solicitar informacion boton

 
 
 
 
 
 
 

Vigilado MinEducacion

SNIES 1804
VIGILADA MINEDUCACIÓN
.
Valora este artículo
(12 votos)

La Universidad Autónoma del Caribe solicita la mediación de la Defensoría del Pueblo y la Personería con el fin de encontrar canales de diálogo que logren restablecer la prestación del servicio educativo.

Asimismo, rechazamos las vías de hecho y los actos que puedan atentar contra el buen estado de la planta física de la institución y la integridad de estudiantes y funcionarios.

Adjuntamos las peticiones formales.

Carta a Defensoría-001.jpg

 

Carta a Personería-001.jpg

Valora este artículo
(0 votos)

 

COMUNIDAD UNIAUTÓNOMA, NO PIERDAS LA OPORTUNIDAD DE SER PARTE DEL SEMILLERO DE INVESTIGACIÓN.

¡INSCRÍBETE!

https://forms.office.com/Pages/ResponsePage.aspx?id=j57jy4k-j0SDru6rceXzseyNe11_d8NCizT_DGJCW6FUMlMwNU9YWTA2SVQ1Rk1TRzhWVE82MlIwWi4u   

 

 PARA MAYOR INFORMACIÓN:

VICERRECTORÍA DE INVESYIGACIÓN Y TRANSFERENCIA

BLOQUE H PRIMER PISO
TELEFONO: 3671247 - EXT: 247
EMAIL: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

 

Valora este artículo
(8 votos)

El rector de la Universidad Autónoma del Caribe Ramsés Vargas Lamadrid envió a la ministra de Educación, Yaneth Giha Tovar, una carta en la que le solicita, muy cordialmente, que se adopten los institutos de salvamento destinados a la protección temporal de los recursos, bienes y activos de la universidad, toda vez que hace parte de las competencias de la cartera que lidera la ministra.

Esta petición se hace con ocasión de la decisión administrativa proferida por el despacho de la ministra mediante Resolución N° 01962 del 12 de febrero de 2018, en la que se ordenan medidas preventivas y de vigilancia especial para la Universidad Autónoma del Caribe.

La implementación de estos institutos de salvamento permitiría la liberación de los recursos necesarios para que la institución se ponga al día con los salarios y las prestaciones legales de los trabajadores.

Carta al MEN 1.jpg

Carta al MEN 2.jpg

Carta al MEN 3.jpg

Suspensión de las actividades en sede de Miami.

Como consecuencia del pánico que las falsas noticias, las desinformaciones y manipulaciones mediáticas han causado en el sector financiero colombiano, la UAC se ha visto abocada a tomar la decisión de suspender las actividades de su sede en la ciudad de Miami, donde se vienen ofreciendo programas de idiomas y de maestría en administración.

Esta decisión, que es dolorosa, no afecta en absoluto el programa de internacionalización académica de nuestra universidad, el cual ha beneficiado a muchos estudiantes desde que fue puesto en marcha.

Los estudiantes que actualmente están matriculados en la sede de Miami, serán reubicados en otras universidades para efecto de que no vean afectada su preparación académica.

Una vez se normalice la situación financiera y se estabilice el flujo de caja de la universidad, se valorará la posibilidad de reabrir los programas que hasta la fecha se han venido ofreciendo en nuestra sede de Miami.

Valora este artículo
(3 votos)

El rector de la Universidad Autónoma del Caribe, Ramsés Vargas Lamadrid, hizo un llamado a la ministra de Eduación Yaneth Giha Tovar para que "use todas las herramientas que le da la ley para que presione a las fiduciarias a que desembolsen el dinero de los sueldos de nuestros trabajadores”.

Vargas convocó a los medios de comunicación este jueves para darles, de primera mano, su opinión sobre la decisión del MEN de designar un inspector ‘in situ’ que vigile la gestión administrativa y financiera de la institución de educación superior.

“Fuimos notificados por el Ministerio de Educación Nacional de una medida preventiva por la cual, en uso de las facultades de la Ley 1740 del 2014, el MEN tomó esta medida preventiva, no sancionatoria, de asignar un inspector ‘in situ’ en la universidad, quien se encargará de verificar que se cumpla el Plan de Mejoramiento que está en proceso de implementación, no es para que administre la universidad”, explicó el rector.

El Plan de Mejoramiento incluye la regularización en los pagos de los empleados, pero para que esto ocurra Vargas Lamadrid pidió a la ministra que “vaya un poco más allá” y que extienda la resolución. Esto con el fin de que las fiduciarias, que colectan los ingresos de las matrículas de los estudiantes, desembolsen el monto cercano a 3.000 millones de pesos para regular la situación de los empleados.

“En buena hora el Estado ha tomado esta iniciativa, porque tener un inspector ‘in situ’ va a permitir que un delegado directo del Estado conozca el día a día de la universidad y va a ver como las cosas se hacen bien, se hacen transparentemente como es nuestra razón de ser. Además le permitirá conocer al Estado las afugias que vivimos los empleados de la Autónoma que tenemos nuestros salarios atrasados”, señaló el rector ante los medios.

Motivos del atraso
El rector explicó que la demora en los pagos se ha presentado desde el año pasado “desde que inició ese bullying mediático que le hizo una emisora en Bogotá” a la Universidad Autónoma del Caribe.

“Nos han llenado de infamias, se dedicaron el segundo semestre de 2017 a atacar a la universidad y al ver que la universidad no se quebraba, al ver que el espíritu de nuestros docentes y funcionarios no se quebraban, emprendieron el 2018 a atentar contra nuestros nombres, contra nuestras dignidades pero eso tampoco lo han logrado y tenemos la absoluta certeza de que no lo van a lograr porque estamos haciendo las cosas bien y la Autónoma no cederá ante el bullying mediático, como confiamos que el Estado no se va a mover al ritmo que le ponga el costreñimiento desde unos micrófonos”, manifestó Vargas Lamadrid.

El rector expresó su preocupación por la “actitud que existe casi enfermiza contra la universidad” por lo que denominó una “agresión al bien sagrado de la verdad” recalcando que desde una emisora “se han dedicado a agredir la marca y engrandecer el riesgo reputacional de la UAC”.

El temor de la comunidad Uniautónoma es que uno de los mayores activos de cualquier organización pública o privada es su reputación. “Es por eso que cuando personas violan la verdad y atentan contra la reputación de una institución, esto genera consecuencias de orden legales. La universidad ha sido víctima de un pánico financiero que se ha generado en las entidades bancarias, lo que nos ha llevado a esta situación compleja que ha afectado a la universidad en Barranquilla, y las sedes de Ocaña y Miami”, indicó Vargas.

Desde el 2013, la administración de la Universidad Autónoma del Caribe ha trabajado para recuperar la reputación y la credibilidad ante la sociedad.

“Hace cinco años con mucho esfuerzo, exponiendo nuestras carreras, nuestras vidas, nuestras reputaciones, hicimos una apuesta por salvar a la universidad que estaba en manos de una red paramilitar, en manos de unos criminales que se la habían tomado. Con la ayuda y solidaridad de muchos la universidad mostró sus fortalezas y salió adelante. Pasaron cuatro años, cuando la universidad está en un pico de producción académica, cuando está en el mejor momento de su historia académica, en este momento nos hemos vuelto un apetitoso bocado para alguien”, señaló el rector.

Por último, el rector manifestó que la universidad no está intervenida y que el servicio público de la educación continuará a pesar de los obstáculos y las campañas mediáticas para entorpecer la reestructuración de la institución.

Valora este artículo
(4 votos)

Las directivas de la Universidad Autónoma del Caribe ordenaron una investigación ante la queja de un estudiante que presuntamente habría sido increpado por una persona ajena a la institución en el interior del campus.

Los alumnos alertaron a los vigilantes, quienes se movilizaron para garantizar la protección del estudiante.

La Policía Metropolitana hizo presencia en el lugar dentro de su deber de prevenir alteraciones del orden público en los alrededores del alma mater.

La Universidad Autónoma del Caribe rechaza las vías de hecho y repudia cualquier tipo de agresiones, bajo el entendido de que somos un centro académico que privilegia el diálogo y la resolución pacífica de cualquier diferencia.

Nuestra institución considera a sus estudiantes los miembros fundamentales de la comunidad universitaria y garantiza las condiciones de seguridad para que puedan desarrollar sus actividades de formación en un clima de convivencia y tranquilidad.

La institución ha tomado medidas especiales para asegurar que personas ajenas a la universidad no tengan acceso a la misma sin la debida autorización.

Ratificamos que este es un hecho aislado y atípico ya que el bienestar y seguridad de todos los miembros de la comunidad universitaria es una prioridad insoslayable.

.
  1. GALERIAS
  2. NOTICIAS DEL LA U