solicitar informacion boton

 
 
 
 
 
 
 

Vigilado MinEducacion

SNIES 1804
VIGILADA MINEDUCACIÓN
.
Valora este artículo
(2 votos)

En una emotiva ceremonia, la Universidad Autónoma del Caribe celebró cinco décadas de vida académica. El rector Ramsés Vargas Lamadrid reconoció la labor de empleados, estudiantes y egresados en el trabajo diario de hacer grande a la institución.

Un reconocimiento a los fundadores que hace cinco décadas soñaron con una universidad de calidad para la ciudad y la región hizo este lunes el rector Ramsés Vargas Lamadrid durante el acto conmemorativo por los 50 años de la Universidad Autónoma del Caribe.

“Hoy pensaba en qué podía estar pasando hace 50 años. Recordaba a Mario Ceballos, a Osvaldo Consuegra, a Benjamín Sartra, a mi padre Eduardo Vargas, quienes establecieron los principios de la universidad que hoy estamos viviendo. En todo ese proceso de crecimiento hay altos y bajos, pero los 50 años toman a la Autónoma en el mejor momento de su historia, validado por los rankings, por su investigación, por sus egresados”, expresó Vargas Lamadrid en su intervención.

Un 24 de julio de 1967 en una casa ubicada en la calle Medellín, entre Cuartel y Líbano, comenzó la historia de la Universidad Autónoma del Caribe, que hoy en día acumula más de 48.000 egresados sumando los 545 que se gradúan este lunes, y que se convierten en la promoción dorada de los 50 años.

“Este aniversario lo recibimos con mucha alegría. Ahora estamos poniendo los fundamentos de lo que serán los próximos 50 años. No hay una apuesta distinta a la calidad, al talento, a la excelencia, eso es insustituible. Nos podemos equivocar, pero eso no es excusa para la mediocridad. La Autónoma jugará en las grandes ligas de la educación, pero eso no será un acto de magia. Eso será el resultado del trabajo”.

La Universidad Autónoma ha invertido más de $22.000 millones de pesos en la adecuación de ambientes innovadores de aprendizaje, cuenta hoy con 22 grupos categorizados en Colciencias, 53 doctores, es decir, 165% más que en 2013; y 350 magíster, 85% más que en 2013; y ha sido exaltada por el Senado de la República, la Cámara de Representantes, el Consejo de Estado y la Corte Suprema de Justicia como una institución ejemplar que en los últimos cuatro años inició un proceso que le permitió tomar un nuevo rumbo.

Los actos solemnes se llevaron a cabo en la plazoleta del claustro y comenzaron con una misa concelebrada, presidida por Monseñor Víctor Tamayo, Obispo Auxiliar de Barranquilla. Posterior a las palabras del rector hubo un brindis y una serenata con boleros.

Monseñor Tamayo, quien en unas emotivas palabras recordó que estuvo presente en el nacimiento de la universidad hace 50 años, dijo sentir orgullo por ver lo que hoy en día significa Uniautónoma para la región y el país. El rector le entregó un reconocimiento a través de un decreto rectoral por sus 80 años de vida recientemente cumplidos, y por una labor entregada a la misión pastoral en la arquidiócesis del Atlántico.

“Agradezco a todos porque lo mejor está por venir. Pero será resultado del esfuerzo. No podemos bajar la guardia, hay que trabajar cada vez más, proteger la Universidad con nuestro ejemplo, nuestra palabra. Aprovecho para invocar la presencia de Dios. Sin Él nada se hubiera podido. Llegar a los 50 años es un milagro. Llegar como hemos llegado, es un milagro. Y ahí está la mano de Dios”, expresó Vargas.

Corte suprema exalta a Uniautónoma

Viernes, 21 Julio 2017 08:50
Valora este artículo
(0 votos)

El diario El Heraldo de Barranquilla destaca en su edición de hoy 21 de julio, el reconocimiento que realizó la Corte Suprema de Justicia a la Universidad Autónoma del Caribe, por sus bodas de oro.

La inutilidad del odio

Miércoles, 19 Julio 2017 15:00
Valora este artículo
(0 votos)

Mucho antes del redescubrimiento reciente de la importancia de las emociones en la vida humana, un psiquiatra argentino, Emilio Mira y López, por los años cuarenta del siglo pasado, publicó el libro “Cuatro gigantes del alma (el miedo, la ira, el amor y el deber)”. Para el sabio argentino, el odio constituye la residencia de la ira. Es la resultante de su estancamiento, de un represamiento de la canalización positiva de la energía de las emociones hacia adaptaciones e interrelaciones de crecimiento individual y grupal. Luego, quien odia, es la primera víctima de dicho sentimiento.

Valora este artículo
(1 Voto)

Uno de los inventos más maravillosos de este siglo ha sido internet porque nos ha vuelto más globales y ha democratizado la información. Se le compara con la invención de la imprenta. Por ella fue posible que floreciera la primavera árabe y que prácticamente no existan barreras para denunciar los atropellos de tiranos como Nicolás Maduro o que por los mensajes que circulan por las redes se pueda ayudar a salvar vidas cuando suceden tragedias como la de Mocoa. Ese es el mundo ideal. Pero también en la red existe el infierno, esa especie de laguna Estigia, el quinto circulo descrito por Dante en la Divina Comedia, llena de rabiosos, ofuscados y resentidos.

Valora este artículo
(3 votos)

 

Científicos de la Universidad Autónoma del Caribe, pertenecientes al grupo de investigación Energías Alternativas, crearon desde laboratorios de biología un método para transformar los desechos de la semilla Jatropha curcas (árbol de piñón) en biocombustible, una propuesta de gran impacto ambiental y económico para la región Caribe a partir de la descomposición de la materia orgánica con inóculos de estiércol.

Al respecto, Grey Castellar, integrante del grupo de investigación Energías Alternativas, comentó que desde algunos años se vienen desarrollando estas investigaciones. “La universidad ha sido pionera en las pruebas de laboratorio, en las que utilizamos el desecho de la semilla después de haberle sacado los aceites para la producción de biodiesel. El desecho lo logramos convertir en biogás utilizando como inóculo el estiércol donde está el microorganismo que hace la transformación, el cual fue alimentado con Jatropha. Sin embargo, utilizar desechos para producir biogás no es algo novedoso, lo novedoso fue la utilización de la Jatropha con los métodos que la universidad utilizó”.

El equipo de investigadores que se encuentra articulado el grupo interdisciplinario en investigación de Energía y Medio Ambiente (GIIMA) de la Vicerrectoría de Investigación y Transferencia, categorizado en A ante Colciencias, estudia la semilla como sustituto de los combustibles fósiles para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

De esta manera, entre los principales beneficios que trae este estudio está la producción de energía verde a partir de biogás, una fuente renovable que lesiona menos el medio ambiente reduciendo las emisiones de CO2 y disminuyendo la dependencia de fuentes de energía importadas. Además, la suspensión que queda después de aprovechar la energía de estos desechos puede ser utilizada como fertilizante para las mismas plantas.

“Uno de los desafíos que se tiene con relación a la producción de biogás, es que no se cuenta todavía con equipos suficientes para volver la producción una apuesta industrial. Nosotros, por ejemplo, hicimos una adaptación de un método utilizado en otras investigaciones para producir biogás. El proceso de medición de la cantidad del biocombustible que se producía, lo hicimos día a día por desplazamiento de agua”, agregó Castellar.

Los investigadores esperan que a futuro este tipo de desarrollos en laboratorio impacten la sociedad generando un cambio o aporte en las formas o técnicas de manejo de la energía como la reducción de costos, fácil acceso y menor contaminación ambiental, lo cual promoverá conservación del ecosistema y mejor calidad de vida de los habitantes. También motiva a la generación de pequeñas industrias para la producción de biodigestores. Aumento de ingresos de poblaciones vulnerables por el procesamiento de residuos orgánicos para producir gas, producción para subsistencia y comercialización.

Una de las cualidades importantes de esta semilla es que crece con relativa rapidez y es resistente, siendo tolerante a la sequía propia de nuestra región Caribe. Las hojas y los tallos de la Jatropha son tóxicas para los animales, pero después de un tratamiento, las semillas, incluso, podrían ser utilizadas como alimento para los animales y en este caso para la producción de biogás a través de dispositivos que se usen como digestores.

Los investigadores recomiendan seguir investigando sobre la producción de biogás, pues es una necesidad apremiante, sentida de nuestra Región Caribe donde existe una pobre cultura de aprovechar los desechos. El medio ambiente está pasando la factura por el uso y abuso de combustibles fósiles como fuente energética, pues todos estos cambios climáticos asociados con el fenómeno del niño así lo demuestran.

Finalmente, la investigadora comentó que, “en años anteriores, se realizaron unos convenios con la Gobernación para impulsar el crecimiento de árboles Jatropha en el departamento ya que es una semilla que no es autóctona. Es necesario generar cultivos en terrenos que no sean aptos para cultivos convencionales, para sacar de allí no sólo biodiesel, sino biogás y otros posibles productos”.

 

.
  1. GALERIAS
  2. NOTICIAS DEL LA U