MENÚ
SERVICIO DE
ATENCIÓN VIRTUAL
SERVICIOS
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400 - Línea Gratuita 018000 918 286

Así vivimos el Día Internacional de la Actividad Física en Uniautónoma

COMPARTIR:

Así vivimos el Día Internacional de la Actividad Física en Uniautónoma
Viernes, 05 Abril 2019 17:56
Valora este artículo
(1 Voto)


La jornada laboral de este viernes empezó con cantos y una coreografía en gran parte de las dependencias de la Universidad Autónoma del Caribe y es que mañana, 6 de abril, se conmemora el Día Internacional de la Actividad Física, así que sigamos moviéndonos, pues la celebración apenas empieza y el fin va más allá de vivirlo solo una vez al año.

 

Fueron 10 minutos de una serie de pausas activas en las oficinas, desde las 9:00 de la mañana, liderada por el programa de Deporte y Cultura Física y dirigida por el profesor Jorge Gil de dicha unidad académica, acompañado por un grupo de alumnos para su animación y desarrollo.

 

Con estas visitas al área administrativa se busca resaltar la importancia de moverse y romper por un breve momento “con los hábitos sedentarios y qué mejor oportunidad para llevar a cabo esta iniciativa, aunque realmente la ocasión precisa sea el 6 de abril, pero por ser fin de semana se pone en marcha hoy”, dice Gil, docente del programa antes mencionado.

 

De acuerdo con Gil, el propósito es institucionalizar estas visitas para la sana y necesaria interrupción en la continuidad de las jornadas laborales, tomarlo como punto de partida para, posteriormente, hacer el tour por las diferentes oficinas de Uniautónoma por lo menos una vez al mes.

 

Día Internal de la Actividad Física.jpg

 

El propósito va más allá de combatir el estrés.

Entre los beneficios de tomar como costumbre estas pausas activas, aparte de incrementar la cantidad de oxígeno que entra al cuerpo y disminuir el estrés, está la producción de lipoproteínas, sustancia compuesta por proteínas y lípidos que transportan las grasas por todo el organismo, evitando la acumulación de ellas y así las enfermedades vasculares.

 

“Los últimos artículos y recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud, OMS, indican que lo más adecuado es que se haga movilización o una pausa en las actividades repetitivas y sedentarias cada dos horas. De ese modo se reduce los factores de riesgo que conllevan a sufrir enfermedades cardiovasculares y lo que tiene que ver con problemas isquémicos”, dice Gil después de su paso por la ORI con el propósito explicado.

 

Conforme Gil, si en una empresa no se hacen pausas activas, habrá repercusiones a nivel legal, pues en toda entidad en la que haya un equipo de trabajo mayor a 50 personas se debe desplegar estas actividades lúdico-recreativas de capacitación para evitar enfermedades crónicas no transmisibles, como las cardíacas, siendo esta la más relevante.

 

Día Internacional de la Actividad Física.jpg

 

Por su parte, Lupe García, fisioterapeuta y enfermera vinculada al departamento de Bienestar Universitario, concuerda con Gil sobre la importancia de tomarse su tiempo para dedicar un pequeño intervalo de tiempo a una actividad totalmente diferente a lo que se hace todo el día en una oficina, pues el hecho de hacer pausas activas es para que el trabajador pueda renovar su ánimo y recargue su disposición de hacer las cosas.

 

Para García, lo importante de estos espacios no es solo la relajación momentánea a través de la parte lúdica, sino también el descarte de otras consecuencias de permanecer sentado y tensionado en todo momento. 

“Por eso es que además del canto y los movimientos, se toma el peso e índice de masa corporal y la presión. El fin es ver si se está en su peso normal, qué tan propenso se está o si ya se presenta obesidad u obesidad mórbida”, termina García. JSN

Visto 377 veces
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones