solicitar informacion boton

 
 
 
 
 
 
 

Vigilado MinEducacion

VIGILADA MINEDUCACIÓN
.

Neurociencia social y cognitiva: segundo día del Simposio de Neurociencias

Viernes, 28 Octubre 2016 17:23
Valora este artículo
(1 Voto)

Durante la primera jornada del segundo día del Simposio Internacional de Neurociencia, que se realiza en la Universidad Autónoma del Caribe, participaron como conferencistas invitados: David Huepe, investigador en neurociencia social; Sandra Báez, investigadora en neurociencia cognitiva; y seguidamente Sarah Kemp, investigadora Fullbright, con otra de sus investigaciones en la evaluación neuropsicológica de las funciones ejecutivas, atención, memoria, lenguaje y aprendizaje.

El simposio fue abierto con la ponencia de Sandra Báez, quien expuso sus investigaciones sobre empatía, juicio moral y emociones sociales, donde explicó los estudios que se han realizado en diferentes poblaciones, como la neuropsiquiátrica de pacientes con demencia fronto-temporal, pacientes con la enfermedad de Huntington y pacientes con enfermedades psiquiátricas como el síndrome de Asperger o la esquizofrenia; no obstante, también explicó que la cognición social, la empatía y el juicio moral se pueden ver alteradas en personas que no necesariamente tienen un diagnóstico psiquiátrico neurológico, pero que han vivido ciertas condiciones de vulnerabilidad que hacen que estos dominios se puedan ver afectados de alguna manera.

En este sentido, Báez también aclaró que “la neurociencia social es el área que estudia estos procesos cognitivos que son los que nos permiten relacionarnos con otros seres humanos, los cuales son producto de investigaciones relativamente recientes, pero bastante importantes, porque son un dominio que es muy sensible de ser afectado por condiciones de vulnerabilidad, por patologías psiquiátricas y patologías neurológicas, lo cual se hace fundamental para la vida en sociedad, como el caso del juicio moral en la interacción humana al igual que la empatía”. Explicó, de manera particular, sus estudios en neuroimagen que han permitido conocer cómo ciertas áreas del cerebro se relacionan con fallas en ciertos dominios de la cognición social y cómo se pueden ver afectadas en diferentes patologías.

Finalmente, expuso el desafío y llamado para otros profesionales de la sicología, el cual es lograr un trabajo más interdisciplinario. “Yo llevo muy poco acá en Colombia y estoy tratando de hacer algunas redes nacionales, el llamado es a trabajar en equipo, ya que estos son fenómenos que se deberían entender desde diferentes niveles como aspectos más básicos, más biológicos, moleculares, genéticos y hasta aspectos más complejos relacionados con la cognición”.

Seguidamente, habló David Huepe sobre los estudios que ha venido desarrollando desde hace varios años sobre la adaptación social en población vulnerable, “básicamente el foco ha sido puesto en entender aquellos que han sido de orden cognitivos, socioafectivos y de cognición social, que pueden predecir mejores habilidades de adaptación social en población que vive en situaciones de pobreza o estrés social crónico”, afirmó el investigador.

Huepe también fue claro en asegurar que hay poca investigación que se realiza desde el punto de vista experimental o neurociencia social en poblaciones de orden vulnerable. Desde el punto de vista de la relevancia social, es necesario entender qué sucede en contextos reales, como por ejemplo en poblaciones que están sometidas a situación de estrés social crónico vulnerable, como sucede en los países latinoamericanos. También explicó que dentro de las investigaciones lo que les falta es evaluar marcadores cerebrales, “todo lo que hemos estudiado hasta ahora tiene que ver con resultados de orden conductual. Ya sabemos qué indicadores predicen mejor la adaptación social, nos falta como tarea pendiente, a nivel cerebral, aquellos que influyen en la adaptación social”.

En la conferencia quedó entendido que hay un desafío común que tienen todos los países para abordar estas problemáticas que existen en las realidades cotidianas, “la fortuna es que este grupo de investigadores que está asociado en Argentina, Chile y en Colombia con la Autónoma del Caribe, ha podido hacer una investigación multisitio y abordar este tipo de problemática. Eventos como estos son una muy buena pieza de oportunidades para generar colaboraciones y coordinación entre distintos grupos, para hacer investigación en población vulnerable que está altamente vinculada con enfermedades neurodegenerativas. Tenemos que abordar esta temática de forma conjunta y creo que estamos por un muy buen camino”.

Finalmente el investigador también contó que los estudiantes han mostrado un genuino interés en conocer la investigación aplicada, en ámbitos que tienen que ver con la sicología y con la neurociencia. “Ellos se han manifestado muy entusiastas, y es que de alguna manera es muy importante conocer y aprender estas nuevas técnicas y perspectivas para poder investigar en áreas que son de múltiple interés en la sicología y la comunidad de esta región”.

Visto 816 veces
.
  1. GALERIAS
  2. NOTICIAS DEL LA U