solicitar informacion boton

 
 
 
 
 
 
 

Vigilado MinEducacion

VIGILADA MINEDUCACIÓN
.

De los baños públicos a las redes sociales

Jueves, 13 Julio 2017 07:30
Valora este artículo
(1 Voto)

Uno de los inventos más maravillosos de este siglo ha sido internet porque nos ha vuelto más globales y ha democratizado la información. Se le compara con la invención de la imprenta. Por ella fue posible que floreciera la primavera árabe y que prácticamente no existan barreras para denunciar los atropellos de tiranos como Nicolás Maduro o que por los mensajes que circulan por las redes se pueda ayudar a salvar vidas cuando suceden tragedias como la de Mocoa. Ese es el mundo ideal. Pero también en la red existe el infierno, esa especie de laguna Estigia, el quinto circulo descrito por Dante en la Divina Comedia, llena de rabiosos, ofuscados y resentidos.

Las redes sociales, en su exceso de democracia, han reemplazado los baños públicos que se usaban antes para escribir groserías de los demás, por una cloaca donde se ataca de manera cobarde al que piensa diferente, se acaba con la honra de la gente, se usa como garrote político, se burla de quien se equivoca, y desde donde se amedranta y pierde fuerza el argumento para el diálogo civilizado. Un gran basurero la calificó el periodista Jon Lee Anderson. Desde allí se incita al odio y la violencia desde la trinchera del anonimato de manera impune sin que haya mucho qué hacer diferente a cerrar la cuenta o bloquear al agresor.

En las redes sociales la libertad de expresión está perdiendo sus límites que como sociedad habíamos postulado que no era absoluta. Le caen sin piedad a James Rodríguez, a Mariana Pajón o a Nairo Quintana. Toman venganza contra una profesora de una Universidad de élite o descalifican por qué sí o por qué no al periodista crítico o al amigo del gobierno. Los políticos han encontrado en las plataformas los nuevos campos de batalla para despedazar al rival por medio de aplicaciones que reiteran mensajes negativos o con la creación de ejércitos de cuentas falsas. El “humor negro” y ramplón de los memes le ha robado espacio a la caricatura aguda e inteligente y las cifras se manipulan para desvirtuar la realidad o para acomodar los resultados de las encuestas. El exceso de odio y la intolerancia van a la caza de personas de grupos minoritarios por su orientación sexual, política, religiosa o grupo étnico.

 

LEA LA COLUMNA COMPLETA EN:  http://www.semana.com/opinion/articulo/ciberbullying-a-personalidades-colombianas/532162

Visto 301 veces Modificado por última vez en Jueves, 13 Julio 2017 07:51
.
  1. GALERIAS
  2. NOTICIAS DEL LA U