MENÚ
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

En el marco de la novena versión de la Feria de Comunicación Organizacional de la Universidad del Norte, diez estudiantes de la Universidad Autónoma del Caribe fueron merecedores del reconocimiento a Mejor Proyecto de Comunicación Digital, por su propuesta ‘Un Día x Salamanca’, direccionado a trabajar por la comunidad de esa región.

 

Los estudiantes de octavo semestre de Comunicación Social y Periodismo, dentro de los que se encuentraron Dayana Michelle Romero (líder del equipo), Gina Cervantes (relaciones públicas), Jesús Márquez (diseñador), Didier Martínez (community manager), Verónica Vergara (gestión de mercados y presupuesto), Laura Senior (community manager), María Alejandra Carvajal (difusión en medios), Angie Aguirre (gestión de mercados y presupuesto), Gheyra González (recolección de donaciones) y Lizeth De la Rosa (acercamiento con la Armada Nacional), recibieron la distinción el pasado 22 de octubre a través de una ceremonia en el campus de la institución.

 

Según cuentan los estudiantes, el proyecto dio inicio en las aulas de clase, más específicamente en la materia Comunicación y Mediología, dictada por el docente Guillermo Reyes, quien los acompañó en todo el proceso y, además, les dio a conocer la convocatoria y los incentivó a participar.

 

“Estamos muy contentos de recibir este reconocimiento. Nosotros pretendimos utilizar las redes sociales para un fin distinto al entretenimiento, quisimos aprovechar el alcance de estas para generar un cambio en la realidad de las personas de la isla”, dijo Dayana.

 

El proyecto buscaba mostrar, a través de las redes sociales, la problemática que sufre la isla Salamanca, más concretamente la isla 1972 y así, incentivar a muchas personas a donar productos no perecederos, ropa, entre otros objetos y, en conjunto con la Armada Nacional, llegar hasta la población y proveerlos de estos y muchos otros servicios.

 

“La jornada, que se llevó a cabo el 1 de junio, contó con productos de aseo personal, mercados, brigadas de salud, repartimos refrigerios, tuvimos jornadas recreativas para los niños, llevamos un optómetra, nutricionistas, hicimos todo un chequeo de la salud de las personas de la isla”, dijo Dayana.

 

Un Día X Salamanca (2).jpeg

 

Pero además, el proyecto contó con un onceavo participante. Se trata de Akani, como es conocido entre la comunidad, y quien también es estudiante de la Uniautónoma. Su participación se dio cuando aún no hacía parte de la institución y fue gracias a él que encontraron la manera de conectar con la comunidad, pues ya había realizado trabajos en esa zona.

 

“Yo compartí en mi perfil personal de Instagram algo sobre la campaña y gracias a eso, él me contactó y se ofreció a prestar todos sus equipos audiovisuales. Estuvo presente en cada parte del proceso. Gracias a esos equipos pudimos realizar material audiovisual muy importante”, dijo Gina que además agregó que él se mantuvo muy pendiente de los niños que se encontraban en la comunidad, “supo conectar con ellos”.

 

Dayana, en compañía de sus compañeros, explicó que el lugar no fui escogido al azar. Dijo que “a pesar de que es una zona que está cerca de la ciudad, no es del mismo departamento, ellos hacen parte de Magdalena pero por estar alejados de esa zona, no reciben mucho apoyo. Esta zona no cuenta con un sistema de energía, no cuenta con sistema de acueducto y casi todas estas comunidades son invasión, es decir que es mucha la ayuda que ellos necesitan”.

 

Pero eso no es todo, cada uno de los integrantes conoce bien cual fue la clave del éxito de su proyecto. Jesús Márquez, quien se desempeñó como el diseñador del grupo, expuso como el manejo estratégico del marketing les permitió conseguir más de mil seguidores en poco tiempo y muchas personas interesadas en el proyecto.

 

“Nosotros inspiramos nuestra campaña mediática en un documental de Netflix que se llama Fire. Durante toda la campaña estuvimos pendientes de los detalles de marketing y de engagement, generamos el #UnDiaporSalamanca, creamos campaña de expectativa, manejamos muy bien el diseño y el feed; sabíamos que cuando las personas entraran a nuestro perfil de Instagram iban a notar el esfuerzo que estábamos poniendo a esto, además que también pretendimos sensibilizarlos”, dijo Márquez.

 

Pero, aunque la estrategia cumplió con los objetivos planteados, les resultó difícil incluir nuevas personas a la labor social, pues no contaban con los cupos necesarios para llegar hasta allá. Ante eso Jesús reveló que “esta es una enseñanza que nos queda para el futuro, tenemos que permitirle la participación a las personas para que sigan motivadas y cada vez podamos impactar más”.

 

Aunque los resultados obtenidos del proyecto, que lleva alrededor de 7 meses en vigencia, han sido mucho mejores de lo esperado, los estudiantes siente que aun falta mucho por explorar. Pretenden llevar la iniciativa a un nuevo nivel, donde muchas otras comunidades se puedan beneficiar del impacto de las redes sociales.

 

Quienes se interesen por el proyecto, pueden encontrar mayor información en la cuenta de Instagram @undiaxsalamanca. MMC

 

 

 

Publicado en Noticias Generales

 

El pasado 10 de octubre fueron entregados, en Estocolmo, los premios Nobel de Literatura 2018 y 2019, tras las fuertes polémicas de abuso sexual y filtraciones que sufrió la Academia el año pasado. Los ganadores fueron la polaca Olga Tokarczuk (2018) y el austriaco Peter Handke (2019).

 

Mats Malm, secretario permanente de la Academia Sueca, destacó de la autora polaca “una imaginación narrativa que, con pasión enciclopédica, simboliza la superación de las fronteras como una forma de vida” y del austriaco que su obra está llena de “inventiva lingüística, ha explorado la periferia y la singularidad de la experiencia humana”.

 

Sin embargo, aunque el galardón literario fue fallado y duplicado en busca de dejar atrás los graves escándalos, ante la comunidad académica mundial, esto no ha sido posible.

 

Para Juan Carlos Antequera, docente del programa Comunicación Social y Periodista y magíster en Comunicaciones, la controversia no es algo nuevo en la entrega de estos premios. El docente expone que siempre ha sido un pensamiento colectivo que, “que dentro de la Real Academia Sueca hay muchos intereses, dentro de los que predomina el poder político”, sin embargo para Leslie Smith, también docente del programa, esto podría tratarse, tan solo de un tema de subjetividad. “En una versión del premio Nobel, fue un cantante el que ganó el premio y en otra se lo llevó un periodista, entonces ahí podríamos entrar a mirar si, más bien, la Academia está respondiendo a los intereses cambiantes de la época”, expresa Smith.

 

Olga Tokarczuk.jpg

 

Y justo en ese punto se abre el debate pues un gran porcentaje de público literario está de acuerdo con el premio entregado al cantante Bob Dylan en el 2016, pero el porcentaje restante integra un grupo de lectores conservadores, que encuentran en ese hecho una muy grave falta de respeto. Entre ellos, el docente Alejandro Espinosa quien afirma que “el que a alguien le sea otorgado este premio no significa que sea el mejor, pues existen escritores que han dejado un legado importante a las letras pero que nunca lo han recibido”.

 

De la misma forma Jaime de la Hoz, docente y periodista, expresa que “el premio está en deuda con el mundo por entregar ese galardón, pues él –Bob Dylan- no era el representante auténtico de las letras”. Ante ello, los criterios de escogencia se convierten en un factor de análisis crucial, para identificar la manera en que la Academia trabaja.

 

“Considero que muchas veces se tienen en cuenta criterios externos a la obra, temas como el género y el país del autor. En mi opinión, solo se debería mirar la manera en que la obra está desarrollada”, comenta Espinosa. Juan Carlos Antequera concuerda en que el premio puede estar sufriendo una transformación hacia las nuevas tendencias, lo que lo ha llevado a estar en medio de las fuertes polémicas.

 

“Podríamos pensar que, quizá, estamos en una época de la información donde los escritores se convierten en escritores nichos, es decir, se direccionan hacia públicos mucho más específicos, no grupos tan universales como es lo tradicional”, glosó Antequera, a lo que Smith agregó que “valdría la pena decir que el premio está respondiendo a los intereses cambiantes de la época, a lo que los jóvenes le están apostando y los productos culturales que están absorbiendo, por ende, creo que está entrando en un estado de esnobismo”.

 

Peter Handke.jpg

 

Es probable que la Academia esté en busca de una transformación, de una actualización de sus ganadores, persiguiendo la evolución que no solo sufre la literatura sino la sociedad misma; sin embargo, hay muchos nombres de escritores que, tiempo antes de que se creara el galardón, crearon obras de gran importancia y que han llegado a ser categorizadas como atemporales.

 

“Para mí, el Nobel es el sello de calidad, es la firma que refrenda una obra pero antes del premio existieron escritores que no lo requirieron porque ahí están en la historia de la literatura, uno sabe cuales son los representantes que han llegado y que han trascendido en la historia”, explicó De la Hoz.

 

Por otro lado, los académicos concuerdan en que la Academia Sueca está dejando entrever las hendiduras que ha sufrido, generando gran desconfianza en el público. “El premio ha venido perdiendo fuerza, antes era mucho más valioso. El tener que sacar los dos ganadores este año demuestra la crisis que está atravesando”, comentó Antequera.

 

Para Smith, todo lo anterior pierde veracidad cuando se traspola a la verdadera literatura, pues “las buenas obras son entregas que van allá de los premios, son como la esencia humana. La escritura, igual que todo lo que vale la pena en el mundo, es una apuesta al vacío”. MMC

 

 

 

Publicado en Noticias Generales

Mediante una alianza con el Parque Cultural del Caribe, la Universidad Autónoma del Caribe fue sede de los últmos dos encuentros del espacio ‘Hablemos de Gabo’, de seis que ya se han realizado en el año y cuyo objetivo es hacer un estudio minucioso de la obra de Gabriel García Márquez.

 

“Desde el Parque Cultural venimos desarrollando, desde hace varios años, el ‘Hablemos de Gabo’, que es un espacio académico mensual. Este año, a propósito que habíamos tratado todo el tema de literatura, decidimos pensar en Gabo como periodista”, dijo Milena Patricia Cuartas, coordinadora de los eventos del Parque Cultural del Caribe.

 

Esta alianza, fue realizada por medio de la decanatura de la facultad de Ciencias Sociales y Humanas, quienes nombraron al docente y periodista Jaime de la Hoz como moderador de estos encuentros, quien se mostró muy agradecido con ambas instituciones.

 

Para la coordinadora, llevar los talleres a la comunidad representa grandes beneficios pues “se abre a un nuevo público que no solo es el estudiantil, si no toda la comunidad en general, que siempre está muy atenta y participa de estos eventos. Esa fue una de las herramientas que quisimos usar”.

 

De la misma forma, el docente Jaime de la Hoz asegura que esto “beneficia a los estudiantes y por eso estamos pensando que, el próximo año, los estudiantes tengan una mayor participación”.

 

Ambos coinciden en que la asistencia a las reuniones ha sido un éxito, denominándolo como un “abre bocas” de lo que se podría realizar en la Universidad.

 

“La participación ha sido todo un éxito. Estos espacios siempre suelen ser como exclusivos y con eso me refiero a que siempre asisten quienes ya están familiarizados con la obra y por eso es un poquito más cerrado. Es gente que está muy comprometida con la lectura de los textos y con los autores”, explicó Milena.

 

Por su parte, De la Hoz dejó ver la importancia de impulsar este tipo de eventos pues, para él, “esto es cultura, es aproximación al arte, es lo que hay que hacer desde los organismos porque la cultura se está difuminando y esparciendo sin rumbo fijo”. MMC

 

 

 

Publicado en Noticias Generales

Una vez más, el tercer piso de la Biblioteca Benjamín Sarta de la Universidad Autónoma del Caribe abrió sus puertas, a las 10 de la mañana, a los participantes de la ponencia titulada “Dictaduras Positivas”, a cargo del profesor Henry González, politólogo, magister en Relaciones Internacionales y docente de tiempo completo del programa de Ciencias Políticas de la misma institución. El director del Departamento de Humanidades, John Acosta, tomó la voz inicial, y le dio la bienvenida al quinto Café Filosófico del año a los estudiantes y profesores que, hasta ese momento, atiborraban la sala.

 

Gonzáles arrancó la presentación refiriéndose al método del Materialismo Histórico, el cual explica cómo se desarrolla la humanidad a través del tiempo, como la base de su teoría de que una dictadura no representa únicamente algo negativo. “En la producción social de su vida, los hombres establecen determinadas relaciones necesarias e independientes de su voluntad, relaciones de producción que corresponden a una fase determinada de desarrollo de su fuerza productiva”, leyó textualmente de una diapositiva para su público. Explicó que, según este método, la historia de la humanidad es el desarrollo de los medios de producción, y es precisamente en esta última premisa donde radica la parte positiva de una dictadura.

 

Café Filosófico 2.jpg

 

A manera de introducción, el docente le pidió a los asistentes que se atrevieran a dar un concepto de dictadura. Dentro del público mencionaron que tenía que ver con la imposición y con una forma de gobierno donde el poder recaía sobre una sola persona; a lo que el profesor añadió que el poder podía concentrarse en un solo partido político o una junta militar; sin embargo, solo uno mandaba. La primera idea de dictadura de la humanidad se remonta a la época romana se decidió nombrar a una sola persona que asumiera el poder, para resolver problemas “difíciles de resolver” en la República Romana, explicó. Cuando una persona se posiciona y toma el control de los “tres poderes del estado”, el legislativo, ejecutivo y judicial, es una dictadura, aclaró González. En Latinoamérica, durante el siglo XX y XXI, se han presentado dictaduras a través de un gobierno de facto.

 

“Cuando estamos estudiando temas serios y científicos de la historia, debemos ver las cosas desde todos los puntos de vista, no solamente como se acostumbra al estudiar estas dictaduras; desde la parte negativa, la sangrienta, la violación de los derechos humanos… A mi manera de ver, algunas dictaduras tienen una parte positiva”, señaló Henry, antes de empezar a hacer un recuento de algunas que él consideró sobresalientes.

 

Café Filosófico 3.jpg

 

Dictaduras Históricas.

Después de la Revolución de Febrero en Rusia, la burguesía local toma el poder sin tener intención de salir de la guerra, razón por la cual los grupos de oposición desataron una segunda revolución que pone a Lenin en el poder. El profesor Henry continuó explicando que su gobierno empieza a nacionalizar todos los sectores de producción y la economía se va a pique, lo cual dio paso a la creación de la “Las nuevas Políticas Económicas”; donde el gobierno les pagaba a los particulares por la productividad, postura que elevó exponencialmente la economía rusa. Al morir Lenin, Stalin toma el poder como una dictadura unipersonal y centraliza todos los sistemas de producción, lo que ocasionó que en poco tiempo la Unión Soviética se convirtiera en una potencia industrial y militar; desde el punto de vista de desarrollo de las fuerzas productivas de la sociedad, es la parte positiva de esta dictadura a la que se refirió González. Sin embargo, mencionó que la dictadura Estalinista también tuvo sus atrocidades: violación de los derechos humanos y años de sometimiento del pueblo ruso.

 

En el caso de la Alemania nazi, sucedió algo similar que en Rusia, indicó el expositor. Adolfo Hitler llega al poder después de ganar las elecciones; el país estaba en crisis, y éste desarrolla una política de “autoabastecimiento”; construyó infraestructuras a grandes escalas, dándole empleo a un país que moría de hambre. ¡Bingo! Nuevamente, el desarrollo de las fuerzas productivas de la sociedad permitió que Alemania pasara a ser en solo seis años una potencia mundial, reiteró el profesor.

 

Café Filosófico 4.jpg

 

Luego, llegó el turno de la dictadura que González presentó como una de las que tendría todo positivo en la actualidad; a excepción de la represión democrática, aquella que empezó a cargo de Lee Kuan Yew en Singapur. El conferencista explicó que las políticas de gobierno de ese país están direccionadas a la expansión y desarrollo del capitalismo “en su máxima expresión”; además, de acabar con la corrupción, alfabetizar y brindarle educación superior a todos sus habitantes. En cuanto a la economía, en el país asiático se dedicaron a la transformación de la materia prima, situación que no ocurre en Colombia, señaló González, y explicó que es una de las razones por las cuales no se desarrolla efectivamente nuestra economía.

 

Para el caso de nuestro país, el profesor Henry se refirió a Gustavo Rojas Pinilla como el único dictador que hubo en Colombia en el siglo XX. Durante cuatro años, el dictador también se dedicó a construir infraestructura, entendió que la mejor vía para el progreso es el desarrollo de la educación, por eso creó el Sena; además, llevó alfabetización a los rincones del país a través de Telecom.

 

Café Filosófico 6.jpg

 

Crueles dictaduras en Latinoamérica.

González también hizo mención de algunas dictaduras que resultaron ser atroces en América Latina: Empezó con el régimen impuesto por François Duvalier en Haití, una dictadura que no tuvo nada de positivo, según el politólogo, pues hoy es una de las naciones más atrasadas del mundo; en Nicaragua, la dictadura de la dinastía Somoza de 1937 a 1979, y, por otro lado, en Paraguay estuvo la dictadura de Alfredo Stroessner de 1954 a 1989.

 

González señaló que la historia “está llena de sangre”, no solo en Latinoamérica, sino alrededor del mundo. Y así finalizó la ponencia, con una amplía reflexión sobre los impactos negativos, pero también positivos, de una dictadura y con un párrafo de la teoría capitalista de Karl Marx que, a groso modo, encerró gran parte del mensaje del profesor Henry: “El capital viene al mundo chorreando sangre y lodos por todos los poros, de la cabeza a los pies”. Tomado del blog Comarca Literaria

 

Publicado en Noticias Generales

Casi de sorpresa, Luis Eduardo Ramos Palacín, estudiante de Comunicación Social - Periodismo de la Universidad Autónoma del Caribe, recibió la importante noticia de ser el ganador de uno los portafolios de estímulos artísticos, otorgados por la Alcaldía de Barranquilla, en la modalidad de libro de cuentos.

 

Luis Eduardo afirma que desde hace un tiempo tenía en la mira su participación en esta convocatoria, pero no había podido hacerla efectiva. “Yo ya tenia cosas escritas que quería mandar pero uno de los requisitos era que el libro no estuviese participando en otra cosa, entonces daba la casualidad que cada vez que yo quería entrar no podía, porque estaba participando en otra convocatoria. Este año dejé de participar en otras cosas para enfocarme en esto”, reveló.

 

El libro que lo llevó a la victoria, denominado ‘Instrucciones para desaparecer una ciudad’, consta de 10 cuentos que empezó a escribir desde el 2015. “En realidad yo este libro lo escribí accidentalmente. Yo en el 2015 empecé a escribir una serie de cuentos y me di cuenta que todos tenían un tema, un humor en particular y estaban conectados de alguna forma, ahí fue donde me di cuenta que había escrito el libro”, explicó Luis Eduardo.

 

Sin embargo, no todo lo que escribió entró en el resultado final pues comentó que “cuando ya lo tenía escrito eran como 14 cuentos pero hice un proceso de selección del que resultaron 8. Después, en el 2018, escribí otro dos cuentos nuevos y el libró quedó con 10 cuentos”.

 

A pesar de relacionarse cada uno entre si, Luis Eduardo asegura que no es necesario leerlos de manera consecutiva, “hay una secuencia temática pero no es una novela”.

 

Luis Ramos Palacín.jpg

 

Para Luis, la escritura es lo que mejor hace y a lo que espera poder dedicarse toda su vida, contó como le apasiona el poder “crear algo de la nada y darle expresión a cosas que es difícil expresar de otra manera, crear personajes y desarrollarlos psicológicamente”

 

En cuando a la academia, manifestó que aunque este era un proyecto que ya venía desarrollando desde antes de ingresar, le ayudo a descubrir y desarrollar nuevos géneros, entre esos la crónica y que gracias a ese proceso, fue también ganador del premio de periodismo Ernesto McCausland. Pero no es el único de la comunidad académica en ser merecedor de este estímulo.

 

Por su parte, Carlos Polo, egresado del programa de Dirección y Producción de Radio y Televisión, se ha visto favorecido en tres ocasiones consecutivas, en cada una de las modalidades.

 

En la convocatoria actual, Polo participó en la modalidad de poesía. Asegura que la experiencia en el concurso “fue curiosa porque yo tenía un par de trabajos, estaba terminando un libro de cuentos, no precisamente estaba trabajando en poesía pero no quería volver a participar en esa modalidad”.

 

El producto presentado por el egresado, es un conjunto de poemas que lo han acompañado durante por un largo tiempo. El libro, llamado ‘Cantos azules y otras estaciones peligrosas’ está dividido por cantos que representan distintos estados de ánimo y cuenta con un estribillo final.

 

“Cada uno de los cantos representa un estado de ánimo. Uno de ellos tiene textos relacionados con el amor, en lo que representa la mujer, incluso cuando el amor tiene sus espinas, hay otro que está relacionado con la rabia y yo digo que esos son los textos contestatarios frente a la sociedad, son los textos rabiosos, y así, van representando un estado de ánimo”, expresó el egresado, quien no se considera ni escritor ni poeta, sino que responde más plácidamente al título de contador de historias.

 

Carlos Polo Egresado de RTV (2).jpg

 

A pesar de ser su tercer año consecutivo, Polo no se esperaba este título pues asegura que la poesía es el género por el que empezó a escribir. En las anteriores convocatorias participó, por primera vez en la modalidad de libro de cuentos, con el producto ‘Las malas noticias llegan primero’ y en la segunda oportunidad fue en la modalidad de novela con ‘Es de noche cuando los gatos son pardos’.

 

En cuanto a su paso por la Uniautónoma, Polo ya se proyectaba como un gran escritor pues durante una de las versiones del Festival de Videos y Semana de las Comunicaciones fue ganador de dos premios, de manera consecutiva, por grandes construcciones realizadas en el marco de la academia.

 

“La Universidad le ayuda a uno a moldearse en todo, aporta un gran bagaje. Mucha gente me dice que mi poesía esta muy ligada a lo audiovisual, que tiene muchas imágenes, a lo que yo le adjudico mi paso por la facultad de Ciencias Sociales y Humanas, especialmente al programa de RTV”.

 

El Portafolio de Estímulos de la Alcaldía de Barranquilla fue creado con el objetivo de fomentar la creación, la investigación y la gestión en todas las áreas artísticas y culturales. El portafolio artístico de estímulos le ofrece al ganador, sin importar la categoría – poesía, libro de cuento o novela-, 10 millones de pesos para que sean invertidos en gastos de publicación.. MMC

 

 

 

Publicado en Noticias Generales

Desde el 2 al 6 de octubre, se realizó en la ciudad de Medellín, el VII Festival Gabo, en el que se llevaron a cabo charlas, exposiciones, talleres, muestras y recorridos, donde el periodismo fue el protagonista principal. Entre los asistentes, se encontró un grupo de estudiantes de la Universidad Autónoma del Caribe, del programa de Comunicación Social y Periodismo, quienes disfrutaron del encuentro anual del periodismo iberoamericano y destacaron entre muchas universidades.

 

Los diferentes eventos tuvieron lugar en el Jardín Botánico y el Parque Explora, sedes oficiales del evento; sin embargo, la programación se extendió a 5 universidades de la ciudad.

 

En los diferentes eventos, los estudiantes de la Uniautónoma tomaron la batuta, para debatir los temas con los panelistas de gran trayectoria, entre los que se encontró Carmen Aristegui, de CNN en Español; Soledad Gallego-Díaz, directora de El País de España; Jineth Bedoya, subdirectora de El Tiempo; Carolina Arteta, directora pedagógica de la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip); entre muchos más.

 

Estudiantes en Festival Gabo (4).jpg

 

Por otra parte, la estudiante Verónica Vergara realizó un reportaje, donde relató la manera en que se vivió el Festival y que, gracias a sus excelentes competencias, fue publicado en la página oficial del evento y de lo que asegura, ha sido una experiencia de gran crecimiento en su realización como profesional.

 

En cuanto al recorrido, los estudiantes también asistieron a la oficina de comunicaciones de la Alcaldía de Medellín y a la redacción del periódico El Colombiano. En estas, fueron atendidos por profesionales de cada una de las áreas, quienes también los motivaron para mantenerse firmes en su profesión.

 

“Todos los profesionales que hablaron con nosotros coincidieron en que debemos prestarle mucha atención a las nuevas tecnologías pues, más que pensar en el futuro, pensamos en el hoy, en como las tecnologías están cambiando el mundo hoy”, dijo Inés Bula, una de las estudiantes que asistió al festival.

 

Estudiantes en Festival Gabo (2).jpg

 

De la misma forma, Esteban Duque, agrega que “me sorprendió mucho cuando en El Colombiano, una de las periodistas nos decía que los periodistas de hoy deben prepararse mucho más que antes. Explicó que en el periódico eligen a los profesionales que saben como implementar las nuevas herramientas en sus trabajos, sobre los que solo se limitan a escribir. Eso me puso mucho a pensar en mí como profesional”.

 

Por otra parte, los estudiantes tuvieron espacios para recrearse y conocer los sitios turísticos de la ciudad. El viaje académico fue organizado por el docente del mismo programa, Elkin Sánchez, en colaboración con los estudiantes.

 

Estudiantes en Festival Gabo (3).jpg

 

De la misma forma, los estudiantes pertenecientes al grupo de Narrativas 21, impulsado por el docente Jorge Peñaloza, también hicieron presencia en el festival, al mismo tiempo que lo transmitían a través de las redes sociales. MMC

Publicado en Noticias Generales

Los docentes Carlos Toncel, Julio Caballero y Giuliano Seni, en nombre del programa de Dirección y Producción de Radio y Televisión de la Universidad Autónoma del Caribe, ganaron una convocatoria del Ministerio de Cultura para realizar y difundir contenidos que tendrán como eje la Economía Naranja.

 

Con el proyecto denominado "Atlántico: rutas insólitas", los docentes se hicieron merecedores de una beca "para creación y circulación de contenidos periodísticos sobre economía naranja", específicamente en la categoría de documentales expandidos, también conocidos como 'Docuwebs'.

 

La idea de los docentes consistió en "trazar un proyecto sobre rutas insólitas del Atlántico, en la cual se van a visitar diferentes rutas que tiene el departamento como son la Oriental, la Cordialidad y la Vía al Mar" para tomar algunos de los municipios "y desarrollar diferentes grabaciones sobre las costumbres, culturas, gastronomías e incluso historias y relatos de cada", señaló el profesor Julio Caballero.

 

El docente Giuliano Seni, explicó que el proyecto dará como resultado "un documental de corte interactivo que permite al usuario navegar a través de las imágenes y sonidos, dando como resultado una experiencia inmersiva porque, de paso, permite ampliar y profundizar en aspectos que le llamen la atención al usuario".

 

"En este proyecto  las personas van a poder decidir, al momento de ver el video, si continúan con la visualización normal o si quieren hacer una pausa para ampliar determinada información acerca de lo que se está hablando. Por ejemplo, si estamos hablando del municipio de Luruaco y se mencionan las arepas de huevo, la persona puede decidir si quiere aprender cómo se prepara una arepa de huevo o si continúa con el video normal", amplió Caballero.

 

Sobre lo que van a encontrar los usuarios, una vez el proyecto esté abierto al público, el profesor Seni reveló que "será una experiencia visual y sonora de 360 grados, es decir, no sólo va a tener acceso a unas imágenes sobre una población sino que también podrá vivir el ambiente que rodea esa experiencia, como si estuvieran en el sitio".

 

Acerca de la importancia de este tipo de convocatorias para la universidad, el profesor Seni indicó que hay varias aristas: "una es la visibilidad que obtiene la universidad y su cuerpo de docentes frente a la comunidad, tanto interna como externa, de lo que se está haciendo, el impacto que teniendo la universidad. Segundo, nos sirve para la categorización en Colciencias, ya que hay una nueva categoría que se llama 'Creación Artística', que aparte de la producción científica escrita, también se tendrá en cuenta la producción de piezas audiovisuales".

 

Según el Plan de Trabajo que han proyectado los docentes, iniciarán labores en enero de 2020 y a partir de ahí tendrían alrededor de cinco meses para ejecutarlo, es decir, "que para los meses de mayo a junio debería estar el proyecto listo", informó el docente Caballero.

 

 

 

 

 

 

Publicado en Noticias Generales

Cuando se trata de festivales de cine, lo primero que nos llega a la mente es una gran gala, personalidades de la industria y vestidos muy elegantes y sin duda se trata de una gran fiesta, pero también, casi de manera inmediata, es una instancia de negocio. Su característica de fiesta viene denotada desde el mismo nombre, el otro lado de la cara es una consecuencia natural.

 

Pero antes de entrar a hablar de los festivales de cine, es pertinente marcar la diferencia que se genera ente estos y las muestras, siendo muy parecidos y, por lo tanto, propensos a ser confundidos entre si.

 

Según lo explicó Julio Cesar Lara Bejarano, jefe de prensa de la Cinemateca del Caribe y docente de la Universidad Autónoma del Caribe, la mayor diferencia que se puede encontrar entre un festival y una muestra es su carácter. "Si es un certamen competitivo, es un festival; si se trata de un evento expositivo o académico, es una muestra. Sin embargo, al adentrarnos al espectro internacional, estos adoptan un carácter más ambiguo pues existen eventos donde se hace una entrega de premios, pero los ganadores ya han sido escogidos de manera previa, es decir, el público solo asiste a una entrega de premios sin conocer a los demás nominados”, señaló el docente.

 

Palma de Oro Cannes.jpg

 

Es claro afirmar que, a pesar de tener bien constituidas las características, no todos los galardones tienen el mismo valor; sin embargo, es complejo afirmarlo con nombres propios, pues sería adentrarnos en una discusión que tiende a lo subjetivo.

 

A pesar de ello, la doctora en Ciencias de la Información y la Comunicación, Clara Yaneth Santos Martínez, expresa que, “lo que podría dar más peso a un festival que otro es la seriedad de la organización, al momento de prepararse para ese momento. Yo particularmente me intereso por los festivales de cine español, donde se destaca el festival de San Sebastian, el festival de cine de Barcelona. Todo depende, también, de la categoría y las temáticas”. Lara comparte algo de este pensamiento, y agrega que el más importante de todos es el festival de Cannes.

 

Sin embargo, nada de esto aísla la verdadera incógnita sobre estos eventos: ¿Cuáles son los criterios que se tienen en cuenta a la hora de elegir a los galardonados?

 

Lara, hace una explicación detallada del manejo de estos títulos, en la industria Hollywood, y pone como ejemplo los premios Oscar, entregados por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos (AMPAS). El docente y también integrante del consejo de Cinematografía de Barranquilla reveló que para ser merecedor de este premio “debes estar asociado a la AMPAS; posterior a ello, debes hacer parte alguno de los sindicatos (de actores, directores, fotógrafos, entre otros) y de esa manera poder recibir un voto”.

 

Estatuilla Oscar.jpg

 

Pero eso no es todo, sucede que los diferentes aspirantes a la estatuilla, deben cumplir ciertas normas, durante un periodo de tiempo específico y para así poder llegar a ser nominados. Entre esas, se encuentra que el producto haya sido estrenado en un determinado número de salas, ubicadas en unos sitios específicos y que además esté acompañado de una campaña proselitista, permitiendo que el producto llegue al público crítico y se reconozca que está aspirando. “Quien se propone a ser nominado y no hace una inversión de dinero equivalente, está creyendo que este tipo de premios se entregan más por voluntad que a través de un proceso previo”, comentó el docente.

 

Siguiendo el proceso, los líderes de cada uno de los sindicatos se reúnen para decidir quienes son los ganadores. Lara agrega que “el periodo de votación se abre y se cierra y todos deben depositar su voto. Cerrado el plazo, se cuenta quienes obtuvieron la mayoría. Esta modalidad solo denota que cuando un grupo se inclina más por uno de los productos, solo es cuestión de correr la voz y que el gremio lo respalde, es decir que los resultados podrían responder más a una campaña que tiene que ver con política y con afecto, que con cualquier otro juicio”.

 

Sin embargo, existen otros premios, entre los que se destaca la Palma de Oro del festival de Cannes, que han adoptado la modalidad de jurados para la escogencia de sus galardonados. En estos, la mesa de jueces genera un acta con los resultados, después de ver en el mismo festival, cada una de las propuestas; ante eso, es el prestigio de cada uno de ellos es el que se vería comprometido ante alguna mala decisión.

 

Sin embargo, esto último no es peso suficiente para el docente, quien recuerda con indignación la ocasión en que un reconocido director caleño “estuvo de jurado la vez que Cantinflas fue el presidente de la mesa y no se vio ninguna película porque siempre estuvo dormido”. Como esta anécdota, son muchas las que la presiden, como lo dejó ver el escritor Gabriel García Marquez, quien redactó una crónica en la que retrataba las viscerales discusiones que se levantaron cuando fue jurado en el festival de Cannes del 82.

 

Sin duda, la característica principal de los festivales es la competencia oficial pero, a pesar de ello, estos también cuentan con un espacio en el que se muestran películas que no entran en la competencia pero que, para el jurado, deben estar presentes por su gran contenido.

 

Oso de la Berlinale.jpg

 

“Gracias a esta característica, aparecen una serie de secciones que le dan al público un marco de opciones para decidir si lo que quieren ver es la competencia específica o quieren ver otras cosas porque son más cercano a otros temas”, afirmó Lara.

 

En cuanto la industria colombiana, se puede evidenciar un gran aumento en este tipo de eventos con el pasar de los años, sin embargo, para el profesor, no está demás preguntarse ¿A qué espectro responde este aumento de festivales y muestras en el país? y, ¿Qué tan fieles son a lo artístico?.

 

Esto surge, a partir del hecho de que muchos de los eventos de este tipo que se realizan en el país, llevan un aporte de recursos por parte del gobierno, generando un sentimiento de censura en los espectadores.

 

Ante esto, Santos considera que cada uno de los eventos tienen sus criterios propios de escogencia, “incluso habría que hablar de los criterios que conforman un patrón del que no se habla y es lo que involucra los aspectos políticos que hacen peso para que un producto pueda ganar sin tener los méritos”.

 

Pese a lo anterior, la también docente de la Universidad Autónoma del Caribe, reconoce que el cine colombiano ha mostrado una gran evolución. “Las películas de calidad están ahí, pero no se muestran en las pantallas de manera suficiente, ni en el tiempo adecuado, ni los espectadores lo reconocen pero es un espacio que se tiene que seguir ganando a nivel internacional pues ya se participan en festivales y se ganan premios, es decir, ya existe una dinámica”. MMC

 

 

 

Publicado en Noticias Generales

La Universidad Autónoma del Caribe fue el epicentro el pasado jueves de un foro convocado por la Dirección de Comunicaciones del  Ministerio de Cultura y la Alianza Caribe, en el que expertos y miembros de la comunidad debatieron sobre 'El derecho a la comunicación en el territorio del Caribe' y analizaron las garantías del derecho a la comunicación en el actual contexto del país, y sus implicaciones para los periodistas, comunicadores locales y líderes comunitarios.

 

La jornada estuvo dividida en tres paneles, cada uno con una subtemática para que los expertos expusieran sus argumentos e ideas. Los temas fueron 'Comunicación para la memoria, la verdad y la construcción de paz', 'En contra de las diferentes formas de censura' y 'Comunicar en el territorio Caribe'. Por parte de la universidad brindaron su apoyo el programa de Dirección y Producción de Radio y Televisión y la Dirección de Extensión y Proyección Social.

 

Dentro de los invitados estuvieron Germán Rey, profesor universitario; la periodista y consultora Nubia Rojas; Soraya Bayuelo, fundadora y directora del Colectivo de Comunicaciones Montes de María Línea 21; Laura Ardila, periodista y editora de La Silla Caribe;Sinar Alvarado, representante de la Liga Contra el Silencio;Luisa Fernanda Isaza, abogada investigadora; Vanesa Paola Tejedor Herrera, licenciada en pedagogía infantil; Hernando González, líder campesino de Montes de María; Daniel Maestre Villazón, comunicador indígena con experiencia en Derechos Humanos, y Octavio González, miembro activo de la Asociación de Radiodifusión Comunitaria Vokaribe.

 

‘Comunicación para la memoria, la verdad y la construcción de paz’.

Para dar inicio a la jornada del foro ‘El derecho a la comunicación en el territorio del caribe’, se llevó a cabo el panel ‘Comunicación para la memoria, la verdad y la construcción de paz’.

 

Entre los panelistas que participaron, se encontraba el reconocido profesor y relator, Germán Rey, quien a través de una comparación con la literatura de Gabriel García Márquez, explicó como se está viviendo en Colombia los años de la peste y la memoria.

 

Comunicación en el Caribe (1).jpg

 

Con esto, buscaba mostrar la relación entre comunicación, memoria y verdad, a lo que agregó que “hoy se habla mucho de memoria y de verdad y que tenemos, por una parte, una memoria y verdad institucional que, en el caso colombiano, yo creo que se trata de la justicia especial para la paz y la comisión de esclarecimiento de la verdad; estas, son institucionales, porque a pesar de todo son resultado de un acuerdo que el estado, no los gobernantes, si no el estado y la comunidad respaldan”.

 

Sin embargo, aseguró que más le interesa es el tema de la memoria y la verdad, entendidas como las expresiones más locales y que cobran una mayor importancia entre el colectivo.

 

Por su parte, la periodista y consultora, Nubia Rojas, también hizo su intervención, explicando, de manera inicial, en lo que consiste el proyecto ‘La paz con los ojos abiertos: periodismo, comunicación y construcción de paz’.

 

“La frase del título del proyecto fue dicha por Gabriel García Márquez, durante unas declaraciones a la televisión española en el año 1984, en el marco de las negociaciones de paz que se estaban dando en ese momento. Gabo decía que los periodistas tienen que cubrir la paz con los ojos abiertos, con ojo de cóndor, una paz que no solo se fija en los detalles de la nogociación ni en la interacción entre los actores que están intentando llegar a ella, sino una paz que, además, es capaz de ver por encima, ese es el rol que le adjudica al periodista y al que nosotros hemos apostado”, expresó.

 

De la misma forma, y centrándose mucho más en el tema trabajado durante el panel, la periodista y además especialista en temas de paz y asuntos sociales, políticos y humanitarios, recordó que fue a finales del siglo XX y principios del XXl, que la preocupación que predominaba en la sociedad, era que los periodistas contribuyeran en la mitigación de la confrontación, pero nunca al periodismo en construcción de paz, es por eso que “la propuesta de la fundación, en este caso, es darle un poco la vuelta y no solo darnos palo de lo que hemos hecho mal o como hemos contribuido a la violencia con el lenguaje, sino que hemos hecho también para contribuir con la paz”

 

Para finalizar, dejó ver que aún existe, dentro de la sociedad colombiana, que la definición de paz aún se encuentra anclada a una ideología político – partidista. “Es por ello que la gente todavía habla de la paz de la Santos o la paz de las Farc, pues no hay una definición de ella en un sentido amplio”, comentó.

 

“Llego sin pedir permiso eso que llaman conflicto, un régimen bien estricto de dolor sin previo aviso, que al pueblo volvió sumiso viendo a sus hijos caer, sus derechos decaer y a un estado que no estaba para hacer lo que le tocaba, a su pueblo proteger. Como pusimos los muertos, sin nuestro consentimiento, queremos contar el cuento con el estado en concierto. Que lo falso no sea cierto, que cuente nuestra verdad y que se apoye un lugar y un museo de la memoria. Que en adelante esta historia sea vergüenza nacional”, fueron las palabras que entonó Soraya Bayuelo, fundadora y directora del Colectivo de Comunicaciones Montes de María Línea 21 y además ganadora del Premio Nacional de Paz 2003, al iniciar su intervención y para explicar como la tradición oral es la “banda sonora” del Museo Itinerante de la Memoria de la Identidad de los Montes de María.

 

Este último, se centra en los tres ejes fundamentales: la memoria, la identidad y el territorio. Este museo, reproduce lo que muestra el territorio, por parte de quienes han sobrevivido a las fuertes épocas de violencia, según lo explicado por Soraya, que agregó que “esta es una plataforma de preparación simbólica para decirle al mundo que no nos podemos dejar robar la esperanza, ni por lo que ya fue ni lo que vendrá”.

 

Al final de su intervención, recordó con gran cariño la época en que fue estudiante de la Universidad Autónoma del Caribe, del programa de Comunicación Social y Periodismo.

 

“Yo soy hija de la Uniautónoma y hoy me siento súper orgullosa. Hoy revivo ese pasado, que fue sabroso, porque todas las primeras generaciones de periodistas del caribe colombiano salieron de la primera facultad de comunicaciones de la región”, expresó.

 

Comunicación en el Caribe (4).jpg

 

'En contra de las diferentes formas de censura’.


Como característica particular de este segmento de la jornada matutina está la juventud de sus tres participantes y la pasión demostrada por el oficio y las largas opiniones que cada uno emitió ante las preguntas de los asistentes.

 

De acuerdo con Isaza, las amenazas son la más grave y la forma más común de bloquear la libertad de expresión de un periodista, lo que se ha seguido dando a través de los años, con un tope de casos desde finales de los 80 y por una década más.

 

“No es que haya mejorado la situación para estos profesionales, pero este año se han registrado 10 amenazas, por lo que debo decir que hay una reducción en relación con 2018”, dijo Isaza durante su primera intervención.

 

En cuanto a las otras formas de afectar a la prensa en este sentido, Isaza mencionó a la autocensura para evitar las amenazas, así como “las presiones por la pauta, tema en el que también la Flip trabaja para que no influya en los contenidos”, agregó.

 

De hecho, la Flip hizo un censo en todo el país para ver cómo estaba la oferta de información local en cada municipio, porque pasa que -en muchas regiones- los ciudadanos están bien informados sobre lo que sucede en Bogotá y en las ciudades más importantes, pero nadie les cuenta lo que ocurre en sus ciudades y departamentos, en sus regiones”, explicó Isaza y complementó que fue con el propósito de “medir el silencio y así se encontró que eso se da en 666 municipios, de 1109 que tenemos. O no tienen suficientes medios de comunicación o cuentan con los que no se dedican a entregar información de real interés, sino de otro tipo”, indicó.

 

Por su parte, Alvarado expuso que la Liga contra el silencio es una iniciativa de la Flip, que busca combatir la censura y la desinformación en Colombia. “Reúne 16 medios digitales, excepto dos, Publimetro y Universo Centro, que sí imprimen. Lo que hacemos es identificar historias que han sido calladas de forma deliberada con presión notoria y las sacamos a la luz”, informó.

 

Para Alvarado, los dos grandes silenciadores son “uno: la violencia y el miedo. Dos: la pauta publicitaria, por parte de empresas públicas o privadas, siendo la autocensura la consecuencia”, dijo este joven colombo-venezolano, quien además considera que el pero lugar para ejercer el periodismo –en Colombia- es el Vichada, “por haber muy pocos medios y el 70 por ciento de ellos son manejados por el sector público, lo que se traduce en un control permanente del Estado”, encimó Alvarado.

 

Según este periodista de perfecta dicción, el procedimiento de la Liga contra el silencio es “publicar esas historias calladas son por los 16 medios aliados –al mismo tiempo- y eso garantiza que la historia sea muy leída. Así se les recuerda a los lectores las historias y se impone de qué tema tenemos qué hablar”, puntualizó.

 

Alvarado considera que, pese a los rumores, “en Venezuela no se está haciendo periodismo en las peores condiciones. Allá no se ha asesinado la cantidad de periodistas que han muerto en Colombia o en México”. Respecto a la calidad de la información, compara la situación de los receptores con “decidir ir a comprar comida para su familia y hacerlo en una tienda confiable, limpia, o elegir hacerlo debajo de un puente. Algo similar ocurre con la información, que venga de medios confiables”, ejemplifica.

 

La clave para Alvarado es “no confiar en lo que viene por whatsapp, sino en lo que viene de periodistas identificados, que trabajan para un medio. Se trata de elegir cual es el proveedor de la información clara y confirmada”, instó y, figurativamente, concluyó que la labor es “seducir a la audiencia con un producto que le resulte irresistible y entregarlo de forma tan valiosa y sexy. Hacer que la gente diga: me gusta tanto el trabajo que esta gente hace, que no tienen que convencerme”.

 

En lo referente a los modos de subsistencia de los medios, Alvarado reveló que los medios se sostienen –hoy en día, en varios casos- con dineros de la cooperación internacional y “atrás quedó el proveniente de las pauta publicitarias, como el gran financista. Al final es el público el que determina si un medio sobrevive o no, pero es la calidad de su producto lo que también define si es apoyarlo es un compromiso para que ese medio sobreviva”, terminó.

 

Estando de acuerdo tanto con Isaza como con Alvarado, Ardila manifestó creer que “en Colombia, hoy, podemos decir más cosas de las que podíamos decir antes”, opina y se extiende atribuyendo a la desarticulación de estructuras grupales, debido por el desarme que se han convertido en una oportunidad para decir cosas. Aún así el panorama es preocupante y necesitamos seguir estando alerta”, advirtió.

 

Respecto a la censura, Ardila manifestó lo difícil que es identificarla, porque “está escondida en la preferencia de creer que todo está bien y detrás de toda esa información positiva que se entrega. Debemos aprender a identificar las diferencias y la negativa a entregar datos reales”, sugirió.

 

Y si para Alvarado es el Vichada el peor lugar para ejercer periodismo en Colombia, para Ardila, “Barranquilla es una de las ciudades en las que menos hay debate. Aquí se da una censura no agresiva y es con demasiada amabilidad con la prensa que se hace presión para que no se diga lo que es cierto, es una forma sutil de censura”, calificó.

 

Por último, la joven periodista -con gran experiencias en medios como El Tiempo y El Universal de Cartagena- incluyó a la pauta entre el grupo de censuras sutiles, pero le dio un status más grave, considerándola una unidad de chantaje, “porque si hablas bien de mí, te la doy la pauta. En cambio, si hablas mal, te la quito”, finalizó.

 

 Comunicación en el Caribe (2).jpg

 

‘Comunicar en el territorio Caribe’.

Para finalizar la jornada, se llevó a cabo el panel ‘Comunicar en el territorio Caribe’, en el que los asistentes pudieron ser testigos de las grandes propuesta comunicativas que se están llevando a cabo en distintos lugares de la región, con el fin de mostrar las dificultades y memorias de cada uno de ellos.

 

Entre los ponentes se encontró Vanessa Paola Tejedor Herrera, licenciada en pedagogía infantil y quien inició con el programa de radio escolar Chakeros ri Paz, en 1999. Explicó que “este colectivo viene trabajando desde hace muchos años para fortalecer el patrimonio histórico cultural de San Basilio de Palenque. Lo hacemos a través de piezas narrativas y audiovisuales para mostrar la realidad de esta comunidad pero también nuestra fuerza cultural”.

 

Dentro de las propuestas de fortalecimiento, aseguró que se encuentran educando a los niños de la institución educativa de su región para que, en el futuro, puedan continuar con dicha iniciativa.

 

De la misma forma, Hernando González, líder campesino de Montes de María, hizo su intervención, donde habló sobre el Equipo de Comunicación rural OPDS Montes de María. “OPDS está formado por campesinos e indígenas de todo el territorio, quienes nos hemos puesto a la tarea de hacer comunicación”, reveló.

 

A pesar de ser consientes de las fuertes épocas de violencia que atravesó la zona, han encontrado la forma de compartir y narrar las historias vividas durante el conflicto. González explicó también, que empezaron con la iniciativa al ver como los grandes medios de comunicación les restringían la difusión de sus problemáticas.

 

Continuando con la temática, el comunicador indígena, Daniel Maestre, habló sobre los retos a los que se ha encontrado su comunidad al intentar visibilizar sus problemáticas. Comentó que “los medios tradicionales no quieren ayudarnos y en general la comunidad colombiana es muy anti india entonces como sea, estamos ante un reto interesante”.

 

Sin embargo, hizo ver como el adoptar estas herramientas tecnológicas los ayudó a minimizar el estigma que se tiene hacia esa comunidad.

 

Mostrando una propuesta más urbana y con el fin de visibilizar el trabajo que se viene realizando en el suroccidente de Barranquilla y su área metropolitana, Octavio González, técnico en artes audiovisuales y periodista, hizo su intervención para finalizar con la temática. Habló sobre la emisora comunitaria, en la que emplea el periodismo participativo con la comunidad.

 

“Nosotros hemos pasado por varias etapas. La idea nació en el barrio Las Malvinas, con un grupo de líderes sociales y estudiantes, quienes trajeron la propuesta de la radio y así empezamos y es como hemos dado a conocer las grandes oportunidades y mejores que se viven en este sector”, explicó Octavio. 

 

 

Publicado en Noticias Generales

Este 26 de septiembre en Barranquilla se llevará a cabo el foro 'Derecho a la comunicación en el territorio caribe', en el que el Ministerio de Cultura, la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) y Vokaribe Radio, entre otras organizaciones, analizarán las garantías del derecho a la comunicación en el actual contexto, y sus implicaciones para los periodistas y comunicadores locales.

 

La cita es a las 8 de la mañana en la Casa Club Caribe - Gran Salón de la Universidad Autónoma del Caribe (Calle 88 # 46-137). La entrada es libre hasta completar el aforo de 200 personas.

 

Temáticas del Foro.

El primer panel 'Comunicación para la memoria, la verdad y la construcción de paz', contará con la participación de:

 

Germán Rey, profesor universitario, reconocido relator de congresos y seminarios sobre la política en los medios y derecho a la información, y escritor de numerosos textos sobre comunicación y cultura.

 

La periodista y consultora Nubia Rojas, quien es especializada en temas de paz y asuntos sociales, políticos y humanitarios con experiencia en medios de comunicación y organizaciones internacionales en Colombia, Europa, Centro y Sudamérica.

 

Soraya Bayuelo, fundadora y directora del Colectivo de Comunicaciones Montes de María Línea 21, ganadora del Premio Nacional de Paz 2003.

 

En el segundo panel denominado 'En Contra de las diferentes formas de censura' participarán:

Laura Ardila, periodista y editora de La Silla Caribe, ganadora del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar en 2014 y 2017, alumna y relatora en talleres de la Fundación Gabo y con amplia experiencia laboral en medios como El Universal de Cartagena, El Tiempo (corresponsalía de Cartagena), Caracol TV, Publicaciones Semana, El Espectador y La Silla Vacía, entre otros.

 

Sinar Alvarado, representante de la Liga Contra el Silencio, es escritor para The New York Times en español, con su libro 'Retrato de un caníbal', ganó el Premio de Periodismo de Investigación Random House Mondadori.

 

Luisa Fernanda Isaza, es abogada, investigadora, profesora de la cátedra Derecho y Periodismo de la Pontificia Universidad Javeriana y asesora legal de la Coordinación de Defensa y Atención a Periodistas de la Fundación para la Libertad de Prensa.

 

En el tercer y último panel con el que se cerrará el foro, 'Comunicar en el territorio Caribe', los asistentes podrán escuchar a:

Vanesa Paola Tejedor Herrera, licenciada en pedagogía infantil. Inició con el programa de radio escolar Chakeros ri Paz en 1999, el cual se convirtió en el Colectivo de comunicaciones, narradoras y narradores de la memoria 'kucha suto' de San Basilio de Palenque.

 

Hernando González, líder campesino de Montes de María, integrante del Equipo de Comunicación Rural OPDS Montes de María. Hizo parte del equipo de investigación del documental 'Defendamos el Agua', sobre la protección de la riqueza hídrica de su región.

 

Daniel Maestre Villazón, es comunicador indígena con experiencia en Derechos Humanos y justicia comunitaria e investigación cultural. Ha desarrollado actividades de recolección de información, documentación de casos, análisis de información, talleres y reuniones con comunidad y tiene experiencia en la edición y producción de videos documentales.

 

Octavio González, es técnico en artes audiovisuales, periodista, gestor cultural y comunitario, cuenta amplia experiencia en la radiodifusión comunitaria y es miembro activo de la Asociación de Radiodifusión Comunitaria Vokaribe.

 

El cierre de este encuentro también contará con integrantes del colectivo de comunicaciones de 'Kucha Suto' (San Basilio de Palenque) y el colectivo de comunicación de la Corporación Desarrollo Solidario, quienes reflexionarán sobre la visibilización de sus agendas en el territorio. Tomada de MinCultura

Publicado en Noticias Generales
LO MÁS LEIDO
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones