MENÚ
SERVICIO DE
ATENCIÓN VIRTUAL
SERVICIOS
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

La economía circular es una modalidad que ha llegado a la moda para quedarse; esta implica alquilar, compartir, reutilizar, reparar, renovar y reciclar materiales y productos, generando en ellos un valor agregado y de esa manera, alargar su vida útil. Todo esto respondiendo a que la industria de la moda, no solo es contaminante si no muy derrochadora.

 

De forma inicial, esta industria ha implementado el modelo económico lineal, es decir, ‘producir-usar-tirar’, todavía predominante, y que da lugar al concepto de ‘moda rápida’, que cada año genera más de 1.200 millones de toneladas de emisiones de efecto invernadero, entre otros impactos al medioambiente.

 

En busca de una moda sostenible, la docente del programa de Diseño de Modas de la Universidad Autónoma del Caribe, María Cecilia López, ha generado un proyecto que responda a esta nueva modalidad. La propuesta habla sobre un closet virtual donde los usuarios tendrán acceso a un millar de prendas por unos costos mucho más bajos a los de una tienda física. Dichas prendas no tendrán propietario, es decir, estarán disponibles para alquiler.

 

Con esto, la docente busca que la industria de la moda funcione de la misma manera de la naturaleza, donde todo lo que se produce se reutiliza “por ejemplo, cuando los árboles dan fruto, los pájaros comen dicho fruto dejando caer la semilla que, al caer al piso, genera una nueva planta, que también dará alimento y sombra”.

 

Industria de la moda 3.jpg

 

Llevándolo al contexto industrial, se espera que todos los desperdicios que quedan de la realización de un producto, se conviertan en la materia prima de uno nuevo. Por otra parte, la docente busca incluir a sus estudiantes en esta modalidad, no solo en el área de la sostenibilidad sino también en lo que se podría convertir en un nuevo mercado emergente.

 

“Pensando en toda la moda como un gran proceso, este proyecto también está pensado para generar una conciencia en los diseñadores, al momento de realizar sus creaciones, que se interesen por crear productos muchos más duraderos y de una mejor calidad”, explica María Cecilia, también diseñadora de modas.

 

Por otra parte, la docente buscó medidas más inmediatas para la implementación de este proyecto. Explicó que está “muy cercana a una empresa que comercializa textiles. Las muestras con las que las elaboran no son pedacitos pequeños y entre ellas hay telas de altísima calidad que, lo común, es que sean desechadas. Por ende, he buscado la manera de convertir esas muestras en un insumo para un nuevo producto. Ya hemos hecho distintas clases de cojines y otros artículos de allí”.

 

Para que el proyecto siga creciendo, María Cecilia espera poder unirse a una fundación y crear talleres de confección, abriendo oportunidades de recreación a comunidades necesitadas por medio de una actividad sostenible. Los productos que sean producidos, podrían ser comercializados para el mismo sostenimiento de la entidad.

 

Industria de la moda.jpg

 

En cuanto a la creación del proyecto, la diseñadora resalta el acompañamiento que le ha brindado la Universidad, al siempre mostrar el camino por el que debe seguir y materializar su idea.

 

En la Universidad Autónoma del Caribe te ofrecemos la posibilidad de conocer más sobre la industria de la moda y formarte profesionalmente para ser un diseñador exitoso. MMC

 

 

Publicado en Noticias Generales

A pesar de que son vistos como una nueva tendencia en bioconstrucción, los techos verdes o terrazas verdes, se remontan a los años 500 a.c.. Su evolución actual se inició en Alemania en la década de 1960, extendiéndose en los últimos años al resto de Europa y en menor medida a Estados Unidos.

 

Por supuesto, no se trata de techos color verde. Lo anterior se refiere a los techos de edificaciones que se encuentran parcial o totalmente cubiertos de vegetación. Son azoteas que se cubren de tierra para plantar diferentes plantas en ella.

 

Los techos verdes pueden variar en tamaño y casi cualquier tipo de vegetación puede ser plantada en ellos, teniendo en cuenta las condiciones climatológicas a las que se verán enfrentadas. Gracias a estas plantaciones, se puede mejorar el clima al interior de la edificación y filtrar contaminantes del aire y la lluvia. Además, prolonga la vida del techo, reduce el riesgo de inundaciones y puede servir como una barrera acústica. 

 

En cuanto a costos, el techo verde podría aumentar el valor de un inmueble y hasta convertirse en el elemento clave de lo que podría llegar a ser un edificio autónomo. Hay techos que requieren de muchos más cuidados que otros. Hay algunos que demandan unas capas más delgadas y utilizan, principalmente, musgos y plantas resistentes a la falta de agua. A pesar de que estos proyectos deben ser dejados en manos de especialistas, se podrían implementar algunos a pequeña escala. 

 

Infografía Terrazas Verdes.jpg

 

“Primero hay que buscar el tipo de vegetación para las terrazas, porque es una específica dependiendo la raíz, después de eso enfocarlas hacia el clima y las necesidades, nosotros acá en la Universidad lo que buscamos fue una vegetación que aguantara mucho tiempo sin agua y mucho contacto con el sol”, explica Andrea Daza, estudiante de la Universidad Autónoma del Caribe y miembro del semillero de investigación Arquitectura Bioclimática. 

 

Para lo anterior existe un manual que indica, de manera específica la plantación necesaria para cada condición. Según las investigaciones del semillero, se llegó a la conclusión de que las plantas que más se adecuan a Barranquilla son las Suculentas, que permiten el almacenamiento de agua en cantidades mucho mayores al resto de las plantas, como explica Andrea, estas “son una especie de cactus pero que le salen florecitas y soportan mucho tiempo sin agua y al contacto directo con el sol”. 

 

“La vegetación no se puede dejar al azar porque la idea de estas terrazas es lograr alcanzar un periodo largo en el tiempo para poder hacerle mantenimiento. La idea es que se mantengan solas porque si tenemos una terraza que requiere que se riegue dos veces al día, pues ya pierde su calidad de sostenible por la cantidad de agua que debe consumir”, expone el ingeniero industrial Jair Díaz, docente lider del semillero de investigación. 

 

En cuanto a las estructuras, existe una estándar que puede ser aplicada a casi todas las edificaciones; sin embargo, el espesor del sustrato (tierra negra donde se planta la vegetación) es el que varía en cada ocasión.

 

Terrazas Verdes Suculenta.jpg

 

“Este (el sustrato) puede ir desde 1,5 a 3,5 cm, es decir muy poquito, porque esto es una carga muerta que va a tener el edificio, que está diseñado para cierto peso y ahora, al ponerle una carga quieta ahí, el esfuerzo es mayor. Entre menos sustrato, mucho mejor para que se mantengan las plantas. La idea también es poder reutilizar las aguas negras que genera el edificio, no importa si es este, el académico (refiriéndose al bloque A de la Universidad Autónoma del Caribe, o si es una vivienda familiar”, explica el docente, magister en Energías Renovables y aspirante a doctor en Sostenibilidad. 

 

Por otra parte, las terrazas llevan debajo unas capas, que van a permitir el aislamiento del agua que las plantas generen, manteniendo la edificación libre de humedad. De las misma forma, hay que tener un control de las raíces que, como es natural, buscaran abrirse camino y podrían generar daños en la estructura.

 

Si te interesan temas relacionados con innovación en materia de diseños de construcciones, mejoras en edificaciones y la investigación, en la Universidad Autónoma del Caribe encontrarás todo el conocimiento que necesitas para ser un excelente profesional en Arquitectura, Diseño de Espacios y otras carreras que te pueden llevar al éxito. MMC

 

Publicado en Noticias Generales

Los proyectos a futuro que prometen dinamizar la economía regional también hacen parte de la lista de temas de interés que se desglosan en la Universidad Autónoma del Caribe. Por eso se llevó a cabo, este jueves 25 de julio, el workshop ‘Reflexiones académicas al plan de ordenamiento departamental, POT, del Atlántico: subregión costera’.

 

El Observatorio de Renovación Urbana, ORU, fue el punto de encuentro de este conversatorio orientado a estudiantes, docentes, egresados, empresarios y expertos interesados en esta temática. Funcionarios de la Gobernación del Atlántico y otras instituciones estatales también estuvieron presentes, así como personal en representación de otras universidades de la ciudad.

 

Desde las 8:00 de la mañana se dio inicio a la única ponencia en la que se explicó parte por parte del documento y cuánto se ha avanzado en lo establecido en él. Luego se informó sobre su marco de competencias, bajo la cobertura de la Ley 1454 de 2011.

 

Análisis POT Atlántico (1).jpg

 

En otras palabras, el objetivo de esta charla fue exponer lo que se ha venido adelantando para potenciar el turismo, los sectores industriales y agropecuarios en esta parte el país; las estrategias que se han diseñado y analizado con la colaboración de un equipo de la Universidad de Nueva York, así como los mecanismos de gestión por aplicar, para poner en marcha tales proyectos.

 

En aras de que los presentes pudieran dimensionar lo que se tiene planeado, se dio una muestra del POT urbanístico para el corredor turístico de la zona norte del departamento, objeto del contrato No. 0121 de 2010, suscrito entre la Gobernación del Atlántico y la Universidad Autónoma del Caribe.

 

Este tipo de eventos también son desarrollados en Uniautónoma porque permiten su posicionamiento como entidad activa que participa en la toma de decisiones en cuanto al uso de suelo tanto del entorno inmediato como del distante.

 

De esta manera se va generando el conocimiento y su transferencia, mientras se refuerza la necesidad de involucrar a la academia a través del contacto con sus expertos. De acuerdo con el arquitecto y docente Pablo Yepes, siendo también el coordinador del ORU, las ventajas de tener estos espacios disponibles son las opiniones no sesgadas por la política, lo que da paso a un intercambio de ideas que generan desarrollo para la región Caribe. JSN

 

Publicado en Noticias Generales

Según lo plantea la Organización Mundial de la Salud, se necesitan alrededor de 15 metros cuadrados de zonas verdes por habitante, para contar con una buena calidad de aire. El problema radica en que las grandes ciudades –entre esa Barranquilla- se encuentran cubiertas de concreto y, con suerte, se puede contar con cinco metros por persona.

 

Ante esto, muchas ciudades del mundo han recurrido a cubiertas de plantas en los techos, como un recurso para brindarles a los ciudadanos espacios verdes que garanticen una mejor calidad de vida y en esta estrategia Colombia no se está quedando atrás.

 

Teniendo como base esta idea, estudiantes pertenecientes al semillero de investigación Arquitectura Bioclimática de la Universidad Autónoma del Caribe, han generado un proyecto que involucra a las terrazas verdes, dentro de un marco más amplio, denominado Arquitectura Sostenible, que busca aumentar la característica bioamigable en la institución.

 

Techos Verdes 3.jpg

 

“Nosotros llevamos trabajando ya más de un año en el semillero de investigación, entonces el proyecto que radicamos en la Dirección de Investigación y Transferencias, es una evaluación de sostenibilidad. Es generar proyectos para la universidad, en pro de una eficiencia energética”, explicó Jair Díaz, docente del programa de Arquitectura de la Universidad y líder del semillero de investigación.

 

Los estudiantes relataron que esta idea nació al leer los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), impulsados por las Naciones Unidas (UN) pues consideran que todos deben trabajar en favor de estas iniciativas.

 

“Esto (los ODS) hace parte de una agenda que debe estar prácticamente completa para 2030, por eso nosotros intentamos hacer nuestro aporte a través de las terrazas verdes y contribuir al proyecto de Eficiencia Energética que ya se venía realizando”, dijo Melanie Bustillo Moreno, integrante del semillero.

 

La cubierta de un edificio es el espacio más expuesto a la radiación del sol, lo que genera que la temperatura de la parte interior aumente, dejando como consecuencia un mayor gasto energético, al buscar enfriarlo. Por su gran tamaño, el Bloque A de la Universidad fue el escogido para llevar a cabo la prueba piloto de este proyecto investigativo. Melanie explica además, que las plantas, al ser ubicadas en el área de la cubierta, va a generar la “disminución de la sensación térmica” al interior del edificación. 

 

Techos Verdes.jpg

 

En cuanto a su construcción, las plantas fueron escogidas de manera minuciosa, teniendo en cuenta los factores climáticos a los que se verán enfrentadas. De la misma forma, se organizó un plan de riego que permita mantener sana la vegetación. De la misma forma, los estudiantes esperan darle un segundo uso a este espacio, ubicando pérgolas en el área, permitiendo que este se convierta en una zona común de la institución.

 

“Vamos a abrir por la parte del cuarto piso, la parte de Geomántica, un acceso con una rampa que nos lleve hasta la cubierta. El acceso se pensó de esta manera para asegurarnos que, incluso los estudiantes en condición de discapacidad, puedan tener acceso”, describió Jessica Gil, integrante del semillero.

 

Como resultado de la gran aceptación que ha tenido el proyecto, el grupo espera poder realizar esta iniciativa en cada uno de los bloques de la institución, generando una mejor calidad en el aire.
Pero eso no es todo, aún son muchos los proyectos que se vienen desarrollando en el semillero para la sostenibilidad de la Universidad, que podrían ser aplicables en un futuro no muy lejano. MMC

 

 

 

 

Publicado en Noticias Generales

Con la intención de dar a conocer los avances investigativos que se están dando en la Universidad Autónoma del Caribe, el pasado 8 y 9 de julio se llevó a cabo el segundo Seminario de Investigación en Arquitectura, Arte y Diseño (SIAAD II), esta vez como una versión internacional, pues contó con la participación de ponentes extranjeros.

 

El evento, que se realizó en el salón K510 del edificio de posgrados de la Universidad, contó con diferentes mesas temáticas: Pedagogía y Diseño, espacio para los docentes de la facultad de Arquitectura, Arte y Diseño quienes trabajan el tema de la investigacion educativa de manera relfexiva, epistemológica, tóerica y teleológica, como lo presentaron los expertos: Zulma Buendía, Astrid Barrios, Martha Zapata, Salvador Coronado y Orietta Polifroni.

 

También estuvieron de la Mesa Semilleros de Investigación, donde estudiantes del programa de Diseño Gráfico socializaron sus ideas inciales con el respectivo rigor metodológico y creativo; la mesa de Diseño Aplicado, donde profesores y estudiantes semilleros de la facultad, disertaron sobre los avances de proyectos liderados por los maestros Aida Palmett y Jair Díaz.

 

Por parte de Diseño de Modas también fueron ponentes María Cecilia López, Rosario Cochero y María Fernanda Coronado quienes también evidenciaron como desde la investigación en el diseño, sea de modas, arquitectonico o de interiorismo, se resuelven problemas científicos; la mesa de Proyectos de Grado, fue el espacio para los alumnos destacados por investigaciones de alto impacto logradas como semilleros y presentadas para optar por sus títulos profesionales en Arquitectura, Diseño de Modas, Diseño Gráfico y Diseño de Espacios; la mesa de Arquitectura Colonial, fue el espacio brindado para los ponentes internaciones, quienes también mostraron sus investigaciones.

 

La organización del evento estuvo en manos del profesor e investigador Jairo Bermúdez Castillo y los semilleros Andrea Manga, Daniela Camacho, Luis Brito, Mario Ayure, Ana Patricia Rodríguez, Francis Camila Deulufeuth, Isabella Álvarez y Camila Palma, y con el aporte del profesor Mauricio Lindo. El profesor Bermúdez hízo énfasis en que, “el seminario se materializó tras meses de trabajo gracias al respaldo de Pablo Bonaveri, director de Investigacion y Trasnferencia de la UAC y de la decana de la Facutad de Arquitectura Arte y Diseño Emilia Velézquez Velasco".

 

Seminario de Investigación 4.jpg

 

 

“La columna vertebral del evento fueron los docentes tanto de nuestra facultad como de las universidades que nos visitaron: de la Pablo de Olavide y la Nova de Lisboa ”, confesó Jairo Bermúdez.

 

Entre los proyectos presentados se encontró el de la docente del programa de Diseño de Modas y magister en Mercadeo, María Cecilia López, quien además es investigadora asociada a Colciencias. Su trabajo busca crear una conciencia de reutilización de los recursos en el mundo de la moda, al ser esta la segunda industria más contaminante, después del petróleo.

 

“La moda es un sector importante de la economía, que se trabaja, comúnmente, de manera lineal, es decir, desechar lo que se utiliza. Aquí proponemos una economía circular, donde todo lo que es desechado se convierte en materia prima de otro producto. De esta manera también se generan oportunidades para nuevos mercados”, explica la docente.

 

Al introducirnos un poco más en el área de arquitectura, encontramos -entre muchos otros- el proyecto del semillero Arquitectura Sostenible, en cabeza del ingeniero Jair Díaz. Este grupo busca generar oportunidades para el edificio de la facultad de Arquitectura, Arte y Diseño; esto, mediante unas infraestructuras que puedan mitigar la sensación térmica, identificadas como Terrazas Verdes.

 

“En el espacio escogido, se pondrán mallas de hilo trenzado de plantas, pasto y yerba. Cada malla tendrá un tamaño de 1x1, esparcida por toda la terraza. El acceso será por el bloque E de la Universidad, a través de una rampa que le dará el acceso directo. También contará con protección de la luz solar para el uso de los usuarios”, reveló el ingeniero.

 

En cuanto a los invitados internaciones, primero hizo su aparición el doctor en Historia, Arquitecto y Antropólogo, Mauricio Uribe Calle, enseñando a los participantes los datos más importantes que enontró en su trabajo de búsqueda en archivo para la reconstrucción gráfica, con renders, del Castillo de Ízabal en Guatemala ya que su aspecto era un tema desconocido.

 

Seminario de Investigación 2.jpg

 

 

De manera seguida pasó al frente Alexandra Pelúcia, doctora en Historia, docente del Departamento de Historia de la Universidad Nova de Lisboa. En su turno habló sobre su investigación adelantada durnate años, en Asia, acerca del impacto arquitectónico que tuvieron los colonos portugueses, en particulamente en Goa, en India.

 

Por su parte, la arquitecta Nayibe Gutiérrez, profesora de la Pablo de Olavide, de Sevilla y también doctora en Historia, habló sobre las riquezas arquitectónicas que se pueden hallar tras una rigurosa investigación en archivo sobre las murallas construidas en las diferentes islas y ciudades costeras del mundo, del siglo XVIII. Dentro de las más representativas, rescató las murallas de La Guaira, Venezula; Montevideo, Uruguay; Cartagena, Colombia; Acapulco, México; La Habana, Cuba; entre otras.

 

Por último, tomo la batuta Juan Marchena Fernández, quien cuenta un doctorado y posdoctorado de la universidad de Sevilla, en el área de Historia de América Latina y es, además, el profesor más citado en lengua castellana en investigación y es, merecedor de un sin fin de reconocimientos mundiales por sus trabajos sobre la historia de América Lantina con un interés particualr sobre Cartagena de Indias y el caribe colombiano.

 

A través de su conferencia, el reconocido doctor Marchena mostró una perspectiva distinta a la que ya se tenía concebida en el mundo de la arquitectura y del diseño, sobre la icónica escuela Bauhaus, él lo describió como “el debate entre la ciencia, la técnica y el arte, en una revisitación de la Bauhaus”.

 

En sus palabras de apertura, el erudito reveló que considera que la historia es “una disciplina científica” pues, al igual que en las matemáticas, sus datos deben ser exactos y cerrados a modificación.

 

De la misma forma dijo que “los historiadores estamos viéndonos enfrentados a un sistema de moda que le está quitando a América Latina la autenticidad. Estamos viviendo una colonización académica y científica y eso nos deja a todos sin argumentos”.

 

Seminario de Investigación 3.jpg

 

Introducido en el tema central de su conferencia y manera de conclusión expresó que “Bauhaus es una escuela de artes y oficios, no es un movimiento”. Explicó aspectos desconocidos sobre la escuela, sobre sus fundadores, sus estudiantes, sus profesores, sus diseños y sobre su fundamentación.

 

El evento, cuya logística fue protagonizada por los estudiantes del semillero de Historia y Teoría del Diseño Gráfico en Colombia, finalizó de manera exitosa el martes 9 de julio y con una participación, no solo de población perteneciente a la Autónoma del Caribe si no de entidades externas, como profesores y estudiantes de la Facultad de Arquitectura de la Universidad del Atlántico quienes enriquecieron el seminario con sus participaciones.

 

“Eventos como estos permiten que los proyectos de investigación que se desarrollan en la Universidad puedan ser visibles en toda la comunidad académica de la ciudad, por ello, y de común acuerdo con los porfesores visitantes, la tercera versión del evento, será en julio de 2020 ya que su aprticipacion en este SIAAD II incluyó a la Uniautonoma en su red investigativa europea y ello, anticipa un evento de mayor talante para el próximo año”, dijo Jairo Bermúdez.

 

Para quienes no hayan podido asistir al evento y quieran conocer más sobre lo vivido, la revista Arte y Diseño de la facultad de Arquitectura, Arte y Diseño, estará publicando los momentos vividos en las dos jornadas. MMC

 

 

Publicado en Noticias Generales

En uno de los edificios más emblemáticos que guarda parte de la historia de la ciudad de Barranquilla, la Aduana, trabaja el arquitecto Juan Pablo Mestre Hermines como director del Archivo Histórico del Atlántico.

 

Este barranquillero de 29 años es amante de la arquitectura, la música y la historia. Para él cada recorrido que hace por las calles del centro viejo de la ciudad y del barrio El Prado es un deleite y más cuando se le transmite todo este sentimiento cívico sobre lo valioso que es el patrimonio arquitectónico heredado.

 

“Desde adolescente me vinculé al programa de la Alcaldía de Barranquilla ‘Vigías del Patrimonio’ para aportar al proceso de salvaguarda del patrimonio. Hoy como director del Archivo Histórico del Atlántico y docente de la Escuela de Arquitectura de una universidad de la ciudad, busco transmitir ese mismo amor por la arquitectura y la historia”, comenta con mucho entusiasmo Juan Pablo Mestre director del Archivo Histórico del Atlántico.

 

Mestre, en su trayectoria como arquitecto restaurador, trabajó durante 10 años como director de Conservación y Preservación de la Corporación Luis Eduardo Nieto Arteta. Gracias a la experiencia obtenida, desde su nuevo cargo ha hecho presencia institucional en diversos municipios y corregimientos del departamento adelantando procesos de formación en los colegios públicos y con agremiaciones comunitarias que promueven la difusión de la historia.

 

Juan Pablo Mestre Arquitecto Egresado.jpeg

 

Su trabajo en la dirección del Archivo Histórico del Atlántico.

Juan Pablo se inició en esta organización en 2010 realizando sus prácticas profesionales en el área de mantenimiento, hoy asume desde su labor la responsabilidad de los retos de infraestructura que permitan garantizar el crecimiento futuro del Archivo Histórico tanto en planta física como en colecciones.

 

En este cargo tiene bajo su custodia la conservación del patrimonio documental de todos los atlanticenses, esto bajo las directrices dadas por el Archivo General de la Nación. Adicional a ello, esta entidad custodia un elemento patrimonial de gran significación para la ciudad como lo es el Antiguo edificio de la Aduana de Barranquilla.

 

“La dirección de Conservación y Preservación del Antiguo Edificio de la Aduana de Barranquilla, es una gran responsabilidad que con mucho orgullo lleve por casi una década. Realizamos actividades en los 22 municipios del Atlántico así como en nuestra sede en Barranquilla, sobre la historia, cultura, investigación, memoria histórica y patrimonio; sumado a esto apoyamos a las universidades en la generación de nuevo conocimiento con base en los tesoros documentales en custodia”, señala el arquitecto, especialista en Restauración y Conservación Patrimonial y también Magíster en Historia.

 

En las instalaciones amarillas como el sol de la libertad del reconocido edificio de la Aduana, ubicado en pleno corazón de la ciudad, el día empieza desde temprano diariamente este recibe la visita de investigadores en búsqueda de información en el acervo y de usuarios interesados en consultar la información legal que se conserva en los fondos Notariales, así como también de los turistas y grupos de estudiantes de colegios y universidades que visitan.

 

“Nuestro talento humano está en dos secciones: una Administrativa conjuntamente con la Corporación Luis Eduardo Nieto Arteta y un equipo operativo en el Taller de Conservación que se encarga de los procesos técnicos de la documentación, de la digitalización de los mismos y la atención a los usuarios” explica Mestre como esta organizado su equipo de trabajo.

 

Juan Pablo Mestre Arquitecto Egresado 2.jpeg

 

Tanto es el amor de este arquitecto por la protección de los lugares emblemáticos de la ciudad que aunque dice que algunos de sus colegas construyen con ladrillos y cemento, el decidió construir desde las páginas de la historia.

 

Historia del proceso de salvamento y organización del patrimonio histórico del departamento.

El proceso de salvaguarda del patrimonio documental de los atlanticenses inicio en 1992 en la Administración del Gobernador Gustavo Bell Lemus cuando por Ordenanza No. 7 creó el Archivo Histórico del Atlántico el 9 de diciembre de 1992 con una colección inicial ubicada en la Biblioteca Departamental. Finalizada la restauración de la Aduana en 1994, el 3 de octubre de este año se traslada toda la colección al recién reconstruido edificio e inició operaciones el 18 de noviembre de 1994.

 

La documentación que actualmente tiene el Archivo Histórico proviene de un Fondo Notarial correspondientes a las notarías 1, 2, 3 y 4 de Barranquilla,- la notaría de Sabanalarga, un fondo de prensa, fondos de la Gobernación, la Asamblea Departamental y el fondo de Estadística Municipal de Barranquilla. Este se encuentra organizado por tomos en orden cronológico de los más antiguos a los más recientes.

 

El Departamento de Procesos Técnicos se encarga de la curaduría de los documentos, intervenciones preventivas, lavados, desinfección entre otros, así como también de la catalogación que es un proceso que iniciamos en esta vigencia para disponer el catálogo general en línea.

 

Juan Pablo Mestre Arquitecto Egresado 4.jpeg

 

Su vida como arquitecto.

“No elegí ser arquitecto. La arquitectura me eligió a mí y cuando ella te elige te transforma integralmente, porque no es una profesión, es un estilo de vida”, dice.

 

A este joven arquitecto le hace muy feliz el poder reconstruir diferentes momentos y periodos del expediente urbano y arquitectónico de Barranquilla tomando como fuentes primarias los documentos conservados y que son pilares para los nuevos investigadores.

 

Mantenerse en una posición y un nivel de calidad superior, se convierte en un desafío profesional constante para Mestre, pues este explica que no se puede descuidar ningún aspecto en la administración de un proyecto cultural como la Antigua Aduana, de tanta representación para Barranquilla y el país.

 

La frase del primer Ministro británico Winston Churchill, “La historia será amable conmigo, porque tengo la intensión de escribirla”, es la fuente de inspiración de este joven soñador. “Algunos amigos consideran que es toda una locura este viaje por la historia y la arquitectura, pero yo lo considero una epifanía” expresa.

 

Juan Pablo Mestre Arquitecto Egresado 3.jpeg

 

Su paso por la Autónoma.

“Para mí la Autónoma no ha pasado. Hubo un proceso presencial de formación en el cual tuve la inmensa fortuna de ser beneficiario de una Beca total otorgada por el Consejo Directivo de la universidad, por la cual me vincule al Centro de Investigaciones del programa de Arquitectura, donde conocí un cuerpo docentes que hoy son colegas meritorios de toda mi admiración”cuenta el entrevistado.

 

Juan Pablo Mestre Hermines egresado del programa de Arquitectura de la Universidad Autónoma del Caribe. Durante su instancia en esta Alma Máter recuerda con alegría todos los momentos vividos y dice que la universidad nunca lo ha dejado ni el a ella.

 

“La Autónoma es una gran familia que crea en ti ese vinculo a través del sentido de pertenencia por la universidad, que en algunos casos hace que duela, pero al final te permite dimensionar que en Uniautónoma somos más que un conjunto de edificios”, termina el entrevistado. LLT

 

Publicado en Noticias Generales

Rodeado de un aire rebelde y como una pieza fundamental del guardarropa, el jean ha sido una de las prendas más complejas y misteriosas de todos los tiempos, hasta el punto de generar grandes lazos emocionales con quien lo lleva puesto.

 

Ha pasado mucho tiempo -desde 1873-, cuando la marca Levi’s creó el primer prototipo de los blue jeans, exclusivamente para los mineros, en el marco de la denominada época de La Fiebre de Oro, donde muchos trabajadores migraban de forma masiva a las áreas donde se había descubierto el precioso metal.

 

Los creadores de la pieza, buscaban generar atuendos de material resistente, pues la ropa que llevaban los mineros no soportaba las arduas jornadas de trabajo. Pero con el pasar del tiempo se comenzó a evidenciar una resignificación de los jeans en el sector de la moda.

 

Jean Levis.jpg

 

“En los años cincuenta, los referentes y comunicadores de la moda eran los artistas de Hollywood. De esa forma empezamos a ver a Marilyn Monroe, Elvis Presley y Marlon Brando a lucir esta prenda. Luego, en los sesenta, vimos a James Dean con la dramática película ‘Rebelde sin causa’ y es cuando se impone la moda de los jeans a nivel mundial y se masifica sin distingo social hasta nuestros días”, explicó Aurora Moya Ebratt, docente del programa Diseño de Modas de la Universidad Autónoma del Caribe y magister en la misma área.

 

De una manera casi mística, el jean se ha ganado su propio espacio en el mundo de la moda, reinventándose con el pasar de las épocas y de las tendencias. “Hoy en día las opciones con el jean son muchísimas, desde las variaciones hasta las silueta. Existe el Skinny, Boyfriend, Bootcut, Wid Leg, entre otros”, aclara Aurora.

 

Sin embargo, los jeans siempre habían estado ligados a la clase media de la sociedad pero no fue hasta la década de los 70 que la ya fallecida diseñadora, Gloria Vanderbilt, decidió crear los “Jeans de Diseñador”, impactando de manera importante la industria de la alta costura.

 

Gloria Vanderbilt Joven.jpg

 

Esta mujer fue considerada en 1968, por la revista Life, como la versión femenina del hombre renacentista pues en ella se destacaba el emprendimiento y la visión. Su marca no solo se expandió en los pantalones, también la diversificó en perfumes, lencería de hogar, entre otros.

 

A raíz de esta nueva propuesta, marcas como Chanel, Armani, Valentino, Calvin Klein, Dolce & Gabana, Gucci, entre otras, crearon sus propias líneas de jeans, generando lo que se conoce como Denim Couture.

 

Pero el denim, textil clave para generar los jeans, no se limita solo a los pantalones. “El denim es una textura que está presente en todos los universos de vestuario; es completamente versátil, moldeable y adaptable, con un porcentaje de aceptación bastante significativo, sin importar la edad o estrato social. Hoy en día no existe nadie que no cuente con, al menos, una prenda o complemento de moda elaborada en denim”.

 

Por otra parte la profesora resaltó que “el jean ha trascendido y escapado a las reglas de la moda, aunque conserva su esencia, sus variaciones en formas y acabados evolucionan para propagarse en el tiempo y seguir inmortalizándose en el mundo de la moda”.

 

Gloria Vanderbilt e hijo.jpg

 

Vanderbilt, un ícono de la moda.

 

La diseñadora de moda, artista, escritora y heredera neoyorquina, Gloria Vanderbilt, murió el pasado 17 de junio, a los 95 años, a causa del cáncer.

 

A lo largo de su vida, Vanderbilt se desarrolló entre la alta sociedad estadounidense; primero, por ser la heredera de una gran fortuna, lo que la introdujo en una batalla por su custodia legal y, tiempo más tarde, por sus innovadores emprendimientos profesionales. De la misma forma fue reconocida por su vida social y sus cuatro matrimonios.

 

Desde su nacimiento, la diseñadora acaparó los titulares, al ser la tataranieta de Cornelius Vanderbilt, quien al momento de su muerte dejó una enorme fortuna que pasó a ser de ella al convertirse en huérfana a muy temprana edad. Gracias a su trabajo como poeta, la revista LIFE se refirió a ella como “una versión actual y muy femenina del polifacético hombre del Renacimiento”; además, durante toda su vida se mantuvo en las listas de las mejores vestidas.

 

Sin embargo, fue al final de los años 70 cuando Vanderbilt experimentó su mayor éxito financiero y ante la crítica, en el marco del lanzamiento de su línea homónima de jeans. Gracias a esta alcanzó ventas por 300 millones de dólares en tan solo tres años, superando a Calvin Klein en un 20%, según la revista Vogue.

 

Vanderbilt con esposo.jpg

 

A pesar de su éxito en la industria de la moda, su obra como artista continuó sorprendiendo. Vanderbilt fue autora de varios libros, entre ellos una novela erótica que fue lanzada en el 2009, catalogada por el New York Times como “el libro más candente jamás escrito por una mujer octagenaria”.

 

En cuanto a su vida amorosa, la artista se casó por primera vez a los 17 años con Pat DiCicco, después de haber tenido un amorío con su jefe, Howard Hughes. Cuatro años después y cuando, por fin, tuvo acceso a su fortuna, se separó y ese mismo año contrajo matrimonio con Leopold Stokowski, quien era 40 años mayor que ella. De esta unión resultaron dos hijos.

 

10 años más tarde, Vanderbilt decide romper su segunda unión y comienza a salir por breves periodos con Frank Sinatra para, posteriormente, contraer matrimonio con el director de cine Sidney Lumet. Estuvieron casados por siete años, hasta 1963, cuando decidió casarse con el escritor Wyatt Emory Cooper, esa fue su última unión. Otros dos hijos resultaron de esta última.

 

A lo largo de su vida, Vanderbilt tuvo la atención de la moda; sin embargo, no todas sus ideas de emprendimiento fueron exitosas. Para 1976 creo una colección llamada ‘Rady-to-wear’, que no funcionó y para los años 80 se registró el declive de su negocio de los jeans, que coincidió con graves problemas financieros derivados del manejo fraudulento de su herencia. MMC

Publicado en Noticias Generales

Que la industria petrolera ocupe el primer puesto como la más contaminante del mundo no sería ninguna sorpresa pero, que la industria textil sea quien la preside, si lo es. Alrededor del 20% de las aguas residuales que se generan en el mundo son por causa de esta área, quienes también son responsables del 10% de las emisiones de carbono en el mundo. A pesar de lo anterior, no todo el panorama 'pinta' tan gris.

 

Sandra Sarmiento y Lorena Garrido son estudiantes de último semestre del programa de Diseño de Modas de la Universidad Autónoma del Caribe y, con una investigación que les ha tomado casi 3 años, han encontrado la manera de minimizar esas alertadoras cifras.

 

“La idea de los tintes de ropa bioamigables nació cuando yo estaba en el colegio. Yo me daba cuenta que ciertos vegetales pintaban las toallitas que mi mamá tenía en la cocina y como siempre me ha gustado la moda, pues comencé a investigar”, explicó Sandra, quien tuvo la idea inicial del proyecto.

 

Diseño de Modas Capitata (3).jpeg

 

De la misma forma agregó que por un tiempo dejó el proyecto de lado "pero al llegar a la universidad", se unió a los semilleros de investigación, donde, "con muchísima orientación de los docentes", pudo retomarlo. Para este momento, quiso continuar con el proceso a la hora de presentar su sustentación de tesis de la mano de Lorena, quien manifestó que “se hicieron muchas pruebas y el proyecto ha sido éxito total, pues sentimos que con él estamos aportando al medio ambiente”.

 

Y es que parece ser que esta industria ha agravado sus cifras al implementar el ‘Fast Fashion’ o Moda Rápida, donde las tendencias se mueven de manera cíclica, haciendo que las tiendas, todo el tiempo, estén macroproduciendo en serie. Para ello, utilizan tintes a base de químicos imposible de retirar del líquido vital. Por eso estas dos jóvenes emprendedoras buscan minimizar la contaminación de las fuentes hídricas. 

 

Por su parte, los productos de ‘Capitata’, como decidieron llamar esta innovadora línea de tintes de textil ecológicos, están hechos a base de verduras como el repollo morado, la remolacha, la espinaca y los pimentones rojos y amarillos, entre otros, y esperan ser presentados al público de manera pulverizada. 

 

Diseño de Modas Capitata (2).jpeg

 

Pero la iniciativa no acaba allí. Es de conocimiento público que grandes cantidades de verduras y legumbres son desechadas casi a diario, pues cumplen su ciclo de vida en las tiendas expendedoras; estas jóvenes han encontrado la manera de explotar dicha característica de madurez en sus pigmentos. 

 

Pero, a pesar de ya contar con una marca y una muestra de producto, ‘Capitata’ aún no persigue la intención de ser un producto comercializable; por ahora, estas jóvenes esperan que este se convierta en un generador de conciencia ambiental que, además, presenta una alternativa para lo que ya se conoce. 

“’Capitata’ ya es una marca, quizás aún no comercial pero si educativa”, advirtió Sandra Sarmiento. MMC

 

Publicado en Noticias Generales

Si algo está claro en la Universidad Autónoma del Caribe es la pertinencia de cada uno de sus programas, del conocimiento que se brinda en ellos y de nuestros egresados. Prueba de lo anterior son las constantes propuestas que hacen parte de los proyectos de grado para el mundo real y empresarial y hoy te informaremos del caso más reciente.

 

El pasado 12 de junio, los directivos de la Gran Central de Abastos del Caribe S.A., Alex Riveira -gerente general- y Luis Carlos Cardiles -director financiero- se reunieron con la decana de la Facultad de Arquitectura, Arte y Diseño, Emilia Velásquez, y el director del Programa de Arquitectura, Alfredo Arrieta, en el Observatorio de Renovación Urbana, ORU.

 

El objetivo del encuentro era escuchar a dos estudiantes de último semestre de esta unidad académica, en lo que fue la sustentación de su tesis titulada ‘Parque Logístico Agroindustrial y de Servicios Complementarios de Granabastos-Soledad’.

 

A las 4:00 de la tarde inició la reunión que tomó forma de propuesta para lo que sería la nueva sede del complejo comercial agroalimentario antes mencionado, por parte de Elena Brugés y Angélica Lara.

 

Propuesta Gran Abastos 3.jpg

 

La iniciativa nació de las necesidades socio-económicas del entorno, identificadas posteriormente a una investigación minuciosa, tomando como referentes los datos del Dane y las proyecciones de años más recientes respecto a crecimiento demográfico y de la actividad comercial.

 

Fue entonces que se descubrió un déficit de servicios en la zona, lo cual representa una oportunidad de evolución y por ende la presentación de la propuesta como solución proactiva.

 

En qué consiste.

El Parque Logístico agroindustrial sería una prolongación de lo que hoy en día es Granabastos, aprovechando el terreno circundante, su ubicación y las fortalezas de su realidad. En términos más específicos, Brugés y Lara proponen a los empresarios ampliar las instalaciones con parqueaderos, un centro comercial con emisora, súper tienda, hotel de tres estrellas, zona de procesamiento para la materia prima y una plaza destinada a la actividad comercial de minoristas, más un centro de mantenimiento automotriz.

 

El objetivo es incrementar la competitividad de la central de abastos, las ganancias del gremio, potenciar la economía de Soledad; mejorar el paisaje y reducir el impacto ambiental negativo, lo cual se acerca al plan de los ejecutivos de dicha entidad para realizar en un futuro.

 

Propuesta Gran Abastos 2.jpg

 

Fue así que, a través de una presentación animada, se mostró desde la entrada del complejo de negocios hasta los diferentes bloques compuestos por containers, zonas verdes, centro de convenciones -que facilitaría el desarrollo de la industria de eventos en la zona industrial-, “para evitar que los ejecutivos provenientes de otras ciudades o países tengan que trasladarse hasta el norte de la ciudad”, dice Brugés.

 

Esta sería la primera propuesta en este sentido, para los ejecutivos a la cabeza del proyecto, quienes escucharon con interés y prometieron plantear lo sugerido ante la junta directiva de Granabastos, lo que quiere decir que la historia apenas comienza.

 

De acuerdo con las estudiantes próximas a graduarse, su propuesta es una alternativa para facilitar los procesos y dinamizar aún más la actividad general de Soledad, considerada una de las promesas urbanas con mayores aportes al país.

 

La cercanía del aeropuerto Ernesto Cortissoz, las diversas vías de acceso, más el proyecto de la Circunvalar del Progreso hace viable la visión de estas jóvenes que esperan no dejar en el papel lo expuesto durante la tarde de ayer, ante docentes -en calidad de jurado- de la Facultad a la que están adscritas.

 

Propuesta Gran Abastos 1.jpg

 

Para terminar y de acuerdo con Riveira, “la inversión valdría la pena, en un entorno en el que se consume a gran escala y demanda de droguerías, comidas rápidas y de otros servicios, por lo que el proyecto no estaría alejado de la realidad”, considera el gerente general de Granabastos.

 

De esta manera se demuestra, una vez más que nuestros profesionales tienen los pies en la tierra y son capaces de brindar soluciones para generar empleo y dar movimiento a la locomotora del progreso, no solo a nivel local o regional sino también en la esfera nacional y, por qué no, global. JSN

Publicado en Noticias Generales

Tal y como fue anunciado anteriormente, el sexto piso del Edificio de Postgrado -una vez más- se llenó de gente, colorido, moda y arte. No podía ser de otro modo, pues se desplegó la muestra Bauhaus, de la Facultad de Arquitectura, Arte y Diseño de la Universidad Autónoma del Caribe: un homenaje a la primera escuela de este tipo que marcó las tendencias del diseño para el futuro y nuestro presente.

 

Con una tranquilizante música de fondo, al mejor estilo de un museo en Milán, fueron exhibidos ante los presentes los proyectos de estudiantes de los primeros semestres de cada programa que integra la unidad académica organizadora, antes mencionada.

 

Fue así como estudiantes, docentes y profesionales del campo del diseño de modas, arquitectura, diseño de espacios y diseño gráfico apreciaron las creaciones de los futuros expositores en ejercicio, las cuales ocuparon desde el vestíbulo hasta la totalidad del ala sur del lugar en el que se llevó a cabo este acto.

 

100 años de Bauhaus (9).jpg

 

Al entrar, toda una serie de planos correspondientes a trabajos de diseño de espacios adornaban el lobby como un abrebocas de lo que se encontraría al avanzar por el recinto. De igual manera, un grupo de esculturas de yeso hechas con técnicas tridimensionales -alusivas al Carnaval de Barranquilla y en blanco pristino- anticipaban lo mismo.

 

Como complemento y reafirmación de lo anterior, fueron ubicados paneles sobre los cuales había piezas editoriales –y publicables en revistas- elaboradas por estudiantes del Programa de Diseño de Modas. Una vez dentro del salón, diferentes stands invitaban a un recorrido, toda una vitrina de piezas de mobiliarios con materiales como madera y hierro –típicos de la corriente nacida con la escuela Bauhaus- y sus colores representativos: amarillo, azul, rojo, blanco y negro.

 

Otros proyectos a la vista eran textiles, como vestidos de baño y otras prendas inspiradas en todos los artistas egresados de dicha escuela alemana; piezas gráficas y también decorativas. Adicionalmente, los asistentes pudieron observar diferentes cajas de luz elaboradas por os principiantes en la vida universitaria, las cuales podrían utilizarse como lámparas, esculturas u obras de arte.

 

“Todo lo visto son la base para la generación de otros productos, creados por los jóvenes conforme van aprendiendo todo lo relacionado con lo que estudian, mientras que los estudiantes de últimos semestres se encargaron del montaje y la logística de este evento”, dice la arquitecta, diseñadora de espacios y profesora de tiempo completo Orietta Polifroni.

 

100 años de Bauhaus (5).jpg

 

Además de la exhibición.

Pasadas las 9:00 de la mañana, se dio apertura al evento con la proyección de material visual de la escuela por la que se organizó este encuentro. A las 3:00 de la tarde empezó la primera ponencia a cargo de la docente Zulma Buendía y bajo el nombre de Racionalismo de la Escuela Bauhaus frente a las necesidades del siglo XXI en Colombia.

 

De acuerdo con Emilia Velásquez, decana de la facultad a la cabeza de la muestra, “la importancia de este acto radica en lo interdisciplinar del semestre, para el cual se trabaja sobre un mismo esquema. Somos cuatro programas que giramos alrededor del diseño y estamos rindiendo este homenaje a la Escuela Bauhaus, por su centenario y por ser la primera en mezclar las diferentes misiones de cada una de estas profesiones”, señala.

 

“Uno de los principios que nos rige es llegara ser tan influyentes como la Bauhaus en temas de arte y diseño, aunque es difícil por tratarse del máximo paradigma en este sentido, pero estamos trabajando con ese objetivo”, agrega la líder académica y funcionaria de Uniautónoma.

 

Transcurrida la mañana de este 13 de junio y así el homenaje a Bauhaus, se realizaba simultáneamente Mostrarte, la exhibición de trabajos finales del Programa de Diseños de Espacios, pero con la particularidad de mezclar los de los demás programas debido a la ocasión especial que 2019 trajo consigo, sobre los 100 años de Bauhaus.

 

100 años de Bauhaus (2).jpg

 

Un poco más de Bauhaus.

La celebración por los 100 años de la escuela de arte moderno –pionera en su enseñanza- es a nivel mundial y diversos medios se han unido a la causa, debido al peso que tiene en la escena cultural actual. La Bauhaus empezó a generar arte después de la Primera Guerra Mundial, para darle un poco de color y alegría a la sociedad alemana. Hoy en día, para los teutones es motivo de orgullo, pero en su momento fue una vergüenza para los sectores más tradicionalistas de los germanos, pues a las mujeres se les daba cabida y también a los extranjeros, en una época en la que la prioridad era reservar lo bueno que ese país pudiera brindar solo a los nativos.

 

Aún así, fueron muchos los jóvenes alemanes que llegaron a Weimar, sede del instituto, para estudiar las carreras que ofrecía y que las universidades de aquel entonces aún no. Más adelante, en 1933, el movimiento Nazi hizo cerrar la escuela, al inicio de la Segunda Guerra Mundial, lo cual disparó el interés internacional por lo que se enseñaba en ella y por sus egresados.

 

En abril del presente año, fue inaugurado en esta misma ciudad –del estado federado de Turingia- un museo que lleva el nombre de la escuela. En septiembre se abrirá otro con 50 mil objetos que hicieron parte de la sede original. Se aspira a que en 2022 se amplíe el archivo de Bauhaus y que su influencia en el mundo del arte no solo continúe sino que se acentúe.

 

Por su historia y vinculación con Bauhaus, Weimar fue nombrada por el Consejo de la Unión Europea, el 5 de noviembre de 1993, Capital Europea de la Cultura. JSN

Publicado en Noticias Generales
Página 1 de 3
LO MÁS LEIDO
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones