MENÚ
SERVICIO DE
ATENCIÓN VIRTUAL
SERVICIOS

CANALES DE
ATENCIÓN VIRTUAL

GUÍA PARA ACCEDER A TU
CORREO INSTITUCIONAL

VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

Uniautónoma, sede de Manos a la Paz en el Departamento del Atlántico

COMPARTIR:

Uniautónoma, sede de Manos a la Paz en el Departamento del Atlántico
Lunes, 05 Diciembre 2016 09:46
Valora este artículo
(0 votos)

La Universidad Autónoma del Caribe fue sede del taller de inducción al programa Manos a la Paz, una iniciativa de la Alta Consejería para el Posconflicto y el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo en Colombia, PNUD. Este taller fue dirigido a estudiantes de las diferentes universidades del Atlántico que hacen parte del proceso de selección para este proyecto de desarrollo social que busca acercar a los jóvenes a una realidad diferente del país, territorios que han vivido el conflicto armado y, de esta manera, aportar desde sus conocimientos académicos a los procesos de paz territoriales.

“Manos a la paz pertenece al portafolio de proyectos de la estrategia de respuesta rápida que el Gobierno Nacional tiene diseñado para la fase del posconflicto. De manera particular, hoy estamos en un espacio que tiene ver con la selección de los estudiantes que se postularon y que se van a ir, posiblemente, a partir de febrero del año entrante a territorios diferentes del Atlántico. Les estamos contando de qué se trata Manos a la Paz, cuál es la intención de este proyecto, la importancia que tiene para el país como parte de los proyectos del posconflicto. Finalmente, les comentaremos los municipios a donde se podrán ir. Haremos entrevistas para concluir el proceso de selección y hacia el 12 de diciembre estaremos publicando los resultados de los que fueron elegidos”, explicó Irina Marcela Marún Meyer, coordinadora general de Manos a la Paz.

Cabe señalar que la Autónoma del Caribe ha participado desde la primera convocatoria con un grupo de cinco estudiantes que estuvieron representando a la institución en diferentes territorios como Florencia, el Catatumbo, Nariño y Caquetá, en planes de desarrollo y de apoyo en la construcción de paz. No obstante, para esta tercera convocatoria “tenemos una amplia participación de estudiantes preseleccionados, alrededor de 40 jóvenes. Estamos atentos para ver cuántos culminan el proceso y cuáles serían los territorios donde trabajarán”, comentó Claudia Riveros, directora del Centro de Altos Estudios para la Paz de la institución.

En la primera convocatoria, el programa Manos a la Paz apoyó las actividades de construcción de planes de desarrollo en los territorios, continuando, durante este segundo semestre del año, los trabajos relacionados con la pedagogía de paz. El foco para el próximo semestre está dirigido a promover espacios que desde lo micro posibiliten implementar las ideas más importantes de la firma de los acuerdos, para ello el programa realizará ejercicios volviendo a revisar la versión final de la firma con los jóvenes que quedarán seleccionados para las prácticas territoriales.

“Ya tenemos dos generaciones de Manos a la Paz, los dos semestres del 2016. En cada fase hemos enviado a 300 estudiantes a un número cercano de 120 municipios donde hemos escuchado experiencias como “me cambió la vida”. Y es que en la medida de lo posible se trata de ubicar a los chicos en territorios diferentes a su lugar de origen, lo cual se convierte en un shock pedagógico positivo, en términos de tomarle mucho más compromiso al país. Es la oportunidad de conocer esa realidad en la que ellos se pueden ver reflejados como profesionales y no quedándose en las grandes ciudades, que es aspiración de quien se gradúa. Ellos van al territorio a hacer un aporte a la construcción de paz y al propio desarrollo profesional. Es una experiencia que cambia la forma como ellos pueden ejercer y ver su profesión”, resaltó Irina Marún.

En efecto, la Universidad Autónoma del Caribe fue sede del taller de inducción como resultado de la alianza estratégica que tiene con el PNUD, la cual se viene dando desde el comienzo de este año, siendo la primera institución universitaria del Atlántico en vincularse al programa Manos a la Paz. Es importante aclarar que cada uno de los trabajos desarrollados en las prácticas sociales de los jóvenes son avalados como prácticas institucionales, donde se certifica el compromiso que tiene la institución académica en la construcción de paz.

El decano de la Facultad de Jurisprudencia, Fernando Borda, en representación del rector Ramsés Vargas, señaló que la Universidad Autónoma del Caribe se ha caracterizado por ser una universidad líder en la construcción de paz. “Nuestros estudiantes no solamente deben tener todos los conocimientos necesarios, sino que deben ser seres integrales que apoyen a los procesos de paz en el país. Esta es una experiencia que realmente enriquece a los estudiantes al entregar sus conocimientos a las comunidades afectadas por el conflicto armado”, agregó el académico.

Visto 4096 veces
LO MÁS LEIDO
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones