MENÚ
SERVICIOS
Descarga tu orden financiera Portal de Pagos
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

Mariana Milena Pino, docente de la Universidad Autónoma del Caribe, doctora en Psicología con Orientación en Neurociencia Cognitiva Aplicada, y formación Postdoctoral en Psicología Económica y del Consumo, fue escogida como una de las 14 mujeres colombianas que serán reconocidas por el programa 'Para Mujeres en la Ciencia' L'Oreal - Unesco.

 

En la edición 2020, realizada en el marco de la celebración de los 11 años, el programa recibió más de 200 postulaciones de distintas partes del país relacionadas con proyectos de investigación científica liderados por mujeres de universidades tanto públicas como privadas.

 

Esta apuesta por la equidad de género desde la ciencia, que cuenta con el liderazgo de grupo L’Oréal y el apoyo de Unesco, Minciencias, Cancillería e ICETEX, reconoció este jueves diez de diciembre a catorce científicas colombianas por sus aportes en esta materia, a través de los resultados logrados en los proyectos de investigación postulados.

 

Mabel Torres, Ministra de Ciencia, Tecnología e Innovación, esbozó unas palabras donde resaltó el trabajo de estas catorce mujeres diciendo “Es un gusto para el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación felicitar a las catorce científicas colombianas que serán premiadas en el marco del programa ‘Para las Mujeres en la Ciencia’, por haber contribuido significativamente a los avances en la frontera del conocimiento en los campos de Ciencias de la Vida, Ciencias Físicas, Matemáticas e Informática. Gracias a estas 14 científicas colombianas por ayudarnos a construir la sociedad del conocimiento que soñamos”.

 

Aunque cifras a nivel mundial datan que las mujeres científicas representan solo el 29% de los investigadores. Desde la creación del Premio Nobel de la Ciencia, un total de 621 científicos han sido premiados por su trabajo en Física, Química o Medicina y tan solo 22 mujeres han sido ganadoras de ese premio.

 

Los evaluadores de esta edición; conformados con el apoyo del Colegio Máximo de Educadores como ente rector de las academias de investigación y de las carreras del país, convencidos de que el mundo necesita de la ciencia y la ciencia necesita de las mujeres, se realizó la premiación de manera virtual donde las ganadoras recibieron un incentivo económico de 20 millones de pesos cada una.

 

El proyecto de Mariana Pino se basa en analizar la modulación psicológica y autonómica de adolescentes con y sin conductas antisociales en Barranquilla - Colombia. Para lograr tal fin, será necesario el desarrollo de un diseño correlacional, con la participación de 90 adolescentes distribuidos en tres grupos (consumidores de drogas, con antecedentes de homicidios y estudiantes de escuelas regulares), a quienes se les aplicarán la escala de satisfacción con la vida. Los resultados obtenidos se plantean como puntos de análisis para el desarrollo de estrategias de fortalecimiento de aspectos psicológicos y biológicos con alto impacto en el pleno desarrollo e integración a la sociedad de los adolescentes.

 

Para Mariana Milena Pino, el haber participado y ganado en esta edición le permite sentir la satisfacción de haber contribuido por medio de conocimiento, tanto teórico cómo aplicado, a la mejora de la calidad de vida de los diferentes grupos poblacionales. La docente hace parte de la sociedad Colombiana de Neuropsicología, la Sociedad Interamericana de Psicología, UK-Latin America Brain Connectivity Research Network y es miembro fundador de la Asociación Ibero Latinoamericana de Neurociencias y Psiquiatría.

 

Dentro de todo el proceso y desarrollo de esta iniciativa de ‘Para las mujeres en la Ciencia’ se saltó el hecho de que existen y prevalecen los sesgos con respecto a la labor de las mujeres no solo en la ciencia, sino a nivel holístico, está iniciativa tiene cómo fundamento no facilitar la endogamia, sino promover el conocimiento que generan las mujeres, transformando realidades sociales y practicas a través de su esfuerzo.

 

En la historia de este proyecto, se han apoyado a más de 3.000 mujeres en 115 países con la entrega de becas internacionales en los cinco continentes; y en Colombia, a la fecha, se han reconocido a 44 mujeres, incluyendo a las ganadoras de la edición 2020. DHS

Publicado en Noticias Generales

Científicos de la Universidad Autónoma del Caribe, pertenecientes al grupo de investigación Energías Alternativas, crearon desde laboratorios de biología un método para transformar los desechos de la semilla Jatropha curcas (árbol de piñón) en biocombustible, una propuesta de gran impacto ambiental y económico para la región Caribe a partir de la descomposición de la materia orgánica con inóculos de estiércol.

 

Al respecto, Grey Castellar, integrante del grupo de investigación Energías Alternativas, comentó que desde algunos años se vienen desarrollando estas investigaciones. “La universidad ha sido pionera en las pruebas de laboratorio, en las que utilizamos el desecho de la semilla después de haberle sacado los aceites para la producción de biodiesel. El desecho lo logramos convertir en biogás utilizando como inóculo el estiércol donde está el microorganismo que hace la transformación, el cual fue alimentado con Jatropha. Sin embargo, utilizar desechos para producir biogás no es algo novedoso, lo novedoso fue la utilización de la Jatropha con los métodos que la universidad utilizó”.

El equipo de investigadores que se encuentra articulado el grupo interdisciplinario en investigación de Energía y Medio Ambiente (GIIMA) de la Vicerrectoría de Investigación y Transferencia, categorizado en A ante Colciencias, estudia la semilla como sustituto de los combustibles fósiles para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

De esta manera, entre los principales beneficios que trae este estudio está la producción de energía verde a partir de biogás, una fuente renovable que lesiona menos el medio ambiente reduciendo las emisiones de CO2 y disminuyendo la dependencia de fuentes de energía importadas. Además, la suspensión que queda después de aprovechar la energía de estos desechos puede ser utilizada como fertilizante para las mismas plantas.

“Uno de los desafíos que se tiene con relación a la producción de biogás, es que no se cuenta todavía con equipos suficientes para volver la producción una apuesta industrial. Nosotros, por ejemplo, hicimos una adaptación de un método utilizado en otras investigaciones para producir biogás. El proceso de medición de la cantidad del biocombustible que se producía, lo hicimos día a día por desplazamiento de agua”, agregó Castellar.

Los investigadores esperan que a futuro este tipo de desarrollos en laboratorio impacten la sociedad generando un cambio o aporte en las formas o técnicas de manejo de la energía como la reducción de costos, fácil acceso y menor contaminación ambiental, lo cual promoverá conservación del ecosistema y mejor calidad de vida de los habitantes. También motiva a la generación de pequeñas industrias para la producción de biodigestores. Aumento de ingresos de poblaciones vulnerables por el procesamiento de residuos orgánicos para producir gas, producción para subsistencia y comercialización.

Una de las cualidades importantes de esta semilla es que crece con relativa rapidez y es resistente, siendo tolerante a la sequía propia de nuestra región Caribe. Las hojas y los tallos de la Jatropha son tóxicas para los animales, pero después de un tratamiento, las semillas, incluso, podrían ser utilizadas como alimento para los animales y en este caso para la producción de biogás a través de dispositivos que se usen como digestores.

Los investigadores recomiendan seguir investigando sobre la producción de biogás, pues es una necesidad apremiante, sentida de nuestra Región Caribe donde existe una pobre cultura de aprovechar los desechos. El medio ambiente está pasando la factura por el uso y abuso de combustibles fósiles como fuente energética, pues todos estos cambios climáticos asociados con el fenómeno del niño así lo demuestran.

Finalmente, la investigadora comentó que, “en años anteriores, se realizaron unos convenios con la Gobernación para impulsar el crecimiento de árboles Jatropha en el departamento ya que es una semilla que no es autóctona. Es necesario generar cultivos en terrenos que no sean aptos para cultivos convencionales, para sacar de allí no sólo biodiesel, sino biogás y otros posibles productos”. 

Publicado en Noticias Generales

Entre más de 600 propuestas de 57 países para enviar especies al espacio la Nasa escogió dos que fueron postuladas por la Fundación Apolo, una entidad liderada por Jorge Salazar, estudiante del programa de Radio y Televisión de la Universidad Autónoma del Caribe.

Los dos cubos serán enviados en un cohete sonda que será lanzado desde Wallops Island (Virginia, EE.UU.), a finales del próximo mes de junio. El proyecto cuenta con el apoyo institucional de Uniautónoma, en cuyos laboratorios se realizarán las simulaciones que requieren los jóvenes investigadores para enviar los cubos a Virginia.

La misión enviará un organismo de la familia de los tardígrados y la semilla de palma amarga, originaria de la región Caribe. El primero es un animal microscópico que sobrevive a condiciones extremas. Por su parte, “la semilla soporta inundación y sequía, es indestructible, los resultados que podrían arrojar esas investigaciones son claves para decidir qué plantas se podrían utilizar para una posible terra-formación de Marte. Estamos hablando de investigación de alto nivel”, explicó Salazar.

Estudiantes de secundaria y pregrado son quienes trabajan en el proyecto asesorados por expertos en la materia que se encuentran en Santa Marta y Medellín.

La fundación Apolo tiene 8 años de existir legalmente. En 2005 ocuparon el tercer puesto a nivel mundial en un proyecto en el que la Nasa envió dos satélites. “Nosotros hicimos observaciones de los instrumentos a bordo de los satélites y por la calidad y cantidad de estas nos seleccionaron en el tercer puesto. Por eso, nos invitaron a la celebración de los 50 años de Nasa en Washington en 2009”, expresó Salazar. También han enviado a varios estudiantes a entrenarse como astronautas en los últimos años gracias a las convocatorias que abre la agencia espacial.

El componente de comunicación y de narrativas visuales que como estudiante de RTV ha desarrollado Jorge Salazar en sus años de formación en Uniautónoma ha sido clave en la divulgación y apropiación social del conocimiento científico que ellos generan en su fundación. “No sería exitoso el impacto de intentar que los niños se apropiaran de esto si no manejáramos bien el tema de la comunicación y si no aterrizáramos los conocimientos a un lenguaje que ellos entendieran. La comunicación es el puente para poder llevar se conocimiento para que la gente entienda por qué es importante generar una cultura alrededor de la ciencia”.

Publicado en Noticias Generales
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones