MENÚ
SERVICIOS
#VolvamosACreer Canales de Atención
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

La pandemia por la COVID-19: una emergencia de Derechos Humanos

COMPARTIR:

La pandemia por la COVID-19: una emergencia de Derechos Humanos
Lunes, 15 Junio 2020 10:14
Valora este artículo
(0 votos)

La quinta y última conferencia de la jornada del primer Congreso Internacional de Seguridad 2020, organizado por la Universidad Autónoma del Caribe, estuvo a cargo de Jorge Padilla y llevó por nombre "Protección colectiva en tiempos de covid-19". Este espacio liderado por el experto costarricense estuvo marcado por un profundo discurso enfocado a la seguridad y protección de las personas en materia de derechos humanos teniendo en cuenta la crisis sanitaria que se vive a nivel mundial por la COVID-19.

 

Jorge Padilla es abogado internacionalista y máster en Derechos Humanos de la Universidad Carlos III (Tercero) de Madrid. Tiene 20 años de experiencia en la promoción y defensa de los derechos humanos. Es conferencista y docente de diversas universidades del continente.

 

La protección colectiva y los derechos humanos, según Padilla, son temáticas de vigor que se han catapultado en una época de absoluta necesidad, tal como la que estamos viviendo en estos momentos. "La pandemia nos ha demostrado que es una emergencia de derechos humanos. Hay una serie de cuestiones estructurales que se han detonado de una manera acelerada, el virus ha mostrado todo aquello que carecía de una visión de derechos humanos", afirmó Padilla.

 

El docente aseguró que, en medio de la crisis, se han "destapado todas las ollas de presión", en las que se destacan temas estructurales de discriminación, racismo y políticas públicas inadecuadas.

 

El reto que tienen todos los gobiernos a nivel mundial, de acuerdo con Padilla, es analizar las instituciones en busca de orientar las políticas públicas hacia la promoción de los derechos humanos, teniendo en cuenta las diferentes condiciones sociales de la población, garantizando la calidad de vida digna para todos.

 

"Muchas políticas públicas han demostrado una serie de falencias y carencia de rigor desde el punto de vista estructural y los contenidos esenciales", señaló.

 

A pesar de que históricamente se han presentado diversas emergencias, el experto apuntó que ninguna había sigo igual a esta. El mundo nunca antes había sufrido algo de manera unísona, todas las economías y actividades se han paralizado al mismo tiempo, y muchos países han tenido que suspender las garantías y libertades para contener la emergencia.

 

En materia de derechos humanos, hay un flagelo que ha hecho presencia en la sociedad desde hace tiempo: la corrupción. Según Padilla, se necesita proteger de manera colectiva los derechos humanos, y para eso, hay que analizar la manera en que las políticas públicas están dando respuesta a las personas.

 

El máster en Derechos Humanos aseguró que la pandemia ha evidenciado que no existen diferencias políticas, estratos sociales ni condiciones que exenten a las personas de sufrir el virus.

 

¿Cómo garantizar la protección colectiva?

Padilla sostuvo que la seguridad es un asunto multisistémico, por lo que, hay que enfocarse en aquellas propuestas de multidimensionalidad de la seguridad que permitan el entendimiento de los efectos de la protección en los estados, la prevención de la violencia y la promoción de la convivencia.

 

"No se trata de llenar las calles de policías", aclaró el experto. Lo que deben buscar los gobiernos es generar condiciones óptimas para la igualdad de derechos y el desarrollo económico, social, cultural, ambiental y multisistémico de todas las personas.

 

Durante la conferencia, Padilla hizo énfasis en la población rural y la falta de garantías en derechos humanos que sufren las personas que viven en la ruralidad. "No es lo mismo ser personas en las capitales que en la ruralidad. Muchas de las decisiones y políticas públicas son tomadas desde una perspectiva centralista. En las grandes ciudades hay un buen funcionamiento, pero hay que aplicar un enfoque eficaz de seguridad para cumplirle a la población rural con las garantías de derechos humanos que merecen", puntualizó.

 

La emergencia por la COVID-19, de acuerdo con el docente, ha llevado al crecimiento de las brechas en materia de bienestar, acceso a servicios y educación. Los estados deben trabajar de manera articulada para brindar condiciones sociales que aseguren equidad en la economía, seguridad, salubridad y seguridad alimentaria de la comunidad.

 

El experto concluyó expresando que los gobiernos tienen la tarea de pensar en cómo solventar todo lo que se hizo en este gran paréntesis llamado COVID-19 y de qué manera se arreglarán las problemáticas que se venían presentando con anterioridad a la llegada del virus.

 

La seguridad, el bienestar social y los recursos deben tener un mejor enfoque. Existe una obligación de respeto y garantías orientadas a las personas. Una educación en derechos humanos, según postuló el costarricense, es el mejor vehículo para cambiar a una educación transformadora.

 

"No se trata de sentirnos seguros y cómodos, sino de que el estado proporcione condiciones óptimas para la vigencia de los derechos humanos en la sociedad", finalizó Padilla. VSC

Visto 1736 veces
LO MÁS LEIDO
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones