MENÚ
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

En uno de los edificios más emblemáticos que guarda parte de la historia de la ciudad de Barranquilla, la Aduana, trabaja el arquitecto Juan Pablo Mestre Hermines como director del Archivo Histórico del Atlántico.

 

Este barranquillero de 29 años es amante de la arquitectura, la música y la historia. Para él cada recorrido que hace por las calles del centro viejo de la ciudad y del barrio El Prado es un deleite y más cuando se le transmite todo este sentimiento cívico sobre lo valioso que es el patrimonio arquitectónico heredado.

 

“Desde adolescente me vinculé al programa de la Alcaldía de Barranquilla ‘Vigías del Patrimonio’ para aportar al proceso de salvaguarda del patrimonio. Hoy como director del Archivo Histórico del Atlántico y docente de la Escuela de Arquitectura de una universidad de la ciudad, busco transmitir ese mismo amor por la arquitectura y la historia”, comenta con mucho entusiasmo Juan Pablo Mestre director del Archivo Histórico del Atlántico.

 

Mestre, en su trayectoria como arquitecto restaurador, trabajó durante 10 años como director de Conservación y Preservación de la Corporación Luis Eduardo Nieto Arteta. Gracias a la experiencia obtenida, desde su nuevo cargo ha hecho presencia institucional en diversos municipios y corregimientos del departamento adelantando procesos de formación en los colegios públicos y con agremiaciones comunitarias que promueven la difusión de la historia.

 

Juan Pablo Mestre Arquitecto Egresado.jpeg

 

Su trabajo en la dirección del Archivo Histórico del Atlántico.

Juan Pablo se inició en esta organización en 2010 realizando sus prácticas profesionales en el área de mantenimiento, hoy asume desde su labor la responsabilidad de los retos de infraestructura que permitan garantizar el crecimiento futuro del Archivo Histórico tanto en planta física como en colecciones.

 

En este cargo tiene bajo su custodia la conservación del patrimonio documental de todos los atlanticenses, esto bajo las directrices dadas por el Archivo General de la Nación. Adicional a ello, esta entidad custodia un elemento patrimonial de gran significación para la ciudad como lo es el Antiguo edificio de la Aduana de Barranquilla.

 

“La dirección de Conservación y Preservación del Antiguo Edificio de la Aduana de Barranquilla, es una gran responsabilidad que con mucho orgullo lleve por casi una década. Realizamos actividades en los 22 municipios del Atlántico así como en nuestra sede en Barranquilla, sobre la historia, cultura, investigación, memoria histórica y patrimonio; sumado a esto apoyamos a las universidades en la generación de nuevo conocimiento con base en los tesoros documentales en custodia”, señala el arquitecto, especialista en Restauración y Conservación Patrimonial y también Magíster en Historia.

 

En las instalaciones amarillas como el sol de la libertad del reconocido edificio de la Aduana, ubicado en pleno corazón de la ciudad, el día empieza desde temprano diariamente este recibe la visita de investigadores en búsqueda de información en el acervo y de usuarios interesados en consultar la información legal que se conserva en los fondos Notariales, así como también de los turistas y grupos de estudiantes de colegios y universidades que visitan.

 

“Nuestro talento humano está en dos secciones: una Administrativa conjuntamente con la Corporación Luis Eduardo Nieto Arteta y un equipo operativo en el Taller de Conservación que se encarga de los procesos técnicos de la documentación, de la digitalización de los mismos y la atención a los usuarios” explica Mestre como esta organizado su equipo de trabajo.

 

Juan Pablo Mestre Arquitecto Egresado 2.jpeg

 

Tanto es el amor de este arquitecto por la protección de los lugares emblemáticos de la ciudad que aunque dice que algunos de sus colegas construyen con ladrillos y cemento, el decidió construir desde las páginas de la historia.

 

Historia del proceso de salvamento y organización del patrimonio histórico del departamento.

El proceso de salvaguarda del patrimonio documental de los atlanticenses inicio en 1992 en la Administración del Gobernador Gustavo Bell Lemus cuando por Ordenanza No. 7 creó el Archivo Histórico del Atlántico el 9 de diciembre de 1992 con una colección inicial ubicada en la Biblioteca Departamental. Finalizada la restauración de la Aduana en 1994, el 3 de octubre de este año se traslada toda la colección al recién reconstruido edificio e inició operaciones el 18 de noviembre de 1994.

 

La documentación que actualmente tiene el Archivo Histórico proviene de un Fondo Notarial correspondientes a las notarías 1, 2, 3 y 4 de Barranquilla,- la notaría de Sabanalarga, un fondo de prensa, fondos de la Gobernación, la Asamblea Departamental y el fondo de Estadística Municipal de Barranquilla. Este se encuentra organizado por tomos en orden cronológico de los más antiguos a los más recientes.

 

El Departamento de Procesos Técnicos se encarga de la curaduría de los documentos, intervenciones preventivas, lavados, desinfección entre otros, así como también de la catalogación que es un proceso que iniciamos en esta vigencia para disponer el catálogo general en línea.

 

Juan Pablo Mestre Arquitecto Egresado 4.jpeg

 

Su vida como arquitecto.

“No elegí ser arquitecto. La arquitectura me eligió a mí y cuando ella te elige te transforma integralmente, porque no es una profesión, es un estilo de vida”, dice.

 

A este joven arquitecto le hace muy feliz el poder reconstruir diferentes momentos y periodos del expediente urbano y arquitectónico de Barranquilla tomando como fuentes primarias los documentos conservados y que son pilares para los nuevos investigadores.

 

Mantenerse en una posición y un nivel de calidad superior, se convierte en un desafío profesional constante para Mestre, pues este explica que no se puede descuidar ningún aspecto en la administración de un proyecto cultural como la Antigua Aduana, de tanta representación para Barranquilla y el país.

 

La frase del primer Ministro británico Winston Churchill, “La historia será amable conmigo, porque tengo la intensión de escribirla”, es la fuente de inspiración de este joven soñador. “Algunos amigos consideran que es toda una locura este viaje por la historia y la arquitectura, pero yo lo considero una epifanía” expresa.

 

Juan Pablo Mestre Arquitecto Egresado 3.jpeg

 

Su paso por la Autónoma.

“Para mí la Autónoma no ha pasado. Hubo un proceso presencial de formación en el cual tuve la inmensa fortuna de ser beneficiario de una Beca total otorgada por el Consejo Directivo de la universidad, por la cual me vincule al Centro de Investigaciones del programa de Arquitectura, donde conocí un cuerpo docentes que hoy son colegas meritorios de toda mi admiración”cuenta el entrevistado.

 

Juan Pablo Mestre Hermines egresado del programa de Arquitectura de la Universidad Autónoma del Caribe. Durante su instancia en esta Alma Máter recuerda con alegría todos los momentos vividos y dice que la universidad nunca lo ha dejado ni el a ella.

 

“La Autónoma es una gran familia que crea en ti ese vinculo a través del sentido de pertenencia por la universidad, que en algunos casos hace que duela, pero al final te permite dimensionar que en Uniautónoma somos más que un conjunto de edificios”, termina el entrevistado. LLT

 

Publicado en Noticias Generales

Desde niño, Keyder Herrera siempre soñó con ser parte del maravilloso mundo de la pantalla chica. Ilusión que lo motivo a estudiar Dirección de Radio y Televisión en la Universidad Autónoma del Caribe. Este joven de 23 años hoy hace parte del equipo de CTV Barraquilla uno de los proyectos de televisión alternativa de la ciudad.

 

“CTV Barranquilla ha sido la casa que me abrió las puertas y me dio la oportunidad de mostrar el talento que he construido con los años de estudio e investigación. Pasar por una plataforma multimedia la cual no solo crea contenido televisivo, sino que también crea y adapta los mismos para los diferentes medio de difusión, ha sido de gran experiencia para mi crecimiento profesional”, asegura Keyder, productor de contenidos del canal CTV Barranquilla.

 

En su experiencia como productor audiovisual, ha desarrollado las habilidades de la paciencia y la creatividad, para resolver los problemas que día a día se presentan en el oficio y de esta forma liderar su equipo para tener productos audiovisuales de calidad.

 

Así mismo, este barranquillero cuenta que desde que empezó su vida profesional, siempre se ha involucrado con todo lo relacionado con el marketing digital y tradicional. Trabajar con marcas le ha servido para conocer lo complicado que puede ser a veces el posicionamiento de un producto y la creación de estrategias tanto en papel como audiovisual para obtener resultados rápidos, concisos y tener al cliente satisfecho.

 

Su trayectoria como productor en CTV Barranquilla.

“Para mi lo más importante de estar en frente de una producción, es todo, en esta área hay que mantener los 5 sentidos conectados para lograr un producto de calidad. Hay que llevar siempre una sonrisa en la cara para tener un mejor acercamiento con las personas y mantener un flujo de trabajo profesional con el equipo”, comenta el productor, seguro de su labor.

 

En una casa de dos pisos ubicada en el barrio Boston, funcionan los estudios de la productora más grande del Atlántico, Bastidas Tv Producciones. Dentro de las instalaciones de está moderna realizadora de contenido audiovisual, se crea todo la programación del canal CTV donde trabaja Keyder.

 

El día de trabajo en este canal empieza desde temprano. Su naturaleza como plataforma de comunicaciones ofrece un contenido muy variado, tales como: Invitados, música, personajes y retos. El entrevistado recalca que ningún día es igual al otro y que la cantidad de personas e historias que conoces a diario son únicas.

 

Keyder Herrera Egresado de RTV (3).jpeg

 

“Cuando se trabaja en un medio como este no hay hora de salida, yo llego al canal y reviso el cronograma del día el cual está previamente planeado, hasta que termina la jornada. Hay veces que me desocupo a las cinco de la tarde, pero hay días en los que son las 9 o 10 de la noche y estoy trabajando”, cuenta.

 

Mantener una buena comunicación con sus compañeros es importante al momento de ir a la acción y por supuesto poner a la imaginación a volar para pensar diferente, ver lo que nadie ve y llevar ese mensaje de la manera más clara a la audiencia, es uno de los trucos que siempre tiene este joven productor a la hora de crear.

 

Su pasión por los medios y las redes sociales lo han ayudado a crecer, pues cuando culmina un proceso, tiene en cuenta el aprendizaje que deja cada uno de estos, siendo un escalón más para cumplir sus sueños.

 

Herrera afirma que, para meterse de lleno al mundo de los medios de comunicación se debe tener en cuenta que no hay que empezar después de haberse graduado, para el la ventaja de esta carrera es que se puede experimentar desde niños con mucha creatividad, recursividad y amor.

 

“Tener una formación crítica es necesaria y es lo que se afianza en la universidad, pero desde primer semestre todos deben estar buscando relaciones, amigos, compañeros; deber ir creando, inventando, arriesgandose, etc. Todos los días traen su afán y en esta increíble carrera más”,manifiesta orgulloso de su trabajo.

 

Keyder Herrera Egresado de RTV (2).jpeg

 

Su Alma Máter

“Ama lo que haces y no tendrás que trabajar ningún día” es la frase de vida de keyder, quien recuerda su paso por la Uniautónoma con mucha alegría. En esta institución conoció personas realmente impresionantes, en la actualidad mantiene una relación cercana con sus amigos y profesores, a pesar de no tener muchos años de haberse graduado.

 

“Me encantaría volver experimentar, discutir, investigar dentro de las aulas de la universidad”, reconoce.

 

“De mi carrera lo que más me gusta es lo variada que es, tiene muchas ramas y modalidades. Cada día te encuentras con un reto diferente, tratas con todo tipo de personas y aprendes mucho sobre las demás áreas del saber. Es importante tener un conocimiento básico de cada tema para poder llevarlos a cabalidad”, termina el entrevistado. LLT

 

 

Publicado en Noticias Generales

De la Universidad Autónoma del Caribe han salido varios artistas que hoy son reconocidas figuras a nivel nacional y promesas internacionales, como Damián Torres, Carlos Serrano y Jesús Romero. Todos tienen en común haber sido parte de Uniatónoma Band, la orquesta de la institución, otro motivo de orgullo para esta gran familia.

 

Desde antes de 1997, Uniautónoma Band viene desenvolviéndose en diferentes escenarios, por distintos motivos, concursando en diversos eventos y ganando premio tras premio.

 

Según David Moreno, director del colectivo musical por 21 años, los performances que incluyen desde música tropical hasta género urbano, pasando por la champeta y la bachata, lo que les ha hecho merecedores de reconocimientos en competencias de Ascún a nivel local y regional.

 

“No nos ha tocado competir en un evento nacional en lo que tiene que ver con  música porque Ascún no lo ha organizado, pero han sido muchos los premios que tenemos en nuestro haber como agrupación, sin mencionar que los eventos importantes a los que hemos sido invitados también significan para nosotros galardones y que aprecian lo que hacemos”, dice Moreno.

 

El Reinado Nacional de la Belleza, presentaciones del Carnaval y otras de corte social son solo algunos de los actos en los que han participado los 14 integrantes del conglomerado, del que también hacen parte funcionarios y egresados.

 

Uniautónoma Band (2).jpeg

 

“No hay un número estipulado de miembros, porque cada año cambia de 8 a 12 ó 14. Es un proceso que varía semestralmente”, añade Moreno quien considera que el distintivo de su grupo es la espontaneidad y la alegría contagiosa durante sus espectáculos.

 

“No se trata de la típica orquesta en la que se sigue una directriz, sino de una guía de repertorio que los jóvenes siguen pero con libertad, que se note en el escenario que son ellos mismos y que actúan con total naturalidad. De hecho, nos apoyamos en las tendencias actuales, en lo que está sonando y de allí viene la empatía con el público”, cuenta el líder del colectivo.

 

De lo anterior se deriva que uno de los beneficios de pertenecer a este equipo es el desarrollar el desenvolvimiento en tarima, la acentuación de la personalidad y el poder identificar el camino artístico que deben seguir, “tal y como lo han hecho los ex integrantes antes mencionados”, encima Moreno.

 

 Al final, la misión cultural de Uniautónoma Band es formar integralmente a los estudiantes, brindar ese espacio lúdico necesario para poner en marcha otras capacidades que también hacen parte del intelecto, como la creatividad.

 

Si estás leyendo y deseas sumarte a este semillero, puedes dirigirte a Bienestar Universitario y preguntar sobre el procedimiento que incluye una audición, “para ver el nivel de destreza que tiene la persona, pero no hay una condición en especial, solo las ganas y el compromiso de aportar talento a la universidad, en este sentido”, informa Moreno, en pleno ensayo.

 

De este modo podrías servir como un representante más de la universidad y con todo el apoyo de la rectoría en cuanto a vestuario, viáticos y otros gastos de operación que obviamente incluye instrumentos y traslado. ¿Te animas?. JSN

   

Publicado en Noticias Generales

Por motivo del Día Internacional del Diseñador de Espacios e Interiores se llevó a cabo, este 31 de mayo, desde las 8:00 de la mañana, un encuentro de egresados del programa que corresponde a la formación de estos profesionales.

 

Más que un evento o una jornada académica, el acto tomó forma de charla personal en la que se compartieron experiencias laborales y aspectos más íntimos, al mejor estilo de una conversación entre amigos de antaño.

 

Fueron 15 asistentes –todos egresados exitosos de diferentes promociones- las que respondieron al llamado, en un ambiente decorado con témpera, lápices, mesa de dibujo, planos, bocetos y todo lo que se puede encontrar en un taller de creación y típico lugar de trabajo de quienes se dedican a este campo.

 

Yamile Orozco, Gloria González, Margarita Rincón; marcela Lafaurie y Luisa Sepúlveda estuvieron entre las invitadas, así como Marta de La Rosa, María Teresa Vergara, María Alexandra Velásquez, Cindy Mejía, Patricia De Lima y Jenny Cumplido.

 

Con ellas estuvieron Ana de Albis, Jennifer Rosero, Jenny Buenaventura y Luisa Fernanda Sepúlveda, todas sentadas en un escenario semejante a una sala, nuevamente emulando un reencuentro fraternal –organizado la Facultad de Arquitectura, Arte y Diseño- que transcurrió en la Oficina de Egresados y Prácticas Institucionales de la Universidad Autónoma del caribe.

 

Día Internacional del Diseñador de Espacios 2.jpg

 

La mañana fue dividida en tres etapas para el desarrollo del conversatorio y la primera de ellas fue un desayuno en el que se habló de la labor de cada una de las embajadoras de Uniautónoma, segmento en el que además se dio a conocer el portafolio digital del programa anfitrión.

 

Para el final de este intervalo de tiempo se hizo un reconocimiento a las egresadas y artistas Luisa Fernanda Sepúlveda y Luisa Cristina Sepúlveda, por su aporte a la cultura y al arte de Barranquilla. Además, de lo anterior, durante la primera parte de la mañana se analizaron varias propuestas para organizar el concurso de un mural para el exterior de la facultad mencionada.

 

La segunda parte del encuentro, a las 10:00 de la mañana, fue para el Workshop Artístico, que constaba de pintura en vivo a varias manos con estudiantes y egresados, aportando ideas para la universidad y donando una obra de tres lienzos para la Oficina de Egresados.

 

Al término de la mañana, esta ‘tertulia’ –que sí fue una jornada educativa con pinceladas sociales- se dio con la presencia de la decana de dicha unidad académica, Emilia Velásquez, y con la docente Orietta Polifroni, un encuentro que representa el décimo en la estrategia de sensibilización para la

comunidad de graduados y para el sector empresarial. Pronto estaremos informando de los próximos a realizar. JSN

Publicado en Noticias Generales

Stewing José Arteaga Padilla es un abogado de 32 años egresado del programa de Derecho de la Universidad Autónoma del Caribe. Este barranquillero se caracteriza por ser emprendedor, apasionado por su carrera y el buen sentido del humor. Decidió lanzarse al mercado laboral a través de la firma de abogados ‘Arteaga y Jiménez’, en aras de brindarle un servicio de calidad a sus clientes y mejorar su calidad de vida.

 

Arteaga y Jiménez es una firma de abogados que cuenta con un gabinete de profesionales jóvenes, con habilidades idóneas para ejercer la defensa y gestión de todas las ramas del derecho. Son expertos en el área penal, laboral, civil, administrativo, tributario y urbanístico. 

 

“Nuestra pasión es servir con eficiencia, honestidad y un alto grado de compromiso con los intereses de nuestros clientes”, comenta Arteaga.

 

El ambiente laboral que se respira en las oficinas de esta firma, es ameno, pues sus trabajadores viven con vigor y pasión, para afrontar cada situación que se les presente. Así mismo, el trabajo en equipo es un pilar fundamental para la toma de decisiones, pues todas las partes son importantes para dar buenos resultados.

 

A lo largo de su trayectoria, este abogado sintió el llamado de la docencia como una vocación a la que se dedicá hace cinco años con mucha entrega y entusiasmo, par dejar una huella y ser un referente en el mundo.

 

“Complemento el litigio con mí otra gran pasión que es la docencia. En un país repleto de abogados como el nuestro, sobresalir no es fácil se requiere demostrar capacidad y ser”, asegura con firmeza.

 

Su nueva aventura como juez.

“Mi principal motivación fue la de asumir un rol en la sociedad que me permita influir positivamente sobre ella, con los valores y principios éticos que desde casa he aprendido”, precisa el jurista.

 

Luego de completar el proceso de inscripción y conocer la fecha de la prueba de conocimientos, Arteaga comenta que se puso en la tarea de diseñar un plan de estudio con su hermano que tambièn es abogado, que le permitiera abarcar los temas que serían evaluados.

 

Stewing Arteaga Egresado Derecho 2.jpg

 

“No fue una tarea fácil, toda vez que las ocupaciones diarias dejan poco tiempo libre, no obstante, madrugaba a leer y semana tras semana avanzaba en mi preparación con disciplina y entusiasmo”, relata.

 

Su entrega fue lo que le permitió ganar el concurso y palpar su sueño. Stewing hoy se desempeña como Juez Penal Municipal con funciones de Control de Garantías. Además de ser abogado de profesión, otros de los requisitos básicos que debìa cumplir, son los años de experiencia exigidos para el cargo y superar las etapas del concurso.

 

“Se requiere de un alto grado de honestidad, ética, conocimiento de las normas sustanciales y procedimentales, sentido humanista, responsabilidad, transparencia, buen criterio para la toma de decisiones y, sobre todo en el área que me corresponderá, administrar justicia”, afirma desde su experiencia.

 

Este joven abogado siempre tuvo sus metas claras y supo a donde quería llegar. Para este, los valores del respeto, honestidad, el cumplimiento de las labores y tareas asignadas, la ética y la honradez, no son negociables dentro de su función de alguien que vela por la justicia.

 

¿Cómo recuerda su paso por la Autónoma?

“Durante mi enstancia en la Universidad Autónoma del Caribe fui ganador de varios concursos, dentro de ellos el de oratoria, en el que obtuve el primer puesto a nivel nacional y también fui finalista del concurso de derechos humanos de la defensoría de pueblo, siendo ponente nacional e internacional”, manifestó.

 

En la Uniatónoma vivió las mejores experiencias, pese a los sacrificios que le tocó pasar, siempre fue atendido por profesores extraordinarios, amables y muy idóneos para enseñar. “Definitivamente he sido un hombre afortunado, nada en la vida me ha sido fácil”, confirma el abogado.

 

“Ser profesional no fue fácil empezar a estudiar me costó porque no contaba con los medios para hacerlo y Dios suplió una beca completa con la que pude completar mis estudios. A partir de ahí todo ha sido bendiciones, logradas con sacrificios y grandes esfuerzos, pero la recompensa ha sido grande y lo que viene será mejor”, termina el entrevistado. LLT

 

Publicado en Noticias Generales

En un rinconcito del Mar Caribe, donde se escucha el plácido sonido de las olas del mar golpear contra los barrotes del muelle, se encuentra la Sociedad Portuaria de Monómeros. En esta empresa labora hace 35 años como Superintendente de Muelles Carlos Arturo Borrero, un barranquillero de 55 años, apasionado por lo que hace.

 

“Ha sido una experiencia maravillosa que ha contribuido a mi crecimiento personal y profesional, con ella he alcanzado a forjar el futuro de mi familia y le debo todo lo que tengo y parte de lo que hoy soy”, comenta Carlos Borrero.

 

Borrero ingresó en 1985 como Inspector de Productos Terminados, de ahí paso a ser Supervisor de Muelles, luego fue ascendido a Coordinador de Operaciones Portuarias y con el pasar del tiempo al cargo de Superintendente de Muelles, donde se desempeña actualmente.

 

En su amplia trayectoria son muchos los desafíos a los que le ha tocado enfrentarse. Comenta que el más importante de todos ha sido apoyar el liderazgo de esta Sociedad desde los diferentes cargos en los que se desempeñó. La empresa lleva 50 años en el mercado de los fertilizantes e industria química.

 

“Monómeros ha sido una excelente escuela de vida. Aquí he aprendido de cada uno de mis compañeros y directores, los valores del respeto, la amistad, solidaridad y trabajo en equipo. Pero, sobre todo el compromiso con nuestra comunidad y el medio ambiente”, dice Borrero.

 

Su experiencia en Monómeros.

“Me siento muy orgulloso por ser parte de la familia Monómeros, empresa insignia de la Región Caribe y con gran reconocimiento nacional, por el aporte que realiza al campo colombiano con sus productos y asistencia técnica”, señala.

 

Las labores de Borrero inician a las 06:45 de la mañana con una reunión en la oficina de operaciones, para hacer el empalme con el personal que culmina la jornada nocturna. En esta revisan cómo fue el desarrollo de las operaciones portuarias de las últimas 24 horas y se planea la operación del día.

 

“Todos los días tenemos el compromiso de posicionar la empresa, con una operación eficiente que es necesaria para abastecer a Colombia de los mejores alimentos que garantizan bienestar para todos”, manifesta.

 

Carlos Borrero Egresado Administración Marítima y Fluvial 1 (1).jpg

 

Lo que más le gusta de su trabajo a este administrador es enfrentarse a los retos que a diario se le presentan dentro de las operaciones logísticas portuarias de esta sociedad. Estas requieren de mucha responsabilidad a la hora de descargar y entregar, así mismo la de efectuar las exportaciones marítimas y los despachos terrestres y fluviales, de los productos que se fabrican en el complejo industrial.

 

Carlos se describe como una persona sencilla, honesta, responsable y disciplinada. Reconoce que le apuesta a la transmisión del conocimiento y la experiencia a las nuevas generaciones que tendrán a cargo la continuidad de Monómeros, para que esta siga creciendo y manteniendo su posición.

 

La academia.

“Maravillosa e inolvidable fue la experiencia cuando decidí volver a la universidad. Fue una decisión muy difícil, pero sabía que era necesario para poder continuar con mi crecimiento laboral y profesional”, recuerda Carlos Borrero.

 

Después de revisar las diferentes opciones que brindaban las universidades, Borrero encontró en el Programa de Administración Marítima y Fluvial de la Universidad Autónoma del Caribe, la oportunidad de fusionar su experiencia laboral con lo académico, con el apoyo de su familia y de la empresa emprendió este proyecto de vida.

 

“Mis compañeros eran jóvenes de la edad de mis hijos, al igual que algunos de mis profesores. Con ellos tuve la oportunidad de compartir mi experiencia laboral en el puerto y mi conocimiento empírico”, expresa.

 

Sus hijos también hacen parte de la familia Uniautónoma. Jesús Andrés, es Ingeniero Electrónico egresado; Carlos Arturo, es estudiante de Ingeniería Industrial y Roxana de Comunicación Social Periodismo.

 

La frase de vida que sostiene los sueños de este administrador es: “cuando alguien te diga que no puedes hacer algo, recuerda que está hablando de sus limitaciones, no de las tuyas”.

 

El entrevistado termina aconsejando a los jóvenes diciéndoles que el desarrollo de un país está marcado por las capacidades de sus profesionales y que solo ellos a través de esa carrera serán los que tendrán la responsabilidad de enfrentar la globalización y desarrollo de la logística portuaria de nuestro país. Por último los invita a “apasionarse de su carrera y cada día será un reto”. LLT

Publicado en Noticias Generales

Lo que empezó en la mitad de un cuarto de 4 metros de ancho por 3 de largo, donde sólo cabían dos escritorios, una cabina de sonido y una crispetera, en la casa familiar de Mario Beltrán en el barrio San José, hoy es M7 Producción y Logística, una empresa reconocida en la organización de eventos culturales en Barranquilla.

 

“Nosotros decidimos apostarle a la organización de eventos culturales, suministrando un personal logístico de calidad, con el fin de ajustarnos a los presupuestos que demanda este mercado, para ir creciendo con los proyectos y poder suplir la parte económica”, asegura Mario Beltrán Guerrero, creador y Gerente General de la empresa.

 

Crear una empresa no fue nada fácil para este joven emprendedor. Beltrán comenta que antes del proyecto de M7, trabajaba como voluntario en la fundación Carnaval de Barranquilla. A los dos años fue nombrado como asistente de la coordinación de eventos del Carnaval. “Ahí fue donde empecé a desarrollar mis habilidades en la parte de organización de eventos”, dice.

 

Su experiencia en M7 Producción y Logística.

Después de una larga temporada trabajando para Carnaval S.A.S., hace siete años decidió crear su empresa para la producción de todo tipo de eventos. En lo que más se destaca es en la organización de eventos masivos.

 

“M7 nace por la necesidad que tenía el mercado cultural. La logística de eventos culturales se hacían con voluntarios o, en su defecto, con hijos o familiares de las de las personas que estaban a cargo. Las cosas han cambiado, la normativa que tienen los eventos, exigen que sea un logístico preparado, con experiencia como brigadista, que sepa reaccionar ante estampidas o eventualidades que puedan suceder en cuanto a la seguridad”, afirma.

 

En una cómoda oficina, equipado con un microonda, cafetera, siete escritorios y una nevera pequeña, funcionan las oficinas de M7. El staff de esta empresa está conformado por siete personas que trabajan en la parte administrativa. En el Carnaval pasado emplearon a más de 600 personas para los diferentes eventos.

 

Mario Beltrán Egresado de Administración Turística y Hotelera 2.jpg

 

El primer evento que M7 cubrió fue ‘Cine a la Calle’, evento del cuál siguen haciendo parte. Esa fue su carta de presentación y de recomendación para las futuras contrataciones.

 

A partir de ahí llegaron otros eventos culturales importantes de la ciudad a los que les han prestado sus servicios logísticos como Barranquijazz, Carnaval de la 84, Berbetronic, Baila a la Calle y presentaciones de la Banda de Baranoa. También se han vinculado con empresas como Celsia y con entidades estatales como la Gobernación del Atlántico, entre otras. Su producción se va moviendo a demanda, dependiendo la temporada en la que se realizan los diferentes eventos masivos en la ciudad.

 

“Hacer logística para un evento requiere que nosotros tengamos, dos equipos. Uno que se encargue de la logística externa, que es el servicio para los clientes y otro que se dedica a lo interno, estar pendiente de tener la hidratación, alimentación uniformes, viáticos y el pago del personal”, comenta.

 

M7 cuenta con su propio sonido, tarimas y luces. También organizan fiestas infantiles dotadas con inflables, camas elásticas, juegos para niños y recreación; sin dejar aun lado los eventos corporativos. Los precios van desde un millón de pesos, que es lo que cuesta en promedio una fiesta sencilla, a 250 millones de pesos, una fiesta con artista incluido. “Organizamos desde una piñata, hasta un matrimonio o la fiesta que los clientes quieran. Normalmente la gente vive casándose y haciendo reuniones sociales”, explica Mario Beltrán sonriendo.

 

“Yo trato en lo posible de estar en la mayoría de eventos, especialmente en el arranque de los dispositivos. Teniendo en cuenta que cada evento queda a cargo de uno o dos lideres dependiendo de la magnitud”, señala.

 

El reto más grande que le tocó superar a este barranquillero amante del vallenato, fue ser parte de Barranquijazz, el festival de jazz y latin jazz más importante de Colombia y del Caribe. Cuenta que no sabia nada del género, pero quería aprender y ser parte de este equipo. Beltrán se preparó y estudió durante casi un mes y al final logró participar.

 

“Todo el mundo pensaba que a mí me gustaba el jazz, nunca pensé relacionarme con maestros reconocidos. Esas cosas las vi lejanas que sucedieran, pero con dedicación y las ganas de hacer las cosas lo saquá a delante”, cuenta con mucho entusiasmo.

 

Mario ha trabajado duro para la formación y consolidación de su empresa, sus vacaciones son casi limitadas. Dice que ha tenido sus espacios, en fechas especiales como diciembre y Festival Vallenato, pero que todavía no ha llegado al nivel de tomarse 15 días de vacaciones.

 

“Es difícil ser la cabeza de la empresa, cada día uno se exige más, hay sacrificios que a uno le cuestan. Me han pasado situaciones muy duras, como cuando estoy enfrente de un evento y fallece un familiar o una persona cercana,entonces me toca poner en la balanza y decidir si la parte personal o laboral”, reconoce.

 

Mario Beltrán Egresado de Administración Turística y Hotelera 3.jpg

 

Dentro de sus experiencias Beltrán trabajó con la empresa de telecomunicaciones ‘UNE’, donde tuvo un jefe que lo apoyo "de principio a fin" y del que aprendió muchas, hasta llegar al punto de adoptar ese modelo y aplicarlo en su empresa. “Uno debe de tratar en lo posible de ser líder no un jefe”, dice.

 

“El tener una persona al mando te libera de responsabilidades, pero entras en una zona de confort, donde te acostumbras a que te digan que es lo que tienes hacer. A mi no me gusta mucho que me manden, yo no me quedo un segundo quieto, ando siempre innovando”, expresa.

 

Para Mario Beltrán, no hay nada más satisfactorio que estar "generando empleo y un beneficio para los demás", pero lo que más alegría le produce es haber materializado sus sueños en lo que él denomina "uno de los atrevimientos más grandes" que ha realizado en su vida: crear su propia empresa salida de un cuarto de la casa de su mamá.

 

Uniautónoma.

Mario Beltrán Guerrero es egresado del programa de Administración de Empresas Turísticas y Hoteleras en 2006. Ingresó a estudiar en la Autónoma siendo un jugador de baloncesto, hizo parte del equipo de la universidad, dirigido por el profesor Giovanni Vacchi.

 

“Recuerdo que estaba jugando en un intercolegiado, yo jugaba con el colegio la Normal la Hacienda, cuando se terminó el partido el profe se me acercó y me dijo, necesitamos una persona armadora así como tú. Podemos apoyarte con la parte de Bienestar, yo le dije que si”, recuerda.

 

Estuvo jugando con el equipo durante cinco semestres, se lesionó la rodilla en un partido y le tocó retirarse. Con el tiempo se recuperó y jugó sóftbol en el equipo de la Universidad. Siempre tuvo el respaldo de su facultad y de los docentes, con quienes guarda relaciones. ”La Autónoma profesionalmente fue la que me guió. Fue una experiencia muy bonita. A esta Alma Máter le debo todo lo que he conseguido hasta ahora”, manifiesta.

 

Sobre sus proyectos a futuro, asegura que lo más importante es el crecimiento de la empresa M7 Producciones y Logística. “Dentro de mis proyectos a futuro quiero generar una estabilidad económica para más personas y seguir creciendo como empresa. Cuando nosotros iniciamos solo eramos dos personas nada más, la asistente que en ese momento tenia y yo”, termina el entrevistado. LLT

Publicado en Noticias Generales

En un rinconcito de la capital de La Guajira se encuentra la tienda de ropa Enrique Vargas, 'bautizada' con el mismo nombre de su creador. Este proyecto nació como una visión que tuvo Vargas desde pequeño. Gracias a su talento y dedicación hoy es una realidad.

 

“Mi marca lleva mi nombre, así es como quiero que el mundo me conozca: como una firma auténtica y contemporánea. El deseo de salir adelante me llevó a crearla, desde niño lo soñé y encontré en el diseño mi pasión. Amo transformar el mundo”, comenta el diseñador.

 

Mejorar la imagen de sus clientes sacando lo mejor de ellos, motivarlos a que salgan de su zona de confort, se sientan seguros de si mismos y sean osados. Es el sello que caracteriza cada una de las prendas que Enrique Vargas.

 

"Más que ofrecer un producto, ofrecemos un servicio. Siempre he proyectado mi marca ofreciendo líneas de diseños personalizados. Cada cliente viene con distintas necesidades y mi deber como empresario es suplirlas”, asegura.

 

Enrique Vargas Diseñador de Modas Egresado (1).jpg

 

Lanzarse a un mercado bastante competitivo como es el de la moda no fue fácil para este diseñador. Cuenta que su convicción y las ganas por sacar a delante sus sueños fue lo que lo impulsó a seguir luchando. “Iniciar es una etapa difícil. Darte a conocer, que la gente crea en ti, es un tema complejo, pero la mejor carta de referencia siempre será tu trabajo. Si tu atención y los productos que ofreces son óptimos, el crecimiento será notorio”, revela Vargas sobre su estrategia para posicionarse en Riohacha.

 

El sello Enrique Vargas.

“Nuestros productos son elaborados sobre medidas, basados en los requerimientos de los clientes. En el mercado conseguimos muchas prendas atractivas y de calidad, pero sin la asesoría ideal para los consumidores. En Atelier Enrique Vargas diseñamos, creamos y producimos prendas basadas en las necesidades de nuestros clientes”, explica el Diseñador de Modas.

 

Involucrarse en el proceso de elaboración de cada prenda para garantizarle al cliente un producto de calidad, es parte de la filosofía que maneja esta marca. Dentro de sus servicios ofrece una línea de ropa masculina y femenina, prendas casuales con detalles de alta costura. 

 

Enrique Vargas Diseñador de Modas Egresado (4).jpg

 

“Más que crear un diseño para vestir a una personalidad o a una Miss, hay que tener en cuenta que cada cliente es un reto distinto. Satisfacer sus necesidades será complejo, en eso trabajamos cada día”, señala Vargas desde su taller.

 

La Universidad.

‘Kike' Vargas, como es conocido este diseñador, se describe como un guajiro soñador, con espíritu de liderazgo y un corazón receptor de buenas energías. Se caracteriza por ser un amante de la moda y el buen vestir, además disfruta de compartir con su familia y amigos.

 

Su experiencia en la Universidad Autónoma del Caribe cambió su vida, como él afirma. Cuenta que esta Alma Máter es a quien le debe la persona que es hoy. Fueron muchas las vivencias, los conocimientos y las herramientas que le brindó la universidad para enfrentarse al mundo laboral como diseñador de modas.

 

“Es mucho lo que tengo que agradecer, el apoyo incondicional y el respaldo a mi carrera. Nuca nos han dejado solos, siempre desde la distancia nos apoyan y eso me ayuda a forjar mis sueños”, manifiesta el guajiro.

 

Por otra parte, Vargas además de crear y producir diseños lleva 9 años realizando su labor como docente en el Instituto Sena de la Guajira. Esta vocación la lleva en la sangre, puesto que la mayoría de sus familiares se dedican al servicio de educar. Esta fue su primera oferta laboral y dice que “es más lo que he aprendido que lo que he enseñado”.

 

Enrique Vargas Diseñador de Modas Egresado (6).jpg

 

Este joven guajiro también se dedica a trabajar con mujeres cabeza de hogar, pertenecientes a comunidades indígenas. Le tocá llegar a lugares de difícil acceso donde no existe la tecnología, ni mucho menos entra la señal de teléfonos celulares y aparte de eso le toca ingeniárselas para trabajar con ellas, debido a que estas nativas no hablan casi el español.

 

“La forma de contribuir a la sociedad es dejando una huella. Mi aporte es compartir mis conocimientos con los menos favorecidos, ya que a partir de esto se puede construir, transformar y cambiar la vida de las personas”, expresa el entrevistado.

 

"Luchar por cada cosa que nos Propongamos" es la frase mantra de Kike. Sus proyectos a futuro son: seguir llevando el nombre de Enrique Vargas a otros países para que la gente conozca su trabajo, comercializar su producto y ubicar una tienda en otra ciudad del país para darle fuerza a su firma. LLT

 

Publicado en Noticias Generales

 Eliseo Manuel Castro Jiménez llegó a la Universidad Autónoma del Caribe en 1999, para estudiar Ingeniería de Sistemas. En 2004 terminó su pregrado y, desde entonces, ha estado vinculado en diferentes proyectos para el desarrollo de su hoja de vida.

 

Este profesional ha sido consultor en soluciones tecnológicas, gerente de proyectos de tecnologías de la información y ha liderado la implementación de sistemas de planificación de recursos empresariales en diferentes compañías.

 

También ha participado en el montaje de departamentos de tecnología e innovación, así como en el desarrollo de softwares. Además de todo lo anterior, Castro Jiménez ha transferido sus conocimientos siendo profesor universitario y la lista aún no termina.

 

Hoy, a sus 42 años, Castro Jiménez es el Jefe de Sistemas en Expreso Brasilia S.A. y dice que el aporte más grande de nuestra Alma Máter -a su vida laboral- fueron “las bases para afrontar los retos laborales en las diferentes empresas en las que participé”.

 

Para él, Uniautónoma “es una universidad que fomenta la educación integral del individuo en lo profesional, que está en constante crecimiento y actualizándose conforme la evolución tecnológica de nuestro entorno desde un enfoque prospectivo”, considera.

 

En cuanto a su carrera, piensa que la Ingeniería de Sistemas es una ciencia de amores, dedicación y de pasión. “Es una profesión de muchas oportunidades, siempre estamos creando, innovando y donde existen muchas vertientes en donde podemos sub especializarnos. Somos el pilar más importante en una compañía. Generamos valor para ellas. No tenemos límites y aportamos el abono con la semilla del futuro”, termina. JSN

Publicado en Noticias Generales

Jairo Alfredo Bermúdez Castillo, llegó hace cuatro años a la Universidad Autónoma del Caribe para ejercer la labor de docente investigador en el programa de Diseño Gráfico. Este Bogotano tiene 22 años trabajando como educador en diferentes universidades del país.

 

Bermúdez es Publicista y Diseñador Gráfico de profesión y comenta qué, como todo profesional después de haber recorrido un camino previo en estas industrias, sintió un gusto por la educación.

 

“Lo que más me apasiona de ser profesor es la posibilidad de servicio, es decir, trabajar en función de servir a otros. El reconocimiento y la gratitud que recibes de los estudiantes cuando le transmites conocimientos, me hace feliz”, dijo.

 

Su lista de estudios incluye: Magister en Educación del Instituto Pedagógico Latinoamericano del Caribe de la Habana, Doctor en Historia de la Universidad Pablo de Olavide y actualmente estudia un Postdoctorado en la Universidade Nova de Lisboa.

 

El sello de Jairo Bermúdez en la docencia es el esfuerzo permanente por brindar saberes de ‘categoría mayor’, normalmente no le gusta ofrecer conocimiento que tenga un alcance rápido, sino algo nuevo en articulación con la investigación.

 

“No me gustan las clases fáciles, sino las complejas, en las que a mí me toque esforzarme y de la misma forma haga que los estudiantes pongan de su parte para que todos construyamos lo mismo, eso se llama conocimiento colectivo”, afirmó, sonreído.

 

Este docente le apuesta al modelo de educación moderno, el cual exige la participación tanto estudiantes como profesores porque así aprende algo de sus estudiantes, ya que muchas veces son ellos quienes le ayudan a encontrar soluciones.

 

Así mismo, Bermúdez quiere ser recordado como alguien que lo ha dado todo por enseñar bien y por formar buenos profesionales con valores. Para este docente cada clase es un nuevo reto y tiene un objetivo diferente, cuando es evaluación le toca estar firme y cuando comparte y transmite conocimientos ese día hace las veces de actuar. “Cuando a ti te gusta tu trabajo y te pagan por eso, nunca te vas a aburrir”, aseguró.

 

Las clases de investigación e historia del diseño las dicta Jairo en Uniatónoma. Él este utiliza como herramienta de aprendizaje los cuentos y los dramatizados. “A veces me toca ponerme el traje de actor de stand up comedy, para poder mantenerlos sintonizados, pero lo que sí descubrí es que cuando el conocimiento es de interés los estudiantes te lo hacen saber y hay química”, argumentó.

 

Para este docente investigador lo más importante a la hora de dictar esta clase es hacer que sus alumnos descubran que no es complicado investigar y que dejen a un lado el imaginario de creer que esto de ser investigador es para gente intelectual metidas en bibliotecas.

 

“Lo que más me gusta de trabajar la investigación con estudiantes es cuando ellos son consientes que lo pueden hacer y que les gusta. Pero lo más interesante de esto, son los resultados que nunca imaginaron, escritos de artículos científicos, ser parte de los grupos de investigación y hasta irse por esa linea”, señaló.

 

Por otra parte, a pesar de todas los beneficios que ofrece la tecnología en el campo del diseño gráfico y en las otras disciplinas, este docente señala que esta herramienta es muy buena y que hay que saber utilizarla, pues sin ella no hay trabajo. Sin embargo, eso tiene que ir acompañado de la formación conceptual.

 

“Puedes tener el súper computador y los programas más actualizados, pero si no sabes como pensar el diseño la herramienta no te va a servir para nada. En internet consigues casi todo, no obstante, para competir con eso tienes que tener las competencias profesionales que te brinda la academia”, expresó.

 

Dentro de su trayectoria como docente, Bermúdez ha tenido la oportunidad de trabajar con el Museo de Arte Moderno de Barranquilla, Colcìencias, dicta clases en varias universidades españolas y es parte del grupo de los pares evaluadores del Ministerio de Educación.

 

“Yo lo que persigo es que cada estudiante de acuerdo a su nivel e intereses den lo mejor”, terminó el entrevistado. LLT

Publicado en Noticias Generales
LO MÁS LEIDO
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones