MENÚ
SERVICIOS
Descarga tu orden financiera Portal de Pagos
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

El mundo como lo conocíamos ha cambiado, lo ha hecho de una forma tan rápida y agresiva que no nos ha dado tiempo de asimilar completamente todo lo que está sucediendo. Muchos aun no comprenden la magnitud del cambio y otros tienen miedo de aceptarlo.

 

La humanidad fue puesta en jaque por algo tan pequeño que no podemos verlo, pero que tiene el poder de arrasar todo a su paso, de encerrarnos a todos en casa y cambiar completamente el orden normal de las cosas. Desde que la COVID-19 llegó, los seres humanos hemos quedado a expensas del comportamiento de este letal virus, y lo mejor que podemos hacer es comenzar a adaptarnos a esta situación que no sabemos cuando acabará. 

 

Hace 102 años, el mundo atravesó por una situación similar, en la que el virus de la influenza hizo que miles de personas perdieran la vida y todo como lo conocían cambió radicalmente; la diferencia principal entre aquella época y ahora, es que actualmente tenemos mas recursos para intentar bandearnos mejor, hay más avance medico y científico y ha sido posible estudiar mejor el comportamiento del virus que nos ataca hoy día.

 

Pero también tenemos algo más: la virtualidad. En aquella época las personas no tenían la misma facilidad para comunicarse como la que tenemos nosotros, para ellos acceder a la información no era tan sencillo, y nosotros con solo un clic podemos enterarnos de que sucede al otro lado del mundo, y eso es un punto a nuestro favor. 

 

La virtualidad también nos sirve para algo más; pues pese a que estudiar y trabajar no será igual, tenemos herramientas digitales que nos ayudan a sobrellevar esta situación y ponerle “nuestra mejor cara”.

 

En una charla con el profesor de la Universidad Autónoma del Caribe, Jorge Luis Peñaloza, quien es comunicador social y periodista, pudimos entender que al menos en Colombia, la era digital ha sido un camino largo en el que para llegar a donde estamos, hemos tenido que atravesar obstáculos que poco a poco fueron mermando.

 

Por ejemplo, el profesor explica como lo más cercano que tuvimos a la educación virtual en Colombia, era la Radio Sutatenza, que es tal vez el mejor ejemplo pues el objetivo de esta Radio era crear una herramienta alternativa y novedosa que permitiera a los docentes adquirir nuevos conocimientos para posteriormente impartirle esos conocimientos a la población.

 

El profesor también habló sobre cómo todas estas referencias han sido muy relevantes, para transitar en un escenario importante y trascendental como es la educación virtual. Por supuesto que ha sido muy importante y de gran utilidad para la humanidad usar estas herramientas y estas facilidades, pues han permitido una comunicación más óptima a los estudiantes con sus centros de estudios, que en condiciones distintas no habrían tenido acceso por razones de tiempo y espacio.

 

“Lo mejor hasta ahora han sido las metodologías aplicadas que permiten que tanto profesores y estudiantes interactúen permanentemente, construyan entre sí nuevos saberes, se actualicen en los llamados nuevos lenguajes” Concluyó el profesor, resaltando como la labor ha sido de ambas partes, tanto de estudiantes como de docentes, y para hacerlo de una forma eficaz se han utilizado metodologías que facilitan el uso de estas herramientas para simplificar esta nueva forma de vida. 

 

Es muy curioso estar en donde estamos actualmente, como humanidad no nos hubiésemos imaginado que tendríamos que vivir algo así, pero por eso mismo debemos dar lo mejor de nosotros con la intención de seguir adelante, y no permitir que las malas circunstancias que se presentan frenen nuestros sueños y aspiraciones; por ello es fundamental tener claridad de que aunque el camino se vea oscuro y tormentoso, siempre habrá una luz al final del túnel y es necesario ser pacientes y aprovechar las herramientas que tenemos a la mano para sacar lo mejor de nosotros y no frenarnos ante esta calamidad. 

 

También pudimos conversar con el profesor Elkin Sánchez, quien es experto en comunicación digital y marketing de contenidos y nos habló como desde su perspectiva ha cambiado el mundo y la forma en la que nos relacionamos. 

 

Para él, las personas aún no somos conscientes 100% del cambio que vivimos, pues pasamos de encuentros presenciales y mucha actividad social a digitalizarnos totalmente. Hemos pausado las actividades presenciales y por ello cuando nos volvamos a encontrar será muy interesante analizar cómo se dará esa interacción social. 

 

Para Sánchez, las herramientas digitales han sido esenciales a la hora de mitigar la crisis laboral y económica que ha conllevado la pandemia, puesto que si no pudiéramos relacionarnos a través de plataformas virtuales, muchas empresas, empresarios y trabajadores se hubiesen desplomado mucho más aún. Estas herramientas han minimizado todo el impacto que ha provocado la pandemia en temas de generación del empleo. Puntualizó 

 

Es necesario apropiarse del uso de estas herramientas tecnológicas y digitales, porque el mundo va cada día dando pasos agigantados en la masificación de este tipo de tecnologías, por ende no es un tema de moda, pues el mercado laboral, educativo, y la sociedad misma nos va llevando hacia ese camino, en donde se debe estar capacitado en el uso de estas plataformas (sea cual sea), para que así todos podamos tener la misma interacción social, que ya no es la presencial sino la virtual.

 

Nadie ha estado exento del “estrés digital” por el cambio brusco en nuestra forma de vivir, pero al ser personas racionales, con el tiempo vamos encontrando la lógica y organizándonos para que todo tenga un sentido y una razón. 

 

El profesor Sánchez recomienda hacer una pausa y entender bien lo que estamos haciendo, reconociendo que no se trata de estar híper-conectados siempre, sino estar conectado en el momento en el que toca estar conectado. Aprender a organizar el tiempo y el espacio para tratar de responder a cada una de las solicitudes que nos hacen en el trabajo, estudio y demás. En la medida que logremos organizar nuestro tiempo allí habremos utilizado una de las grandes claves para no morir en el intento. 

 

En fin, esto no es un debate de lo bueno y lo malo, de si la tecnología ayuda o perjudica, pues todo tiene sus aspectos positivos y negativos, no hay ningún problema con la tecnología, el problema es que uso le damos a ella. Lo ideal es utilizar todas las herramientas que tengamos a nuestra disposición para ser mejores profesionales, fortalecer nuestras competencias laborales y seguir hacia adelante. No dejar que las preocupaciones y el estrés se vuelvan el centro de nuestra vida, sino remar y seguir hacia adelante para lograr encontrar el punto de equilibrio en medio del caos. Por María Angélica Noguera, especial para Uniautónoma.

 

 

Publicado en Noticias Generales

Supongamos que, a partir de mañana, se levanta la cuarentena y todo vuelve a la normalidad en Colombia y el resto del mundo. Sin duda, sería lo mejor que podría pasar, pero, según lo expresado por algunos analistas a través de los diferentes medios internacionales, hay cosas que nunca volverán a ser como antes.

 

Se dice que la economía mundial está entre esas variaciones radicales que se darán, así como la forma en que operan las empresas, la educación y el comercio. En Uniautónoma no pasamos entero, por eso investigamos al respecto con dos de nuestros expertos en emprendimiento.

 

Un momento. Sí habrá cambios, pero…

De acuerdo con la información publicada por la prensa, antes y durante del encierro, diversas empresas han llegado a un punto de fragilidad evidente, por la cantidad de empleados enviados a sus casas bajo licencias no remuneradas, en el mejor de los casos. En otros, más dramáticos, se habla de despidos o de cierre indefinido.

 

La situación conlleva a pensar que muchos aspectos deben ser replanteados, desde lo que se enseña en las universidades hasta la manera de emprender, así como también las ideas de negocio a desarrollar.

 

Sin embargo, Ernesto Cantillo, ingeniero industrial, egresado nuestro y además profesor de tiempo completo, dice -en cuanto a la educación y a la formación para futuros empresarios- que “el problema no son las clases de emprendimiento, porque una clase de ese tipo es para encender el espíritu emprendedor, para que la gente se interese en crear empresas o aportar en la creación de futuras unidades de negocios -dentro de una de ellas- hasta que puedan independizarse, en lo que se llama emprendimiento corporativo o interemprendimiento”, considera el docente.

 

Cantillo, también especialista en mercadeo, señala que -en realidad- “no hay problema alguno en las clases de emprendimiento. Al contrario, en momentos de crisis es cuando adquieren más relevancia, tal cual como están diseñadan. En esta asignatura se aprende a crear. Hay gente que tienen ese espíritu y simplemente necesitan el impulso”, agrega.

 

Si de un cambio hay que hablar, para adecuar el material de estudio/aprendizaje en la academia, Cantillo afirma, sin especificar cuáles son las áreas por evolucionar, que los programas de formación están totalmente llamados a cambiar en lo que se refiere a aplicación. “Es hora de renunciar al formato de enseñanza magistral. A estas alturas, ya eso no debería darse. No podemos seguir con el formato del siglo XIX y no me refiero a los profesores, sino al sistema que todavía pone en el centro de vista al profesor y los jóvenes de hoy en día no aprenden así”, sostiene el también magíster también en Mercadeo.

 

Para Cantillo, la educación tiene que ir en función “de las competencias y más alineada en lo que sirve para la vida, en los conocimientos aplicables. La profesión tiene que servir de algo y ese algo debe ser demostrado. El núcleo básico del conocimiento -la matemática, la física y la química: ya no se enseña como se hacía en el siglo XX ni en el XIX. Nuevamente, se requiere que todo sea demostrado, que se compruebe para qué sirve en la realidad y cómo se aplica”, insiste.

 

Emprendimiento.jpg

 

Según el coordinador de Innova UAC, estrategia de proyección de nuestros emprendedores e investigadores, “todo producto debe ser estudiado, para demostrar el beneficio que brinda a la humanidad. Hay que irse al caso. Estamos en la era tecnológica y esta incluye a la científica. Hay que caminar más, más rápido y de manera práctica. No podemos seguir enseñando de una forma abstracta. El salón de clases debe volverse un auditorio de espectáculos, para conectar al estudiante sensorialmente, como la mejor sala de cine en la ciudad”, compara.

 

¿Quiénes perderían más?

En cuanto a las empresas tradicionales y a la frágil y presumible condición generada por el Covid19, Cantillo piensa que no hay tal fragilidad en ellas, “porque no hay nada más tradicional que la industria agrícola y está vendiendo. Las tiendas de cercanía también están vendiendo. La empresa tradicional no está fragmentada. Lo que sí lo está es lo que -en realidad- no es indispensable para la sobrevivencia humana en los hogares”, explica el experto.

 

El docente añade que todo aquello que no se ha adaptado a la economía digital, también está en condición de fragilidad. No obstante lo anterior, hay empresas tradicionales que han adoptado lo digital en sus métodos, lo que las pone a la vanguardia y a la retaguardia para momentos como el presente. Es así que Cantillo reitera que esa vulnerabilidad la está sufriendo quien no estuvo preparado para dar el paso, sin tener nada que ver el que sea una empresa tradicional o moderna.

 

En lo que concierne a qué tipo de emprendimiento conviene más para el futuro, Cantillo dice que no sería justo poner una sobre otra, porque “tal cual se enseña aprender, así es que conviene. Con esta preparación se estimula la creación, la innovación y el desarrollo de las unidades de negocio, inclusive para jóvenes que ya hacen parte de una empresa y lo que aprenden lo puedan llevar hacia ella. El problema no está en la clase de emprendimiento”, sostiene.

 

De acuerdo con este samario, si la idea es dar un giro en las ideas de negocio a desarrollar, “entonces se debe aclarar que esas ideas convencionales siempre sobreviven. Microsoft y Apple son empresas tradicionales y hacen parte de la Tercera Revolución Industrial, la de las TICs, y son organizaciones que el Covid19 no podrá acabar”, ejemplifica.

 

“Coca Cola es otro ejemplo de ello y debe estar vendiendo bastante y muy fortalecida. La gente procura tomar menos las bebidas alcohólicas, pero las bebidas tradicionales no están muriendo. Es la falta de habilidades para la adaptación lo que puede acabar con sus productoras. Hay que ser más astutos que el cambio. El escenario mundial no es el problema”, concluye Cantillo.

 

Conforme el ingeniero industrial, el verdadero problema es el empresario de mente tradicional, que no evoluciona en el tiempo, “porque así serán sus productos, sus servicios y su gestión. Habrá sectores que se reinventarán. El petróleo ya está en su último cuarto de hora. Las firmas que trabajan en esta industria hicieron lo posible para frenar las energías alternativas, pero debe reinventarse o sino, esa industria si es verdad que se debilitará y ya no le quedará un cuarto de hora”, encima,

 

Al momento de mencionar empresas potenciadas, pese a la cuarentena, Cantillo cita a las del sector de la biomedicina, alimentos y bebidas. “Otras empresas están aprovechando la coyuntura, como las de entrega a domicilio, pero no están creando un mercado. En cambio, los sectores de bioingeniería y en la industria farmacéutica si lo están logrando y quedarán muy fuertes, buscando la cura o antídotos para pandemias. En los otros casos, la buena racha durará lo que dure la cuarentena”, concluye.

 

Si a Cantillo le tocara emprender en estos momentos, asegura que seguiría trabajando en la idea que tenía y se concentraría en perfeccionarla, “porque si cambio de idea con cada situación, me convierto en un inversionista, no en un emprendedor. Quienes aprovechan una situación como esta, están creando un mercado burbuja: aprovechan la situación y después, se acaba el negocio”, advierte.

 

Como consejo, Cantillo dice a los dueños de restaurantes, de las peluquerías o panaderías que deben seguir con su empresa. “No se sabe si las cosas volverán a la normalidad antes de lo que se cree. La humanidad volverá a la normalidad y se dará el consumismo del mismo modo que se daba antes, tal vez mayor”, vislumbra.

 

Emprendimiento 2.jpg

 

Otra opinión.

Según William Suárez, profesor de tiempo completo adscrito a la Facultad de Ciencias Administrativas, Económicas y Contables, dice que son muchas empresas con alta fragilidad, por haber sido afectadas por estas reconfiguraciones del mercado.

 

Suárez considera que no hay una crisis financiera en este momento, pero “sí se ve a venir una, debido a que muchas empresas se van a endeudar con el sistema financiero, para subsanar los problemas de flujo de efectivo, que es realmente lo que está afectando. El tema de arriendo y pago a empleados los lleva a estar vigente en el mercado y no tanto a temas de rentabilidad sino a mantenerse en el mercado”, prevé.

 

Para Suárez, co líder de Innova UAC, las grandes sobrevivientes de estos momentos son esas empresas que están conectadas en lo digital, las del sector agroindustrial y las TICs.

 

En lo concerniente a la educación, Suárez, también magíster en Gestión de la Innovación Empresarial, cree que “esta variación supondrá un cambio en los programas educativos. Colombia ha venido haciendo grandes esfuerzos y equiparse en el tema de herramientas digitales, lo que será fundamental. Lo único seguro es que ya nada será lo mismo. No será el mimo ya. El profesional de hoy en día debe ser capaz de abanderar empresas con elementos digitales, que ayuden a apalancar un poco o hacer ese crecimiento exponencial que tanto se busca.

 

Suárez piensa que las empresas tradicionales han estado alineándose a los temas digitales y por eso están sobreviviendo. “Otras, como la aviación, están siendo más golpeadas, pero no significa que no sobrevivan. Todo depende de las inversiones y otras estrategias que harán para seguir operando. Las empresas de transportes, en Colombia, también cobrarán importancia”, anticipa.

 

Por último, Suárez dice que, en caso de tener que emprender, “me gustaría hacerlo en la educación virtual y en el E Comerce. También lo haría en la parte e Fintech, habrá -sin dudas- oportunidades en el sector de la tecnología financiera”, finaliza. JSN

 

Publicado en Noticias Generales

El programa de Dirección y Producción de Radio y Televisión, de la Universidad Autónoma del Caribe, tendrá algunos cambios a partir del 1 de enero del año 2020. La principal transformación que tendrá será el nombre. 

 

Según lo aprobado por el Ministerio de Educación Nacional (MEN) en la Resolución 011831, el nombre del programa pasará a ser Comunicación Audiovisual y los graduados serán comunicadores audiovisuales.

 

"El MEN aprobó la solicitud que presentamos y a partir de enero pasará a llamarse Comunicación Audiovisual. Otro cambio será el número de cursos. En el plan vigente tenemos 50 cursos y en el nuevo plan vamos a pasar a 46 cursos. Esto no significa que va a disminuir la intensidad porque el número de créditos totales se mantienen (140 créditos). El cambio radica en que algunos cursos, en vez de segmentarlos, se han fusionado algunos y en otros se subió la intensidad", explica Silvia Gutiérrez, directora del programa.

 

Sobre la decisión del cambio, Gutiérrez señala que obedece a las dinámicas académicas y a las necesidades del mercado. "Tuvimos en cuenta variables como las tendencias de la formación en el área del conocimiento del programa y eso nos arrojó que la comunicación audiovisual es más amplia, y no es como ahora que estamos circunscritos a radio y televisión. El desarrollo tecnológico ha favorecido enormemente el campo de las comunicaciones y ya no tenemos a la radio y la televisión como los medios convencionales, sino que la convergencia tecnológica nos está permitiendo unos nuevos campos de acción, como son los medios digitales, y no podemos estar ajenos a estos cambios. Estamos respondiendo al compromiso y la responsabilidad que tiene la academia de ofrecer programas innovadores que respondan a la necesidad del contexto", agrega.

 

En la modificación del nombre también obedece a la internacionalización del programa, debido a que el cambio permite para establecer convenios de doble titulación con universidades en el extranjero, donde también hay programas de Comunicación Audiovisual con perfil afín al de Uniautónoma. Según manifiesta Gutiérrez, esto es parte de lo que buscan los jóvenes que ingresan a una carrera.

 

"Los jóvenes además tienen la visión de que tan pronto terminen su carrera por lo menos encuentren campo laboral en el que desempeñarse. Es por eso que el perfil de nuestros graduados tiene dos aspectos fundamentales: que sean emprendedores y que tengan como fundamento el uso de los medios como un fin. En nuestro Plan de Estudios hay una línea fuerte de gestión porque sabemos que los comunicadores pueden desempeñarse de una forma independiente y por eso trabajamos en la formación de emprendedores, es uno de nuestros valores agregados. El otro tiene que ver con el fundamento teórico del uso de los medios para un fin. Les enseñamos a los jóvenes que usen los medios para la construcción de contenidos con un mensaje significativo, que aporte en la transformación de la sociedad y el cambio social", finaliza.

Publicado en Noticias Generales

Con la Resolución 011830, el Ministerio de Educación Nacional (MEN) renovó por siete años el Registro Calificado del programa de Contaduría Pública de la Universidad Autónoma del Caribe. Sin embargo, eso no fue lo único que se aprobó y aquí te contamos que cambios tendrá el segundo programa con más vigencia en nuestra institución.

 

El director del programa, Ariel Padilla, explica que la resolución incluye cambios en el Plan de Estudio, en el perfil de formación del egresado de contaduría pública, la articulación con las especializaciones y maestrías, la disminución de la cantidad de créditos de 160 a 145 y la duración de la carrera.

 

"Los estudiantes van a tener un perfil completamente renovado, un perfil mucho más gerencial que se desarrolla ya no en 9 semestres sino en 8. Además vamos a tener un contador público formado para desempeñarse en un contexto internacional y con la posibilidad de certificarse en Normas Internacionales de Información Financiera o Normas Internacionales de Auditoria", señala Padilla.

 

El nuevo Plan de Estudios tendrá un alto componente en el manejo de nuevas tecnologías para el ejercicio de sus funciones, por lo que el estudiante tendrá la oportunidad de trabajar con tecnologías de vanguardia para el desarrollo de su ejercicio como profesional.

 

Los jóvenes que ingresen a esta carrera encontrarán una formación hacia un perfil más gerencial. "Hoy en día el contador maneja un rol distinto, es un contador que gerencia la información financiera y que es clave para la toma de decisiones en las organizaciones. Adicionalmente, el nuevo plan de estudios contempla las prácticas empresariales no en el último semestre, sino en séptimo semestre, esto implica que el estudiante va a tener la oportunidad de desarrollar sus prácticas y adquirir la experiencia que necesita para obtener la tarjeta profesional que lo acredita como contador público. Cabe resaltar que las cifras indican que el 100% de los estudiantes que han hecho práctica están insertados en el mercado laboral y se desempeñan en actividades propias de su ejercicio profesional", indica el director del programa

 

Sobre la diminución de créditos y el número de semestres, Padilla afirma que lo sustancial se fortalece "y hay un componente muy importante que también viene en la nueva propuesta y es que el programa esta completamente articulado con el posgrado".

 

Esto quiere decir que el programa viene con la opción de grado de coterminales, lo que implica que el estudiante en el último semestre, como opción de grado, puede ver ese semestre en cualquiera de los posgrados en los que él quiera profundizar sus conocimientos. Por ejemplo, puede hacer una  especialización en Revisoría Fiscal o lo puede hacer en Finanzas o en Gestión Financiera Pública, o en Tributación. Todo dependerá de la línea en la que quiera seguir formándose y lo mejor es que será sin un costo adicional.

 

"Ese semestre que va a cursar en la especialización va a ser su primer semestre de posgrado. Cuando se gradúe tendrá un semestre cursado y sólo le faltará uno para obtener ese título e especialista. Quiere decir entonces que el estudiante, en nueve semestres sale con una especialización. Pero vamos más allá porque esto también está articulado con las maestrías. Entonces ese año de la especialización se le homologa en la maestría, es decir, con un año más, sale magíster. Estamos hablando de que en cinco años y medio el profesional sale titulado como contador, como especialista y como magíster. Esa es otra de las grandes virtudes que tiene el nuevo plan de estudio", asegura Padilla.

 

El motivo de estos cambios, según el director del programa, es que la Universidad Autónoma del Caribe está respondiendo a las necesidades del entorno. "Nosotros hicimos un trabajo muy riguroso al interior del programa, en el que se pudo identificar que lo que demanda la empresa hoy es un perfil como el que estamos proponiendo, se identificaron esas demandas en el mercado y eso llevó a que nosotros tuviéramos que hacer una re-ingeniería de nuestro plan de estudios para formar el contador que hoy necesita la empresa: un contador público renovado, con un perfil más gerencial, con un perfil formado para desempeñarse en contextos internacionales", añade.

 

Por último, el director manifiesta que la ética es el principal valor en los jóvenes que se están formando en Uniautónoma. "Nuestro contador público es un profesional que está preparado para desempeñarse en contextos nacionales e internacionales; sale con competencias altamente especializadas en el manejo de nuevas tecnologías, tiene mucha fortaleza en el tema de aseguramiento y control", finalizó Padilla.

 

 

Publicado en Noticias Generales
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones