solicitar informacion boton

 
 
 
 
 
 
 

Vigilado MinEducacion

VIGILADA MINEDUCACIÓN
.
Valora este artículo
(1 Voto)

Dos altos tribunales y las dos cámaras que conforman el Congreso de la República se unieron a la celebración de los 50 años de la Universidad Autónoma del Caribe exaltando la trayectoria y aporte de la institución al progreso de la región y el país.

El Consejo de Estado y la Corte Suprema de Justicia desplazaron su institucionalidad a las instalaciones del claustro con todos sus magistrados en sendos eventos en los que le brindaron un espaldarazo al redireccionamiento que vive la universidad desde hace cuatro años, el cual le permitió recuperar el camino de respetabilidad y crecimiento. El primero celebró su bicentenario en el auditorio y el segundo realizó el foro Justicia y Sociedad.

La Cámara de Representantes y el Senado de la República, por su parte, homenajearon a la universidad a través de su rector Ramsés Vargas Lamadrid. La cámara baja le confirió a Uniautónoma la condecoración Orden de la Democracia Simón Bolívar en el grado de Cruz Comendador, durante una ceremonia celebrada en el Salón Elíptico del Congreso de la República. El Senado, a su turno, le entregó una mención de reconocimiento a la institución, entre otras razones por haber “liderado un arduo esfuerzo institucional que hoy se evidencian en logros sin precedentes en las funciones de docencia, investigación y extensión, invirtiendo más de 33.369 millones de pesos en becas y descuentos favoreciendo el acceso con calidad a la educación superior de más de 5.478 jóvenes”.

“Todos estos reconocimientos son una muestra de que la institucionalidad del país reconoce el esfuerzo de la Universidad Autónoma del Caribe por alcanzar altos estándares de calidad, y toman como un referente educativo preponderante al alma mater de cara a la región y al país”, expresó el rector Ramsés Vargas Lamadrid.

Valora este artículo
(1 Voto)

El Programa de Administración de Empresas Turística y Hotelera de la Universidad Autónoma del Caribe, con el apoyo de la Universidad del Caribe de México y la Secretaría de Turismo de Quintana Roo, promovió una misión académica internacional que tuvo como destino Cancún.

Generación Z y Fecode

Miércoles, 14 Junio 2017 12:43
Valora este artículo
(0 votos)

Esta semana, 8 millones de estudiantes de establecimientos públicos en todo el país, completan un mes sin clases por el paro de maestros. Son una porción importante de nuestra generación Z, nativos digitales, los nuevos habitantes de la Tierra, que están provocando la mayor revolución de la educación en la historia del planeta.

Valora este artículo
(3 votos)

La activista social Rigoberta Menchú, ganadora del premio Nobel de Paz en 1992, se vincula a la Universidad Autónoma del Caribe en calidad de investigadora adscrita al Centro de Altos Estudios para la Paz, sellando una alianza que beneficiará a la institución y a la fundación que ella preside.

La firma de este convenio se dio en el marco del encuentro internacional ‘Voy por la paz’, celebrado en Rosario (Argentina), y que contó con la presencia de cinco premios Nobel de Paz y del rector de Uniautónoma Ramsés Vargas Lamadrid, entre otras personalidades.

“Llegar a la academia es un salto extraordinario, es una oportunidad única en este tiempo porque el enfoque global es el ser humano, con su educación y su cultura. Estoy segura de que modestamente podemos contribuir con esa visión”, expresó la activista desde Argentina.

La experiencia de Menchú y todo el trabajo social que ha realizado antes y después de obtener el Nobel a favor de los pueblos indígenas y los mecanismos para conseguir la paz en entornos de difíciles condiciones serán puestos al servicio de las líneas de investigación que la Universidad Autónoma del Caribe trabaja desde hace cuatro años, y que tienen que ver con víctimas, comunidades vulnerables, posconflicto y minorías.

Según la activista, la “larga experiencia” de Uniautónoma en materia de trabajo por la paz genera vasos comunicantes con la labor que realiza la fundación Rigoberta Menchú en Guatemala. “Por lo tanto hacer una alianza me parece la agenda común que siempre hemos soñado”, y aprovechó para mandarles un mensaje a los estudiantes: “A ustedes les digo que lo más importante es combinar la experiencia social con la academia. Los estudiantes que queremos son estudiantes con mucha autoestima y con muchas ganas de salir adelante con un liderazgo propio”.

Esta alianza se gestó desde la participación de la Nobel de Paz en el evento Pensando el Siglo XXI el año anterior, y en la presencia institucional de la universidad en la conmemoración de los 25 años de haber recibido el premio.

Para el rector Ramsés Vargas, este logro se constituye en uno de los más importantes en materia de aporte al conocimiento. “Esta vinculación hace parte del fortalecimiento de las redes internacionales de investigación de la universidad en una de las áreas priorizadas para nosotros, como es la paz, impactando en la proyección científica, los proyectos de investigación y semilleros de investigación. Así que lo que aporte la Nobel Rigoberta Menchú entra a fortalecer esas áreas”.

La Universidad Autónoma del Caribe cuenta con 24 grupos de investigación, de los cuales 10 son categoría A, 4 categoría B, 8 categoría C y 2 se encuentran en proceso de categorización; 31 libros resultado de investigación con el sello editorial Uniautónoma; y más de 1.050 estudiantes integrantes de los semilleros de investigación gracias a la política de estímulos institucional.

Valora este artículo
(0 votos)

Así lo manifestó el rector de la Universidad Autónoma del Caribe, Ramsés Vargas Lamadrid, en el encuentro ‘Voy por la Paz’, que se lleva a cabo en Argentina.

La discusión en el concierto mundial sobre el rumbo de las ideologías dejó de oscilar entre la izquierda y la derecha. Ahora el centro del debate se mueve entre los nacionalismos, el populismo y la posverdad, fenómenos que están eligiendo a mandatarios en las naciones del primer mundo.

Esa reflexión la hizo el rector de la Universidad Autónoma del Caribe, Ramsés Vargas Lamadrid, durante el encuentro internacional ‘Voy por la Paz’, que se realiza en Rosario (Argentina) con la presencia de cinco premios Nobel de Paz.

“La reflexión debe ser en qué medida esta nueva ola que está pasando en el mundo, donde se apela a los sentimientos más profundos de las personas, a las frustraciones y a los miedos más íntimos de los electorados para buscar los votos, es un fenómeno nuevo o los estamos repitiendo”, expresó Vargas Lamadrid en un panel junto al Nobel de Paz Adolfo Pérez Esquivel.

Los procesos electorales son los mecanismos que le dan la autoridad a los gobernantes, pero lo fundamental es la estructura institucional que soporta dichos procesos. “A los que están en el poder les interesan los votos y eso no está mal. Está bien en el sentido en que esto representa una sociedad civil fuerte organizada y consciente y que conozca la historia para no cometer los errores del pasado”, expresó el rector.

Ante un interrogante sobre las particularidades que determinaron el espiral de violencia que históricamente ha atravesado Colombia, Vargas Lamadrid trazó una perspectiva desde el contexto latinoamericano. “Se ha hablado del miedo, de la propensión a la violencia, pero no olvidemos que Latinoamérica es la región con mayor inequidad el mundo. La zona mundial donde hay el mayor índice de inequidad fruto de un modelo económico que se dio con ocasión la colonización de la que fuimos víctimas. Los pueblos originarios fueron las primeras víctimas, a partir de ahí se generó un modelo de desarrollo que favorecía un modelo de inequidad. No era nada diferente a la explotación de ciertos sectores étnicos”.

.
  1. GALERIAS
  2. NOTICIAS DEL LA U