solicitar informacion boton

 
 
 
 
 
 
 

Vigilado MinEducacion

VIGILADA MINEDUCACIÓN
.

Primera jornada del IV Simposio de Neurociencia

Jueves, 27 Octubre 2016 17:17
Valora este artículo
(2 votos)

Uniautónoma es sede del IV Simposio Internacional de Neurociencia Cognitiva: Avances en Neuropsiquiatría y Neuroeducación, que cuenta con la presencia de conferencistas de países como Estados Unidos, Argentina y Chile, y la participación de estudiantes, egresados y otros profesionales del área de la educación y la psicología, con espacios de talleres y ponencias formativas.

En la apertura, el rector Ramsés Vargas invitó a todos los jóvenes a aprovechar la calidad de los conferencistas, resultado de la alianza estratégica que la Universidad Autónoma del Caribe ha realizado con Ineco, Instituto de Neurología Cognitiva, que tiene entre sus principales objetivos promover y contribuir al desarrollo científico en el campo de la neurología cognitiva y la neuropsiquiatría.

Durante el primer día del simposio, en el auditorio de posgrados de la universidad, Sarah Leech Kemp, especialista Fullbright de los Estados Unidos, dirigió el Seminario y Taller de Evaluación Neurosicológica sobre el Autismo y la TDAH, Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad, enfermedades que se encuentran ubicadas en la zona talámica del cerebro, que permite al individuo detenerse frente a una situación que no conviene a su bienestar.

Para Kemp, según los recientes estudios, el patrón que se registra es un retardo de 3 años en esta corteza del cerebro, hecho que hace evidente el mal comportamiento de niños dentro de su entorno social. “Analizamos el comportamiento y lo premiamos. Se ha diagnosticado que este trastorno es más frecuente en los primeros años de la infancia, pero puede durar toda la vida, lo cual requiere de medicamentos que disminuyan la hiperactividad y aumenten la atención”, afirma la investigadora.

No obstante, para algunos científicos el tratamiento de estos trastornos no se debe limitar a medicamentos. Adicionalmente, los padres de familia deben aprender a educar estableciendo límites y disciplina; tutoría y clases particulares; planes de escritura y lectura; y una retroalimentación permanente. “Es necesario no olvidar evaluar permanentemente a través de la verificación y la premiación (estímulos) que lleven a los menores a pensar lo que hacen, establecer rutinas”, añadió Kemp.

Durante la conferencia se explicó el estudio de tratamiento multimodal para el control para la TDAH que se ha realizado, dejando resultados contundentes para ayudar a mejorar la condición de vida de personas con este tipo de trastornos. El primer método consiste en la aplicación solo de medicamentos, el segundo en el manejo del comportamiento, el tercero en una combinación de los dos anteriores, y el último en rutinas de cuidado de la comunidad y control total. Los mejores resultados, según Kemp, están en el tercer método, una combinación entre medicación y manejo del comportamiento. Sin embargo, Kemp concluyó que frente a este tipo de trastornos no hay un único tratamiento que sea el mejor, ya que existen, a su vez, trastornos con características no identificadas.

Incluso, existen tratamientos alternos como la quiropráctica, Yoga, Thai Chi, entre otros. Lo importante, según los investigadores, es disminuir los riesgos de información engañosa que hay sobre este tipo de enfermedades, obteniendo la información más destacada para que los padres aprendan cómo tratar a sus hijos.

Seguidamente, afirmó que personas con estos síntomas tienen debilidades, pero también habilidades especiales, dotados, logros subyacentes y alto grado de creatividad. A su vez, reconocen que una de las características más evidentes de la TDAH, es que en un 76% es una enfermedad de carácter heredado, genética. La tasa de esta enfermedad es más alta entre padres e hijos biológicos que aquellos que han sido adoptados.

Kemp expuso el miedo global que existe con relación al trastorno, “¿muchos niños que han sido vacunados pueden desarrollar algún desorden del espectro del autismo? Se han llevado a cabo estudios muy serios, sin embargo, no hay ninguna evidencia que relacione el autismo con la aplicación de las vacunas en los bebes. Es por esta razón que el esquema de vacunación no está asociado con el autismo, de allí se recomienda continuar con la vacunación en los niños. De hecho, algunas enfermedades han resurgido en los menores por evitar la vacunación y han cobrado vidas por un miedo mal fundado”.

Adicionalmente, en la jornada de la tarde se realizó un taller alterno, dirigido por el investigador David Huepe, especialista en Neurociencia Social, de Chile, quien habló sobre los nuevos horizontes en el estudio de la interacción mente-biología-sociedad. Explicó la hipótesis del cerebro social y sus implicaciones en la evolución, asegurando que el tamaño del cerebro se relaciona con la demanda cognitiva y, esta última, con el cuidado parental.

Finalmente, el investigador realizó un taller sobre mecanismos cognitivos, exponiendo la hipótesis de la inteligencia maquiavélica. “El comportamiento se puede adaptar con relación al otro, se puede engañar. El individuo tiene la capacidad de entender el pensamiento del otro, de conocer la intención de la conducta”, añadió Huepe. Esto explica que el cerebro es social, que maneja un lenguaje con metáforas, y que no solo se puede entender como cerebro individual, biológicamente. Teorías que él hizo prácticas con un test de miradas, donde los participantes, a través de fotografías relacionaron rostro y emociones, logrando hacer una lectura de la mente científicamente verificable.

De esta manera, durante el primer el día de simposio los jóvenes tuvieron la oportunidad de compartir sus dudas y conocimientos con los investigadores, para seguir afianzando su formación en neurociencia, ya sea en el campo de la psiquiatría o el entorno social.

Visto 930 veces
.
  1. GALERIAS
  2. NOTICIAS DEL LA U