MENÚ
SERVICIO DE
ATENCIÓN VIRTUAL
SERVICIOS
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

Educación y competitividad

Domingo, 14 Julio 2013 21:33
Valora este artículo
(0 votos)

Una nueva constatación del atraso relativo de la educación del Caribe colombiano respecto al promedio nacional y respecto a las regiones privilegiadas del último siglo en el desarrollo económico y social, acaba de hacer la ministra del ramo, María Fernanda Campo Saavedra, al divulgar el Índice de Progreso de la Educación Superior (Ipes). Este mide logros en acceso, calidad y logro o permanencia.

El atraso en todos los niveles educativos del Caribe no es fenómeno nuevo sino persistente –casi crónico– y en algunos casos con tendencia a agravarse porque las políticas nacionales favorecen criterios como la población atendida e incentiva la demanda y no estimula de manera suficiente la equidad. Por tanto, amplía las brechas de disparidad en franco perjuicio para las regiones más atrasadas del país. Así ocurre en educación básica y hasta en las oportunidades para doctorados y posgrados que ofrecen Colciencias y otros establecimientos públicos. En esto último no ha sido posible que se asignen recursos fijos para las regiones atrasadas sino que se les obliga a sus profesionales a competir, de manera que casi nunca ganan quienes proceden de la periferia.

El informe divulgado por la Ministra sobre avances en educación superior en el mandato de Santos refleja que La Guajira, Cesar, Sucre, Córdoba y Magdalena ocupan los últimos lugares entre 23 departamentos; no aparece San Andrés porque carece de oferta en educación superior. Atlántico y Bolívar, departamentos que por su industria y población tienen la mayor oferta regional en educación superior, están en lugares modestos en cuanto a acceso, calidad y permanencia.

Dice la Ministra que en todo el país hay una tendencia a mayores oportunidades para los estratos pobres y para los jóvenes con resultados bajos en las pruebas nacionales, lo cual es positivo para la movilidad social.

Es igualmente razonable y acertada su convocatoria: "El informe nos pide a las regiones que definamos con los gobiernos locales y departamentales acciones urgentes para la formación del capital humano que necesitamos. Son claros los desafíos en desarrollo productivo para el mercado internacional y el interno, además de la solución de los problemas sociales en el Caribe. El llamado de la Ministra hay que atenderlo. Estamos a tiempo y la tarea urgente".

Vargas Lamadrid ha comprometido a su establecimiento, con el aval de la Comisión Regional de Competitividad del Atlántico, en la activación de un proceso dirigido a que la región cuente con un Plan Caribe de Competitividad que sea el fruto de la contribución generosa de los actores políticos, empresariales y académicos. Este plan es una necesidad urgente.

Dentro de los factores de competitividad que deben ajustarse como política pública regional está la formación del capital humano.

Los escenarios para que haya una orientación regional que pondere la educación superior que se imparte y la que debe ofrecerse, están abiertos como fruto del llamado que hizo la Ministra a la concurrencia de actores en educación superior y en la formulación del Plan Caribe de Competitividad.

Está en la madurez de la dirigencia del Caribe colombiano enfrentar como corresponde los temas aquí planteados. En una sesión de trabajo, prevista para el 23 de julio en Cartagena, donde asistirán delegados de las comisiones departamentales de competitividad, debe ponerse en el orden del día tanto el quehacer del Plan Caribe de Competitividad como el capítulo de la educación superior.

Fuente: El Heraldo

Visto 6285 veces
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones