MENÚ
SERVICIO DE
ATENCIÓN VIRTUAL
SERVICIOS
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

La danza: para Uniautónoma, un sector de la economía naranja con gran potencial

COMPARTIR:

La danza: para Uniautónoma, un sector de la economía naranja con gran potencial
Lunes, 29 Abril 2019 18:47
Valora este artículo
(1 Voto)

Este 29 de abril, fue el Día Internacional de la Danza y la Universidad Autónoma del Caribe lo celebró con un evento digno de una institución que siempre le ha aportado, no un granito, sino grandes ‘bloques de arena’ a la cultura a nivel regional y nacional.

 

El sexto piso del Edificio de Postgrado se llenó de vida, desde las 2:00 de la tarde, por cuenta del Bullerengue, flamenco, hip hop, afro perú; bambuco, fandango, pasando por género urbano, hasta llegar a la salsa, al mapalé, a los ritmos afro y a la champeta. Así se dio el muy particular ‘Conversatorio La Danza y la Economía Naranja, Una Oportunidad Infinita’.

 

De ese modo se reunieron reconocidas personalidades del ámbito cultural, entre ellos Juan José Jaramillo, secretario de cultura de la Alcaldía de Barranquilla; Rosanna Lignarolo y Marlio Cortés, ambos coreógrafos y bailarines profesionales.

 

Con ellos estuvieron representantes de diferentes academias de danza, como la Escuela de Danza y Gimnasia Julie de Donado, Danzacaribe, Compañía Danza Nueva y La Valdiri. El grupo La Mamba Africana -de Soledad- no podía faltar a la cita y tampoco los de las universidades Libre, Simón Bolívar, del Norte y Politécnico de La Costa Atlántica, entre otros invitados al evento.

 

Día Internacional de la Danza (6).jpeg

 

Dicho acto fue de suprema importancia para nuestra Alma Máter y es que dentro de ella se considera a la danza un factor pedagógico esencial para la formación de profesionales. Por esa razón, Uniautónoma cuenta con dos facultades y más de cinco programas de formación para la industria creativa, así como con unidades de producción de bienes y servicios para este sector.

 

Lo qué está haciendo la Secretaria de Cultura para impulsar la danza en la ciudad fue uno de los temas analizados en el transcurso de la tarde y ante bailarines, estudiantes, docentes y empresarios del sector lúdico. Los programas puestos en marcha para fines educativos y los espacios reservados con este fin también estuvieron en la lista, la cual incluía otros tópicos como qué tan sostenible es la danza como proyecto de emprendimiento y empresa.

 

Algunas opiniones de los presentes.

 

En medio de una serie de preguntas formuladas por Ana María Osorio, directora de comunicaciones de Carnaval de Barranquilla S.A., en calidad de moderadora, los invitados expresaron sus puntos de vista respecto a lo que se está haciendo en Barranquilla a favor de hacer crecer esta modalidad de la Industria Naranja. En lo concerniente a lo anterior, Juan José Jaramillo, secretario de cultura de la Alcaldía, consideró que “todos podemos bailar, pero no todos hacemos danza. Hay que prepararse y profesionalizarse”.

 

Según el funcionario, “los que realmente quieren estar en esta gran industria, lo deben hacer porque esto es de competencia, es de calidad, además porque nosotros queremos exportar y no solo trabajar; queremos viajar con ese producto, que no sea solo el Carnaval”, agregó Jaramillo.

 

Día Internacional de la Danza (3).jpeg

 

Jaramillo insistió en que estamos ante una gran oportunidad, pero también “ante una gran responsabilidad, pues estamos llamados a ser el líder nacional en el tema de la danza, pero se debe reconocer que hay mucha informalidad. Sí, tenemos que reconocer que hay mucha capacidad y que Barranquilla sabe bailar, pero no podemos seguir liderando una industria sin ser especialistas en la materia”, advirtió.

 

En cuanto al acceso a ese tipo de formación, de acuerdo con Jaramillo, “las casas de cultura la están brindando gratis, lo que representa una forma de prepararse en lo que se refiere a técnicas y todo lo que tenga que ver con esta profesión”, informó.

 

Jaramillo también anunció que la danza ya puede ser una fuente de empleo y es que “somos la primera ciudad en el país en tener un sistema de mapeo para identificar dónde están los grupos que se dedican a ella”, dijo, lo cual supone facilidades a la hora de la contratación y para la producción de eventos.

 

“Hemos superado a Medellín, a Bogotá y Cali en el sector creativo. Tenemos al Barrio Abajo que es un área de esparcimiento más grande que las que tienen las otras las cinco capitales más importantes del país y no se trata de un proyecto en el papel –como lo es lo que era el Bronx, en Bogotá- sino de una zona que ya está siendo reservada para ser el vecindario en el que se concentra la cultura y la vida nocturna en esta ciudad y eso solo pasa cuando se tiene claro el ADN, el Área de Desarrollo Naranja”, añadió.

 

Día Internacional de la Danza (5).jpeg

 

Por su parte, la coreógrafa y bailarina Rosanna Lignarolo estuvo de acuerdo con Jaramillo, al creer que prepararse es una necesidad para “poder trabajar y producir, y ser coreógrafos si queremos ganar y vivir de la danza. Si bien aún es difícil en Barranquilla, pero ya se está moviendo la locomotora de este ámbito para producir espectáculos de clase mundial”, aseguró y contó sobre su proyecto más reciente –ya en marcha- que todos en su equipo reciben un sueldo, lo que significa que vale la pena tomarse en serio la posibilidad de estudiar danza.

 

Al respecto, Lignarolo indicó que su presente tarea se está desarrollando gracias a fondos que obtuvo al ganar una de las convocatorias de la Secretaria de Cultura, lo cual también quiere decir que también vale la pena presentar proyectos a esos concursos.

 

Lignarolo, por otro lado, reprochó a las universidades no tener una facultad que forme bailarines profesionales “que puedan alzar una pierna, porque las que hay imparten mucha teoría, pero no preparan de forma ideal a quienes quisiera tener en mi equipo”, señala.

 

En cuanto a Marlio Cortés, el también coreógrafo y bailarín manifestó entender el esfuerzo de quienes se dedican a la danza, “el tener que ausentarse en ocasiones especiales mientras otros están con sus familias”, lo que deja ver el reconocimiento de su parte a la pasión por lo que hacen.

 

Día Internacional de la Danza (4).jpeg

 

No obstante lo anterior, pidió a los presentes tomarse en serio su carrera y este estilo de vida, ya que son muchas las bondades que brinda, entre ellas, habla de trabajar en equipo de verdad, debido a la coordinación requerida entre otros compromisos para que un performance salga lo mejor posible.

 

Nuestro aporte.

 

Desde hace más de 20 años, el grupo de danza de la Universidad Autónoma del Caribe viene desplegando sus performances en diferentes escenarios. “No tiene un nombre como tal, cada vez que nosotros salimos a festivales o presentaciones siempre el nombre con el que nos damos a conocer es Grupo de Danza Folclórica de la Universidad Autónoma del Caribe”, dijo Nelson Guardo, coreógrafo de este colectivo.

 

Actualmente, el grupo tiene 40 integrantes, todos estudiantes de diferentes programas académicos y, “a veces, se vinculan los egresados para los talleres de danza, ellos no hacen parte de él, ni vienen a todos los ensayos como si lo hacen los miembros reales, pero si participan cuando necesitamos de su apoyo”, agregó Guardo.

 

Día Internacional de la Danza (1).jpeg

 

De acuerdo con el instructor, su equipo se destaca por ser muy unido y por mantener la buena energía y positivismo. “Somos como una familia más y, en cuanto a las presentaciones, nos distinguimos por concentrarnos en el folclor nacional, pero sobre todo en el del Atlántico, en lo autóctono”, añadió Guardo, quien también cuenta que han sido varios los premios ganados, como el primer puesto en festivales locales y regionales, como el de Ascún, así como en competencias nacionales.

 

En esencia, la misión de este conglomerado “es rescatar lo nuestro, el folclor de la cultura Caribe, para acentuarlo en la comunidad Uniautónoma”, señaló Guardo. Respecto a los eventos a los que el grupo ha sido invitado a participar, su líder menciona a algunos del carnaval, como La Guacherna, la Coronación de la Reina de 2016, Marcela García, y la Lectura del Bando de Cristina Felfle, en 2015.

 

Según Guardo, el beneficio para los estudiantes que decidan hacer parte del grupo de danza –además de aprender mucho sobre las expresiones artísticas de esta zona del país- “es un auxilio económico para sus estudios, para lo cual deben alcanzar un promedio mínimo y mantenerlo”, terminó. JSN

Visto 1594 veces
LO MÁS LEIDO
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones