MENÚ
SERVICIOS
Descarga tu orden financiera Portal de Pagos
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

El proceso de paz es uno de los acontecimientos políticos más relevantes de la historia resiente de Colombia. Dentro de las dimensiones de dichos diálogos, se hace necesario analizar el papel que cumplen los medios de comunicación, en especial, en el marco del regreso de un grupo de exjefes guerrilleros a las armas.

 

A manera de contexto, el docente Jorge Peñaloza de la Universidad Autónoma del Caribe, del programa de Comunicación Social y Periodismo, explicó que “los periodistas deben entender que estamos en un proceso de paz, aunque muchas personas no estén de acuerdo. Situaciones como las del retome de las armas pueden presentarse en procesos como estos”, a lo que agregó que “esta información no puede ser transmitidas con coyunturas. Los periodistas deben ser seleccionadores y evitar incurrir en lo partidista. El periodismo debe ser orientador”.

 

Durante los días posteriores al anuncio de ‘Iván Márquez’, ‘El Paisa’ y ‘Jesús Santrich’, las redes sociales se han visto plagadas de un sin número de interpretaciones sobre la suerte de la nación durante los años venideros.

 

“Como consecuencia de la inmediatez, las redes sociales siempre tienden a cambiar los conceptos, de manera masiva, que se implantan. Se puede evidenciar como, de manera inmediata, se empezó a compartir información falsa sobre este hecho. Sin embargo, esta no es una situación nueva, es resultado de un periodismo sesgado”, aseguró Guillermo Reyes, Periodista y magister en Informática Educativa.

 

Medios de Comunicación.jpg

 

De la misma forma, el también docente de la Uniautónoma, comentó que este fenómeno de desinformación no solo recae en los medios de comunicación, sino también en los receptores de la información, pues el emisor se ha acostumbrado a “consumir lo inmediato sin profundizar”.

 

En cuanto a esto, el periodista y docente Jaime De la Hoz agrega que “podemos ver que la gente tiene miedo, no tanto de lo que está pasando si no de lo que podría llegar a suceder. Basta con meter el ojo en las redes sociales para evidenciar el odio que está creciendo”.

 

Pero si miramos un poco más a fondo nos encontramos que este fenómeno no es desconocido, por el contrario, es mucho más común de lo que se esperaría. Así lo explica el magister en Comunicación, Juan Carlos Antequera.

 

“Dentro de las teorías comunicativas existe una que se llama ‘La Teoría de la Incertidumbre’; por otro lado, en la sociología contemporánea hay una muy relacionada que se denomina ‘La Teoría de la Sociedad del Riesgo’. Si unimos ambas, se puede demostrar que, en Colombia, se está activando una cultura del miedo, una comunidad regida por el principio de la duda, donde nadie sabe que creer o a quien creer”, agregó Antequera.

 

Sin embargo, De la Hoz cuestiona el ejercicio del periodista en el país pues considera que está “al servicio de causas que no son las más populares”, no obstante, agrega que “no se trata tampoco de hacerle apología a la guerrilla pues ese es un discurso que se ha venido presentando a raíz de la combustión política pero los medios de comunicación no le están dando el tratamiento a la información con respecto a estas disidencias, como tampoco lo han hecho con disidencias anteriores”.

 

Nueva guerrilla.jpg

 

En busca de disipar lo anteriormente expuesto, los profesionales en las comunicaciones coinciden en que los medios deben hacer un estudio profundo para que se descubran las raíces de la violencia. Ante esto, Reyes añade que se debe “regresar a la raíz del periodismo y eso es simplemente mostrar ambos puntos de vista y que sea el receptor quien crea su propio criterio”.

 

Haciendo énfasis, los docentes finalizaron explicando que el periodismo debe ser orientador, debe mostrar todas las aristas y contingencias que debe tener el proceso de paz. “Deben trabajar procesadamente y darle importancia a la información que más le convenga al ciudadano”, agregaron. MMC

 

Publicado en Noticias Generales

Tras el anuncio sobre el rearme de los exjefes de las Farc el pasado 29 de agosto, el país ha entrado en un estado de incertidumbre frente a los Acuerdos de Paz pues, si bien la posibilidad de un resurgimiento armado de disidencias de este grupo armado era una posibilidad, no se había confirmado nada hasta ese momento.

 

La noticia llegó en el marco de los tres años de la firma de los Acuerdos entre el Gobierno del ex presidente Juan Manuel Santos y el desmovilizado grupo, poniendo fin a un histórico conflicto de más de cinco décadas y que dejó más seis millones de víctimas.

 

Buscando entender el contexto colombiano que se vive hoy, expertos de la Universidad Autónoma del Caribe explicaron lo que podría estar sucediendo y cómo estos hechos pueden llegar a afectar el futuro de la nación.

 

En primera medida, el sociólogo y especialista en Planeación, Jairo Ibarra Lozado, expone que “la declaración de Iván Márquez, El Paisa y Jesús Santrich es de guerra y eso es lamentable. Esto indica el grado de polarización y de radicalización al que hemos llegado los colombianos porque hemos sido incapaces de aprovechar los diálogos de la Habana”.

 

Entre las razones más sonoras del porqué de esta situación, se resalta una falsa disposición por parte de los dirigentes al momento de someterse a los acuerdos, como lo manifestó el abogado y especialista en Derecho Administrativo, Victor Armenta, quien agrega que “seguramente en los acuerdos no existieron puntos que contribuyeran a una verdadera justicia para las personas que, en un momento dado, cometieron delitos de lesa humanidad durante el conflicto”.

 

JEP.jpg

 

Como consecuencia de lo anterior, Colombia se muestra en una situación confusa frente a la comunidad internacional, como lo revela el sociólogo Ibarra, quien expone que “internacionalmente nos vemos como una nación paria, un país confundido que no es capaz de hacer un pare en el camino y generar un ambiente realmente sincero de diálogo”. Sin embargo, Armenta asegura que “no podemos dejarnos presionar ni dejarnos aterrorizar por un grupo que aún sigue siendo minoría, yo creo que debemos seguir insistiendo en el proceso de paz, pero también opino que se le deben hacer unos ajustes, sobretodo en el tema de justicia”.

 

De la misma forma, ambos profesionales aseguran que es toda la nación en general la que se verá afectada por el rearme. A través de los acuerdos se buscaba superar una etapa de la violencia política, por lo tanto, volver al conflicto, si este se consolida, sería una muy negativa noticia para el país. También reconocen como, a nivel territorial, muchas zonas van a verse afectadas, en mayor medida.

 

Por otra parte, coinciden en que, aunque la noticia represente gran preocupación, en el video se resaltan las dificultades del grupo guerrillero al ser minoría frente a quienes si se han acogido a la construcción de la paz. 

 

Un nuevo video, lanzado por los mismos exjefes guerrilleros, asegura la infiltración de nuevos miembros del grupo en la vida civil, lo que ha generado un sentimiento de temor en los ciudadanos. Ante esto, los docentes del programa de Ciencias Políticas aseveran que el proceso de paz logró desmovilizar a 13.000 guerrilleros, las disidencias pueden tener alrededor de 1.800 y 2.000 reclutas; por lo tanto, este nuevo grupo representa solo una cuarta parte de lo que eran las Farc, lo que nos da la tranquilidad de que no caeremos en un nuevo escenario de guerra en el país.

 

Adicional a lo anterior, el Armenta declara que “los que están sometidos a este proceso de paz tienen una oportunidad histórica, al tener que rechazar el actuar de estos personajes que han traicionado el proceso y al mismo partido político Farc. Este puede ser un momento histórico para que ellos rechacen este tipo de actuaciones e incluso expulsarlos rápidamente del partido y de sus beneficios en materia de justicia”. MMC

 

Publicado en Noticias Generales
LO MÁS LEIDO
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones