MENÚ
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

En busca de mantener una constante actualización en cuanto a tecnología e investigación, la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma del Caribe realizó la decimocuarta versión de la Jornada Científica de Ingeniería, abierta a toda la comunidad académica.

 

Al iniciar el encuentro, el decano de la facultad, el ingeniero Armando Robledo, le habló a los estudiantes sobre la responsabilidad social empresarial dentro de la universidad; de manera seguida, el ingeniero Carlos Camargo, en representación de la empresa local Maker, habló sobre manufactura aditiva. Para la jornada de la tarde, los asistentes se adentraron en el mundo de la ciberseguridad, con la ponencia de Arnold Badillo, quien representó a la empresa Network Security Team; de manera seguida se trataron temas sobre la proyección profesional en las ingenierías y finalizó con la charla sobre código de ética en esta área.

 

Para el segundo día, los temas predominantes fueron la logística empresarial, la convergencia IP, los valores operacionales y desafíos de la señalización virtual; el papel del ingeniero industrial en el área de alimentos, la logística de cadena de suministros, entre otros.

 

“Con esta jornada buscamos acercar a los estudiantes a la realidad tecnológica e industrial del momento. Esto, mediante charlas con ingenieros de empresas reconocidas que hablen sobre su quehacer cotidiano y de la realidad de su profesión”, dijo Beatriz Cardozo Arieta, docente de la Facultad de Ingeniería y parte del equipo organizador del evento, quien además agregó que estos espacios ayudan a que los estudiantes vayan saliendo de las aulas y conociendo un poco más lo que se está viviendo en la realidad.

 

Por otro lado, estudiantes de pregrado y posgrado tuvieron la oportunidad de exponer sus proyectos de investigación, con la intención de mostrar al resto de la comunidad lo que se está llevando a cabo dentro de la institución.

 

Según la docente y también jefa de Laboratorios de Ingeniería, los estudiantes siempre se muestran muy interesados por estas actividades, sobretodo porque “el avance tecnológico e investigativo siempre va muy rápido entonces buscamos ponerlos al día. Siempre tenemos una muy buena recepción porque los temas son muy interesantes”.

 

Además de todo lo anterior, la Jornada contó con conferencistas egresados de Uniautónoma, lo que, según la docente, “afianza la relación con ellos y le muestra a los estudiantes hacia donde pueden proyectarse y a lo que pueden aspirar cuando se gradúen”.

 

Adicional a eso, el evento, que se realiza una vez por semestre, ha permitido el acercamiento de las grandes empresas con la Universidad, generando mayores oportunidades laborales a los estudiantes. En simultáneo a la jornada, la facultad también brindó un curso certificado brindado por la empresa colombiana Dismacor, encargada de distribuir llantas Michelin, entre otras marcas. MMC

 

 

Publicado en Noticias Generales

En el marco de la vigésima segunda versión de la Semana Tecno Cultural de la Corporación Tecnológica Industrial Colombiana, en Bogotá, se llevaron a cabo las olimpiadas de Matemáticas, de las que resultó campeón José Cuello Navarro, estudiante del programa de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones de la Universidad Autónoma del Caribe.

 

La prueba constó de tres rondas; la primera eliminatoria y la segunda clasificatoria, ambas con una ronda de 10 preguntas y con tiempo máximo de 30 minutos. Para la ronda final los concursantes contaron con 10 minutos para responder cinco preguntas, en las que obtuvo un puntaje perfecto de 100. Entre los finalistas también hubo dos estudiantes más de nuestra institución: Carlos Barraza y Luis Bonivento.

 

“En las dos primeras rondas sentí las preguntas sencillas, pero más que todo sentí la habilidad de poder resolver sin inconvenientes los ejercicios, gracias a lo que he aprendido en la Universidad. La última ronda fue un poco más complicada, me toco pensar bastante y era muy poco tiempo”, contó José.

 

La prueba, que se realizaba desde de Bogotá, permitió la participación de estudiantes de cualquier institución del país pues se realizó a través de una aplicación llamada Kahoot, que enviaba los ejercicios a través de un link y permitía una mayor eficacia a la hora de la calificación, además José explicó que “la competencia fue en simultáneo con todas las universidades que participaron. Todo lo avisaban a través de un grupo de WhatsApp y realizábamos los ejercicios por medio del link que iba contabilizando el tiempo, uno debía estar muy concentrado”.

 

En cuanto a los ejercicios, el ganador también aseguró que gracias a los conocimientos extra que le ha brindado la Universidad, tuvo una ventaja sobre los demás competidores. “Todo era sobre razonamiento cuantitativo entonces lo ponían a uno en contexto de cualquier situación de actualidad, podían ser temas políticos o sociales, y con base en eso nos daban la información en forma de gráfica y nosotros debíamos inferir los modelos matemáticos para resolver el problema. No era como un examen técnico de matemáticas” a lo que agregó que gracias a las materias básicas que le ofrece la Universidad, pudo ampliar su perspectiva sobre dichos problemas, “yo cuando los veía me sentía capaz porque conocía las situaciones”.

 

José Navarro, campeón olimpiadas matemáticas 2.jpg

 

Ante la victoria, el estudiante asegura que sintió "mucha emoción" porque pudo aplicar todos los conocimientos que le han dado en Uniautónoma. "Fueron de mucha ayuda y ahí se demostró que el esfuerzo que uno hace no es en vano. Este es el fruto de lo que uno aprende y todo el lo que hace”, señaló.

 

Por otro lado, José explico que siente gran afinidad con las matemáticas pues es una ciencia precisa, que le permite expresar, de manera numérica, cosas que se ven cualitativamente. “Muchas cosas del común yo las puedo ver reflejadas en una ecuación y las puedo dominar y cambiar a mi gusto. Cualquier inconveniente en el mundo puede representarse así y darle soluciones”, comentó.

 

Además agregó que, al graduarse, pretende enfocarse en el área espacial y de las telecomunicaciones pues considera que es hacia allá que apunta el futuro. Aseguró que también le gustaría enfocarse en la parte biomédica y poder mejorar la calidad de vida y dejar huella en muchas personas. MMC

 

 

 

 

Publicado en Noticias Generales

Los docentes Gisella Borja, Evert De Los Rios, Jose Ledesma y Glayder Viloria, del programa de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones de la Universidad Autónoma del Caribe, sometieron a evaluación el trabajo titulado 'Heart Rate Monitor for Athletes in Activity' (Monitor de Frecuencia Cardíaca para Atletas en Actividad), con el fin de ser presentado en el marco del VIII Congreso Latinoamericano de Ingeniería Biomédica y XLII Congreso Nacional de Ingeniería Biomédica.

 

La Docente Gisella Borja fue la encargada de asistir como ponente para presentar los resultados de la investigación en un evento desarrollado en Cancún, en el estado Quintana Roo en México.

 

El trabajo presentado está enfocado en el desarrollo de un sistema de monitoreo de frecuencia cardíaca (FC) que tiene la posibilidad de enviar los datos de uno o más deportistas a un solo modulo vía Zigbee, y posteriormente retransmitirlos utilizando la red 3G a una unidad remota de visualización y procesamiento que no requiere de equipos de alto costo.

 

Congreso de Ingeniería Biomédica (2).jpg

 

 

El sistema se compone de una unidad de adquisición y transmisión de la frecuencia cardíaca, un Gateway, y una unidad de monitoreo y análisis. Para la adquisición de la frecuencia cardíaca, la cual en un deportista de alto rendimiento se estima entre 40 – 195 ppm (pulsaciones por minuto), se utiliza una banda de pecho que incluye un sensor de frecuencia cardíaca, el cual se conecta a un microcontrolador (PIC32MX2) que detecta los latidos del corazón como un pulso Alto/Bajo.

 

En este caso, el microcontrolador es el encargado de calcular la frecuencia cardíaca y del empaquetamiento de los datos para su transmisión hacia el módulo Zigbee. El Gateway es el nodo sumidero de la red donde se recepcionan todos los datos provenientes de las distintas unidades de adquisición y transmisión de la FC.

 

El Gateway gestiona el módulo 3G (Ublox SARA – U201) y el módulo Zigbee, y un microcontrolador PIC32Mx7 establece la conexión con el programa gestor de comunicaciones alojado en el servidor remoto y la mantiene operativa de manera automática. El dispositivo móvil consulta la base de datos y mediante una interfaz se genera gráficas de comportamiento de la FC durante el entrenamiento.

Publicado en Noticias Generales

Desde hace un tiempo, muchas personas se han venido cuestionando los métodos tradicionales de educación, por la falta de interés de los jóvenes en temas como la matemática y ciencias en general. Grandes estudiosos del tema aseguran que la solución de problemas algebraicos o de fórmulas químicas no le dice nada a los estudiantes sobre su vida cotidiana ni mucho menos les ayuda a afrontar los problemas del día a día.

 

Ante ello, en Colombia ha empezado a surgir una nueva generación de educadores que, por medio de los métodos innovadores, combaten esta problemática. Entre ellos se encuentra el profesor Freddy Briceño, docente de la Universidad Autónoma del Caribe del programa de Ingeniería Mecatrónica, quien, gracias a su amplio conocimiento, incluye el factor investigativo dentro de su cátedra.

 

El docente, quien es ingeniero de sistemas de profesión, ha realizado 5 posgrados (2 posdoctorados, un doctorado, una maestría y una especialización), pero fue la maestría en Docencia e Investigación Universitaria, realizada en la Uniautónoma, la que le ha permitido tener un desempeño excelente como docente y como investigador.

 

Por su parte, Freddy es un apasionado por el conocimiento, razón por la que ha decidido mantenerse en constante capacitación y la misma por la que decidió ser docente pues asegura que “nosotros (los docentes) estamos en constantes capacitaciones y debemos, permanentemente, estar investigando para estar a la vanguardia de los avances tecnológicos”.

 

Con casi 26 años ejerciendo la profesión, ha podido descubrir una gran satisfacción al orientar a los jóvenes. Expresa sentir una gran entusiasmo al verlos convertidos en grandes profesionales e incluso asegura guardar muy buenas amistades con algunos de sus alumnos, que hoy ejercen sus profesiones desde diferentes lugares del país e incluso, del mundo.

 

Para el docente la investigación es un factor fundamental en el desarrollo de los profesionales, expresa que alrededor de la investigación se desprenden los grandes avances del mundo. “Para las instituciones de educación superior, se requiere un enmarque en sus orientaciones hacia la investigación pues existen diferentes paradigmas que conllevan al ser humano a buscar la perfección en todos sus ámbitos”, señala el ingeniero.

 

Es por lo anterior que el estudioso dice poseer un gran espíritu investigativo, necesario en todos los docentes, sin importar el área de estudio, para poder sembrar en sus estudiantes la semilla de la que brote la creatividad y la curiosidad, permitiendo llevar grandes ideas a hechos concretos. “Así es como podemos transformar el mundo de manera positiva y en pro del ser humano”, agrega.

 

Dentro de los cursos dictados por Freddy se encuentra Investigación II, III Y IV y Gestión de Proyectos; además, es tutor de Opción de Grado y a nivel de posgrado es asesor de trabajos de grado de Maestría.

 

Para el maestro, uno de los aspectos de mayor crecimiento de la institución es en el área de la investigación. Comenta que “actualmente existen grupos clasificados por Colciencias en los niveles A y A1, demostrando que nunca se ha descuidado esta área del conocimiento ni la docencia”.

 

Dentro de la Uniautónoma, Freddy ha pasado por varios departamentos. De manera inicial, entró al programa de Ingeniería de Sistemas en el que estuvo por 20 años consecutivos; de manera seguida, fue trasladado para el área de UAC Virtual, donde estuvo por cinco años. Actualmente se encuentra desempeñándose en el programa de Ingeniería Mecatrónica. MMC

 

Publicado en Noticias Generales

La Oficina de Talento Humano informa a la comunidad de la Universidad Autónoma del Caribe que se encuentra disponible la siguiente vacante:

 

Cargo: Director de Programa Académico

 

Programa: Ingeniería Industrial

 

Misión del Cargo: Dirigir, promover e impulsar las actividades de docencia, investigación y extensión del programa académico garantizando la calidad en los procesos de Registro Calificado y la acreditación de alta calidad. Así mismo, coadyuvar a la gestión administrativa de la facultad liderada por el decano.

 

Competencias Técnicas:Profesional en ingeniería Industrial, con estudios en Ingeniería Industrial y/o afines. Formación complementaria en procesos académicos y en aseguramiento de alta calidad, dominio de la normativa vigente relacionada con la educación superior en Colombia y en direccionamiento estratégico. Experiencia de 3 años en los aspectos relacionados con la formación y las funciones del cargo; 5 años en el ejercicio de su profesión y/o docencia universitaria.

 

Competencias Funcionales: Orientación a los resultados, toma de decisiones, planeación, seguimiento y control. Comunicación Efectiva.

 

Fecha límite de aplicación a la convocatoria: Del 22 al 29 de agosto de 2019.

 

Quienes estén interesados en aplicar a esta convocatoria deben diligenciar el formato Inscripción Convocatoria que pueden descargar de este enlace y enviarlo al correo:

 

Publicado en Avanza UAC

 

Con una breve pero emotiva ceremonia, la Universidad Autónoma del Caribe rindió homenaje al fallecido docente de la Facultad de Ingeniería, Franklin Barrios, el pasado viernes 17 de agosto, en medio de un ambiente lluvioso.

 

A las 5.10 de la tarde empezó el evento al aire libre, llevándose a cabo justamente en la entrada de nuestra  Biblioteca Benjamín Sarta. Lejos de ser una eucaristía, el encuentro fue un espacio de expresión para sus familiares, colegas y allegados, el cual tuvo como eje central la siembra de una planta. 

 

Con un discurso no muy extenso a cargo de Patricia pinilla, Vicerrectora académica de Uniautónoma, se dio inicio a la reunión a la que también asistieron los estudiantes y funcionarios de la institución.

 

Seguido, Pinilla, junto a Claudia León, Secretaria General, entregaron a Norlys Barrera -esposa de Barrios-  la moción de duelo, momento en el que también estuvo presente Armando Robledo, decano de la Facultad de Ingeniería.

 

Franklin Barrios.jpg

 

Como parte de las honras, se reprodujo un mensaje en audio que envió la hija del catedrático, la cantante Daniela Mass, en el que agradecía el gesto de la universidad, sucedido por las palabras de uno de sus amigos más cercanos quien no pudo contener las lágrimas.

 

En su discurso, manifestó su agrado por la ocasión, pues significaba un abrazo entre diferentes universidades vinculadas por la contribución de Barrios a la academia y por su servicio educativo a diversas generaciones de profesionales en su área.

 

Otra de las manifestaciones de gratitud por su dedicación fue por cuenta de Brian Barrios, su hijo, quien relató cómo fueron los últimos momentos y de qué hablaban en ese transcurso, para luego terminar con un ‘gracias, papi’, dando paso a un minuto  de alegría y aplauso, en lugar del tradicional silencio que se estila en estos momentos.

 

Franklin Barrios 2.jpg

 

¿Por qué un árbol?

La planta sembrada en las instalaciones de Uniautónoma es un Guayacán extranjero, nativa de los bosques tropicales de esta parte del mundo, con una importante presencia sobre todo en Jamaica, Puerto Rico, Cuba y República Dominicana, así como en Colombia, Panamá y Venezuela.

 

Se trata de un ejemplar de la flora caribeña que usualmente crece en zonas de poca elevación y pedregosas, siendo también frecuente verla en los bosques secos y clima templado, con un máximo de 500 metros sobre el nivel del mar.  

 

Dicha planta, como es de esperarse, algún día se convertirá en árbol pero desde ahora representa la perpetuidad de la memoria del educador y de la importancia de su labor en vida. Su siembra se dio teniendo como fondo a su hija, la ya mencionada promesa barranquillera para el mundo de la música, entonando la canción ‘Levanto mis manos’, una alabanza bastante conocidas entre la comunidad de creyentes cristianos.

 

Franklin Barrios 3.jpg

 

Por último, se dio la fijación de la placa en cristal, en la pared contigua al jardín en el que se concentró el acto simbólico. Cabe recordar que  Barrios fue egresado de Uniautónoma, del Programa de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones, del que fue catedrático por más de 12 años. Fue también especialista en Pedagogía para la Formación de Aprendizaje Autónomo, de la Universidad Nacional de Educación a Distancia, UNAD.

 

Además de lo anterior, fue magíster en Informática Educativa, Aplicación de las TICs en la Educación de la Universidad Tecnológica Metropolitana y docente en la Universidad de Antioquia.

Publicado en Noticias Generales

En su primera edición de julio de 2019, la revista Motor incluyó un artículo sobre la posibilidad de importar un carro eléctrico a Colombia, en el que se menciona lo que se tendría a favor y en contra en caso de lograrlo.

 

En algunos países el índice de ventas y circulación de este tipo de vehículos ya empieza a igualar o a superar al de los que funcionan con gasolina u otro tipo de combustible, pero es Noruega el que lleva la delantera en este sentido.

 

En el país escandinavo es el gobierno el que incentiva la tenencia de modelos con esa configuración y se dice que los privilegios en cuanto a reducción de impuestos son varios, todo por impedir el aumento de emisiones tóxicas para el medio ambiente. Debido a lo anterior, es probable que migrar a tal tecnología sea una regla en un futuro no muy lejano y para el resto del mundo, por lo que el tema es muy importante.

 

Por todo lo mencionado, averiguamos con los expertos de la Universidad Autónoma del Caribe qué tan rentable y posible es tener un carro de esta clase en nuestro territorio y si la promesa sobre el gran ahorro que supone el reemplazo del carburante por energía se acerca a la realidad.

 

Nissan Leaf Eléctrico.jpg

 

Los modelos disponibles.

El abanico de opciones es amplio y es que BMW, Volkswagen, Mercedes Benz, Audi; Toyota, Nissan, Hyundai, Kia; Smart, Renault, Opel, Chévrolet, Ford y hasta Jaguar ofrecen modelos que no necesitan gasolina ni otro derivado del petróleo para moverse, pero el artículo publicado en Motor se concentró en el Model S de Tesla.

 

Resulta que entre los productores de carros eléctricos, Tesla parece estar en el tope de la lista en cuanto a funcionamiento, potencia y autonomía. De acuerdo con la prosa, escrita a manera de pregunta de un lector/respuesta, en Colombia ya hay uno que otro carro de esta casa estadounidense.

 

De hecho, ya son tres (todos, la minivan model X) los que circulan por las calles de Bogotá y Medellín. Eso sí, sin respaldo de fábrica o agencia, ni servicio; red de recarga y, como si fuera poco, a un precio que triplica los 67 mil dólares que cuesta en Canadá y Estados Unidos, debido a los aranceles de importación.

 

El total de la transacción sería de 700 millones, teniendo en cuenta los impuestos que terminan doblando el precio del carro, incluso con el cambio de dólar a pesos. De salida y en otras palabras, la desventaja es evidente para el colombiano del común.

 

No obstante lo anterior, hay una esperanza más razonable propuesta por Honda, que podría convertirse en el nuevo carro del pueblo –como lo fue el Volkswagen Escarabajo desde la época de la Segunda Guerra Mundial- con motor eléctrico y manejo entretenido, por ser tracción trasera-.

 

Sería el Honda E, un city car de diseño simpático que aún no ha salido al mercado ni ha dejado de ser un prototipo, pero el fabricante japonés ya lo está anunciando como el carro que masificará a los modelos eléctricos en todo el globo. ¿Será verdad? ¿Promete cero emisiones de CO2 y ser el carro de los universitarios, incluso en Suramérica?

 

Honda E.jpg

 

Nuestros expertos dicen que…

 

En primer lugar, Ricardo Alberto Chegwin Hillembrand, ingeniero mecánico y docente del programa de Ingeniería Mecánica de Uniautónoma, confirma que los modelos de Tesla son los mejores en su clase, pero también reconoce que son bastante caros.

 

Chegwing Hillembrand también dice que son muchos los problemas que estos ejemplares están teniendo porque se trata de una configuración que aún ha evolucionado al nivel que sí lo han hecho los de combustión interna o funcionamiento con gasolina.

 

El experto también dice que los Tesla son tan pesados, debido a la batería que ocupa buena parte del piso, al punto de que el Model S -siendo un carro mediano- pesa 2.300 kilogramos, casi una tonelada más que los vehículos de tamaños similares pero configuraciones comunes, con 1.500 kilos en promedio, según lo registrado en Internet. Lo anterior hace que para la fabricación del Model S se utilicen materiales de aleación, es decir metales que al ser mezclados forman fibras más livianas y exóticas que el metal convencional, lo que hace que el precio suba.

 

En cuanto a autonomía o capacidad de moverse sin tener que cargar la batería, lo equivalente a llenar el tanque de gasolina, Chegwing Hillemberg indica que un Tesla puede recorrer hasta 600 kilómetros sin detenerse, una distancia proporcional de Barranquilla a Montería o al Cabo de la Vela.

 

Este último dato deja ver que con un Tesla se puede viajar tanto como en un carro normal, pero, nuevamente, para un colombiano de clase media es casi imposible por su precio.

 

Tesla Model S 2013.jpg

 

Los otros modelos.

Chegwin Hillembrand, también especialista en producción y operaciones, agrega que hay opciones no tan costosas, pero “su capacidad de recorrido es limitada a 200 kilómetros, lo que quiere decir que pueden ser usados para moverse en una ciudad, no en zonas rurales ni durante largos viajes”, asegura.

 

Intentar viajar de Barranquilla a Montería en un modelo eléctrico más económico, un Renault Zoe, por ejemplo, significa que se tendría que parar hasta tres veces en una estación especial para cargar la batería y lo mismo pasaría si uno se dispone a ir al Cabo de La Vela”, encima el también magíster en Sistemas de Gestión.

 

Todo esto significa que un viaje en cualquier otro de los modelos eléctricos sería más largo, por causa de la media hora que toma el proceso de reposición de energía –frente a los 15 minutos que requiere tanquear con gasolina-, lo que equivaldría a una hora y media más en cualquier dirección, en el mejor de los casos.

 

Aunque un Renault Zoe –otra vez tomándolo como referencia por estar disponible ya en Colombia- es un carro pequeño, su peso es de 1.500 kilogramos, mientras que modelos a gasolina con medidas parecidas pesan 1.100 o 1.200 en casos extremos. Lo anterior se traduce en un importante consumo de energía al mover la masa más pesada. Esa es la razón por la que no se puede pensar que el número de veces que se debe cargar un carro eléctrico es el mismo que uno de combustión interna necesita para ser llenado con combustible.

 

En cuanto al precio, el Zoe cuesta 100.690.000 pesos, lo que es bastante más alto que el precio de un Suzuki Swift de 2020: 45 millones de pesos, sin contar con que hay carros a gasolina que se venden desde 27 o 30 millones, siendo de gama baja y con un equipamiento más austero.

 

Es así como esta comparativa de precios deja claro que “no sería rentable en estos momentos adquirir un carro de esas características. Así no se compensa el supuesto ahorro en combustible”, sostiene Chegwing Hillembrand. Aparte, las estaciones de carga -que cada vez son mayores en Norteamérica y Europa- aquí brillan por su ausencia y eso no es más sino una señal de que Colombia no está preparada para la venta masiva de estos vehículos.

 

Auto Eléctrico Renault.jpg

 

Si bien es cierto que con el funcionamiento de estas unidades ya no serían necesarios los combustibles fósiles, “el tema ecológico en el que se apoya esta nueva industria automotriz está generando polémica y es por el origen de la energía para suministrarle a estos carros. No habría la compensación energética que todos buscamos”, añade Chegwing Hillembrand.

 

“Si todos tuviéramos un carro de esos, necesitaríamos de una estación de carga de aproximadamente de 67 kilovatios para cargarlo de 30 a 60 minutos. Eso implica que semanalmente tendrías que consumir de 67 a 100 kilovatios, lo que demanda de unos cambios en la infraestructura eléctrica del país y de la ciudad. Hay que recordar que el 70 por ciento de la energía que consumimos en la costa viene de hidroeléctricas y el 30 viene de la interconexión y de las termoeléctricas que tenemos en la región”, encima el docente.

 

Lo anterior quiere decir que el actual no es un sistema de distribución de energía para soportar la demanda en una sociedad en la que, supongamos, 25 millones de adultos se mueve en carros eléctricos, contando que la otra mitad son niños, personas que no manejan o gente que no puede pagar un carro en ese rango de precio.

 

Según el experto, toda esa energía tendría que ser renovable, porque la respuesta no es crecer en la capacidad energética y térmicamente, sino “acoplarnos a lo que viene y descubrir otras formas de hacer funcionar las cosas. Más allá del mejoramiento en las redes, se requiere de una política definitiva en torno a este tema tecnológico y una estrategia para regular la carga tributaria que tienen hoy los combustibles. No hay que negar que Colombia produce petróleo y, si le quitas los ingresos que tiene por cuenta de este producto, será necesario crear un sistema que compense las pérdidas que tendría el Estado, por su desplazamiento”, concluye el entrevistado.

 

Vehículos eléctricos cargando.jpg

 

Ahora sí, lo peor

A todo lo mencionado hasta ahora hay que sumarle el aumento en las tarifas de energía mensuales, pues lo que absorbe un electrodoméstico de tonelada y media no será lo mismo que consume un cepillo eléctrico, una tostadora, una cafetera o un secador, en caso de poder tener un cargador especial para el carro en la comodidad de casa.

 

De acuerdo con Chegwing Hillembrand, un Model S de Tesla puede estar consumiendo de 67 a 100 kilovatios por semana, en sus momentos de carga, lo que puede representar un aumento semanal de 32 mil pesos en la tarifa de luz, teniendo en cuenta que –en Barranquilla- cada kilovatio/hora vale 466.14 pesos, según los recibos de Electricaribe. Al mes se daría un aumento de 132 mil pesos, con el índice mínimo de carga. En el máximo, 100 kilovatios, el aumento semanal sería de 48 mil pesos. Al mes: 187 mil, una diferencia importante.

 

Los conocedores del tema saben que los motores eléctricos son más eficientes que los de gasolina porque aprovechan en un 90 por ciento la energía y al detenerse deja de consumirla, mientras que uno de combustión interna usa solo el 35 por ciento de ella y estando detenido la sigue consumiendo. El consumo de un vehículo diésel lo hace en un 40 por ciento y en ese sentido sí es rentable el paso de una tecnología a otra.

 

Así como Noruega ya logró el cambio, “Alemania lo está haciendo pero con el uso de energía solar”, informa Chegwing Hillembrand, quien atribuye a la costa Caribe dicho potencial para Colombia. “El problema sería otro y es que no hay una batería que verdaderamente prometa una buena autonomía, con menos peso y que lo haga viable. Así sí se podría superar la expectativa respecto a lo que ofrece el carro eléctrico de hoy y se podría decir que tener uno sería más económico y menos dañino que uno a gasolina”, encima el entrevistado, quien por esa razón dice que el Honda E no será el reemplazo del carro del pueblo, pues no ofrece una solución al tema de la autonomía, por lo que a su vez tampoco promete ser más barato que un carro de combustión interna en cuanto a manutención.

 

“Como city car podría servir, para recargarlo cada dos días, pero no para recorrer grandes distancias. Ni siquiera para un taxista porque 200 kilómetros no son nada para todo el recorrido que hacen los vehículos de servicio público”, señala el profesor.

 

Logos autos alemanes.jpg

 

Los fabricantes alemanes –Mercedes Benz, BMW y Volkswagen/Audi- ya están trabajando para conseguir la solución a todos los problemas que presentan las baterías de los carros eléctricos actuales y es de la mano con la empresa suiza Innolith.

 

Innolith es una compañía pionera en trabajar en una plataforma que funciona con nuevos modos de alimentación a través de la energía -es decir baterías inorgánicas- cuyos laboratorios están en Alemania.

 

Su producto en desarrollo, de alta densidad, será capaz de cargarse cada mil kilómetros. De esa manera, se daría el gran salto al que se refiere Chegwing Hillembrand, respecto a la capacidad de recorrer grandes distancias con carros eléctricos sin tener que cargar tan constantemente.

 

Del mismo modo, también se estaría resolviendo el tema del precio elevado para mantener el carro eléctrico, lo que no supone una reducción sustancial en el tiempo de carga. Hasta ahora no hay mucha información en la web, pues es necesario que se proteja la propiedad intelectual de dicha empresa. 

 

Otra opinión.

Saling Pallares Escorcia, ingeniero electrónico y de telecomunicaciones, está de acuerdo con Chegwing Hillembrand en que el costo de los carros eléctricos es el principal inconveniente para su venta masiva en Colombia.

 

Vehículo Eléctrico.jpg

 

“Colombia es un país que debió acogerse a las normas europeas sobre el no pago de aranceles por un vehículo eléctrico, pero aquí sí se pagan, ya siendo una tecnología costosa. Esa es la razón por la que mientras en Europa un carro de esos puede estar costando unos 40 o 50 millones de pesos, al cambio de Euros a Pesos, aquí pasa los 100”, dice el Profesor de tiempo completo adscrito al programa de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones de Uniautónoma.

 

Según Pallares Escorcia, la llegada de la tecnología 5G a Colombia es necesaria para que haya comunicación entre los carros, sobre todo los que tiene sensores que detectan el tráfico a distancia para evitar colisiones, pero “los vehículos son cada vez son más autónomos y no necesitan estar conectados a internet o alguna red en todo momento. Ellos tienen su propio computador”, agrega el también magíster en ingeniería mecánica con énfasis en gestión energética renovable.

 

De hecho, conforme Pallares Escorcia, los carros eléctricos pueden circular en un desierto debido a su propio sistema, lo cual no hace que la llegada de la tecnología 5G al país sea un determinante para migrar a este tipo de automóviles como parque automotor, a nivel general.

 

El docente coincide con Chegwing Hillembrand al pensar que sí es obligatorio una red eléctrica más adecuada, “porque ya en Colombia hay estaciones de servicio para carros eléctricos. No muchas, pero las hay. El tema es que ellos vienen diseñados para que los pongas a cargar en la casa, sin incomodidades, como los celulares, y para eso se necesita redes de mayor capacidad”, advierte Pallares Escorcia.

 

En lo que respecta a la autonomía de esta clase de automotores, Pallares Escorcia asegura que es la adecuada para circular en ciudad y que, a menos que se trate de un taxi, es necesario una mayor capacidad en este sentido,

 

“Lo importante es se cumpla con la promesa de cero emisiones, pero, si no se da una baja en los precios y en los aranceles, nunca se va a masificar la venta de estos carros, siendo esta la dirección por la que el mundo va”, indica el experto, quien también expresa entusiasmo por el Honda E, al cual ve como un vehículo al que no le falta nada.

 

Sobre las investigaciones que se han adelantado en la Universidad Autónoma del Caribe, como aporte a este avance, “han sido sobre eficiencia energética y se busca trabajar en lo que tiene que ver con la movilidad, para fomentar el paso a tecnologías que nos permitan no incrementar el CO2 y que han provocado tantos cambios climáticos”, dice Chegwing Hillembrand.

 

El pensum de nuestro programa de Ingeneiría Mecánica tiene una asignatura dedicada a este campo  y es Vigilancia Tecnológica de Motores de Combustión Interna. En ella se contempla la transformación, los inconvenientes y las alternativas para alargar la vida de estas máquinas, pero “desde ella también nos unimos al propósito mundial que es apuntar a dos cosas: uno, desarrollar baterías que nos permitan dar la estocada a los motores de gasolina con escasos 100 kilovatios/hora por 12 kilogramos. Así se compensará un poco lo que hoy ofrece la gasolina”, puntualiza Chegwing Hillembrand, pero sentencia que, por lo pronto, solo queda esperar a que se desarrolle dicho dispositivo para que se dé un cambio en la atmósfera y para que llegue al mercado, finalmente, el nuevo carro del pueblo que será el de los universitarios, incluso de los que viven en Latinoamérica.

 

Vehículo eléctrico Volkswagen.jpg

 

“No creo que sea el Honda E. Para mí será la misma Volkswagen la que lo traiga de vuelta, pero con la batería de Innolith. Es un secreto para el mundo, pero algo en lo que los alemanes vienen trabajando confidencialmente desde hace tiempo”, termina.

 

Por otro lado, Pallares Escorcia indica que el programa de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones “reinventó su pensum -hace un par de años-. Asignaturas como Materiales y Dispositivos Semiconductores, Telemática; Teoria Electromagnética y diversas electivas  profesionales -a lo largo del plan de estudios- están enfocadas al diseño de nuevas tecnologías o formas de masificar las existentes aplicables a movilidad, no solo cero emisiones sino energéticamente autónomos, que no es más que vehículos que no necesitan recarga ni inyección de ningún tipo de combustible, además de los ya existentes no tripulados que no van a necesitar ser conducidos”, explica.

 

“Este es el verdadero futuro obligado y no muy lejano de la movilidad a nivel mundial como solución al caos de movilidad  y cuidado del medio ambiente”, finaliza Pallares Escorcia, al referirse a otro de los aportes de Uniautónoma en este sentido.

 

¿Te apasionan los vehículos, la lucha contra el calentamiento global y quieres saber cómo puedes ayudar al medio ambiente?. En la Universidad Autónoma del Caribe contamos con una Facultad de Ingeniería con programas como Ingeniería Mecánica, Ingeniería Mecatrónica e Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones que pueden apoyarte en tu formación como profesional, con un grupo de docentes calificados que pueden guiarte en el descubrimiento de nuevas formas de contribuir al planeta.  JSN

 

 

 

Publicado en Noticias Generales

Desde hace un par de semanas, Sofía se ha visto expuesta a la publicidad, a través de redes sociales, mucho más de lo normal. Ella, como todos los millennial, conoce bien que estas plataformas se han convertido en las mayores plazas publicitarias, lo que no se explica es el aumento repentino de los anuncios.

 

Algunos días antes, Sofía había descargado en su teléfono inteligente una aplicación llamada Face App, que permite a los usuarios capturar una selfie y visualizar, de una manera muy realista, como luciría al llegar a la vejez, entre otros filtros.

 

Esta app se hizo viral a través de Instagram y Twitter, gracias a que grandes personalidades del mundo del entretenimiento compartieran sus fotos con el nuevo efecto.

 

Avengers Faceapp.jpg

 

Sofía no lo sabe, pero la fuente de su gran ataque publicitario se encuentra escondido en la única foto que compartió en la nueva app pero, ¿cómo es eso posible?

 

Face App se ha convertido en tendencia gracias a los peculiares filtros que brinda, pero los usuarios no han hecho una reflexión sobre la gran exposición de información que se está presentando a través de ella.

 

Con origen en Rusia, Face App, se encuentra disponible en todas las tiendas virtuales y cuenta con una Política de Privacidad bastante ambigua y que, además, no había sido actualizada desde el 2017. Según esta, la app recolecta las fotos y videos generados por el usuario, así como otra información del comportamiento del medio de herramientas de análisis de terceros, cookies e identificadores de los dispositivos para proveer contenido y publicidad.

 

“La persona ingresa sus datos y sube una fotografía. Esto se almacena Internamente en la aplicación, en unas bases de datos de la empresa que, por estar en otro país, tienen unas políticas totalmente diferentes a las de nosotros acá en Colombia, para el manejo de la información”, expone Víctor López Mora, Ingeniero de Soporte de TI de la Universidad Autónoma del Caribe.

 

La aplicación aclara que no compartirá ni venderá la información a terceros pero que si tendrán acceso a ella, aquellos que sean parte legal del mismo grupo de empresas. Además, asegura que el almacenamiento y procesamiento de la información se hará en Estados Unidos pero advierte que en algún momento se transfiera la información a otro país donde las leyes no sean las mismas, por ejemplo Rusia.

 

El hacker José Pino explicó, a través de Blu Radio, que es importante “tener en cuenta que, en el momento en que decidimos compartir nuestras fotografías y nuestra información, estamos aceptando los términos y le estamos dando acceso a todo”.

 

Messi y Cristiano Faceapp.jpg

 

A grandes rasgos, la Política de Face App no difiere mucho de otras aplicaciones similares pues no especifica que ocurrirá con tus fotografías a futuro; si es comprada por otra persona, toda la información quedaría en manos de un tercero.

 

Para el docente de la Universidad Autónoma del Caribe, Elkin Sánchez, estas polémicas no son nuevas pues “como esta aplicación hay miles y todas emplean una políticas de privacidad donde nosotros entregamos casi toda nuestra información a ellos, ya sea de manera consentida o de manera arbitraria”.

 

Sin embargo, la app se vio en la obligación de hacer un cambio endicha políticas, al haberse visto expuesta a unas multas muy drásticas por parte de la comunidad europea, basados en la GDPR, que es una nueva ley de protección de datos.

 

Ante esto, Face App anunció que las fotografías serían eliminadas a las 48 horas de ser subidas. También precisó que si un usuario desea borrar sus datos del servidor puede hacerlo cuando desee, enviando una solicitud a la empresa a través de la misma aplicación.

 

Sin embargo, López Mora recordó, con algo de escepticismo ante dicho cambio, que “a pesar que el usuario borre la foto o los datos de la aplicación, eso queda guardado siempre en la interfaz”.

 

Harry Potter Faceapp.jpg

 

En cuanto al funcionamiento de la aplicación, Pinto explicó que esta trabaja a través de algoritmos de inteligencia artificial para mantener la precisión del envejecimiento y el resto de la funciones. Por cada persona que suba su foto, perfecciona este algoritmo y, a su vez, entrega más información. Todo esto enfocado en los años venideros, donde se espera implementar la tecnología 5G, en la que se le hará uso al reconocimiento facial entre las masas.

 

Ante este panorama, es deber de los usuarios preocuparse mucho más por su privacidad pues, aunque dentro de las aplicaciones se hable de cierto grado de seguridad, realmente no existe nada que lo garantice. La seguridad y la privacidad son un mito, teniendo en cuenta que internet no fue creado con ninguna seguridad.

 

En internet nada es gratis, si no pagas con dinero, pagas con información. Si quieres conocer más sobre la tecnología, el futuro de lo digital, innovación y el funcionamiento y creación de aplicaciones para dispositivos móviles, ven a la Universidad Autónoma del Caribe y conoce nuestros programas de Ingeniería de Sistemas, Ingeniería Electrónica y Telecomunciaciones e Ingeniería MecatrónicaMMC

 

Publicado en Noticias Generales

Con la implementación de un proyecto de impacto social tres estudiantes del programa de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones de la Universidad Autónoma del Caribe, se adentraron a lo más profundo del ‘Macondo’ palpable del que tanto menciona ‘Gabo’ en su obra Cien Años de Soledad, para instalar un sistema de lámparas led y una repetidora wi-fi alimentada por paneles solares.

 

Aracataca es un municipio pequeño lleno de realismo mágico, ubicado al norte del departamento del Magdalena, cuna de grandes escritores, poetas y fotógrafos. Un lugar, como lo describió Gabriel García Márquez, "donde el mundo era tan reciente que muchas cosas carecían de nombre y eran señaladas con el dedo y los inventos los daban a conocer una familia de gitanos desarrapados".

 

Luces LED y repetidora de WiFi en Aracataca (2).jpg

 

Esta vez no fueron gitanos sino los estudiantes Manuel Londoño, Ivan Martínez y Jean Támara los que llevaron 'inventos' para mejorar las condiciones de vida en el municipio. Los jóvenes observaron la limitación que tenían los estudiantes de la IED Elvia Vizcaino De Toro para acceder a la tecnología en la zona Wi-Fi gratis y la deficiente iluminación que presentaba el parque ‘Remedios la Bella’, cosa que generaba inseguridad dentro del sector.

 

Debido a esta situación los estudiantes decidieron elaborar como proyecto de grado el desarrollo de un sistema que masificara el uso de las TIC en el municipio de Aracataca aprovechando el uso de energías alternativas, ya que se pretendía aumentar la aceptación y el uso de tecnologías digitales.

 

“Se siente bien ayudar a la comunidad desde la academia y es muy gratificante poner al servicio de quienes lo necesiten los conocimientos adquiridos en nuestra Alma Máter, para así seguir dejando en alto el nombre de la Universidad”,  señala Ivan Martínez. integrante del proyecto.

 

Luces LED y repetidora de WiFi en Aracataca (1).jpg

 

Diseño Específico.

La luz solar recibida a través del panel va dirigida al controlador de carga que se encarga de mantener los niveles de energía adecuados en las baterías. El controlador da paso al inversor que es el responsable de realizar la conversión de la energía DC ( Corriente Directa) a energía AC (Corriente Alterna) para que el sistema funcione adecuadamente.

 

Los materiales que utilizaron para la implementación de este sistema fueron: tres Access point, lámparas LED de 30W, panel solar 120W, batería de gel de 200 AH, inversor y un controlador de carga y descarga. Todo esto tuvo un costo aproximado de 3.640.000 pesos, incluyendo la mano de obra.

 

“La respuesta de los beneficiarios fue agradable, estos nos ayudaron mucho en las pruebas piloto. Como nosotros no somos de la zona nos manteníamos en constante contacto con ellos para registrar el funcionamiento del proyecto, la calidad del internet, el tiempo de iluminación de las lamparas y a que hora se encendía en la tarde y se apagaba en la mañana”, manifiesta Martínez.

 

Luces LED y repetidora de WiFi en Aracataca (3).jpg

 

Este proyecto impactó mediante tres líneas en la comunidad:  de forma económica, porque debido a la implementación de la energía solar se presentó un ahorro considerable en el alumbrado público; en lo social porque el cambio de luces halógenas a luces led mejoró la iluminación en la zona e hizo que esta fuera más segura, para que las personas puedieran compartir en familia, además con la ampliación de la cobertura WiFi se logró aumentar el número de dispositivos conectados de 100 dispositivos a 400 simultáneamente; y por último la ambiental, porque por los altos niveles de radiación solar que se presenta en este municipio se fomentó y se concientizó a la población del beneficio que trae usar este tipo de energías limpias.

 

El resultado de la implementación de las lámparas led y una repetidora wi-fi alimentada por paneles no causó el mismo alboroto como cuando el gitano corpulento con manos de gorrión llamado Melquíades, fue de casa en casa arrastrando dos lingotes metálicos con un imán. El parque de ‘Remedios la Bella’ volvió a tener el delicado viento de luz como en el instante en que ella empezaba a elevarse al cielo.

 

Este trabajo lleva como título ‘Implementación de lámparas led y repetidora wi-fi alimentados por paneles solares en el parque Remedios la Bella’, fue costeado en su totalidad por los estudiantes y contó con la asesoría de los docentes y también ingenieros Valmiro Maldonado y Evert De los Rios. LLT 

Publicado en Noticias Generales

Mediante un proyecto de impacto social, tres estudiantes de décimo semestre del programa de Ingeniería Electrónica y Telecomunicaciones de la Universidad Autónoma del Caribe, desarrollaron una planta potabilizadora de agua alimentada con energía solar para beneficio de la comunidad de la ranchería ‘Dividivi’, ubicada en el departamento de La Guajira.

 

En una zona casi desértica, poblada por una especie de complejo de casas cercadas, elaboradas con varas de madera organizadas de forma vertical y que están repelladas con arcilla, se encuentra ubicada la ranchería Dividivi a las afueras de la ciudad de Riohacha, exactamente a unos 15 kilómetros.

 

“Los indigenas conviven en habitaciones muy grandes comparadas con las de cualquiera. En esta pueden domir entre cinco y ocho personas por cuarto. Las cocinas tienen como unos siete metros de ancho como por tres de profundo. Preparan los alimentos sobre parillas de hierro y leña. Los baños están aparte, es decir, cada dependencia de la casa está por separada como si se constituyera en una casa por sí mismas”, recuerda Manuel De los Reyes, uno de los hacedores de este proyecto.

 

Planta Potabilizadora Dividivi (3).jpeg

 

Son varios los problemas que enfrenta esta comunidad día a día, pero, el que más les aqueja es la falta de agua potable y la ausencia de energía eléctrica. Las condiciones del líquido que consumen en su mayoría no pasa por un debido proceso de potabilización, según reconoce el joven estudiante.

 

Dentro del trabajo de campo realizado por los estudiantes, observaron que el agua para el consumo diario que utilizan las 20 personas que viven en esta ranchería se obtiene de un pozo subterráneo y es extraída por medio de un molino de viento, sin tener ningún tratamiento, exponiendo así a sus habitantes a enfermedades infecciosas.

 

El adentrarse en esta ranchería y conocer el sistema que usaban para extracción del agua, causó una impresión fuerte en los estudiantes. Su asombro aumentó cuando uno de los habitantes les comentó que el líquido se obtenía de un humedal natural que está por debajo de los 40 metros al nivel de la tierra y gracias a la presión que ejercia un molino de viento.

 

Planta Potabilizadora Dividivi (1).jpeg

 

El molino sacaba el agua las 24 horas, la llave se mantenia abierta todo el día y se desperdiciaba el líquido: el sistema que usaba la comunidad era bueno pero, a la vez, tenía un uso irregular y el agua se desperdiciaba. Además de esto, si bien el molino tenía unos filtros internos, el líquido que se extraía del humedal tenía muchas partículas que se alcanzaban a ver con el ojo humano y otras que no se podían percibir, con presencia de bacterias.

 

Fue mediante un análisis visual en primera instancia que el grupo de ingenieros se dio cuenta de que algo no estaba bien. Una muestra del agua fue llevada a la empresa Triple A en Barranquilla, para hacerle un estudio en el que se encontró que el agua tenía muchas bacterias perjudiciales para el ser humano. Así mismo, gracias a la asesoría de una empresa caleña, fue diseñado el sistema de filtrado adecuado para este tipo de agua.

 

A raíz, de la problemática presentada, los estudiantes Manuel De los Reyes, Olga Martínez y Ernesto Pérez decidieron crear como proyecto de grado, un sistema de purificación de agua alimentado con energía solar capaz de abastecer con agua potable y limpia a los residentes de ‘Dividivi’.

 

Planta Potabilizadora Dividivi (5).jpeg

 

Los materiales utilizados para el montaje de la planta potabilizadora de agua fueron los siguientes: panel solar policristalino 260W (MARCA POWEST), baterías secas 12v 55 Ah de AGM (MARCA FULIBATTERY), inversor 12V/110V de 450W, controlador solar inteligente 20AMP, unidad de filtración RO600 GPD, bomba presurizadora, tubería, cableado y accesorios. Todo esto tuvo un costo aproximado de 7.994.800 pesos, incluyendo la mano de obra.

 

La instalación del sistema de purificación de agua, alimentado con energía solar, se puso a disposición de esta comunidad, la cual hoy goza de tener agua potable para el consumo. Además, con el uso de energía solar le dio solución a la falta de energía eléctrica, trayendo como resultado innovación al departamento y el aprovechamiento de las condiciones meteorológicas de la zona.

 

“El sitema eléctrico no solamente le sirve para alimentar la planta, sino tambien para cargar elementos electronicos, y en las horas nocturnas para prender cuatro bombillos por unas dos o 3 hora continuas”, comenta De los Reyes.

 

La planta potabilizadora puede trabajar todo el día bombeando aproximadamente unos 600 galones de agua. Tiene un sistema automático donde las personas solo tienen que abrir la llave, de inmediato la máquina enciende todos sus aparatos electrónicos. En el momento en que se cierra la llave el tanque se llena de agua para seguir tratándola, luego la planta se apaga y deja de consumir energía.

 

Planta Potabilizadora Dividivi (2).jpeg

 

“Las personas que estaban en el momento que se instaló el sistema de extración del agua se quedaron sorprendidos, porque no entendian lo que estábamos haciendo. La planta no solo mata las bacterias, sino que elimina los sabores y olores. El líquido sale un 98% puro y su nivel de purificación se marca a través de una pantalla que hace parte de esta. Cuando tomaron el agua por tratada por primera vez se mostraron un poco escépticos, pero al final estaban felices”, señala el estudiante.

 

No fue una tarea fácil instalar la planta, pues la única que hablaba español era la jefe de la ranchería que en algunas ocasiones no estaba presente, los demás hablaban ‘wayuunaiki’ y era muy complicado pedirles colaboración.

 

A pesar de que hay poca arborización, los niños corren descalzos sin ningún problema. La personas son muy arraigadas a su cultura y mantienen lazos de fraternidda muy fuertes. Las mujeres se dedican a tejer mochilas, chinchorros y a las labores de la casa. El hombre sale en busca de comida y es asi como se sostienen del rebusque y el turismo.

 

“Fue una experiencia muy gratificante. Tuvimos contacto con una comunidad muy diferente a lo que nosotros estamos acostumbrados en la ciudad. Al principio resultó complicado ya que tuvimos muchos percances y los costos sobrepasaron el presupuesto inicial, pero al ver la gente feliz no nos importó el cansancio y ni el sol. Esperamos que se nos de la oportunidad con el Estado o con una entidad privada, para poder llevar este proyecto a muchas comunidades”, manifiesta Manuel De los Reyes, hacedor de este proyecto.

 

Este trabajo lleva como título ‘Sistema de purificación de agua alimentado con energía solar, implementado en la ranchería Dividivi en el departamento de la Guajira’, fue costeado en su totalidad por los estudiantes y contó con la asesoria de los docentes y también ingenieros José Ledesma y Evert De los Rios. LLT

 

 

 

 

Publicado en Noticias Generales
LO MÁS LEIDO
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones