MENÚ
SERVICIO DE
ATENCIÓN VIRTUAL
SERVICIOS
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400 - Línea Gratuita 018000 918 286

Otra patente para Uniautónoma por un robot para la detección de gases en espacios cerrados

COMPARTIR:

Otra patente para Uniautónoma por un robot para la detección de gases en espacios cerrados
Viernes, 19 Octubre 2018 16:20
Valora este artículo
(1 Voto)

En menos de dos semanas la Universidad Autónoma del Caribe obtiene su segunda patente. Se trata de la patente de modelo de utilidad de un dispositivo robot para la detección de gases en espacios cerrados.

 

El dispositivo en mención fue creado por los egresados del Programa de Ingeniería Mecatrónica Jesús Fabián Consuegra García y Jesús Darío Ramírez Ruíz, con el apoyo de los docentes Julie Stephanie Berrío Pérez y Pablo Daniel Bonaveri.

 

El registro se dio por el visto bueno de la Superintendencia de Industria y Comercio, otorgando los derechos de una nueva utilidad a un equipo creado para otro fin. El cumplimiento de los requisitos de patentabilidad se dio y así se pudo reconocer la novedad, evidenciada en el recurso de reposición radicado el 24 de noviembre de 2017.

 

¿En qué consiste?

De acuerdo con Jesús Ramírez, el prototipo consiste en “hacer un análisis cuantitativo de gases como el hidrógeno, monóxido y gases licuados del petróleo (GLP). Dicho análisis se basa en normas de seguridad. De esa forma, también se generan reportes del área analizada”, explica.

 

Una de las flexibilidades planteadas por el prototipo es la capacidad de poder incluir otras mediciones de gases. En cuanto a la utilidad y en qué tipo de industrias sería necesario este dispositivo, Ramírez indica que sería en espacios confinados como en los que se lleva a cabo la minería; en gasoductos, excavaciones y otros ambientes que tengan presencia de los gases mencionados, pero, “la finalidad es que se pueda utilizar en otras actividades”, agrega.

 

Ramírez informa que hay otros métodos de medición portátiles y estáticos, pero la idea es aprovechar el dinamismo de la robótica, es decir, que se pueda hacer el análisis en todo lugar al que se pueda llegar con el robot.

 

De esa manera, se podría efectuar un análisis de este tipo, con un equipo autocontenido y un sensor portátil, más exacto de lo que lo puede hacer un humano, reduciendo el margen de error y, al mismo tiempo, costos operativos para una empresa como las que se desempeñan en los campos mencionados anteriormente.

 

Segunda patente (3).jpeg

 

Así se les ocurrió

A Jesús Ramírez, mientras hacía las prácticas en una empresa dedicada a la venta de gases industriales y especializados, y por sugerencia del director del Programa de Ingeniería Mecatrónica, Pablo Daniel Bonaveri, se le ocurrió darle una nueva utilidad a esta clase de dispositivos pero aplicando lo aprendido sobre robótica.

 

Desde entonces, Consuegra lo apoyó en tal creación y así llegaron a diseñar lo que en un futuro no muy lejano puede ser utilizado por múltiples compañías que necesitan monitorear la calidad del aire antes enviar su personal a trabajar en ese espacio, arriesgando su salud y bienestar.

 

En cuanto a la fuente de inspiración, Bonaveri cuenta que la sugerencia resultó de la observación al robot doméstico, eco robot seeker, el cual “andaba dando vueltas en una casa y, cada vez que hay una fuga de agua, empezaba a pitar y, en una segunda fase, llamaba a los bomberos”, dice este doctor y también director de la Dirección de Investigaciones de la Universidad Autónoma del Caribe sobre lo que llama un robot ecológico domiciliario.

 

“A partir de esa experiencia se empezó a hablar de hacer un robot para que midiera los gases dispersos en el aire, en espacios confinados, que era lo que le interesaba a estos estudiantes, en aquel tiempo”, añade.

 

Conforme Bonaveri, esta invención “fue diseñada con los estándares internacionales de seguridad OSHA, teniendo la capacidad de monitorear todas las áreas donde se necesite analizar concentraciones de gases mediante el uso de una pluralidad de sensores, con rangos específicos de operación, en donde dicho dispositivo mecatrónico tiene el propósito de desplazarse en casi cualquier superficie y ambiente”, especifica.

 

Respecto a sus materiales, Bonaveri agrega que lo implementado hace de este dispositivo un vehículo resistente a la corrosión. Las dimensiones de la estructura lo mantienen estable y rígido, con una capacidad de carga de más de 5 Kilos y una autonomía de 3 horas. Así, “el robot podrá desempeñarse en terrenos tan desafiantes como las minas, que son bastante agrestes y con alta presencia de los gases a medir”, termina.

 

Cabe recordar que el logro de hace una semana, el de la patente por un electromiógrafo implementado en una prótesis de mano, fue una creación de los egresados Marlon De Jesús Domínguez Franco y Daniel Eduardo Barrios Gómez, con el apoyo del director del programa de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones, Evert De los Ríos Trujillo.

 

Con esta nueva radicación de modelo de utilidad, se da el segundo logro tecnológico de la institución, de 11 propuestas presentadas ante la Oficina de Patentes Colombiana, lo cual hace resaltar a Uniautónoma como una de las universidades a nivel regional que más genera este tipo de proyectos, siendo nuestra mayor fortaleza y carta de presentación.

Visto 1677 veces
LO MÁS LEIDO
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones