MENÚ

MEDIDAS ADOPTADAS
ANTE EL COVID-19

SERVICIO DE
ATENCIÓN VIRTUAL
SERVICIOS
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

Columna: Hillary y Donald, resultados primarios

COMPARTIR:

Columna: Hillary y Donald, resultados primarios
Martes, 09 Febrero 2016 19:23
Valora este artículo
(0 votos)

Nos permitimos compartir con toda la comunidad la columna escrita por nuestro rector Ramsés Vargas Lamadrid para El Heraldo, a continuación el artículo completo:

 

Conocidos los resultados de la elección primaria de Iowa, que en términos prácticos es el inicio de la campaña presidencial estadounidense, no se sabe quién la está pasando peor, si Hillary Clinton o Donald Trump, los favoritos de demócratas y republicanos, respectivamente, como lo han registrado las encuestas.

El caucus en Iowa –la asamblea de los partidos que hace cada estado para escoger su candidato a la convención nacional– resultó un verdadero palo y deja conclusiones interesantes de cómo podría estar cambiando la política en ese país. En los republicanos ganó Ted Cruz (27.7%) a Donald Trump (24.3%,), pero la noticia fue Marco Rubio (23,1%) que lo empata.

Y en los demócratas hubo empate entre Hillary Clinton (49,8%) y Bernie Sanders (49.6%) y la alarma se enciende porque la exprimera dama deja ver vulnerabilidad. Si los jóvenes menores de 35 años de EEUU se suben en la ola antiestablecimiento, que es la oferta de Sanders, ahí podría tener una amenaza.

¿Estos resultados de la primera medición de fuerzas internas significan que los favoritos Clinton y Trump están perdidos? Están más bien en problemas, algo están haciendo mal y tendrán que revisar sus estrategias. Iowa es un estado de opinión, un símbolo para los candidatos –desde allá Obama se perfiló ganador hace 8 años– las campañas y los analistas. También, la pista de eliminación de aspirantes como acaba de pasar con Rick Santorum y Rand Paul, republicanos.

Y la pregunta de los analistas es qué pasó en Iowa. En el caso demócrata, todo indica que Hillary no está logrando conectarse con el elector corriente, y el escándalo del uso de su correo personal, cuando fue secretaria, para tratar asuntos de estado estarían pesando en su aspiración. Pero más que errores graves de la candidata, lo que estaría sucediendo es que Sanders está ganando el corazón de la llamada generación millennials. Al final, logró el 84% de los votos de jóvenes entre 17 y 29 años, con mensajes efectistas como acabar con los privilegios de los millonarios de Wall Street.

Y Trump pierde ante el cristiano Cruz –hijo de inmigrantes– ante todo por su triunfalismo y su falta de contacto directo con el electorado que no siempre compra el discurso que ve en televisión. Pero en ese partido hoy el foco ya no está en Trump y Cruz sino en Rubio, a quien consideran el Obama de la derecha gringa, que representa al típico conservador estadounidense.

Iowa parece ser por ahora, apenas, un campanazo. Aún hay mucho por ver y mucha estrategia por corregir. Tal vez los favoritos empezarán a cambiar el discurso y, los que van detrás, a afinar el mensaje que les están comprando.

Visto 4101 veces
LO MÁS LEIDO
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones