solicitar informacion boton

 
 
 
 
 
 
 

Vigilado MinEducacion

VIGILADA MINEDUCACIÓN
.
Valora este artículo
(2 votos)

En el marco de los resultados preliminares, la universidad logró categorizar 4 grupos en A1; 18 grupos en A; 2 grupos en B; y 3 grupos en C, para un total de 27 grupos de investigación categorizados. Para el mes de diciembre, Colciencias publicará los resultados finales, luego de un proceso de revisión de solicitudes de aclaración por parte de la comunidad científica. Un crecimiento notable en comparación con la Convocatoria 737 de 2015, donde la universidad contaba con 22 grupos de investigación categorizados: 10 en categoría A; 4 en categoría B; y 8 en categoría C. Este hecho representa para la vicerrectora de Investigación y Transferencia, Liney Manjarrés, un esfuerzo continuado y sistemático de los investigadores por generar resultados de impacto que han significado una mayor visibilidad a la Universidad.

Para participar de la convocatoria, la universidad duró aproximadamente un año implementando un proyecto de recategorización para grupos e investigadores cuyo objetivo era revisar y actualizar los aplicativos CvLAC -para los docentes- y GrupLAC -para los grupos de investigación-. El simulador creado en la misma institución, resultado del ejercicio entre docentes y el equipo de la Vicerrectoría de Investigación y Transferencia, se convirtió en una herramienta práctica que arrojó un diagnóstico en el que se identificaron los principales requerimientos para una categorización o recategorización de alto impacto.

Para la Uniautónoma, el principal logro con los resultados de esta convocatoria, es la categorización A1 de cuatro grupos de investigación: Grupo ELLIPSIS de la Facultad de Arquitectura, Arte y Diseño; Grupo Interacción de Potencialidades Educativas y Grupo Cerebro, Cognición y Procesos Sociales de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas; y el Grupo interinstitucional Giopen de la Facultad de Ingeniería. Por otro lado, la institución logró categorizar el 50% de los investigadores adscritos a los diferentes grupos; se pasó de 61 investigadores a 82 investigadores bajo la clasificación junior, asociados y senior.

Según Nataly Kafruni, coordinadora de grupos y semilleros de investigación, lo más difícil en este proceso de categorización es crear conciencia en nuestra comunidad de actualizar los aplicativos CvLAC y GrupLAC. “Actualizarlos, se convierte en una pieza fundamental para lograr una categorización o recategorización. Por otro lado, el reto está en mejorar los indicadores de producción científica como artículos en categoría Top, lo cual no es algo fácil pero que la Universidad ha venido logrando durante los últimos años”, señaló Kafruni.

Este proceso de categorización trae diferentes beneficios a la institución, entre ellos la visibilidad de la Universidad en la comunidad científica a través de sus investigadores y grupos de investigación. Adicionalmente, los investigadores obtienen más oportunidades al momento de participar en convocatorias externas, logrando recursos de financiación para proyectos y becas de formación. Una categorización que genera mejor relacionamiento de la academia con el sector externo, ya que un grupo bien posicionado permite ser más acogido por las empresas o el sector productivo y demás universidades.

En esta etapa de resultados preliminares, la Universidad contará con tres días de revisión de resultados y de realización de solicitudes de aclaraciones. Esta convocatoria le permite a Colciencias contar con información actualizada sobre los Grupos de Investigación, Desarrollo Tecnológico o de Innovación y los Investigadores del país, sus actividades y los resultados logrados para generar conocimiento sobre las capacidades, fortalezas, debilidades y potencialidades de quienes integran el Sistema Nacional de CTeI.

Colciencias ha venido renovando la categorización anualmente; sin embargo, para esta nueva convocatoria, lo hará cada dos años, lo cual permite a las universidades seguir escalando en las categorías Top. “En este proceso, se realizaron varias reuniones con líderes de grupos y docentes, lo cual es muestra de los resultados que obtuvimos en esta convocatoria, que han sido muy positivos para la institución. Esperamos, de igual forma, que después de este proceso de solicitud de aclaraciones podamos mejorar un poco más los resultados preliminares que ha arrojado el sistema”, agregó Kafruni.

De un gran sueño a la realidad

Miércoles, 27 Septiembre 2017 16:05
Valora este artículo
(23 votos)

Hablar de la historia y del impacto de la Universidad Autónoma del Caribe es hablar de la historia de la Facultad de Ciencias Administrativas, Económicas y Contables, puesto que esta facultad nació con la universidad un 24 de julio de 1967, cuando se impartió la primera clase a un grupo de 27 estudiantes matriculados en la Facultad de Administración de Empresas Publicas y Privadas y Relaciones Industriales, y Ciencias Contables y Financieras.
Hoy podemos decir, sin temor a equivocarnos, que esta facultad está fundamentada en tres grandes teorías. La primera corresponde a la teoría clásica, la segunda se desarrolla en los inicios del siglo pasado con la teoría de la organización industrial y la tercera teoría se puede asociar a la gran escuela humanista cuyos principios son los recursos y competencias y sus expresiones en las disciplinas administrativas, de negocios y finanzas, y con ellas lo que se pretende es contribuir a optimizar la estructura productiva de las empresas y consolidar su posición competitiva en los mercados.
La facultad cuenta con 18.573 egresados que equivalen al 37.71% del total de egresados de la universidad, formados en sus aulas, que sobresalen en el mundo empresarial de la ciudad de Barranquilla, la región caribe y el país e incluso traspasando las fronteras, como es el caso de Marisol Vanegas, quien se desempeña en calidad de Directora de Turismo en la provincia de Quintana Roo, en México. Esta labor se logra a partir de los principios de la calidad que se imparten a través de docentes altamente cualificados y recursos físicos de alta tecnología como es el Laboratorio Financiero, aspectos básicos desarrollados por la teoría de las organizaciones que resalta la combinación de factores humanos y tecnológicos.
La rigurosidad académica como principio de la administración ha dado frutos en la facultad con la acreditación en Alta Calidad de dos de sus programas, como son Administración de Empresas y Administración de Empresas Turísticas y Hoteleras, y el alistamiento de otros tres, así: para el 2018 los programas de Contaduría Pública y Negocios y Finanzas Internacionales; y para el 2019 el programa de Administración Marítima y Fluvial. Esta perspectiva de la calidad coloca no solo a la facultad sino a sus programas dentro de los más demandados para iniciar estudios superiores en la región Caribe colombiana logrando responder a las expectativas no solo de empleabilidad sino la formación como nuevos gestores de sus propias unidades de trabajo (Emprendimiento), lo que ha permitido el reconocimiento del sector productivo apalancándose con convenios interadministrativos para la realización de prácticas profesionales y laborales, demostrándose la pertinencia de los programas con el entorno.
De igual manera en lo referente a investigación, se está a la espera del ascenso en la categorización de los grupos de investigación (Invius, Incatur, Erconfi y Gems) lo que reafirmará el proceso de fortalecimiento de la investigación en la facultad como se puede evidenciar en el último informe del Ranking U-Sapiens 2017-1, donde la Universidad obtiene el 4to. puesto en la ciudad de Barranquilla y el puesto 43 a nivel nacional. Asimismo, el incremento en los niveles de producción científica de alto impacto en ISI y Scopus.
La Facultad de Ciencias Administrativas, Económicas y Contables ha entendido que la internacionalización es de doble vía y así como propiciamos e impulsamos a la movilidad saliente de nuestros estudiantes y docentes, recientemente recibimos la primera misión internacional entrante por parte de 28 estudiantes y un docente de la Universidad Interamericana de Panamá, lo cual permitió brindarles a los estudiantes una agenda académica integral con charlas enfocadas en el sector Marítimo y Portuario de la Región Caribe, abordados en diferentes contextos, tales como: Logístico, Jurídico y de Competitividad. Asimismo, se propició la interacción de nuestros estudiantes, con los estudiantes visitantes a través de un conversatorio que involucró a egresados que laboran en el sector portuario.
A partir de estos procesos, se entendió que si bien la experiencia acumulada hasta aquí es importante, los retos a futuro deben permitir redefinir la nueva formación de los profesionales con sus diferentes énfasis, es decir, en temas como: flexibilidad al cambio, líderes en el manejo del tiempo, mejora de la práctica de la comunicación en la misión empresarial, la responsabilidad del servir, la innovación y fundamentos éticos basados en las nuevas responsabilidades globales, que van más allá de la optimización de la organización e implican responsabilidades ambientales y respeto a las diferencias. Hoy la Universidad Autónoma del Caribe y su Facultad de Ciencias Administrativas, Económicas y Contables, son una realidad en la región caribe, que se ha venido construyendo, no solo para los estudiantes, sino para la comunidad en general.


Valora este artículo
(8 votos)

 

Con el fin de brindarles las mejores herramientas a los alumnos la Universidad Autónoma del Caribe renovó y dotó de nuevos computadores con tecnología de punta el antiguo laboratorio de redes ubicado en el piso cuarto del bloque de ingeniería.

Este nuevo laboratorio de las Tecnologías de información y la comunicación (TIC) se inserta en la dinámica de mejorar los ambientes de aprendizaje con miras a la Acreditación Institucional, apuntándole a la excelencia y a que los estudiantes puedan desarrollar completamente sus competencias. Se trata de contar con equipos que estuvieran a la vanguardia de los sistemas operativos de última generación.

Los alumnos que se verán beneficiados con este nuevo laboratorio son los que están vinculados con las competencias de las tecnologías de la información y la comunicación, específicamente los programas de Ingeniería de Sistemas, Electrónica y Comunicaciones y el programa Tecnológico de Análisis y Diseño de Sistemas en Computación.

José Crespo Epiayu, decano encargado de la facultad de ingeniería, afirmó que alrededor de 2.500 estudiantes estarán beneficiados con este laboratorio y que el impacto a nivel profesional es alto. “Es un área abierta en donde pueden adelantar muchas actividades de su proceso académico, esto responde a las inversiones que hace la rectoría de la universidad con referencia a las necesidades que se tienen. Ahora mismo estamos en la renovación del registro calificado del programa de Ingeniería de Sistemas y desde luego hay una posibilidad de renovación curricular, porque la universidad está en la dinámica de las tecnologías, también se enfoca en responder ante las necesidades del sector empresarial, social y productivo”.

También se trabaja en actualizar los 19 laboratorios que se tienen al servicio de la facultad de Ingeniería y este es el primero que se renueva en su totalidad. Son espacios que no solo impactan en la formación de estudiantes y la docencia si no que sirven para la investigación.

Víctor Camilo Maestre, director del programa de Ingeniería de sistema, se refirió a la importancia de este nuevo laboratorio. “El programa de Ingeniería de Sistemas, por su naturaleza, basa mucho sus contenidos en laboratorios como éste. Se convierte en uno de los espacios fundamentales en donde se realizan varias de las prácticas de nuestras asignaturas. Para el programa es una alegría inmensa, una sorpresa gratificante ver las dimensiones, la calidad del laboratorio con el que contamos en donde los estudiantes van a poder desarrollar a cabalidad sus contenidos aun de mejor forma”.

Beatriz Cardoso, Directora de Laboratorios de la facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma del Caribe, afirmó que hoy podemos gozar de este gracias a un grupo de funcionarios que se dieron a la tarea de priorizar esta herramienta. “Nuestro rector Ramsés Vargas Lamadrid siempre ha estado apoyándonos para tener estándares de calidad más altos y de acuerdo a la Acreditación Institucional. Al Departamento de Planeación, la Vicerrectoría de Investigación y Transferencia, así como a Extensión también tenemos que agradecerles que hoy sea un hecho”.

Roberto Espitia, docente de la facultad de Ingeniería de programa de Análisis y Diseño de Sistemas, explica la importancia de Lab. TIC. “Los estudiantes gozarán de un laboratorio que está en óptimas condiciones en cuanto equipos de comunicaciones y desarrollo de software. Estos equipos son de quinta generación: Core 5, con 8 gb de RAM, 1 Tera byte de disco duro, tienen toda las capacidades de hardware y los recursos computacionales para desplegar todas la infraestructura de redes que se manejan desde el área de telecomunicaciones. También pueden desarrollar software, aplicativos web y móviles pues es uno de los enfoques de este laboratorio TIC”.

Tonny Yu, estudiante de cuarto semestre de Tecnología, Análisis y diseño de Sistemas de la computación, con una sonrisa en su rostro, hoy ve con orgullo este nuevo laboratorio. “Para mí este laboratorio es como un santuario, a mí me proveerá un recurso que yo normalmente en la casa no tengo. Otra cosa importante que veo es hacer prácticas con máquinas industriales, hoy la Autónoma me está ofreciendo una simulación que me acerca a la vida laboral y me prepara para lo que encontraré luego de ser egresado”.

 

 

Más que profesionales, personas

Lunes, 25 Septiembre 2017 16:02
Valora este artículo
(0 votos)

Cuando se piensa en los problemas de corrupción que hoy azotan a Colombia y al mundo, una de las tantas preguntas que surge es, precisamente, cuál ha sido el rol que han jugado las universidades como centros académicos de formación avanzada, en la preparación de las últimas generaciones de profesionales que, de una u otra forma, han tenido la oportunidad de asumir responsabilidades inmensas en la conducción de nuestras sociedades.

Verdad irrebatible: la academia en Colombia ha avanzado mucho en temas de calidad, a punta de altas exigencias no siempre equitativas, pero si hemos de ser honestos, hay que reconocer que la cuota de responsabilidad de nuestras universidades es enorme, dado que las mismas, en sus planes de estudio, apenas, si acaso, solo dan una mirada a aspectos relacionados con la ética profesional en las distintas carreras, o a la filosofía moral, en el caso específico de las carreras de Filosofía, pero, sin duda, han dejado completamente descubierto el frente de la formación humana en valores, en esos aspectos que tienen que ver no ya con el futuro profesional sino con el proyecto de hombre, de persona, que viene a ser lo básico y fundamental antes de abordar la cuestión profesional. Tal vez estamos graduando muy buenos técnicos y profesionales, pero lo que nos faltan son hombres y mujeres de bien que puedan ejercer competentemente la ciudadanía.

Quizás la línea de pensamiento que los guía sea: esa tarea es responsabilidad de los padres de familia, de la casa, no de las universidades, a las que solo les compete la formación profesional y de la ética profesional. Puede ser cierto, pero, sin embargo, las universidades entregan un “producto” a la sociedad que debe ser garantía no solo de idoneidad profesional sino también de rectitud, porque en ellos la sociedad basa su confianza.

LEA LA COLUMNA COMPLETA EN:  http://www.semana.com/opinion/articulo/educar-para-combatir-la-corrupcion-en-colombia/527680

Valora este artículo
(6 votos)

 

En mi calidad de Vicerrectora de Docencia de la Universidad Autónoma del Caribe, con mucho orgullo escribo sobre lo que nuestra Universidad está logrando para sus estudiantes y la sociedad. Para hacer esto, es mi intención abordar nuestra misión ética respecto a la educación que ofrecemos y los retos que enfrentamos. Eso es parte de lo que hace que estudiar en Uniautónoma valga la pena.

Con el reciente redireccionamiento estratégico impulsado por nuestro rector estamos trabajando unidos para colectivamente dar continuidad a la construcción de excelencia, cumpliendo con los retos de aprendizaje significativo, incrementar la oportunidad de acceso a la educación superior, fortalecer la identidad cultural Caribe y fomentar la internacionalización, potenciando con ello el impacto externo. Aun cuando estos retos no son nuevos para Uniautónoma o para las instituciones de educación superior, en la educación global del Siglo XXI se renueva la urgencia de cumplir con los mismos. Seguidamente, comento sobre lo que nuestra Universidad ha venido realizando para cumplir con estos retos esenciales.

Primeramente diríamos que en Colombia, por ejemplo, las universidades selectivas admiten solo a los estudiantes que tienen potencial para ser exitosos, y estos generalmente son los estudiantes de estratos altos, porque ellos reciben una educación primaria y media de más calidad comparados con los estudiantes de estratos bajos. En contraste, nuestra política de selección está basada en talento, esfuerzo y potencial, más que apenas en los resultados de las pruebas Saber 11 e ingreso. Por esta razón, a través del Programa UAC Competente y el programa Permanencia Académica con Calidad y Excelencia (PACE), una vez admitidos, brindamos amplio apoyo académico, personal, financiero y seguimiento cercano para garantizar que nuestros estudiantes desarrollen las competencias necesarias para complementar su educación primaria y media deficiente. Los resultados de nuestros estudiantes en las pruebas Saber Pro de egreso demuestran ganancias comparados con las Pruebas Saber 11 de ingreso. Adicionalmente, hemos visto incrementos en la retención de estudiantes, tasa de graduación y empleabilidad.

Seguidamente, confirmamos que iniciando con el aprendizaje significativo buscamos favorecer un proceso académico que brinde a los estudiantes la comprensión indispensable para que de forma creativa, crítica y responsable aporten soluciones a los problemas profesionales y sociales, lo cual a su vez se constituye en el fundamento para el cumplimiento de los otros retos y objetivos de la educación en la UAC. Para cumplir con este desafío, el currículo en Uniautónoma está fundamentado en el principio de la integración flexible del conocimiento, no solo entre las humanidades y las ciencias, sino entre las humanidades y la formación profesional. Con el direccionamiento de los procesos continuos de autoevaluación y autorregulación, a través de los años, las reformas curriculares han adoptado una orientación interdisciplinaria para el aprendizaje, brindado a los estudiantes una comprensión más amplia del mundo, más allá de lo que una visión monodisciplinar puede brindar. Estos cambios se observan en incrementos en el uso de la tecnología en el aula, lo mismo que en el fortalecimiento de oportunidades para el desarrollo de competencias profesionales, al igual que las genéricas, como lo son la comprensión lectora, la redacción, el razonamiento cuantitativo y las competencias ciudadanas. Por ejemplo, en el marco del aprendizaje basado en problemas, los estudiantes de la UAC deben desarrollar un proyecto interdisciplinario, como requisito de grado.

Nuestro tercer reto es el mantener la identidad cultural Caribe. Uniautónoma se reconoce como la Universidad que el Caribe colombiano necesita. En este aspecto, buscamos brindar a nuestros estudiantes la oportunidad de comprender el mundo global, manteniendo simultáneamente la visión de las características de nuestra región. Para todas las profesiones, nuestro currículo se desarrolla con base en estudios de contexto que identifican las necesidades de la región, ubicando estos en el marco de las necesidades globales y de los cuestionamientos de cada disciplina.

Nuestros estudiantes desarrollan las competencias para actuar en el mundo, con los mecanismos culturales de nuestra región, al tiempo que respetando los escenarios culturales, medioambientales, económicos y políticos. Para cumplir este compromiso adecuadamente, las estrategias de enseñanza-aprendizaje y de investigación que implementamos, guían los procesos del emprendimiento articulado a la innovación útil, al igual que la generación de conocimiento aplicable a la sociedad. Adicionalmente, trabajamos en estrecha relación con los entes territoriales, las industrias y empresas regionales.

Otro componente estratégico es el multilinguismo. Sin embargo, la meta a corto plazo es el desarrollar una comunidad fortalecida en el idioma inglés. Hemos creado cursos de inglés de vanguardia y ofrecemos becas de estudio a los docentes, a través de nuestro centro de idiomas- UCIL. En el marco del Programa UAC Speaks English, por intermedio de un modelo innovador, de inmersión en el idioma, todos los Programas ofrecen clases en inglés, articulando clases individuales y cursos completos. Es importante anotar que, a través de los años, la UAC, ha obtenido en las pruebas Saber Pro una posición significativamente alta entre la media nacional.

Por último, sin duda debo decir que la fortaleza con la cual hemos cumplido con estos retos, así como los logros obtenidos, es evidencia de una Universidad de calidad, liderada estratégica y exitosamente por nuestro Rector Ramsés Vargas Lamadrid. Su logro es fundamentalmente el resultado de las dimensiones más sobresalientes de la cultura de calidad de Uniautónoma: Excelencia, ética, servicio y comunidad, evidencia y mejora. Este artículo no permite dudar que la excelencia no se lleva a cabo en unas secciones de la Universidad, y en otras no. El compromiso con la excelencia es permanente, perdurable y generalizado a través de la Institución.

 

 

.
  1. GALERIAS
  2. NOTICIAS DEL LA U