solicitar informacion boton

 
 
 
 
 
 
 

Vigilado MinEducacion

SNIES 1804
VIGILADA MINEDUCACIÓN
.

La investigación de Uniautónoma, una realidad que valida la transformación

Miércoles, 04 Octubre 2017 16:25
Valora este artículo
(13 votos)

El conocimiento es, sin lugar a dudas, el factor clave para el desarrollo de las sociedades contemporáneas. Hoy, más que antes, la producción, difusión, apropiación y utilización del conocimiento representan las actividades centrales para promover el crecimiento económico y el progreso social de los pueblos. En esta dinámica las universidades están llamadas a jugar un rol cada vez más protagónico por ser, si bien no el único, el actor por excelencia dedicado al desarrollo de actividades de investigación.

Antes, el país estaba inmerso en una mínima tradición investigativa. Las universidades se declaraban de docencia, mayormente profesionalizantes, con cierto énfasis en investigación o proyección social. Ahora, las instituciones apuestan por la contratación de doctores, en pro de la acreditación de Alta Calidad, mostrando una evolución significativa en indicadores de investigación. Una realidad que la Universidad Autónoma del Caribe, desde la gestión del desarrollo investigativo, ha sabido leer.

En estos últimos años, la institución ha entendido que necesita apostar a esa sociedad del conocimiento, por lo cual se hizo un plan ambicioso desde el año 2013, organizando la investigación de la Uniautónoma con miras a articularnos de una manera más eficiente a nuestro Sistema Nacional de Ciencia y Tecnología. La ruta ha estado marcada por el fortalecimiento de tres grandes indicadores: cohesión, colaboración y focalización. Con el primero fusionamos grupos, se entendía que no necesitábamos cantidad sino calidad, desarrollando habilidades para trabajar desde una perspectiva interdisciplinaria.

En el marco del fortalecimiento de la colaboración, trabajamos con docentes, sobre todos los doctores que habían tenido experiencia formándose en universidades del exterior y tenían redes de excelencia con investigadores top, incentivando el desarrollo de proyectos conjuntos y multidisciplinares. Y, finalmente, con la focalización, entendimos dónde estaban nuestras habilidades diferenciadoras, nuestras oportunidades en el entorno, para impactar y ser pertinentes, y dónde estaba la frontera de conocimiento de nuestra disciplina.

Esta gestión articulada con el modelo de medición y clasificación de Colciencias nos ha permitido a la postre logros importantes: en el 2013, fruto de la tradición de docencia, sólo teníamos un grupo en la categoría A de Colciencias, pero con la revolución de fusionar grupos, de trabajar en equipo, generar proyectos y movernos en redes internacionales, dimos el primer salto cualitativo: 10 grupos en A para la convocatoria de 2015. Sabíamos que no podíamos pasar a la categoría A1 sin un empujón más de calidad. Después de dos años de esfuerzos nos concentramos en el trabajo colaborativo con agentes externos, redes de excelencia. Ahora en 2017, tenemos 4 grupos en A1, con un 80% en categorías top. Un avance consolidado, donde nos ponemos unas metas claras bajo dirección basada en resultados y procesos.

La Autónoma de hoy vive un crecimiento de indicadores paralelos en materia de producción de conocimiento y crecimiento de semilleros de investigación. Queremos apuntarle al relevo generacional, por eso es necesario que haya cada vez más jóvenes seducidos por la ciencia, garantizando que serán los investigadores del mañana. Desde la Vicerrectoría de Investigación y Transferencia les insistimos a nuestros investigadores que deben involucrar al máximo a los estudiantes en los procesos de investigación, para que reconozcan la importancia de los mismos no sólo para su formación integral, sino también como factor de desarrollo de la región y el país.

Pero todo esto no hubiese sido posible si no contáramos con una alta dirección convencida de que la investigación es el valor diferencial y fundamental para que la universidad se desarrolle en todos sus ámbitos. Del Rector Ramsés Vargas hemos recibido apoyo y confianza. Él ha creído en estas estrategias que rompieron la tradición, volcando los esfuerzos institucionales al desarrollo de la misma. Ha sido un tema de universidad, no de crecimiento asimétrico de una facultad u otra, sino genérico. La universidad ha crecido, desde el investigador, pasando por los grupos y llegando a los programas y facultades. Se ha dado una democratización del conocimiento, donde todos han puesto la mirada hacia el mismo horizonte.

Hoy me siento agradecida y sabemos que la meta a partir de ahora es la financiación internacional y lo lograremos gracias a un plan estratégico que está en construcción para la gestión de la investigación. Buscamos que desde etapas tempranas los investigadores tengan en cuenta la transferencia, por ello nuestros indicadores seguirán creciendo, no sólo en generación de conocimiento, sino también en relacionamiento con el entorno y el desarrollo tecnológico. Ahora, nuestra institución cuenta con un portafolio de tecnologías que le continuarán apuntando a generar valor agregado en la industria regional y nacional, donde reconocemos que hay mucho por hacer.

 

 

Visto 627 veces
.
  1. GALERIAS
  2. NOTICIAS DEL LA U