MENÚ
VIGILADA MINEDUCACIÓN
SNIES 1804
+57 3853400

Casi de sorpresa, Luis Eduardo Ramos Palacín, estudiante de Comunicación Social - Periodismo de la Universidad Autónoma del Caribe, recibió la importante noticia de ser el ganador de uno los portafolios de estímulos artísticos, otorgados por la Alcaldía de Barranquilla, en la modalidad de libro de cuentos.

 

Luis Eduardo afirma que desde hace un tiempo tenía en la mira su participación en esta convocatoria, pero no había podido hacerla efectiva. “Yo ya tenia cosas escritas que quería mandar pero uno de los requisitos era que el libro no estuviese participando en otra cosa, entonces daba la casualidad que cada vez que yo quería entrar no podía, porque estaba participando en otra convocatoria. Este año dejé de participar en otras cosas para enfocarme en esto”, reveló.

 

El libro que lo llevó a la victoria, denominado ‘Instrucciones para desaparecer una ciudad’, consta de 10 cuentos que empezó a escribir desde el 2015. “En realidad yo este libro lo escribí accidentalmente. Yo en el 2015 empecé a escribir una serie de cuentos y me di cuenta que todos tenían un tema, un humor en particular y estaban conectados de alguna forma, ahí fue donde me di cuenta que había escrito el libro”, explicó Luis Eduardo.

 

Sin embargo, no todo lo que escribió entró en el resultado final pues comentó que “cuando ya lo tenía escrito eran como 14 cuentos pero hice un proceso de selección del que resultaron 8. Después, en el 2018, escribí otro dos cuentos nuevos y el libró quedó con 10 cuentos”.

 

A pesar de relacionarse cada uno entre si, Luis Eduardo asegura que no es necesario leerlos de manera consecutiva, “hay una secuencia temática pero no es una novela”.

 

Luis Ramos Palacín.jpg

 

Para Luis, la escritura es lo que mejor hace y a lo que espera poder dedicarse toda su vida, contó como le apasiona el poder “crear algo de la nada y darle expresión a cosas que es difícil expresar de otra manera, crear personajes y desarrollarlos psicológicamente”

 

En cuando a la academia, manifestó que aunque este era un proyecto que ya venía desarrollando desde antes de ingresar, le ayudo a descubrir y desarrollar nuevos géneros, entre esos la crónica y que gracias a ese proceso, fue también ganador del premio de periodismo Ernesto McCausland. Pero no es el único de la comunidad académica en ser merecedor de este estímulo.

 

Por su parte, Carlos Polo, egresado del programa de Dirección y Producción de Radio y Televisión, se ha visto favorecido en tres ocasiones consecutivas, en cada una de las modalidades.

 

En la convocatoria actual, Polo participó en la modalidad de poesía. Asegura que la experiencia en el concurso “fue curiosa porque yo tenía un par de trabajos, estaba terminando un libro de cuentos, no precisamente estaba trabajando en poesía pero no quería volver a participar en esa modalidad”.

 

El producto presentado por el egresado, es un conjunto de poemas que lo han acompañado durante por un largo tiempo. El libro, llamado ‘Cantos azules y otras estaciones peligrosas’ está dividido por cantos que representan distintos estados de ánimo y cuenta con un estribillo final.

 

“Cada uno de los cantos representa un estado de ánimo. Uno de ellos tiene textos relacionados con el amor, en lo que representa la mujer, incluso cuando el amor tiene sus espinas, hay otro que está relacionado con la rabia y yo digo que esos son los textos contestatarios frente a la sociedad, son los textos rabiosos, y así, van representando un estado de ánimo”, expresó el egresado, quien no se considera ni escritor ni poeta, sino que responde más plácidamente al título de contador de historias.

 

Carlos Polo Egresado de RTV (2).jpg

 

A pesar de ser su tercer año consecutivo, Polo no se esperaba este título pues asegura que la poesía es el género por el que empezó a escribir. En las anteriores convocatorias participó, por primera vez en la modalidad de libro de cuentos, con el producto ‘Las malas noticias llegan primero’ y en la segunda oportunidad fue en la modalidad de novela con ‘Es de noche cuando los gatos son pardos’.

 

En cuanto a su paso por la Uniautónoma, Polo ya se proyectaba como un gran escritor pues durante una de las versiones del Festival de Videos y Semana de las Comunicaciones fue ganador de dos premios, de manera consecutiva, por grandes construcciones realizadas en el marco de la academia.

 

“La Universidad le ayuda a uno a moldearse en todo, aporta un gran bagaje. Mucha gente me dice que mi poesía esta muy ligada a lo audiovisual, que tiene muchas imágenes, a lo que yo le adjudico mi paso por la facultad de Ciencias Sociales y Humanas, especialmente al programa de RTV”.

 

El Portafolio de Estímulos de la Alcaldía de Barranquilla fue creado con el objetivo de fomentar la creación, la investigación y la gestión en todas las áreas artísticas y culturales. El portafolio artístico de estímulos le ofrece al ganador, sin importar la categoría – poesía, libro de cuento o novela-, 10 millones de pesos para que sean invertidos en gastos de publicación.. MMC

 

 

 

Publicado en Noticias Generales

Desde el 2 al 6 de octubre, se realizó en la ciudad de Medellín, el VII Festival Gabo, en el que se llevaron a cabo charlas, exposiciones, talleres, muestras y recorridos, donde el periodismo fue el protagonista principal. Entre los asistentes, se encontró un grupo de estudiantes de la Universidad Autónoma del Caribe, del programa de Comunicación Social y Periodismo, quienes disfrutaron del encuentro anual del periodismo iberoamericano y destacaron entre muchas universidades.

 

Los diferentes eventos tuvieron lugar en el Jardín Botánico y el Parque Explora, sedes oficiales del evento; sin embargo, la programación se extendió a 5 universidades de la ciudad.

 

En los diferentes eventos, los estudiantes de la Uniautónoma tomaron la batuta, para debatir los temas con los panelistas de gran trayectoria, entre los que se encontró Carmen Aristegui, de CNN en Español; Soledad Gallego-Díaz, directora de El País de España; Jineth Bedoya, subdirectora de El Tiempo; Carolina Arteta, directora pedagógica de la Fundación para la Libertad de Prensa (Flip); entre muchos más.

 

Estudiantes en Festival Gabo (4).jpg

 

Por otra parte, la estudiante Verónica Vergara realizó un reportaje, donde relató la manera en que se vivió el Festival y que, gracias a sus excelentes competencias, fue publicado en la página oficial del evento y de lo que asegura, ha sido una experiencia de gran crecimiento en su realización como profesional.

 

En cuanto al recorrido, los estudiantes también asistieron a la oficina de comunicaciones de la Alcaldía de Medellín y a la redacción del periódico El Colombiano. En estas, fueron atendidos por profesionales de cada una de las áreas, quienes también los motivaron para mantenerse firmes en su profesión.

 

“Todos los profesionales que hablaron con nosotros coincidieron en que debemos prestarle mucha atención a las nuevas tecnologías pues, más que pensar en el futuro, pensamos en el hoy, en como las tecnologías están cambiando el mundo hoy”, dijo Inés Bula, una de las estudiantes que asistió al festival.

 

Estudiantes en Festival Gabo (2).jpg

 

De la misma forma, Esteban Duque, agrega que “me sorprendió mucho cuando en El Colombiano, una de las periodistas nos decía que los periodistas de hoy deben prepararse mucho más que antes. Explicó que en el periódico eligen a los profesionales que saben como implementar las nuevas herramientas en sus trabajos, sobre los que solo se limitan a escribir. Eso me puso mucho a pensar en mí como profesional”.

 

Por otra parte, los estudiantes tuvieron espacios para recrearse y conocer los sitios turísticos de la ciudad. El viaje académico fue organizado por el docente del mismo programa, Elkin Sánchez, en colaboración con los estudiantes.

 

Estudiantes en Festival Gabo (3).jpg

 

De la misma forma, los estudiantes pertenecientes al grupo de Narrativas 21, impulsado por el docente Jorge Peñaloza, también hicieron presencia en el festival, al mismo tiempo que lo transmitían a través de las redes sociales. MMC

Publicado en Noticias Generales

Cuando se trata de festivales de cine, lo primero que nos llega a la mente es una gran gala, personalidades de la industria y vestidos muy elegantes y sin duda se trata de una gran fiesta, pero también, casi de manera inmediata, es una instancia de negocio. Su característica de fiesta viene denotada desde el mismo nombre, el otro lado de la cara es una consecuencia natural.

 

Pero antes de entrar a hablar de los festivales de cine, es pertinente marcar la diferencia que se genera ente estos y las muestras, siendo muy parecidos y, por lo tanto, propensos a ser confundidos entre si.

 

Según lo explicó Julio Cesar Lara Bejarano, jefe de prensa de la Cinemateca del Caribe y docente de la Universidad Autónoma del Caribe, la mayor diferencia que se puede encontrar entre un festival y una muestra es su carácter. "Si es un certamen competitivo, es un festival; si se trata de un evento expositivo o académico, es una muestra. Sin embargo, al adentrarnos al espectro internacional, estos adoptan un carácter más ambiguo pues existen eventos donde se hace una entrega de premios, pero los ganadores ya han sido escogidos de manera previa, es decir, el público solo asiste a una entrega de premios sin conocer a los demás nominados”, señaló el docente.

 

Palma de Oro Cannes.jpg

 

Es claro afirmar que, a pesar de tener bien constituidas las características, no todos los galardones tienen el mismo valor; sin embargo, es complejo afirmarlo con nombres propios, pues sería adentrarnos en una discusión que tiende a lo subjetivo.

 

A pesar de ello, la doctora en Ciencias de la Información y la Comunicación, Clara Yaneth Santos Martínez, expresa que, “lo que podría dar más peso a un festival que otro es la seriedad de la organización, al momento de prepararse para ese momento. Yo particularmente me intereso por los festivales de cine español, donde se destaca el festival de San Sebastian, el festival de cine de Barcelona. Todo depende, también, de la categoría y las temáticas”. Lara comparte algo de este pensamiento, y agrega que el más importante de todos es el festival de Cannes.

 

Sin embargo, nada de esto aísla la verdadera incógnita sobre estos eventos: ¿Cuáles son los criterios que se tienen en cuenta a la hora de elegir a los galardonados?

 

Lara, hace una explicación detallada del manejo de estos títulos, en la industria Hollywood, y pone como ejemplo los premios Oscar, entregados por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de Estados Unidos (AMPAS). El docente y también integrante del consejo de Cinematografía de Barranquilla reveló que para ser merecedor de este premio “debes estar asociado a la AMPAS; posterior a ello, debes hacer parte alguno de los sindicatos (de actores, directores, fotógrafos, entre otros) y de esa manera poder recibir un voto”.

 

Estatuilla Oscar.jpg

 

Pero eso no es todo, sucede que los diferentes aspirantes a la estatuilla, deben cumplir ciertas normas, durante un periodo de tiempo específico y para así poder llegar a ser nominados. Entre esas, se encuentra que el producto haya sido estrenado en un determinado número de salas, ubicadas en unos sitios específicos y que además esté acompañado de una campaña proselitista, permitiendo que el producto llegue al público crítico y se reconozca que está aspirando. “Quien se propone a ser nominado y no hace una inversión de dinero equivalente, está creyendo que este tipo de premios se entregan más por voluntad que a través de un proceso previo”, comentó el docente.

 

Siguiendo el proceso, los líderes de cada uno de los sindicatos se reúnen para decidir quienes son los ganadores. Lara agrega que “el periodo de votación se abre y se cierra y todos deben depositar su voto. Cerrado el plazo, se cuenta quienes obtuvieron la mayoría. Esta modalidad solo denota que cuando un grupo se inclina más por uno de los productos, solo es cuestión de correr la voz y que el gremio lo respalde, es decir que los resultados podrían responder más a una campaña que tiene que ver con política y con afecto, que con cualquier otro juicio”.

 

Sin embargo, existen otros premios, entre los que se destaca la Palma de Oro del festival de Cannes, que han adoptado la modalidad de jurados para la escogencia de sus galardonados. En estos, la mesa de jueces genera un acta con los resultados, después de ver en el mismo festival, cada una de las propuestas; ante eso, es el prestigio de cada uno de ellos es el que se vería comprometido ante alguna mala decisión.

 

Sin embargo, esto último no es peso suficiente para el docente, quien recuerda con indignación la ocasión en que un reconocido director caleño “estuvo de jurado la vez que Cantinflas fue el presidente de la mesa y no se vio ninguna película porque siempre estuvo dormido”. Como esta anécdota, son muchas las que la presiden, como lo dejó ver el escritor Gabriel García Marquez, quien redactó una crónica en la que retrataba las viscerales discusiones que se levantaron cuando fue jurado en el festival de Cannes del 82.

 

Sin duda, la característica principal de los festivales es la competencia oficial pero, a pesar de ello, estos también cuentan con un espacio en el que se muestran películas que no entran en la competencia pero que, para el jurado, deben estar presentes por su gran contenido.

 

Oso de la Berlinale.jpg

 

“Gracias a esta característica, aparecen una serie de secciones que le dan al público un marco de opciones para decidir si lo que quieren ver es la competencia específica o quieren ver otras cosas porque son más cercano a otros temas”, afirmó Lara.

 

En cuanto la industria colombiana, se puede evidenciar un gran aumento en este tipo de eventos con el pasar de los años, sin embargo, para el profesor, no está demás preguntarse ¿A qué espectro responde este aumento de festivales y muestras en el país? y, ¿Qué tan fieles son a lo artístico?.

 

Esto surge, a partir del hecho de que muchos de los eventos de este tipo que se realizan en el país, llevan un aporte de recursos por parte del gobierno, generando un sentimiento de censura en los espectadores.

 

Ante esto, Santos considera que cada uno de los eventos tienen sus criterios propios de escogencia, “incluso habría que hablar de los criterios que conforman un patrón del que no se habla y es lo que involucra los aspectos políticos que hacen peso para que un producto pueda ganar sin tener los méritos”.

 

Pese a lo anterior, la también docente de la Universidad Autónoma del Caribe, reconoce que el cine colombiano ha mostrado una gran evolución. “Las películas de calidad están ahí, pero no se muestran en las pantallas de manera suficiente, ni en el tiempo adecuado, ni los espectadores lo reconocen pero es un espacio que se tiene que seguir ganando a nivel internacional pues ya se participan en festivales y se ganan premios, es decir, ya existe una dinámica”. MMC

 

 

 

Publicado en Noticias Generales

Este 26 de septiembre en Barranquilla se llevará a cabo el foro 'Derecho a la comunicación en el territorio caribe', en el que el Ministerio de Cultura, la Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP) y Vokaribe Radio, entre otras organizaciones, analizarán las garantías del derecho a la comunicación en el actual contexto, y sus implicaciones para los periodistas y comunicadores locales.

 

La cita es a las 8 de la mañana en la Casa Club Caribe - Gran Salón de la Universidad Autónoma del Caribe (Calle 88 # 46-137). La entrada es libre hasta completar el aforo de 200 personas.

 

Temáticas del Foro.

El primer panel 'Comunicación para la memoria, la verdad y la construcción de paz', contará con la participación de:

 

Germán Rey, profesor universitario, reconocido relator de congresos y seminarios sobre la política en los medios y derecho a la información, y escritor de numerosos textos sobre comunicación y cultura.

 

La periodista y consultora Nubia Rojas, quien es especializada en temas de paz y asuntos sociales, políticos y humanitarios con experiencia en medios de comunicación y organizaciones internacionales en Colombia, Europa, Centro y Sudamérica.

 

Soraya Bayuelo, fundadora y directora del Colectivo de Comunicaciones Montes de María Línea 21, ganadora del Premio Nacional de Paz 2003.

 

En el segundo panel denominado 'En Contra de las diferentes formas de censura' participarán:

Laura Ardila, periodista y editora de La Silla Caribe, ganadora del Premio Nacional de Periodismo Simón Bolívar en 2014 y 2017, alumna y relatora en talleres de la Fundación Gabo y con amplia experiencia laboral en medios como El Universal de Cartagena, El Tiempo (corresponsalía de Cartagena), Caracol TV, Publicaciones Semana, El Espectador y La Silla Vacía, entre otros.

 

Sinar Alvarado, representante de la Liga Contra el Silencio, es escritor para The New York Times en español, con su libro 'Retrato de un caníbal', ganó el Premio de Periodismo de Investigación Random House Mondadori.

 

Luisa Fernanda Isaza, es abogada, investigadora, profesora de la cátedra Derecho y Periodismo de la Pontificia Universidad Javeriana y asesora legal de la Coordinación de Defensa y Atención a Periodistas de la Fundación para la Libertad de Prensa.

 

En el tercer y último panel con el que se cerrará el foro, 'Comunicar en el territorio Caribe', los asistentes podrán escuchar a:

Vanesa Paola Tejedor Herrera, licenciada en pedagogía infantil. Inició con el programa de radio escolar Chakeros ri Paz en 1999, el cual se convirtió en el Colectivo de comunicaciones, narradoras y narradores de la memoria 'kucha suto' de San Basilio de Palenque.

 

Hernando González, líder campesino de Montes de María, integrante del Equipo de Comunicación Rural OPDS Montes de María. Hizo parte del equipo de investigación del documental 'Defendamos el Agua', sobre la protección de la riqueza hídrica de su región.

 

Daniel Maestre Villazón, es comunicador indígena con experiencia en Derechos Humanos y justicia comunitaria e investigación cultural. Ha desarrollado actividades de recolección de información, documentación de casos, análisis de información, talleres y reuniones con comunidad y tiene experiencia en la edición y producción de videos documentales.

 

Octavio González, es técnico en artes audiovisuales, periodista, gestor cultural y comunitario, cuenta amplia experiencia en la radiodifusión comunitaria y es miembro activo de la Asociación de Radiodifusión Comunitaria Vokaribe.

 

El cierre de este encuentro también contará con integrantes del colectivo de comunicaciones de 'Kucha Suto' (San Basilio de Palenque) y el colectivo de comunicación de la Corporación Desarrollo Solidario, quienes reflexionarán sobre la visibilización de sus agendas en el territorio. Tomada de MinCultura

Publicado en Noticias Generales

Evolucionar es la clave para mantenerse vigente y la Universidad Autónoma del Caribe lo ha hecho a partir de un cambio en sus métodos de enseñanza, en los que la teoría sigue presente, pero es la experiencia el mayor recurso de formación profesional.

 

Lo anterior significa que las aulas aún son el epicentro de la vida estudiantil, pero son los laboratorios los recintos en los que se fija lo aprendido. En el caso de los estudiantes de los programas de Comunicación Social-Periodismo y Dirección y Producción de Radio y Televisión son cuatro los ‘talleres’ en los que se mide –cada semestre- qué tan preparados están para enfrentarse al mercado laboral.

 

El Centro de Medios, la Emisora Uniautónoma Stereo; Uniautónoma Televisión y la sala de redacción son esos cuatro espacios antes referidos, siendo también las cuatro razones por las que los mejores directores/productores audiovisuales y periodistas salen de nuestra institución.

 

El propósito de los cuatro laboratorios.

Acercar desde los primeros semestres a los futuros graduandos en estos campos es la idea principal de contar con dichas áreas, todas dotadas de los equipos y el ambiente propio que se vive tanto en periódicos, revistas, canales de televisión y emisoras.

 

Cabe aclarar que no se trata de simuladores, sino de unidades de producción reales adscritas a la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas, aunque administrativamente independientes.

 

Uniautónoma Estéreo.jpg

 

Emisora Uniautónoma Stereo.

De acuerdo con su director, Víctor González Solano -comunicador social y periodista con 37 años de experiencia- esta fue fundada en 1979, cuando ninguna universidad en la Costa Caribe contaba con una propia.

 

Empezando por este aspecto, Uniautónoma fue pionera, así como lo fue en contar con su canal radial en la banda F.M., de corte universitario, cultural y comercial, siendo una de las primeras en su clase en todo el país. En cuanto al contenido, son varios los premios que ha obtenido, dos de ellos son el Premio Crónica de Carnaval y el Premio Nacional de Periodismo.

 

Desde programas de opinión y variedades hasta música –bolero, blue funk, pasando por latin jazz, salsa, tropical, electrónica, anglo y baladas- hacen parte de la parrilla de contenido de la estación, “lo que nos permite llegar a un público grande y selecto”, dice González, quien ha dirigido diferentes emisoras del país y diversas instituciones culturales.

 

Conforme al director, “para los estudiantes esta es una opción de prácticas, tenemos 25 de ellos aplicando lo que aprendieron en las aulas, producen los programas, su contenido y lo llevan al aire”, puntualiza.

 

Nuevo programa de Uniautónoma Estéreo.jpeg

 

Uniatónoma Stereo está entre las 30 emisoras más escuchadas del país, lo que quiere decir que su audiencia es masiva sin estrategias de conveniencia para los oyentes, según González, quien además indica que esta dinámica permite a los jóvenes conocer de primera mano la actividad real y diaria de quienes se dedican a esta profesión.

 

Respecto a las destrezas adquiridas, González dice que -debido a estar expuestos a tal cotidianidad- el efecto conseguido será el desarrollo de la agilidad de pensamiento y reacción rápida; buen léxico, buena dicción y capacidad de improvisación. Como beneficio adicional, “los jóvenes perderán el miedo y cuando salgan de la universidad, a enfrentarse a un micrófono, lo harán con propiedad”, agrega el líder de la emisora.

 

Centro de Medios.jpg

 

Centro de medios.

Ricardo Vélez Amador, comunicador social social y coordinador del Centro de Medios, define a esta centro de prácticas como “el laboratorio donde se explora y experimenta la producción audiovisual, también desde los primeros semestres de ambas carreras. Surge en el momento en el que se creó el programa de Comunicación Social-Periodismo, en 1974, el primero en ser ofertado en la Costa Caribe y, nuevamente, uno de los primeros del país”, informa.

 

Vélez agrega que el Centro de Medios antes se llamaba simplemente estudio de televisión, en donde se daba solo la práctica de este medio. “Ahora con los cambios tecnológicos que han propiciado la transmisión desde múltiples pantallas: televisores, computadores y celulares, se planeó esta dependencia para integrar salas de producción, salas de sonido, estudios de radio y televisión en un solo bloque, por lo que en él se preparan desde presentadores hasta periodistas radiales, youtubers, editores y personal que se dedica a cada uno de los aspectos de la pre, pro y postproducción”, sostiene el también magíster en Ciencias de la Comunicación y doctor en Ciencias de la Educación.

 

Centro de Medios Radio.jpg

 

De este modo, este grupo de estudiantes de Uniautónoma cultivan las destrezas en la producción de medios audiovisuales, manejo de equipos, desenvolvimiento frente a las cámaras y en la lectura de noticias frente a un telepronter.

 

Uniautónoma Televisión.

Según Vélez Amador, también profesor de tiempo completo en el programa de Comunicación Social-Periodismo, la universidad es pionera –por tercera vez- en la creación de un canal de televisión regional, al ser cofundadora de Telecaribe, en 1986. “Incluso antes, porque desde 1978 estaba produciendo, pues adquirió las primeras cámaras a color y así se convirtió en la primera institución de educación superior proveedora de contenido a un canal de este tipo”, añade.

 

Canal Uniautónoma.jpg

 

Fue así que en Uniautónoma se produjo programas como Caribe Alegre y Tropical, Ruta del Saber, en una categoría que se conoce hoy en día como edu-entretenimiento. “También se hicieron dramatizados como Tamarindo y Sibarco”, encima Vélez.

 

De acuerdo con el entrevistado, en 1998, la Comisión Nacional de Televisión ofreció la oportunidad a las comunidades de crear canales locales. Así, “la universidad licitó para la creación del canal de televisión, siendo otorgada la licitación en 1999 para crear el Canal 23, de señal abierta -es decir que todos podían captarlo con un televisor y una antena”, informa Vélez.

 

Todo lo anterior se dio a manera de reconocimiento de la entidad reguladora ya mencionada, por todos los aportes de Uniautónoma a la televisión en esta parte del país, “un trabajo histórico”, considera el docente.

 

Los sistemas de televisión dejaron de ser análogos y pasaron a ser digitales, “lo que nos obligó migrar a la tecnología TDT. Ninguna universidad tiene su canal con licitación en este sistema, pero sí como canal web y eso quiere decir que el alcance ya es a nivel internacional, lo que para nosotros es una ventaja”, agrega el docente.

 

Actualmente, Loretta Sterling Palomino –comunicadora social y especialista en Mercadeo, es la directora de Uniautónoma Televisión. De acuerdo con la funcionaria, “programas como Magazín y Conexión son producidos y presentados por estudiantes nuestros”, asegura, lo que significa que las destrezas que desarrollan quienes participan en tales procesos son de realización y presentación, así como de elaboración de guiones, todo lo necesario para estar encaminados a laborar en cualquier canal de televisión dentro o fuera del país.

 

Sterling Palomino recuerda que Uniautónoma Televisión fue un canal cultural y también de corte comercial, con los programas antes mencionados, en la época en la que ella misma fue presentadora de Caribe, Alegre y Tropical. Añade que dentro de las funciones actuales del canal está el cubrimiento de eventos externos a la universidad, vía streaming. En cuanto al futuro, Sterling Palomino anticipa la retoma del programa Ruta del Saber, bajo el mismo nombre, “por haber sido una producción de formato educativo, pero lo suficientemente dinámica para entretener y crear un movimiento importante con los colegios”, dice la ejecutiva.

 

Lo mismo se quiere hacer con el programa Conexión, como estrategia de acercamiento con los estudiantes de secundaria. Además, la productora le está apostando a producir videos institucionales a empresas públicas y privadas, según la líder de Uniautónoma Televisión.

 

Centro de Medios 3.jpg

 

Sterling Palomino también piensa que, para quien quiera estudiar comunicación social y tenga mayor interés en la televisión, matricularse en Uniautónoma es lo más inteligente, pues “no se trata de un convenio, sino de que somos nosotros los que tenemos el canal y qué mejor plataforma para abrirse camino que esta e ir familiarizándose con el medio y ganar experiencia. Yo soy un vivo ejemplo de ello”, complementa.

 

Sala de redacción.

“Esta sala de informática funciona como una sala de redacción en la medida en la que los docentes encargados de dicha asignatura invitamos e incitamos a los estudiantes a trabajar como si lo estuvieran haciendo ya para un periódico o una revista”, dice el economista y especialista en Comunicación para el Desarrollo Regional, además docente de redacción Jaime De La Hoz Simanca.

 

Según De La Hoz Simanca, los estudiantes interactúan en esta zona durante cada uno de los semestres en los cuales se toma el curso de redacción, “primero se hacen unos módulos y luego unos talleres de escritura con cada uno de los temas dados: noticia y entrevista, seguido por reportaje y, por último, crónica. Sin embargo, el contacto con este laboratorio continúa con periodismo investigativo y con perfil periodístico”, añade el profesor de tiempo completo y magíster en Educación.

 

Entre las destrezas desarrolladas en este laboratorio está la continuidad en la redacción, la riqueza y recursividad de vocabulario y en narrativa. Sobre todo, es la familiarización con la tarea periodística que se lleva a cabo en la prensa escrita lo que se adquiere y se traduce en la utilidad inmediata, por el hábito permanente de escribir, lo que podría contar como experiencia.

 

Computadores Nuevos (2).jpg

 

De La Hoz asevera que no se trata de ejercicios, sino de trabajos reales con la misma exigencia que se da en los medios escritos. Lo anterior -complementado con la literatura y con el uso de herramientas tecnológicas- hace que los profesionales tengan la estética requerida para redactar y para poder ejercer el periodismo utilizando los recursos tecnológicos actuales, siendo la incapacidad en lo último la razón por la que muchos periódicos han tenido que desaparecer.

 

Por todo esto, el también magíster en Educación opina que Uniautónoma ha logrado destacarse por la calidad profesional de sus egresados. Sobre todo, “por concentrarse en el periodismo con tanta cercanía a lo que se hace en realidad en los medios, en tiempos en los que lo organizacional ha tomado tanta fuerza y muchas otras universidades han dado el giro hacia ese campo, descuidando a uno que sigue generando tanto interés”, explica.

 

Por otro lado, Anuar Saad Saad, comunicador social y periodista con 35 años de experiencia, tiene presente que Uniautónoma ha formado a sus colegas por 40 años. Incluso, “al repasar la dirección de medios en la ciudad y la región, se descubre que son nuestros egresados los que están en esas posiciones privilegiadas. Además, los comunicadores sociales que están liderando los departamentos de comunicaciones en diferentes corporaciones también son egresados nuestros”, sostiene.

 

“¿Por qué se da eso? Primero, tiene que ver mucho con el perfil de los estudiantes que llega a Uniautónoma”, formula y responde este docente y especialista en Comunicación para el Desarrollo Regional. Desde su punto de vista, “ya ellos traen esa pasión por esta carrera y encuentran profesores que se han destacado en la radio, en prensa escrita, en televisión, en producción de medios; un grupo de docentes selectos que de pronto otras universidades no tienen”, plantea.

 

Lo anterior lo confirma Saad Saad, siendo también magíster en Educación, informando que “en estos momentos, hacen parte de nuestro cuerpo docente tres profesionales que han sido jefes de redacción de El Heraldo y toda esa experiencia se les transmite a los estudiantes, no solo con teoría, sino con la experiencia y el ejemplo, tomando como laboratorio no nuestras aulas ni salas de prácticas sino la ciudad entera, haciendo periodismo de verdad”, aclara.

 

Este escritor con dos novelas y varios libros publicados concluye que, definitivamente, “la mejor elección para un estudiante que quiera formarse en Comunicación Social-Periodismo y en Dirección y Producción de Radio y Televisión es la Universidad Autónoma del Caribe”, termina Saad Saad. JSN

 

Publicado en Noticias Generales

El proceso de paz es uno de los acontecimientos políticos más relevantes de la historia resiente de Colombia. Dentro de las dimensiones de dichos diálogos, se hace necesario analizar el papel que cumplen los medios de comunicación, en especial, en el marco del regreso de un grupo de exjefes guerrilleros a las armas.

 

A manera de contexto, el docente Jorge Peñaloza de la Universidad Autónoma del Caribe, del programa de Comunicación Social y Periodismo, explicó que “los periodistas deben entender que estamos en un proceso de paz, aunque muchas personas no estén de acuerdo. Situaciones como las del retome de las armas pueden presentarse en procesos como estos”, a lo que agregó que “esta información no puede ser transmitidas con coyunturas. Los periodistas deben ser seleccionadores y evitar incurrir en lo partidista. El periodismo debe ser orientador”.

 

Durante los días posteriores al anuncio de ‘Iván Márquez’, ‘El Paisa’ y ‘Jesús Santrich’, las redes sociales se han visto plagadas de un sin número de interpretaciones sobre la suerte de la nación durante los años venideros.

 

“Como consecuencia de la inmediatez, las redes sociales siempre tienden a cambiar los conceptos, de manera masiva, que se implantan. Se puede evidenciar como, de manera inmediata, se empezó a compartir información falsa sobre este hecho. Sin embargo, esta no es una situación nueva, es resultado de un periodismo sesgado”, aseguró Guillermo Reyes, Periodista y magister en Informática Educativa.

 

Medios de Comunicación.jpg

 

De la misma forma, el también docente de la Uniautónoma, comentó que este fenómeno de desinformación no solo recae en los medios de comunicación, sino también en los receptores de la información, pues el emisor se ha acostumbrado a “consumir lo inmediato sin profundizar”.

 

En cuanto a esto, el periodista y docente Jaime De la Hoz agrega que “podemos ver que la gente tiene miedo, no tanto de lo que está pasando si no de lo que podría llegar a suceder. Basta con meter el ojo en las redes sociales para evidenciar el odio que está creciendo”.

 

Pero si miramos un poco más a fondo nos encontramos que este fenómeno no es desconocido, por el contrario, es mucho más común de lo que se esperaría. Así lo explica el magister en Comunicación, Juan Carlos Antequera.

 

“Dentro de las teorías comunicativas existe una que se llama ‘La Teoría de la Incertidumbre’; por otro lado, en la sociología contemporánea hay una muy relacionada que se denomina ‘La Teoría de la Sociedad del Riesgo’. Si unimos ambas, se puede demostrar que, en Colombia, se está activando una cultura del miedo, una comunidad regida por el principio de la duda, donde nadie sabe que creer o a quien creer”, agregó Antequera.

 

Sin embargo, De la Hoz cuestiona el ejercicio del periodista en el país pues considera que está “al servicio de causas que no son las más populares”, no obstante, agrega que “no se trata tampoco de hacerle apología a la guerrilla pues ese es un discurso que se ha venido presentando a raíz de la combustión política pero los medios de comunicación no le están dando el tratamiento a la información con respecto a estas disidencias, como tampoco lo han hecho con disidencias anteriores”.

 

Nueva guerrilla.jpg

 

En busca de disipar lo anteriormente expuesto, los profesionales en las comunicaciones coinciden en que los medios deben hacer un estudio profundo para que se descubran las raíces de la violencia. Ante esto, Reyes añade que se debe “regresar a la raíz del periodismo y eso es simplemente mostrar ambos puntos de vista y que sea el receptor quien crea su propio criterio”.

 

Haciendo énfasis, los docentes finalizaron explicando que el periodismo debe ser orientador, debe mostrar todas las aristas y contingencias que debe tener el proceso de paz. “Deben trabajar procesadamente y darle importancia a la información que más le convenga al ciudadano”, agregaron. MMC

 

Publicado en Noticias Generales

En la Universidad Autónoma del Caribe se concentra el conocimiento, lo corporativo, lo institucional en diversas esferas y también lo cultural y lo lúdico. Por esa razón, el pasado jueves 29 de agosto, el sexto piso del Edificio de Postgrado sirvió como punto de encuentro para quienes tienen mucho qué contar y quienes los desean escuchar, en la vigésimosegunda edición del Festival Internacional de Cuenteros, El Caribe Cuenta.

 

A las 4:00 de la tarde se dio inicio al acto ante estudiantes e interesados en esta forma de arte, cuyos exponentes, esta vez fueron Evelin Poveda, de Costa Rica; Romer Peña, de Venezuela, y Aldair Zamora, Colombia y estudiante nuestro.

 

Mientras la primera desplegó su performance –Cuentos para el Alma- con guitarra en mano y segmentos cantados, el segundo lo hizo dándole mayor participación a los presentes y no menos entretenida fue la tercera, a la que poco a poco fue atrayendo más audiencia a un acto en el que e mezcla la interpretación, el recital y en cierta proporción la improvisación.

 

El Caribe Cuenta (1).jpeg

 

Para Poveda, estas son historias breves pero profundas y juveniles que representan una parte importante de cada ser humano, pues “desde los primeros años la narración está presente en cada cuento de los abuelos. Siempre ha habido estos espacios, pero siguen haciendo falta”, dice la narradora oral centroamericana, quien además piensa que estas ocasiones sirven para expresar lo que se quiere y hasta para socializar.

 

Por otro lado, para Alexander Quiñones, guía artístico asociado a la Fundación Luneta 50, organizadora del encuentro anual, dice que estos espacios son pertinentes en las universidades, debido a su carácter pedagógico “y es que no son chistes, ni historias de ocio, sino manifestaciones que dejan una enseñanza la juventud y a todo el que esté dispuesto a escuchar”, dice el funcionario de la entidad antes mencionada.

 

Esta es una temporada que empezó desde el 23 de agosto y que terminó el domingo 1 de septiembre en el Malecón del Centro de Convenciones Puerta de Oro. Caribe Cuenta es una serie de presentaciones que se da una vez al año Cabe recordar que el Caribe Cuenta se da una sola vez al año y en próximas ediciones se seguirá contando historias con significado, forma y fondo, que incluyen poesía, así como canto y otras formas de expresiones artísticas. JSN

Publicado en Noticias Generales

Como respuesta a la incansable búsqueda de la excelencia, la Universidad Autónoma del Caribe está asentada en tres grandes pilares; el primero es la docencia, el segundo es la investigación y el tercero la extensión. El último se refiere a que la institución no solo trabaja para sus comunidades internas, si no que busca proyectarse a la sociedad, a favor de sus necesidades.

 

Atendiendo a lo anterior, y a través del desarrollo de apuestas metodológicas alternativas, el Grupo Regional de Memoria Histórica de la Universidad Autónoma del Caribe (GRMH-UAC), decidió realizar un proceso de acompañamiento, en el 2015, a la comunidad de La Bonga, Bolivar, desplazada en el 2001 por el conflicto armado. Dichas propuestas alternativas, fueron coelaboradas con el Centro Nacional de Memoria Histórica (CNMH) y gestores de memoria de la propia comunidad.

 

“A través de este trabajo nosotros buscamos, principalmente, dignificar a la víctimas, es decir, repararlas”, explicó David Luqueta, decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas y participe del GRMH-UAC. Para esto, se valieron de los objetos contidiados de la comunidad, como un elemento en común, que formara entre cada uno una memoria colectiva. 

 

Dentro del informe, publicado en el libro ‘Lugares, Recorridos y Sentidos de la Memoria Histórica: Acercamientos metodológicos’, hacen énfasis en que “los objetos de memoria se convierten, a lo largo de este proceso de coelaboración, en dispositivos de cohesión social y construcción de un futuro en común”

 

La investigación, adelantada por los académicos de la institución David Luqueta Cediel, Claudia Beltrán Romero y Martha Romero Moreno, fue reconocida por el CNMH como “un caso emblemático que se circunscribe en un proceso de construcción de memoria” y desde esa definición, pocuraron reconstruir lo eventos vividos por la población, especialmente al momento del desplazamiento.

 

Memoria Histórica La Bonga (1).jpg

 

Al ser el CNMH una entidad gubernamental tiene la obligación de aportar evidencias de los proyectos que allí se realizan, para que el Estado pueda garantizar la reparación de las víctimas, ya sea de manera económica o simbólica. Fue de esta manera que los bongueros pudieron reclamar su redecho a ser reparados.

 

“Al acercanos a la comunidad nos dimos cuenta que eran personas que tenían casi 15 años de desplazados y que todavía no habían sido reparados por el Estado, al ser víctimas de los paramilitares; fue ahí donde vimos la oportunidad de trabajar”, revela la docente investigativa Claudia Beltrán Romero.

 

Esta experiencia ha hecho que los docentes incorporen esta modalidad de investigación en su cátedra, permitiendo a los estudiantes desarrollar nuevas habilidades académicas.

 

La comunidad de La Bonga, Bolívar.

La vereda La Bonga hace parte del corregimiento de San Basilio de Palenque, en el municipio de Mahates, Bolívar. Geográficamente, se encuentra en una zona que conecta con Mampujan, Las Brisas, San Cayetano y San Basilio de Palenque; gracias al cruce de caminos que en ella se encuentran, la vereda se convirtió en territorio clave para la movilización de mercancías ilegales, así como el tránsito de organizaciones armadas.

 

Para el año 2000, un grupo de paramilitares obligaron a la comunidad de Mampuján, vecina de La Bonga, a abondonar sus tierras y masacraron a 11 de sus habitantes.

 

Memoria Histórica La Bonga (4).jpg

 

Enl 2001, otro grupo, perteneciente también al bloque Caribe, llegó a La Bonga repartiendo panfletos amenazantes contra la población, exigiendo su salida y dando como plazo 48 horas. Al día siguiente, el total de las familias se desplazó dejando atrás sus fincas. El grupo se dividió en dos: 65 de las familias se dirigiendo hasta el corregimiento de San Basilio de Palenque, a 12 km de la vereda y un segundo grupo, de 38 familias, se desplazó al corregimiento de San Pablo a 11km.

 

“La comunidad de La Bonga fue desplazada de su territorio acusada por los paramilitares de ser auxiliadora de la guerrilla”, revelan los académicos a través de uno de los informes del proyecto. A pesar de su desplazamiento, las tierras no fueron ocupadas por otra población, por lo que muchos de los bongueros van, desde Palenque, a sus cultivos en La Bonga y regresan.

 

Los habitantes de la vereda se consideraban como personas alegres, activas y muy hogareñas, ahora “esa generación de hombres y mujeres fuertes que salió de La Bonga está envejecida, enferma y cansada de luchar por sus derechos”, comentan los integrantes de la población, según el informe.

 

Desde el momento del éxodo, los bongueros reclamaron ayuda humanitaria, reparación del daño causado y garantías para el retorno, como está estipulado en la Consitución Política Colombiana, pero fue hace cinco años que reconocieron legalmente como ‘zona de desplazamiento’ al territorio de la vereda.

 

Memoria Histórica La Bonga (3).jpg

 

“Desde el primer acercamiento, ellos siempre se mostraron interesados en hacer todo el proceso de memoria, de contar lo que pasó. Ya ellos habían participado de otros proyectos, con otras organizaciones, pero nunca lo terminaban”, comentó Claudia.

 

Dentro del informe exponen que consideran el ser bonguero como “una expresión de resistencia, porque a pesar de no tener ya un lugar habitado, ellos se siguen sintiendo parte de esa relación entre comunidad y territorio que se sintetiza en la noción de vereda” y agregan además que “se ofenden cuando se les llama palenqueros, no por denigrar de ser afros, si no por no dejar de existir como parte del territorio al que añoran todos los días, que lloran y que luchan por regresar: su vereda, La Bonga”. MMC

Publicado en Noticias Generales

La Casa luneta 50 fue testigo del primer concurso universitario para narradores orales 2019 y Aldair Zamora Ferrer, en representación de la Universidad Autónoma del Caribe, resultó ganador frente a los narradores de otras instituciones de educación superior de la ciudad.

 

El premio para el estudiante de Comunicación Social - Periodismo consiste en ser parte de la programación oficial de El Caribe Cuenta, y para la universidad será una sesión de cuentos de narradores internacionales, en el marco de este festival.

 

La comunidad universitaria está agradecida por haber sido memorablemente representada en el concurso regional, debido a que el talento, la experiencia y el carisma del participante brillaron en el escenario. 

 

Aldair Zamora, cuentero (1).jpg

 

“Al ganar sentí que no sólo gané yo; aunque sea un logro personal, también ganó una comunidad entera; ganamos los de prensa escuela, la universidad, mis compañeros y profesores”, expresó Aldair Zamora.

 

El narrador estuvo preparándose durante un mes antes del concurso, debido a que se encontraba narrando historias en otras ciudades de Latinoamérica, como Perú. También desarrolló la creación de nuevas historias y adaptó algunas ya existentes, todo esto unido a intensivos ensayos para dar lo mejor de sí mismo en las eliminatorias. 

 

A lo largo de su vida, el narrador oral galapero, Aldair Zamora Ferrer, ha sentido la necesidad de expresarse y comunicarse a través de su admirable talento, puesto que lo considera como una manera de llegar a los corazones de las personas con un estilo propio. Desde hace tres años nació el deseo de vivir la aventura de narrar historias, decidió iniciar con el grupo estudiantil ‘A narra se dijo juscarajoo’ en el municipio de Galapa, convirtiendo esto como parte de su vida cotidiana. 

 

Aldair Zamora, cuentero (2).jpg

 

Aldair considera este logro como una forma de motivación para él y todas las personas que están incursionando en este ámbito cultural “a quienes empiezan en esta carrera, quiero decirles que esto es de mucha constancia, lecturas, preparación, dedicación, tomar talleres de expresión oral, creaciones literarias, manejo de escenario. No paren, tarde o temprano verán sus resultados”. Texto de la estudiante: Aury Lucía Orozco

 

 

Publicado en Noticias Generales

“Me impresioné mucho al ver tanto jóvenes interesados en aprender, esto me motiva más a acompañar a mi hijo para que él se desenvuelve más en esta área por medio del intercambio de experiencia, como padres siempre debemos estar atentos a todo, en mi caso siempre lo he apoyo”, expresó Carmen López madre de familia.

 

El salón K-510 del edificio de posgrados de la Autónoma abrió sus puertas para recibir a 130 estudiantes de las diferentes instituciones educativas de la ciudad, para participar de la actividad de apertura de la ‘Cátedra del programa de Prensa Escuela UAC 2019-02’.

 

Iniciativa de Extensión Social del programa de Comunicación Social Periodismo de esta institución.

El acto de instalación formal contó con la presencia del decano de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas David Luqueta; el director del programa antes mencionado Eddwin Robles, algunos docentes de las intuiciones educativas y padres de familia. Luego se dio paso al acto de apertura que arranco con un primer taller que tuvo como eje central el concepto de comunicación efectiva. 

 

Organizados en grupos de ocho estudiantes, dotados con lápices de colores y marcadores los equipos plasmaron en un pliego de papel periódico toda su creatividad para definir la idea de la palabra comunicación; guiados por un monitor de esta cátedra de periodismo escolar.

 

Prensa Escuela 1.jpg

 

“El taller busca identificar diferentes modelos de comunicación y dejar sobre la agenda de los jóvenes la agenda el modelo que queremos socializar con ellos el modelo dialógico de comunicación, con el que pretendemos que sus experiencias de comunicación escolar sean más dadas al reconocimiento del otro en sus comunidades, su importancia, las situaciones que se presentan ahí y como ellos pueden apoyar a que se resuelvan esas dificultades”, aseguró Sonia Cañón, coordinadora de Prensa Escuela y también docente.

 

En el desarrollo de la actividad los estudiantes formaron una mesa redonda para socializar los conceptos que construyó cada equipo según su percepción sobre el tema. La dinámica consistió en que los grupos tenían un tiempo límite de dos minutos para pasar al frente y dar a conocer su punto de vista sobre el concepto de comunicación dialógica.

 

Los estudiantes fueron los protagonistas de esta apertura, pusieron su imaginación a volar y mediante dramatizados expresaron al público toda lo que para ellos significaba comunicación, tanto así que cada grupo tenía un nombre artístico entre ellos: ‘Los casi no’, ‘La ñapa’, ‘divergentes’, ‘Los moncholos’, ‘Los multifacéticos’, ‘Las masva’, ‘Malambo city’, ‘the dreamers’ y ‘Los golden herzen’. 

 

Otro de los objetivos de esta jornada es darle a los estudiantes herramienta para que de esta forma visibilicen temas y personajes su comunidad estudiantil y sector residencial, para que ellos se den cuentan desde esos escenarios cuál es su rol como ciudadanos responsables y su aporte a la transformación del entorno.

 

Prensa Escuela 2.jpg

 

“Estos talleres de prensa escuela son excelentes para los chicos, pues nosotros en el colegio hacemos una selección de aquellos estudiantes líderes que nunca le dicen no a nada, estas capacitaciones les ayudan a fortalecer sus habilidades comunicativas y a ocupar el tiempo en algo positivo”, manifestó Yesid Looreira, licenciado en Ciencias Sociales del Colegio Distrital San José 

 

Para esta cátedra de comunicación y periodismo escolar lo pertinente es que los estudiantes tengan claridad sobre ¿Para qué comunicamos?, ¿Qué comunicamos?,¿A quién se lo comunicamos y ¿Cuál es el propósito? Esta se desarrollara a lo largo de 10 sábados y este semestre cuenta con el apoyo de 19 monitores todos estudiantes entre primer y noveno semestre de Comunicación Social- Periodismo.

 

“Vine hoy porque me gustaría estudiar periodismo. Es importante todo lo que estamos haciendo hoy porque damos nuestro punto de vista sobre la comunicación, para saber cómo va cambiando a través del tiempo y como hace una influencia y un cambio en vuestra vida”, comentó emocionada la estudiante de 11 grado del Instituto la Salle María José Monterrosa. LLT

 

 

Publicado en Noticias Generales
LO MÁS LEIDO
Suscríbete a las notificaciones

Administra tus Notificaciones