MENÚ
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

El domingo 9 de febrero está marcado en los calendarios de los amantes del cine y de las celebridades como la noche más importante del séptimo arte: los premios Óscar. Son muchas las producciones que durante 2019 han llamado la atención de críticos y expertos cinéfilos por sus grandes puestas en escena y magníficas actuaciones. Es por eso que desde la Universidad Autónoma del Caribe el docente experto Julio Lara Bejarano hace un análisis de lo que se comenta acerca de las diferentes nominaciones en estos premios:

 

Acerca de la criticada película ‘The Joker’, Lara afirmó que “es un alegato complejo y multicolor de la incomprensión de un personaje como el desarrollado por Joaquín Phoenix. La película reposa en el trabajo actoral de su protagonista. Plantea un escenario cosmopólita, menos gótico, más contemporáneo, sobre la neurosis y la crisis social que vive Norteamérica. La representación se asienta en términos veraces que responden a problemáticas citadinas de las grandes capitales mundiales”.

 

“En ella observa una puesta en escena de apariencia austera. El tratamiento de vestuario y el sonido son interesantes, reconocidos, de hecho, en la gala de los Globos de Oro. No obstante, el argumento cumple con el ‘statu quo’. Dentro de lo artístico, en comparación con alguna de las otras películas que compiten en la misma categoría, Joker está en un rango estilístico que ofrece medianos sobresaltos”, añadió Lara.

 

Reconoció que es imposible eludir la figura que representa Joaquín Phoenix, pues, de él se desprende todo. La película goza del reconocimiento y la aceptación del público “pero falta ver si los votantes de la Academia optan por escogerla”.

 

“Este año podría ser el primer premio a mejor director para Quentin Tarantino, eludiendo al fin su acostumbrada, y casi que exclusiva dentro de este certamen, categoría a mejor guion. Con ‘Érase una vez en… Hollywood’ asistimos al vivo ocaso del Hollywood dorado, es difícil que la Academia pase por encima de eso sin congratularlo. Esta película es un paseo guiado a través de un parque de atracciones a modo de máquina del tiempo”, sentenció el experto.

 

Oscar.jpg

 

Calificó como un hecho lamentable que no se comente sobre el trabajo de Greta Gerwig en ‘Mujercitas’, no por mera defensa feminista, sino por el hecho de que “construyó un discurso coherente y a la vez atrevido con una pieza que es revisitada por tercera ocasión. A pesar de que esta obra ha sido adaptada varias veces, con ocasión previa en 1993, esta era una oportuna ocasión para reconocer la dirección de Gerwig”.

 

Por otro lado, Lara expresó que ‘Historia de un matrimonio’ plantea la dicotomía ‘plataforma versus pantalla grande’ tan de moda por estos días, y aunque parece que exhibe un discurso bastante agotado a nivel argumental, y que no hay más nada que ver sobre las dificultades de parejas en estos tiempos, “es una justa alegoría de lo que puede ser el compromiso y el hecho de cargar con la responsabilidad, más allá del mero placer, en una relación”.

 

Pasando a Le Mans’66 (titulada también ‘Ford vs Ferrari’) Lara consideró que “la interpretación de Christian Bale opaca al Matt Damon que le acompaña en el reparto. Allí demostró una capacidad camaleónica para hacerle olvidar al público que se trata del mismo actor en interpretar a un vicepresidente de los Estados Unidos, a un psicópata, a un inescrupuloso estafador y al afamado Bruce Wayne”.

 

“’El Irlandés’ posee mucha fuerza, indiscutiblemente, por la interpretación de su reparto. Robert De Niro, Al Pacino, el tema del sindicalismo, la mafia, la política y lo turbio de aquel momento histórico norteamericano en que reinó Jimmy Hoffa. Es una macropropuesta de alguien que pudo haber tomado ‘El Joker’ como proyecto, cuando le fue ofrecido por Warner, y que, en cambio, optó por uno más acorde a su discurso. Cine negro. Scorsese en estado puro”, destacó Lara.

 

El experto de Cine reconoció que ‘JoJo Rabbit’ recopila el trabajo de montaña rusa de su director, cuyas su crestas y valles distinguen su filmografía. “Si se observa el trabajo de su director, Taika Waititi, en otras producciones como ‘Thor: Ragnarok’, uno descubre que carga una propuesta inusual dentro del género de superhéroes. Pero, desde ‘Cacería para gente salvaje’, otro de sus grandes trabajos, no veíamos algo tan especial bajo su liderazgo. Su más reciente pieza tiene un toque diferente con el tema bélico de fondo.

 

“Con ‘Parásitos’ Bong Joon Ho logró una película excepcional. Carga una puesta en escena que todo el tiempo raya en la genialidad, en cuanto a la composición fotográfica, a la puesta en cámara, al elenco, el diseño de vestuario, diseño de producción. Todo brilla. Es difícil encontrar el defecto, la exageración o lo innecesario. No existe nada de eso. Es una película elaborada con el enorme cuidado”.

 

Lara expresó que Bong Joon Ho tiene un grado de madurez audiovisual muy alto. Consideró necesario remontarse a otras de sus producciones como ‘Okja’, que entró con un bajo perfil en Netflix y ‘The Host’, una película de horror y fantasía. También a ‘Memorias de un asesinato’, cuya historia inspirada en hechos reales, hasta hace muy poco arrojó datos sobre el verdadero responsable de los homicidios allí retratados. “Esta película fue como una carta de presentación mundial sobre quién sería Bong Joon Ho, a principios del 2000. Sin duda alguna, ‘Parásitos’ es una película que promete mucho del trabajo venidero de su autor”.

 

Collage Actrices Óscar.jpg

 

Mejores Actores y Actrices.

En el trabajo actoral principal masculino “Antonio Banderas ya fue celebrado en Cannes y puede repetir, pero Joaquín Phoenix puede ser muy aclamado, al igual que Jonathan Pryce, interpretando al Papa Francisco, cuya labor es tan destacable como la de Adam Driver”.

 

En la categoría a mejor actriz femenina “Charlize Theron con ‘Bombshell’ mostró una posición brillante pero conforme a sus capacidades, un nivel cinematográfico que no ofrece mayores novedades. Quien posiblemente sea la que se lleve ese premio es Scarlett Johansson”.

 

Por otro lado “Al Pacino, Brad Pitt y De Niro en la categoría de mejor actuación en papel secundario opacan a Tom Hanks y Anthony Hopkins, aunque estos dos últimos han tenido más oportunidades de sobresalir. Es lamentable que De Niro no haya sido nominado, teniendo en cuenta que ‘El Irlandés’ reposa sobre sus hombros. Sin embargo, él ya ha demostrado sus capacidades. No es una cosa imposible de repetir para él”.

 

Collage Actores Óscar.jpg

 

Mejor Director.

En la categoría a mejor director “Martín Scorsese y Quentin Tarantino la tienen reñida. Aunque la Academia podría fijarse en que Tarantino ha anunciado en numerosas ocasiones que por fin se retira, y esto podría acelerar que le hagan merecedor de un Óscar antes de marcharse de las filas de la meca del cine. Por su parte, Tod Phillips todavía tiene mucho que demostrar y le falta bastante trayecto para aspirar a un premio en la categoría de mejor director. Sin duda va por buen camino”, señaló.

 

“Si hablamos de las temáticas, las nominaciones han sido diversas. El Irlandés, JoJo Rabbit, Los Dos Papas, Mujercitas, El Joker; ha sido amplio el panorama”, destacó Lara.

 

En la categoría de películas animadas se encuentra ‘Dónde está mi cuerpo’, “es una pelicula de drama y fantasía animada que uno sabe, de corazón, que merece ser reconocida, pero al competir con ‘Toy Story 4’ y ‘Cómo entrenar a tu dragón’ difícilmente va a llevarse el premio. También está ‘Klaus’, grata sorpresa al ser una película española. No obstante, competir con productos Disney, Pixar, DreamWorks, etc., es un gran desafío”, puntualizó el docente.

 

Julio César Lara Bejarano es docente de la Universidad Autónoma del Caribe, crítico, formador de públicos y jefe de prensa de la Cinemateca del Caribe. VSC

 

 

Publicado en Noticias Generales

Cuando se trata de festivales de cine, lo primero que nos llega a la mente es una gran gala, personalidades de la industria y vestidos muy elegantes y sin duda se trata de una gran fiesta, pero también, casi de manera inmediata, es una instancia de negocio. Su característica de fiesta viene denotada desde el mismo nombre, el otro lado de la cara es una consecuencia natural.

 

Pero antes de entrar a hablar de los festivales de cine, es pertinente marcar la diferencia que se genera ente estos y las muestras, siendo muy parecidos y, por lo tanto, propensos a ser confundidos entre si.

 

Según lo explicó Julio Cesar Lara Bejarano, jefe de prensa de la Cinemateca del Caribe y docente de la Universidad Autónoma del Caribe, la mayor diferencia que se puede encontrar entre un festival y una muestra es su carácter. "Si es un certamen competitivo, es un festival; si se trata de un evento expositivo o académico, es una muestra. Sin embargo, al adentrarnos al espectro internacional, estos adoptan un carácter más ambiguo pues existen eventos donde se hace una entrega de premios, pero los ganadores ya han sido escogidos de manera previa, es decir, el público solo asiste a una entrega de premios sin conocer a los demás nominados”, señaló el docente.

 

Palma de Oro Cannes.jpg

 

Es claro afirmar que, a pesar de tener bien constituidas las características, no todos los galardones tienen el mismo valor; sin embargo, es complejo afirmarlo con nombres propios, pues sería adentrarnos en una discusión que tiende a lo subjetivo.

 

A pesar de ello, la doctora en Ciencias de la Información y la Comunicación, Clara Yaneth Santos Martínez, expresa que, “lo que podría dar más peso a un festival que otro es la seriedad de la organización, al momento de prepararse para ese momento. Yo particularmente me intereso por los festivales de cine español, donde se destaca el festival de San Sebastian, el festival de cine de Barcelona. Todo depende, también, de la categoría y las temáticas”. Lara comparte algo de este pensamiento, y agrega que el más importante de todos es el festival de Cannes.

 

Sin embargo, nada de esto aísla la verdadera incógnita sobre estos eventos: ¿Cuáles son los criterios que se tienen en cuenta a la hora de elegir a los galardonados?

 

Lara, hace una explicación detallada del manejo de estos títulos, en la industria Hollywood, y pone como ejemplo los premios Oscar, entregados por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos (AMPAS). El docente y también integrante del consejo de Cinematografía de Barranquilla reveló que para ser merecedor de este premio “debes estar asociado a la AMPAS; posterior a ello, debes hacer parte alguno de los sindicatos (de actores, directores, fotógrafos, entre otros) y de esa manera poder recibir un voto”.

 

Estatuilla Oscar.jpg

 

Pero eso no es todo, sucede que los diferentes aspirantes a la estatuilla, deben cumplir ciertas normas, durante un periodo de tiempo específico y para así poder llegar a ser nominados. Entre esas, se encuentra que el producto haya sido estrenado en un determinado número de salas, ubicadas en unos sitios específicos y que además esté acompañado de una campaña proselitista, permitiendo que el producto llegue al público crítico y se reconozca que está aspirando. “Quien se propone a ser nominado y no hace una inversión de dinero equivalente, está creyendo que este tipo de premios se entregan más por voluntad que a través de un proceso previo”, comentó el docente.

 

Siguiendo el proceso, los líderes de cada uno de los sindicatos se reúnen para decidir quienes son los ganadores. Lara agrega que “el periodo de votación se abre y se cierra y todos deben depositar su voto. Cerrado el plazo, se cuenta quienes obtuvieron la mayoría. Esta modalidad solo denota que cuando un grupo se inclina más por uno de los productos, solo es cuestión de correr la voz y que el gremio lo respalde, es decir que los resultados podrían responder más a una campaña que tiene que ver con política y con afecto, que con cualquier otro juicio”.

 

Sin embargo, existen otros premios, entre los que se destaca la Palma de Oro del festival de Cannes, que han adoptado la modalidad de jurados para la escogencia de sus galardonados. En estos, la mesa de jueces genera un acta con los resultados, después de ver en el mismo festival, cada una de las propuestas; ante eso, es el prestigio de cada uno de ellos es el que se vería comprometido ante alguna mala decisión.

 

Sin embargo, esto último no es peso suficiente para el docente, quien recuerda con indignación la ocasión en que un reconocido director caleño “estuvo de jurado la vez que Cantinflas fue el presidente de la mesa y no se vio ninguna película porque siempre estuvo dormido”. Como esta anécdota, son muchas las que la presiden, como lo dejó ver el escritor Gabriel García Marquez, quien redactó una crónica en la que retrataba las viscerales discusiones que se levantaron cuando fue jurado en el festival de Cannes del 82.

 

Sin duda, la característica principal de los festivales es la competencia oficial pero, a pesar de ello, estos también cuentan con un espacio en el que se muestran películas que no entran en la competencia pero que, para el jurado, deben estar presentes por su gran contenido.

 

Oso de la Berlinale.jpg

 

“Gracias a esta característica, aparecen una serie de secciones que le dan al público un marco de opciones para decidir si lo que quieren ver es la competencia específica o quieren ver otras cosas porque son más cercano a otros temas”, afirmó Lara.

 

En cuanto la industria colombiana, se puede evidenciar un gran aumento en este tipo de eventos con el pasar de los años, sin embargo, para el profesor, no está demás preguntarse ¿A qué espectro responde este aumento de festivales y muestras en el país? y, ¿Qué tan fieles son a lo artístico?.

 

Esto surge, a partir del hecho de que muchos de los eventos de este tipo que se realizan en el país, llevan un aporte de recursos por parte del gobierno, generando un sentimiento de censura en los espectadores.

 

Ante esto, Santos considera que cada uno de los eventos tienen sus criterios propios de escogencia, “incluso habría que hablar de los criterios que conforman un patrón del que no se habla y es lo que involucra los aspectos políticos que hacen peso para que un producto pueda ganar sin tener los méritos”.

 

Pese a lo anterior, la también docente de la Universidad Autónoma del Caribe, reconoce que el cine colombiano ha mostrado una gran evolución. “Las películas de calidad están ahí, pero no se muestran en las pantallas de manera suficiente, ni en el tiempo adecuado, ni los espectadores lo reconocen pero es un espacio que se tiene que seguir ganando a nivel internacional pues ya se participan en festivales y se ganan premios, es decir, ya existe una dinámica”. MMC

 

 

 

Publicado en Noticias Generales
LO MÁS LEIDO
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones