MENÚ
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

En el marco de la celebración del Día del Idioma, la Biblioteca Benjamín Sarta, en colaboración con el Departamento de Humanidades y el Bienestar Universitario se tomaron la plazoleta de la Universidad Autónoma del Caribe, para celebrar con la comunidad el día de la lengua española.

 

La apertura de este evento estuvo a cargo de la Vicerrectora Académica Patricia Pinilla, quien habló de la importancia de preservar e impulsar el español y de promover espacios de lectura y escritura en las aulas de clase. También le recordó a los asistentes que el Español es la segunda lengua más hablada en el mundo después del Chino.

 

A lo largo de la jornada se presentaron diferentes manifestaciones culturales, entre ellas la lectura de fragmentos de obras y poesías reconocidas en el mundo de la literatura, torneo de ajedrez y el homenaje al fallecido docente de humanidades Freddy Gutiérrez.

 

Así mismo los estudiantes de Mi Pequeña Uniautónoma también participaron en esta actividad, con la representación teatral de los cuentos infantiles ‘La Pobre Viejecita, Rin Rin Renacuajo’ y la interpretación de las canciones One littler finger y Let`s count to 20.

 

La celebración del Día del Idioma surgió a partir de una iniciativa de la Unesco en el año 1938, con el objetivo de valorizar los libros y sus autores, con esto se busca estimular el gusto por la lectura, fomentar la industrial y la protección de la propiedad intelectual a través de los derechos de autor.

 

La celebración también se trasladó a los salones de clases, donde estudiantes y docentes leyeron juntos fragmentos de obras de la literatura universal, en una estrategia que buscaba generar lazos de empatía con lectura y fortalecer las competencias comunicativas de los jóvenes.

 

Día del Idioma (4).jpeg

 

Concurso Escritos Benjamín Sarta; la narrativa vive en nuestro campus.

“En estos espacios los estudiantes desarrollan la competencia en comunicación escrita, este es un componente genérico básico, que todo profesional debe tener. Para ser un buen escritor se debe ser un buen lector”, señaló Jhon Acosta, docente y director del Departamento de Humanidades.

 

Escritos Benjamín Sarta es una iniciativa que nació en 2017 como una necesidad de motivar a los estudiantes a escribir, para que de esta forma desarrollaran las competencias lectoras y escritas. Este concurso esta abierto para los estudiantes de todos los programas de la universidad.

 

En su segunda versión ‘La narrativa vive en nuestro campus’, se inscribieron alrededor de 15 cuentos inéditos. Los parámetros que se tuvieron en cuenta para escoger al ganador fueron los siguientes: el texto debía contar con dos finales, creatividad, fluidez y autoría.

 

Los cuentos fueron evaluados por el jurado, conformado por los docentes John Acosta, Leslie Smith, Jaime de la Hoz y Rodrigo Rivera. El ganador fue el estudiante de quinto semestre del Programa de Comunicación Social Luis Ramos, con el cuento ‘Instrucciones para desaparecer a Barranquilla’, basado la anécdota de una amiga de Luis, que estudia en Medellín y tenía nostalgia de venir a Barranquilla.

 

“Leer es la base para aprender a escribir, de igual forma se debe ser muy receptivo ante la realidad, siempre observando y escuchando lo que nos dice el ambiente. Lastimosamente el talento literario es poco reconocido en la sociedad, por eso es importante que la universidad brinde este espacio, a este tipo de manifestaciones artísticas”, afirmó el estudiante.

 

La biblioteca le otorgo a Ramos, por ser el ganador de esta versión una serie de libros, bonos de compras y una suscripción al diario el Espectador.

 

Día del Idioma (2).jpeg

 

¿Qué libros recomiendan los docentes de la UAC?


Los docentes de los diferentes programas de la universidad, no pasaron por desapercibidos en la celebración del día del idioma, estos mencionaron tres libros importantes en su vida y recomendaron uno en especial, que todos los estudiantes deben leer.

 

El Código de Hamurabi, Álgebra de Baldor y La Teoría General de Sistemas de Oscar Jhansen, son los tres libros imprescindibles en la vida del Ingeniero de Sistemas y Doctor en Ciencias, Edgardo Buelvas, quien recomienda por encima a Baldor.

 

“El Álgebra de Baldor es el libro que ninguna persona en su vida puede pasar a la vida universitaria sin haber visto, todos deben manejar los fundamentos principales de la matemática. Estas competencias genéricas se miden para todos los profesionales, a través del razonamiento cuantitativo”, dijo el docente.

 

Así mismo el arquitecto y magíster en Restauración Arquitectónica, Salvador Coronado, comenta que La Biblia, Las Siete Lámparas de la Arquitectura de John Roskin y Ensayo Sobre la Lucidez de José Saramago, son los tres escritos relevantes que ha leído y aconseja leer la poesía Ella es Madrid, de Miguel Gane.

 

“Las personas deben leer esto porque me parece importante que entendamos que todos los espacios de la ciudad pueden estar relacionados directamente con el hombre. Las personas tiene funciones que se desarrollan en su cuerpo, así mismo los espacios se relacionan con el mismo. Esta fue una manera muy habil de describir la ciudad de Madrid y compararla con una mujer. Sería muy interesante que alguien comparara la ciudad de Barranquilla con una mujer”, argumentó.

 

Día del Idioma (1).jpeg

 

Leslie Smith Vanegas docente del programa de Comunicación Social Periodismo y magíster en Educación, dijo qué La Biblia, El Amor en los Tiempos del Cólera de ‘Gabo’ y El Hombre que Calculaba de Malba Tahan, son los libros que ayudan al ser a vivir de forma correcta, e invita a leer Don Quijote de la Mancha.

 

“El Quijote resume lo mejor de la condición humana. Todos nosotros somos quijotescos, hemos peleado contra molinos de viento y tenemos un imaginario que es posible que lo cumplamos y es posible que no. El idealismo y el romanticismo del Quijote se vuelve contagioso por la idea que el ser humano nace de una acción romántica y la entrega desinteresadamente a un objetivo”, explicó Smith.

 

De igual forma, Luis Cortázar, magíster en Administración de Empresas y también docente, mencionó textos como El viejo y el Mar de Ernest Hemingway, Rayuela de Julio Cortázar y La Hora Veinticinco de Virgil Gheorghiu, han marcado su vida. Sugirió a los jóvenes leer las Sagradas Escrituras. “La Biblia es un código moral más que todos se deben leer desde la perspectiva histórica y moral”, manifestó.

 

El Principito de Antoine de Saint-Exupery, Cuentos de los Hermanos Grimm e Investigación Tomo III de Sampieri y Aprendamos a investigar, son los libros más representativos para Eder Sepúlveda, magíster en Actividad Física y Salud. Sepúlveda recomienda el texto Aprendamos a Investigar, ya que según él “todo estudiante que se dedique a la academia debe tener nociones en investigación”. LLT

Publicado en Noticias Generales

“No te puedo decir una tarifa fija. Si, sé que, en promedio, un infuencer continental -que lo conozca el público hispano- puede cobrar por una publicación pequeña hasta mil dólares, que equivalen aproximadamente a 30 millones de pesos.No hay tarifas establecidas, en este negocio” afirmó Jorge Erazo, magíster en Educación y docente de Periodismo Digital.

 

El caso de Jenny Lizeth Ambuila Chará, hija de un funcionario de la Dian de Buenaventura, acusado de corrupción, ha causado revuelo en las redes por aparecer mostrando lujosos autos, viajes constantes y participando en los más famosos festivales de música electrónica en el mundo.

 

Según la joven Ambuila, el dinero con el que costeaba sus gustos y excentricidades eran financiados con lo que ganaba en las redes como influencer. ¿Será que este negocio da para comprar un Lamborghini de más de 300 mil dólares, el equivalente a cerca de 1.000 millones de pesos colombianos?

 

De acuerdo con Erazo, hay influencers colombianos, como Luisa Fernanda W, que por historia pueden estar cobrando alrededor de 4 millones de pesos. Pero eso depende de la llegada que tiene a la gente y de la audiencia a la que se dirigen. ¿Cuánto tendria que ahorrar un influencer colombiano para comprar un auto tan costoso?

 

Si comparamos el contenido de las redes de Ambuila con el de W. El de la primera no hay contenido ni publicidad alguna, solo posts de compras y viajes como cualquier persona del común, mientras que la segunda fue número uno en tendencia en YouTube con el video ‘Mi Regalo’, pues tiene 4.422.611 suscriptores.

 

Los dineros que financian a los influencers, en su gran mayoría, provienen de la publicidad de empresas que destinan un presupuesto para la difusión de sus productos. Antes este capital era destinado a los medios tradicionales, pero ahora, en su gran mayoría, son utilizados para la paga de los influencers.

 

Por otra parte, plataformas digitales como YouTube, Facebook e Instagram tienen en cuenta una serie de parámetros, para empezar a reconocer y financiar a los influencers. Dentro de estos se encuentran el número de suscriptores, las vistas y el contenido, entre otros.

 

“La vida que llevaba Ambuila no es posible para ningún influencer colombiano. Yo diría que ni Latinoamericano. Eso es común verlo en celebridades como las Kardashian y otros que son estrellas archifamosas. Pero, en este caso, es realmente imposible que lo que ella dice hacer le genere los ingresos que muestra”, recalca Jorge Erazo.

 

El también docente Guillermo Reyes está de acuerdo con el hecho de que “el ser influencer no da para costear una vida tan lujosa”. De hecho, señala que haciendo un contraste entre lo que tiene versus lo que ella realiza en el mundo, “un YouTuber no tiene semejantes recursos para lograr comprar todo lo que esta niña gastó”. “Entonces, sí, lógicamente hay un marco de sospecha que nos lleva a dudar hasta qué punto ese trabajo, realmente, puede generar tantos ingresos”, apunta Reyes, magíster en Informática Educativa.

 

¿Qué es un influencer?

Los influencers son personas que gozan de una popularidad y credibilidad en las redes sociales. Según algunos expertos en redes, estos juegan con los gustos de las personas y, a diferencia de los artistas, tienen más cercanía con sus seguidores, hacen cosas del común y, en algunos casos, brindan soluciones.

 

“Los influenciadores son personas que cogen fama por sí solas, con el desarrollo de producciones audiovisuales. Estos se van posicionando en el mercado de las redes sociales, a través de un proceso que va creciendo poco a poco y llega al punto de consolidarse” dice Reyes.

 

Los influenecers no son un grupo homogéneo, no hay una sola caracaterísticas o un manual para ser influencer y tener ingresos. Nada garantiza el éxito en las redes. Pero, si se quiere llegar a ser uno de ellos, se debe tener en cuenta: conocer la personalidad de la audiencia a la que se dirige y cómo es su modelo de negocio.

 

“Yo creo que el tema de los influencer no se ha estudiado lo suficiente, porque es algo que apenas está terminando de formarse. Si bien, lleva varios años, pero todavia no se ha establecido como un modelo de negocio”, aseguró Erazo. LLT

Publicado en Noticias Generales

Según un estudio realizado en España y publicado esta semana en el diario El País, de Madrid, la mala ortografía y redacción se han tomado a las universidades de la Península Ibérica, lo cual es para preocuparse, de acuerdo con Inés Fernández-Ordóñez, miembro de la Real Academia Española (RAE) y catedrática de la Universidad Autónoma de Madrid.

 

En el reportaje antes citado se considera a la mala redacción y ortografía una ‘epidemia’ y, conforme con Fernández-Ordóñez, “nunca hubo un volumen educativo en España como el actual —el 41% de los jóvenes de 25 a 34 años tiene estudios superiores, frente a un 43% en la OCDE—, pero el nivel ortográfico de los graduados es muy mejorable. Y si los que enseñan cometen fallos, los escolares los repetirán” dijo la docente.

 

Sí, Fernández-Ordóñez podría tener razón en estar preocupada al respecto y es que a mayor preparación, se espera que mayor sea la destreza al escribir y al expresarse de cualquier manera. Por lo anterior, en la Universidad Autónoma del Caribe hemos decidido comprobar si la situación, aquí, es la misma que se da en las instituciones españolas de educación superior. Fue así que, inmediatamente después de conocer lo que está pasando, se inició la investigación para descubrir cómo estamos en este sentido.

 

¿Cómo es el nivel de redacción y ortografía de nuestros estudiantes?

De acuerdo con Ernesto Cantillo, ingeniero industrial, especialista en Mercadeo, magíster en esa misma área y docente de la facultad de Ingeniería, nuestros estudiantes “sí tienen mala redacción y mala ortografía. Sin embargo, algunos se salvan, pero otros…”, afirma.

 

Si a Cantillo le tocara calificar lo que escriben sus alumnos de uno a cinco, donde uno es el nivel más bajo de aceptación, “les pondría un tres, por coherencia y la expresión de las ideas”, agrega.

 

El también aspirante a doctor en Mercadeo considera que sí es necesario profundizar en el tema, pero “bajo otro tipo de metodología, porque la que se ha aplicado, hasta ahora, no ha dado resultado”, añade.

 

Por otro lado, Carlos Grande -publicista, también especialista, magíster en Mercadeo y docente de Uniautónoma, piensa que no se puede hablar de una epidemia y decir que todo el mundo tiene mala ortografía y mala redacción. De hecho, “son más los que escriben bien. Lo que pasa es que uno se alarma al ver fallas, pero podríamos estar prejuzgando a la gente que cometió un error que puede cometer cualquiera de nosotros”, señala.

 

No obstante su flexible opinión, Grande cree que sí hay que trabajar duro porque evidentemente no tenemos una ortografía perfecta y tampoco es aceptable que no la tengamos”, dice el profesor de tiempo completo de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas.

 

Según Grande, “el mal en quienes lo presentan no es culpa nuestra sino algo que viene mal desde el colegio. De todas formas, en la universidad se deben afianzar los talentos y tratar de perfeccionar lo que aún no lo está, pero, repito, una falla de este tipo la pueden tener hasta quienes escriben bien”, reitera el argentino e insiste que “sí hay un problema, pero no gravedad”.

 

Tal como lo considera Cantillo, Grande valora lo que sus estudiantes escriben con un 3.5 y concuerda con que se necesita fortalecer dicha área y tomar correctivos para pulir a quienes fueron mal enseñados en etapas anteriores “y ahora se están proyectando mal”, encima Grande.

 

Computador.jpg

 

La solución.

Alejandro Espinosa, licenciado en lenguas modernas y magíster en Lingüística, advierte que la mala ortografía –por ende, también la mala redacción- es un problema que se va incrementando y que la causa es la falta de lectura.

 

“Se pueden crear todas las estrategias y la manera de que el estudiante escriba, pero si no lee no podrá escribir ni una palabra”, sentencia el también profesor de tiempo completo en Uniautónoma.

 

Para Espinosa, “es necesario mantener un plan lector en cada asignatura que consiste en brindar a los estudiantes los textos para que los lean y los puedan discutir. De ese modo, también podrán adquirir las bases conceptuales y mejorar”.

 

Espinosa está de acuerdo en que la ortografía sí es un problema pero no es del todo grave, porque, por muy mala que sea, “no va a impedir que el estudiante escriba”.

 

Para el experto en lengua española, el problema es que, por no leer, “se desconocerán las reglas y no se sabrán cómo escribir las palabras”, especifica y también aconseja no centrarnos en las palabras sino en el pensamiento crítico, “lo que también se desarrolla leyendo”.

 

Para efectos de lo anterior, Espinosa sugiere leer dos obras. La primera: ‘La civilización del espectáculo’, de Mario Vargas Llosa. La segunda: ‘El imperio de lo efímero’, de Gilles Lipovetsky. Ambos textos describen la modernidad, al sujeto dentro de ella, al joven que le disgusta pensar, que no es positivo ni propositivo; que desarrolla una conducta enemiga del compromiso. “Las dos obras son una especie de espejo”, señala.

 

Leer un libro.jpg

 

Respecto a ese plan lector que menciona Espinosa, también afirma que todas las universidades y colegios están creando ese compromiso, “pero lo preocupante es que el estudiante esté en una dimensión diferente a la que debe estar y es por culpa del mal uso del Internet y del celular, pues es usado para pasar el momento y así empiezan a alejarse de la academia. Cada trabajo es un fastidio y un dolor de cabeza para ellos”.

 

Pese a lo dicho anteriormente, el docente añade que, en el caso de sus estudiantes, “no he visto errores ortográficos y debe ser porque saben que estoy más pendiente de detectarlos. Les pido madurez para presentar los trabajos. Sí, encuentro errores de índole conceptual, de coherencia e ilación, pero de diez solo uno es ortográfico”, detalla Espinosa, siendo consciente de las ayudas tecnológicas para la reducción de estos errores.

 

“Copiar y pegar es algo inevitable, pero se debe hacer con las debidas Normas APA. Eso es lo correcto”, señala el lingüista y asegura que no se puede hablar de ortografía perfecta, “porque nadie logra conocer su idioma al 100%. Incluso, el mismo Gabriel García Márquez corrigió ‘Cien Años de Soledad’, cuatro décadas después de haberla publicado”, aseveró.

 

Siendo esta la situación, entonces, qué es escribir bien: “plasmar un mensaje claro y preciso, de manera que quien esté leyendo lo pueda entender”, considera el docente y encima que se podría estar exagerando porque “la misma Real Academia Española da su brazo a torcer frente a errores que se repiten y así se contradice ese organismo, como en el caso del solo o el este que ya no se tildan, lo que termina confundiendo a los periodistas, escritores y a todo el que tiene por costumbre escribir, respetando cada acento, cada regla ortográfica”, explica Espinosa.

 

Leer es el antídoto para esta ‘epidemia’, según Espinosa. “No hay otra estrategia que nos ayude en ese sentido”, descarta el docente cualquier otra opción y manifiesta que no se puede escribir como se habla, porque “al hablar te puedes ayudar con los gestos para hacerte entender o para ayudar a que el mensaje no sea ambiguo. En cambio, al escribir no hay algo que puedas mostrar para evitar esas confusiones. Sólo queda escribir bien para que el contexto no sea alterado”, añade.

 

Para Espinosa, es posible que, con el tiempo, los errores del presente sean aceptados en el futuro como una evolución natural del español, así como ocurre con el inglés con palabras como ‘night’ (noche) que informalmente se escribe ‘nite’. “Somos sujetos activos, el habla es una evolución dinámica, pero, en el ámbito profesional sí se deben tomar correctivos, porque por un error en una sentencia –en el tema del derecho- se puede dar un mal veredicto, tal como pasaría con una coma mal puesta”.

 

Dispositivos móviles.jpg

 

Otro punto de vista, una misma solución. 

 

Para Antonio Donado, periodista y magíster en Educación, enseñar sintaxis es posible, “pero eso no garantiza el aprender a escribir”, considera el experto en métodos de enseñanza.

 

Según Donado, aprender a escribir está muy conectado con saber pensar. “Si no se aprende a organizar la mente, es muy difícil escribir claro, breve y con sentido.

 

Para Donado, también doctor en Educación, la culpa es de la gente que ha tomado a las redes sociales para ganarse la vida y alcanzar el éxito, pues, por ellos “muchos dicen que no hace falta leer libros bien escritos, que basta con saber ‘embutir’ las redes de lo que se nos ocurra. Total allí todo vale, y ya nadie le hace ‘mala cara’ a la mala ortografía, menos a la mala redacción”, complementa Donado.

 

Al final, Donado piensa que hoy conviven las dos ‘lenguas’: “la mal escrita, para las redes, y la bien escrita para quienes todavía lo notan”, termina. JSN

Publicado en Noticias Generales

Desde la semana pasada se hizo viral en varias plataformas digitales una información que afirmaba que en WhatsApp y YouTube estaba apareciendo la cara de una mujer deformada, de ojos saltones y una boca enorme, que se hace llamar ‘Momo’. Lo aterrador, es que este personaje se valía del uso de mensajes subliminales incitando a los niños a suicidarse y retándolos a hacer algún tipo de actividad peligrosa.

 

“Alrededor del tema ‘Momo’ hay muchas teorías. La mayoría de los sicólogos podríamos estar muy de acuerdo con el hecho de que, sin duda, es importante ver los sitios web que visitan los niños”, explica Natalia Suárez, magister en Trastornos Cognitivos y del Aprendizaje.

 

Según detalla el sitio Fayerwayer, la imagen corresponde a una escultura que en 2016 se expuso en una galería de Ginza, en Tokio, Japón. Se estima que detrás de ‘Momo’ hay una persona común que utiliza esa fotografía para asustar a los niños. Aunque no se ha comprobado la veracidad o falsedad de la cadena, esta situación prende las alarmas a los padres de familia y la supervisión del tiempo que los niños pasan en redes sociales.

 

“Ese tipo de retos están ligados a varias cosas: problemas de personalidad de los niños, timidez y bullying, entre otros. Las personas que están detrás de esto miran el tráfico que va teniendo el niño en las redes, actividad que les va mostrando rasgos de su personalidad y es ahí donde se aprovechan de cualquier dificultad que tenga el niño, para manipularlos y hacer con ellos lo que se les dé la gana” comenta Elkin Sánchez, magister en Comunicación Digital.

 

Momo jóvenes.jpg

 

Los retos virales y su consecuencia en los niños, expertos hablan sobre el tema.

“El celular es una gran estantería que te permite tener acceso a información de todo tipo. La educación de un niño empieza con los valores y actitudes que le inculcan sus padres. De la misma forma que fueron criados los padres así mismo educaran a sus hijos” asegura Sánchez, quien también Coordinador del Centro de Medios de la Universidad Autónoma del Caribe.

 

Los riesgos a los que están expuestos los niños son muchos, según los sicólogos. No existe una documentación que diga específicamente a qué edad hay que entregarle un teléfono celular a un niño. Es por eso que los expertos recomiendan darle buen uso a esas herramientas tecnológicas.

 

Cuenta Natalia Suárez que las consecuencias que trae a largo plazo, en definitiva, que un niño esté expuesto constantemente a estos dispositivos tecnológicos, son varias. Dentro de ellas se encuentran el padecimiento de insomnio y otras dificultades parecidas.

 

“Esta es una temática bastante preocupante. El uso de las tecnologías, en el contexto educativo, familiar y de entretenimiento son fantásticas, pero como papás debemos establecer un vinculo con el niño para que él nos cuente que es lo que está viendo”, dice Suárez, docente adscrita al programa de Sicología de Uniautónoma.

 

Por otra parte Elkin explica que estos comportamientos también se deben a que los niños de esta generación, “son hijos de padres jóvenes que no comprenden el mundo alejado de la tecnología. Los niños ven en la tecnología una forma de entender, aprende y de ser en la sociedad, por tanto, este estilo de vida se traslada casi manera automática a ese niño que se està creciendo del 2010 para acá”.

 

Así mismo la sicóloga argumenta que para los padres jóvenes es mejor la calidad del tiempo con sus hijos, cuando lo realmente importante es la cantidad. “Los niños necesitan más cantidad de tiempo que calidad, hay que saber darle buen uso al celular y no dárselo para que dejen de hacer pataletas”, indica.

 

Niños con celular.jpg

 

Recomendaciones.

“Los padres debemos vigilar a nuestros hijos, no montándoles una vigilancia policíaca. Pero, si una donde sepamos qué información y aplicaciones utilizan y consumen. Hay muchas Apps que ofrecen esto, una de ella es Family Link, esta le permite a los padres restringir aplicaciones, videos y a la vez supervisan el tráfico que tiene tu hijo en estos sitios”, aseguró el coordinador.

 

Otra de las recomendaciones vista desde el campo de la sicología, es el establecimiento de horarios, lo que que implica tener la responsabilidad de darle un aparato electrónico a un niño.

 

“Para mí la edad idónea para darle un celular a una persona es cuando la mayoría de edad, esta es más responsable de sus actos y a esa edad su cerebro está más maduro. Pero, ¿Qué es lo primero que regalan de cumpleaños los padres regalan a sus hijos? Un celular, quizás mejor que el que tú y yo tenemos”, asevera la entrevistada.

 

Padre y Niño con Celular.jpg

 

Por otra parte, Natalia considera que en ocasiones los padres de familia no se detienen a leer o a examinar específicamente que es lo que está pasando con estas informaciones virales. “Cuando algo se vuelve viral hay que conocer cuál es el soporte teórico y qué hay detrás de esas noticias que hacemos virales y terminan repercutiendo sobre los niños”.

 

“No conviertan a sus hijos en unas personas que solitariamente seleccionan lo que quieren ver o consumir, oriéntenlos, no dejen que todo se los explique el celular porque al final el niño reemplezará al padre por un celular y eso no es lo que se quiere”, aconseja Elkin Sánchez. LLT

Publicado en Avanza UAC

Desde la semana pasada se hizo viral en varias plataformas digitales una información que afirmaba que en WhatsApp y YouTube estaba apareciendo la cara de una mujer deformada, de ojos saltones y una boca enorme, que se hace llamar ‘Momo’. Lo aterrador, es que este personaje se valía del uso de mensajes subliminales incitando a los niños a suicidarse y retándolos a hacer algún tipo de actividad peligrosa.

 

“Alrededor del tema ‘Momo’ hay muchas teorías. La mayoría de los sicólogos podríamos estar muy de acuerdo con el hecho de que, sin duda, es importante ver los sitios web que visitan los niños”, explica Natalia Suárez, magister en Trastornos Cognitivos y del Aprendizaje.

 

Según detalla el sitio Fayerwayer, la imagen corresponde a una escultura que en 2016 se expuso en una galería de Ginza, en Tokio, Japón. Se estima que detrás de ‘Momo’ hay una persona común que utiliza esa fotografía para asustar a los niños. Aunque no se ha comprobado la veracidad o falsedad de la cadena, esta situación prende las alarmas a los padres de familia y la supervisión del tiempo que los niños pasan en redes sociales.

 

“Ese tipo de retos están ligados a varias cosas: problemas de personalidad de los niños, timidez y bullying, entre otros. Las personas que están detrás de esto miran el tráfico que va teniendo el niño en las redes, actividad que les va mostrando rasgos de su personalidad y es ahí donde se aprovechan de cualquier dificultad que tenga el niño, para manipularlos y hacer con ellos lo que se les dé la gana” comenta Elkin Sánchez, magister en Comunicación Digital.

 

Momo jóvenes.jpg

 

Los retos virales y su consecuencia en los niños, expertos hablan sobre el tema.

“El celular es una gran estantería que te permite tener acceso a información de todo tipo. La educación de un niño empieza con los valores y actitudes que le inculcan sus padres. De la misma forma que fueron criados los padres así mismo educaran a sus hijos” asegura Sánchez, quien también Coordinador del Centro de Medios de la Universidad Autónoma del Caribe.

 

Los riesgos a los que están expuestos los niños son muchos, según los sicólogos. No existe una documentación que diga específicamente a qué edad hay que entregarle un teléfono celular a un niño. Es por eso que los expertos recomiendan darle buen uso a esas herramientas tecnológicas.

 

Cuenta Natalia Suárez que las consecuencias que trae a largo plazo, en definitiva, que un niño esté expuesto constantemente a estos dispositivos tecnológicos, son varias. Dentro de ellas se encuentran el padecimiento de insomnio y otras dificultades parecidas.

 

“Esta es una temática bastante preocupante. El uso de las tecnologías, en el contexto educativo, familiar y de entretenimiento son fantásticas, pero como papás debemos establecer un vinculo con el niño para que él nos cuente que es lo que está viendo”, dice Suárez, docente adscrita al programa de Sicología de Uniautónoma.

 

Por otra parte Elkin explica que estos comportamientos también se deben a que los niños de esta generación, “son hijos de padres jóvenes que no comprenden el mundo alejado de la tecnología. Los niños ven en la tecnología una forma de entender, aprende y de ser en la sociedad, por tanto, este estilo de vida se traslada casi manera automática a ese niño que se està creciendo del 2010 para acá”.

 

Así mismo la sicóloga argumenta que para los padres jóvenes es mejor la calidad del tiempo con sus hijos, cuando lo realmente importante es la cantidad. “Los niños necesitan más cantidad de tiempo que calidad, hay que saber darle buen uso al celular y no dárselo para que dejen de hacer pataletas”, indica.

 

Niños con celular.jpg

 

Recomendaciones.

“Los padres debemos vigilar a nuestros hijos, no montándoles una vigilancia policíaca. Pero, si una donde sepamos qué información y aplicaciones utilizan y consumen. Hay muchas Apps que ofrecen esto, una de ella es Family Link, esta le permite a los padres restringir aplicaciones, videos y a la vez supervisan el tráfico que tiene tu hijo en estos sitios”, aseguró el coordinador.

 

Otra de las recomendaciones vista desde el campo de la sicología, es el establecimiento de horarios, lo que que implica tener la responsabilidad de darle un aparato electrónico a un niño.

 

“Para mí la edad idónea para darle un celular a una persona es cuando la mayoría de edad, esta es más responsable de sus actos y a esa edad su cerebro está más maduro. Pero, ¿Qué es lo primero que regalan de cumpleaños los padres regalan a sus hijos? Un celular, quizás mejor que el que tú y yo tenemos”, asevera la entrevistada.

 

Padre y Niño con Celular.jpg

 

Por otra parte, Natalia considera que en ocasiones los padres de familia no se detienen a leer o a examinar específicamente que es lo que está pasando con estas informaciones virales. “Cuando algo se vuelve viral hay que conocer cuál es el soporte teórico y qué hay detrás de esas noticias que hacemos virales y terminan repercutiendo sobre los niños”.

 

“No conviertan a sus hijos en unas personas que solitariamente seleccionan lo que quieren ver o consumir, oriéntenlos, no dejen que todo se los explique el celular porque al final el niño reemplezará al padre por un celular y eso no es lo que se quiere”, aconseja Elkin Sánchez. LLT

Publicado en Noticias Generales

Lo que nunca se imaginó aquella niña inocente, que le tenía miedo al disfraz ‘El Descabezado’ - por su asombroso aspecto, cuello ensangrentado, su desafiante machete y la cabeza que sostiene en su mano izquierda-, fue que iba a ser parte del grupo de trabajo de la organización Carnaval S.A.S.

 

“Yo le tenía mucho pánico al disfraz El Descabezado. Cuando entré a trabajar con el carnaval me tocaba relacionarme con él y siempre lo veia con mucho respeto”, afirmó Ana María Osorio, directora de comunicaciones de la Fundación Carnaval S.A.S.

 

En 2009, el creador de este disfraz, Wilfrido Escorcia, fue escogido como Rey Momo. Ese año le tocó dejar sus miedos a un lado y asimilar ese cuello ensangrentado, pero lo que más aprendió fue a “valorar a esa gran persona que es Wilfrido”.

 

Ana María Osorio Gómez es una barranquillera de 39 años amante de la cultura, el arte, los libros y los viajes. Esta comunicadora tiene casi dos décadas ocupando el cargo en Carnaval S.A.S.

 

Para Osorio el reto de trabajar con esta entidad es estar siempre al nivel de lo que el Carnaval requiere, pues “se debe contribuir con toda la experiencia y el conocimiento para estar a la altura de una de las fiestas más importantes de Colombia”.

 

“El carnaval exige mucha creatividad e innovaciòn, estos son los retos más atractivos a los que te invita a trabajar una oficiona de comunicaciones como esta”, afirma la comunicadora.

 

Ana María Osorio oficina.jpg

 

Su experiencia en la Fundación Carnaval S.A.S.

En uno de los cuartos de una casona pintoresca ubicada en una esquina del Barrio Abajo, decorada con algunos de los personajes y disfraces más representativos del Carnaval, funciona la oficina de comunicaciones donde trabaja Ana María y su equipo de trabajo.

 

En carnaval, para el staff de comunicaciones, el día empieza muy temprano. El proceso de comunicación es permanente y no se necesita llegar a la oficina para empezar a trabajar. Las jornadas se extienden hasta altas horas de la madrugada y en algunas ocasiones se trabaja más de 15 horas.

 

Las estrategias que utiliza para cubrir todos los eventos se hacen a través de dos frentes de trabajo: uno se encarga de la generaciòn de información, en cabeza del jefe de prensa. El otro produce todo el contenido para la página web, las redes sociales y la atención de audiencias.

 

“Nosotros organizamos una agenda que contiene todos los eventos del carnaval de acuerdo con las necesidades que presenta cada uno. A nuestro cargo tenemos 36 eventos masivos a los que le damos cobertura durante la temporada del carnaval, todo esto se hace trabajando de forma organizada y en equipo”, añade.

 

Trabajar con las distintas reinas del carnaval ha sido para esta currambera una experiencia muy amena, pues cada soberana tiene su personalidad, atributos y un programa bandera. Para ella la reina es la figura màs importante de esta gran fiesta, es la embajadora anual del Carnaval de Barranquilla.

 

“Desde esta oficina lo que se hace es un acompañamiento a cada una de las reinas, las escuchamos, orientamos y ponemos al servicio de ellas toda la experiencia en el carnaval. Somos la plataforma para que ellas puedan conectarse con la ciudad y sigan engrandeciendo este magno evento”, especifica.

 

Al interior de esta quinta se vive el ambiente de carnaval los 365 días del año. La naturaleza de esta fiesta tiene una temporada alta que empieza desde los meses de octubre y noviembre, cuando ya están escogidos los reyes y la agenda ya está en marcha, la cual finaliza con el carnaval. Durante el resto de meses del año se trabaja con las escuelas y se llevan a cabo diferentes concursos de fotografía, artesanos y otro tipo de actividades concernientes a este ámbito cultural.

 

Reconocimiento Ana María Osorio.jpg

 

Su paso por la UAC.

Ana María es egresada del Programa de Comunicaciòn Social Periodismo de la Universidad Autónoma del Caribe. Su paso por esta Alma Máter fue “inolvidable”. Todavía se reúne con sus colegas y recuerda con alegría sus visitas a la facultad en el cuarto piso y a los profesores con los que ha tenido la oportunidad de trabajar en algunos proyectos.

 

Hizo parte del comité editorial del periodico El Comunicador que, en su época de estudiante se imprimía en tamaño tabloide. Además, recuerda que salía a hacer crónicas de ciudad y señala que este fue su encuentro con la realidad. De allí le nació el gusto por conversar con la gente.

 

“Recuerdo las clases de fotografía con el Mono Manjarrés. Era muy chistoso porque sólo tenía la opción de obturar una sola foto y, a veces, se quemaban. Mis clases de diseño eran con reglas. Hoy veo toda la transición y la evolución que ha tenido la comunicación y creo que estudié en una edad como de piedrita”, comenta entre risas.

 

En 2001, la universidad le permitió hacer sus prácticas profesionales con Carnaval S.A.S. cuando esta organización estaba recién mudada. Recuerda que le tocó hacer un trabajo de publicidad donde diseñó una estrategia publicitaria para dar a conocer la nueva Casa del Carnaval.

 

“Ha sido un trabajo muy lindo porque no solo he participado en un proceso que ha enriquecido mi vida personal y profesional, sino que también he sido testigo del proceso de transformación y crecimiento del Carnaval de Barranquilla y de sus diferentes etapas”, afirma Ana María.

 

Dentro de los proyectos de esta mujer creyente en Dios, a nivel personal, está el ser mamá y en un futuro realizar una maestria en Administración, ya que, para ella, lo que “no se mide en la comunicación y no genera acción no vale la pena”.

 

Lo más importante para esta comunicadora es que se entienda que el carnaval es más que una fiesta de cuatro días de goce, pues para ella este evento es un proceso complejo, no solo por el trabajo que hace esta organización sino tambien por el proceso en el que participan músicos, artesanos, autoridades, periodistas y el resto organizadores.

“Yo veo el carnaval como una fiesta que le permite a la cuidad grandes oportunidades de mostrarse en diferentes frentes y la capacidad que tiene esta de articularse para mostrar que es cultura, alegría, y gente que es lo que nos hace únicos”, termina. LLT

Publicado en Noticias Generales

La 'mamadera de gallo' sobre la visita de Quentin Tarantino, para el desarrollo de la séptima edición del Festival Internacional de Cine de Barranquilla (Ficbaq), sigue dando de qué hablar, nueve días después de haber sido publicada por los diferentes medios locales y nacionales, a manera de noticia.

 

En tan poco tiempo, esta polémica ha derivado otras que cuestionan si vale la pena o no estudiar periodismo, o la credibilidad de quienes ejercen esta profesión y la responsabilidad de los editores, por aprobar que salga a la luz una información sin confirmar.

 

Por tal motivo, la Universidad Autónoma del Caribe volvió a ser epicentro de reflexiones sobre buenas prácticas periodísticas el pasado miércoles, durante el conversatorio ‘Retos y amenazas de un nuevo periodismo: el caso Tarantino’.

 

El evento, organizado por la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas, su programa de Comunicación Social Periodismo, con el apoyo del Laboratorio de Periodismo Álvaro Cepeda Samudio, se realizó en el sexto piso del Edificio de Posgrado, con la participación de autoridades académicas y de prensa.

 

Los panelistas invitados fueron Óscar Montes, ex - editor de El Heraldo, columnista y panelista representante de Blu Radio; Martín Tapias, director de noticias de Caracol Barranquilla; Lina Robles, redactora de Publimetro y Zona Cero; Wilhelm Garavito, redactor y columnista de ADN; Humberto Mendieta, columnista y director de noticiero regional y Jaime De La Hoz, profesor y periodista.

 

La jornada pedagógica, con marcadas pinceladas de debate, se llevó a cabo bajo la moderación del también docente y columnista Anuar Saad, ante colegas, estudiantes e interesados en la temática, siendo además transmitida, en vivo, por Facebook y otras redes sociales.

 

Conversatorio Retos Descabezado.jpg

 

La primera intervención.

Para los organizadores del Ficbaq, este acto fue la oportunidad de explicar qué fue lo que pasó con Tarantino y porqué se afirmó lo de su visita.

 

Según Giuliano Cavalli, director del festival, la motivación principal fue el esfuerzo de seis años y el trabajo invertido en la edición más reciente, “con el mismo cariño y el mismo amor”. “La mentira es el componente esencial del arte y el arte es un motor esencial de la cultura”, agregó Cavalli.

 

De acuerdo con el cineasta, no se calculó hasta dónde iba a llegar esta historia, pero no querían "que se quedara como un asunto local, como un festival de cine que estaba agonizando por la falta de recursos". "Necesitábamos una medida de choque y queríamos que el país supiera lo que estaba pasando. De igual manera, la mentira también hace parte del Carnaval”, añadió.

 

Cavalli recordó el dicho de Álvaro Cepeda Samudio: “mamar gallo es la única forma de hablar en serio”, para luego afirmar que la reacción de los medios y de la gente, en general, era precisamente lo que esperaban. “Que la ciudad, a partir de esa acción, reflexionara en qué es lo que está pasando con los eventos culturales, en cómo se trata a los gestores que ponen también el pecho para hacerlos con sus propios recursos”, sostuvo.

 

Para el creador audiovisual, “cuando una mentira es asumida como verdad, crea otras mentiras que replican en otras más, creando una ilusión de esa realidad de realidades. La imaginación lo gobierna todo, somos partícipes de una película en la que todos tenemos un montaje en la cabeza”, dijo y reiteró que ni él ni su equipo de trabajo tenían idea de las repercusiones y que sí se llevaron varias sorpresas.

 

Conforme Cavalli, haber mentido sobre la visita de Tarantino fue consecuencia de la falta de fondos que deberían ser distribuidos por los entes de cultura, pues “los dineros deberían ser destinados y manejados por procesos más consensuados y participativos”, y agregó que “hoy en día no hay consejo de cine y por eso esta ciudad no puede participar en la convocatoria de relatos regionales de Proimágenes, estímulo para la creación de cine regional”.

 

Por lo anterior, Cavalli ratificó que la ilusión creada fue para que, a nivel internacional, todos reflexionemos sobre la administración de la cultura y la voluntad de desarrollar esta industria en ella.

 

Conversatorio Retos.jpg

 

Los periodistas y sus opiniones.

Para Óscar Montes, en contraposición de lo dicho por Cavalli, “una mentira, una farsa, nunca puede ser considerada un buen elemento periodístic"."Una cosa es mamar gallo y otra es la mentira, la trampa. El tramposo no puede considerarse jamás un buen periodista”, señaló el periodista de Blu Radio.

 

Para Montes, “se consulta una fuente, buscando la verdad o aproximarte a ella, pero consultando una sola no llegarás la encontrarla. Fallamos todos”, consideró.

 

Por otro lado, Martin Tapias contó que el primer medio que publicó sobre la mentira fue Caracol Radio, “porque había muchas cosas que no cuadraban y estuvimos todo el equipo trabajando hasta muy tarde, buscando confirmar esa información. Los organizadores de la mentira no contestaban el teléfono. El que la Policía no tuviera un esquema de seguridad para un personaje como Tarantino, ni lo tuviera la Secretaría de Cultura hizo que creciera el sin sabor de que algo no estaba bien”, informó.

 

Al final, Tapias estuvo de acuerdo con titular ‘esto es una mentira’. A través de Twitter, Tapias expresó que “una mamadera de gallo es un acto de alegría que se hace entre amigos y genera sonrisas, pero esta deja a una ciudad muy mal parada en el escenario nacional, en general, no es un asunto de medios. Nos costó la credibilidad. Si el efecto que se buscaba era la visibilización,mañana quién creerá en cualquier otro anuncio que hagan como personas y como festival”, complementó el director de noticias de Caracol Barranquilla.

 

En cuanto a los problemas de presupuesto mencionado por Cavalli, Tapias lo consideró un argumento planteado sobre otra mentira, pues “sí se están haciendo inversiones en ese sentido: $2.400 millones en estímulos entregados a gestores y hacedores de la cultura”, contrastó.

 

Conversatorio Retos Lina Robles.jpg

 

Por su parte, Lina Robles narró su experiencia, primero, refiriéndose a los seis años que lleva Ficbaq en escena, en los que han tenido invitados maravillosos y los han cubierto con mucho cariño. "Dije, genial que sea Tarantino este año. En Cartagena estuvo Will Smith, Marissa Tomei, y Matt Dilon. ¿Por qué no tendríamos a Tarantino aquí? Pedí que me lo confirmaran y lo hicieron. No me iban a mentir. Revisé si Tarantino tenía redes sociales, pero no las tiene. Seguí a su esposa, pero el tiempo no nos alcanzó para confirmar con amigos en Los Ángeles e ir más allá”, dijo la periodista asociada a Publimetro y Zona Cero.

 

Para Wilhelm Garavito, no es descabellado ni inverosímil que Tarantino venga a Barranquilla. "Hace unos años, Tom Cruise estuvo en Medellín y, si miramos los cables de noticias, vemos que Tom Hanks y Oliver Stone han estado en una aldea africana, durante un festival, entre comillas irrelevante, por la cercanía que quieren mantener con la gente”, opinó.

 

Además, según Garavito, los periodistas creen en las fuentes oficiales. "Si bien se han dado pasos culturales, todavía estamos lejos de Amsterdam o Berna. La Dimayor anuncia que Junior juega a las 3 y media de la tarde y juega a esa hora. Uniautónoma anunció a Rigoberta Menchú y aquí estuvo”, comparó.

 

Garavito también manifestó el gran valor de esta lección, pues su enseñanza es tener un "margen de duda" respecto a ciertas fuentes oficiales, pero aseguró que le seguirá creyendo "al Junior con su lista de concentrados", ya que hay "ciertas lógicas que no deben modificarse por un caso desacertado que fue una burla para la sociedad”.

 

Conversatorio Retos Wilhelm Garavito.jpg

 

Menos severo fue el punto de vista de Humberto Mendieta, ya que consideró este episodio como una "magnífica" lección de periodismo. "No estoy de acuerdo que la credibilidad haya sido afectada. Le creemos a la fuente, pero, ante todo, debimos dudar por el tremendismo de la visita de un director de cine a una ciudad que no es Los Ángeles ni Nueva York. Se debió verificar las posibilidades y sobre todo si el lugar en el que iba a estar era el Parque Sagrado Corazón”, sugirió.

 

Para Mendieta, columnista y director de un noticiero regional de Telecaribe, la estrategia dio resultados extraordinarios, "tanto que estamos en este conversatorio sobre este tema”. Mendieta instó a reconocer lo bueno que hicieron los organizadores del Ficbaq: “rescatar a un personaje como ‘El Descabezado’, siendo parte de las verdaderas estrellas. Hay que buscarle el lado positivo a la situación”.

 

No obstante lo anterior, Mendieta estuvo de acuerdo con los demás panelistas en el asunto fue el engaño. "La afectación fue más en el honor del sector cultural, un asunto de honor mancillado. No hay fraude por legalidad. Sin embargo, si hubo afectados como gente que viajó solo por ver a Tarantino. Faltó un poco de malicia”, puntualizó.

 

Como conclusión de la jornada, Martín Tapias invitó a los estudiantes y a sus colegas a “verificar, verificar, verificar”, para evitar que este tipo de errores se repitan, lo cual fue sucedido por Lina Robles al expresar que “la mentira no hubiera sido necesaria si se hubiera sabido la situación real”, dijo y terminó manifestando que “no es necesario que venga Tarantino ni Tom Cruise, lo nuestro y lo propio es lo que tenemos que rescatar”.

 

Conversatorio Retos Martin Tapias.jpg

 

En lo que respecta a si vale la pena estudiar comunicación social y periodismo, tanto Óscar Montes como Martín Tapias concordaron que hacerlo es pertinente “ahora más que nunca, pero se requiere aún más ser mejores periodistas". "Estudien con más ganas porque el compromiso que tenemos todos, que siempre ha existido, es la búsqueda de la verdad”, indicó Montes.

 

Tapias, por su parte, dijo que sí hay que estudiar comunicación social y periodismo, porque lo que hoy vive como periodista se lo agradece a su paso por la academia. "La academia forma para el día a día que me corresponde afrontar. Sí hay que creer en lo que se está haciendo, porque los retos que se deben enfrentar, hoy, son muy grandes, como las redes sociales y la inteligencia artificial en medios”, finalizó.

 

De alguna manera, Tarantino estuvo presente.

Como invitado especial al conversatorio, estuvo Ismael Escorcia, quien caracteriza a ‘El Descabezado’, cada año, en el Carnaval de Barranquilla. Este actor de la tradicional festividad, al enterarse que venía Tarantino y que estaba interesado en su personaje, hizo un nuevo disfraz con la cabeza del director hollywoodense.

 

Haciendo caso a Humberto Mendieta, sobre rescatar lo positivo de las circunstancias, todo lo ocurrido podría ser parte de un buen guión, inspirado en lo ocurrido en esta capital, como lo dijo uno de los presentes, en el segmento de las preguntas. JSN

Publicado en Noticias Generales

El mundo cada vez es más cambiante. La acelerada evolución tecnológica ha permeado las profesiones obligándolas a adaptarse a las nuevas condiciones. Y una de esas profesiones que sin duda ha sentido más los vientos huracanados de los avances tecnológicos es la comunicación y el periodismo. Las nuevas generaciones parecen tener una desconexión con lo análogo y tradicional. Viven sumidos de manera frenética en un mundo digital que los seduce, los absorbe y en el cual interactúan, se comunican, se informan, se educan y escriben.

 

Esto presenta un panorama de nuevos consumidores. Jóvenes que no disfrutan de leer un periódico físico y que denotan poquísimo interés por la televisión y la radio tal cual la conocemos: prefieren la navegación en la que escogen sus series y películas favoritas y saltan aleatoriamente buscando noticias de su interés en cualquier parte del mundo: la aldea global, hoy más que nunca, es una realidad gracias a Internet.

 

Así mismo, el ejercicio del periodismo también está cambiando. Los periódicos tradicionales han mutado a “metamedios”, esos que, aparte de su tradicional presentación que vocean en las calles, poseen portales donde confluyen diversas piezas periodísticas en distintos lenguajes audiovisuales: un esfuerzo por seguir existiendo y atrapar la atención de nuevos lectores.

 

Sin embargo, las exigencias éticas y las que certifican la calidad de los productos periodísticos deben ser aún más fuertes. Porque si bien hoy es más fácil llegar a las fuentes por la maravilla de la nueva comunicación digital y sus redes sociales, también la prensa puede volverse más susceptible a ser engañada. No es gratis que lo que llamamos ahora como “fake news” sea un mal de todos los tiempos, pero por las mismas características mediáticas de hoy, esas noticias falsas se difunden a la misma velocidad y proporción de las verdaderas.

 

Esos mismos medios –todos sin excepción—sufrieron en carne propia lo que se puede llamar “un asalto a la buena fe”. El sonado “caso Tarantino” ya suficientemente conocido en la ciudad, el país y el mundo por su repercusión en las redes, ha disparado todas las alarmas en los medios por la aparente facilidad de que una mentira haya sido asumida como verdad por el simple hecho de que la información parecía venir de “una fuente confiable”.

 

Las fuentes saben que hoy lo llamativo es replicado sin cesar y, de hecho, puede jugar con la buena fe de los medios. Esto quiere decir que hoy más que nunca las reglas elementales del periodismo de siempre, deben agudizarse. Verificar, constatar, sospechar, ahondar, contrastar deben ser verbos que se conjuguen en acciones que eviten que no solo los medios, sino la comunidad en general, sean engañados.

 

Es un compromiso de los Programas de Comunicación Social- Periodismo y de las Facultades de Comunicación del país, de hacer un llamado a la reflexión sobre el rol del periodista de los nuevos tiempos y el rol, por supuesto, de los medios en las épocas de las redes sociales.

 

Desde la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas y su programa de Comunicación Social Periodismo de la Universidad Autónoma y el apoyo del “Laboratorio de Periodismo Álvaro Cepeda Samudio”, la Uniautónoma amplía el debate e inicia un ciclo de conversatorios que girarán sobre el oficio de los periodistas y los medios en los tiempos de un nuevo periodismo.

 

Es así como el próximo miércoles 20 de marzo desde las ocho de la mañana se llevará a cabo el conversatorio “Retos y amenazas de un nuevo periodismo: el caso Tarantino” que contará con la presencia de los periodistas Oscar Montes, ex - editor de El Heraldo, columnista y panelista de Blu Radio; Martín Tapias, director de noticias de Caracol Barranquilla; Wilhelm Garavito, redactor y columnista de ADN; Humberto Mendieta, columnista y director de noticiero regional y el profesor y periodista Jaime de la Hoz Simanca con la moderación del docente y columnista de prensa Anuar Saad.

Publicado en Noticias Generales

Hasta el 19 de febrero estarán abiertas las inscripciones para participar en Prensa Escuela Uniautónoma, la cátedra de periodismo escolar que la Universidad Autónoma del Caribe, a través de su programa de Comunicación Social Periodismo, ofrece a los colegios de la región Caribe.

 

Este espacio académico brinda una formación de alto nivel para el desarrollo de los medios de comunicación en los colegios del Caribe Colombiano, es un servicio de proyección social que en esta ocasión llega a su trigésima quinta versión, en sus 19 años de trabajo.

 

La inscripción es totalmente gratuita y cada colegio puede participar con 3 estudiantes, que cursen los grados 9°, 10° y/o 11°. El proceso de inscripción se realizará únicamente vía Internet, a través de un correo que debe ser enviado por la Institución Educativa a la dirección: Los primeros 30 correos podrán participar en la cátedra que inicia el próximo 9 de marzo.

 

El correo que debe ser diligenciado por los profesores o coordinadores del área de lenguaje de cada colegio y debe adjuntar la siguiente información: nombre completo del colegio, de los alumnos que participarán, grado que cursan, número de su documento de identificación y correo electrónico de los estudiante y de la institución, así como la información del docente o directivo contacto.

 

En este Proyecto de extensión social de la Universidad Autónoma del Caribe, han participado más de 300 colegios y 3700 estudiantes en un completo curso de orientación de 40 horas presenciales, durante 10 sábados el cual incluye formación en periodismo radial y televisivo; géneros periodísticos y contenidos en comunicación escolar.

 

Los interesados pueden comunicarse vía telefónica a los teléfonos 3671000 Ext. 268 y/o al 304 528 25 06 o dirigirse a las instalaciones de la Universidad Autónoma del Caribe en la calle 90 N° 46-112, en el cuarto piso del bloque C y contactar a Rocío Cañón, coordinadora del Programa Prensa Escuela.

Publicado en Noticias Generales

"Al elegir a Ginna Morelo como periodista del año estamos premiando a la reportera, editora, productora y maestra capaz de llamar a la calma aunque ella sea el ciclón". Con estas palabras argumentó el jurado del Premio Simón Bolívar la elección de Ginna Morelo, egresada del programa de Comunicación Social Periodismo de la Universidad Autónoma del Caribe, como ‘Periodista del Año’ en 2018.

 

Morelo, nacida en Córdoba, es editora de la Unidad de Datos del diario El Tiempo y presidenta de Consejo de Redacción. Es especialista en Gerencia Pública y magíster en Comunicación. Ha sido becaria de la Fundación Gabriel García Márquez y del Instituto Prensa y Sociedad de América Latina (Ipys).

 

"Fruto de años de experiencia buscando la mejor narración para darle vida a los datos hallados, Ginna lideró en el último año desde su casa editorial una serie de trabajos en los que vertió la información conseguida a través de variadas metodologías en relatos digitales compactos", indicó el jurado.

 

La egresada es también autora de los libros ‘Tierra de sangre’ y ‘Córdoba una tierra que suena’. Es además coautora de ‘Tú y yo coincidimos en la noche terrible’, ‘Crónicas de frontera’, ‘Las fronteras cuentan’ y ‘Periodismo ambiental: los retos de la cobertura informativa’. Ganadora en tres oportunidades del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar, del Premio Iberoamericano Sociedad para todos y mención de honor en el Premio a un mejor caso de corrupción de América Latina.

 

En el mes de octubre también fue premiada junto a otras 26 personas por la Fundación Nuevo Periodismo Iberoamericano (FNPI) en la categoría Cobertura por el trabajo denominado ‘Venezuela a la fuga’, en colaboración con el medio venezolano Efecto Cocuyo.

 

Ginna Premio FNPI.jpg

 

El jurado conformado por Rosental Alves, María O’Donell y Ginger Thompson resaltaron la manera como este trabajo logra reflejar el aspecto más humano de la crisis y contar historias que van mucho más allá de las estadísticas. Así mismo, consideraron que el trabajo tiene ritmo al permitirle al lector seguir la ruta de cada migrante.

 

En la página web de la FNPI describen el trabajo como un reportaje que “cubre el fenómeno migratorio de Venezuela, el más grande de Latinoamérica en los últimos tiempos”.

 

“Para abordarla (la crisis), un equipo periodístico transfronterizo recorrió cinco mil kilómetros de viaje con los migrantes, quienes apuntaban a tres destinos distintos, Perú, Argentina y Curazao; describió la despedida de familiares y los riesgos en las fronteras de diversos países, reveló las cifras de la migración, explicó lo que significa que un país deje de ser potencia petrolera para convertirse en expulsor de sus nacionales y relató cómo viven los venezolanos en seis países del continente (Argentina, Bolivia, Colombia, Chile, México, Perú) y cómo sobreviven los que se quedaron en la capital de Venezuela, Caracas”, dice la web.

 

El reportaje comprende 3 crónicas de viaje, 3 artículos de análisis de la crisis migratoria con infografías digitales, un documental web de 33 minutos que narra el recorrido de 2.900 kilómetros en un bus con 35 migrantes, 15 videos más, siete historias y una visualización de datos sobre la canasta familiar venezolana. Cada contenido responde a una perspectiva intimista, que se extiende al diseño web, para acercar la experiencia de usuario a la cruda realidad de los venezolanos.

 

Ginna Morelo concedió una entrevista a la Universidad Autónoma del Caribe y respondió algunas inquietudes sobre los reconocimientos que ha recibido recientemente, su formación y el ejercicio del periodismo en un momento en el que está tan cuestionado.

 

¿Qué significa para usted el reconocimiento de Periodista del Año, del Premio Simón Bolívar?

Un momento de alegría máximo que llega a mis 24 años de ejercicio profesional. La confirmación de que el camino escogido es este. Sin embargo, reitero, es un momento que pasa, que no hay que quedarse en él sino avanzar y seguir trabajando.

 

¿Qué hay que hacer para ser periodista del año?

No lo sé. Pero a juzgar por lo que dijo el jurado, es una sumatoria de cosas que se resumen en ser una reportera consumada, convencida y feliz con lo que hago en equipo.

 

Ginna Recibe Simón.jpg

 

La FNPI premió el trabajo 'Venezuela a la fuga' del que usted hizo parte. ¿Qué enseñanzas le dejó ese trabajo?

Fui la líder y cabeza del proyecto, responsable de armar un equipo de 27, financiar la iniciativa y editar los contenidos. Ahí están las enseñanzas: ser gerente de tu propia iniciativa, trabajar en equipo dejando atrás el escenario de los lobos solitarios, hacer periodismo para explicar y andar con los otros para encontrarte en este oficio que alimenta.

 

¿Qué fue lo más difícil de hacer en ese trabajo?

No quebrarte cuando estás en la reportería viendo las dificultades de los migrantes que no tienen dinero, que se ven afectados por la xenofobia, que son estigmatizados en muchos lugares de esta América Latina sufrida.

 

En lo que le tocó vivir, ¿Qué pueden aprender los colombianos de todo por lo que está pasando el pueblo venezolano?

Siempre las lecciones serán superiores a la experiencia: solidaridad, necesitamos ser más solidarios con un pueblo que nos acogió en los 80, en masa. Eso no lo podemos perder de vista, no podemos ser indolentes con los hermanos venezolanos.

 

¿Cuál es la importancia de ganar estos premios?

Te da visibilidad, pero para juntarnos con otros y seguir soñando.

 

Un periodismo inmerso en la dinámica de las redes sociales y la inmediatez, ¿Cómo puede evitar dejarse arrastrar y permitirse hacer trabajos de largo aliento?

Lo evitas estudiando reconociendo cuáles son los problemas que hoy tiene todo el ruido tecnológico y digital. Cuando lo sabes, puedes evitar caer en las notitas de 280 caracteres, en los titulares impactantes de gatos y modelos, en las piezas sin contexto y sin seguimiento. Simplemente convencerse de que la audiencia merece profundidad y tú tienes que dársela.

 

En un momento en el que el periodismo colombiano está siendo tan cuestionado, ¿Qué se debe hacer?

El periodismo en el mundo está siendo cuestionado por la falta de credibilidad ruda como consecuencia de la desinformación. Lo que hay que hacer es trabajar duro y más. Se es periodista para darlo todo y yo creo en eso de la milla extra siempre y cuando sea feliz.

 

¿Qué papel juega la ética para un periodista?

No juega un papel, es esencial. Volver al origen es no perder de vista la ética para hacer un trabajo excepcional. Olvidarlo es un pecado.

 

Los jóvenes salen de la academia con una idea romantizada del periodismo, pero se encuentran con una realidad distinta en la calle. ¿Qué consejo se les puede dar?

Que no dejen de ser románticos ni de soñar, porque lo que hay que hacer es ganarse un espacio para volcar todo ese delirio para hacer las cosas bien así la realidad sea adversa.

 

¿Qué la motivó a ser periodista?

El libro de entrevistas con la historia de Orianna Fallacii. Un baúl cargado de recuerdos de una madre que perdió a su hijo en una masacre del paramilitarismo, historia que quería contar desde que tenía 16 y que pude hacer 15 años después. Un político que le quedó debiendo plata a mi papá sastre y que le cobramos con libros porque él era el dueño de la única librería que había en mi tierra.

 

¿Qué es lo que más recuerda de su paso por la universidad?

Que fue un espacio que me acercó a amigos de todos los lugares del Caribe y que me hicieron amar la cultura nuestra hasta conectarla con otras realidades de América Latina que luego quise convertir en historias.

Publicado en Noticias Generales
LO MÁS LEIDO
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones