MENÚ
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

La Universidad Autónoma del Caribe, a través del programa de Comunicación Social - Periodismo y su equipo de Comunicaciones, organizó la conferencia “Comunicar en tiempos de pandemia”, la cual tuvo como invitados especiales a Ginna Morelo, Álvaro Oviedo y Ruby Rubio, tres egresados de la institución que han tenido un amplio recorrido por distintos medios y organizaciones de la región Caribe.

 

Ginna Morelo es comunicadora social y periodista, magíster en comunicación, autora de libros y actualmente se desempeña como docente de la Universidad Javeriana de Bogotá.

 

Álvaro Oviedo es comunicador social y periodista, asesor en comunicaciones y editor de publicaciones en entidades públicas. Ha sido parte de distintos medios como el Diario del Caribe, La Libertad, El Tiempo, y actualmente dirige el portal web Sin Recato.

 

Ruby Rubio es comunicadora social y periodista, especialista en gerencia de la comunicación organizacional. Ha trabajado en distintos medios radiales de la región, fue subgerente de comunicaciones de Transmetro y actualmente es la asesora de comunicaciones de la Alcaldía de Barranquilla.

 

El moderador de la conferencia fue Edwin Robles Manigua, director del programa de Comunicación Social y Periodismo de la UAC. El docente inició con unas palabras de bienvenida a todos los estudiantes y participantes de la conferencia, y aclaró que este espacio es un debate público propiciado por la universidad para reflexionar sobre todas las situaciones que ha traído consigo la aparición de la COVID-19 en nuestras vidas y cuál ha sido la contribución de la comunicación social y el periodismo para afrontar la emergencia sanitaria.

 

Ginna Morelo se centró en el tema de las ‘Fake News’ y cómo ha sido el comportamiento del periodismo frente al virus. La docente inició su discurso haciendo dos reflexiones importantes: la necesidad que han tenido los medios de adaptar y fortalecer sus salas de redacción con periodistas especializados en temas de ciencia y salud, y lo difícil que ha sido la cobertura para muchos debido al aislamiento con el que se debe cumplir, y por el cual, la implementación de herramientas digitales se ha vuelto vital para todos los procesos.

 

“Todo lo que ha implicado la pandemia ha constituido un enorme desafío para los medios porque nos hemos dado cuenta que muchos no tenían unidades instaladas para dar respuesta a estos temas. Las coberturas en ciencia y salud se han disparado de una manera enorme y con el tema del virus nos hemos dado cuenta de la necesidad inminente de fortalecer nuestras redacciones en la cobertura de estas temáticas. Por otro lado, la necesidad de estar utilizando las herramientas digitales para poder hacer el trabajo no ha sido sencillo para ningún medio”, afirmó Ginna.

 

Fake News FreePik.jpg

 

Las noticias falsas o también llamadas Fake News han sido un efecto colateral de esta pandemia, pues, al enfrentarnos a un virus nuevo, desconocido por la sociedad, se ha generado mucha desinformación al respecto a través de las redes sociales.
Ante esto, Ginna brindó algunas recomendaciones que se deben seguir para poder informar de manera clara y veraz. “La primera recomendación es partir por estudiar el fenómeno, hay que tener una buena batería de fuentes por el lado de la ciencia. La COVID-19 es una enfermedad de dimensión mayúscula, y estudiando muchos medios grandes a nivel mundial, me he dado cuenta de que muchos periodistas deben fortalecer su libreta de fuentes”, aseguró la experta.

 

Para garantizar que la información sea cierta la periodista recomendó descargar el manual de Colombia Check, una guía en línea gratuita que contiene los pasos que hay que seguir para hacer verificación de datos.

 

“Para quienes deseen seguir las técnicas de checking pueden hacerlo siguiendo muchos sitios que se especializan en esto. El Instituto Poynter promociona el apoyo a iniciativas para periodistas que están trabajando en temas de chequeo y cuentan con una comunidad de chequeadores a nivel mundial que se reúnen en ese instituto. También existen muchas herramientas que te ayudan a revisar si las fotografías son verdaderas o no, y a verificar textos. Hay que prepararnos y saber que sí hay lugares para aprender a hacer todo esto”, argumentó Ginna.

 

Al igual que existen fuentes vivas confiables como los expertos en distintas materias, los periodistas también deben contar con fuentes digitales donde hallen información de confianza. La periodista colocó de ejemplo el proyecto ‘periodismo centinela’ liderado por el Centro Latinoamericano de Investigación Periodística (CLIP), el cual reúne 18 medios de América Latina que hacen investigación y seguimiento a todo lo que sucede con la COVID-19.

 

Ginna también planteó la ética periodística como un aspecto base para enfrentar la pandemia. “Uno de los grandes desafíos que tenemos en este tiempo es comprender la enorme responsabilidad que tiene nuestro trabajo periodístico, la importancia de la ética en el ejercicio del oficio. En tiempos de pandemia la ética no se puede quedar aislada. Cuando hablamos de periodismo estamos hablando de un interés público que tiene que ver con el otro, por tanto, la ética debe primar en nuestro ejercicio. En un tema tan devastador como la COVID-19 hay que mantener vigentes los principios éticos para hacer un trabajo responsable para las audiencias. Todo lo que decimos tiene un impacto y hay que ser conscientes de la información que procesamos”, aseguró.

 

Por otra parte, Álvaro Oviedo arrancó su participación en la conferencia brindando algunas orientaciones para los futuros comunicadores en cuanto a la preparación que deben tener para ejercer el oficio y explicó cuál es el panorama del periodismo en estos momentos.

 

“Hemos entrado en una etapa de aprendizaje y de reinvención. Para nosotros es un gran reto y una responsabilidad enorme la que debemos asumir en los medios. La base de todo es investigar. Esto nos cogió a todos de sorpresa, y en medio de todo, es una situación que nos está dando una gran enseñanza. Debemos contribuir de cierta manera sin generar pánico o hacer show mediático. Hemos fallado en consulta de fuentes y le hemos dado privilegio a las fake news. No se puede reproducir una información ni replicar cosas que sabes que son falsas. Hay que replantear nuestro papel como formadores también, la ética es importante, la ética periodística y la ética personal que tenemos desde casa”, aseveró el periodista.

 

Fake News FreePik2.jpg

 

Según Oviedo, la situación que vivimos nos está llevando, específicamente a los periodistas, a demostrar el profesionalismo en los contenidos que producimos. Hay que investigar, valorar la información que recolectamos, consultar distintas fuentes, contrastarlas entre sí y saber aprovechar la tecnología de la mejor manera. “Cubrir el COVID-19 requiere un periodismo ético y responsable, comprometido socialmente, no podemos ser sensacionalistas ni alarmistas, hay que transmitir información veraz, y recurrir a fuentes confiables, científicas y chequeadas”, aseguró.

 

“Los periodistas somos una fuente de información y debemos ser consecuentes con ello, el principio del periodismo es escuchar a todas las fuentes involucradas en los hechos. No hay una información más endeble que aquella que no incluye la voz de todas las partes involucradas”, añadió el periodista.

 

A pesar de que hay que ser cuidadosos recogiendo datos, Oviedo aclaró que tampoco es correcto llegar al extremo de dudarlo todo. Lo que realmente importa, según el director del portal Sin Recato, es darle una previa valoración a la información obtenida con profesionalismo utilizando todas las herramientas que tenemos a nuestra disposición.

 

Pasando a la intervención de Ruby Rubio, la comunicadora inició hablando sobre la gran responsabilidad que tienen los comunicadores y periodistas al trabajar con entidades gubernamentales, y cómo la comunicación gubernamental se ha articulado para generar procesos y tener claridad en el manejo de la información frente al virus.

 

“Con todo esto que está pasando, la comunicación social y el periodismo en las organizaciones públicas se ha partido en dos: la comunicación antes de la pandemia y la que se mueve ahora, en medio de la pandemia. Para los gobiernos hay unos objetivos puntuales y lo más llamativo de esto es que el virus llegó en medio de unos gobiernos prematuros, que apenas iniciaban tras las elecciones del año pasado. Algunos líderes se posicionaron y se encontraban trabajando en sus planes de desarrollo cuando de pronto se desató esta crisis e inmediatamente se mezclaron los objetivos”, sostuvo Ruby.

 

Según ella, en Colombia hemos experimentado esta pandemia de manera prematura y lo que hemos vivido hasta el momento es solo una etapa preparatoria. “Cuando en Europa las noticias hablaban de cifras y aislamiento, el virus se veía lejos de llegar al país. Sin embargo, en estos momentos donde muchos otros países están saliendo y siguiendo políticas para recuperarse de la crisis, nosotros apenas estamos entrando a enfrentarla”, aseguró.

 

La comunicadora expresó que lo primero que se debe tener en cuenta a la hora de hacer comunicación para los gobiernos es que el objetivo principal es generar cercanía con la comunidad. Hay que mostrar que el gobierno sabe escuchar e informar a la comunidad sobre los temas y decisiones que se estudian día a día.

 

Comunicación en Pandemia.jpg

 

Ruby explicó que en medio de todo, los periodistas deben asumir la responsabilidad y ser los protagonistas de la transmisión de información veraz sobre los hechos del momento. “A pesar del boom que representan las redes sociales, los periodistas siguen siendo los legisladores en los mensajes. El tema de las cifras es algo difícil de entender para muchas personas, pero para los periodistas es una obligación comprenderlos porque somos quienes comunicarán esas cifras a la sociedad”, argumentó.

 

Enfrentar este virus, según la asesora de comunicaciones de la Alcaldía de Barranquilla, supone el reto más grande para los gobiernos y para quienes tienen la labor de comunicar desde los gobiernos.

 

“Los gobiernos tienen el deber de educar a las personas en una dinámica que es complicada, todo esto ha sido prematuro para nosotros. Europa está saliendo a la calle y nosotros en casa, eso nos trae una psicología de masas compleja porque tenemos un Gobierno Nacional y gobiernos locales que nos están diciendo que vamos a prepararnos para salir poco a poco”, afirmó.

 

“El virus ha llegado como un maestro para enseñarnos muchas cosas. Si no conocemos nuestra realidad es difícil tomar decisiones sobre los comportamientos que debemos asumir. Llegó la pandemia y este es un virus que no es la primera vez que llega, no es el primero de su especie, según los médicos. Tenemos asuntos muy graves como el dengue y otro tipo de afectaciones que si revisamos cifras frías también representan una cantidad de muertos dolorosa en la región Caribe”, añadió Ruby.

 

La comunicadora finalizó compartiendo información sobre cuáles son los lineamientos propios del plan de acción del gobierno de Barranquilla para enfrentar la crisis sanitaria y socializó los objetivos propuestos en el mismo, entre los cuales están: minimizar la transmisión del virus como sea posible, reducir la letalidad de los pacientes con COVID-19, disminuir el impacto de la cuarentena en términos económicos, sentar bases para un plan de recuperación por los efectos de la pandemia y educar a la población sobre todo lo relacionado con la enfermedad. VSC

 

Publicado en Noticias Generales

Ginna Morelo, egresada de la Uniautónoma, fue galardonada por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) en los Premios a la Excelencia Periodística, en la categoría Periodismo de Datos. Morelo fue premiada junto a sus colegas Sara Castillejo y Manuel Alzate.

 

Hace varios días, la SIP dio a conocer la lista de los profesionales de la comunicación de los diferentes países latinoamericanos, galardonados por ser los realizadores de los mejores trabajos de prensa. 

 

Dentro de estos se encuentra Ginna Morelo, editora de la Unidad de Datos del diario El Tiempo y egresada de la Universidad Autónoma del Caribe por el programa de Comunicación Social y Periodismo. El reconocimiento fue otorgado gracias al trabajo titulado ‘La Búsqueda de los Desaparecidos’, publicado en agosto del presente año. 

 

Este trabajo, presentado por medio de herramientas multimedia, logró recopilar datos sobre el fenómeno de las desapariciones forzadas en Colombia y Guatemala, así como la impunidad creciente que rodea este tipo de situaciones. 

 

La periodista, que además es especialista en Gerencia Pública y Magíster en Comunicación, ya había sido merecedora de otro reconocimientos, entre ellos, el premio Gasset de periodismo en 2016 y el premio Simón Bolívar a Periodista del Año en 2018. En octubre de 2018 también fue premiada junto a otras 26 personas por la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) en la categoría Cobertura por el trabajo denominado ‘Venezuela a la fuga’, en colaboración con el medio venezolano Efecto Cocuyo.

Por otro lado, la egresada es autora de libros de como ‘Tierra de Sangre’ y ‘Córdoba esuna tierra que suena’ y es coautora de ‘Tú y yo coincidimos en la noche terrible’, ‘Crónicas de frontera’, ‘Las fronteras cuentan’ y ‘Periodismo ambiental: Los retos de la cobertura informativa’.

 

“Ganar este tipo de premios te da visibilidad, pero para juntarnos con otros y seguir soñando”, expresó la periodista en entrevista con la Universidad, y añadió que “el periodismo en el mundo está siendo cuestionado por la falta de credibilidad ruda como consecuencia de la desinformación. Lo que hay que hacer es trabajar duro y más. Se es periodista para darlo todo”.

 

Entre sus motivaciones para convertirse en periodista encuentra el libro de entrevistas de Orianna Fallacii y a los jóvenes que salen a incursionar este mundo les pide que nunca dejen de soñar y que “lo que hay que hacer es ganarse un espacio para volcar todo ese delirio para hacer las cosas bien así la realidad sea adversa”.

 

Por su parte, el presidente de la Comisión de Premios de la SIP destacó, por medio de un comunicado, la calidad de los más de mil doscientos trabajos que concursaron este año, “lo que demuestra la fortaleza de un periodismo que denuncia los males de nuestros países y está iluminando sobre problemas y ayuda a que nuestras comunidades sean mejores”.

 

Los premios serán entregados en una ceremonia especial durante la Asamblea General de la SIP, que se celebrará del 4 al 7 de octubre en Miami, Florida. MMC

 

Publicado en Noticias Generales

"Al elegir a Ginna Morelo como periodista del año estamos premiando a la reportera, editora, productora y maestra capaz de llamar a la calma aunque ella sea el ciclón". Con estas palabras argumentó el jurado del Premio Simón Bolívar la elección de Ginna Morelo, egresada del programa de Comunicación Social Periodismo de la Universidad Autónoma del Caribe, como ‘Periodista del Año’ en 2018.

 

Morelo, nacida en Córdoba, es editora de la Unidad de Datos del diario El Tiempo y presidenta de Consejo de Redacción. Es especialista en Gerencia Pública y magíster en Comunicación. Ha sido becaria de la Fundación Gabriel García Márquez y del Instituto Prensa y Sociedad de América Latina (Ipys).

 

"Fruto de años de experiencia buscando la mejor narración para darle vida a los datos hallados, Ginna lideró en el último año desde su casa editorial una serie de trabajos en los que vertió la información conseguida a través de variadas metodologías en relatos digitales compactos", indicó el jurado.

 

La egresada es también autora de los libros ‘Tierra de sangre’ y ‘Córdoba una tierra que suena’. Es además coautora de ‘Tú y yo coincidimos en la noche terrible’, ‘Crónicas de frontera’, ‘Las fronteras cuentan’ y ‘Periodismo ambiental: los retos de la cobertura informativa’. Ganadora en tres oportunidades del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar, del Premio Iberoamericano Sociedad para todos y mención de honor en el Premio a un mejor caso de corrupción de América Latina.

 

En el mes de octubre también fue premiada junto a otras 26 personas por la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) en la categoría Cobertura por el trabajo denominado ‘Venezuela a la fuga’, en colaboración con el medio venezolano Efecto Cocuyo.

 

Ginna Premio FNPI.jpg

 

El jurado conformado por Rosental Alves, María O’Donell y Ginger Thompson resaltaron la manera como este trabajo logra reflejar el aspecto más humano de la crisis y contar historias que van mucho más allá de las estadísticas. Así mismo, consideraron que el trabajo tiene ritmo al permitirle al lector seguir la ruta de cada migrante.

 

En la página web de la FNPI describen el trabajo como un reportaje que “cubre el fenómeno migratorio de Venezuela, el más grande de Latinoamérica en los últimos tiempos”.

 

“Para abordarla (la crisis), un equipo periodístico transfronterizo recorrió cinco mil kilómetros de viaje con los migrantes, quienes apuntaban a tres destinos distintos, Perú, Argentina y Curazao; describió la despedida de familiares y los riesgos en las fronteras de diversos países, reveló las cifras de la migración, explicó lo que significa que un país deje de ser potencia petrolera para convertirse en expulsor de sus nacionales y relató cómo viven los venezolanos en seis países del continente (Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, México, Perú) y cómo sobreviven los que se quedaron en la capital de Venezuela, Caracas”, dice la web.

 

El reportaje comprende 3 crónicas de viaje, 3 artículos de análisis de la crisis migratoria con infografías digitales, un documental web de 33 minutos que narra el recorrido de 2.900 kilómetros en un bus con 35 migrantes, 15 videos más, siete historias y una visualización de datos sobre la canasta familiar venezolana. Cada contenido responde a una perspectiva intimista, que se extiende al diseño web, para acercar la experiencia de usuario a la cruda realidad de los venezolanos.

 

Ginna Morelo concedió una entrevista a la Universidad Autónoma del Caribe y respondió algunas inquietudes sobre los reconocimientos que ha recibido recientemente, su formación y el ejercicio del periodismo en un momento en el que está tan cuestionado.

 

¿Qué significa para usted el reconocimiento de Periodista del Año, del Premio Simón Bolívar?

Un momento de alegría máximo que llega a mis 24 años de ejercicio profesional. La confirmación de que el camino escogido es este. Sin embargo, reitero, es un momento que pasa, que no hay que quedarse en él sino avanzar y seguir trabajando.

 

¿Qué hay que hacer para ser periodista del año?

No lo sé. Pero a juzgar por lo que dijo el jurado, es una sumatoria de cosas que se resumen en ser una reportera consumada, convencida y feliz con lo que hago en equipo.

 

Ginna Recibe Simón.jpg

 

La FNPI premió el trabajo 'Venezuela a la fuga' del que usted hizo parte. ¿Qué enseñanzas le dejó ese trabajo?

Fui la líder y cabeza del proyecto, responsable de armar un equipo de 27, financiar la iniciativa y editar los contenidos. Ahí están las enseñanzas: ser gerente de tu propia iniciativa, trabajar en equipo dejando atrás el escenario de los lobos solitarios, hacer periodismo para explicar y andar con los otros para encontrarte en este oficio que alimenta.

 

¿Qué fue lo más difícil de hacer en ese trabajo?

No quebrarte cuando estás en la reportería viendo las dificultades de los migrantes que no tienen dinero, que se ven afectados por la xenofobia, que son estigmatizados en muchos lugares de esta América Latina sufrida.

 

En lo que le tocó vivir, ¿Qué pueden aprender los colombianos de todo por lo que está pasando el pueblo venezolano?

Siempre las lecciones serán superiores a la experiencia: solidaridad, necesitamos ser más solidarios con un pueblo que nos acogió en los 80, en masa. Eso no lo podemos perder de vista, no podemos ser indolentes con los hermanos venezolanos.

 

¿Cuál es la importancia de ganar estos premios?

Te da visibilidad, pero para juntarnos con otros y seguir soñando.

 

Un periodismo inmerso en la dinámica de las redes sociales y la inmediatez, ¿Cómo puede evitar dejarse arrastrar y permitirse hacer trabajos de largo aliento?

Lo evitas estudiando reconociendo cuáles son los problemas que hoy tiene todo el ruido tecnológico y digital. Cuando lo sabes, puedes evitar caer en las notitas de 280 caracteres, en los titulares impactantes de gatos y modelos, en las piezas sin contexto y sin seguimiento. Simplemente convencerse de que la audiencia merece profundidad y tú tienes que dársela.

 

En un momento en el que el periodismo colombiano está siendo tan cuestionado, ¿Qué se debe hacer?

El periodismo en el mundo está siendo cuestionado por la falta de credibilidad ruda como consecuencia de la desinformación. Lo que hay que hacer es trabajar duro y más. Se es periodista para darlo todo y yo creo en eso de la milla extra siempre y cuando sea feliz.

 

¿Qué papel juega la ética para un periodista?

No juega un papel, es esencial. Volver al origen es no perder de vista la ética para hacer un trabajo excepcional. Olvidarlo es un pecado.

 

Los jóvenes salen de la academia con una idea romantizada del periodismo, pero se encuentran con una realidad distinta en la calle. ¿Qué consejo se les puede dar?

Que no dejen de ser románticos ni de soñar, porque lo que hay que hacer es ganarse un espacio para volcar todo ese delirio para hacer las cosas bien así la realidad sea adversa.

 

¿Qué la motivó a ser periodista?

El libro de entrevistas con la historia de Orianna Fallacii. Un baúl cargado de recuerdos de una madre que perdió a su hijo en una masacre del paramilitarismo, historia que quería contar desde que tenía 16 y que pude hacer 15 años después. Un político que le quedó debiendo plata a mi papá sastre y que le cobramos con libros porque él era el dueño de la única librería que había en mi tierra.

 

¿Qué es lo que más recuerda de su paso por la universidad?

Que fue un espacio que me acercó a amigos de todos los lugares del Caribe y que me hicieron amar la cultura nuestra hasta conectarla con otras realidades de América Latina que luego quise convertir en historias.

Publicado en Noticias Generales
LO MÁS LEIDO
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones