solicitar informacion boton

 
 
 
 
 
 
 

Vigilado MinEducacion

VIGILADA MINEDUCACIÓN
.

El centro: no es contra qué sino para qué

Miércoles, 20 Septiembre 2017 10:27
Valora este artículo
(0 votos)

En estas épocas en las que en cada esquina alguien con gorra, jeans y camiseta nos aborda para pedirnos una firma de apoyo a un nombre distinto a la Presidencia, donde la afiliación formal a un partido político no suma, sino que resta y donde la ausencia de propuestas específicas para los problemas nacionales y regionales tiene a los candidatos hablando únicamente de corrupción, la opción de viabilidad política expedita hacia la Presidencia es afirmar "soy un candidato de centro".

Andrés Velasco es un chileno menudo e introvertido que a finales de los años noventa dictaba Finanzas Internacionales en la Escuela de Gobierno John F. Kennedy de la Universidad de Harvard. Traumáticas eran las trasnochadas con sus trabajos intensivos en cálculo diferencial que, para la época, validaron entre los que fuéramos sus alumnos que estábamos en frente del típico perfil del tecnócrata latinoamericano ciento por ciento. Velasco tuvo un paso exitoso por el Ministerio de Finanzas en el primer periodo de Michelle Bachelete, un fallido intento a la Presidencia de Chile en 2013 y hoy aspira al Congreso a nombre de un singular partido de centro que creó recientemente, Ciudadanos, mismo nombre de una de las nuevas colectividades españolas.

Es un hecho que la popularidad de los gobiernos de centro-izquierda en la región viene en declive, lo cual ha sido evidenciado en las urnas. Aunque la manida creencia del péndulo habría de anticipar un viraje a la centro-derecha, eso no es lo que está ocurriendo en América Latina. Peligrosamente el giro apunta al populismo y a la polarización política.

El próximo mes se verá la primera disputa con las legislativas argentinas que enfrentarán a la centro-derecha de Macri y al inagotable populismo peronista de la viuda de Kirchner. En México, la cosa pareciera convertirse en un referendo en torno al nombre de Andrés Manuel López Obrador, el sempiterno estandarte de la izquierda nacionalista mexicana. Y bueno, el año entrante en Brasil las elecciones parecieran más determinadas por la sombra de la marca Odebrecht que por los votos, y en Colombia todo pareciera indicar que la alternativa va a ser entre los extremos, es decir de quién se distancie o acerque, más o menos, a los acuerdos con las Farc.

 

LEA LA COLUMNA COMPLETA EN:  http://www.semana.com/opinion/articulo/politica-de-centro-en-america-latina/540868

Visto 158 veces
.
  1. GALERIAS
  2. NOTICIAS DEL LA U