MENÚ
SERVICIO DE
ATENCIÓN VIRTUAL
SERVICIOS
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

La evolución del concepto de mascotas y su relación con el hombre

COMPARTIR:

La evolución del concepto de mascotas y su relación con el hombre
Jueves, 20 Junio 2019 16:34
Valora este artículo
(2 votos)

El mundo globalizado en el que se mueven las sociedades de hoy traen consigo una serie de cambios en el concepto que ha adoptado el ser humano sobre su relación con los animales. La evolución de pensamiento que se han tenido sobre las mascotas y en especial ‘el perro’, giran entorno a un cambio de conciencia.

 

La variación de paradigma es evidente, pues en épocas generacionales previas como la generación de los abuelos el perro no era considerado mascota era sencillamente ‘el perro del patio’, que se bañaba de vez en cuando, cumplía alguna función ornamental, le brindaba seguridad a la casa y ahuyentaba animales pequeños.

 

A este no se le daban ciertas atenciones de las que gozan las mascotas de hoy, no conocían los juguetes o algún tipo de recreación y se les trataba como tal, como un animal. Posteriormente viene el tema de la mascota y se le empieza a vincular como un miembro más de la familia, alguien que acompaña e incluso en algunos casos se convierte en la primera prueba de fuego que los padres le ponen a los niños para enseñarles a ser responsables.

 

Persona con gato.jpg

 

“Para el futuro el perro va a recobrar una relevancia mucho mayor en la familia, hay que tener en cuenta que con todos los servicios que ofrece el mercado tales como: piscina, peluquería, guardería, paseo y demás. Este tiene una posición dinámica más activa dentro del hogar”, aseguró Daniel Jiménez Preston, sicólogo, docente y magíster en Investigación Desarrollo Social e Intervención Educativa.

 

La psicología en el condicionamiento de los animales.

“Una de las claves que tienen particularmente los perros es el nivel de empatía que ellos demuestran con respecto a las emociones de las personas, es decir ellos tienen la capacidad de reconocer las emociones en los humanos. Si uno llega con una serie de expresiones en sintonía con un estado emocional de apertura o de alegría el perro lo reconoce”comentó Jiménez.

 

Los caninos tienen la capacidad de reconocer esas emociones y de responder en función de ellas.Todo esto ha facilitado una serie de programas de condicionamiento y aprendizaje en caninos.

 

Persona mayor con mascota.jpg

 

En un experimento realizado con un perro por el fisiólogo y psicólogo ruso Ivan Petrovich Pavlov, este le daba como estímulo alimento al animal obteniendo como respuesta su salivación, - al siguiente día Pavlov solo toco un timbre sin presentarle comida y no hubo respuesta por parte del canino,- al tercer día le dio alimento acompañado con el sonido del timbre y el animal volvió a salivar, al final solo decidió tocar el timbre sin darle comida y se dio cuenta que el animal empezó a salivar sin la presencia de esta.

 

Gracias a esta prueba nació la teoría del condicionamiento clásico que es un tipo de aprendizaje y comportamiento, en la que Pavlov plantea que tanto los animales como el hombre poseen reflejos incondicionados, es decir responden a los estímulos del medio.

 

A raíz de este postulado se han creado practicas para el adiestramiento de los animales con el fin de mejorar la convivencia y fortalecer el vínculo con su amo. En una noticia publicada en la red social de Instagram de ‘@ÚltimaHoraCol’ dieron a conocer como en Estados Unidos a través de terapias caninas con los veteranos de guerra, entrenaron a los perros para que estos le brindaran acompañía y ayuda en los momentos difíciles a los exmilitares.

 

“En ciertos procesos terapéuticos se están utilizando los perros una de las ventajas que tienen estos frente a las personas, es que poseen varias capacidades entre ellas la de identificar mediante el olfato cuerpos extraños, cosa que una persona no podría lograr sin la ayuda de ciertos equipos. Con asistencia de los perros se ha despertado en el hombre conexiones emocionales similares a las que uno experimenta con otras personas”, aseguró el psicólogo.

 

Persona con cerdo.jpg

 

En los hallazgos históricos de la psicología esta nos ha enseñado que los reforzadores y los castigos influyen mucho en la conducta de las personas y de los animales, es por esto que los conductistas en sus experimentos se dieron cuenta que otorgar una recompensa hacia que una conducta se sostuviera o se extinguiera en el tiempo.

 

Las mascotas han recobrado relevancia en las nuevas generaciones tanto así que su concepto se asocia a la lógica de la sostenibilidad y su humanización. En algunos casos las personas no compran animales, sino que los adoptan como señal de repudio al criadero de estos y para garantizar de esta forma el equilibrio entre el cremiento económico y el medio ambiente. Además, está la disyuntiva de si tener hijos o una mascota; aunque son procesos similares con respecto al cuidado y el afecto los expertos señalan que tener una mascota no es un perfecto reemplazo de los hijos. LLT

 

 

Visto 878 veces
LO MÁS LEIDO
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones