y se apagaba en la mañana”, manifiesta Martínez.

 

Luces LED y repetidora de WiFi en Aracataca (3).jpg

 

Este proyecto impactó mediante tres líneas en la comunidad:  de forma económica, porque debido a la implementación de la energía solar se presentó un ahorro considerable en el alumbrado público; en lo social porque el cambio de luces halógenas a luces led mejoró la iluminación en la zona e hizo que esta fuera más segura, para que las personas puedieran compartir en familia, además con la ampliación de la cobertura WiFi se logró aumentar el número de dispositivos conectados de 100 dispositivos a 400 simultáneamente; y por último la ambiental, porque por los altos niveles de radiación solar que se presenta en este municipio se fomentó y se concientizó a la población del beneficio que trae usar este tipo de energías limpias.

 

El resultado de la implementación de las lámparas led y una repetidora wi-fi alimentada por paneles no causó el mismo alboroto como cuando el gitano corpulento con manos de gorrión llamado Melquíades, fue de casa en casa arrastrando dos lingotes metálicos con un imán. El parque de ‘Remedios la Bella’ volvió a tener el delicado viento de luz como en el instante en que ella empezaba a elevarse al cielo.

 

Este trabajo lleva como título ‘Implementación de lámparas led y repetidora wi-fi alimentados por paneles solares en el parque Remedios la Bella’, fue costeado en su totalidad por los estudiantes y contó con la asesoría de los docentes y también ingenieros Valmiro Maldonado y Evert De los Rios. LLT 

Publicado en Noticias Generales

Mediante un proyecto de impacto social, tres estudiantes de décimo semestre del programa de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones de la Universidad Autónoma del Caribe, desarrollaron una planta potabilizadora de agua alimentada con energía solar para beneficio de la comunidad de la ranchería ‘Dividivi’, ubicada en el departamento de La Guajira.

 

En una zona casi desértica, poblada por una especie de complejo de casas cercadas, elaboradas con varas de madera organizadas de forma vertical y que están repelladas con arcilla, se encuentra ubicada la ranchería Dividivi a las afueras de la ciudad de Riohacha, exactamente a unos 15 kilómetros.

 

“Los indigenas conviven en habitaciones muy grandes comparadas con las de cualquiera. En esta pueden domir entre cinco y ocho personas por cuarto. Las cocinas tienen como unos siete metros de ancho como por tres de profundo. Preparan los alimentos sobre parillas de hierro y leña. Los baños están aparte, es decir, cada dependencia de la casa está por separada como si se constituyera en una casa por sí mismas”, recuerda Manuel De los Reyes, uno de los hacedores de este proyecto.

 

Planta Potabilizadora Dividivi (3).jpeg

 

Son varios los problemas que enfrenta esta comunidad día a día, pero, el que más les aqueja es la falta de agua potable y la ausencia de energía eléctrica. Las condiciones del líquido que consumen en su mayoría no pasa por un debido proceso de potabilización, según reconoce el joven estudiante.

 

Dentro del trabajo de campo realizado por los estudiantes, observaron que el agua para el consumo diario que utilizan las 20 personas que viven en esta ranchería se obtiene de un pozo subterráneo y es extraída por medio de un molino de viento, sin tener ningún tratamiento, exponiendo así a sus habitantes a enfermedades infecciosas.

 

El adentrarse en esta ranchería y conocer el sistema que usaban para extracción del agua, causó una impresión fuerte en los estudiantes. Su asombro aumentó cuando uno de los habitantes les comentó que el líquido se obtenía de un humedal natural que está por debajo de los 40 metros al nivel de la tierra y gracias a la presión que ejercia un molino de viento.

 

Planta Potabilizadora Dividivi (1).jpeg

 

El molino sacaba el agua las 24 horas, la llave se mantenia abierta todo el día y se desperdiciaba el líquido: el sistema que usaba la comunidad era bueno pero, a la vez, tenía un uso irregular y el agua se desperdiciaba. Además de esto, si bien el molino tenía unos filtros internos, el líquido que se extraía del humedal tenía muchas partículas que se alcanzaban a ver con el ojo humano y otras que no se podían percibir, con presencia de bacterias.

 

Fue mediante un análisis visual en primera instancia que el grupo de ingenieros se dio cuenta de que algo no estaba bien. Una muestra del agua fue llevada a la empresa Triple A en Barranquilla, para hacerle un estudio en el que se encontró que el agua tenía muchas bacterias perjudiciales para el ser humano. Así mismo, gracias a la asesoría de una empresa caleña, fue diseñado el sistema de filtrado adecuado para este tipo de agua.

 

A raíz, de la problemática presentada, los estudiantes Manuel De los Reyes, Olga Martínez y Ernesto Pérez decidieron crear como proyecto de grado, un sistema de purificación de agua alimentado con energía solar capaz de abastecer con agua potable y limpia a los residentes de ‘Dividivi’.

 

Planta Potabilizadora Dividivi (5).jpeg

 

Los materiales utilizados para el montaje de la planta potabilizadora de agua fueron los siguientes: panel solar policristalino 260W (MARCA POWEST), baterías secas 12v 55 Ah de AGM (MARCA FULIBATTERY), inversor 12V/110V de 450W, controlador solar inteligente 20AMP, unidad de filtración RO600 GPD, bomba presurizadora, tubería, cableado y accesorios. Todo esto tuvo un costo aproximado de 7.994.800 pesos, incluyendo la mano de obra.

 

La instalación del sistema de purificación de agua, alimentado con energía solar, se puso a disposición de esta comunidad, la cual hoy goza de tener agua potable para el consumo. Además, con el uso de energía solar le dio solución a la falta de energía eléctrica, trayendo como resultado innovación al departamento y el aprovechamiento de las condiciones meteorológicas de la zona.

 

“El sitema eléctrico no solamente le sirve para alimentar la planta, sino tambien para cargar elementos electronicos, y en las horas nocturnas para prender cuatro bombillos por unas dos o 3 hora continuas”, comenta De los Reyes.

 

La planta potabilizadora puede trabajar todo el día bombeando aproximadamente unos 600 galones de agua. Tiene un sistema automático donde las personas solo tienen que abrir la llave, de inmediato la máquina enciende todos sus aparatos electrónicos. En el momento en que se cierra la llave el tanque se llena de agua para seguir tratándola, luego la planta se apaga y deja de consumir energía.

 

Planta Potabilizadora Dividivi (2).jpeg

 

“Las personas que estaban en el momento que se instaló el sistema de extración del agua se quedaron sorprendidos, porque no entendian lo que estábamos haciendo. La planta no solo mata las bacterias, sino que elimina los sabores y olores. El líquido sale un 98% puro y su nivel de purificación se marca a través de una pantalla que hace parte de esta. Cuando tomaron el agua por tratada por primera vez se mostraron un poco escépticos, pero al final estaban felices”, señala el estudiante.

 

No fue una tarea fácil instalar la planta, pues la única que hablaba español era la jefe de la ranchería que en algunas ocasiones no estaba presente, los demás hablaban ‘wayuunaiki’ y era muy complicado pedirles colaboración.

 

A pesar de que hay poca arborización, los niños corren descalzos sin ningún problema. La personas son muy arraigadas a su cultura y mantienen lazos de fraternidda muy fuertes. Las mujeres se dedican a tejer mochilas, chinchorros y a las labores de la casa. El hombre sale en busca de comida y es asi como se sostienen del rebusque y el turismo.

 

“Fue una experiencia muy gratificante. Tuvimos contacto con una comunidad muy diferente a lo que nosotros estamos acostumbrados en la ciudad. Al principio resultó complicado ya que tuvimos muchos percances y los costos sobrepasaron el presupuesto inicial, pero al ver la gente feliz no nos importó el cansancio y ni el sol. Esperamos que se nos de la oportunidad con el Estado o con una entidad privada, para poder llevar este proyecto a muchas comunidades”, manifiesta Manuel De los Reyes, hacedor de este proyecto.

 

Este trabajo lleva como título ‘Sistema de purificación de agua alimentado con energía solar, implementado en la ranchería Dividivi en el departamento de la Guajira’, fue costeado en su totalidad por los estudiantes y contó con la asesoria de los docentes y también ingenieros José Ledesma y Evert De los Rios. LLT

 

 

 

 

Publicado en Noticias Generales

Que la industria petrolera ocupe el primer puesto como la más contaminante del mundo no sería ninguna sorpresa pero, que la industria textil sea quien la preside, si lo es. Alrededor del 20% de las aguas residuales que se generan en el mundo son por causa de esta área, quienes también son responsables del 10% de las emisiones de carbono en el mundo. A pesar de lo anterior, no todo el panorama 'pinta' tan gris.

 

Sandra Sarmiento y Lorena Garrido son estudiantes de último semestre del programa de Diseño de Modas de la Universidad Autónoma del Caribe y, con una investigación que les ha tomado casi 3 años, han encontrado la manera de minimizar esas alertadoras cifras.

 

“La idea de los tintes de ropa bioamigables nació cuando yo estaba en el colegio. Yo me daba cuenta que ciertos vegetales pintaban las toallitas que mi mamá tenía en la cocina y como siempre me ha gustado la moda, pues comencé a investigar”, explicó Sandra, quien tuvo la idea inicial del proyecto.

 

Diseño de Modas Capitata (3).jpeg

 

De la misma forma agregó que por un tiempo dejó el proyecto de lado "pero al llegar a la universidad", se unió a los semilleros de investigación, donde, "con muchísima orientación de los docentes", pudo retomarlo. Para este momento, quiso continuar con el proceso a la hora de presentar su sustentación de tesis de la mano de Lorena, quien manifestó que “se hicieron muchas pruebas y el proyecto ha sido éxito total, pues sentimos que con él estamos aportando al medio ambiente”.

 

Y es que parece ser que esta industria ha agravado sus cifras al implementar el ‘Fast Fashion’ o Moda Rápida, donde las tendencias se mueven de manera cíclica, haciendo que las tiendas, todo el tiempo, estén macroproduciendo en serie. Para ello, utilizan tintes a base de químicos imposible de retirar del líquido vital. Por eso estas dos jóvenes emprendedoras buscan minimizar la contaminación de las fuentes hídricas. 

 

Por su parte, los productos de ‘Capitata’, como decidieron llamar esta innovadora línea de tintes de textil ecológicos, están hechos a base de verduras como el repollo morado, la remolacha, la espinaca y los pimentones rojos y amarillos, entre otros, y esperan ser presentados al público de manera pulverizada. 

 

Diseño de Modas Capitata (2).jpeg

 

Pero la iniciativa no acaba allí. Es de conocimiento público que grandes cantidades de verduras y legumbres son desechadas casi a diario, pues cumplen su ciclo de vida en las tiendas expendedoras; estas jóvenes han encontrado la manera de explotar dicha característica de madurez en sus pigmentos. 

 

Pero, a pesar de ya contar con una marca y una muestra de producto, ‘Capitata’ aún no persigue la intención de ser un producto comercializable; por ahora, estas jóvenes esperan que este se convierta en un generador de conciencia ambiental que, además, presenta una alternativa para lo que ya se conoce. 

“’Capitata’ ya es una marca, quizás aún no comercial pero si educativa”, advirtió Sandra Sarmiento. MMC

 

Publicado en Noticias Generales

Nuestros funcionarios también son destacables y por eso hoy te informamos sobre el logro de uno de ellos. Se trata de Adalberto Bolaño Sandoval -profesional de Publicaciones Científicas y docente del programa de Comunicación Social y Periodismo- quien lanzó el pasado 4 de mayo, durante la Feria del Libro de Bogotá, su más reciente obra ‘La memoria conmovida. Caminos hacia la poesía de José Ramón Mercado’.

 

Esta publicación también fue presentada el pasado 25 de mayo, durante la Primera Feria del Libro de la Universidad del Magdalena, en Santa Marta, lo que aporta más importancia a Uniautónoma en lo concerniente a la generación de material de estudio y cultura.

 

En su publicación, Bolaño Sandoval -siendo licenciado en Ciencias Sociales y Económicas, magíster en Literatura Hispanoamericana y del Caribe, así como especialista en Literatura del Caribe colombiano- estudia la obra poética del autor sucreño, concentrándose en catorce de sus poemarios, a través de tres temáticas: paisaje, identidad y memoria.

 

Libro de poesía.jpg

 

Visto desde otra perspectiva, el libro es un recorrido crítico desde la infancia hasta los traumas de Mercado, debido al duelo por las víctimas de la violencia que vivieron en su entorno. Todo lo anterior es un retrato que hace Bolaños de los aportes del escritor al mundo de la poesía en la época de los 70 y 80, desde Cartagena. 

 

En realidad, este es un trabajo editorial más de Bolaños, con una considerable experiencia como profesor de Literatura en otras universidades, pues también produjo el libro ‘Jorge Luis Borges: del infinito a la posmodernidad’, en 2013.

 

Según Bolaños, par académico e investigador y miembro de nuestro grupo de investigación Comunicación y Región -aparte de todo lo mencionado-, escribir es un talento que no caduca, lo que indica que, mientras haya historias que analizar y contar, lo seguirá haciendo. JSN

 

Publicado en Noticias Generales
Página 1 de 4
LO MÁS LEIDO
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones