MENÚ
SERVICIOS
Descarga tu orden financiera Portal de Pagos
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

Sin límites, Uniautónoma propone debate por la inclusión, diversidad y multiculturalidad a diversos sectores de la sociedad

COMPARTIR:

Sin límites, Uniautónoma propone debate por la inclusión, diversidad y multiculturalidad a diversos sectores de la sociedad
Jueves, 01 Octubre 2020 09:56
Valora este artículo
(0 votos)

 

La Universidad Autónoma del Caribe, con 53 años de historia, le sigue apostando a una educación con calidad, articulando docencia, investigación, extensión, bienestar e internacionalización, encontrando en la educación inclusiva y de calidad los motores más poderosos para la Transformación Social y el Desarrollo Sostenible.

 

A través de este espacio denominado Uniautónoma sin límites, inclusión diversidad y multiculturalidad, se reflexiono en compañía de: Giovanni Garzón Gil, coordinador del grupo de mejoramiento de la Calidad y pertinencia-Dirección de fomento de la educación superior; Jorge Utria, coordinador de comunicaciones del Congreso de la República; Dorita Bolívar, secretaria de la mujer y equidad de género del Departamento del Atlántico; Clemente Fajardo, secretario de Gobierno de la Alcaldía Distrital y Wilson Castañeda, director de Caribe Afirmativo.

 

Reflexión a la que el rector Mauricio Molinares hizo referencia cómo “un factor importante en la ciudad de Barranquilla y la región, hablar de inclusión, diversidad y multiculturalidad, que me encanta sin límites, nosotros somos gente libre, nosotros somos gente autónoma, los cursos nuestros tiene las ideas claras, se custodian procesos de aprendizaje de modo que impacten la ciudad y la región de forma inclusiva, ¡No tenemos límites! y en la Universidad autónoma del Caribe hemos entendido que los límites los ponemos nosotros mismos, que los límites no existen, al que cree todo le es posible”. remarcó.

 

¿A qué nos referimos con inclusión?


Inclusión que reconoce a todas las personas con su mismo valor en la sociedad, este espacio lo desarrolló Giovanni Garzón, coordinador del grupo de mejoramiento de calidad y pertinencia la dirección de Fomento de la educación, quien habló sobre educación inclusiva y sus características.

 

“Saludo a todos los que hacen parte de este ejercicio de disertación que por supuesto se desarrolla en el marco y una perspectiva de sin límites. Creo que es una categoría importante en el sentido de reconocer la diferencia. Desde el Ministerio de educación nacional nos unimos al ejercicio con una reflexión cómo se ha indicado alrededor de la política educación inclusiva intercultural, nosotros tenemos un documento consensuado con todo el sistema educativo superior desde el año 2013 denominado lineamientos política educación superior inclusiva un ejercicio en que llevamos hoy 4 años y que favoreció al mantener un lenguaje común alrededor de la educación inclusiva en el sistema educativo superior este documento avalado por la UNESCO en el 2013 y ponen derrotero para que no solo la Universidad Autónoma del Caribe sino todas las instituciones de nuestro territorio pudiéramos avanzar en la reflexión de ¿Qué es la educación inclusiva? y hacia donde vemos como sector.”, comentó el coordinador del grupo de mejoramiento de calidad.

 

“La educación inclusiva debe entenderse en un contexto, con unos actores y en un tiempo determinado, por tanto, la inclusión no puede ser comparable una institución y otra, sino que debemos comprender la realidad del territorio y desde allí tejer lazos en las poblaciones que favorezcan los procesos de inclusión más adecuados. Por supuesto es una estrategia central para luchar contra la exclusión social por aspectos económicos, políticos, públicos, o hasta identidad de la persona que, desafortunadamente en algunos momentos puede generar indiferencia.” continuó.

 

Para Giovanni, hablar de inclusión hay que poner en primera instancia la participación, donde se validen las voces y estas sean aceptadas, según el coordinador, el crear un ambiente de participación generará las condiciones óptimas para una educación inclusiva, por tanto se volverá referente natural del sistema educación en pro del mejoramiento la interculturalidad, y la diversidad como una componente inherente del ser humano que nos permite reconocer la diferencia y construir desde la diferencia discursos y procesos pedagógicos más inclusivos permitiendo la equidad.

 

Características específicas de las que goza el hombre y la mujer.

La egresada nuestra, Dorita Bolívar, secretaria de la mujer y equidad de género del Departamento del Atlántico se refirió al enfoque de género y participación y trabajo de las niñas, jóvenes y mujeres adultas en toda su diversidad cómo estrategia para garantizar los derechos de igualdad, que actúa como un mecanismo de compensatorio para entregarle a hombres y mujeres lo que realmente les corresponde, identificando en ellos características específicas de género, sexo, edad, religión, y toda la diversidad que los caracteriza.

 

“Trabajamos todo el proceso de inclusión para poder reconocer en nuestros individuos todas sus diferencias y en su manera de expresarse con el mundo se les pueda garantizar espacio para que puedan participar a través de los planes y programas que desarrollamos desde la administración departamental, poder disminuir las brechas que hoy existen; En el caso de las mujeres tenemos una política pública de mujer y género, en el departamento del Atlántico la cual fue aprobada en el año 2011 a través de una ordenanza en la asamblea departamental, es un ejercicio que deben hacer todos los gobernantes porque garantiza que esas poblaciones vulnerables tengan la participación y se puedan ir reduciendo esas desigualdades. Esta política pública contempla cuatro derechos, el derecho a vivir una vida libre de violencia, el derecho a la participación política y social, el derecho a la salud social y vivienda y educación para las mujeres y el derecho al empoderamiento económico, entendiendo que estos cuatro derechos que allí quedaron consignados reflejaban toda la necesidad de cada una de las mujeres”, puntualizó la secretaria de la mujer y equidad de género del departamento del Atlántico.

 

“Cuando hablamos de desigualdad en el caso de mujer y género, a veces pensamos que estamos hablando de sociedades diferentes a las nuestras, pero aún en nuestro tiempo con todos los avances que se han logrado con la participación de muchas mujeres, las cifras no los favorece y todavía persisten esas pequeñas micro desigualdades que, si no reflexionamos sobre ellas y no las identificamos, por muy sutiles que parezcan son muy difíciles de superar, por eso debemos trabajar permanentemente investigar sobre el tema reflexionar nosotros mismos como ese machismo no entendido como agresivo, sino como el desconocimiento están reinando nuestra sociedad. A pesar de eso, hoy se pueden tener funcionarios que están al frente de tomar decisiones importantes para cada una de las poblaciones, pero si no tenemos el conocimiento sobre lo que significa equidad, enfoque de género, igualdad derechos, vamos a ir a desarrollar acciones que no van a facilitar el avance y la disminución de esa desigualdad”, insistió Dorita Bolívar.

 

¿Y las comunidades indígenas y afrocolombianas?

Uniautónoma sin límites, continuó con la ponencia del doctor Jorge Utria, coordinador de comunicaciones del Congreso de la República, Comunicador Social egresado también de nuestra Universidad, quien dedicó gran parte de su trayectoria profesional al periodismo social, en beneficio de las comunidades afrocolombianas.

 

“Si nos remontamos un poco hacia atrás, vemos que el reconocimiento de los pueblos afrocolombianos se da a partir de la Constitución de 1991 donde se establece y se adquiere la relevancia que merece una comunidad como la nuestra dentro de un estado social de derecho, así en la Universidad Técnica Cultural de la nación, también es reconocida en ese entonces como principio fundamental y así quedó consignado en varios artículos de la carta política y dentro de todo ese aspecto nos corresponde es identificar si nuestra sociedad se ha apropiado de esas posturas jurídicas que están sustentadas en la Constitución y que permiten a los afrocolombianos hacer parte de su entorno no solo de lo constitucional sino desde lo cotidiano”, cuestiona Jorge Utria.

 

“Principalmente en lo que concerniente a la vida laboral, la vida afectiva y educativa, pues de estos grupos denominados minorías étnicas en este país, posee seguramente y por el conocimiento de todos ustedes importantes fortalezas jurídicas sobre todo en el ámbito de derechos fundamentales, en el tema de Derechos Humanos y que se ve reflejado en su normatividad su jurisprudencia y doctrina. En este caso no es entendible cómo es que se detectan posturas discriminatorias en pleno siglo XXI, especialmente en relación con nuestras minorías en este caso indígenas y afrocolombianos”.

 

La discriminación algunos autores la denominan de carácter indirecto, por cuanto no tiene cómo soportar una intencionalidad individual o colectiva explícita, sino como una especie de sostén sobre las costumbres y tradiciones y una conceptualización de gran utilidad para realizar el fenómeno de los países especialmente los latinoamericanos, en ese sentido Jorge Utria se apoya de que en el imaginario colectivo se asocia inconscientemente una diferencia que afectan los distintos espacios de la vida cotidiana y pública de estas comunidades.

 

“Discriminación por el tema del color, de acuerdo con algunos estudios y avances que se han tenido que ya no es un tema desconocido tipo pero si se siguen violando muchos de los derechos fundamentales, como la igualdad al trabajo, a la familia, la educación, dichas normas realizadas en el pasado no han sido suficientemente fuertes para soportar los continuos atentados contra la dignidad humana y la solidaridad, en este aspecto la discriminación en un establecimiento educativo en un establecimiento público ha sido motivo de despliegue noticioso a través de los diferentes medios de comunicación, los cual es seguramente todos han podido observar y tener conocimiento de los mismos eso en pleno siglo, ¿Cómo es posible que suceda? pero, se sigue presentando aún con hechos más recientes aunque lo vemos en los Estados Unidos gracias a los medios”, defiende Jorge Utria.

 

Para Utria, coordinador de comunicaciones del Congreso de la República, a pesar de todo el movimiento afrocolombiano que todavía se sigue estando en esa denominada diáspora y sigue luchando por su reconocimiento, de alguna manera se ha logrado aprobación de artículos importantes para el desarrollo y la fundación de comunidades, este tipo de logros que por primera vez se presentan en una Constitución colombiana y en una legislación, que ha sido visibilizados y hoy son reconocidos como un grupo élite étnico cuya identidad se basa en el desarrollo unas prácticas tradicionales de producción en ocupacional centrales.

 

Comunidad LGBT.

Wilson Castañeda conversó y expuso las políticas públicas donde se contempla la comunidad LGBT en el sector de educación superior en cuanto acceso permanencia y graduación. “Quiero usar el término prejuicio un poco de la manera como lo presentaba el filósofo Kant, esto para los que no se dormían en sus clases de filosofía”, inició Wilson.

 

Un prejuicio es aquella reflexión que se tiene de una realidad, pero que suele ser una reflexión irracional y casi siempre negativa, Wilson Castañeda prosigue argumentando que “los límites en la sociedad sobre todo frente al reconocimiento del otro o de la otra y de la diversidad que el otro, o la otra propone, suelen ser límites casi siempre erróneos y negativos, y esos prejuicios terminan siendo caldo de cultivo para una violencia… A veces una violencia jerárquica entre lo que quiero decir al otro. Está violencia en otros casos suele ser excluyente y termina validando asesinatos, desapariciones forzadas, desplazamientos forzados, entre otros”.

 

“Los límites generan odios de sectores de la sociedad frente a otros sectores de la sociedad, y eso nos preocupa porque una sociedad con odios nunca se reconciliará, nunca tendrá una paz efectiva, porque los odios finalmente son como esa animadversión hacia lo que los representa esa animadversión, nos hace desconocer los derechos que como ciudadano, quien recibe el prejuicio que recibe la expresión de odio empieza a tener una reacción de miedo de temor e inseguridad y empieza a aislarse de la sociedad entonces hay un montón de grupos poblacionales y de ciudadanos y ciudadanas que se vuelven invisibles”, refuerza.

 

Según el exponente Wilson; La inclusión es un ejercicio jerárquico porque siempre hay uno que se pone frente al otro, y se asemeja a la relación con la que la filosofía presenta al amo y al esclavo, Wilson explica que la inclusión debe nacer de nuestro lenguaje.

 

“No es un asunto de incluir, yo no soy más que lo otro, para incluirlo, no es un asunto de aceptar porque no hay una conducta que se acepto y otra que no, tiene que ser un asunto más de reconocimiento y el reconocimiento significa que el otro en su diversidad aporta tanto como yo, y que de su diversidad son igual de importantes para la construcción de la sociedad, y cuando yo aplico el reconocimiento como un ejercicio de construcción social logró transformar imaginarios, prácticas, costumbres que finalmente lo que hacen es que viva la discriminación, que viva la exclusión, y con discriminación y exclusión pues no lograremos articular una sociedad, por eso es clave empezar a construir en lo político, en lo académico, en lo social, un diálogo no de la inclusión que son especiales muy jerárquicas en relaciones asimétricas, sino que pensemos más en una academia que reconocen a ejercicio político una sociedad civil que reconocen en la diversidad un potencial de riqueza”.

 

Wilson prosigue su articulado diciendo que “la desigualdad de las políticas públicas que son programas políticos especiales con acciones concretas para corregir la discriminación debe tener una correspondencia en la academia y la sociedad. Pero encontramos en Barranquilla, Atlántico y la región Caribe, que hay estamos cerrando septiembre como uno de los meses más violentos en cuánto a homicidio, las expresiones de violencia sobre todo en feminicidios, casos de violencia hacia personas LGBT, cifra que nos preocupa, porque la violencia empieza a elegir unos ciudadanos y ciudadanas para que sean depositarios de esas prácticas de violencia y esa selección de la víctima suele estar motivada por la discriminación”.

 

Rol de entidades gubernamentales en el distrito de Barranquilla.


Clemente Fajardo, lidera el trabajo en equipo de la Secretaría de Gobierno incentivando la denuncia ciudadana y dotando a las autoridades locales con herramientas tecnológicas para el desarrollo de sus actividades.

 

“Sin duda una de las problemáticas más importantes que hemos tenido durante los últimos años es la migración de ciudadanos, que en su mayoría ciudadanos venezolanos en situación irregular y eso nos impone un reto grandísimo, lograr e insertarlos de manera exitosa en nuestra economía local, si bien muchos de ellos no tendrán ánimo de permanencia en el mediano plazo y se volverán a su país dependiendo de las circunstancias geopolíticas y socioeconómicas hoy son una realidad en nuestro distrito y esa siempre con personas hemos tratado de integrarlas”, recalca Clemente fajardo ante la realidad de los migrantes masivos venezolanos de 2018.

 

“Hemos trabajado con las comunidades negras colombianas raizales y palanqueras del distrito, desde la Secretaría de Gobierno hemos trabajado hace cuatro años de manera exitosa, tenemos el programa de promoción y apoyo para el acceso a la educación técnica y tecnológica de la población afrocolombiana, la atención integral las minorías étnicas en el distrito Barranquilla, el acceso a programas de emprendimiento la población a través del centro oportunidades y la recuperación de la cultura y las costumbres aceptadas y Barranquilla ha crecido como ciudad ha crecido en experiencias que han sido filtradas para otras ciudades y en ese sentido nosotros no podemos quedarnos atrás, hemos querido brindarle a todos los ciudadanos por igual la capacidad acceder a todos los servicios y a todas las posibilidades que como ciudadanos”, explica.

 

“También nos corresponde la atención a la víctima del conflicto armado, tenemos un creciente número de ciudadanos que por diferentes motivos han escogido a Barranquilla como ciudad de destino después de vivir algunas vicisitudes de los periodos de violencia en Colombia, tenemos programas importantes y hace año y medio estrenamos en la ciudad el centro de víctimas, lugar que se instaura en Juan Mina, con capacidad de atención para 130000 personas”, prosigue Clemente.

 

El incentivo es que la ciudad Barranquilla trabaje de la mano de las universidades, según lo expone Clemente “que bueno que la Universidad Autónoma haya tomado la batuta, primero por todo este espacio de reflexión y segundo para poder crear e interactuar con los actores relevantes la ciudad, en una medición donde se adoptan las políticas públicas para ver en qué podemos nosotros, por supuesto mejorar y hacer cambios de manera positiva para que la ciudad cuente con mejores herramientas y por ende para que todos los ciudadanos tengan acceso de manera integral a toda nuestra oferta de servicios”. DHS

Visto 644 veces
LO MÁS LEIDO
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones