MENÚ
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

El presente y futuro de la competitividad en Barranquilla fue analizado en la Universidad Autónoma del Caribe Destacado

COMPARTIR:

El presente y futuro de la competitividad en Barranquilla fue analizado en la Universidad Autónoma del Caribe
Jueves, 25 Abril 2019 15:57
Valora este artículo
(1 Voto)

Si el propósito de las universidades es formar profesionales y futuros creadores de empresas, el de la unión de los diferentes sectores de la economía es promover la prosperidad. Por tal motivo, la Universidad Autónoma del Caribe continúa organizando escenarios de reflexión al respecto y el más reciente fue el Foro Empresarial Presente y Futuro de la Competitividad en Barranquilla.

 

Fue así que la academia, el Estado y agremiaciones de empresarios enviaron a sus representantes a dicho conversatorio, que empezóel pasado miércoles, en el sexto piso del Edificio de Postgrado.

 

El objetivo: brindar una óptica en retrospectiva de lo que se ha hecho en la ciudad para potenciar la economía y una mirada a lo que se está haciendo en el presente en este sentido, con el fin de “identificar oportunidades productivas y capacidades para generar respuestas diferentes a las ya vistas en el mercado”, dice Claudia Da Cunha Tcachman, rectora de Uniautónoma.

 

Ana María Balán, directora de Probarranquilla; Juan José Sarué, director de la Comisión Regional de Competitividad del Atlántico; Efraín Cepeda, presidente de la Junta Directiva de la Cámara de Comercio de Barranquilla y José Eduardo Iriarte, jefe de Competitividad e Inversiones de la Secretaría Distrital de Desarrollo Económico de la Alcaldía de Barranquilla, fueron los invitados y ponentes del evento, el cual transcurrió de forma dinámica, espontánea y con intervenciones breves.

 

Docentes, estudiantes y egresados de nuestra universidad fueron los asistentes del acto organizado por la Facultad de Ciencias Administrativas, Económicas y Contables en conjunto con el Centro de Competitividad.

 

Competitividad (7).jpeg

 

La clave para el avance económico.

“Tenemos unos avances importantes en la ciudad, pero todavía hay muchas tareas pendientes. Hay una política de competitividad local y desarrollo productivo para acompañar la innovación. Para eso estamos todas las voluntades de las instituciones y los líderes empresariales, para trabajar al respecto”, agrega Da Cunha, una apasionada confesa del tema, a manera de introducción para el despliegue de los expositores.

 

Para Da Cunha fue necesario mirar hacia atrás y analizar cómo era la Barranquilla del pasado y cómo, poco a poco, se fue dando el giro hacia la competitividad, “desde que se empezaron a derrumbar las barreras arancelarias -a principio de los 90-, dándole la bienvenida a la internacionalización”, añade la líder de nuestra Alma Máter.

 

Su propósito era hacer un recorrido de lo que se consiguió para ver con claridad lo que se debe hacer para seguir adelante y lo más viable, según la experta en economía y crecimiento del John F. Kennedy School of Government, de la Universidad de Harvard, es incursionar en nuevos mercados y que las empresas renueve sus portafolios de productos, “con los cuales pueden generar ingresos impactantes para el territorio y, por ende, contribuir al desarrollo regional”, sugiere.

 

Competitividad (3).jpeg

 

La ingeniera industrial especifica que la estrategia para lograr lo anterior son los clústeres o agrupaciones industriales, “lo cual se ha demostrado que se da de forma natural y empiezan a surgir cuando se detecta el saber hacer en ciertos sectores”, añade.

 

No obstante lo beneficioso que pueda ser la unión de varios productores de un mismo tipo de bienes o servicios, el aumento en la competitividad no parte de esa colaboración sino de “estudiar cuáles son los desafíos de dichos conglomerados y de entender qué están pidiendo los mercados para poder construir y ofertar algo que responda a las necesidades y a la demanda”, explica Da Cunha y ejemplifica con la destreza para fabricar zapatos, contemplando crear algo distinto, lo que se ajusta al concepto de competitividad basada en la innovación.

 

El punto es que de la competitividad resulta la prosperidad y esta, a su vez, va de la mano de la productividad: “uso de los recursos de la mejor manera para que el producto tenga éxito comercialmente, al ser elegido por el mercado”, encima Da Cunha.

 

Para la también doctora en Gestión de Empresas, Estrategia, Innovación y Competitividad de la Universidad Politécnica de Valencia, en España, “la sofisticación es la clave para agregar valor a lo que se produce en la ciudad, lo que lleva a una diversificación de portafolios y una mayor competitividad”, indica Da Cunha quien también tiene claro que Barranquilla tiene capacidades para crecer en este sentido, “lo que se consigue identificando aliados”, añade.

 

Aportes de otros sectores con el mismo fin.

Por otro lado, Ana Maria Balán, directora de Probarranquilla, dice que se puede alcanzar un nivel considerable de prosperidad definiendo una hoja de ruta que inicia con “la atracción de inversiones y logrando que las empresas que ya están instaladas en la ciudad sigan creciendo”, afirma y encima el segundo paso que es “atraer ferias, eventos y convenciones a la ciudad, lo que puede dinamizar sectores como el hotelero, el gastronómico, transporte y la construcción”.

 

El tercero, conforme Balán, es contar que Barranquilla es la ciudad ideal para invertir y vivir, lo cual se ha venido haciendo y por eso es que se ha logrado la ubicación actual en los rankings nacionales e internacionales, como una de las promesas a futuro en lo empresarial.

 

Competitividad (2).jpeg

 

Los resultados favorables no se han hecho esperar y es por eso que “somos la ciudad con menor tasa de desempleo, en la que crecen las exportaciones cuando bajan en el resto de ciudades del país, en la que más gente ha podido salir de la pobreza y la que más exporta servicios al exterior”, complementa Balán.

 

Por su parte, Juan José Sarué, director de la Comisión Regional de Competitividad del Atlántico, menciona a las fincas productoras de limón en el área metropolitana de Barranquilla, “entre las cuales hay una que elabora vitamina C”, dice. De esta manera referencia al tema de la sofisticación de la industria en una ciudad que representa ventajas para las empresas, pues “es mejor para ellas tener su sede aquí debido al menor tiempo de transporte y costos del flete para traer sus productos de exportación, así como el menor trayecto de navegación para llegar a otros puertos como Miami, por ejemplo”, puntualiza.

 

Para Sarué, las universidades son las fuentes en las que se han gestado lo bueno que está pasando en Barranquilla en lo que a empresa e innovación se refiere, “algo que en las demás ciudades no se está dando”, asegura.

 

Con una opinión no muy distinta, Efraín Cepeda, presidente de la Junta Directiva de la Cámara de Comercio de Barranquilla, expone que “una región es competitiva cuando las firmas que en ella operan son capaces de competir con éxito mientras sostienen salarios crecientes y mejor calidad de vida para sus ciudadanos”, concreta y atribuye una solución de avance a los clústeres, “por concentrar la dinámica de la economía de los territorios y un ejemplo es el de salud que está generando tantas ganancias actualmente”, sostiene.

 

El funcionario de la Cámara de Comercio señala que el aporte de dicha entidad. en cuanto al progreso económico y productivo local, “es el desarrollo de productos desde la demanda y la financiación de proyectos que se originan en estos clusters”, enfatiza e informa que se viene trabajando en seis de ellos, entre los cuales está el de turismo de ventas y negocios, offshore y salud.

 

Competitividad (4).jpeg

 

Además, Cepeda concuerda con Sarué y con el resto sobre la tecnificación de las unidades de negocio para aportar sofisticación a sus productos, pues de “71 mil empresas registradas en la Cámara de Comercio, 28 mil son empresas pequeñas como peluquerías, droguerías y restaurantes y hay que trabajar con ellas para volverlas más productivas, so pena de que puedan desaparecer”, advierte.

 

De hecho, “cada día se crea una peluquería y una ferretería; cada dos días, una droguería y cada tres, un restaurante”, según Cepeda, lo que significa una urgencia en apoyarlas en su modernización ya que es claro que son el sustento de una importante población en esta capital.

 

Una necesidad aún más importante.

Luis Eduardo Iriarte, jefe de Competitividad e Inversiones de la Secretaría Distrital de Desarrollo Económico de la Alcaldía de Barranquilla, tal como lo hizo Da Cunha, también comparó la Barranquilla de hace una década con la de hoy en día, tanto en temas de salud, infraestructura vial, de manejo de aguas residuales, como de sistema educativo y dejó claro el avance vivido.

 

Sobre la competitividad en emprendimientos de vanguardia, Iriarte se refiere al servicio de la Alcaldía que presta orientación “a quienes piensan que su idea de negocio no tiene futuro alguno, así como para quienes tienen proyectos de ciencia y tecnología, áreas de mayor competitividad y a eso debemos apuntar todos”, indica.

 

Para ese último grupo, “entró en funcionamiento el programa Probeta, una iniciativa para asesorar a quienes han creado ideas innovadoras que vinculan soluciones electrónicas o innovaciones de todo tipo, lo cual ha hecho que Barranquilla registre proyectos de esta clase en proporciones mayores de las que se está dando en Bogotá”, asegura Iriarte.

 

Competitividad (5).jpeg

 

Por esta razón, tan importante como la competitividad y la sofisticación de productos es que nuestros científicos no se vayan de la ciudad y “ese es un tema que queda pendiente”, agrega Iriarte.

 

Al respecto, Iriarte también habla sobre una política distrital de ciencia, tecnología e innovación que está por ser aprobada, “lo cual se puede desarrollar en conjunto con la gobernación y la meta es que para 2022 se generen el doble de proyectos de esta índole”, insiste.

 

Para terminar, Iriarte instó a la medición del avance en el que se concentró esta charla con nuevos indicadores, “porque ya no se puede hacer con los mismos que se usaban en 2015”, sugirió y pidió a los presentes conocer el Decreto 0280, “lo que será toda la política distrital de empleo, emprendimiento y competitividad, lo cual ya está firmado y se harán las primeras mesas para entender todo lo relacionado en este sentido”, termina. JSN

Visto 6197 veces
LO MÁS LEIDO
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones