MENÚ
SERVICIO DE
ATENCIÓN VIRTUAL
SERVICIOS
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

El Gran Salón de la Casa Club de la Universidad Autónoma del Caribe, se vistió de gala para presidir la ceremonia de ‘Clausura de la cátedra del programa de Prensa Escuela UAC 2019-01’. Esta es una iniciativa de Extensión Social del programa de Comunicación Social Periodismo de esta institución.

 

La ceremonia inició a las cuatro de la tarde y fue presidida por estudiantes, profesores de las diferentes instituciones educativas, padres de familia y docentes invitados. Las palabras de bienvenida estuvieron a cargo de Eddwin Robles director del programa mencionado, el cual manifestó su agradecimiento a los jóvenes por hacer parte de este proceso.

 

En su versión número 37, Prensa Escuela lleva más de 19 años formando jóvenes líderes en el periodismo escolar, entregándole a la región Caribe colombiana la posibilidad de llegar a hasta las instituciones educativas para fortalecer las competencias tanto comunicativas como sociales de los estudiantes.

 

“Quienes participan en Prensa Escuela son jóvenes que puede que estén interesados en estudiar comunicación social, pero fuera de eso son estudiantes que hacen parte de una familia educativa y que desde ese contexto comienzan a preocuparse por ser ciudadanos activos y responsables, entonces eso es lo que fortalecemos desde el programa”, expresó Sonia Cañon, coordinadora de Prensa Escuela y también docente.

 

Graduados Prensa Escuela 2019 - I (1).jpg

 

En este evento se graduaron alrededor de 95 estudiantes de los siguientes colegios del departamento: Fundemabu, Normal Superior Distrital, Institución Educativa Distrital San José, ColegioSalem, IED Camilo Torres, Itida, El Campito, Instituto la Salle, Eva Rodíguez Araujo, Sagrado Corazón de Jesus, Tajamar Lestonnac, Alberto Pumarejo de Malambo, Colegio 20 de Julio Central, Externado de Colombia, Colegio Juan Domínguez, Nuestra Señora de la Candelaria Malambo, Instituto Enseñanza Moderna, Antonia Santos, UPA, Olga Emiliani, Institución Educativa Distrital #161, Las Nieves, Luis Carlos Galán, Ascesco, I.E La Independencia, IED Hogar Mariano y Francisco de Paula.

 

Este programa de Extensión Social se mueve a través de tres áreas, una que es la de formación que se trabaja desde la cátedra de periodismo escolar a través de diez módulos en los que se trabaja durante todo el semestre, - el segundo aspecto es la asesoría y seguimiento con el que se busca fortalecer los grupos de comunicación de los colegios - y el tercero es el componente de investigación en el que se ha sistematizado la experiencia prensa escuela a través de un libro.

 

“Los jóvenes aquí hacen un clic con su proyección, con su futuro y comienzan a pensar diferente abren la mente, se dan cuenta que es posible que lo pueden logran que es cuestión de proponérselo y por supuesto de tener las condiciones, pero es un paso importante que dan es maravilloso saber que desde este escenario podemos proyectar el liderazgo de los estudiantes”, comentó emocionada docente Cañón.

 

Graduados Prensa Escuela 2019 - I (2).jpg

 

Uniautónoma, en su alto contenido de responsabilidad social, sigue apoyando a los jóvenes mediante programas como este en el que han participado más de dos mil estudiantes y 200 colegios de la región. Para de esta forma desarrollen la capacidad de darse a conocer y argumentar desde cualquier escenario sus posturas.

 

“Mi proceso en prensa esceula comenzó hace un mes me ha favorecido mucho tanto en el colegio como a nivel personal. Siempre he querido ser reportera gráfica y asistir a sus talleres me ha ayudado mucho a saber más sobre el tema, cosa que agradezco”, comentó Valentina Vergara, estudiante de octavo grado de la Institución Educativa Distrital #161. LLT

 

 

Publicado en Noticias Generales

José Suárez es usuario de equipos Huawei y el mes pasado adquirió el equipo P30, que corresponde a uno de los últimos ejemplares de esta marca. Suárez está preocupado, porque el problema tecnológico radica en que no sabe si su celular, a pesar de ser uno de los más nuevos, estará descontinuado por no tener las actualizaciones en las aplicaciones de la Play Store de Google.

 

El motivo de su preocupación es el anuncio de Google de la suspensión de algunas actualizaciones para el sistema operativo Android para los equipos Huawei. Esta noticia causó revueló y confusión entre los usuarios y comerciantes de la marca china al no saber cuál será el futuro de sus equipos ni si podrán seguir disfrutando de ellos de manera óptima.

 

La medida se dio a conocer después de que la administración del presidente estadounidense, Donald Trump, agregara al mayor fabricante de telecomunicaciones del mundo a una lista de compañías con las cuales las empresas norteamericanas no pueden negociar, a menos de que tengan una licencia especial.

 

Los expertos de la Universidad Autónoma del Caribe hacen un llamado a la calma y explican que las personas que tienen los equipos de esta marca podran seguir actualizando el software en los ejemplares que ya han sido ensamblados y que se están comercializando, debido a que ya se encuentran protegidos, según lo que anunció la compañía china. La dificultad va a estar en los productos nuevos que no han salido al mercado.

 

Huawei vs Google.jpg

 

“Huawei para Latinoamérica, que es Huawei México, notificó que dicha inhabilitación no perjudicaría a los usuarios, pues es un contrato que está amparado por las compras anteriores y por ende los clientes podrán seguir gozando de las actualizaciones. Esto aplica para todos los equipos que ya están fabricados, el problemas son los que no lo están”, comentó Ricardo Saavedra, director del programa de Análisis y Diseño de Sistemas y Computación.

 

El medio asiático MyDrivers revela un informe de la firma de investigación Canalys que muestra cómo se reparte el mercado de móviles. Apple y Huawei lideran la lista de las 10 principales marcas de teléfonos inteligentes en ingresos en el país asiático. Esta marca ha crecido en Colombia, sin embargo, por la decisión tomada por Google, el dólar en aumentó doscientos pesos en una semana en el país, por lo que se teme que el precio de los equipos también suban.

 

“Huawei tendrá que desarrollar sus propias aplicaciones y tienda, para suplir estos servicios, tal como lo tiene iPhone, que cuenta con una App Store y una tiende Mac exclusiva. Sus fabricantes tendrán que crear una interfaz y aplicaciones específicas para así proveer a los usuarios actuales y futuros”, explicó Evert de los Ríos, director del programa de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones.

 

De los Ríos indicó que en el país existen pólizas de seguro para celulares contra hurto, accidentes y pérdidas, pero todavía no se ha creado una norma que ampare a los equipos de problemas legales por licencias de software. La restricción impuesta por Estados Unidos afecta a muchos fabricantes de partes y de software a nivel mundial.

 

“Es evidente el golpe a los temas comerciales de venta de equipos, compras, mercadeo y al soporte al cliente, después de conocer la restricción. Cuando las personas van a comprar un teléfono en lo primero que piensan es en las tecnologías de Android o Apple. Si Huawei lanza un tercer producto, que nadie conoce, esto le generaría un temor a las personas por el desconocimiento y el manejo de la plataforma, y sumado a esto las posibles fallas de la misma”, manifiestó el director de Ingeniería Electrónica.

 

Guerra entre Estados Unidos y China.jpg

 

Las empresas Intel y Qualcomm se unieron al veto contra Huawei, sin embargo, la compañía asiática que está en camino de ser la primera economía del mundo, llamo a la calma a sus usuarios y recalcó que se harán actualizaciones de seguridad a todos sus dispositivos por esta decisión.

 

Pero, ¿a qué se debe la llamada guerra comercial?

“Desde la parte tecnológica el problema es que el Gobierno estadounidense a la empresa Huawei de espionaje. Es una guerra de quien tiene el control para poder, supuestamente, controlar el terrorismo del mundo, cosa que terminó en un choque comercial que nos está afectando a todos”, aseguró Ricardo Saavedra.

 

Una guerra comercial comienza cuando un país intenta dañar la economía del otro, aumentando los aranceles o tasas sobre las importaciones de algunos productos de ese país. ¿Cómo afecta a todos este tipo de conflicto entre Estado Unidos y China?

 

Muchos de los productos que compramos son importados. Un claro ejemplo de esto son los celulares iPhone, los cuales son diseñados en Estado Unidos y ensamblados en China, aunque algunos de sus componentes fueron fabricados en Japón y Corea del Sur. Si el Gobierno norteamericano aplica un impuesto sobre su importación, todos estos países se verán afectados y en especial el bolsillo de los consumidores quienes tendrán que pagar más por el mismo producto.

 

Desarrollo de Guerra Comercial.jpg

 

Los aranceles impuestos a los productos chinos, en teoría, hacen que los productos fabricados en Estados Unidos sean más baratos que los importados, animando a los consumidores a optar por el producto nacional. Pero estos aranceles pueden ser también una táctica en el marco de la guerra comercial desatada entre Washington y Pekín. Trump insiste que aunque esto pueda, en un principio, dañar a la economía estadounidense, está seguro de que a largo plazo la economía china también saldrá perjudicada. LLT

Publicado en Noticias Generales

“Estoy contento por haber ganado. Tengo que agradecerle a mi madre; este premio le pertenece a ella. También les doy las gracias a El Comunicador, a la señora Ana Matilde Alvarado (que está próxima a cumplir 84 años) y a mis profesores de redacción”, dijo Luis Ramos Palacín, tras ganar el premio a la Mejor Crónica de Carnaval 'Ernesto McCausland Sojo', en la categoría Nuevos Cronistas.

 

El aire que se respiraba en uno de los salones del Hotel Movich Buro 51 de Barranquilla, presagiaban un ambiente de fiesta. Una galería fotográfica de los personajes más representativos del carnaval, luces de vivaces colores y la música de goce que caracteriza esta fiesta, estuvieron presentes en este evento.

 

Bajo esta puesta en escena se llevó acabo la entrega de la séptima edición del Premio Nacional de Periodismo, Mejor Crónica del Carnaval ‘Ernesto McCausland Sojo’, entregados por la fundación Carnaval S.A.S. y patrocinado por la empresa Promigas.

 

En la gala se hace reconocimiento a las interminables y mágicas historias que se esconden detrás del Carnaval de Barranquilla y de sus hacedores. El ganador de la categoría Cronista joven fue estudiante de quinto semestres del Programa de Comunicación Social – Periodismo de la Universidad Autónoma del Caribe Luis Ramos, con la crónica ‘La sentida voz de la sentada Ana Matilde Alvarado’. (Leer crónica aquí)

 

“Ana Matilde es una mujer muy talentosa que refleja una gran vitalidad en su voz, a pesar de sus casi 84 años”, afirmó Ramos. “Su imagen es imponente. Cuando habla es certera y tiene un gran sentido del humor. Al escucharla, uno se da cuenta de que en ningún momento se autocompadece por su ceguera ni por no poder caminar. Siempre parece satisfecha de poder estar llevando a cabo esta labor con su grupo de tambora”, afirmó Ramos, orgulloso de su trabajo.

 

Ana Matilde Alvarado Sajonero, es una veterana cantadora de Tambora, exponente de estos aires musicales en su pueblo Río Viejo Bolívar y la Región Caribe. Está mujer lleva más de 30 años tocando para su agrupación ‘Tambora de río viejo de la candelaria’. Esto se debe a una promesa que le hizo a una tía de proteger la tambora.

 

“El trabajo de campo para la crónica lo hice en ‘La Noche del Río 2019’, y las investigaciones posteriores, así como la redacción, me llevaron cerca de una semana más, con sesiones diarias de unas seis horas. De mi trabajo los jurados destacaron la capacidad de observación y el uso del lenguaje”,sostuvo el estudiante.

 

Luis Ramos Palacín 2.jpg

 

Ramos comenta que fue exactamente a los 12 años cuando se leyó las novelas Pedro Páramo de Juan Rulfo y El Extranjero de Albert Camus, lo que lo inspiro a estudiar periodismo y saber que era lo que quería para su vida. Este joven siempre se ha movido entre el mundo de la literatura y el periodismo y es un convencido qué estos son caminos complementarios.

 

Sus literaturas favoritas son la inglesa y la italiana de los siglos XX y XIX, aunque trata en lo posible que sus lecturas sean variadas. Su autor favorito es el novelista polaco joseph conrad. Por otra parte aunque ya ha ganado varios premios en el campo de la literatura este es el primero como periodista, logroque representa mucho para él.

 

“Para escribir, leer es fundamental. Esto es una afirmación que no por manida es menos cierta. Hay que mantener una actitud de aprendizaje y saber que nunca se termina de aprender a escribir. De hecho, cada texto te pide una forma distinta y esa búsqueda es casi como aprender a escribir de nuevo. Hay que tener presente eso. Alguien no llega a ser escritor como se llega a una meta; un escritor se hace continuamente. Sobra decir que yo soy un aprendiz”, comentó sonriendo.

 

Ganadoras en Mejor Crónica en Prensa y Radio.

 

Dos periodistas formadas en el programa de Comunicación Social Periodismo de la Universidad Autónoma del Caribe también se alzaron con dos premios a Mejor Crónica de Carnaval. Keryl Brodmeier y Diana Comas ganaron en las categorías de Prensa y Radio, respectivamente.

En el caso de Bromeier redactora del diario El Heraldo, obtuvo el galardón con el trabajo titulado 'Una guerrera conquistó el congo con los pantalones bien puestos', publicado en la sección de Tendencias de ese medio. (Leer crónica aquí). Esta crónica relata la historia de Alba ahumada, la primera mujer en ponerse el traje masculino de esta de tradición en 1957.

 

Keryl Brodmeier.jpeg

 

Por su parte, Comas obtuvo el premio por la crónica “Barrio Abajo la tierra que parió el Carnaval’, la cual fue emitida en Emisora Atlántico en una serie de cinco entregas, cada una emitida un viernes por el programa Atlántico en Noticias.

 

El jurado destacó del trabajo que "el hilo conductor de sus entregas, el manejo de las fuentes, el contraste de las fuentes oficiales y no oficiales; los vox populi que logró meter dentro de la crónica y ese relato que logró transportar al Barrio Abajo, donde por lo que he podido saber, se parió el Carnaval”.

 

Diana Comas.jpg

 

Este premio es un homenaje al escritor, periodista y cineasta Ernesto McCausland Sojo, quien fue uno de los más destacados cultores del género de crónicas en América Latina y dejó un gran legado relacionado con nuestro Carnaval y el Caribe colombiano. En su Séptima versión se presentaron 73 propuestas periodísticas para participar en las siete categorías.

 

El jurado calificador estuvo conformado por reconocidas personalidades del periodismo nacional entre los que se encuentran Juan Roberto Vargas, director de Noticias Caracol, María Paula Martínez, Mauricio Silva Guzmán, María del Rosario 'la nena' Arrázola, Diego Fajardo, director del programa 4 caminos de RCN, Marisol Cano, Rosa María Corzo, Alberto Linero, Heriberto Fiorillo, director de La Cueva y del Carnaval de las Artes, Cristo Figueroa Sánchez, Martín Tapias, director regional de Caracol Radio, León Darío Peláez y Diego Cadavid. LLT

Publicado en Noticias Generales

El 3 de mayo es considerado el Día Mundial de la Libertad de Prensa y, precisamente, hoy, en el marco de la Feria del Libro 2019 –en Bogotá- se estableció un pacto que garantiza el derecho a la información en las próximas elecciones regionales de octubre.

 

La iniciativa -basada en un decálogo de seis puntos y firmada, a manera de anticipo, el primero de este mes- es parte es el resultado de un convenio entre la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip), la Asociación Colombiana de Medios de Información (AMI), la Fundación para el Nuevo Periodismo (FNPI) y Friedrich Ebert Stiftung.

 

Uno de los mayores propósitos de lo anterior es combatir los ‘Fake News’ y asegurar el buen manejo de las redes sociales, así como el elevar el compromiso a rechazar cualquier intento de desinformación con el fin de influenciar a los votantes antes del cierre de las mesas y, así, manipular los resultados finales.

 

Del mismo modo y, como parte de este acuerdo, quedaría prohibida la financiación, generación, uso y promoción de contenidos falsos, desde los comandos o por parte de aliados de los candidatos.

 

La mayoría de los representantes de cada uno de los partidos políticos ya firmaron el trato, pero aún no lo ha hecho una pequeña proporción de ellos, lo que no supone un impedimento para que el objetivo se dé.

 

Asuntos más delicados.

La desinformación en época electoral es un tema importante, pero hay otros que producen mayor preocupación, como la privación del ejercicio por el riesgo a ser amenazado o lastimado de alguna manera.

 

Según la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa más reciente, 2019, desarrollada por Reporteros sin Fronteras (RSF), la lista de países en los que ejercer esta profesión representa un peligro se ha venido alargando de forma considerable y alarmante. Peor aún, incluye territorios en los que no hay dictaduras absolutistas.

 

Libertad de prensa2.jpg

 

En América, por ejemplo, de acuerdo con la información publicada en el portal de la RSF, se ha dado “un fuerte deterioro que afecta a regiones en las que antes la situación era buena”, según el texto. Estados Unidos, Brasil, Venezuela y Nicaragua son los países en los que el riesgo para los periodistas es mayor, siendo los dos últimos en los que se produce por el cubrimiento protestas debido a manejos dudosos del gobierno.

 

La situación en México no es la mejor, pues en 2018 fueron asesinados diez periodistas, por lo que también figura en esa lista ascendente.

 

En Europa, según el mismo informe, Rusia y Turquía son los mayores represores de la prensa independiente. Incluso, Turquía “es conocida como la mayor prisión del mundo” para los profesionales de este campo. De hecho, es el único país del mundo en el que se juzgó a un periodista –la reportera Pelin Ünker– por haber participado en la investigación de los Papeles del Paraíso (Paradise Papers).

 

Malta, Eslovaquia, Bulgaria, Serbia y Montenegro aparecen también en el reporte, por haberse convertido en una costumbre el agredir verbal y físicamente a los comunicadores sociales que trabajan en medios masivos. En Francia se han incrementado dichos casos, lo que ha llevado a los equipos informativos a usar chalecos amarillos y no portar los logos de los medios para los que trabajan.

 

Hungría, Polonia y Bulgaria son considerados como los perseguidores de periodistas en temas tributarios, como prebendas por favores de toda índole que vinculan grandes cantidades de dinero. Serbia, Croacia y Eslovaquia también son zonas de persecución, tal como lo es Italia, en donde son constantes los casos de acusaciones a periodistas por encubrir y participar en actos de corrupción en las grandes esferas del Estado.

 

Pero, la sorpresa del documento son Noruega, Finlandia y Holanda, todos lugares en los que la calidad de vida ha sido resaltada, pero en lo referente a la de los periodistas se ha reportado que deben vivir bajo protección policial, sobre todo los dedicados a la investigación del crimen organizado.

 

En Ásia, Afganistán, India, Pakistán, Birmania, China, Singapur, Camboya, Malasia y Maldivas son los países en los que se presentan la mayoría de casos de esta clase, mientras que en el Medio Oriente y norte de África, Siria, Yemen, Irán, Arabia Saudí, Argelia, Marruecos, Bareín son los mencionados por la misma razón.

 

En el resto de África se registró el menor deterioro al respecto, pero Etiopía, Gambia, Tanzania, Mauritania y la República Democrática del Congo son los citados por ser los centros de violencia para los informadores, siendo Somalia y Ghana lo de mayores cifras y con castigos con mayor crueldad.

 

Guillermo Cano.jpg

 

El lado opuesto.

Armenia, Uzbekistán, Suecia, Etiopía, Túnez y Gambia son los países en los que, según lo publicado, se ha registrado un progreso en este sentido, acompañados por Australia y Nueva Zelanda, los que no han sido señalados desde hace tiempo. En Colombia, si bien –desde hace unos años hasta hoy- no ha habido homicidios contra los periodistas, a partir de 2018, al ser asesinados tres periodistas ecuatorianos, la alarma se volvió a activar y es que crecieron las agresiones a la prensa y se registraron 477 amenazas, que no pasaron de serlo, pero se trata de una cifra importante. En 2017, fueron registradas 310 agresiones de las cuales 129 fueron amenazas.

 

Según Jorge Peñalosa, comunicador social, periodista y docente de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas, “directamente, no me dijeron ‘usted tiene que guardar silencio y no publicar tal cosa porque lo pueden asesinar”, dice, pero “en los años 80 y 90, la verdad es que los periodistas nos autocensurábamos, pues era tan evidente el problema con los medios, porque mataron a muchos periodistas”, agrega el profesor de tiempo completo

 

Fidel Cano, Carlos Castillo Monterrosa y Carlos Lajud Catalán fueron solo tres de los ultimados en aquel entonces, conforme Peñalosa. Fue así que “la autocensura se convirtió en un mecanismo de defensa, pues estaba implícita la amenaza. Muchas veces estuve cerrando periódico y pasaban cosas, situaciones por las que debíamos tener mucho cuidado en qué publicar y cómo, ya que dejábamos en evidencia al medio”, recuerda.

 

“Ya habían puesto bombas en El Espectador y en La Vanguardia Liberal, mientras que El Heraldo estaba cercado, igual que El Diario del caribe. En el caso de las bombas de Barranquilla, se debió manejar la situación para quitarle el temor a la gente. En San Andrés, por el ejemplo, hubo casos de explosiones que nunca salieron a la luz pública para no acabar con la tranquilidad de la isla”, añade el también magíster en Ciencias de la Comunicación.

 

En cambio, este profesional -con más de 11 años de experiencia en periodismo y 20 de enseñanza en la educación superior- dice que sí sabe de casos de algunos colegas que han tenido que salir del país y hoy en día están en París, por ejemplo, pese a que los medios brindaban esa garantía, especialmente en la época del narco terrorismo”, indica.

 

Peñalosa señala que “la Sociedad Interamericana de Prensa nos hablaba mucho de eso, hubo muchos pronunciamientos, sobre todo los periodistas que se han ido agremiando, pero eso tampoco garantiza nada”.

 

Por lo anterior, Peñalosa considera que Colombia no es, en apariencia, un lugar peligroso para los periodistas, “porque tienes la libertad de expresión y nadie te pone un revolver explícitamente hablando, pero sí hay una coacción y es por parte de los grupos económicos”, sostiene.

 

Además, Peñalosa cree que el periodismo independiente se acabó cuando los medios fueron comprados por esos conglomerados y “no es que esté en desacuerdo con ellos, pero ya el nivel de independencia editorial es difícil de conservar, para evitar cualquier cuestionamiento”, asevera.

 

No obstante este panorama tan oscuro, Peñalosa aclara que “si Mábel Lara, periodista caleña, dijo a los estudiantes que no estudien periodismo, pues yo digo lo contrario. Ahora es cuando más deben estudiar, porque son ellos los que abrirán el debate, inmersos en la discusión. Deben buscarle salida. Ellos son los que van a salir de aquí y van para los medios y ellos pueden cambiar el estado de cosas que actualmente existen”, insiste.

 

Para este educador, no hacerlo es dejar el espacio a los grupos económicos para que contraten y manejen el periodismo como les da la gana. Y “mi propuesta sería que haya más regulaciones de ley, sobre todo en el tema de la libertad de expresión, que no se quede en letra muerta y que se pueda reglamentar el periodismo para que los grupos económicos tengan prohibiciones tan taxativas que no puedan controlar el medio editorialmente ni su contenido, que no tenga injerencia directa sobre los propósitos editoriales”, encima.

 

Peñalosa sugiere, además, que los periodistas deben ser vistos de otra manera, “que cuenten con mayores mecanismos de defensa frente al Estado y niveles salariales proporcionales a su responsabilidad. Que el Estado los mire como parte de la sociedad y que sean intervenidos como un servicio del Estado, tal como lo hacen con la salud, la educación y el transporte”.

 

Jaime Garzón.jpg

 

Otra opinión.

Por otro lado, el también periodista y docente del Programa de Comunicación Social y Periodismo, Anuar Saad, dice que tuve amigos que estuvieron amenazados y que tuvieron que irse en calidad de refugiados por tal motivo.

 

La explicación para Saad de lo anterior es que “determinada nota que se considere de interés no salga publicada, porque afecta a personajes del medio o al dueño, o porque afecta un familiar cercano, porque va en contra de los intereses políticos de esa familia. Es por eso que, antes de protestar por la Libertad de Prensa, debemos mirar hacia afuera y adentro, ser reflexivos y ponernos la mano en el corazón, para preguntarnos si estamos -dentro del medio- guardando lo que tanto estamos promulgando”, manifiesta.

 

Saad considera que Colombia sí es un país que merece estar en la lista de los más peligrosos para los periodistas. “Yo le digo a mis estudiantes que los cementerios están llenos de héroes y entre ellos hay muchos periodistas, La búsqueda de la verdad termina donde empieza el peligro a la integridad. Colombia no es un país para hacernos los valientes” asegura el profesor de tiempo completo, quien también ha sido jefe de redacción de El Heraldo.

 

De hecho, Saad informa que “las unidades investigativas que se formaron en 1975, en El Tiempo y en el 77, la de El Espectador, desaparecieron porque los periodistas integrantes de ellas -Gerardo Reyes y Daniel Samper Pizano- se tuvieron que ir del país porque los amenazaron. El director del Diario La Opinión, de Cúcuta, fue asesinado hace dos años, así como lo fue Guillermo cano y Jaime Garzón y así hay centenares”, dice.

 

Para Saad, la solución es estar conscientes de que “este es un país en el que no nos gusta la diversidad de opinión y cada quien cree que tiene la razón. Se debe hacer un periodismo bien hecho, sin ánimo de controvertir, sino solo de informar, y con el que todos nos identifiquemos”, termina el también magíster en Educación. JSN

Publicado en Noticias Generales

El compromiso de la Universidad Autónoma del Caribe con la sociedad se extiende a esferas cívicas. Por eso, a seis meses de iniciar la época de elecciones regionales y locales, se llevó a cabo el conversatorio Agenda Periodística y Democracia en el Caribe Colombiano, ayer, jueves 25 de abril, desde las 8:00 de la mañana.

 

El Gran Salón de la Casa Club fue el punto de concentración para el despliegue de este evento, siendo -en otras palabras- un gran encuentro regional para socializar los resultados de las votaciones de 2018, dado casi en simultánea en diferentes universidades de esta zona del país.

 

El panel de esta jornada académica estuvo integrado por Fabián Hernández, coordinador nacional de comunicaciones de la Misión Observadora Electoral, MOE; Adolfo Baltar, docente de la Universidad Tecnológica de Cartagena y Johamna Muñoz, docente de la Universidad del Norte, todos comunicadores sociales y periodistas.

 

Con ellos estuvieron Claudia Beltrán, socióloga, magíster en Comunicación y docente de Uniautónoma y Katia Martínez, comunicadora social-periodista, magíster en ciencias políticas y docente de la Universidad del Atlántico.

 

Cada uno de los mencionados es experto en el tema electoral, pues el propósito de este encuentro fue concientizar a los presentes para votar a conciencia, con responsabilidad, pero, sobre todo, mejorar las prácticas de entrega de información en este sentido, razón por la que la mayoría de los asistentes fueron futuros profesionales del periodismo y quienes lo ejercen actualmente.

 

Este fue el escenario en el que se efectuó dicho acto que tomó tres horas y que transcurrió con la entera atención de los presentes, bilateralmente, entre risas, aunque con cierta forma de debate debido al pluralismo de opinión.

 

Ellos dicen que…

“Este es un país en el que los procesos electorales no han sido normales, estamos en un contexto de violencia, de conflicto, trampa y corrupción y la MOE, con muy pocos medios, trata -en lo posible- de que esos procesos se den de la manera más limpia”, dice Adolfo Baltar, también doctor en comunicación social.

 

De acuerdo con Baltar, es importante que -a través de las universidades- “los jóvenes se comprometan a participar de este tipo de procesos, de estudios, de investigaciones en calidad de motores de cambio y que aprendan en qué sociedad están”, agrega Baltar, quien además es magíster en Historia y Sociología de la universidad de Saboya, en Chambery, Francia.

 

MOE 2.jpg

 

Para este periodista español, el propósito global al final de esta serie de conversatorios es “mostrar el trabajo investigativo e individual que hemos hecho en cada universidad”, dice y encima que, al mismo tiempo, “queremos mostrar una visión en conjunto de que la Costa Caribe es un territorio en el que también hay medios y, asimismo, influye en los resultados finales de las elecciones”.

 

Para Baltar, lo importante es que la juventud vote, “porque ellos son –de verdad- el futuro del país y que lo hagan a conciencia. Ya hemos hablado del gran abstencionismo electoral, lo que es algo problemático y así es como suceden cosas como un ‘No’ en un plebiscito para un acuerdo de paz que ha costado conseguir y por el que solo salió a votar un 37 por ciento de la población”, referencia.

 

Por su parte, Johamna Muñoz, también magíster en Ciencias Políticas, aconseja a los jóvenes “interesarse por estos temas, que son claves y determinantes para su futuro, porque hay países que viven situaciones difíciles y no queremos pasar por eso; que haya más conciencia sobre lo que difunden los medios y es esencial hablar de estos temas con ellos son los llamados a cambiar la historia por medio de su voto”, señala.

 

Por otro lado, para Claudia Beltrán, profesora de tiempo completo del Programa de Comunicación Social y Periodismo de Uniautónoma, el fin de esta reunión es dejar claro “cuál es el roll que cumplen los medios de comunicación en el proceso, cuál debe ser su actitud frente a unas elecciones políticas -porque esa es la fuente a través de la cual las audiencias, los electores se enteran de todo lo concerniente a sus candidatos y con esa información es que se forman una opinión política”, explica.

 

Beltrán añade que la idea es que los medios sean mucho más transparentes a la hora de mostrar sus preferencias, que la gente entienda que se está informando a partir de la opinión de un medio. En cuanto a los estudiantes, “deben leer más, que se enteren de todo lo relevante y de lo que tenga que ver con los postulados, que tengan un pensamiento crítico y una postura propia frente a lo que se dice en los medios”, sostiene.

 

Al respecto, Katia Martínez, también doctora en Ciencias Sociales y promotora del primer encuentro de semilleros de investigación de la MOE, sugiere a los futuros periodistas “insistir en el proceso de investigación, para que no tomen una decisión basada en lo que se difunde por los medios y que posiblemente no está sujeto a la realidad”, dice.

 

Adicionalmente, Martínez recomienda a los diarios impresos “concentrar más esfuerzos en integrar las perspectivas, las percepciones,  los conceptos de la ciudadanía en la elaboración y pedagogía de esos contenidos; de la información política que se elabora y se publica permanentemente, porque la ciudadanía es el constituyente primario del Estado, debido a que antes que el gobierno está la ciudadanía y es ella la que toma las decisiones, la que vota y la que decide país”, enfatiza.

 

MOE 3.jpg

 

¿Qué hacer ante influencia de las redes sociales?

Según Fabián Hernández, coordinador nacional de comunicaciones de la MOE, también periodista y especialista en opinión pública y mercadeo político, “la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano está sacando contenido interesante sobre cómo consumir redes sociales, sobre los hábitos saludables en Internet, algo en lo que hemos avanzado mucho en Colombia”, informa.

 

Hernández dice ser de los que cree y consume noticias de los medios tradicionales. Asegura estar convencido de que la gente no se levanta a ser mal periodista e insiste en que cree que el 80 por ciento de lo que sale en los medios es real, “por eso me alejo de las posturas que satanizan la profesión”, concluye.

 

La clave para no caer en el engaño de las fakenews, o de lo que ni siquiera se acerca a la realidad, “radica en cómo accedes a esa información tan importante. La educación es la que te permite conversar con expertos, pero si no tienes la educación terminas consumiendo información no comprobada, solo especulaciones por parte de quienes no son especialistas”, señala Hernández.

 

Sobre la metodología que usan los medios para cubrir las votaciones y la veracidad de su trabajo, Hernández aclara que la MOE intenta impactarlos llevando un reporte de lo que hicieron a las salas de redacción y, “así, ellos pueden decidir si lo que están haciendo está bien, si continúan haciéndolo de esa manera o si migran a otras formas para mejorar”, explica el experto. JSN

Publicado en Noticias Generales

En el marco de la celebración del Día del Idioma, la Biblioteca Benjamín Sarta, en colaboración con el Departamento de Humanidades y el Bienestar Universitario se tomaron la plazoleta de la Universidad Autónoma del Caribe, para celebrar con la comunidad el día de la lengua española.

 

La apertura de este evento estuvo a cargo de la Vicerrectora Académica Patricia Pinilla, quien habló de la importancia de preservar e impulsar el español y de promover espacios de lectura y escritura en las aulas de clase. También le recordó a los asistentes que el Español es la segunda lengua más hablada en el mundo después del Chino.

 

A lo largo de la jornada se presentaron diferentes manifestaciones culturales, entre ellas la lectura de fragmentos de obras y poesías reconocidas en el mundo de la literatura, torneo de ajedrez y el homenaje al fallecido docente de humanidades Freddy Gutiérrez.

 

Así mismo los estudiantes de Mi Pequeña Uniautónoma también participaron en esta actividad, con la representación teatral de los cuentos infantiles ‘La Pobre Viejecita, Rin Rin Renacuajo’ y la interpretación de las canciones One littler finger y Let`s count to 20.

 

La celebración del Día del Idioma surgió a partir de una iniciativa de la Unesco en el año 1938, con el objetivo de valorizar los libros y sus autores, con esto se busca estimular el gusto por la lectura, fomentar la industrial y la protección de la propiedad intelectual a través de los derechos de autor.

 

La celebración también se trasladó a los salones de clases, donde estudiantes y docentes leyeron juntos fragmentos de obras de la literatura universal, en una estrategia que buscaba generar lazos de empatía con lectura y fortalecer las competencias comunicativas de los jóvenes.

 

Día del Idioma (4).jpeg

 

Concurso Escritos Benjamín Sarta; la narrativa vive en nuestro campus.

“En estos espacios los estudiantes desarrollan la competencia en comunicación escrita, este es un componente genérico básico, que todo profesional debe tener. Para ser un buen escritor se debe ser un buen lector”, señaló Jhon Acosta, docente y director del Departamento de Humanidades.

 

Escritos Benjamín Sarta es una iniciativa que nació en 2017 como una necesidad de motivar a los estudiantes a escribir, para que de esta forma desarrollaran las competencias lectoras y escritas. Este concurso esta abierto para los estudiantes de todos los programas de la universidad.

 

En su segunda versión ‘La narrativa vive en nuestro campus’, se inscribieron alrededor de 15 cuentos inéditos. Los parámetros que se tuvieron en cuenta para escoger al ganador fueron los siguientes: el texto debía contar con dos finales, creatividad, fluidez y autoría.

 

Los cuentos fueron evaluados por el jurado, conformado por los docentes John Acosta, Leslie Smith, Jaime de la Hoz y Rodrigo Rivera. El ganador fue el estudiante de quinto semestre del Programa de Comunicación Social Luis Ramos, con el cuento ‘Instrucciones para desaparecer a Barranquilla’, basado la anécdota de una amiga de Luis, que estudia en Medellín y tenía nostalgia de venir a Barranquilla.

 

“Leer es la base para aprender a escribir, de igual forma se debe ser muy receptivo ante la realidad, siempre observando y escuchando lo que nos dice el ambiente. Lastimosamente el talento literario es poco reconocido en la sociedad, por eso es importante que la universidad brinde este espacio, a este tipo de manifestaciones artísticas”, afirmó el estudiante.

 

La biblioteca le otorgo a Ramos, por ser el ganador de esta versión una serie de libros, bonos de compras y una suscripción al diario el Espectador.

 

Día del Idioma (2).jpeg

 

¿Qué libros recomiendan los docentes de la UAC?


Los docentes de los diferentes programas de la universidad, no pasaron por desapercibidos en la celebración del día del idioma, estos mencionaron tres libros importantes en su vida y recomendaron uno en especial, que todos los estudiantes deben leer.

 

El Código de Hamurabi, Álgebra de Baldor y La Teoría General de Sistemas de Oscar Jhansen, son los tres libros imprescindibles en la vida del Ingeniero de Sistemas y Doctor en Ciencias, Edgardo Buelvas, quien recomienda por encima a Baldor.

 

“El Álgebra de Baldor es el libro que ninguna persona en su vida puede pasar a la vida universitaria sin haber visto, todos deben manejar los fundamentos principales de la matemática. Estas competencias genéricas se miden para todos los profesionales, a través del razonamiento cuantitativo”, dijo el docente.

 

Así mismo el arquitecto y magíster en Restauración Arquitectónica, Salvador Coronado, comenta que La Biblia, Las Siete Lámparas de la Arquitectura de John Roskin y Ensayo Sobre la Lucidez de José Saramago, son los tres escritos relevantes que ha leído y aconseja leer la poesía Ella es Madrid, de Miguel Gane.

 

“Las personas deben leer esto porque me parece importante que entendamos que todos los espacios de la ciudad pueden estar relacionados directamente con el hombre. Las personas tiene funciones que se desarrollan en su cuerpo, así mismo los espacios se relacionan con el mismo. Esta fue una manera muy habil de describir la ciudad de Madrid y compararla con una mujer. Sería muy interesante que alguien comparara la ciudad de Barranquilla con una mujer”, argumentó.

 

Día del Idioma (1).jpeg

 

Leslie Smith Vanegas docente del programa de Comunicación Social Periodismo y magíster en Educación, dijo qué La Biblia, El Amor en los Tiempos del Cólera de ‘Gabo’ y El Hombre que Calculaba de Malba Tahan, son los libros que ayudan al ser a vivir de forma correcta, e invita a leer Don Quijote de la Mancha.

 

“El Quijote resume lo mejor de la condición humana. Todos nosotros somos quijotescos, hemos peleado contra molinos de viento y tenemos un imaginario que es posible que lo cumplamos y es posible que no. El idealismo y el romanticismo del Quijote se vuelve contagioso por la idea que el ser humano nace de una acción romántica y la entrega desinteresadamente a un objetivo”, explicó Smith.

 

De igual forma, Luis Cortázar, magíster en Administración de Empresas y también docente, mencionó textos como El viejo y el Mar de Ernest Hemingway, Rayuela de Julio Cortázar y La Hora Veinticinco de Virgil Gheorghiu, han marcado su vida. Sugirió a los jóvenes leer las Sagradas Escrituras. “La Biblia es un código moral más que todos se deben leer desde la perspectiva histórica y moral”, manifestó.

 

El Principito de Antoine de Saint-Exupery, Cuentos de los Hermanos Grimm e Investigación Tomo III de Sampieri y Aprendamos a investigar, son los libros más representativos para Eder Sepúlveda, magíster en Actividad Física y Salud. Sepúlveda recomienda el texto Aprendamos a Investigar, ya que según él “todo estudiante que se dedique a la academia debe tener nociones en investigación”. LLT

Publicado en Noticias Generales

“No te puedo decir una tarifa fija. Si, sé que, en promedio, un infuencer continental -que lo conozca el público hispano- puede cobrar por una publicación pequeña hasta mil dólares, que equivalen aproximadamente a 30 millones de pesos.No hay tarifas establecidas, en este negocio” afirmó Jorge Erazo, magíster en Educación y docente de Periodismo Digital.

 

El caso de Jenny Lizeth Ambuila Chará, hija de un funcionario de la Dian de Buenaventura, acusado de corrupción, ha causado revuelo en las redes por aparecer mostrando lujosos autos, viajes constantes y participando en los más famosos festivales de música electrónica en el mundo.

 

Según la joven Ambuila, el dinero con el que costeaba sus gustos y excentricidades eran financiados con lo que ganaba en las redes como influencer. ¿Será que este negocio da para comprar un Lamborghini de más de 300 mil dólares, el equivalente a cerca de 1.000 millones de pesos colombianos?

 

De acuerdo con Erazo, hay influencers colombianos, como Luisa Fernanda W, que por historia pueden estar cobrando alrededor de 4 millones de pesos. Pero eso depende de la llegada que tiene a la gente y de la audiencia a la que se dirigen. ¿Cuánto tendria que ahorrar un influencer colombiano para comprar un auto tan costoso?

 

Si comparamos el contenido de las redes de Ambuila con el de W. El de la primera no hay contenido ni publicidad alguna, solo posts de compras y viajes como cualquier persona del común, mientras que la segunda fue número uno en tendencia en YouTube con el video ‘Mi Regalo’, pues tiene 4.422.611 suscriptores.

 

Los dineros que financian a los influencers, en su gran mayoría, provienen de la publicidad de empresas que destinan un presupuesto para la difusión de sus productos. Antes este capital era destinado a los medios tradicionales, pero ahora, en su gran mayoría, son utilizados para la paga de los influencers.

 

Por otra parte, plataformas digitales como YouTube, Facebook e Instagram tienen en cuenta una serie de parámetros, para empezar a reconocer y financiar a los influencers. Dentro de estos se encuentran el número de suscriptores, las vistas y el contenido, entre otros.

 

“La vida que llevaba Ambuila no es posible para ningún influencer colombiano. Yo diría que ni Latinoamericano. Eso es común verlo en celebridades como las Kardashian y otros que son estrellas archifamosas. Pero, en este caso, es realmente imposible que lo que ella dice hacer le genere los ingresos que muestra”, recalca Jorge Erazo.

 

El también docente Guillermo Reyes está de acuerdo con el hecho de que “el ser influencer no da para costear una vida tan lujosa”. De hecho, señala que haciendo un contraste entre lo que tiene versus lo que ella realiza en el mundo, “un YouTuber no tiene semejantes recursos para lograr comprar todo lo que esta niña gastó”. “Entonces, sí, lógicamente hay un marco de sospecha que nos lleva a dudar hasta qué punto ese trabajo, realmente, puede generar tantos ingresos”, apunta Reyes, magíster en Informática Educativa.

 

¿Qué es un influencer?

Los influencers son personas que gozan de una popularidad y credibilidad en las redes sociales. Según algunos expertos en redes, estos juegan con los gustos de las personas y, a diferencia de los artistas, tienen más cercanía con sus seguidores, hacen cosas del común y, en algunos casos, brindan soluciones.

 

“Los influenciadores son personas que cogen fama por sí solas, con el desarrollo de producciones audiovisuales. Estos se van posicionando en el mercado de las redes sociales, a través de un proceso que va creciendo poco a poco y llega al punto de consolidarse” dice Reyes.

 

Los influenecers no son un grupo homogéneo, no hay una sola caracaterísticas o un manual para ser influencer y tener ingresos. Nada garantiza el éxito en las redes. Pero, si se quiere llegar a ser uno de ellos, se debe tener en cuenta: conocer la personalidad de la audiencia a la que se dirige y cómo es su modelo de negocio.

 

“Yo creo que el tema de los influencer no se ha estudiado lo suficiente, porque es algo que apenas está terminando de formarse. Si bien, lleva varios años, pero todavia no se ha establecido como un modelo de negocio”, aseguró Erazo. LLT

Publicado en Noticias Generales

Según un estudio realizado en España y publicado esta semana en el diario El País, de Madrid, la mala ortografía y redacción se han tomado a las universidades de la Península Ibérica, lo cual es para preocuparse, de acuerdo con Inés Fernández-Ordóñez, miembro de la Real Academia Española (RAE) y catedrática de la Universidad Autónoma de Madrid.

 

En el reportaje antes citado se considera a la mala redacción y ortografía una ‘epidemia’ y, conforme con Fernández-Ordóñez, “nunca hubo un volumen educativo en España como el actual —el 41% de los jóvenes de 25 a 34 años tiene estudios superiores, frente a un 43% en la OCDE—, pero el nivel ortográfico de los graduados es muy mejorable. Y si los que enseñan cometen fallos, los escolares los repetirán” dijo la docente.

 

Sí, Fernández-Ordóñez podría tener razón en estar preocupada al respecto y es que a mayor preparación, se espera que mayor sea la destreza al escribir y al expresarse de cualquier manera. Por lo anterior, en la Universidad Autónoma del Caribe hemos decidido comprobar si la situación, aquí, es la misma que se da en las instituciones españolas de educación superior. Fue así que, inmediatamente después de conocer lo que está pasando, se inició la investigación para descubrir cómo estamos en este sentido.

 

¿Cómo es el nivel de redacción y ortografía de nuestros estudiantes?

De acuerdo con Ernesto Cantillo, ingeniero industrial, especialista en Mercadeo, magíster en esa misma área y docente de la facultad de Ingeniería, nuestros estudiantes “sí tienen mala redacción y mala ortografía. Sin embargo, algunos se salvan, pero otros…”, afirma.

 

Si a Cantillo le tocara calificar lo que escriben sus alumnos de uno a cinco, donde uno es el nivel más bajo de aceptación, “les pondría un tres, por coherencia y la expresión de las ideas”, agrega.

 

El también aspirante a doctor en Mercadeo considera que sí es necesario profundizar en el tema, pero “bajo otro tipo de metodología, porque la que se ha aplicado, hasta ahora, no ha dado resultado”, añade.

 

Por otro lado, Carlos Grande -publicista, también especialista, magíster en Mercadeo y docente de Uniautónoma, piensa que no se puede hablar de una epidemia y decir que todo el mundo tiene mala ortografía y mala redacción. De hecho, “son más los que escriben bien. Lo que pasa es que uno se alarma al ver fallas, pero podríamos estar prejuzgando a la gente que cometió un error que puede cometer cualquiera de nosotros”, señala.

 

No obstante su flexible opinión, Grande cree que sí hay que trabajar duro porque evidentemente no tenemos una ortografía perfecta y tampoco es aceptable que no la tengamos”, dice el profesor de tiempo completo de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas.

 

Según Grande, “el mal en quienes lo presentan no es culpa nuestra sino algo que viene mal desde el colegio. De todas formas, en la universidad se deben afianzar los talentos y tratar de perfeccionar lo que aún no lo está, pero, repito, una falla de este tipo la pueden tener hasta quienes escriben bien”, reitera el argentino e insiste que “sí hay un problema, pero no gravedad”.

 

Tal como lo considera Cantillo, Grande valora lo que sus estudiantes escriben con un 3.5 y concuerda con que se necesita fortalecer dicha área y tomar correctivos para pulir a quienes fueron mal enseñados en etapas anteriores “y ahora se están proyectando mal”, encima Grande.

 

Computador.jpg

 

La solución.

Alejandro Espinosa, licenciado en lenguas modernas y magíster en Lingüística, advierte que la mala ortografía –por ende, también la mala redacción- es un problema que se va incrementando y que la causa es la falta de lectura.

 

“Se pueden crear todas las estrategias y la manera de que el estudiante escriba, pero si no lee no podrá escribir ni una palabra”, sentencia el también profesor de tiempo completo en Uniautónoma.

 

Para Espinosa, “es necesario mantener un plan lector en cada asignatura que consiste en brindar a los estudiantes los textos para que los lean y los puedan discutir. De ese modo, también podrán adquirir las bases conceptuales y mejorar”.

 

Espinosa está de acuerdo en que la ortografía sí es un problema pero no es del todo grave, porque, por muy mala que sea, “no va a impedir que el estudiante escriba”.

 

Para el experto en lengua española, el problema es que, por no leer, “se desconocerán las reglas y no se sabrán cómo escribir las palabras”, especifica y también aconseja no centrarnos en las palabras sino en el pensamiento crítico, “lo que también se desarrolla leyendo”.

 

Para efectos de lo anterior, Espinosa sugiere leer dos obras. La primera: ‘La civilización del espectáculo’, de Mario Vargas Llosa. La segunda: ‘El imperio de lo efímero’, de Gilles Lipovetsky. Ambos textos describen la modernidad, al sujeto dentro de ella, al joven que le disgusta pensar, que no es positivo ni propositivo; que desarrolla una conducta enemiga del compromiso. “Las dos obras son una especie de espejo”, señala.

 

Leer un libro.jpg

 

Respecto a ese plan lector que menciona Espinosa, también afirma que todas las universidades y colegios están creando ese compromiso, “pero lo preocupante es que el estudiante esté en una dimensión diferente a la que debe estar y es por culpa del mal uso del Internet y del celular, pues es usado para pasar el momento y así empiezan a alejarse de la academia. Cada trabajo es un fastidio y un dolor de cabeza para ellos”.

 

Pese a lo dicho anteriormente, el docente añade que, en el caso de sus estudiantes, “no he visto errores ortográficos y debe ser porque saben que estoy más pendiente de detectarlos. Les pido madurez para presentar los trabajos. Sí, encuentro errores de índole conceptual, de coherencia e ilación, pero de diez solo uno es ortográfico”, detalla Espinosa, siendo consciente de las ayudas tecnológicas para la reducción de estos errores.

 

“Copiar y pegar es algo inevitable, pero se debe hacer con las debidas Normas APA. Eso es lo correcto”, señala el lingüista y asegura que no se puede hablar de ortografía perfecta, “porque nadie logra conocer su idioma al 100%. Incluso, el mismo Gabriel García Márquez corrigió ‘Cien Años de Soledad’, cuatro décadas después de haberla publicado”, aseveró.

 

Siendo esta la situación, entonces, qué es escribir bien: “plasmar un mensaje claro y preciso, de manera que quien esté leyendo lo pueda entender”, considera el docente y encima que se podría estar exagerando porque “la misma Real Academia Española da su brazo a torcer frente a errores que se repiten y así se contradice ese organismo, como en el caso del solo o el este que ya no se tildan, lo que termina confundiendo a los periodistas, escritores y a todo el que tiene por costumbre escribir, respetando cada acento, cada regla ortográfica”, explica Espinosa.

 

Leer es el antídoto para esta ‘epidemia’, según Espinosa. “No hay otra estrategia que nos ayude en ese sentido”, descarta el docente cualquier otra opción y manifiesta que no se puede escribir como se habla, porque “al hablar te puedes ayudar con los gestos para hacerte entender o para ayudar a que el mensaje no sea ambiguo. En cambio, al escribir no hay algo que puedas mostrar para evitar esas confusiones. Sólo queda escribir bien para que el contexto no sea alterado”, añade.

 

Para Espinosa, es posible que, con el tiempo, los errores del presente sean aceptados en el futuro como una evolución natural del español, así como ocurre con el inglés con palabras como ‘night’ (noche) que informalmente se escribe ‘nite’. “Somos sujetos activos, el habla es una evolución dinámica, pero, en el ámbito profesional sí se deben tomar correctivos, porque por un error en una sentencia –en el tema del derecho- se puede dar un mal veredicto, tal como pasaría con una coma mal puesta”.

 

Dispositivos móviles.jpg

 

Otro punto de vista, una misma solución. 

 

Para Antonio Donado, periodista y magíster en Educación, enseñar sintaxis es posible, “pero eso no garantiza el aprender a escribir”, considera el experto en métodos de enseñanza.

 

Según Donado, aprender a escribir está muy conectado con saber pensar. “Si no se aprende a organizar la mente, es muy difícil escribir claro, breve y con sentido.

 

Para Donado, también doctor en Educación, la culpa es de la gente que ha tomado a las redes sociales para ganarse la vida y alcanzar el éxito, pues, por ellos “muchos dicen que no hace falta leer libros bien escritos, que basta con saber ‘embutir’ las redes de lo que se nos ocurra. Total allí todo vale, y ya nadie le hace ‘mala cara’ a la mala ortografía, menos a la mala redacción”, complementa Donado.

 

Al final, Donado piensa que hoy conviven las dos ‘lenguas’: “la mal escrita, para las redes, y la bien escrita para quienes todavía lo notan”, termina. JSN

Publicado en Noticias Generales

Desde la semana pasada se hizo viral en varias plataformas digitales una información que afirmaba que en WhatsApp y YouTube estaba apareciendo la cara de una mujer deformada, de ojos saltones y una boca enorme, que se hace llamar ‘Momo’. Lo aterrador, es que este personaje se valía del uso de mensajes subliminales incitando a los niños a suicidarse y retándolos a hacer algún tipo de actividad peligrosa.

 

“Alrededor del tema ‘Momo’ hay muchas teorías. La mayoría de los sicólogos podríamos estar muy de acuerdo con el hecho de que, sin duda, es importante ver los sitios web que visitan los niños”, explica Natalia Suárez, magister en Trastornos Cognitivos y del Aprendizaje.

 

Según detalla el sitio Fayerwayer, la imagen corresponde a una escultura que en 2016 se expuso en una galería de Ginza, en Tokio, Japón. Se estima que detrás de ‘Momo’ hay una persona común que utiliza esa fotografía para asustar a los niños. Aunque no se ha comprobado la veracidad o falsedad de la cadena, esta situación prende las alarmas a los padres de familia y la supervisión del tiempo que los niños pasan en redes sociales.

 

“Ese tipo de retos están ligados a varias cosas: problemas de personalidad de los niños, timidez y bullying, entre otros. Las personas que están detrás de esto miran el tráfico que va teniendo el niño en las redes, actividad que les va mostrando rasgos de su personalidad y es ahí donde se aprovechan de cualquier dificultad que tenga el niño, para manipularlos y hacer con ellos lo que se les dé la gana” comenta Elkin Sánchez, magister en Comunicación Digital.

 

Momo jóvenes.jpg

 

Los retos virales y su consecuencia en los niños, expertos hablan sobre el tema.

“El celular es una gran estantería que te permite tener acceso a información de todo tipo. La educación de un niño empieza con los valores y actitudes que le inculcan sus padres. De la misma forma que fueron criados los padres así mismo educaran a sus hijos” asegura Sánchez, quien también Coordinador del Centro de Medios de la Universidad Autónoma del Caribe.

 

Los riesgos a los que están expuestos los niños son muchos, según los sicólogos. No existe una documentación que diga específicamente a qué edad hay que entregarle un teléfono celular a un niño. Es por eso que los expertos recomiendan darle buen uso a esas herramientas tecnológicas.

 

Cuenta Natalia Suárez que las consecuencias que trae a largo plazo, en definitiva, que un niño esté expuesto constantemente a estos dispositivos tecnológicos, son varias. Dentro de ellas se encuentran el padecimiento de insomnio y otras dificultades parecidas.

 

“Esta es una temática bastante preocupante. El uso de las tecnologías, en el contexto educativo, familiar y de entretenimiento son fantásticas, pero como papás debemos establecer un vinculo con el niño para que él nos cuente que es lo que está viendo”, dice Suárez, docente adscrita al programa de Sicología de Uniautónoma.

 

Por otra parte Elkin explica que estos comportamientos también se deben a que los niños de esta generación, “son hijos de padres jóvenes que no comprenden el mundo alejado de la tecnología. Los niños ven en la tecnología una forma de entender, aprende y de ser en la sociedad, por tanto, este estilo de vida se traslada casi manera automática a ese niño que se està creciendo del 2010 para acá”.

 

Así mismo la sicóloga argumenta que para los padres jóvenes es mejor la calidad del tiempo con sus hijos, cuando lo realmente importante es la cantidad. “Los niños necesitan más cantidad de tiempo que calidad, hay que saber darle buen uso al celular y no dárselo para que dejen de hacer pataletas”, indica.

 

Niños con celular.jpg

 

Recomendaciones.

“Los padres debemos vigilar a nuestros hijos, no montándoles una vigilancia policíaca. Pero, si una donde sepamos qué información y aplicaciones utilizan y consumen. Hay muchas Apps que ofrecen esto, una de ella es Family Link, esta le permite a los padres restringir aplicaciones, videos y a la vez supervisan el tráfico que tiene tu hijo en estos sitios”, aseguró el coordinador.

 

Otra de las recomendaciones vista desde el campo de la sicología, es el establecimiento de horarios, lo que que implica tener la responsabilidad de darle un aparato electrónico a un niño.

 

“Para mí la edad idónea para darle un celular a una persona es cuando la mayoría de edad, esta es más responsable de sus actos y a esa edad su cerebro está más maduro. Pero, ¿Qué es lo primero que regalan de cumpleaños los padres regalan a sus hijos? Un celular, quizás mejor que el que tú y yo tenemos”, asevera la entrevistada.

 

Padre y Niño con Celular.jpg

 

Por otra parte, Natalia considera que en ocasiones los padres de familia no se detienen a leer o a examinar específicamente que es lo que está pasando con estas informaciones virales. “Cuando algo se vuelve viral hay que conocer cuál es el soporte teórico y qué hay detrás de esas noticias que hacemos virales y terminan repercutiendo sobre los niños”.

 

“No conviertan a sus hijos en unas personas que solitariamente seleccionan lo que quieren ver o consumir, oriéntenlos, no dejen que todo se los explique el celular porque al final el niño reemplezará al padre por un celular y eso no es lo que se quiere”, aconseja Elkin Sánchez. LLT

Publicado en Avanza UAC

Desde la semana pasada se hizo viral en varias plataformas digitales una información que afirmaba que en WhatsApp y YouTube estaba apareciendo la cara de una mujer deformada, de ojos saltones y una boca enorme, que se hace llamar ‘Momo’. Lo aterrador, es que este personaje se valía del uso de mensajes subliminales incitando a los niños a suicidarse y retándolos a hacer algún tipo de actividad peligrosa.

 

“Alrededor del tema ‘Momo’ hay muchas teorías. La mayoría de los sicólogos podríamos estar muy de acuerdo con el hecho de que, sin duda, es importante ver los sitios web que visitan los niños”, explica Natalia Suárez, magister en Trastornos Cognitivos y del Aprendizaje.

 

Según detalla el sitio Fayerwayer, la imagen corresponde a una escultura que en 2016 se expuso en una galería de Ginza, en Tokio, Japón. Se estima que detrás de ‘Momo’ hay una persona común que utiliza esa fotografía para asustar a los niños. Aunque no se ha comprobado la veracidad o falsedad de la cadena, esta situación prende las alarmas a los padres de familia y la supervisión del tiempo que los niños pasan en redes sociales.

 

“Ese tipo de retos están ligados a varias cosas: problemas de personalidad de los niños, timidez y bullying, entre otros. Las personas que están detrás de esto miran el tráfico que va teniendo el niño en las redes, actividad que les va mostrando rasgos de su personalidad y es ahí donde se aprovechan de cualquier dificultad que tenga el niño, para manipularlos y hacer con ellos lo que se les dé la gana” comenta Elkin Sánchez, magister en Comunicación Digital.

 

Momo jóvenes.jpg

 

Los retos virales y su consecuencia en los niños, expertos hablan sobre el tema.

“El celular es una gran estantería que te permite tener acceso a información de todo tipo. La educación de un niño empieza con los valores y actitudes que le inculcan sus padres. De la misma forma que fueron criados los padres así mismo educaran a sus hijos” asegura Sánchez, quien también Coordinador del Centro de Medios de la Universidad Autónoma del Caribe.

 

Los riesgos a los que están expuestos los niños son muchos, según los sicólogos. No existe una documentación que diga específicamente a qué edad hay que entregarle un teléfono celular a un niño. Es por eso que los expertos recomiendan darle buen uso a esas herramientas tecnológicas.

 

Cuenta Natalia Suárez que las consecuencias que trae a largo plazo, en definitiva, que un niño esté expuesto constantemente a estos dispositivos tecnológicos, son varias. Dentro de ellas se encuentran el padecimiento de insomnio y otras dificultades parecidas.

 

“Esta es una temática bastante preocupante. El uso de las tecnologías, en el contexto educativo, familiar y de entretenimiento son fantásticas, pero como papás debemos establecer un vinculo con el niño para que él nos cuente que es lo que está viendo”, dice Suárez, docente adscrita al programa de Sicología de Uniautónoma.

 

Por otra parte Elkin explica que estos comportamientos también se deben a que los niños de esta generación, “son hijos de padres jóvenes que no comprenden el mundo alejado de la tecnología. Los niños ven en la tecnología una forma de entender, aprende y de ser en la sociedad, por tanto, este estilo de vida se traslada casi manera automática a ese niño que se està creciendo del 2010 para acá”.

 

Así mismo la sicóloga argumenta que para los padres jóvenes es mejor la calidad del tiempo con sus hijos, cuando lo realmente importante es la cantidad. “Los niños necesitan más cantidad de tiempo que calidad, hay que saber darle buen uso al celular y no dárselo para que dejen de hacer pataletas”, indica.

 

Niños con celular.jpg

 

Recomendaciones.

“Los padres debemos vigilar a nuestros hijos, no montándoles una vigilancia policíaca. Pero, si una donde sepamos qué información y aplicaciones utilizan y consumen. Hay muchas Apps que ofrecen esto, una de ella es Family Link, esta le permite a los padres restringir aplicaciones, videos y a la vez supervisan el tráfico que tiene tu hijo en estos sitios”, aseguró el coordinador.

 

Otra de las recomendaciones vista desde el campo de la sicología, es el establecimiento de horarios, lo que que implica tener la responsabilidad de darle un aparato electrónico a un niño.

 

“Para mí la edad idónea para darle un celular a una persona es cuando la mayoría de edad, esta es más responsable de sus actos y a esa edad su cerebro está más maduro. Pero, ¿Qué es lo primero que regalan de cumpleaños los padres regalan a sus hijos? Un celular, quizás mejor que el que tú y yo tenemos”, asevera la entrevistada.

 

Padre y Niño con Celular.jpg

 

Por otra parte, Natalia considera que en ocasiones los padres de familia no se detienen a leer o a examinar específicamente que es lo que está pasando con estas informaciones virales. “Cuando algo se vuelve viral hay que conocer cuál es el soporte teórico y qué hay detrás de esas noticias que hacemos virales y terminan repercutiendo sobre los niños”.

 

“No conviertan a sus hijos en unas personas que solitariamente seleccionan lo que quieren ver o consumir, oriéntenlos, no dejen que todo se los explique el celular porque al final el niño reemplezará al padre por un celular y eso no es lo que se quiere”, aconseja Elkin Sánchez. LLT

Publicado en Noticias Generales
Página 1 de 2
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones