solicitar informacion boton

 
 
 
 
 
 
 

Vigilado MinEducacion

VIGILADA MINEDUCACIÓN
.
Valora este artículo
(3 votos)

Ofrecer una educación de calidad sin discriminación de ninguna naturaleza, implica transitar hacia un enfoque que considere la diversidad de identidades, necesidades y capacidades de las personas, favoreciendo el pleno acceso, la conclusión de estudios y logros de aprendizajes con especial atención para quienes se encuentren en situación o riesgo de exclusión.

Valora este artículo
(8 votos)

Nota tomada de ¨Corporación Francisco El Hombre¨

Uniautónoma presenta su fondo editorial

Lunes, 17 Febrero 2014 17:51
Valora este artículo
(2 votos)

La Universidad Autónoma del Caribe  en cabeza de su rector, Dr. Ramsés Vargas Lamadrid este jueves 20 de febrero presenta oficialmente el Fondo Editorial, Uniautónoma, labor que inicia con un total de 15 títulos que se presentarán a la comunidad académica, a la sociedad del caribe y del país en general.

“Avanza la refundación de la Autónoma”

Viernes, 14 Febrero 2014 11:42
Valora este artículo
(10 votos)
La inauguración oficial y puesta en servicio del  moderno edificio inteligente  sede postgrado  de la Universidad Autónoma del Caribe, reconfirma los nuevos  y buenos vientos que ahora respira toda su comunidad académica bajo la conducción del Rector Ramsés Vargas Lamadrid.
 
La nueva estructura de 12 mil metros cuadrados construidos, compuesta por 80 aulas de clases dotadas con la más moderna tecnología, dos amplios auditorios con capacidad para 600 personas cada uno, además de cómodos espacios para el área administrativa, convirtió en historia lo ocurrido con un proyecto paralizado hasta el semestre anterior, pero que hoy convertido en realidad, es motivo de orgullo para los estudiantes, profesores, funcionarios, egresados y en general toda la comunidad universitaria, al igual que un claro referente de las cosas buenas que están ocurriendo  desde el Caribe Colombiano en pro de una digna educación superior para las presentes y futuras generaciones.
 
Discurso pronunciado por el señor Rector de la Universidad Autónoma del Caribe, Ramsés Vargas Lamadrid, en la ceremonia inaugural del edificio sede postgrado:
 
Siempre he escuchado que más importante que poner la primera piedra, es poner la última. Como bien sabemos nuestra geografía nacional está llena de los llamados ‘elefantes blancos’, ya que es muy sencillo inventarse y empezar proyectos, obras faraónicas, fotos van y fotos vienen, pero qué difícil es eso que se llama ejecutar, y mucho más aun, terminar.
 
Después de tantas dificultades y tropiezos  de años, la culminación exitosa de este edificio envuelve una simbología grandísima que les pido que compartan conmigo en el día de hoy.
 
Este edificio amigos de la comunidad universitaria se convierte a partir de hoy en el símbolo de la nueva Uniautonoma, la universidad que hace menos de un año muchos se atrevieron a desahuciar, la misma de la que solo se referían los medios para apellidar escándalos e indelicadezas, pero al tiempo, la misma que nunca se rindió, esa que dijo con valentía hace poco más de seis meses  “La Universidad Autónoma no le pertenece a nadie, ni mucho a menos a mentes enfermas y delincuenciales”. La Uniautonoma es un bien de la comunidad y como tal, se debe a sus estudiantes, a sus profesores, a sus funcionarios, a sus egresados, a toda la comunidad de la región que ve en nuestros contenidos académicos la ruta legitima para hacer realidad el ideal de la movilidad social en el Caribe.
 
Este edificio de posgrado, esta moderna edificación puesta ya al servicio de la educación universitaria y profesional, indica muchas cosas, todas de gran envergadura, pero en especial, ratifica con mayúsculas que vamos por el buen camino, avanzamos por el sendero correcto, marchamos por la ruta de la dignidad, la decencia y el profesionalismo. Ahora podemos decir que después de tantos avatares, el edificio de posgrado de la Universidad Autónoma del Caribe es una realidad que a todos nos alegra, hay un nuevo edificio, pero más importante que eso, hay un nuevo espíritu, una nueva esperanza, unas nuevas realidades. Amigos queridos, en buena hora notificamos a la sociedad que tenemos una nueva Universidad Autónoma del Caribe.
 
Aquí están 80 salones de clases, dos aulas múltiples con capacidad para 600 personas, aulas informáticas, sistemas modernos de climatización y automatización en procesos, y una tecnología avanzada al servicio de la academia. Todo esto, incorporado en una edificación cuya estructura tuvo la aplicación de los más modernos conceptos de la arquitectura contemporánea.
 
Han sido seis meses los mismos de la nueva y actual administración- de trabajo riguroso y constante después de haber encontrado un proyecto de edificación paralizado. Pero eso forma parte de la historia. El presente es esta nueva obra que, al observarla, recorrerla y asumirla, nos señala que caminamos con paso firme hacia la excelencia, seguros de que son los valores de la institucionalidad, la transparencia y la gerencia por resultados las que nos han permitido avanzar a este ritmo eficaz, rápido y ante todo, seguro. 
 
Estoy seguro que ustedes comparten conmigo que las ocasiones importantes en nuestras vidas son más sabrosas si se comparten con amigos queridos. Es por lo mismo que nos sentimos tan alagados con la presencia de un gran amigo de esta institución como lo es ese guajiro, ese costeño, ese economista, ese estadista, ese ministro, ese amigo: Amylkar Acosta Medina, para quien pido un aplauso.
 
Señor Ministro usted que es de casa conoce bien nuestro proceso. Usted como líder regional y nacional ha vivido de cerca los momentos de gloria que tuvo nuestra universidad, como seguramente supo de los otros. Es por esto, señor Ministro, que su presencia hoy no solo nos engalana sino que nos llena de compromiso al saber que contamos con sus mirada vigilante y cariñosa para que esta institución solo camine por senderos de luz y progreso, porque continúe siendo, ahora sí y por siempre, un Claustro académico donde sean el conocimiento y la inteligencia los únicos sentidos de nuestro actuar.
 
Su libro “Escritos 14” que hoy usted lanza al mundo académico y que con gusto publica nuestra universidad, no solo es un tratado de economía y finanzas públicas, de temas sociales y laborales, energéticos, de autonomía regional y de política, este importante volumen académico es un testamento de la confianza que usted deposita en nuestra institución y a la cual puede usted dar por descontado que siempre honraremos con rigurosidad académica y científica. Esa es nuestra obligación.
 
Valga la ocasión doctor Amylkar, para compartirle que lo que hoy vive la Autónoma es algo que de verdad, hay que estar acá para sentirlo. A mí que por mi trabajo en la ONU me tocó vivir la Primavera Árabe en el Medio Oriente, le puedo decir, que hoy nuestra universidad vive una Primavera Uniautonoma.   “Lo mejor es que se puede estudiar con dignidad”, me dijo emocionada hace un par de días una estudiante de Comunicación Social, quien desde hace dos semanas recibe sus clases en esta edificación y que hacia el contraste entre su presente hoy en la universidad y el de hace tan solo unos semestres.
 
Insisto en el término “dignidad” porque constituye la columna vertebral de nuestra gestión. Esa condición básica del ser humano que implica también el respeto, la tolerancia, la aceptación de la diferencia y todos los valores éticos fundamentales que no puede perderse de vista jamás. Sin que suene a lugar común, estos representan la condición necesaria para construir una sociedad más igualitaria, justa y optimista.
 
La culminación del nuevo edificio de posgrados es la prueba más clara de que con creatividad, cuando los recursos son bien invertidos, utilizados con responsabilidad y con el objetivo del beneficio colectivo, se concretan obras de gran impacto. Este nuevo complejo académico será un escenario para que siga floreciendo la cultura. También para fomentar el intelecto en su acepción clásica, es decir, el estímulo a los mejores razonamientos, a los mejores entendimientos y a la inteligencia. Pero no perdemos el norte, construir universidad y academia es más que ladrillos y acabados, es conocimiento, creatividad, investigación, ciencia, valores, principios, institucionalidad.
 
Los que me conocen, amigos y otros que no lo son tanto, siempre me preguntan, “Rector, no le da miedo?” Me dicen, “Rector, usted es valiente, verdad? “ Pues sin pena y con la frente en alta les digo, no me da miedo y voy para adelante. Soy valiente porque me obligan los objetivos correctos, soy valiente porque no le puedo fallar a esa madre cabeza de hogar que es obrera de confecciones en el día y atiende un restaurante en las noches para pagar la matrícula de su hija en Comunicación Social; soy valiente porque no en vano crecí escuchando a mi padre y a los fundadores de esta universidad, que la dignidad no tiene precio, que de nada sirve el dinero ni los honores si se pierde la honra, y que el conocimiento y la integridad no son medios sino valores en sí mismos que fundamentan la existencia misma de la humanidad.
 
Tal y como lo repito en cada ceremonia de grado, nuestra responsabilidad como directivos es darle motivos a cada uno de nuestros egresados de sentirse orgullosos de haberse graduado en esta universidad. Esa es nuestra tarea, ese es mi compromiso.
 
Buenos vientos soplan en la Autónoma, hoy nuestra querida universidad está de moda, hoy nos invitan, nos visitan, quieren hacer equipo con nosotros, lo cual si bien nos alaga y nos da la satisfacción de saber que estamos en el camino correcto, debemos tomarlo como una obligación para no bajar la guardia y para trabajar aun con mayor empeño en que la nueva Autónoma sea la vanguardia de la costa Caribe en la promoción de conocimiento útil e impactando la sociedad de manera práctica y sostenible.
 
Por todo esto, por saber de dónde venimos, donde estamos, para donde vamos, por Escritos 14, por ustedes, por nosotros, por el Caribe: estamos refundando la universidad y solo así cumpliremos nuestra promesa de ser la Autónoma que el Caribe necesita.  
 
Ni un paso, atrás.

Muchas gracias
Valora este artículo
(0 votos)

Así titulo la revista Gente Caribe el artículo dedicado a la nueva directora del Observatorio de Urbanismo de la Universidad Autónoma del Caribe Katya González, publicación en la cual se resalta su pasión por el patrimonio nacional, su frescura y espontaneidad al hablar y todo lo que implica el nuevo rol asumido en esta institución en torno a la promoción de proyectos que lleven a Barranquilla a ser una urbe comprometida con su patrimonio y su desarrollo, que mire hacia el futuro.

A continuación los invitamos a leer el documento completo en http://revistas.elheraldo.co.

Nota tomada de El Heraldo 

 

.
  1. GALERIAS
  2. NOTICIAS DEL LA U