MENÚ

MEDIDAS ADOPTADAS
ANTE EL COVID-19

SERVICIO DE
ATENCIÓN VIRTUAL
SERVICIOS
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

Desde diferentes posturas, dos expertos Uniautónoma analizaron la viabilidad de la despenalización del aborto en Colombia

COMPARTIR:

Desde diferentes posturas, dos expertos Uniautónoma analizaron la viabilidad de la despenalización del aborto en Colombia
Martes, 03 Marzo 2020 09:38
Valora este artículo
(0 votos)

La ponencia que presentó el magistrado Alejandro Linares en la Corte Constitucional acerca de la despenalización del aborto hasta la semana 16 de gestación, generó gran polémica a nivel nacional.

 

Esta propuesta fue desaprobada por la Corte, la cual se declaró inhibida al considerar que la demanda era inepta y no cumplía con los requisitos para poder hacer un pronunciamiento de fondo.

 

Victor Armenta, abogado, exnotario, especialista en Derecho Administrativo y docente, y Henry González, relacionista internacional, con maestría en Relaciones Internacionales, en Educación Ambiental y actualmente cursando una maestría en Filosofía Política, hicieron un análisis de la decisión de la corte y argumentaron sobre sus posturas frente al aborto.

 

El aborto es un tema que despierta cierta sensibilidad en la sociedad colombiana. Actualmente, el país permite la IVE (Interrupción Voluntaria del Embarazo) cuando existen casos de malformación del feto incompatibles con la vida, si el embarazo fue producto de una violación y si representa un peligro inminente para la vida de la madre.

 

Magistrado Alejandro Linares.jpg

 

Tras la decisión del alto tribunal, las cosas quedan tal cual como estaban. El aborto seguirá siendo permitido bajo las tres causales establecidas desde el año 2006.

 

“Estamos en un país totalmente conservador, arraigado a sus creencias católicas y está bien, tienen derecho a pensar como deseen. Sin embargo, el presidente de la república, Iván Duque, lanzó ciertas declaraciones que hicieron presión sobre la Corte. Pienso que no fue correcto declararse como una persona 'provida' sabiendo que él es el presidente de todos los colombianos, no solo de esa parte”, argumentó el docente Henry González.

 

Los dos expertos Uniautónoma coincidieron en que la decisión del alto tribunal fue “salomónica” y para no generar mayor controversia entre ambas partes, continuar con las políticas establecidas era la salida al debate. “La Corte tomó una decisión salomónica, trató de complacer a todos. A los que están a favor del aborto los dejó con las tres causales permitidas y a aquellos que están en contra simplemente no realizó ningún cambio de fondo”, afirmó González.

 

Por su parte, Victor Armenta expresó que “fue una decisión que no compromete la constitucionalidad y está enmarcada dentro del estado social de derecho que somos”.

 

Según el docente, pretender que se permita el aborto fuera de estas tres causales no es correcto “tenemos una Constitución que nos costó trabajo. El artículo 11 plantea el derecho a la vida, es inviolable. Dar un paso como este implica sobrepasar límites que la Constitución establece”.

 

Por otro lado, el internacionalista planteó que Colombia necesita aprobar el aborto sin ningún tipo de restricciones y seguir el ejemplo de “muchos otros países donde esta práctica es totalmente legal”. Para el profesor, esto sería un avance y “dar un paso a favor de los derechos de las mujeres”, porque considera que “deben tener la total libertad para decidir sobre lo que desean hacer con sus cuerpos”.

 

Sobre lo anterior, Armenta argumentó que “la mujer es libre para decidir sobre su cuerpo, sin embargo, esa libertad de la mujer incide en una vida completamente formada a partir de los 4 meses de gestación”.

 

Corte Constitucional.jpg

 

Armenta aseveró que es un debate complejo y su aprobación no será fácil. “Una posible salida al debate podría ser incorporar una nueva causal de aborto, que la mujer sea libre de decidir si desea abortar o no pero hasta cierto tiempo que no coloque en riesgo la vida de ambas partes, en 16 semanas es un ser bien formado”, indicó.

 

Henry González destacó que las raíces para ir en contra del aborto se basan en lo político. “La cuestión del aborto es un tema político, no moral. Las posiciones de muchas personas que se encuentran en contra de este tema se arraigan en la política, no les interesa en lo absoluto los derechos de las mujeres”, manifestó.

 

Otra de las razones que las organizaciones y grupos sociales citan a favor del aborto es la reducción de muertes por abortos clandestinos. Sobre esto, González concordó en que es vital que se apruebe el aborto para brindarles mejores condiciones a las mujeres durante este procedimiento. “Las condiciones en las que a la mujer se le confina para practicar un aborto ilegal representan un peligro para su vida, quienes más sufren ellas, las mujeres”, sostuvo el docente.

 

Por su parte, Armenta expresó que la situación de la interrupción clandestina no se va a acabar aunque lo legalicen. “Es un tema parecido al consumo de drogas, aunque está permitido el consumo de ciertas dosis, no se ha acabado la drogadicción ni el tráfico de drogas. No veo una relación clara de causalidad donde se acaben los abortos clandestinos se se amplían las posibilidades de aborto”, enfatizó Armenta, abogado especialista en Derecho Administrativo y docente de Derecho Constitucional.

.

El constitucionalista planteó que se trata de un tema netamente cultural, además, estas prácticas se han vuelto un negocio que no implica ningún tipo de trámite, por ende “es una mala práctica que no necesariamente se va a acabar con el hecho de legalizar el aborto en el país”.

 

Otra razón que utilizan a favor de la despenalización del aborto es que permitiría que las familias en situaciones de pobreza sigan trayendo hijos que difícilmente podrán mantener. “Esto es completamente FALSO. No se necesitan ampliar posibilidades de aborto ni políticas de prohibición. Se necesita educación, esto es un tema fundamentalmente de educación”, destacó Armenta.

 

Según el docente, los temas demográficos son preocupantes pero lo que debe hacer el estado es promover la educación, la maternidad y los embarazos responsables, porque “al estado le corresponde educar a la sociedad”.

 

González, por su parte, insistió en que la situación económica es un factor que influye en esta decisión. “Nadie habla de la situación económica. Aquellos que se hacen llamar ‘provida’ y juzgan a quienes desean abortar, les pregunto ¿Ustedes van a mantener al bebé? Es difícil, la situación económica de muchas familias y jovencitas que a los 16, 17 y 18 años quedan embarazadas, de escasos recursos, no da para seguir trayendo hijos al mundo”, manifestó el docente, relacionista internacional, con maestría en Relaciones Internacionales, en Educación Ambiental y actualmente cursa una maestría en Filosofía Política.

 

Despenalización del aborto2.jpg

 

Caso ‘Juan Sebastián’.

A inicios de este año se hizo tendencia en redes el llamado desesperado de Juan Pablo Medina, un joven de 25 años que pidió apoyo en las redes sociales y medios de comunicación para que su novia, quien tenía 7 meses de embarazo, desistiera de abortar.

 

El aborto finalmente se dio y este caso generó polémica a nivel nacional dada las avanzadas semanas de gestación que presentaba la mujer. Los médicos consideran que al séptimo mes de embarazo, los bebés están completamente formados y podría decirse que ‘casi listos’ para nacer. Este caso dio paso al debate del papel que juegan los padres a la hora de tomar decisiones que afecten la vida del feto.

 

Según Armenta, docente del programa de Derecho, “el padre debería tener incidencia en esta decisión ¿Por qué no debería? El padre también es parte importante de la concepción del bebé. Debería establecerse que a partir de un determinado tiempo, si hay deseos de abortar, debe darse la aprobación ambas partes. Es un debate complejo”.

 

Mientras que, González hizo énfasis en que “casos como este hacen parte de la excepción, la regla son los primeros meses. Lo ideal para realizar esta práctica es que se dé durante los primeros meses de gestación, pero la decisión debe ser de la mujer”.

 

Despenalización del aborto3.jpg

 

¿Colombia está preparada?

“No se puede justificar una postura política hablando de preparación. En Colombia las creencias y convicciones sociales están muy arraigadas. A la sociedad le ha costado ceder en temas de matrimonio igualitario, adopción de menores en parejas del mismo sexo y muchos otros; sin embargo, hemos avanzado, las nuevas realidades así lo exigen”, afirmó el abogado Armenta.

 

Añadió que “la sociedad ha cedido bastante, y en este punto, fundamentalmente, está en juego el derecho a la vida, salirnos de las tres causales establecidas desboraría los límites del Estado Social de Derecho que somos”.

 

Por su parte, el internacionalista González reafirmó su postura indicando que en Colombia debe primar el derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo y las consecuencias que puede generar traer al mundo un bebé que no va a gozar de óptimas condiciones de vida, como en el caso de las familias de escasos ingresos que suelen contraer embarazos con mayor frecuencia y no poseen recursos económicos para la manutención del menor.

 

¿Te pareció relevante esta información? ¿Quieres aprender más sobre Derecho Constitucional y ampliar tu conocimiento sobre políticas públicas y aprobación de leyes? En la Universidad Autónoma del Caribe podemos enseñarte todo lo que necesitas saber con nuestros programas de Derecho y Ciencias Políticas. Aprovecha la oportunidad de estudiar en una institución de educación superior con calidad. VSC

Visto 2792 veces
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones