solicitar informacion boton

 
 
 
 
 
 
 

Vigilado MinEducacion

VIGILADA MINEDUCACIÓN
.

“En el posconflicto se requiere que los desacuerdos los debatamos con argumentos”

Viernes, 02 Junio 2017 17:16
Valora este artículo
(0 votos)
Claudia Conde Claudia Conde El rector de la Universidad Autónoma, Ramsés Vargas Lamadrid, y la embajadora de Suecia en Colombia Marie Andersson.

El rector de la Universidad Autónoma del Caribe, Ramsés Vargas Lamadrid, presidió un conversatorio junto a la embajadora de Suecia en Colombia, Marie Andersson de Frutos.

Un reto mayor que la firma del acuerdo de paz del gobierno con las Farc es lo que viene con posterioridad a él. Esa afirmación del rector de la Universidad Autónoma del Caribe, Ramsés Vargas Lamadrid, se dio en el conversatorio llevado a cabo este viernes con la embajadora de Suecia en Colombia, Marie Andersson de Frutos, a propósito del lanzamiento del libro ‘Suecia siembra y cosecha paz en Colombia’.

Al conversatorio asistieron Roberto Desogus, coordinador de la Oficina en Barranquilla del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos; Alfredo Palencia, director Territorial Unidad de Víctimas; Rodrigo Torres, director de la Unidad Restitución de Tierras; Orlando Abello Martínez-Aparicio, director del programa de Derecho; Cecilia Arango, secretaria de Planeación de la Gobernación; Diógenes Rosero, director Misión Observación Electoral.

Según Vargas Lamadrid citando cifras del Banco Mundial, el 60% de los países que firma un acuerdo de paz vuelve en los años siguientes a una confrontación. “Los retos trascienden a los acuerdos. Debemos reinventarnos como nación, y esto toca temas como la corrupción. Todas las semanas hay un escándalo distinto. Lo único que crece son los ceros en el tamaño del hueco fiscal causado por la corrupción”.

Para Vargas Lamadrid, Suecia constituye un ejemplo de cooperación internacional. Con Colombia existe una relación diplomática de 140 años, teniendo gran presencia desde finales de la década del sesenta cuando legiones de jóvenes de ese país llegaron a los llanos y las montañas de Colombia a colaborar con labores humanitarias. “Es un país que dedica el 1% de su PIB a la cooperación internacional. Si necesitamos evidencias y compromiso de colaborar con el que no tiene, Suecia es un parámetro a nivel internacional”, expresó el rector.

A su turno, la embajadora Andersson explicó que la labor solidaria entre los pueblos debe apuntar a las causas de los fenómenos que flagelan a las comunidades. “Entendimos pronto que no es posible proteger los derechos humanos si no tratamos las raíces de esos abusos”.
Una de las principales preocupaciones de la embajadora son los altos índices de corrupción en la Costa Caribe y el país en general, un obstáculo si se quieren lograr cambios sustanciales en los pueblos que han padecido el conflicto.

Rodrigo Torres, director de la Unidad Restitución de Tierras, dijo que lo que se espera no sólo es que los procesos de restitución se ejecuten completamente, sino que “cambien las condiciones que ese campesino tenía antes de ese hecho victimizante. Gracias a Suecia hoy nuestros restituidos tienen acceso a proyectos productivos, capacitación, seguimiento, y queremos que esos proyectos tengan vocación de permanencia. Que puedan generar condiciones para su autosostenimiento, y ya hay logros importantes a lo largo y ancho del país”.

Para Diógenes Rosero, de la MOE, esa corrupción también se refleja en el trasteo de votos. “Somos unas de las zonas con mayor índices de trashumancia electoral. Ese apoyo de Suecia a la MOE nos ha permitido hacer investigaciones, y gracias a ese respaldo, produjeron que la MOE fuese invitada por el gobierno y las Farc a hacer recomendaciones para la reforma política”.

Visto 249 veces Modificado por última vez en Viernes, 02 Junio 2017 17:39
.
  1. GALERIAS
  2. NOTICIAS DEL LA U