MENÚ
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

Dijo una vez un filósofo que las raíces de la enseñanza son amargas, sin embargo, la fruta es dulce… Hoy decimos cuánta razón tenía Aristóteles.

 

Cuando nuestros estudiantes se gradúan un mundo nuevo los espera, y sus expectativas a la hora de encontrar trabajo muchas veces fluctúan. Cuando un estudiante sale de su casa de estudios abraza los conocimientos adquiridos y se siente listo para la batalla contra el mundo laboral queriendo resaltar y demostrar las bases con las que fue formado.

 

Esa felicidad que tiene Danilo Alfonso Rojas Méndez se nota, pues este graduado de Ingeniería Mecatrónica está articulando todas sus actividades en un único esfuerzo, su trabajo actual es con la empresa Intel, una compañía que impulsa la innovación, desarrolla comunidades saludables y dinámicas, y aumenta la capacidad productividad, así cómo lo describe su razón social.

 

"Estoy bien emocionando de trabajar en una empresa tan grande como es Intel, líder en el mercado de desarrollo de procesadores, también tienen otros mercados y tienen otra serie de productos, pero y yo me desempeño en el desarrollo de procesadores, se siente como un sueño hecho realidad, o más bien como un sueño irreal que comencé a vivir de repente, porque siendo sincero no me visualice que algún día lo estaría haciendo tangible, esto no fue por no tener expectativas altas, sino porque en el momento estudiando la carrera, no sabía si el enfoque que me gustaba me permitiera desarrollarme en esto", cuenta Danilo, de 28 años.

 

"También porque estando en Barranquilla o en Colombia uno ve noticias y ve cómo esa empresa se mueve y la ve como lejos, sabe que existe, pero sabe que es un gran paso estar allá, como uno no sabe todo el proceso que se lleva eso uno no está pensando en mandar las hojas de vida allá porque se ven lejos, uno dice que ojalá llegara a trabajar allá, pero no se atreve a dar el paso, pero ahora me siento completamente feliz es un área que debo estar constantemente aprendiendo y es un reto bastante grande que tengo para mí mismo y como barranquillero y como Colombiano de dejar una huella en la compañía de demostrar que tenemos todas las capacidades para trabajar en esta empresa desarrollando una buena labor, no será fácil, pero claro que tengo las ganas para lograrlo", agrega.

 

En Barranquilla terminó su carrera de Mecatrónica, Danilo buscando un posgrado fue a la universidad de Puerto Rico, hizo su maestría en el área de ingeniería electrónica, conoció el mundo de los chips y circuitos integrados, componentes digitales y analógicos, "me empecé a empapar de cómo se desarrollaba todo esto y aún así siempre había un pero, no apuntaba a Intel debido a ser un extranjero necesitaba una visa de trabajo y no todas las empresas están abiertas a habilitarle esto, pero yo seguí mi curso, y decidí hacer mi doctorado en la misma área".

 

Se involucró a un más en el área ayudando a desarrollar investigaciones y de repente la empresa Intel empezó a reclutar, el envío lo que se cataloga cómo un resumen de su hoja de vida, no postulando a un trabajo de tiempo completo, sino que lo hizo pensando en unas pasantías dentro de la organización.

 

"Hice la entrevista, una de mis preocupaciones más grandes, no tengo tan fluido el inglés, pero me bastó, pasé la entrevista, no sabía qué esperar, no sabía que me iban a poner a hacer, estaba asustado, pero mis compañeros de trabajo me ayudaron, me alentaron y luego de eso tuve la oportunidad de extender mi internado un mes adicional para cumplir con uno de los proyectos que estaba ejecutando y me sirvió mucho porque dejé una buena impresión para todos mis compañeros de grupo y me da mucho gusto porque me permitió estar más seguro de mi trabajo, de mis capacidades y finalmente me dieron la oferta para quedarme a trabajar", recuerda el egresado.

 

Danilo confiesa que parte de su inseguridad se la debe a que en muchas ocasiones el no solicitar trabajo en países fuera de Colombia es el tema de la visa de trabajo, el nervio va mucho más allá de ser aceptado o no, es si de verdad la empresa se iba a comprometer o no con él para estar laborando en otro lugar.

 

"Cuando a mí me dijeron que no me preocupara por eso, me sentí cómo en el cielo, cómo si por todo lo que me preocupe durante estos años hubiese desaparecido, y de ahí empezó el proceso que duró meses mientras se sometan papeles a los Estados Unidos, y finalmente se aprobó, recibí la noticia en junio y a finales de julio recibo mi permiso cómo empleado a tiempo completo cómo ingeniero desarrollador de sistemas en chips", cuenta Danilo desde Hillsborough, Ciudad en Oregón (Estados Unidos).

 

Memorias de Uniautónoma.

"Recuerdo mucho a mis amigos de ingeniería Mecatrónica, mis compañeros, porque nosotros fuimos la primera promoción, la primera corte de este programa, éramos un grupo pequeño iniciando esta carrera completamente nueva, esto nos mantuvo unidos casi todo el tiempo, fue bonito porque con ellos compartí mis alegrías tristezas, frustraciones y victorias", relata.

 

Los proyectos de electrónica, de microcontroladores, de diseño Mecatrónico, de automatización industrial eran muy interesantes para Danilo, pues él sostiene que eran cómo un desafío donde en cada clase les retaban sus maestros a demostrar sus habilidades cómo ingenieros.

 

"Fíjese, la Autónoma me ayudó a desarrollarme cómo profesional, me dio todas las herramientas para adentrarme en diseño de circuitos digitales, a mí me gustaban mucho las clases y sobre todo las que tenían que ver con circuitos, fue mi base y mi fundamento para estar hoy en el mundo de desarrollo de procesadores", termina Danilo Rojas.

 

El poeta Bertolt Brecht dijo una vez que hay hombres que luchan todos los días y son buenos. Hay otros que luchan un año y son mejores. Hay quienes luchan muchos años y son muy buenos. Pero hay los que luchan toda la vida: esos son los imprescindibles… Aunque no haya sido el sueño de entrada de Danilo, cumplió su meta trabajando día a día por la pasión que sentía al estudiar e investigar el lenguaje de las computadoras, y ¿cómo hablan las computadoras? Por circuitos digitales, los mismos que lo cautivaron desde su primer día en la universidad. DHS

Publicado en Noticias Generales

Los egresados de la Universidad Autónoma del Caribe siguen demostrando la excelente preparación académica que brindamos en nuestras aulas. La más reciente prueba de esto se dio en los Premios de Periodismo Promigas Ernesto McCausland Sojo, a las mejores crónicas de Carnaval, pues 11 de nuestros egresados volvieron a poner en alto a la institución.

 

En la octava edición de estos reconocimientos que se dieron de forma virtual, debido al confinamiento, resultaron ganadores de nuestra Casa de Estudios 11 profesionales de Comunicación Social – Periodismo en las categorías de Prensa, Radio, Televisión, Colaborador Habitual y Prensa Digital, incluso en la exaltación por Vida y Obra.

 

En la categoría Colaborador Habitual, el docente y egresado, Jorge Mario Erazo fue el ganador con su crónica Todo de cabeza, la danza que llegó en un barco, publicada en el diario El Universal de Cartagena. De este trabajo, los jurados Yamid Amat Serna, Alvaro Oviedo y William Calderón dijeron que es “una historia llamativa, su narrativa es agradable, su soporte conceptual e histórico alimentan e ilustran de manera relevante y la hacen grata e interesante”.

 

En la categoría Radio, la crónica ganadora fue Esthercita, por siempre, de Víctor González Solano, director de Uniautónoma Stereo, en equipo con Juan Carlos Carrillo Sánchez. La pieza ganadora fue transmitida por nuestra emisora cultural. Sobre la pieza, los jurados Mabel Lara, Darío Fernando Patiño y Sergio García manifestaron que es “una historia muy bien contada, para quienes no conozcan el Carnaval, la investigación del personaje, los aportes de audios inéditos, el recorrido cronológico de su historia musical y la perfecta narración la hacen acreedora a este reconocimiento”.

 

Con Vivencias del Carnaval los egresados Jairo Cabrera y Estéfany Rodríguez, junto al periodista Bernardo Sanabria, se alzaron en la categoría de Televisión. Todos ellos son integrantes del equipo regional y periodístico de RCN, canal a través del cual se emitió su trabajo. “Un esfuerzo, en medio del calor de lo inmediato, por contar el Carnaval, desde la mirada de otros ojos, logrando transmitir un mensaje de aproximación y resocialización a través de la cultura y el colorido de sus danzantes, demostrando que definitivamente el Carnaval es de todos”, comentaron los jurados.

 

Entre los cinco ganadores de la categoría Prensa, todos del equipo del diario Al Día, cuatro son egresados de Uniautónoma. Ellos son Efraín Cuadrado, Humberto Herrera, Celso Alfonso y Diana Navarro, quienes, junto al periodista Andrés Gaitán, se alzaron con el premio por el trabajo Amistades que son un disfraz, una serie de publicaciones en Al Día. “Un trabajo dispuesto en una estructura sencilla, de fácil recorrido para el lector, e incorpora, el buen manejo de usos idiomáticos locales. Se trata de un conjunto de historias que invocan la anécdota y personajes reconocidos en el Carnaval, condimentados con datos sencillos y valiosos acerca de sus vidas”, afirmaron los jurados Juan Lozano, Juan Pablo Ferro y Javier Franco.

 

En la categoría de Prensa Digital, el ganador fue el egresado Wilhelm Garavito con el trabajo Así se crea el tambor, pieza fundamental del Carnaval de Barranquilla, publicado en la página web eltiempo.co. “Un relato claro y pedagógico, que no sólo cuenta, sino que enseña. Pone de presente una historia relevante que preserva memorias y saberes. Todo esto lo consigue mediante una mezcla balanceada y complementaria de los lenguajes que demanda el escenario digital”, exaltó el jurado.

 

Para completar este homenaje indirecto a Uniautónoma, la periodista, y también egresada, Nístar Romero fue homenajeada con el Reconocimiento Vida y Obra, por los años de participación como cronista de Carnaval y parte del equipo de organizadores de esta fiesta. De este modo se sella una vez más el aporte a la cultura y a la comunicación que Uniautónoma ha venido haciendo en diferentes generaciones.

 

 

 

 

 

Publicado en Noticias Generales

La Universidad Autónoma del Caribe está comprometida con la formación integral de sus estudiantes con el objetivo de convertirlos en líderes con la capacidad para generar impacto en el mercado y la sociedad.

 

En esta ocasión, la institución quiere destacar la labor de sus tres egresados del programa de Ingeniería Mecánica, Roberto Velásquez, Moisés Trespalacios y Andrés Noriega, en la empresa Steckerl Aceros, haciendo un breve recorrido por su impecable trayectoria y el compromiso con el cual han liderado importantes proyectos a nivel regional, nacional e internacional.

 

Steckerl Aceros es una empresa colombiana dedicada a la importación y comercialización de materiales metálicos tales como láminas de acero al carbono y láminas de acero inoxidable. Su sede principal está ubicada en el municipio de Galapa, Atlántico.

 

Los tres egresados de Uniautónoma están vinculados a la parte del Centro de Servicios del Grupo Ingeniería en Diseño, Fabricación y Montaje De Estructuras Metálicas de la compañía.

 

El ingeniero Velásquez completa cinco años con la empresa y los ingenieros Noriega y Trespalacios tienen 3 y un año, respectivamente. Dentro de los proyectos que han liderado a nivel nacional, por nombrar algunos, se encuentran la construcción de guaduas, túneles de toyo en Antioquia, puentes vehiculares en Cali, monumentos, y a nivel internacional han participado en el desarrollo de tanques de agua en Punta Cana, República Dominicana.

 

Hernán Charris, gerente del departamento y jefe inmediato de los tres ingenieros, afirmó que el recorrido que han tenido por la empresa ha sido totalmente satisfactorio. “El desempeño de los tres ha sido muy satisfactorio desde todos los puntos, en la parte de conocimiento y solución. Tienen gran experiencia y han realizado aportes valiosos a la compañía”, apuntó Charris.

 

Un proyecto importante que se llevó a cabo a comienzos de este año en la ciudad de Barranquilla fue la construcción del puente peatonal que conectó el Centro Comercial Buenavista 2 y 3. La supervisión de la fabricación del puente estuvo a cargo de los tres ingenieros, quienes lideran todas las actividades relacionadas con el desarrollo técnico de las estructuras.

 

Ingenieros Mecánicos Egresados (1).jpg

 

 

Entre otros proyectos importantes en la región que han hecho parte de la trayectoria de nuestros tres egresados de Ingeniería Mecánica en Steckerl Aceros se encuentran la plataforma de altamar de puerto de gas licuado en Barú, Cartagena; el viaducto de Cartagena, la remodelación del puerto de Compas en Barranquilla, y la fabricación de las camisas perdidas de los pilotes para la construcción del Puente Pumarejo en Barranquilla.

 

Andrés Noriega, asesor comercial en el sector industrial y minero, aseguró que su experiencia en Steckerl Aceros lo ha hecho crecer como profesional. “Yo comencé en Steckerl realizando mis prácticas profesionales, luego pasé a la supervisión de estructuras metálicas y al manejo de proyectos de infraestructura. Con esto aprendí mucho, fui desarrollando la capacidad de administración, suministro y manejo de obras a nivel nacional”, expresó.

 

Según Noriega, Colombia tiene un amplio sector metalmecánico y se necesitan profesionales con ideas nuevas, comprometidos con el desarrollo y la infraestructura del país. El egresado de la UAC resaltó el respaldo académico que brinda la institución a sus estudiantes en Ingeniería Mecánica y las oportunidades laborales que tienen en este campo.

 

“El ingeniero egresado de la Universidad Autónoma del Caribe tiene muchas oportunidades laborales, puesto que, el perfil que desarrolla en el pregrado de la institución es muy apetecido por las empresas. Invito a todos los estudiantes de ingeniería mecánica a que se sientan motivados por el respaldo académico que les brinda la universidad para que sean excelentes profesionales”, señaló.

 

Moisés Trespalacios, asistente del Centro de Servicios, habló sobre su recorrido en Steckerl Aceros y destacó que el campo metalmecánico en Colombia tiene mucho futuro. Para los estudiantes de Ingeniería Mecánica de la UAC, Trespalacios les aconsejó que se esfuercen para salir de la universidad con unos estándares fuertes, “deben saber interpretar planos estructurales y planos de fabricación. Hay que tener claridad de lo básico, pues, todos los conocimientos que la universidad nos enseña, más adelante lo aplicaremos en las empresas y es cuando entenderemos realmente el sentido de su aplicación”.

 

Por su parte, Roberto Velásquez, coordinador del Centro de Servicios de Steckerl Aceros, manifestó que ha tenido una trayectoria interesante por la empresa. “Todas las experiencias han sido enriquecedoras y lo que más me ha interesado han sido los proyectos que hemos realizado, como el de Buenavista. Cada proyecto trae consigo nuevos aprendizajes en la forma técnica del trabajo, el movimiento, los cortes, cada uno es una nueva oportunidad para aprender más”, aseguró.

 

Velásquez finalizó invitando a los estudiantes a que toquen puertas. “Siempre me he enfocado en decirle a los estudiantes que el aprendizaje que se obtiene en la universidad son los pilares, pero hay que tocar puertas. Es importante acercarse a las empresas y tener claro cómo es el campo laboral para poder optimizar los conocimientos obtenidos”, finalizó. VSC

Publicado en Noticias Generales

“Para la Universidad Autónoma del Caribe es importante la presencia del Centro de Oportunidades de la Alcaldía de Barranquilla, pues esto le permite a nuestros egresados y estudiantes de último semestre hacer sus prácticas profesionales y vincularse al entorno laboral”, comentó Alba Ibáñez, coordinadora de Inclusión y Diversidad de Bienestar Institucional.

 

La Secretaria de Desarrollo Económico de la Alcaldía de Barranquilla en articulación con el Centro de Oportunidades, la Universidad Autónoma del Caribe y el Centro de Educación Permanente,CEP, dieron paso a la primera jornada de inscripción de hojas de vida para estudiantes y egresados en condición de discapacidad.

 

Jornada de Inserción.jpg

 

Esta actividad tuvo su epicentro en las instalaciones del ‘CEP’ y contó con la asistencia de más de 20 personas entre estudiantes, egresados y padres de familia. La Autónoma, en su arduo trabajo por la inclusión social, auspicia estos espacios de inserción a la vida laboral de esta población.

 

A pesar de que en Colombia existe la Ley Estatutaria 1618 de 2013, que garantiza el pleno ejercicio de los derechos de las personas con discapacidad; y el gobierno brinda beneficios tributarios y sociales a las empresas que empleen a discapacitados, la mayoría de las ciudades del país y las compañías están en mora con el cumplimiento de esta norma.

 

“La Alcaldía tiene un programa de inclusión laboral para personas con discapacidad. Lo que buscamos en esta jornada es el registro de las hojas de vida en la plataforma del servicio público de empleo, con el fin de conocer las habilidades que ellos poseen y luego visitar las empresas para que le den oportunidades laborales a las personas con discapacidad”, aseguró José Luis Brieva, dinamizador de Inclusión, del Centro de Oportunidades de la Alcaldía de Barranquilla.

 

Jornada de Inserción 2.jpg

 

La Universidad Autónoma del Caribe en su compromiso con los procesos de equidad e inclusión social, es una de las pocas Instituciones de Educación Superior en la región que abre sus puertas para mejorar de la calidad de vida de los discapacitados y de esta forma ayudarlos con el cumplimiento de su proyecto de vida.

 

“Nosotros, desde que ellos se inscriben en unos de nuestros programas, les damos las herramientas que se requieren. Este es un trabajo tripartito entre el estudiante, la universidad y los padres de familia que se vinculan en este proceso. A lo largo de su carrera le hacemos un acompañamiento para su vinculación laboral, para saber cual es el producto que se está sacando y corroborar la calidad de la educación que estamos ofreciendo”, terminó Alba Ibáñez. LLT

 

Publicado en Noticias Generales

Por motivo del Día Internacional del Diseñador de Espacios e Interiores se llevó a cabo, este 31 de mayo, desde las 8:00 de la mañana, un encuentro de egresados del programa que corresponde a la formación de estos profesionales.

 

Más que un evento o una jornada académica, el acto tomó forma de charla personal en la que se compartieron experiencias laborales y aspectos más íntimos, al mejor estilo de una conversación entre amigos de antaño.

 

Fueron 15 asistentes –todos egresados exitosos de diferentes promociones- las que respondieron al llamado, en un ambiente decorado con témpera, lápices, mesa de dibujo, planos, bocetos y todo lo que se puede encontrar en un taller de creación y típico lugar de trabajo de quienes se dedican a este campo.

 

Yamile Orozco, Gloria González, Margarita Rincón; marcela Lafaurie y Luisa Sepúlveda estuvieron entre las invitadas, así como Marta de La Rosa, María Teresa Vergara, María Alexandra Velásquez, Cindy Mejía, Patricia De Lima y Jenny Cumplido.

 

Con ellas estuvieron Ana de Albis, Jennifer Rosero, Jenny Buenaventura y Luisa Fernanda Sepúlveda, todas sentadas en un escenario semejante a una sala, nuevamente emulando un reencuentro fraternal –organizado la Facultad de Arquitectura, Arte y Diseño- que transcurrió en la Oficina de Egresados y Prácticas Institucionales de la Universidad Autónoma del caribe.

 

Día Internacional del Diseñador de Espacios 2.jpg

 

La mañana fue dividida en tres etapas para el desarrollo del conversatorio y la primera de ellas fue un desayuno en el que se habló de la labor de cada una de las embajadoras de Uniautónoma, segmento en el que además se dio a conocer el portafolio digital del programa anfitrión.

 

Para el final de este intervalo de tiempo se hizo un reconocimiento a las egresadas y artistas Luisa Fernanda Sepúlveda y Luisa Cristina Sepúlveda, por su aporte a la cultura y al arte de Barranquilla. Además, de lo anterior, durante la primera parte de la mañana se analizaron varias propuestas para organizar el concurso de un mural para el exterior de la facultad mencionada.

 

La segunda parte del encuentro, a las 10:00 de la mañana, fue para el Workshop Artístico, que constaba de pintura en vivo a varias manos con estudiantes y egresados, aportando ideas para la universidad y donando una obra de tres lienzos para la Oficina de Egresados.

 

Al término de la mañana, esta ‘tertulia’ –que sí fue una jornada educativa con pinceladas sociales- se dio con la presencia de la decana de dicha unidad académica, Emilia Velásquez, y con la docente Orietta Polifroni, un encuentro que representa el décimo en la estrategia de sensibilización para la

comunidad de graduados y para el sector empresarial. Pronto estaremos informando de los próximos a realizar. JSN

Publicado en Noticias Generales
LO MÁS LEIDO
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones