MENÚ
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

'Deja que todo el mundo te cuente lo que pasó' es una iniciativa de la editorial LoQueNoExiste, la cual tiene como fin relatar los hechos que se vivieron en la pandemia, desde la experiencia de más de 200 autores de distintas edades, nacionalidades, profesiones y creencias.

 

El libro hace énfasis en el amor, el miedo, el futuro, la familia y la economía, por lo que en diferentes capítulos se podrá reflexionar acerca de lo verdaderamente importante y aprender del objetivo de los autores: el sentimiento de vivir estando en una realidad de crisis.

 

Dos periodistas y docentes de la Universidad Autónoma del Caribe, Anuar Saad y Jaime De La Hoz, estuvieron por un momento en los zapatos de los autores y coincidieron en que lo más importante en esta situación ha sido la supervivencia y aprender a vivir en la nueva normalidad.

 

Anuar Saad considera que en el libro se debe mostrar que la pandemia hizo despertar a la humanidad para darse cuenta de las pequeñas cosas que hay en nuestro alrededor. "Ver el amanecer, escuchar los pájaros que se posan en el árbol en la mañana, el niño que va de la mano de su madre para ir al colegio, el señor que vende frutas afuera en el sol, ir al trabajo y todo aquello que pasábamos por alto por estar inmersos en un mundo alejado de la realidad", relató el docente.

 

Por su parte, Jaime De La Hoz, hizo referencia al "Diario del año de la peste", una novela escrita por Daniel Defoe, la cual relata las experiencias de un hombre en la época en que Londres sufrió una gran plaga. "Defoe narró mediante su novela cómo fueron las vivencias diarias durante la peste y por eso considero que un libro es el medio adecuado para contar la realidad de las crisis que deja este tipo de desastres", señaló el periodista.

 

El ritmo de la vida ha cambiado y es por esto que todo lo plasmado en este texto será plenamente fundamental para persuadir en los futuros lectores y aprendices de la historia mundial. Lo que conlleva a dar una versión realista para dejar el legado de que, a pesar que en todo momento la humanidad es vulnerable, se debe aprender a vivir.

 

Para Anuar Saad, el mejor género periodístico para narrar un libro de esta magnitud sería la crónica, sin embargo, todos los autores tuvieron su propia manera de expresar sus sentires, y es por esto, que en el libro se encuentran poemas, diarios, fotografías, ilustraciones, relatos, críticas, reflexiones, entre otras formas que construyen un relato completo de la pandemia de Covid-19. Por Lina Mantilla, especial para Uniautónoma

Publicado en Noticias Generales

Con un ameno ir y venir de opiniones se llevó a cabo el tercer conversatorio la comunicación como acción social transformadora, en la mañana de este martes, en la Casa Club Caribe.

 

El encuentro fue una jornada educativa y su objetivo era hacer reflexionar a los presentes, de forma científica, investigativa y práctica, sobre el poder de la comunicación y el periodismo, respecto a la transformación social, yendo más allá del uso instrumentalista de la información.

 

Durante la jornada fueron abordadas diferentes temáticas de la mano de dos ponentes: Carmen Peña Visbal, abogada y periodista; consultora internacional en asuntos de paz, posconflicto y derechos de mujer y género. La segunda invitada fue Adriana Hurtado Cortés, actual presidente de la Federación Colombiana de Periodistas (Fecolper) e integrante del comité ejecutivo de la Federación Internacional de Periodistas (FIP) y vicepresidente de la Federación de Periodistas de América Latina y el Caribe (Fepalc).

 

Carmen Peña es una autoridad del periodismo regional por su trayectoria como jefe de redacción del Diario El Heraldo, su paso por El Tiempo, La Libertad y Diario del Caribe y desplegó una intervención basada en el derecho civil, titulada ‘Comunicación y cambio social’.

 

Comunicación como acción (1).jpeg

 

En ella, instó a los presentes a ejercer la comunicación social con propósito constructivo, dirigiéndose incluso a quienes se les denomina influencers con un énfasis en el uso de la opinión en las redes sociales. “No es aceptable que a un político se le llame cerdo ni se utilice otro tipo de términos para referirse a los demás, para generar opinión”, dijo.

 

Peña Visbal insistió en que los ciudadanos deben cumplir con sus deberes y quienes ejercen el periodismo “deben hacerlo con ética y con el fin de formar”. “El gran problema es no conocer. El conocimiento da poder. El deber ser es que yo ayude a empoderar a la ciudadanía, que yo contribuya a que la ciudadanía se forme con información real y respetuosa”, agregó.

 

Además de lo anterior, Peña Visbal invitó a los asistentes a tener pensamiento crítico, a dudar, “a confrontar fuentes, lo que nos dará un estatus de líder social, porque estamos influenciando con la verdad y formando opiniones firmes”, reafirmó.

La segunda intervención

 

Por otro lado, bajo el nombre de Liderazgo Comunicacional, Adriana Hurtado Cortés habló sobre los derechos de los periodistas y las formas de defensa con las que cuenta el gremio para evitar todo tipo de agresión y abuso, lo cual se sigue dando por la cultura del miedo. “Por el temor a ser señalados por los mismos colegas. Tenemos un acompañamiento jurídico para todo aquel que esté en esta situación, pero no podemos efectuar acciones contundentes si la persona no nos facilita un contrato de trabajo y nos preocupa seguir documentando casos sin poder poner en marcha acciones efectivas de defensa”, señaló.

 

Otro tema expuesto fue el de la intimidación a familiares de los periodistas amenazados y del uso de las redes sociales como canal de vociferación de detalles personales que no deberían salir a la luz pública, así como el acoso judicial a periodistas que tienen una voz crítica.

 

Comunicación como acción (3).jpeg

 

Al término de su turno, Hurtado socializó estadísticas del Informe Anual de Libertad de Prensa en Colombia, respecto a los casos entorpecidos por terceros y debido a la intención de silenciar. “No quiero que se diga ‘me retiro del periodismo’. Lo que quiero es que se convenzan de que necesitamos pasar de los registros a las acciones, para crear un proceso y que haya una verdadera libertad de prensa”, añadió y anticipó que habrá otras reuniones para restablecer derechos y atenuar otras afectaciones.

 

El conversatorio, que coincidió con el Día Nacional del Periodista y del Comunicador Social, terminó con un almuerzo y el compartir de los colegas presentes. De esta manera se dejó pendiente un cuarto reencuentro del que se espera la muestra de nuevas cifras de reducción de eso casos de violencia sufrida por los profesionales, pero sobre todo que represente la unión en el gremio.

Publicado en Noticias Generales
LO MÁS LEIDO
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones