MENÚ
SERVICIOS
Descarga tu orden financiera Portal de Pagos
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

Deserción académica, el debate que reunió a docentes de la Universidad Autónoma del Caribe para encontrarle solución

COMPARTIR:

Deserción académica, el debate que reunió a docentes de la Universidad Autónoma del Caribe para encontrarle solución
Jueves, 22 Octubre 2020 08:57
Valora este artículo
(1 Voto)

La pandemia fue una de las causales a la deserción estudiantil, pues los factores principales que explican esta disminución son el aumento significativo en el desempleo y la pérdida de ingresos de muchos hogares colombianos, es por ello que el Departamento de Permanencia Académica con Calidad y Excelencia (PACE) de la Universidad Autónoma del Caribe realizo el conversatorio 'Perspectivas de Permanencia Académica', con expertos en temáticas de psicología y estrategias educativas para ponerle lupa a este flagelo.

 

Lizeth Reyes Ruiz, Posdoctora en Ciencias sociales, niñez y juventud; Phd, Magíster y especialista en psicología y en gestión de proyectos educativos; Investigadora Senior Minciencias, Directora del Doctorado en Psicología de la Universidad Simón Bolívar; fue la primera en decir que “es una situación que nos tomó por sorpresa a todas las instituciones y esto los llevo rápidamente a tomar acciones que les permitieran hacer una adaptación inmediata para los estudiantes”

 

Javier Simmonds Zagarra, psicólogo, especialista en Gerencia del Talento Humano, Máster of Business Administration, Jefe del Departamento de Permanencia Académica Con Calidad y Excelencia - PACE de la Universidad Autónoma del Caribe, docente Universitario con 10 años de experiencia dijo que:

 

“Con este panorama tenemos que trabajar con un paradigma mental nosotros veníamos trabajando desde una presencialidad con una interacción social vivida, sin embargo hoy día nos vemos reinventados y eso implica procesos y cambios a nivel cognitivo, por supuesto entran unas variables de tipo personal que son determinantes para todos los roles que abordan la permanencia tanto para estudiantes como para una estructura organizacional y por supuesto para docentes y familias, pues esto nos lleva precisamente a mejorar nuestras competencias de organización, de planificación, de disposición, sumándole la disciplina que un estudiante debe adquirir en un momento como este, es fundamental porque estamos trabajando bajo unos tiempos que incluso a veces perdemos el límite y tenemos estudiantes saturados, imagínense aquellos alumnos que están trabajando desde los posgrados o estudiantes que ya están en su proceso laboral, que además de todo trabajamos desde casa y si tienen hijos todavía es más difícil, esto nos lleva a tener un nivel de dinamismo y de ductilidad, de flexibilidad, que definitivamente se nos convierte en un desafío”, reflexionó Javier.

 

Lizeth Reyes quiso añadir que “nos cambió la vida de un momento a otro, ya la excusa no es estar en un trancón, cómo era recurrente, los trancones los tenemos ahora en las tecnologías, por ejemplo, para poder venir acá y tuve que salir de otra reunión, entonces nosotros tenemos que empezar a hacer es como cambio y dar cabida a las nuevas concepciones y representaciones de nuestra vida, pero también en el mundo académico importante que uno como profesor confíe más en el estudiante, el reto es ¿Cómo se hace?, m da risa porque estamos cómo en una sección de espiritismo preguntándoles ‘Fulanito, ¿Estás ahí?’ por que ya no los vemos, porque tú estás hablándole a una pantalla, algunos dormidos y otros prestando atención, al profesor ya le toca ver al final si cada estudiante logra los objetivos del curso”.

 

Albeiro Contreras Trujillo, docente y gestor PACE del programa de Negocios y Finanzas Internacionales de Uniautónoma, Magister en Administración de Proyectos (MAP), Project Management Profesional (PMP), Especialista en Estudios Pedagógicos, Curso especializado en Diseño de proyectos para promover el bienestar, y Economista, dijo que entre las muchas estrategias que se pueden realizar para el acompañamiento a los estudiantes, él implementaría reforzar las que ya ofrece la universidad en su ejemplo de:

 

“En el tema de las tutorías, le facilitaría al estudiante para que tenga la posibilidad y las herramientas para encontrar tutores y revisar sus horarios en línea y suscribirse, es decir, asignar tutores por grupos de estudiantes en riesgo de deserción, un ejemplo seria que por cada 10 estudiantes juntos, se haga el seguimiento necesario y apoyo a estudiantes desde que comienza hasta que termina el semestre y así sucesivamente para que se pueda identificar y remitir de acuerdo a los factores de riesgo y en la medida en que el docente identifique de una manera precisa esos factores, tenga la seguridad de direccionarle de una manera oportuna para que no se frustre y decida retirarse, entonces desde las tutorías fortalecemos el proceso mediante el cual el estudiante solicita la sucesión y asignar tutores, otra de las opciones es mejorar el tiempo de repuesta, porque el estudiante a veces nos dice ‘es que yo hice la solicitud, van ocho días sin darme respuesta’, ese punto cómo profesores debemos resolverlo”, invitó Albeiro Contreras Trujillo.

 

Javier Simmonds Zagarra terminó diciendo que “a veces no somos conscientes de que cada rol, cada función, cada plan y cada estrategia que yo genero desde mi puesto de trabajo es determinante para el desarrollo de una cultura de permanencia, no podemos solo enfocarnos en lo que es generar un modelo de intervención de permanencia y generar una política que está angulada que está escrita y que está eh socializada, más bien yo debo entender así como cuando trabajamos desde la cultura de calidad yo debo entender mi rol cómo maestro par con mis estudiantes, y no se trata solamente la permanencia estudiantil, pues yo también debo sentirme satisfecho con mi trabajo y entender cómo impacto en la vida de estudiante, este es el sentir de toda una comunidad institucional y el sentir de toda una red de apoyo a nivel institucional nacional, es una dinámica que hay que saber utilizar no podemos digamos que dejarla de lado, al contrario debemos estimular esas relaciones entre ellos y por supuesto nutrirnos de ellas para que nuestra cultura permanencia se vaya internalizando en toda la organización y permeé en todos nosotros pues finalmente eso es lo que realmente le da sentido la permanencia académica”, finalizó el docente. DHS

 

Visto 820 veces
LO MÁS LEIDO
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones